Buscar

Massachusetts - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 54 vistas

El tribunal superior de Massachusetts dictaminó el lunes que una mujer que había sido despedida por uso de marihuana que le había sido prescrita legalmente por la ley estatal podría demandar a su ex jefe por discriminación por discapacidad.

El Tribunal Judicial Supremo de Massachusetts rechazó el argumento del anterior empleador de que no podía demandarlo por discriminación por discapacidad porque poseer marihuana sigue siendo ilegal bajo la ley federal.

Los abogados de la ex empleada, Christina Barbuto, dijeron que el fallo representa un importante triunfo para los empleados en el estado y estableció un precedente que podría tener un impacto en otros estados donde la marihuana medicinal es legal.

Barbuto había acusado a Advantage Sales y Marketing por despedirla después de su primer día de trabajo por haber dado positivo en cannabis que a su vez había sido recetado por un médico para tratar el bajo apetito, un efecto secundario de su enfermedad de Crohn.

El juez Ralph Gants escribió que si un médico concluye que la marihuana medicinal es el tratamiento más efectivo para la condición debilitante de un empleado, “es una excepción a la política del empleador permitir su uso siendo una adaptación razonablemente razonable”.

“El hecho de que la posesión de marihuana medicinal por parte del empleado esté violando la ley federal no es razón de despido”, escribió Gants.

La decisión unánime del panel de seis jueces señaló que sólo al empleado, puede ser objeto de enjuiciamiento bajo la ley federal por uso de drogas, no la compañía.

Los votantes de Massachusetts aprobaron el uso medicinal de la marihuana en 2012, uniéndose a la mayoría de los estados de Estados Unidos que permiten el uso médico del cannabis. Los votantes estatales en noviembre fueron más allá, legalizando el uso recreativo de la marihuana.

Matthew Fogelman, el abogado de Barbuto, calificó el fallo de “decisión revolucionaria”.

“Este es el alto tribunal más importante Massachusetts que reconoce que el uso de la marihuana recetada médicamente es tan legal como el uso de cualquier otro medicamento recetado”, dijo.

El fallo revocó una decisión que desestimó la demanda de discriminación por discapacidad en 2015 de Barbuto contra la compañía. Se confirmó la desestimación de otras reclamaciones.

Michael Clarkson, un abogado de la compañía, dijo que estaba considerando sus opciones. Dijo que los abogados de la compañía “confían en que nuestro cliente actuó de acuerdo con la ley”.

Barbuto dijo en su demanda que le habían prescrito marihuana medicinal para tratar su enfermedad de Crohn, que junto con el síndrome del intestino irritable, le deja con muy poco apetito.

Después de que comenzase a usar marihuana, Barbuto dijo que era capaz de mantener un peso saludable.

0 154 vistas

Dispensario de la marihuana médica en Massachusetts creó una pizza “cannabica” para los pacientes que no quieren fumar o vaporizar marihuana, pero si quieren consumir los cannabinoides en forma de alimentos.
Ermont Company Inc. con sede en Quincy lleva tres semanas recogiendo comentarios de su pizza con cannabis.

El Director de Operaciones Seth Yaffe dijo que la compañía tiene una sección completa de productos alimenticios que contienen cannabinoides, pero quería ofrecer una comida que el paciente sea capaz de consumir sin tener demasiada azúcar.

Con una dimensión de 30 centímetros la pizza tiene un coste de 38 dólares estadounidenses. La guinda del producto es la salsa de tomate, que contiene 125 miligramos de tetrahidrocannabinol (THC) – ingrediente psicoactivo de la marihuana. La compañía ha vendido cerca de 200 piezas de pizza, a la cual se le pueden adicionar más productos a su propia discreción.

La pizza con marihuana es un bocado apetitoso para los usuarios recreativos, y el hambre podría hacer que se comiese rápidamente lo que haría comprar otro, que a su vez conduciría a otro ataque de hambre y así sucesivamente.

Sin embargo, los usuarios recreativos no podrán comprar este producto con marihuana. Sólo pueden adquirirla los pacientes que tengan licencias para la compra de la marihuana medicinal.

0 407 vistas

California está a la vanguardia de la industria de la marihuana médica en los Estados Unidos, y el impacto positivo de la marihuana en la economía del estado ha sido enorme, generando $ 2.800 millones en 2015, con $ 6.500 millones anuales esperados para 2020 .

La creación del cultivo más grande del estado fue anunciado en junio del 2016 GFarms, y está programada su construcción en la ciudad de Desert Hot Springs , que se declaró en quiebra en 2014 y ahora está experimentando un boom inmobiliario gracias a la industria de la marihuana. La instalación de GFarms tendrá 100.000 pies cuadrados (9.200 metros cuadrados) y constará de tres invernaderos en siete acres (28.000 metros cuadrados).

Aunque va a ser eclipsado su tamaño en poco tiempo.

Americann , una compañía de Colorado, ha anunciado planes para construir un cultivo de marihuana mucho más grande y la mayor instalación de cultivo de todo el país se realizará en Massachusetts en 2017.

Las perspectivas de disfrutar de una afluencia similar de dinero en efectivo por cannabis similar a la de California es atractiva para otros estados que aprobaron la legalización en las elecciones de noviembre . Se prevé que el mercado nacional de la marihuana genere $ 50.000 millones al año para el 2026. Sin embargo, la transición desde el subsuelo del comercio ilegal de drogas a los negocios legítimos no es ni rápido ni fácil.

Los proyectos a gran escala son pocos y distantes entre sí. Es difícil conseguir financiación para entrar en un negocio que todavía es ilegal por el gobierno federal, los proyectos de marihuana tan grandes mientras están potencialmente eludidos por las empresas con más probabilidades de estar interesados ​​en esta nueva industria; Big Tobacco y Big Pharma no se están transformándose en esta gran industria todavía.

“No hay industria alguna megalítica que exista hoy en día. No hay empresas como Philip Morris o Anheuser-Busch, ni hay división de cannabis en el Bank of America. Incluso la empresa más exitosa todavía apenas esta en la etapa de crecimiento, “Kris Krane, presidente de Massachusetts Marijuana Investment  y de la consultora 4Front Ventures , dijo a The Boston Globe.

“La industria del cannabis no es para los débiles de corazón,” dijo Tim Keogh , presidente y CEO de Americann.

Keogh se interesó en el cannabis en 2010, cuando un amigo murió de cáncer de estómago en Florida y donde la marihuana médica no estaba disponible, mencionó sus efectos terapéuticos. Keogh salió a la calle para comprar, pero estaba preocupado por la calidad, la potencia y otros peligros potenciales asociados a las drogas ilegales como el arresto o su ilegalidad. Después de que su amigo falleciese, Keogh se trasladó a Rhode Island, donde la marihuana medicinal es legal, y comenzó como voluntario en el dispensario de otro amigo.

Se convirtió en un defensor de la legalización de la marihuana en 2011, y en 2012 se incorporó al Board of Coastal Compassion , un dispensario de Massachusetts. Ese mismo año, Keogh fundó la Asociación de Productores de cannabis de Nueva Inglaterra, una junta consultiva, y en el 2014 se unió a Americann, un participante pionero en el mercado de la marihuana médica en Colorado, como presidente.

Este año, su experiencia en Nueva Inglaterra le ayudó a facilitar la compra de una propiedad de Massachusetts que espera que sea la instalación de cultivo más grande y avanzada tecnológicamente.

La construcción esta programada para marzo de 2017 y comenzando en una extensión de 53 acres en Freetown, originalmente destinada a ser una fábrica de cerveza de Boston Beer Company y adquirida por Americann este otoño por $ 4.475 millones.

El canna-business park será de 1 millón de pies cuadrados e incluirá invernaderos de bajo consumo para el cultivo, espacios de procesamiento de la planta, instalaciones para la creación de productos de infusión, un centro de pruebas de laboratorio, investigación y formación, y oficinas corporativas. El espacio será vendido o arrendado a las empresas registradas en el marco del Programa de Marihuana Médica de Massachusetts, y Americann tiene un acuerdo comunitario como anfitrión de Freetown que permitirá a las empresas en el parque obtener licencias preferenciales. Americann dijo en un comunicado que “se establecerá un nuevo estándar de la industria del cannabis para la eficiencia energética, el control de costes, las prácticas limpias de cultivo, y la producción de productos infundidos nutracéuticos con grados para los pacientes de Massachusetts.”

La marihuana medicinal es legal en Massachusetts desde el 2012, y el cannabis recreativo es legal desde el noviembre pasado. Keogh dijo al Boston Business Journal que las elecciones de noviembre habían sobrealimentado los planes de Freetown; Se espera que el desarrollo de esta instalación pueda completarse más rápidamente para dar cabida a las crecientes oportunidades de negocio y que Americann presiente también en otros lugares .

La empresa de inversión de proyectos de marihuana del Grupo Arcview dice que el cannabis llevará $ 1.000 millones al año a Massachusetts en 2020. Douglas Leighton, co-fundador del fondo de cobertura con sede en Boston Dutchess Capital , está apostando fuerte en 20 empresas startups del cannabis desde el 2103 y 2016, antes de que cambiasen las leyes federales y de que los poderosos intereses corporativos entren y comienzen a beneficiarse de la marihuana a expensas de las empresas más pequeñas. Le dijo a Boston Magazine , “el tiempo va a pasar. Porque eso es lo que sucede ”.

3 149 vistas

Ya es legal poseer, usar, y cultivar en el hogar marihuana para los residentes de Massachusetts que sean mayores de 21 años. Ya es oficial.

El Consejo del Gobernador, un cuerpo de la era colonial que evalúa a los jueces y acepta los resultados de las elecciones, certificó formalmente el miércoles por la tarde los resultados de la Question 4.

La legalización entra en vigor el jueves.

Para los defensores de la legalización, la medianoche del jueves representó la culminación de una larga lucha que termino con décadas de prohibición, en la actualidad existe una creciente aceptación de su uso. Los votantes de Massachusetts despenalizaron la marihuana en el 2008, sustituyendo las sanciones penales por posesión de una onza o menos con un nuevo sistema de sanciones civiles. Y, en 2012, los votantes también aprobaron en votación la legalización de la marihuana para uso médico.

“El éxito de esta iniciativa representa el triunfo de la acción de los ciudadanos ante la intransigencia legislativa”, dijo Dick Evans, que ha estado trabajando para legalizar la droga en Massachusetts durante casi 40 años.

Evans, de 72 años, dijo que amplia victoria de la Question 4 muestra el poder de la presión democrática.

“Los ciudadanos han logrado esta expansión de la libertad mediante el proceso de unaa iniciativa que fue concebida precisamente para tales fines como hace casi exactamente un siglo”, dijo, refiriéndose a los cambios constitucionales que permitan las leyes por las votaciones.

La ley permite a los adultos crecer hasta seis plantas por persona, con un máximo de 12 por hogar. Se ha encomendado al tesorero del estado que designe una Comisión de Control de Cannabis de tres personas para regular la nueva industria. Y establecer en Enero del 2018 un marco de tiempo para que las tiendas de marihuana al por menor puedan abrir.

4 168 vistas

Los votantes de Massachusetts han legalizado el cannabis a través del paso de la Question 4

Los votantes de Massachusetts han aprobado la Question 4 que legaliza el cannabis. Massachusetts es ahora el quinto estado en los EE.UU. que pone fin a la prohibición del cannabis, después de Washington, Colorado, Alaska y Oregón.

Una vez que la Question 4 se establezca, el cannabis será legal para todos los usos y para los mayores de 21 años. Esto incluye la posesión de hasta una onza, y el cultivo de hasta seis plantas. Un sistema regulado de puntos de venta de cannabis con licencia que también se autorizará en virtud de la medida.

La Question 4 permite la posesión de hasta a 10 onzas en la residencia privada. El único otro estado legal de cannabis que permite más cantidad cuando se esta en la residencia privada es Oregon; el límite es de ocho onzas.

3 130 vistas

A pesar del frente unido de oposición de los líderes políticos de Beacon Hill y del alcalde de Boston Martin J. Walsh, los partidarios de la legalización de la marihuana recreativa en Massachusetts están contraatacando a los críticos con la medida con un nuevo anuncio que protagoniza un ex teniente de la policía de Boston que ahora es profesor de criminología.

Hoy lunes, el grupo de defensa, “Yes, on 4”, tiene programado lanzar un anuncio de televisión que se verá en las redes y en la televisión de cable de Boston. El anuncio de $ 650.000 es el primero de esta clase sobre Question 4 , uno de los referendos a nivel estatal más polémicos y que los votantes decidirán el 8 de noviembre.

En el anuncio dura 30 segundos y en él, Thomas Nolan, profesor de criminología y justicia criminal en Merrimack College, expone su caso para regular el mercado de la marihuana.

Jim Borghesani, un portavoz del “Yes, on 4”, dijo que Nolan fue el elegido para el spot debido a ” su sabiduría y claridad en las razones por las que un sistema regulado es mejor que el sistema que tenemos hoy en día.”

En el acto, Nolan dice que su experiencia en la aplicación de la ley le ha llevado a apoyar a “Question 4”.

“Yes, on 4 es una opción inteligente para proteger a las familias”, dice Nolan a la cámara. “Question 4 exige un estricto etiquetado de los productos y envases a prueba de niños, y la prohibición de la publicidad dirigida a ellos. Question 4 prohíbe el consumo de marihuana en público, regula la marihuana para los adultos mayores de 21 años y traería millones en ingresos por impuestos que irían a las escuelas o a la policía “.

El anuncio, fue pagado en parte por el abogado Rick Steves, personalidad de televisión y de la reforma de la marihuana, e indica el inicio de la recta final de la campaña aumentando la intensidad del debate en torno a la legalización de la marihuana

Quedan menos de 40 días hasta las elecciones y los críticos de la Question 4, que incluyen al gobernador Charlie Baker, al Procurador General Maura Healey, una serie de senadores y representantes estatales, así como algunos concejales de la ciudad de Boston, han tratado de posicionar a la marihuana como una droga de entrada y a su legalización como una medida imprudente.

Los partidarios de la Question 4 y sus detractores, ambas partes, pueden esperar durante el resto de campaña grandes movimientos en ambas direcciones, porque parece que solo hay un estrecho margen entre las dos opciones. El mes pasado, en una encuesta realizada por WBUR, los investigadores encontraron que el 50 por ciento de los votantes del estado apoyan la legalización de la marihuana recreativa, mientras que el 45 por ciento de los posibles votantes se opondrían.

1 226 vistas

La semana pasada se anunció La Campaña para Regular la Marihuana como el alcohol se anunció el miércoles de la semana pasada y que liderará Will Luzier en apoyo a una iniciativa para que en la votación del 2016 se ponga fin a prohibición de la marihuana en Massachusetts.

Luzier, ex asistente del fiscal general de Massachusetts, desempeñó el puesto de director ejecutivo del Consejo Interinstitucional de Massachusetts sobre el Abuso de Sustancias y Prevención desde el 2008 hasta abril de 2015. Anteriormente, desempeñó el puesto de jefe de personal y asesor general de un senador del estado.
                      “La prohibición de la marihuana ha sido tan grande su fracaso como el de la prohibición del alcohol, y Massachusetts merece lo mejor”, dijo Luzier.

                      “La regulación de la marihuana como el alcohol reemplazará el mercado negro o subterráneo con un sistema bien regulado de empresas con licencia. La marihuana debería ser vendida por las empresas responsables de Massachusetts y no criminales violentos y los cárteles “.

La campaña también anunció que Jim Borghesani ha sido contratado para ser director de comunicaciones.
Borghesani ocupó cargos de comunicaciones superiores en las oficinas del gobernador de Massachusetts y fiscal de distrito del condado de Suffolk, también ha trabajado para muchos clientes en el sector privado. Él es un ex reportero del Patriot Ledger y del y del Boston Business Journal

                     “Los adultos que consumen marihuana responsablemente son igual de merecedores de penas como los adultos que disfrutan de un cóctel con responsabilidad”, dijo Borghesani. 

                     “Regular y gravar la marihuana como el alcohol tiene sentido. Y recaudaría dólares. Una industria de la marihuana regulada generaría nuevos ingresos fiscales significativos para nuestro estado “.

La Campaña para Regular la marihuana como el alcohol está trabajando en una coalición de organizaciones, empresas y activistas para elaborar una iniciativa que entre en la boleta de noviembre del 2016 y que pondría fin a la prohibición de la marihuana en Massachusetts sustituyéndola por un sistema en el que la marihuana estaría regulada y gravada de manera similar al alcohol.

0 1.194 vistas

Una nueva escuela abrirá este otoño en Estados Unidos,  y enseñará todo lo que siempre se quiso saber sobre la marihuana.

El Northeastern Institute of Cannabis, ubicado en en Natick,  anunció que pronto empezará a aceptar solicitudes y comenzará a impartir clases a finales de agosto o principios de septiembre.

Fundado por Mickey Martin, quien durante mucho tiempo ha sido un activista a favor de la marihuana, el programa de 12 cursos le enseñará a los estudiantes acerca de los usos médicos de la marihuana,  las técnicas de cultivo, la logística de operar un dispensario, así como la ciencia, la historia y el marco legal de la industria.

A medida que continúa el auge de la industria del cannabis y crece el número de estados que legalizan su uso para fines médicos, la demanda de trabajadores con conocimientos en ese campo es mayor que nunca.

Por lo tanto, éste es el momento perfecto para lanzar un instituto dedicado a capacitar a las personas, dice Martin, quien una vez tuvo su propio negocio de comestibles medicinales de marihuana antes de que fuera allanado y cerrado por la Administración del Control de Drogas. Desde entonces, empezó un negocio de consultoría en marihuana y recientemente escribió el libro “Medical Marijuana 101″.

“Esta es una de las industrias de mayor crecimiento en Estados Unidos, y ya no es solo a los drogadictos y a las personas a quienes les gusta la hierba… es un negocio”, dijo Martin. “Nos estamos enfocando en tu trabajador básico, alguien que quiere ir a un dispensario y solicitar un empleo, porque estos lugares quieren personas capacitadas”.

Martin eligió Massachusetts porque el estado recientemente legalizó la marihuana medicinal, y el pueblo de Natick porque es hogar de muchos de los dispensarios de marihuana medicinal del estado. Con el financiamiento de inversionistas privados, actualmente se está llevando a cabo la construcción de un edificio de 696 metros cuadrados donde se impartirá las clases y se hará reuniones.

Mientras Colorado y California cuentan con escuelas similares, Martin dice que espera que el Northeastern Institute of Cannabis sea la primera escuela de cannabis registrada en Nueva Inglaterra.

“Hay nuevas industrias de marihuana que se están iniciando en estados por toda la región de Nueva Inglaterra, pero tienes un lugar de trabajo prácticamente sin capacitación”, dijo Martin. “La mayoría de programas de capacitación están en Colorado y California, pero que alguien viaje tan lejos para ser capacitado no es realista”.

Para inscribirse como un instituto profesional es necesario presentar al estado una aplicación y un registro financiero detallado, un proceso por el que Martin está pasando actualmente.

Mientras no espera tener ningún problema para obtener autorización para mediados de agosto, dice que la escuela comenzará a impartir clases aunque haya un retraso inesperado con la aplicación. Sí la escuela no obtiene su autorización, eso simplemente significa que no se podrá promocionar como un instituto profesional certificado, y esa es una de las maneras en las que la universidad espera atraer estudiantes.

Para inscribirse, los estudiantes deben tener al menos un GED o un diploma de escuela secundaria, y Martin dice que más de 500 personas ya han expresado un interés en aplicar.

Los estudiantes que finalicen el programa completo de 12 cursos de la escuela recibirán una “certificación de la industria del cannabis” y la matrícula costará 1.500 dólares. Para las personas que quieren tomar clases individuales, cada curso de cuatro horas costará alrededor de 199 dólares.

Las clases se impartirán por las noches y fines de semana para beneficiar a las personas que trabajen tiempo completo y habrá entre 25 y 30 estudiantes por clase.

Pero si  se quiere experimentar con marihuana real, este no es el lugar. A la escuela no se le permitirá tener marihuana en el campus. Debido a que no es un dispensario, tener cannabis en la propiedad sería ilegal. En cambio, presentarán videos y fotografías de enseñanza de dispensarios locales, cocinas y otras instalaciones.

Un problema más: debido al turbio panorama legal de la industria de la marihuana (el gobierno federal aún la considera ilegal), por ahora a los estudiantes no les será permitido aplicar para recibir asistencia financiera federal para el pago de su matrícula.

“En este punto, la interferencia federal en la industria todavía es pesada y torpe”, dijo. “Ha sido todo un proceso”. Fuente

0 106 vistas

Massachusetts, EEUU.- En relación con la cuestión de las drogas, Winslow, quien aspira a convertirse en el próximo senador de EE.UU. por Massachusetts, dijo que el gobierno federal debe dejar de interferir con los derechos de los estados, particularmente en relación a la marihuana.

“Creo que la guerra contra las drogas tiene que ser repensada. Tenemos en Massachusetts, después de las últimas elecciones, un apoyo abrumador a la marihuana medicinal  y sin embargo, el gobierno federal está a contrarrestando esto “, dijo Winslow. “Si yo fuera elegido SEnador de los EE.UU., me gustaría tratar de conseguir que el gobierno federal supervise la marihuana medica producida en el país”.

Winslow, nativo de Amherst, también se refleja su juventud en el oeste de Massachusetts y hace referencia a tierras agrícolas fértiles del Connecticut Valley. Dijo que debido a que la marihuana está como droga ilegal a nivel federal, el Valle de Pioneer está perdiendo una oportunidad muy importante de cultivo.

“Es increíblemente tierra fértil. Solía ​​ser la tierra del tabaco. Tenemos en el oeste de Massachusetts la oportunidad de ser parte de esta enorme economía. En California, facturan más dólares por marihuana medicinal que por la uva. Es enorme”, dijo. “Así que he defendido la opción de su producción nacional;. Su tasación y regulación y el hablar con los votantes para que apoyen esto.”.

Winslow comparó el intento de limitar el consumo de marihuana a través del sistema de justicia como el que limitó otra sustancia recreativa a través de la ley en el siglo 20.

“Veo un paralelo con la prohibición del alcohol . Estamos haciendo lo mismo. Todas las prohibiciones tenían por aquel entonces la facultad de enriquecer a los malos y hacer corruptos a los buenos “, dijo. “Estamos viendo lo mismo. No me gusta la despenalización de la marihuana en Massachusetts porque lo único que hace es aumentar la demanda y a continuación, los carteles se vuelven locos”.

Y aunque Winslow cita a las drogas ilegales como un factor importante que contribuye a las cicatrices del paisaje americano por la violencia dentro de la ciudades, dijo que su apoyo a la legalización tiene sus límites.

“Yo trazaría la línea entre drogas que matan a la libre voluntad, las drogas adictivas y cosas como esas”, dijo.

Extraído The Republican Massachusetts

2 254 vistas

massachusetts_marijuana_law_reformNueva Inglaterra, EEUU.- Los votantes de Massachusetts aprobaron con entusiasmo la legalización de la marihuana medicinal, pero eso no ha impedido que las comunidades de todo el estado se apresuren a modificar sus reglamentos de zonificación para estar seguros de si los dispensarios de marihuana están prohibidos o restringidos en sus ciudades.

Aunque la ley permite el uso de la marihuana para los pacientes con enfermedades graves, y ésta entró en vigor el 1 de enero, el Departamento de Salud Pública (DPH) tiene hasta el 1 de mayo para emitir reglamentos de cómo operarán los dispensarios, y quienes trabajen en ellos. El departamento también debe decidir qué cantidad se le puede suministrar a un paciente para usarlo en 60 días.

Mientras el Departamento de Salud Pública trabaja en la normativa, algunas ciudades y pueblos están trabajando para mantener alejados a los dispensarios, o “tiendas de marihuana” como se les llama a menudo. En Wakefield y Reading, las ciudades ya han aprobado cambios de zonificación para prohibir estos establecimientos.

La ley aprobada por la pregunta 3 en la boleta de las elecciones de noviembre, elimina sanciones civiles y penales por el uso de la marihuana por personas con cáncer, enfermedad de Parkinson, SIDA y otras condiciones determinadas por su médico.

Fuente Siglo21

3 166 vistas

EEUU.- El 6 de noviembre los ciudadanos de Massachusetts aprobaron por abrumadora mayoría un proyecto de ley que legaliza el consumo terapéutico del cannabis.

La ley permite el uso de cannabis por personas con determinadas enfermedades diagnosticadas por su médico, como cáncer, dolor crónico, SIDA o esclerosis múltiple. Se va a crear centros de tratamiento sin ánimo de lucro para cultivar y proporcionar cannabis a los pacientes y a sus cuidadores. Hasta ahora 18 estados y el Distrito de Columbia permiten el consumo médico del cannabis: Alaska, Arizona, California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawai, Maine, Massachusetts, Michigan, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Oregon, Rhode Island, Vermont y Washington.

La ley, que entrará en vigor el 1 de enero de 2013, insta al Departamento de Salud Pública para que elabore un protocolo en el plazo de 120 días. El Departamento tiene que decidir qué cantidad de cannabis constituye un suministro para uso personal de 60 días para los pacientes, un registro de pacientes y cuidadores, un censo de los centros de tratamiento donde se va a distribuir el cannabis, y un registro del personal de los centros de tratamiento. La ley limita el número de centros a no más de 35 en 2013, pero el Departamento de Salud Pública podría permitir más en el futuro.

Fuente IACM

0 296 vistas

EEUU.- El martes 10 de Abril la policía de Massachusetts (EE.UU.) confiscó un cigarrillo de marihuana al famoso actor de Hollywood James Belushi de 57 años, informó RIA Novosti en el portal TMZ .

El incidente ocurrió en el aeropuerto de Martha Vaynyard, que se encuentra en la misma isla a unos6 kilómetrosde la costa de Massachusetts, donde el actor voló desde California. Durante un control rutinario del personal del aeropuerto dela Oficinade Seguridad en el Transporte (TSA) descubrieron a Belushi en au bolsillo un cigarrillo de marihuana, el transporte de esta sustancia  está prohibido en Massachusetts.

Belushi admitió que era su “hierba”, y señaló que tenía permiso para usar la marihuana con fines médicos que se expide en California. La policía, a su vez, declaró que tales requisitos de prescripción no se aplicaban en Massachusetts. Debido al hecho de que a Belushi se le encontró una pequeña cantidad de marihuana, la policía no arrestó al actor. La marihuana se le fue confiscada, a Belushi se le dió una advertencia de no seguir llevando sustancias prohibidas en el estado.

Un incidente similar ocurrió en enero de 2012, cuando llegó a Texas desde California el artista de rap estadounidense Snoop Dogg.

La autorización formal del Estado de California para el uso de la marihuana con fines médicos para el rapero tampoco ayudo a Belushi.

Fuente: RIA Novosti .

 Fuente OLKPeace 

0 359 vistas

Massachussets, EEUU.- Una pregunta que se incluirá en la boleta electoral este año, sobre la propuesta que legalizaría el consumo medicinal de marihuana en Massachussets, está siendo financiada casi en su totalidad por un multimillonario de Ohio, que ha respaldado esfuerzos similares en otros estados.

De acuerdo a los informes estatales de financiamiento de campañas, Peter Lewis, Presidente de la junta de la aseguradora de automóviles Progressive Corp., contribuyó con $525 mil ala Comisiónde Medicina Compasiva, que está apoyando la pregunta.

Esto representó prácticamente todo el total de los recursos planteados por el grupo en el 2011, que fue de $526 mil 167.

Lewis también ha apoyado los esfuerzos a favor de la marihuana en Ohio y Washington.

La pregunta de la boleta de Massachusetts permitiría a los pacientes con enfermedades debilitantes como el cáncer, el SIDA y la esclerosis múltiple obtener el permiso de sus doctores para consumir marihuana.

El plan también pide que Massachusetts registre hasta 35 centros de tratamiento médico sin fines de lucro en todo el estado para distribuir la marihuana

 

Fuente Siglo21

0 607 vistas

Boston, Massachussets, EEUU.- – Un proyecto de ley pendiente en la Legislatura podría hacer de Massachusetts el Estado número 17 en el país en legalizar la marihuana con fines medicinales.

Si la legislación es aprobada, los pacientes que sufren de una serie de enfermedades como el VIH, SIDA, cáncer, glaucoma u otras dolencias degenerativas podrían, con la prescripción de su médico, comprar marihuana para aliviar los síntomas causados por la enfermedad como forma de tratamiento.

Los defensores desde hace mucho tiempo han argumentado que el uso de la marihuana podría ayudar a combatir náuseas, convulsiones, espasmos musculares, síndrome de desgaste, y dolor intenso sin menoscabo de la capacidad mental del paciente.

Al recomendar la marihuana a los pacientes, los médicos solicitan a los afectados inscribirse en la Agencia de Control de Drogas del Departamento de Justicia de EEUU cuando los galenos prescriben sustancias controladas como la oxicodona, informó la Associated Press el martes.

En una audiencia pública en el Capitolio estatal en Boston, partidarios y opositores del proyecto de ley también expresaron sus opiniones a los legisladores sobre ambos lados de la cuestión.

 

Fuente PrimerMomento

 

1 30 vistas

BOSTON, MA. Una coalición diversa de organizaciones comunitarias y de servicio social manifestaron ayer su apoyo a la Pregunta 2 de la boleta electoral de Massachusetts para el próximo 4 de noviembre.

La Pregunta 2 de la boleta electoral, descriminalizaría la posesión de menos de una onza de marihuana, ya que en lugar de ser arrestada, a la persona se le confisca la droga y se le da una multa, cuya citación se le entrega a uno de sus padres o guardián, si es un menor de edad.

Los nuevos respaldos a la medida incluyen a Boston Workers Alliance, the Criminal Justice Policy Coalition, the Greater Boston Civil Rights Coalition, el capítulo de Massachusetts de la National Association of Social Workers y la Union of Minority Neighborhoods.

Las organizaciones que ofrecieron su respaldo a la medida trabajan con las comunidades para aumentar la seguridad y la salud pública y a menudo trabajan con individuos que son víctimas de las leyes actuales de posesión de marihuana.

En la conferencia de prensa efectuada en Beacon Hill, se discutió las penas para toda la vida que resultan de estas ofensas, que consideran menores y las penas de impacto desproporcionado sobre comunidades ya en desventaja en Massachusetts.

“Los jóvenes de nuestras comunidades enfrentan muchos retos en su proceso de crecimiento, de modo que era importante hablar y contrarrestar la información difundida por los oponentes de la Pregunta 2,” dijo Horace Small, de la Union of Minority Neighborhoods. “La Pregunta 2 no legaliza la marihuana, y no incrementará su uso, pero sí eliminará la creación de records criminales que afectan a nuestros jóvenes de manera desproporcionada con otras vecindades privilegiadas,” puntualizó el activista comunitario.

Entretanto, la Directora Ejecutiva del capítulo de Massachusetts de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, Carol J. Trust, manifestó que la Pregunta 2 permitirá a los jóvenes seguir adelante con su vida y que ayudará a las comunidades a combatir el uso de marihuana a temprana edad.

Los opositores de la medida dicen que esto podría aumentar significativamente el consumo y tráfico en pequeñas cantidades de la droga, al convertirla en una violación menor y no un acto criminal.

Fuente Siglo21.com

0 40 vistas

Basándose en el hecho de que no hay suministro adecuado de cannabis para investigación médica, una jueza de derecho administrativo ha recomendado a la agencia norteamericana sobre drogas (la Drug Enforcement Administration, DEA) que permita a un profesor de Massachusetts cultivarlo. La sentencia del 12 de febrero no es vinculante.

En junio de 2001 el profesor Lyle Craker pidió permiso a la DEA para producir cannabis. Sin embargo, el gobierno federal limita la autorización de cultivar cannabis para investigación clínica a una fuente: la universidad de Mississippi. Funcionarios federales dijeron que la universidad de Craker puede competir para conseguir el próximo contrato como productor de cannabis para los Estados Unidos, pero que no había razón para ampliar la concesión a otro productor más. La compañía que quiere financiar el proyecto de cultivo de cannabis de Craker no está de acuerdo y afirma que los investigadores no consiguen ni la cantidad ni la calidad de cannabis necesario para llevar a cabo los estudios ya aprobados por la FDA.

0 66 vistas

Ni las mejores previsiones presagiaban unos ingresos en los estados de Estados Unidos en el que se ha legalizado tanto el cannabis recreativo como medicinal. Sólo en Colorado, que fue el primer estado que legalizó su uso recreativo, la recaudación de impuestos por venta entre el 1 de enero de 2014 y lo que va de 2017 es superior a los 500 millones de dólares. Ésto supone un 1.8% del presupuesto estatal de este año.

En Washington, donde se comenzó a venderse seis meses después con un gravamen de 37% sobre ventas, se han llegado a recaudar algo más de 400 millones de dólares en el mismo espacio de tiempo, según datos del Buró de Licores y Cannabis del estado. Y en los próximos dos años se espera llegar a los 730 millones de dólares en impuestos por venta de cannabis y derivados.

En el lado opuesto se encuentra Oregón, dónde esperaban llegar a los 60 millones en los años 2016 y 2017. Pero apenas han llegado a los 16, ejemplo de subestimación de la demanda de los consumidores por parte del gobierno. Y resulta llamativo al mismo tiempo, ya que mientras en Colorado el cultivo y venta de cannabis recreacional se grava con 25% de impuesto sobre el precio final y en Whashinton con un 37%,  en Oregón el impuesto es de tan sólo el 17%.

Mason Tvert, portavoz de la consultora establecida en Colorado VS Strategies, se dedica a promover y desarrollar la industria de este producto en este estado, señala que “los impuestos por la venta de cannabis no llegan a resolver los problemas fiscales del estado. Pero representan una ayuda significativa que contribuyen a cubrir el gasto de importantes servicios. De otra manera no estarían disponibles”.

Mason Tvert fue una de las piezas clave en que se consiguiese aprobar la enmienda 64. Ésta legalizó el uso recreativo del cannabis en Colorado. Tvert cuenta que muchas localidades en el todo el estado han podido usar estos recursos para construir o rehabilitar escuelas. También para establecer servicios de salud o ayudar a personas sin hogar. “Todo este dinero podría haberse ido por el retrete o directamente a mercados ilegales para financiar otro tipo de actividades ilícitas”.

El Consejo Legislativo de Colorado ha sido depositado parte de estos impuestos en cuentas con las que se financia programas de construcción o renovación de escuelas públicas. También para programas para el tratamiento de adicciones y enfermedades mentales. Los programas sobre la prevención y educación sobre el consumo de drogas entre poblaciones juveniles ha recibido otra parte. Y también ha servido para financiar la operación de las oficinas reguladores del cannabis.

En Maine, Nevada y Massachusetts se preparan las regulaciones para la entrada en vigor del mercado de cannabis recreativo en 2018. También se espera que estos impuestos recaudados sean cuantiosos. Pero al igual que en Colorado, no llegarán a resolver los problemas económicos. Aunque la contribución de la industria a la economía no sólo tendrá en cuenta los ingresos por la venta de la sustancia, sino que se medirá tanto por la creación de empleos como en la de empresas que prestarán servicio a la industria del cannabis.

Una noticia de New Frontier Data, una de las grandes consultoras independientes. Tan sólo en Colorado estimó que la industria cannábica contribuyó a la creación de nada más y nada menos que 18.000 nuevos empleos empleos entre 2014 y 2017. También estima que para 2017 los empleos se multiplicarán al mismo ritmo que los ingresos, con unos 745 millones de dólares en impuestos.  Para 2020 ascenderían a 2.400 millones de dólares.

1 127 vistas

La legislación del cannabis se liberaliza en el mundo, pero muchos países no tienen límites de THC basados en la evidencia para los conductores. Esto implica que hay muchas disposiciones nacionales diferentes que sancionan conducir con THC o sus metabolitos en sangre. Aquí, exploramos los distintos enfoques de los límites y test de THC para los conductores.

La cantidad de THC que tiene que haber en tu sangre antes de que se te describa como bajo los efectos de una sustancia se interpreta de manera muy diferente según el país en el que te encuentres. En los EE. UU., muchos estados federales que han legalizado el cannabis como medicina o para uso recreativo han establecido un límite de cinco nanogramos de THC activo en la sangre. En Canadá, es probable que se establezca un límite concreto de THC una vez que el país lo legalice, y los planes pertinentes están listos y en espera.

Algunos test de THC incluyen el THC-COOH, que no es psicoactivo

Pero en Europa, la legislación todavía está llena de discrepancias. Mientras que en la mayoría de los estados europeos se mide solamente el THC activo, en algunos países de la UE, también se incluye el metabolito no psicoactivo THC-COOH cuando se hace el test para ver si una persona está en condiciones de conducir o no. En algunos países, es obligatorio un test de saliva o de orina antes del análisis de sangre. En otros, es voluntario. En una tercera variante, muchos países se las arreglan sin la prueba preliminar y dependen del ojo experimentado de un agente de policía para decidir cuándo solicitar un análisis de sangre. Al hacer esto, se está abriendo la puerta a prejuicios estereotipados contra los consumidores de cannabis. Sin embargo, en todos los países, solo se pueden usar los valores en sangre en los tribunales. Las sanciones van desde multas hasta prohibiciones de conducir, que con frecuencia se imponen durante muchos años o incluso de por vida.

La diferencia entre los límites de THC en la sangre y en el suero sanguíneo es muy importante

En Alemania, el número de usuarios de cannabis a los que se ha revisado la aptitud para conducir no ha dejado de aumentar desde mediados de la década de 1990. Cualquier persona que tenga más de 1 nanogramo (ng) de la sustancia activa tetrahidrocannabinol, o THC, en su suero sanguíneo, recibe una suspensión de tres meses de su permiso de conducir por parte de las autoridades de tráfico.

El límite de THC alemán es el más estricto del mundo, en comparación con otros países que tienen un valor fijo y, por lo tanto, un límite superior fijo para el THC. Otros países como Luxemburgo o Bélgica han definido el mismo límite superior, pero en estos países, el resultado se determina en relación con la sangre en su totalidad. En Alemania, el volumen de THC se calcula basándose en el suero de la sangre, lo que por lo tanto conduce a una lectura que es más de dos veces mayor.

Alemania tiene diferentes sanciones para los conductores que han consumido cannabis y los que han bebido alcohol

Como resultado, las autoridades alemanas de la dirección general de tráfico consideran que la capacidad para conducir se ve deteriorada incluso cuando no se sobrepasa el límite ya de por sí bajo para la muestra de sangre según las normas aplicables internacionalmente, y se cumple el requisito de sobriedad. La pena por conducir bajo los efectos del cannabis o del alcohol, de 800 € y un mes de suspensión, es la misma para todos los que comenten una primera infracción. Sin embargo, para los consumidores de cannabis, a esto suele seguirle otra carta, meses después de la sanción, que utiliza una norma legal administrativa para pedir que se entregue el permiso de conducir hasta que se haya demostrado que no se es adicto al cannabis. Las objeciones son inútiles y, en cualquier caso, sólo son posibles después de haber entregado este valioso documento.

El límite de THC para los conductores es mucho más alto en Suiza

Suiza también ha definido la conducción bajo los efectos del cannabis con mucha precisión, y lo sanciona tan estrictamente como Alemania. Pero con un total de 3ng en sangre, aplica un límite de THC mucho mayor. El límite suizo, que es comparable al nivel 0,0 para taxistas, es de 1,5ng/ml de THC en sangre en total. A primera vista, el límite de THC alemán de 1ng/ml no parece ser mucho más bajo. Pero si se tiene en cuenta que el límite suizo de THC para los conductores se mide en la sangre total y no, como en Alemania, en el suero sanguíneo, entonces esto equivale a un límite de 3ng/ml de suero. Por lo tanto, el valor límite umbral para los conductores profesionales en Suiza es de por lo menos 3ng/ml medidos al estilo alemán en comparación con el suero.

Noruega tiene una serie de normas sorprendentemente claras sobre el cannabis y la conducción

Aunque dista mucho de ser un líder en términos de despenalización, Noruega tiene un enfoque que de forma sorprendente se basa en la evidencia. Como está previsto en Canadá, aquí ya existe un sistema de tres niveles. Más de 1,3ng se trata como niveles de alcohol en sangre de 0,2 por mil. Más de 3ng se tratan como 0,5 por mil, y cualquier cosa mayor de 9ng recibe las mismas penas drásticas que por conducir ebrio con más de 1,2 por mil.

La determinación del valor de THC-COOH, a partir del cual supuestamente se puede calcular el nivel de consumo y, por lo tanto, la frecuencia de consumo, es igualmente controvertida. “Hasta ahora, se ha asumido que demostrar la presencia de productos de descomposición específicos del ingrediente activo del cannabis THC en el cabello era una prueba segura de consumo. Los investigadores del Instituto de Medicina Legal del Hospital de la Universidad de Friburgo, dirigido por el toxicólogo Prof. Volker Auwärter, han demostrado en estudios experimentales que esta conclusión puede conducir a conclusiones falsas”dice la revista Nature en sus “Scientific Reports” de octubre de 2015. Sólo el valor activo de THC es relevante para la cuestión de conducir bajo los efectos.

La campaña sobre cannabis y conducción ‘Clear Head. Clear Rules’

Primer plano de un porro de cannabis, unos cogollos de cannabis podados y recortados, y las llaves de un coche sobre un fondo blanco.

Con el fin de cambiar el sistema a largo plazo, por lo menos en Alemania, la Asociación Alemana del Cáñamo (DHV) puso en marcha la campaña “Clear Head. Clear Rules” (“Mente Clara. Normas Claras“, en español) en junio de 2017. En Alemania, la pérdida a menudo a largo plazo del permiso de conducir debido al consumo de cannabis está arruinando la vida a mucha gente. El tratamiento desigual de los conductores que han consumido cannabis y los conductores que han bebido alcohol tiene graves consecuencias para los consumidores de cannabis y para la sociedad. Los contribuyentes, sin poner el tráfico en riesgo o sin ni siquiera causar un accidente, se convierten en beneficiarios de prestaciones sociales, porque sin su carnet de conducir pierden su trabajo o incluso su propia empresa. Esto no castiga ninguna amenaza real a la seguridad vial, sino el uso del cannabis en sí mismo. Los expertos llaman a esto un sucedáneo de ley penal, porque estas medidas excesivas surgieron casi al mismo tiempo que la despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el consumo personal, en la década de los noventa.

El Prof. Volker Auwärter es un toxicólogo de Friburgo que asesora al gobierno federal alemán como miembro del Comité de Expertos en narcóticos, incluido en relación con la legislación de tráfico. Auwärter critica la falta de base científica para la legislación actual. Existe la amenaza de que se retire una licencia por cantidades que prácticamente no tienen efecto. El riesgo de un accidente en el límite legal de alcohol de 0,5 por mil es el doble que en 0,0 por mil. Con el límite actual de THC de 1ng/ml de suero sanguíneo, el efecto narcótico ha desaparecido hace tiempo.

Los conductores que han consumido cannabis causan menos accidentes que los conductores que han bebido alcohol

Además, las personas que conducen bajo los efectos del cannabis causan menos accidentes que aquellos que han consumido alcohol. A diferencia del alcohol, el cannabis no elimina las inhibiciones, lo que significa que la capacidad para tomar decisiones sigue vigente. En 2014, Auwärter manifestaba, en una conferencia de expertos en la ciudad de Frankfurt sobre el tema de los proyectos piloto de cannabis, que las personas que han consumido cannabis tienden a no conducir después. Y si conducen, entonces un conductor bajo los efectos del cannabis tiende a conducir mucho más a la defensiva que alguien que está borracho. Auwärter cree que el límite actual de THC es demasiado bajo, y le ha mencionado al periódico “Süddeutsche Zeitung” que estaba a favor de cambiarlo a “2-5” nanogramos.

Una guía de los límites de THC para los conductores en diferentes países:

Europa:

Bélgica: 1 ng

Dinamarca: 1 ng

Alemania: 1 ng en el suero sanguíneo, equivalente a 0,5 ng en sangre total. Valor de THC-COOH.

Reino Unido: 2 ng

Estonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Finlandia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Francia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Irlanda: 1 ng

Italia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Croacia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Letonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Lituania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Luxemburgo: 1 ng

Malta: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Países Bajos: 3 ng, si se consumen junto con otras drogas o alcohol, 1 ng. Desde 2017, ha habido controles periódicos como parte de una política de tolerancia cero con las drogas y el alcohol en las carreteras. Anteriormente, los test solo se basaban en sospechas específicas de sustancias ilegales.

Noruega: Más de 1,3ng se trata como 0,2 por mil niveles de alcohol en la sangre, más de 3ng como 0,5 por mil, más de 9ng se trata como una ofensa/ delito criminal, como 1,2 por mil de alcohol en sangre

Austria: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Polonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Portugal Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Rumania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Suecia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovenia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovaquia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Republica Checa: 2 ng

Hungría: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Chipre: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Canadá

Canadá tiene la intención de introducir un sistema de tres niveles.

No se aplica ninguna sanción a menos de 2ng de THC por mililitro (ml) de sangre.

De 2 a 5ng de THC por mililitro (ml) de sangre se trata como un delito menor, punible con una multa de hasta 1.000 dólares canadienses.

5ng o más de THC por ml en sangre se tratan como un delito penal. Se decidirá en casos individuales si se el caso se lleva a los tribunales o se impone una multa.

Combinación de THC y alcohol: más de 0,5 por mil de alcohol en la sangre y más de 2,5ng se definen como delitos y reciben el mismo trato que conducir con más de 5ng.

Todos los niveles en sangre deben medirse dentro de las 2 horas posteriores a la detención del conductor.

EE.UU.

En los EE.UU., conducir bajo los efectos de una sustancia se considera básicamente un hecho delictivo. Aquí también, se decide en casos individuales si se presentan cargos o se impone una multa.

Montana: 5ng

Ohio: 2ng

Pensilvania: 1ng

Estado de Washington: 5ng. Los conductores con menos de 5ng también pueden ser acusados de conducir “bajo los efectos del cannabis” si la policía puede demostrar que el conductor no está capacitado.

Colorado: 5g

Nevada:  2ng

Alaska: sin límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre bajo sospecha

California: en California se considera que estás bajo los efectos de una sustancia si la policía puede demostrar mediante pruebas que:

– la persona da la impresión de estar intoxicada por cannabis

– hay un deterioro evidente de las capacidades físicas y mentales debido al consumo

– una persona no puede bajo esas circunstancias conducir tan cuidadosamente como alguien que está sobrio

Oregón: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o demostrable.

Massachusetts: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha. Se considera que estás bajo la influencia si el cannabis afecta tu capacidad para conducir un automóvil con seguridad.

Maine: 5,0 ng

Washington / Distrito de Columbia: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o detectable.

En los siguientes estados, incluso las más mínimas huellas de THC en tu sangre son suficientes para representar un hecho delictivo:

Arizona

Delaware

Georgia

Illinois

Indiana

Iowa

Michigan

Oklahoma

Rhode Island

Dakota del Sur

Utah

Wisconsin

by Micha