Buscar

anandamida - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

2 1.123 vistas

Investigadores especializados en cáncer han dirigido recientemente su atención a una clase de químicos llamados cannabinoides. La marihuana es una fuente bien conocida de cannabinoides, incluyendo THC y CBD, el cuerpo también produce algunos propios.

El equipo, dirigido por Barbara Adinolfi, Ph.D, investigadora postdoctoral en la Universidad del Departamento de Farmacia de Pisa, llevó a cabo experimentos usando uno de estos cannabinoides naturales, la anandamida (AEA), y las células de melanoma humano.

Sus hallazgos, publicados en línea en el European Journal of Pharmacology , mostró que la anandamida tiene un efecto tóxico en las células del cáncer, incluso en pequeñas dosis.

En general, estos hallazgos demuestran que la AEA [anandamida] induce citotoxicidad contra células de melanoma humano en el rango micromolar de concentraciones.

Curiosamente, el papel de los endocannabinoides, “endo” significa endógena (es decir, producida por el cuerpo), en el control del cáncer no es un descubrimiento nuevo.

Como señalan los autores, se ha demostrado que los endocannabinoides “regulan tanto el núcleo como las características emergentes de cáncer.” Estudios previos muestran que el cuerpo produce más endocannabinoides en el cáncer y estados pre-cancerígenos.

Pero muy pocos grupos han estudiado su acción en el caso del melanoma de la piel que es uno de los cánceres humanos más agresivos, según los autores. Y mientras que los cannabinoides parecen tener un efecto en general contra muchos tipos de cáncer, sus mecanismos de acción no se han identificado de forma consistente.

In vitro y en estudios in vivo han demostrado que los cannabinoides naturales y sintéticos son eficaces en la reducción de la progresión del cáncer, aunque los efectos observados son complejos y a veces contradictorios.

En el último estudio, los autores fueron capaces de identificar los mecanismos implicados en la actividad anticancerígena de la anandamida. Como era de esperar, la activación de las vías que facilitan los efectos de la marihuana, los receptores CB1, jugaron un papel importante.

Aunque se necesitan más estudios por hacer, los investigadores del cáncer han estado buscando la manera de aumentar los niveles de cannabinoides naturales o la entrega de los cannabinoides derivados de plantas para áreas específicas como las nuevas terapias contra el cáncer.

El cáncer de piel es a menudo tratable con cirugía, pero las formas más agresivas puede propagarse rápidamente y son conocidas por ser resistentes a la quimioterapia tradicional.

Fuente LeafSciencie

0 1.119 vistas

Según investigaciones realizadas enla Universidad Librede Bruselas, Bélgica, el ejercicio físico aumenta la concentración de BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro) y el endocannabinoide anandamida (AEA).

El BDNF es una proteína que ayuda a afirmar la supervivencia de las células nerviosas y se ha propuesto su implicación en la depresión y la enfermedad de Alzheimer, entre otras enfermedades. Los investigadores concluyen afirmando que “el ejercicio agudo representa un factor de estrés fisiológico capaz de aumentar los niveles periféricos de AEA y que el BDNF podría ser un mecanismo por el cual la AEA influye en los efectos neuroplásticos y antidepresivos del ejercicio”. (Fuente: Heyman E, et al. Psychoneuroendocrinology. 2011 Oct 24

 

Fuente AICM

0 2.298 vistas

Rafael Mechoulam es un profesor israelí de la química medicinal y química de productos naturales en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Mientras trabajaba en la investigación en el Instituto Weizmann de Ciencia en 1964 logró el aislamiento Michoulam, elucidación de la estructura y la síntesis total de D9-tetrahidrocannabinol, el principal ingrediente activo del cannabis. Este video describe lo que el THC en el cerebro, sino que también toca en el descubrimiento de 1992 de la anandamida, que es también conocido como N-arachidonoylethanolamine o PACthat cannabinoides neurotransmisor endógeno de órganos humanos. Si la conexión se libera en el cerebro es la memoria, el apetito y el dolor. Fue aislado y su estructura fue descrita por primera vez en 1992. En los últimos años, el profesorMechoulam, son una gran fuente de inspiración para los activistas, médicos, científicos y ciudadanos en torno a la curación del mundo por su compromiso y continuar con la investigación de enfermedades humanas devastadoras como el síndrome de estrés postraumático y el dolor crónico de encontrar.

httpv://www.youtube.com/watch?v=hp5v8wHxF28

 

Fuente TotaldeSalud

0 343 vistas

La lista de enfermedades para las que los fitocannabinoides contenidos en la planta Cannabis Sativa L. poseen propiedades y beneficios medicinales no deja de crecer. Ahora, un estudio internacional demuestra que el Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA, que se encuentra en el cannabis crudo, presenta importantes efectos neuroprotectores. Sigue leyendo.

Los fitocannabinoides, los principios activos contenidos en la planta Cannabis SativaL., determinan el alcance de sus propiedades y beneficios terapéuticos para nuestra salud. La lista de enfermedades y trastornos para los que estos cannabinoides demuestran ser beneficiosos aumenta día a día, a medida que la investigación avanza. Y ahora le ha llegado el turno al Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCAun fitocannabinoide en forma ácida que se encuentra en el cannabis crudo. Un equipo internacional de investigadores ha publicado un estudio que demuestra que el THCA presenta importantes efectos neuroprotectores, lo que lo convierte en un tratamiento potencial y prometedor de enfermedades metabólicas, neurodegenerativas y neuroinflamatorias.

Con el fin de comprender mejor el alcance del estudio que nos ocupa, me gustaría hacer una pequeña introducción a algunos conceptos básicos relativos a la ciencia de los cannabinoides, con los que algunos pueden estar más familiarizados, y otros no tanto.

¿Qué son los fitocannabinoides?

Por lo general, se suele emplear la palabra “cannabinoide” para referirse a todas las sustancias químicas que, independientemente de su origen y estructura, se enlazan con nuestro propio sistema endocannabinoide, en concreto con los receptores cannabinoides que se encuentran localizados en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro.

Todas esas sustancias químicas forman un grupo, amplio y variado, que se puede dividir en tres subgrupos:

  • los cannabinoides herbarios o fitocannabinoides, que la planta de cannabis sintetiza de forma natural;
  • los cannabinoides endógenos o endocannabinoides, producidos por los organismos animales y por el propio cuerpo humano, como la anandamina o 2-AG;
  • y los cannabinoides sintéticos, elaborados sintéticamente en un laboratorio, como su propio nombre indica.

Los endocannabinoides forman parte de un sistema de modulación de nuestro organismo que comprende las dianas sobre las que actúan los cannabinoides vegetales o fitocannabinoides. Cuando fumamos, ingerimos o vaporizamos cannabis, dichos fitocannabinoides interactúan con las células de nuestro cuerpo para producir beneficios medicinales.

Primer plano de la punta de una planta en crecimiento que tiene un cogollo de cannabis madurando, y la representación gráfica de la estructura molecular del cannabinoide CBG (cannabigerol) superpuesta sobre él
El CBG tiene potencial terapéutico para enfermedades cutáneas y efectos antitumorales leves en las células del cáncer de próstata (CC. MarihuanayMedicina)

A día de hoy, ya se han identificado más de 100 fitocannabinoides, en los que se engloban sus formas ácidas y neutras, los análogos y otros productos de transformación. Entre los cannabinoides más conocidos y estudiados, presentes en la marihuana, el hachís u otras preparaciones a base de, o derivadas de, la planta Cannabis Sativa L., se encuentran el tetrahidrocannabinol (THC), el cannabidiol (CBD), y el cannabinol (CBN). Algunos de los menos conocidos son el cannabicromeno (CBC), el cannabigerol (CBG), el cannabiciclol (CBL), la cannabidivarina (CBDV), y un largo etc.

El auge de la investigación sobre los cannabinoides deriva de las expectativas creadas por las potenciales aplicaciones terapéuticas en la medicina de estas sustancias, que sin duda son un tema de interés a nivel mundial, que va más allá de lo estrictamente científico o clínico.

THCA, un ácido cannabinoide sin efectos psicoactivos

El Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA es un compuesto o ácido cannabinoide que se encuentra en el cannabis crudo antes de que se produzca una conocida reacción química llamada “descarboxilación“. Esta reacción se produce al aplicar calor o cuando se seca el cannabis, y debido a ella, los ácidos transmutan en sus formas neutras y psicoactivas. Es decir, este proceso químico es el que genera la psicoactividad del cannabis, por eso, los ácidos cannabinoides carecen de efectos psicoactivos, un importante aspecto en el que también reside su interés para la ciencia.

En concreto, el THCA se convierte en Δ9-THC – el famoso y principal compuesto psicoactivo de la planta – mediante la combustión, vaporización y calentamiento a una temperatura adecuada. Así pues, no es posible fumar ni inhalar ácidos cannabinoides, sólo se pueden ingerir o aplicar tópicamente.

Foto de una mesa que tiene encima un vaso de plástico transparente con zumo de cannabis verde y brillante, y un porro de cannabis en un pequeño cenicero, y al fondo, un grupo de personas que comparten zumo de cannabis.
El zumo de cannabis, hecho de hojas y cogollos frescos y crudos, contiene ácidos cannabinoides (CC. Rusty Blazenhoff)

Propiedades neuroprotectoras de los cannabinoides

Volvemos a centrarnos en el estudio que nos ocupa hoy, y que prueba una vez más el interés de la investigación científica por el cannabis medicinal y por las propiedades terapéuticas de estos compuestos – especialmente de los no psicoactivos, como ocurre con el CBD.

La investigación médica la ha llevado a cabo el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, España, en colaboración con tres de las principales empresas que trabajan en el campo de la investigación del cannabis medicinal – Phytoplant Research SL, VivaCell Biotechnology Spain SL, y Emerald Health Pharmaceuticals – y el estudio resultante se ha publicado en el British Journal of Pharmacology.

Los investigadores han constatado que el Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA presenta un gran potencial neuroprotector y, por lo tanto, puede ser un tratamiento prometedor para enfermedades neuroinflamatorias, enfermedades degenerativas – como la enfermedad de Huntington (HD), además de para enfermedades neurodegenerativas debilitantes – como la esclerosis múltiple (EM), el Alzheimer y el Parkinson, entre otras.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren alrededor de 6,8 millones debido a dichas enfermedades neurodegenerativas, de las que la mayoría afectan al funcionamiento cognitivo y a otras funciones del organismo, como el equilibrio, el movimiento, el habla, o incluso la respiración y el movimiento del corazón.

El estudio ha demostrado que el THCA, el fitocannabinoide no psicoactivo biosintetizado por la planta Cannabis sativa L. en mayor abundancia, ejerce dicho efecto en su forma cruda mediante la activación de los receptores PPARγ – en vez de actuar sobre el sistema endocannabinoide – eliminando los efectos psicotrópicos o a nivel cerebral no deseados de la ecuación medicinal.

Como ha afirmado el Dr. Xavier Nadal, director del Departamento de Extracción de I+D de la empresa Phytoplant Research SL., “este hallazgo abrirá una nueva gama de aplicaciones neuroprotectoras de los cannabinoides, evitando los efectos secundarios psicoactivos”. 

Resultados del estudio in vivo                                                                                                

El estudio se ha realizado en animales de experimentación como modelos, en concreto, en roedores, con el objetivo de estudiar la bioactividad del THCA – que de momento ha sido poco estudiado por la ciencia, mientras que ya se incluye en diferentes preparados a base de cannabis – además de determinar si Δ9- THCA modula la vía PPARγ y comprobar su actividad neuroprotectora in vivo.

Foto de una porción de una parte del cerebro conservada en una sustancia transparente, etiquetada como 'Despigmentación de la sustancia negra en la enfermedad de Parkinson postencefalítica 68/1960'.
Despigmentación de la sustancia negra en la enfermedad de Parkinson postencefalítica (CC. Digital Collections, UIC Library)

Los resultados obtenidos demostraron que los ácidos cannabinoides se unen y activan PPARγ con mayor potencia que sus productos descarboxilados. PPARγ es el receptor nuclear de algunos cannabinoides y la señalización vía PPARγ desempeña un papel en la neuroinflamación y en la epilepsia. Como Δ9- THCA es un potente agonista de PPARγ, manifestó actividad neuroprotectora y neuroinflamatoria en un modelo animal afectado por la enfermedad de Huntington. A los roedores a los que se había inoculado la toxina mitocondrial ácido 3-nitropropiónico, el THCA les ayudo a mejorar el déficit motor y a prevenir la degeneración estriatal a través de una vía de PPARγ-dependiente.

Por otro lado, el ácido tetrahidrocannabinólico hizo que aumentará la masa mitocondrial en las células N2a de neuroblastoma, y evitó la citotoxicidad inducida por la privación de suero en las células STHdhQ111/Q111. También, demostró que atenuaba la microgliosis y la astrogliosis, además de reducir la expresión de mediadores proinflamatorios y marcadores habitualmente asociados con la HD.

Conclusión                                                                                                                                    

Como el equipo de investigadores concluye en su estudio, Δ9- THCA presenta una potente actividad neuroprotectora que merece la pena ser tenida en cuenta a la hora de aplicar tratamientos en el caso de la enfermedad de Huntington, y posiblemente en el de otras enfermedades neuroinflamatorias y neurodegenerativas. Asimismo, concluyeron que los preparados botánicos de cannabis medicinal sin descarboxilar pueden contener altos niveles de otros ácidos cannabinoides no psicoactivos, como Ácido Cannabidiólico o CBDA y Ácido Cannabigerólico o CBGA, que también actúan sobre PPARγ.

El interés y relevancia de este tipo de estudios radica en que nos proporcionan evidencias de que estos compuestos cannabinoides contenidos en la planta Cannabis Sativa L. tienen un potencial muy importante a nivel farmacológico. Aunque de momento, gran parte de estos estudios sólo son preclínicos, es decir, no se han realizado en humanos, no hay duda de que los resultados demuestran el potencial del cannabis medicinal como tratamiento alternativo y/o complementario que podría ayudar a muchos pacientes que sufren diferentes dolencias y trastornos en todo el mundo.

Foto de un jardín al aire libre con dos grandes plantas de cannabis en primer plano y árboles frutales en segundo plano
Los ácidos cannabinoides no psicoactivos contenidos en la planta Cannabis Sativa L. cruda tienen efectos neuroprotectores (CC. David Mosas)

No obstante, no podemos olvidarnos de que, a diferencia del CBD que se obtiene del cáñamo, el THCA procede de su planta hermana que, por desgracia, sigue siendo ilegal en gran parte del mundo. Por eso, muchos de los estudios y trabajos de investigación sobre cannabinoides todavía no se han podido realizar en pacientes humanos, debido a las actuales legislaciones que la prohíben y la siguen clasificando como una planta sin valor medicinal. Mientras las leyes no cambien y avancen, la ciencia se seguirá dando con un muro.

by Miranda

0 257 vistas

El cannabis a menudo es utilizado por mujeres durante el período para aliviar la irritabilidad y el alivio general del dolor. Este es un fenómeno bastante común y varias compañías han creado una línea completa de productos para resolver todos estos problemas.

En muchos estados norteamericanos donde la marihuana es legal, es legible su uso para combatir el dolor abdominal crónico, y en otros estados como Nueva Jersey o Nueva York , esta permitido su uso para el dolor menstrual.

Los estudios realizados por la Universidad del Estado de Washington han demostrado que el tetrahidrocannabinol (THC) es más eficaz cuando el nivel de estrógeno está en su punto más alto durante todo el ciclo menstrual.

Los investigadores encontraron que las mujeres tenían un 30% más de probabilidades de aliviar el dolor del cannabis que los hombres. ¿Qué significa esto para las mujeres que usan marihuana para aliviar los calambres, la irritabilidad y las náuseas durante el período? Esto puede significar que el cannabis es el menos efectivo cuando las mujeres más lo necesitan.

El estrógeno , la hormona que regula el ciclo mensual de una mujer, tiene una relación especial con la marihuana. El estrógeno ayuda al cuerpo a descomponer el THC, un compuesto activo que se encuentra en el cannabis y que es responsable de los efectos psicoactivos, por lo que es más absorbido por el cuerpo.

Esto significa que cuanto más estrógeno, más fuerte y más eficaz es el tetrahidrocannabinol (THC). Durante el período, el nivel de estrógeno desafortunadamente está en el nivel más bajo.

Como es comúnmente conocido, durante el período las mujeres pueden experimentar calambres severos, dolor de espalda, dolores de cabeza e irritabilidad. El cáñamo es una gran alternativa a los analgésicos tradicionales, pero la falta de estrógeno en ese momento hace que la marihuana sea menos efectiva.

El CBD (cannabidiol) también es menos efectivo a bajos niveles de estrógeno en el cuerpo, pero puede bloquear una importante enzima FAAH (hidrolasa de ácido graso ). La principal tarea de la FAAH es la descomposición del cannabinoide del cuerpo, la anandamida.

La anandamida es conocida por su capacidad para reducir los niveles de ansiedad y depresión, al igual que el CBD. Cuando los niveles de estrógeno son altos, el CBD actúa como una protección contra la FAAH, por lo que la anandamida puede liberarse. Cuando el nivel de estrógeno es bajo, la anandamida es destruida, lo que hace que el CBD tenga el doble de trabajo.

Es ampliamente conocido que la marihuana ayuda a las mujeres a superar los efectos negativos de la menstruación, y estos estudios han demostrado que las mujeres que usan la marihuana durante su período deben tomar más cantidad para fortalecer el desempeño de los cannabinoides, cuya eficacia depende de los niveles hormonales.

1 396 vistas

El CBD significa “cannabidiol” y es furor en la industria del cannabis. Se cree ampliamente que juega un papel clave en las propiedades curativas de la planta. A pesar de su estado legal confuso, el CBD está actualmente disponible en dispensarios y tiendas de uso recreativo en EEUU y en muchos países del mundo. Pero, ¿funciona el CBD? y ¿cómo puede beneficiar a los pacientes y a los usuarios en general?

A. ¿QUÉ ES CBD?

El cannabidiol es el segundo fitocannabinoide más abundante que se encuentra en el cannabis, después del tetrahidrocannabinol (THC). Representa hasta el 40% del extracto de la planta. El CBD es insoluble en agua, pero soluble en solventes orgánicos. El precursor del CBD es el ácido cannabidiólico (CBDA), que se encuentra en las glándulas de resina de las plantas de cannabis en bruto. Por el envejecimiento y la descarboxilación (eliminación de iones carboxilo, COOH, por calentamiento) el CBDA se convierte en CBD .

El CBDA también tiene un precursor, el ácido cannabigerólico (CBGA). Es un precursor del ácido tetrahidrocannabinólico (THCA) y del ácido cannabicromeno (CBCA). El CBGA se convierte en CBDA con la ayuda de la enzima CBDA sintasa de la planta de cannabis. La catálisis del CBGA a CBDA ocurre a través de la misma vía metabólica que el THCA, con la única diferencia de que hay otra enzima, el THCA sintasa, que actúa como catalizador.

B. ¿CÓMO FUNCIONA EL CBD?

Los estudios han demostrado que el CBD tiene una baja afinidad por los receptores CB1 y CB2 del cuerpo. De hecho, el CBD parece funcionar como un agonista del receptor, lo que significa que bloquea o amortigua una respuesta biológica uniéndose a un receptor, en lugar de provocar una respuesta como un agonista, que es lo que hace el THC. Esto explica por qué el CBD puede ayudar a “suavizar” los efectos del THC, así como a prolongar la duración de los efectos del THC al aumentar la densidad del receptor CB1.

También hay un gen en el cuerpo humano que produce una proteína conocida como “GPR55” o “receptor acoplado a proteína G 55”, el GPR55 es activada tanto por THC como por el CBD, así como por los propios endocannabinoides del cuerpo, la anandamida (que el THC imita) , el 2-arachidonoylglycerol (2-AG, encontrado en la leche materna) y el noladin ether. El GPR55 se encuentra principalmente en el núcleo caudado y el putamen del cerebro.

Cuando se consume CBD , se activa el 2-AG, lo que ralentiza el deterioro de la anandamida. El CBD también inhibe la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que aumenta los niveles de endocannabinoides en el cuerpo y del THC natural del cuerpo. El CBD también actúa como un agonista parcial del receptor 5-HT1A, un subtipo del receptor 5-HT que se une al neurotransmisor serotonina. Esto ayuda a explicar por qué el CBD funciona como un antidepresivo, ansiolítico (ansiedad decreciente) y neuroprotector. Los receptores 5-HT1A se encuentran principalmente en el cerebro. Curiosamente, el CBD influye indirectamente en los receptores μ-opioide y δ-opioide, lo que puede ayudar a explicar por qué el cannabis puede ayudar a reemplazar los analgésicos basados ​​en opioides.

C. ¿QUÉ EFECTO TIENE CONSUMIR EL CBD?

El CBD no es psicoactivo (para la mayoría de las personas) ni es tóxico. Aunque no tiene efectos eufóricos como el THC, definitivamente puede ayudar a inducir la relajación y reducir el estrés. Algunos sienten una ligera sacudida de energía; el cerebro no se nubla, y las personas tienden a sentirse “lúcidas” cuando usan CBD. Aunque definitivamente hay algunos efectos fisiológicos, una especie de respuesta “apedreado sin estar apedreado”.

D. ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS MÉDICOS DEL CBD?

Hay diferentes cantidades de evidencias con respecto a una serie de condiciones por las que el CBD puede ayudar:

• Actúa como un anticonvulsivo. GW Pharmaceuticals está buscando la aprobación de la FDA norteamericana para comercializar su Epidiolex con alto contenido de CBD como un medicamento para la epilepsia, el síndrome de Dravet y las convulsiones en general.

• Actúa como un antipsicótico . El CBD se puede utilizar en lugar de los antipsicóticos recetados para el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), la depresión grave, los trastornos alimentarios y la esquizofrenia.

• Es neuroprotector. El CBD protege las células cerebrales de la toxicidad del glutamato, que se acumula cuando el oxígeno no llega al cerebro. Esto significa que el CBD puede ser útil para la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares, las lesiones cerebrales traumáticas y una variedad de trastornos y problemas neurológicos. El CBD también induce el crecimiento de nuevas células cerebrales (neurogénesis).

• Es antiinflamatorio. Varios estudios han demostrado que los cannabinoides reducen la inflamación regulando negativamente la producción de citoquinas y quimioquinas, y regulando positivamente las células reguladoras de T.

• Actúa como un antidepresivo. El CBD funciona en el receptor de serotonina 5-HT1A. El tratamiento antidepresivo crónico también modifica y causa cambios en el sistema endocannabinoide. El principal beneficio del CBD es que puede funcionar para una multitud de condiciones. También es de acción más rápida que muchos antidepresivos, lo que puede llevar meses para funcionar de manera efectiva.

 

E. ¿CUÁL ES EL MEJOR MÉTODO DE ENTREGA PARA EL CBD?

¿Porros tinturas, aceites, vaporizadores, productos de actualidad o comestibles? Simplemente, pruébelos y elija el que mejor funcione para usted. Con fumar y vapear, el CBD ingresa directamente al torrente sanguíneo. Los edibles se metabolizan más lentamente, por el hígado. La gente a menudo descubre que varía su método de ingestión. Por qué es esto, nadie lo sabe exactamente, la respuesta simple es que “todos son diferentes”.

Aunque el CBD generalmente es seguro, puede interactuar con otras drogas, ya que inhibe la actividad de la enzima hepática citocromo P450, que contribuye al metabolismo de las drogas al oxidarlas. Si bien no se conocen muchas interacciones negativas entre medicamentos, el hecho de que el cannabis funcione con el citocromo P450 sugiere que puede tener un efecto sobre la absorción de benzodiazepinas y barbitúricos. De hecho, el CBD se puede utilizar para reducir a las personas de benzos y barbs, pero también puede tener efectos negativos si ambos se usan en grandes cantidades.

Para determinar el mejor método de entrega, solicite sus opiniones a sus colegas locales y a otros pacientes que lo utilicen. Haga una investigación de prueba y error y decida cuáles funcionan para usted. Los médicos no pueden recomendar un producto específico, pero sugiero que se utilicen los que se prueban en el laboratorio.

F. ¿El CBD SOLO O COMBINADO CON THC?

La frase “una cucharada de azúcar ayuda a que la medicina baje” también se puede aplicar al cannabis. Un poco de THC ayuda al CBD a hacer mejor su trabajo. Muchas personas prefieren una proporción 1: 1 de THC y CBD. Un estudio de 2016 de pacientes con esclerosis múltiple (EM) mostró una respuesta generalmente positiva a los efectos terapéuticos de un aerosol oromucosal con THC 1: 1: CBD.

Sin embargo, la proporción ideal de THC: CBD es en gran medida un asunto personal, y también depende de la condición que uno padece. Muchas personas probablemente necesitarán diferentes proporciones de cannabinoides para diferentes momentos del día y para diferentes condiciones. Por ejemplo, una tintura cargada de THC probablemente sería una mala elección para un esquizofrénico (que probablemente debería apegarse solo al CBD), pero es excelente para un paciente de esclerosis múltiple.

El “efecto séquito” sugiere que el CBD funciona mejor cuando se combina con el THC. Sin embargo, estos no son los únicos cannabinoides. Hay más de 100 que también tienen beneficios para la salud y que pueden relajar el cuerpo e inducir el sueño, combatir el dolor y funcionar como un estimulante del apetito, como el cannabigerol (CBG), que es un agente neuroprotector, antiinflamatorio y antibacteriano, además del cannabinol (CBN).

Los extractos de plantas enteras y las flores de cannabis pueden ser el mejor camino a seguir cuando se trata de obtener todo el espectro de beneficios para la salud del cannabis. Al separar el THC y el CBD , recibes la mitad del beneficio que podrías obtener. Eliminar los otros cannabinoides y terpenos también hace que la planta sea menos efectiva como medicamento. Lamentablemente, esas sustancias faltan en muchos productos de “solo CBD”, haciéndolos menos efectivos o incluso ineficaces.

G. ¿QUÉ SUCEDE CON LOS PRODUCTOS DE CBD PRODUCIDOS A PARTIR DE CÁÑAMO Y PROCEDENTES DE EUROPA Y OTROS PAÍSES?

Las plantas de cáñamo y marihuana son las mismas especies, Cannabis sativa, pero tienen distintas composiciones fitoquímicas. El cáñamo es bajo en THC y alto en CBD; la marihuana es generalmente alta en THC y baja en CBD. El cáñamo crece alto, rápido y con mucho tallo; la marihuana ha sido modificada para ser más un arbusto que produce cogollos.

Sin embargo, bien puede haber una diferencia en la calidad de los extractos. Esto tiene más que ver con las condiciones de crecimiento de la planta que la propia planta. El cáñamo industrial a menudo se cultiva en países donde las normas de seguridad no se cumplen estrictamente, como Rumanía y China. Si el cultivo y la extracción no se realizan de manera segura, metales pesados, contaminantes e incluso bacterias y hongos patógenos pueden llegar a los productos de CBD derivados del cáñamo. Por ahora, probablemente sea mejor buscar productos hechos de cáñamo cultivado orgánicamente de América del Norte (EE. UU., Canadá) o la Unión Europea (Países Bajos, España), o de países que regulan y prueban sus productos de CBD .

El CBD derivado de tallos y semillas puede no ser tan eficaz como el CBD derivado de las flores de cannabis. La marihuana medicinal, cultivada en condiciones controladas donde se usan menos productos químicos y pesticidas industriales, es claramente más segura que su contraparte de cáñamo. Si usted es un paciente y vive en un estado o pais que es legal la marihuana medicinal, obtenga una tarjeta y busque los aceites CBD derivados de la marihuana, comestibles, productos tópicos y tinturas.

H. ¿ES EL CBD LEGAL EN EEUU?

Tanto el CBD como el cáñamo son ilegales según la ley federal en los Estados Unidos. Sin embargo, esta prohibición tiene aperturas dependiendo de dónde provenga el CBD. El CBD derivado de las flores de marihuana es ilegal, mientras que el CBD derivado de los tallos maduros de las plantas de cáñamo es legal, y una ley federal del 2014 permite a los estados crear sus propios programas piloto para el cultivo del cáñamo. Por lo tanto, es posible obtener productos de CBD hechos en uno de los 33 estados estadounidenses que permiten el cultivo de cáñamo de alguna forma. En general, sin embargo, esta situación legal ha tenido el efecto de inundar el mercado estadounidense con aceite de cáñamo barato de países donde los estándares de seguridad son laxos.

En diciembre pasado, la DEA norteamericana creó un nuevo código para los “extractos de marihuana”, que se definen en la Ley de Sustancias Controladas como “que contienen uno o más cannabinoides que se han derivado de cualquier planta del género Cannabis, que no sea la resina separada”. Ese fallo, hace al CBD permanecer en un área gris compleja de la ley, una que continúa afectando fuertemente a las industrias del cáñamo y la marihuana, el cannabis sativa.

 

Por Dr. Frank D’Ambrosio

0 4.541 vistas

ConsuMango: es el gran clásico para potenciar los efectos del cannabis, y en especial los mangos maduros. Esta deliciosa fruta contiene un tipo de terpeno llamado mirceno, también común en algunas variedades de cannabis. Los terpenos y los cannabinoides son los encargados de interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo, modulando los efectos que produce. Al consumir cannabis y comer un mango, estas dos sustancias ayudan al THC a traspasar la barrera hematoencefalica hasta 4 veces más rápido. Los efectos finalmente también son más prolongados.

Chocolate: en este caso su poder para potenciar los efectos del cannabis se debe a su contenido en anandamida, una sustancia que guarda similitud con el THC puesto que ambas tienen la capacidad de liberar dopamina o conocida comúnmente como la hormona del placer. El chocolate aumenta los niveles de anandamida presentes en nuestro cerebro y estimula la sensación de bienestar y relajación. El chocolate negro tiene mayor cantidad de esta sustancia y es el más interesante. Cuanta más leche contenga también menos anandamina posee, así que optar por chocolates con al menos 70% de cacao.

Kanna: también llamada Channa o Kougoed, se trata de una planta africana de nombre Sceletium tortuosum originaria de las regiones del cabo de Sudáfrica, empleada como medicina tradicional tribal durante siglos. Posee importantes propiedades para la elevación del estado de ánimo y como ansiolítico. No es alucinógena ni psicodélica, y muchas investigaciones apuntan a una de las medicinas del futuro. La kanna puede mejorar y potenciar el efecto de otras sustancias psicoactivas como el cannabis. Pese a no haber ningún estudio al respecto, son numerosas las experiencias relatadas por consumidores de todo el mundo.

Griffonia simplicifolia: es un arbusto leñoso nativo de África Occidental y África Central, de unos 3 m de altura y flores verdosas seguidas por vainas de color negro. Tiene propiedades afrodisíacas y como tónico y estimulante general, siendo usada por los nativos ya hace siglos. Las semillas de esta planta se utilizan como un suplemento alimenticio por su rico contenido en 5-hidroxitriptófano (5-HTP), que es un precursor importante para el cuerpo humano para formar serotonina. Esta sustancia juega un papel importante en el organismo como neurotransmisor que transporta señales entre las neuronas del sistema nervioso.

Nueces: además de ser uno de los frutos secos más saludables, combinadas con el cannabis también pueden potenciar los efectos de los cannabinoides. Todo se debe su gran contenido en ácidos grasos omega-3, un grupo de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga que además de ayudar a proteger el corazón y evitar  problemas cardiovasculares que, como en el caso del mango, también ayuda a que los efectos psicoactivos del cannabis se produzcan más rápido.

Cerveza: hay algo mejor que una cerveza bien fría? Un estudio del Journal of Clinical Chemistry de hace un par de años concluyó que las tasas de THC en sangre se elevan tras haber bebido algunas cervezas. No sucede ésto con la cerveza sin alcohol. El lúpulo o Humulus lupulus, ingrediente principal de la cerveza, y el cannabis, pertenecen a la familia de los Cannabaceae, con similaridades tanto en apariencia como en estructura molecular. Ambas comparten propiedades organolépticas, además de compuestos orgánicos como terpenos o terpenoides. Mucha cerveza emborracha, ya sabes.

 

0 738 vistas

Cannabinoides.- El sistema endocannabinoide es un sistema de comunicación intercelular. Básicamente, se trata de un sistema de neurotransmisión.

¿Sabías que tu cuerpo crea su propia versión de cannabis? Los cannabinoides son los complejos compuestos activos en el cannabis que imitan los compuestos producidos naturalmente por nuestro cuerpo, en su  sistema endocannabinoide  (SEC).

No aprendimos sobre el sistema endocannabinoide en la escuela porque no fue descubierto hasta 1992 cuando los investigadores estaban observando cómo el THC interactuaba con el cuerpo humano.

Hay muchos cannabinoides diferentes que se encuentran en el cannabis, hasta 100 según algunos informes, siendo los más famosos el THC y el CBD. Estos compuestos activos se unen y acoplan perfectamente a los receptores en todo nuestro sistema endocannabinoide en el cerebro y el cuerpo, afectando al estado de ánimo y la sensación.

Investigaciones recientes han sugerido que si el cuerpo no está funcionando de manera óptima, puede ser debido a la falta de cannabinoides producidos de forma natural en su sistema endocannabinoide, resultando en una deficiencia de cannabinoides . El consumo cuidadoso de cannabis podría ayudar a mantener una salud y función corporal óptima, también conocida como homeostasis.

Existe la posibilidad de que se pueda obtener demasiado de una cosa buena, por lo que es importante tomarse el tiempo necesario para conocer su cannabis y hablar con un médico que conozca o este ilustrado e informado en el cannabis.

0 3.811 vistas

 

Cuando se trata del duelo entre el THC vs CBD, en realidad no hay un claro ganador. Ambas sustancias son útiles por su propio derecho y en ambos esta comprobada su ayuda contra una variedad de condiciones médicas y síntomas.

Sin embargo, si usted está buscando una comparación punto a punto, entonces está en el lugar correcto.

Echa un vistazo a esta infografía (esta en inglés pero posteriormente se analiza en español) y descubre lo que exactamente el THC y el CBD hacen a nuestras mentes y cuerpos, así como para qué utilizar esa información cuando se quiere consumir.

Desglose de los efectos del THC vs CBD de la infografía

Es probable que la mayoría se confunda con los cannabinoides y sus efectos en los seres humanos.

El cannabis ha sido utilizado por la gente durante más de 10.000 años y fue utilizado inicialmente para el tratamiento de condiciones médicas y para la reducción de sus síntomas. La planta fue incluso utilizada por algunos de los emperadores chinos desde mucho antes del 2000 aC.

Hablando sobre su patrimonio.

La razón principal por la que el cannabis ha sido tan popular durante tanto tiempo ha sido por sus cannabinoides:

Los cannabinoides son sustancias químicas que son producidas por la planta del cannabis y tienen muchos propósitos, tanto para la planta, así como para sus usuarios. Hay más de 100 de estas sustancias en cada planta de cannabis y todos ellas tienen algunos efectos positivos – algunas cepas menos y otras un poco más.

Sin embargo, los dos cannabinoides más prominentes de cannabis son el THC y CBD.

¿Cuál es el THC?

El THC es sinónimo de tetrahidrocannabinol y es generalmente el más famoso (o al menos el más mencionado) de todas estas sustancias. 

El THC es el único compuesto psicoactivo de la planta de cannabis y es el responsable de hacer que la gente se “coloque” (euforia). Eso no quiere decir que no sea beneficioso para los usuarios medicinales.

La fuerza del THC reside en una amplia variedad de síntomas médicos más eficientes e impresiona en su alivio del dolor crónico, en el aumento del apetito y en la reducción de las náuseas.

¿Cuál es el CBD?

El CBD significa cannabidiol y es el segundo cannabinoide más prominente en la mayoría de variedades de cannabis.

El CBD es superior al THC en una variedad de condiciones médicas que ayuda a paliar y es una gran sustancia para el tratamiento del dolor, la ansiedad y las inflamaciones. Sin embargo, es más popular por sus beneficios como relajante y por matar las bacterias.

A diferencia del THC, el CBD no es psicoactivo (sensación de euforia o un estado alterado de la mente), sino más bien rebaja esa euforia y relaja el cuerpo. Se puede decir que el CBD es la elección primaria de los pacientes médicos, dependiendo de su enfermedad.

¿Cómo el THC y el CBD producen efectos?

Lo que puede sorprender es que el THC y el CBD se ajustan a los receptores del cuerpo como un guante.

El cuerpo humanos tiene algo que se llama un sistema endocannabinoide .

Este es un sistema fisiológico que regula básicamente su salud al asegurar que está en el estado de homeostasis (equilibrio).

ECS conecta esencialmente su cuerpo y mente, asegurándose de que todo está en equilibrio y que no hay procesos no deseados que se lleven a cabo.

Lo hace a través de una serie de estimuladores y receptores y tiene el objetivo final de hacer que las células, en una determinada área de trabajo, sean lo más eficiente posible. Así que, esencialmente, es un sistema que funciona a nivel celular.

Los estimuladores son llamados cannabinoides – pueden ser cualquiera de los endocannabinoides (producido por nuestros cuerpos), fitocannabinoides (encontrados en ciertas plantas, como cannabis) o cannabinoides sintéticos (producidos artificialmente en el laboratorio)

Los receptores son llamados CB1 y CB2  y están dispersos por todo el cuerpo. Los receptores CB1 son una parte de nuestro sistema nervioso, mientras que los CB2 se encuentran en nuestro sistema inmunológico.

Cuando un receptor se estimulan, se pone en marcha una avalancha de procesos celulares: la autofagia, la estabilización de las células nerviosas, la reducción de las células pro-inflamatorias y muchos más.

El THC, por ejemplo, sobre todo activa los receptores CB1 , que se encuentran en el sistema nervioso central y periférico. El CBD, por el contrario, está más orientado hacia la promoción de la anandamida, que es un neurotransmisor que también activa los receptores CB.

Esto explica por qué el CBD tiene un efecto antagonista sobre el THC (es decir, cuanto mayor es la concentración de CBD, los efectos son menos psicoactivos).

Esencialmente, toda apelación de los cannabinoides (y principalmente al THC y al CBD) puede contribuir a su capacidad para estimular diversos receptores en nuestros cuerpos y, por lo tanto, regular la homeostasis celular.

Esto, a su vez, nos permite ser felices, elevarse, estar eufórico y saludable cuando consumimos productos del cannabis, como flores secas o concentrados.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre el THC y el CBD?

A pesar de que tanto el THC como el CBD proporcionan una amplia variedad de efectos médicos, hay una diferencia importante entre ellos:

el THC te da un subidón y te pone eufórico, mientras que el CBD no tiene ningún efecto psicoactivo.

Cuando se trata de aliviar los síntomas, por el contrario, usted debe saber que no se puede tener uno sin el otro. Por lo tanto, es bueno saber para qué son mejor los síntomas de cada uno.

Echa un vistazo a la tabla de abajo para una comparación completa:

Efecto THC CBD
Alivia el dolor  x  x
Reduce la inflamación  x  x
Impulsa el apetito  x  x
Alivia las náuseas  x  x
Alivia los calambres y espasmos  x  x
Reduce la ansiedad  x
Tranquilizante  x
Elimina convulsiones  x  x
Promueve el sueño  x
Reduce los niveles de azúcar en la sangre  x
Protege el sistema nervioso  x
Mata las bacterias  x
Restringe el crecimiento celular en tumores  x  x
Ayuda con el crecimiento óseo  x  x

 

Fuente: coloradopotguide.com

Es importante tener estos puntos en cuenta al elegir su producto preferido de cannabis, simplemente porque puede significar la diferencia entre estar satisfecho con su experiencia y estar decepcionado.

¿Cómo evaluar las relaciones y porcentajes de THC y CBD?

Es posible que haya oído antes que el cannabis tiene un efecto bifásico sobre la gente. Esto significa que las dosis bajas de los cannabinoides producen un grupo de efectos y dosis altas producen algo completamente diferente.

El THC, por ejemplo, puede hacer a uno paranoico en dosis extremadamente altas (especialmente si es un usuario novato) y relajarse en dosis bajas.

Dicho esto, los principiantes casi siempre deben atenerse a dosis bajas o moderadas. 

Ver cepas que tienen:

  • Porcentajes altos en THC y bajos en CBD- utilizados principalmente por los usuarios recreativos. Cuanto mayor sea el porcentaje de THC, más fuerte y más duradero sera el subidón
  • El porcentaje de alto CBD y bajo THC – perfecto para los usuarios medicinales que quieren experimentar múltiples efectos médicos sin conseguir ponerse eufóricos.
  • Igualdad de CBD y THC – porcentajes bastante raro hoy en día, pero es genial para los consumidores que buscan un mínimo de colocón con un fuerte enfoque en el alivio de los síntomas.

Como se sabe por ahora, el CBD suprime los efectos psicoactivos del THC, por lo que si usted está buscando una experiencia más suave o bien tiene una cepa más potente y quiere rebajar su potencia, la variedad con CBD es ideal.

Otra cosa que caracteriza a todas las cepas es que tienen una cierta proporción de cannabinoides, que las hacen ser diferentes. Esto se descompone muy cuidadosamente en este artículo , pero aquí está un resumen rápido para usted:

THC: Relación CBD

efectos

1: 0

Muy altos efectos psicoactivos, las emociones en alto, risa incontrolable.
Los efectos secundarios más importantes para los usuarios novatos.

2: 1

Reír y euforia con pensamientos más tranquilos.
Los efectos secundarios leves.

1: 1

Mayores beneficios terapéuticos y tranquilidad.
Muy pocos efectos secundarios.

1: 2

Sedación leve y relajación del cuerpo.
Efecto de euforia débil.

0: 1

Antipsicóticos y relajantes efectos, ideal para uso terapéutico.
Sin alto efecto.

Es muy importante tomar en cuenta la relación THC: CBD relación en cuenta al comprar una variedad, ya que le ayudará a adaptar la experiencia a sus síntomas exactos y a tener los efectos deseados.

Publicado originalmente (inglés) en GreenCamp

0 1.118 vistas

La marihuana es a menudo utilizada por las mujeres durante su período para aliviar la irritabilidad y reducir el dolor asociado. Empieza a ser común que algunas empresas creen una línea completa de productos para resolver estos problemas.

En muchos estados norteamericanos donde la marihuana es legal, el dolor abdominal crónico es una dolencia elegible para usar marihuana medicinal , y en  Nueva Jersey o Nueva York se permite su uso para los dolores menstruales.

Las investigaciones realizadas por la Universidad Estatal de Washington han demostrado que el tetrahidrocannabinol o THC  es más eficaz cuando los niveles de estrógeno tienen un nivel mas alto como durante todo el ciclo menstrual.

Los científicos han encontrado que las mujeres eran un 30% más propensas a aliviar el dolor con el cannabis, que los hombres. ¿Qué significa esto para las mujeres que usan marihuana para aliviar los cólicos, la irritabilidad y las náuseas durante el período? Puede significar que el cannabis es menos eficaz cuando las mujeres más los necesitan.

El estrógeno , la hormona que regula las mujeres del ciclo menstrual tienen una relación especial con la marihuana. El estrógeno ayuda a romper el compuesto activo del THC, lo que hace absorber más fuertemente  por el cuerpo.

Esto significa que a mayor cantidad de estrógeno, más fuerte y más eficaz es el tetradidrocannabinol. Durante el periodo el nivel de estrógenos es por desgracia el nivel más bajo.

Como es bien sabido, durante el periodo de mujeres pueden experimentar fuertes calambres, dolor de espalda, dolores de cabeza e irritabilidad. El cannabis es una gran alternativa a los analgésicos utilizados tradicionalmente, pero la falta de estrógenos en ese momento hace que la marihuana sea menos eficaz.

El CBD (cannabidiol) también es menos eficaz con menos niveles de estrógeno en el cuerpo, pero es capaz de bloquear una importante enzima FAAH- (hidrolasa de amida de ácido graso ). La tarea principal es la de romper la FAAH producida por el organismo y llamada cannabinoide anandamida.

La anandamida es conocida por su capacidad para reducir los niveles de ansiedad y depresión, así como el CBD. Cuando los niveles de estrógeno son altos, el CBD actúa como una protección contra la FAAH, por lo que la anandamida puede ser liberada. Cuando los niveles de estrógeno son bajos, la anandamida se destruye, lo que significa que el CBD tiene el doble de trabajo.

Es ampliamente conocido que la marihuana ayuda a las mujeres a superar los efectos negativos de la menstruación, y estos estudios han demostrado que las mujeres que usan la marihuana durante su período deben tomar más medidas para fortalecer los cannabinoides individuales, cuya eficacia depende de los niveles hormonales.

0 229 vistas

La migraña es un dolor de cabeza de gran intensidad que puede durar desde 4 hasta 72 horas. Esta dolencia la sufren hasta un 25% las personas en algún momento de sus vidas y siendo más común en las mujeres.

Investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Colorado evaluaron el impacto de la marihuana en la frecuencia mensual de las migrañas en un grupo de 121 personas adultas. Los participantes en el estudio tenían un diagnóstico de padecer migraña, y los médicos les prescribieron marihuana medicinal en el período comprendido entre enero del 2010 hasta Septiembre del 2014. En todo es ese tiempo al menos se tuvo una visita.

Los autores de la investigación encontraron que el 85% de los pacientes informó de una disminución en la frecuencia de estos ataques dolorosos, y el 12% dijo que la marihuana ayudó a detener un dolor de cabeza de migraña.

“La frecuencia de la migraña se redujo al mes de 10.4 al 4,6 veces usando la marihuana”, según los investigadores. “Deben de llevarse a cabo otros estudios para determinar si existe una ruta favorable de la administración, dosis y variedad de marihuana eficaz en el tratamiento de la migraña y de los dolores de cabeza.”

Otros estudios realizados en el 2007 y publicados en el European Journal of Pharmacology y realizado por científicos italianos demostró que los pacientes con migraña crónica tenían significativamente menores dosis de anandamida y 2-araquidonoilglicerol  , en comparación con un grupo de control de edad similar.

“Estos datos confirman la disfunción potencial del sistema endocannabinoide y la serotonina en la patología de la migraña crónica y los dolores de cabeza”, concluyen los investigadores.

Los estudios confirman que la frecuencia de estos dolores de cabeza cae con el uso de la marihuana medicinal. Estudios prospectivos deben llevarse a cabo para investigar la relación causal, la búsqueda de variedades y las dosis de marihuana adecuadas a fin de comprender mejor el impacto de la marihuana en el tratamiento y la profilaxis de la migraña.

0 283 vistas

Los Chiles o guindillas y el cannabis producen una sustancia que reacciona con el sistema inmune de los ratones y reduce la inflamación en el intestino

Los científicos creen que pueden ayudar a desarrollar nuevos tratamientos para la diabetes tipo 1 y la enfermedad de la colitis intestino.

Al ingerir guindillas estas interactúan con el mismo receptor en el estómago, dicen los nuevos hallazgos, y así calman el intestino, descubrieron científicos de la Universidad de Connecticut.

A los ratones que se les proporcionó guindillas y el fármaco de la clase B mostraron menos inflamación en sus intestinos. También, los investigadores descubrieron que algunos ratones fueron capaces de revertir la diabetes tipo 1 alimentándolos con guindillas o chile.

Se encontró que este producto natural y picante interactúa con un receptor llamado TRPV1, que se encuentra en el intestino, esófago y páncreas. Cuando se une al receptor se crea un compuesto llamado anandamida, que es químicamente similar a cannabinoides que se encuentran en la marihuana.

Fue este compuesto el que llama al sistema inmune de los ratones a calmarse, al reducir la inflamación, lo mismo que sucede cuando fueron alimentados directamente con anandamida.

La reducción de la inflamación en el páncreas podría ayudar en el tratamiento de la diabetes debido a que el páncreas es responsable de mantener los niveles de insulina y glucosa en el cuerpo. Las personas con diabetes tienen demasiada glucosa en su sistema y el páncreas no es capaz de regularlo.

El cerebro también crea anandamida cuando los receptores en el cerebro reaccionan a las personas que consumen cannabis.

El profesor de inmunología y medicina de la Universidad, Pramod Srivastava, dijo: “Esto le permite imaginar formas en que el sistema inmunológico y el cerebro puede hablar el uno al otro”. “Ellos comparten un lenguaje común” abriendo interrogantes sobre la relación entre el sistema inmune, el intestino y el cerebro.

En la actualidad se están llevando investigaciones para ver si la anandamida se puede utilizar para tratar varios trastornos en los intestinos, como la colitis.

El profesor Srivastava y su equipo también investigarán cómo el cannabis afecta a la inflamación intestinal a ciudadanos de los Estados Unidos donde se ha legalizado la marihuana medicinal. “Estoy esperando trabajar con la autoridad de salud pública en Colorado para ver si se ha producido un efecto sobre la gravedad de la colitis entre los usuarios habituales de productos de cannabis comestible”.

“Si los datos epidemiológicos muestran un cambio significativo, lo harían un caso comprobable de que la anandamida u otros cannabinoides podrían utilizarse como fármacos terapéuticos para tratar ciertos trastornos del estómago, páncreas, intestinos y colon.”

2 44.359 vistas

El cannabis no es la única planta que contiene los famosos y beneficiosos ingredientes llamados cannabinoides.

Sin embargo, el cannabis es la planta del estudio moderno de los cannabinoides y del sistema endocannabinoide propiedad de todos los mamíferos

Aunque todavía hay una gran cantidad de plantas que se han encontrado que tienen poseen en su composición cannabinoides u otros elementos similares. Estas plantas igualmente afectan existosamente el equilibrio o la homeostasis interna, necesaria para tener una salud óptima.

Para ampliar nuestro conocimiento de los cannabinoides y del sistema endocannabinoide, científicos y botánicos han estudiado la prevalencia de los cannabinoides en muchas de otras plantas que se han usado durante mucho tiempo como remedios naturales.

A continuación vamos a dejar unas seis plantas distintas al cannabis, que tiene cannabinoides o que interactúan con el sistema endocannabinoide.

1- Equinácea 

Esta planta es bien conocida por sus cualidades en la lucha contra el resfriado común. Por otra parte, la equinácea se utiliza para tratar los síntomas de ansiedad, fatiga, migrañas y artritis. La planta es ligeramente diferente de la del cannabis, con ingredientes que imitan a los cannabinoides, para la activación particular del sistema endocannabinoide en los receptores CB2. Similar al tetrahidrocannabinol (THC) del cannabis, las amidas N-alquil en la equinacea que son las responsables de la regulación del sistema inmunológico, el dolor y la inflamación.

2-Acmella oleracea o margarita eléctrica 

Esta planta se utiliza para hacer un gel adormecedor para el dolor. Con éxito bloquea los receptores del dolor en las terminaciones nerviosas, según una investigación realizada en la Universidad de Cambridge. Los ingredientes que se encuentran en la planta se llaman N-isobutilamidas y que como los cannabinoides regulan el dolor y la inflamación. Este medicamento natural se utiliza en forma de pasta y está muy extendida en odontología, particularmente en el tratamiento de los problemas dentales.

3- Amarillo Smil – Umbraculigerum Helichrysum

Original de Sudáfrica, esta planta tiene un fuerte efecto estabilizador del estado de ánimo con populares propiedades antidepresivas. Todo esto se debe al alto contenido de cannabigerol (CBG) .

La planta por estudiada por el investigador italiano Giovanni Appendino . Presentó a la Sociedad Internacional para el Estudio de los cannabinoides  (ICRS) sus descubrimientos que tienen unos resultados muy impactantes.

Apendino descubrió cómo ingredientes similares a los encontrados en el cannabis son producidos por otras plantas.

Los ingredientes de Helichrysum Arenarium comienzan su desarrollo como ácidos aromáticos, antes de ser convertirse en cannabinoides – tiempo que es diferente de la biosíntesis en el cannabis. La planta es usada en ceremonias rituales africanas para hacer humos con potenciales efectos psicotrópicos.

4- Radula Marginata 

Esta planta, común en Nueva Zelanda, contiene grandes cantidades de ácido perrottetinenic, que es sorprendentemente similar al THC. Se cree que estos ácidos se unen al receptor CB1 de la misma manera que se une el THC. Sin embargo, la planta no tiene efectos psicotrópicos. Por ahora sabemos que tiene un efecto beneficioso en el tratamiento de la bronquitis, para los problemas de la vesícula biliar, el hígado y la vesícula.

5- Cacao
La planta de cacao tiene muchas propiedades terapéuticas y se conoce como muy poderosa y deliciosa. El cacao afecta el sistema endocannabinoide mediante la desactivación de la enzima llamada FAAH, que se conoce por su incremento de la anandamida. Una vez la anandamida se ha identificado como un cannabinoide, que se produce naturalmente en el cuerpo humano y que es un análogo del THC aumentando el hambre,  comer chocolate natural aumentaría las cantidades de anandamida en el cerebro debido a que la enzima FAAH es menos activa.

El efecto es similar a la que muchas personas experimentan cuando se utiliza el cannabis – un sentido total de la paz y felicidad, aunque el efecto es más débil que el del THC). Los investigadores en el Instituto de Neurociencia en San Diego, California han logrado mostrar el contenido de al menos tres ingredientes que se encuentran en el chocolate y que actúan como cannabinoides curativos.

6- Pimienta negra – Piper nigrum

El popular terpeno populares llamado beta-cariofileno (BCP), que se encuentra en los aceites esenciales de muchas plantas se puede encontrar en grandes cantidades en la pimienta negra. Resulta que esta función del terpeno es como un cannabinoide.

Similar a muchos otros cannabinoides que se encuentran en el cannabis, el BCP se une a los receptores CB2 en el cuerpo humano, proporcionando un efecto terapéutico en el tratamiento de la inflamación.

Numerosos estudios han apoyado la idea de que el BCP se puede utilizar para el tratamiento de la artritis y la osteoporosis, mientras que al mismo tiempo mejora el efecto de ciertos fármacos contra el cáncer.

0 389 vistas

Cuando estamos pasando espacios de tiempo emocionalmente difíciles, como en situaciones de tristes o de ansiedad severa, ciertas personas necesitan ingerir chocolate. Después de comer cierta cantidad significativa, existiría cierta sensación de placer, relajación y disminución de los sentimientos negativos en el orden emocional, una observación particular, ya que tiene un efecto parecido a la droga más consumida en el mundo: la marihuana. ¿Existe alguna explicación para este efecto en nuestro cerebro? Sí, y es muy interesante.

Este efecto tiene que ver con que el chocolate también posee ciertas sustancias que tranajan en el sistema endocannabinoide de nuetro cerebro; la más famosa es la anandamida. El sistema endocannabinoide tiene que ver con la regulación de la cantidad de alimentos que comemos, en nuestra energía corporal, en el apetito y en las señales que se generan cuando se tienen ganas de comer además de en otras partes del cerebro como el dolor, la memoria y el estado de nuestro ánimo.

Los receptores que forman parte de este sistema son el CNR1 y CNR2, ellos tienen la información que sintetizan los receptores en donde actúan la sustancia anandamida y el tetrahidrocannabinol (THC), sustancia picoactiva del cannabis. La anandamida también se encuentra en el chocolate, pero existe de forma natural también en nuestro cerebro. También participa de la regulación del comportamiento alimenticio, del mecanismo de saciedad-apetito, y asimismo en la motivación, el placer, el mecanismo del sueño y el alivio del dolor.

La anandamida se une a los mismos receptores que el THC, aunque el chocolate no contiene THC y por ese mismo motivo no está prohibido. Lo que hace el chocolate es subir los niveles de anandamida ya presentes en nuestro cerebro y nos estimula la sensación de bienestar además de relajarnos. El chocolate negro (amargo) tiene mayor cantidad de esta sustancia y, por lo tanto, produce mayor efecto.

Los efectos del uso y la dependencia a la marihuana puede incluir un aumento en la visión, oído, gusto, mala memoria, aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco, enrojecer los ojos, disminuir la coordinación, dificultad de concentración, aumentar el apetito, pensamientos paranoides y que la reacción sea más lenta.

Claramente estos síntomas no aparecerán al ingerir chocolate, aunque sea en cantidad.
En verdad los efectos que produce el chocolate son similares a los de la marihuana, pero realmente mínimos.

Si queremos “drogarnos” con chocolate y lograr sensaciones semejantes a las que tendríamos con un porro de cannabis, deberíamos comer más de once 11 kilos de una sola vez. Una cantidad prácticamente imposible.

3 8.372 vistas

¿Cómo afecta a la salud el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide es un sistema biológico que desempeña muchos papeles importantes en el cuerpo humano. También es el responsable de los efectos físicos y psicológicos del cannabis.

Los científicos descubrieron por primera vez el sistema al tratar de comprender los efectos del cannabis, y lo llamaron el sistema endocannabinoide por esta razón.

Endo significa endógeno, lo que significa originario dentro del cuerpo. Cannabinoides se refiere al grupo de compuestos que activan este sistema.

El sistema endocannabinoide es un objetivo principal de la investigación médica debido a sus efectos generalizados y potencial terapéutico. Aunque los científicos han resuelto los aspectos básicos de este sistema fascinante, queda mucho más que por cubrir.

¿Cuáles son los cannabinoides?

Los cannabinoides son los mensajeros químicos para el sistema endocannabinoide. Si bien existen muchos cannabinoides diferentes, todos ellos caen en dos categorías: endógena o exógena .

Los medios endógenos originarios dentro del cuerpo. También conocidos como endocannabinoides, estos compuestos son producidos naturalmente por el cuerpo humano. Ellos interactúan con los receptores cannabinoides para regular las funciones básicas , incluyendo el estado de ánimo, el apetito, el dolor, el sueño, y muchos más.

Los medios exógenos que se originan fuera del cuerpo. Los cannabinoides que se encuentran en la marihuana, tales como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), se consideran exógenos. Cuando se consumen, también interactúan con los receptores de cannabinoides para producir efectos físicos y psicológicos en el cuerpo.

¿Cuáles son receptores cannabinoides?

Usted puede preguntarse, ¿qué son exactamente los receptores? Como su nombre indica, los receptores son receptores de mensajes. Los mensajes se presentan en forma de mensajeros químicos que se unen al receptor. Estos mensajes producen un efecto característico dentro del cuerpo.

El sistema endocannabinoide tiene dos receptores: CB1 y CB2 . Cada receptor responde a diferentes cannabinoides, pero algunos cannabinoides puede interactuar con ambos.

La distribución de los receptores CB1 y CB2 en el cuerpo y en el cerebro explica por qué los cannabinoides tienen ciertos efectos.

Los receptores CB1 se encuentran en todo el cuerpo, pero están en su mayoría presentes en el cerebro y en la médula espinal. Se concentran en las regiones del cerebro asociadas con los comportamientos que influyen.

Por ejemplo, hay receptores CB1 en el hipotálamo, que está involucrado con la regulación del apetito y la amígdala, desempeña un papel en la memoria y en el procesamiento emocional. Los receptores CB1 también se encuentran en las terminaciones nerviosas en las que actúan para reducir sensaciones de dolor.

Los receptores CB2 tienden a ser encontrados en el sistema nervioso periférico. Ellos se concentran especialmente en las células inmunes. Cuando se activan los receptores CB2, trabajan para reducir la inflamación. La inflamación es una respuesta inmune que se cree que juega un papel en muchas enfermedades y condiciones.

Con respecto a los cannabinoides que se encuentran en el cannabis, los investigadores han encontrado que el THC se une tanto a los receptores CB1 como al CB2, producen la activación de ellos al igual que un endocannabinoide.

El CBD no se une directamente a los receptores de cannabinoides. En su lugar, el CBD funciona mediante la inhibición de una enzima llamada FAAH, que es la responsable de la degradación de la anandamida – endocannabinoide más importante en el cuerpo. Cuando se inhibe la FAAH, no puede descomponer la anandamida a su ritmo normal. Esto conduce a una acumulación de anandamida en el cerebro.

¿Cuáles son endocannabinoides?

Los endocannabinoides son cannabinoides producidos de forma natural en el cuerpo humano. 2-AG y anandamida son los dos principales endocannabinoides que los científicos saben de ellos.

La anandamida endocannabinoide fue la primera a ser identificada por los científicos. Descubierta en 1992, su nombre proviene de la palabra sánscrita ananda  haciendo referencia a sus efectos únicos en la mente y el cuerpo. En 1995, los científicos descubrieron un segundo endocannabinoide y lo llamaron 2-AG (glicerol 2-araquidonoil).

La 2-AG se encuentra en concentraciones más altas en el cerebro, mientras que la anandamida se encuentra en concentraciones más altas en otras áreas del cuerpo. Ambas son capaces de unir a los receptores CB1 y CB2, pero difieren en sus afinidades para estos receptores (es decir, la probabilidad que existe de unirse y activar cada receptor).

Los endocannabinoides son neurotransmisores “orden-corta”, lo que significa que se sintetizan en la demanda. En otras palabras, los endocannabinoides solamente se producen cuando las señales del cuerpo los hacen ser necesarios, y su presencia es transitoria.

Después de ser liberados, los endocannabinoides son descompuestos rápidamente por enzimas , que incluyen la FAAH (hidrolasa de amida de ácido graso) y el MAGL (monoacilglicerol lipasa).

Por el contrario, cuando se consume marihuana, grandes cantidades de cannabinoides entran en el cuerpo y se quedan. Esto significa que el sistema endocannabinoide se activa con más fuerza y ​​durante más tiempo de lo que normalmente sería.

Hay otros endocannabinoides actualmente en estudio, incluyendo éter noladin, virodamina, y la dopamina N-araquidonil (NADA). Sin embargo, su papel en el cuerpo no se entiende completamente.

Funciones del sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide está involucrado con la regulación de muchas funciones básicas del cuerpo humano, incluyendo:

  • Apetito
  • Metabolismo
  • Dolor
  • Dormir
  • Estado animico
  • Movimiento
  • Temperatura
  • Memoria y el aprendizaje
  • Función inmune
  • Inflamación
  • desarrollo neuronal
  • neuroprotección
  • La función cardiovascular
  • Digestión
  • Reproducción

Además de mantener las funciones básicas, el sistema endocannabinoide también actúa en respuesta a la enfermedad.

Por ejemplo, las células tumorales se han mostrado para expresar los receptores de cannabinoides más que las células sanas. Los estudios también muestran un aumento en los niveles de endocannabinoides en pacientes con diversos trastornos, como la enfermedad, la ansiedad, el dolor y la artritis crónica de Parkinson.

Como resultado, algunos científicos creen que la función general del sistema endocannabinoide es  regular la homeostasis .

La homeostasis es un elemento clave en la biología de los seres vivos. Se describe mejor como la capacidad de mantener las condiciones internas estables que son necesarias para la supervivencia.

La enfermedad es en gran parte un resultado de un fallo en la consecución de la homeostasis. Por lo tanto, el papel del sistema endocannabinoide en el mantenimiento de la homeostasis convierte en un objetivo único y prometedor en la medicina.

El sistema endocannabinoide en Medicina

(Foto: Connor Tarter / Flickr)

Debido a sus efectos generalizados en el cuerpo humano, se cree que el sistema endocannabinoide va a ser prometedor en el tratamiento de muchas enfermedades y condiciones. En los últimos años, los científicos han estado explorando diversas formas de orientar este sistema.

Actualmente hay dos formas principales de la orientación del sistema endocannabinoide: marihuana medicinal y los cannabinoides sintéticos .

La marihuana medicinal es la forma más común de la orientación del sistema endocannabinoide para tratar diversas enfermedades. Los compuestos de la marihuana, incluyendo el THC y el CBD, son conocidos por producir efectos terapéuticos mediante la interacción con el sistema endocannabinoide.

La marihuana medicinal puede ser prescrita para una amplia variedad de condiciones incluyendo el dolor crónico, náuseas, esclerosis múltiple, epilepsia, y los cuidados paliativos.

A pesar del éxito de la marihuana medicinal, algunos usuarios experimentan efectos secundarios desagradables, tales como sensación de vertigo. Algunas personas no disfrutan de los efectos psicológicos de la marihuana, y preferirían un tratamiento que evite esto.

Los cannabinoides sintéticos son moléculas que se han diseñado para imitar la actividad de los cannabinoides existentes. Estos compuestos pueden orientar el sistema endocannabinoide de una manera más específica y eficiente.

Por ejemplo, El dronabinol es una versión sintética de THC que se pueden prescribir para los pacientes de cáncer y SIDA para combatir las náuseas y pérdida de apetito. Cesamet es otro cannabinoide sintético que es similar al THC. Se utiliza para reducir los vómitos en pacientes con cáncer y para el tratamiento del dolor en varios trastornos, incluyendo la fibromialgia, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y el dolor crónico.

Además de imitar los efectos de los cannabinoides, tales como el THC, los cannabinoides sintéticos también pueden ser diseñados para apuntar a partes específicas del sistema endocannabinoide evitando al mismo tiempo los demás.

Por ejemplo, los investigadores están actualmente examinando si el sistema endocannabinoide puede ser dirigido periféricamente usando los cannabinoides sintéticos que no pueden cruzar la barrera hematoencefálica. Esto evitaría los efectos secundarios negativos de los cannabinoides que entran en el sistema nervioso central y que afectan al cerebro (es decir, la sensación de estar “colocados”).

En resumen, el sistema endocannabinoide es verdaderamente un tesoro para los científicos y los profesionales de la medicina. Es extremadamente complejo, juega un papel importante en muchos procesos vitales, y es muy prometedor como un objetivo de tratamiento para muchas enfermedades debilitantes.

0 256 vistas

Los cannabinoides pueden ser una opción para el potencial tratamiento de la lesión cerebral traumática, según una nueva investigación.

El estudio fue publicado en el último número de la revista Frontiers in Pharmacology , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

“El sistema cannabinoide endógeno (sistema endocannabinoide) regula una gran variedad de procesos fisiológicos y como era de esperar posee considerables objetivos para el tratamiento potencial de numerosos estados de enfermedad, incluyendo dos receptores (es decir, los receptores CB 1 y CB 2) y enzimas que regulan sus ligandos endógenos N -arachidonoylethanolamine (anandamida) y el glicerol 2-arachidonyl (2-AG) “, afirma el resumen del estudio.

“Los aumentos en los niveles cerebrales de los endocannabinoides para eventos patogénicos sugieren que este sistema juega un papel en los mecanismos compensatorios de reparación.”

Continúa; “La lesión cerebral traumática patología (TBI) sigue siendo refractaria en la mayoría de fármacos disponibles en la actualidad, tal vez debido a su naturaleza heterogénea en la etiología, presentación clínica y gravedad. A continuación, se revisan los estudios pre-clínicos que evalúan el potencial terapéutico de los cannabinoides y las manipulaciones del sistema endocannabinoide para mejorar la patología TBI “.

En concreto, las notas de estudio, “las manipulaciones de las enzimas degradadoras de endocannabinoides, de los receptores CB 1 y CB 2  y sus ligandos endógenos han demostrado ser prometedores en la modulación de características celulares y moleculares de la patología de TBI como; la muerte celular, la excitotoxicidad, la neuroinflamación, avería cerebrovascular, y la remodelación de la estructura celular. “

La TBI indujo anomalías de comportamiento, tales como el aprendizaje y la memoria, deficiencias motoras neurológicas, convulsiones post-traumáticas o convulsiones, y la ansiedad “también responde a las manipulaciones del sistema endocannabinoide”.

Como tal, “el sistema endocannabinoide posee potenciales dianas de receptores y enzimas para el tratamiento de diversas patologías de la TBI.”

El estudio concluye diciendo que; “Prometedoras clases de compuestos, tales como los fitocannabinoides derivados de plantas, cannabinoides sintéticos , endocannabinoides y, así como los que no son objetivos receptores cannabinoide, como los receptores TRPV1, representan áreas importantes para la investigación básica y de potencial interés terapéutico para el tratamiento de la lesión cerebral traumática.”

Este estudio ciertamente no es el primero que encuentra que los cannabinoides son útiles para la lesión cerebral traumática.

Por ejemplo, un estudio de 2015 publicado en la revista Annals of Clinical and Translational Neurology  encontró que la activación de los receptores cannabinoides del cuerpo pueden rescatar el aprendizaje y la memoria después de una lesión cerebral traumática.

Un estudio del 2014 publicado por el American Journal of Surgery llegó a la conclusión de que “una pantalla positiva de THC se asocia con la disminución de la mortalidad en pacientes adultos que tienen TBI [lesión cerebral traumática].”

Y un estudio sobre la Corteza Cerebral en el 2013  encontró evidencia de que la activación de los receptores cannabinoides del cuerpo puede dar lugar a beneficios neuroprotectores que pueden ayudar a curar el cerebro después de una lesión traumática.

0 837 vistas

Cuando se trata de la salud, “cannabis” es la nueva palabra de moda. Si bien este recurso natural ha existido desde hace miles de años, los científicos todavía están aprendiendo acerca de sus muchos usos diferentes, incluyendo el impacto que tiene sobre la salud humana.

Hasta ahora, la investigación nos ha enseñado que el cannabis puede ser eficaz para combatir el cáncer, reducir y / o eliminar las convulsiones, controlar el dolor y la inflamación y tratar trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer. El cannabis puede muy bien tener más beneficios para la salud que cualquier sustancia artificial o natural que se encuentre en la Tierra.

La razón por la que la planta es tan eficaz como una medicina en seres humanos, se debe a que interactúa con un sistema fisiológico llamado sistema endocannabinoide (ECS), que es una “red compleja de receptores que actúa como un regulador de intensidad para cualquier otra actividad en el cuerpo “, explica la evolución colectiva.

El cáñamo también es conocido por ayudar a mantener una buena salud. El aceite de CBD a partir del cáñamo está creciendo en popularidad, pero no todos son igualmente creados – el CBD contenido puede variar enormemente. Empresas como Laboratorios CWC hacen pruebas independientes para el aceite CBD , por lo que puede estar seguro de que su producto es auténtico.

El cuerpo humano fue naturalmente diseñado para interactuar con el cannabis

“Esto significa que cuando hay demasiada o muy poca actividad en algún lugar, el sistema endocannabinoide (ECS) entra y lo pone en equilibrio. Nuestros cuerpos están llenos de receptores que son perfectos tanto para nuestros productos químicos naturales llamados endocannabinoides como también para los que provienen de plantas como el cannabis “.

La exposición humana a los cannabinoides de las plantas ayuda a equilibrar nuestro ECS cuando se debilita, reduciendo el riesgo de ciertas enfermedades. Estas dolencias son causadas a menudo por la inflamación en el cuerpo. Las investigaciones muestran que la inflamación crónica conduce a todo tipo de problemas de salud, incluyendo enfermedades autoinmunes, artritis reumatoide, enfermedad cardíaca, el Parkinson y el Alzheimer .

Cuando nuestros cuerpos están expuestos al cannabis, las citoquinas que causan la inflamación se reducen. La amidohidrolasa de ácidos grasos, una enzima que destruye el endocannabinoide natural antiinflamatorio anandamida, también se reduce, que a su vez alivia la inflamación.

Además de aliviar la inflamación, el cannabis también actúa como un poderoso antioxidante. Nuestros cuerpos están constantemente sometidos a factores ambientales que inducen el estrés oxidativo, resultando en radicales libres que pueden interrumpir importantes procesos celulares. Esto puede resultar en una variedad de condiciones de salud tales como enfermedades del corazón, cáncer, envejecimiento temprano y trastornos neurodegenerativos.

Introducir cannabis en el cuerpo puede por lo tanto eliminar o incluso prevenir el inicio de dolencias causadas por el estrés oxidativo.

¿Podría la fibromialgia y otras enfermedades difíciles de explicar ser causadas por un sistema endocannabinoide deficiente?

Algunos teorizan que esta planta natural puede ser capaz de prevenir y curar enfermedades misteriosas. El Dr. Ethan Russo sugiere que enfermedades como el Síndrome del Intestino Irritable (IBS), fibromialgia y migrañas podrían ser el resultado de un sistema endocannabinoide deficiente.

“Si usted no tiene suficiente endocannabinoides usted tendrá un dolor donde no debe haber dolor. Usted estaría enfermo, lo que significa náuseas. Usted tendría un umbral de convulsión menor. Y sólo una letanía de otros problemas “, dijo Russo.

El ECS es responsable de la regulación de todo tipo de procesos diarios que tienen lugar dentro del cuerpo humano.

El cannabis ayuda al cuerpo humano a lograr la homeostasis

“La salud del ECS es vital para la homeostasis – el funcionamiento estable de todos nuestros procesos fisiológicos, incluyendo el apetito, la sensibilidad al dolor, las emociones, el crecimiento óseo, la fertilidad y mucho más”, informó Flor Verde.

Curiosamente, el cuerpo humano en realidad produce su propia fuente de cannabinoides, o endocannabinoides; Sin embargo, como la flor verde explica, a menudo no es suficiente para mantener el ECS funcionando de manera óptima.

“Estamos descubriendo que las deficiencias endocannabinoides son la raíz de muchos tipos de enfermedades, ya sean físicas o mentales. Aquí es donde entra el cannabis. Los principales cannabinoides de esta planta trabajan en conjunto con el ECS para promover la homeostasis de la que dependemos para prosperar “.

Además, la ingesta de cannabis en seres humanos se conoce que reduce los trastornos mentales como la ansiedad, así como promueve la piel joven y unas saludables articulaciones, la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, la lucha contra el cáncer, el fortalecimiento de los huesos y la mejora de la salud del cerebro.

1 400 vistas

Las investigaciones sobre la marihuana han mejorado significativamente en los últimos años debido a la creciente aceptación de la marihuana medicinal en todo el mundo. Los científicos han encontrado evidenciad de que la marihuana puede ayudar a tratar muchas condiciones diferentes , además del dolor, el glaucoma, la depresión y la epilepsia.

Pero todavía no hay ningún estudio clínico sobre el uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de las migrañas.

Gran parte de la evidencia es anecdótica y proviene de informes de casos y encuestas a los pacientes. Por ejemplo, un informe de 2009 publicado en la revista científica Headache describe un caso donde los investigadores fueron testigos de un hombre con una cefalea en racimos alivió sus síntomas totalmente a los cinco minutos de fumar marihuana.

Otro ejemplo, en una encuesta de 2480 los usuarios de marihuana realizadas a compradores de Cannabis en un dispensario de Oakland encontró que el 5 por ciento utilizaba el cannabis para aliviar la migraña.

El primer estudio formal sobre la marihuana y las migrañas

En 2016, se hizo el primer estudio formal sobre la marihuana como tratamiento de la migraña y fue publicado en la revista Pharmacotherapy. Los resultados finalmente arrojan algo de luz sobre la cuestión de si la marihuana puede ser útil para las migrañas.

El estudio encuestó a 121 adultos con migrañas durante un período comprendido entre enero del 2010 y septiembre del 2014. A todos los sujetos se les prescribió marihuana medicinal, y todos ellos asistieron al menos a una cita de seguimiento. Al final, el estudio encontró que después del consumo habitual de cannabis, la frecuencia media de las migrañas se redujo de un 10,4 a 4,6 veces por mes, una diferencia significativa.

Muchos pacientes utilizaron más de un método de consumo de marihuana, y los datos de la dosis y la frecuencia eran informados por los pacientes. Después de la cita de seguimiento, la dosis mensual media por paciente era 2.64 onzas (vaporizado), 2,59 oz (en comestibles), 2,73 oz (uso tópico), y 1,59 oz (fumada).

El estudio también encontró que algunos métodos de consumo eran mejores que otros para el tratamiento de la migraña. Fumar o vaping (vapear) fue preferido por la mayoría de los pacientes, ya que es más fácil controlar la cantidad que se está tomando, y también debido al rápido inicio de acción. Los productos comestibles , por el contrario, eran menos deseables porque las dosis son más difíciles de medir, y se tarda más tiempo en alcanzar el máximo efecto.

El estudio es prometedor, y abre un nuevo camino en un área poco estudiada seriamente por la investigación médica. Aún así, los autores admiten que tenía algunos puntos débiles. Más datos deben ser recogidos de las variedades y de las dosis, los pacientes necesitan llenar sus formularios de información de forma más completa, y muchos pacientes no van a la cita de seguimiento, haciendo que estos sean excluidos del estudio.

Como paso siguiente, los investigadores sugieren realizar un ensayo clínico aleatorizado, controlado con placebo similar a un estudio de medicamentos recetados. Hasta la fecha, no ha habido ensayos clínicos llevados a cabo sobre la marihuana como tratamiento para las migrañas. Sin embargo, la evidencia anecdótica recopilada de los pacientes y los médicos sugiere que la marihuana de hecho podría ser eficaz.

¿Cómo funciona la ayuda de la marihuana con las migrañas?

La forma de que la marihuana ayuda con las migrañas se reduce al sistema endocannabinoide, que es uno de los sistemas biológicos del cuerpo humano. Todos los vertebrados tienen uno, así que los científicos creen que tiene orígenes antiguos .

En los seres humanos, el sistema endocannabinoide se compone de los cannabinoides producidos de forma natural por el cuerpo humano (endocannabinoides) y de los receptores que se unen a ellos (CB1 y CB2). Estos receptores se encuentran en todas partes, no sólo en el cerebro sino en muchos tejidos y también en sistemas de órganos.

El papel del sistema endocannabinoide es regular las funciones vitales tales como el sueño, la sensibilidad al dolor, el apetito, la memoria, el calor del cuerpo, y el movimiento.

Según los estudios , cuando se activan los receptores CB1, se provoca una liberación de dopamina, lo que puede ser útil para los dolores de cabeza. También inhibe la liberación de otros varios neurotransmisores incluyendo la serotonina .

Los receptores CB2 no son psicoactivos, pero tienen efectos analgésicos y anti-inflamatorios, que pueden también ayudar con los síntomas de la migraña.

Los cannabinoides en la marihuana imitan los cannabinoides propios de nuestro cuerpo y tienen el mismo efecto sobre los receptores CB1 y CB2. Los pacientes con migraña crónica se ha dscubierto que son deficientes en la anandamida, el endocannabinoide más importante del cuerpo humano.

Al consumir marihuana, los pacientes pueden aumentar la actividad del sistema endocannabinoide, que teóricamente podría detener sus migrañas. Por esta razón, se ha sugerido que las migrañas y otras afecciones neurológicas, pueden ser nada más que una deficiencia de cannabinoides .