Buscar

cannabigerol - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 1.248 vistas

El cannabigerol, o CBG, se descubrió en 1964 como un constituyente de hachís. En 1975, los investigadores descubrieron el acido cannabigerolico o CBGA que es el primer cannabinoide formado en la planta; la primera expresión de los cannabinoides. A partir de ahí, el CBGA se transforma en THC, CBDA o CBCA por la acción de las enzimas. La capacidad de producir el ácido cannabigerólico (CBGA) es lo que hace que la planta de cannabis sea tan única.

El cannabigerol (CBG) es como una madre, el precursor de las tres ramas principales de los cannabinoides : ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), ácido cannabidiólico (CBDA), y ácido cannabicromenico (CBCA). La planta de cannabis tiene enzimas naturales, llamadas sintasas , que rompen el CBGA y la dirigen hacia la rama deseada.

Las sintasas de la planta (THC-sintasa, CBD-sintasa, CBC-sintasa) se nombran después de que ayuden a crear los cannabinoides. El cannabigerol (CBG) es un cannabinoide no psicoactivo que en la actualidad se está investigando para una multitud de propiedades médicas. Si bien no está tan bien estudiado como los cannabinoides más conocidos THC o CBD, los hallazgos de la investigaciones hasta la fecha sugieren que tiene una amplia gama de beneficios médicos para el consumidor de cannabis.

Cuando cualquiera de los ácidos cannabinoides están expuestos al calor o la luz UV prolongada, pierden una molécula de dióxido de carbono (CO2). En este punto, se considera que están en la forma de cannabinoide neutral de CBG, THC, CBD, CBC, y etc. En la mayoría de variedades de cannabis, el CBGA se convierte inmediatamente a otro cannabinoide y no se encuentra normalmente en altas concentraciones. Sin embargo, si una cepa es alta en CBGA, después de fumar se cambiaría a cannabigerol (CBG).

Las pruebas de cepas de cáñamo industrial ha encontrado niveles mucho más altos de CBG que en la mayoría de las cepas de cannabis psicoactivo (marihuana). Otros estudios han demostrado que este fenómeno puede ser debido a un gen recesivo . Se cree que el gen mantiene la producción en la planta de una de las sintasas de cannabinoides (lo que convierte el CBGA a una de las ramas principales).

El CBG es eficaz en una gama de tratamientos y terapias, según un informe de Ethan B Russo , publicado en el British Journal of Pharmacology. Estos incluyen la producción de efectos antifúngicos modestos, la inhibición de la proliferación de queratinocitos que pueden ser útil en el tratamiento de enfermedades autoinmunes , en conjunción con el l-limoneno (citrus terpeno encontrado en el cannabis) – el CBG muestra resultados prometedores para luchar contra muchos tipos de cáncer , y los cannabinoides puros de CBG y CBD pueden inhibir poderosamente la SARM (MRSA en inglés).

Sólo recientemente, en enero de 2015, los investigadores descubrieron que el CBG tenía efectos neuroprotectores en ratones con la enfermedad de Huntington, una enfermedad caracterizada por la degeneración de las células nerviosas en el cerebro. El CBG también ha demostrado que retrasa la progresión del cáncer de colon en ratones, un resultado prometedor, que pronto puede dar lugar a un nuevo método de tratamiento. La evidencia sugiere que el CBG es un potente agonista alfa-2 adrenoceptor y moderadamente potente antagonista de receptor 5-HT1A, lo que le da una amplia gama de potencial uso terapéutico como un antidepresivo, para aplicaciones dermatológicas, y como analgésico.

El CBG ha sido clasificado como un antagonista del receptor CB1 en el sistema endocannabinoide , que afecta al sistema nervioso central. El cannabigerol también se ha determinado afectar más al receptor CB2 que influye en todo el cuerpo. Sin embargo, los investigadores no están seguros de si el CBG promueve o inhibe todavía la actividad de los receptores CB2.

Un estudio italiano publicado en mayo de 2013 sugiere que las fuertes propiedades anti-inflamatorias del CBG pueden beneficiar a las personas con enfermedad inflamatoria intestinal. En este estudio, se encontró que el CBG puede normalizar una amplia gama de marcadores inflamatorios en el cuerpo humano, reducir el daño que causan los radicales libres oxidantes en el cuerpo humano y elevar los niveles de uno de los propios antioxidantes del cuerpo superóxido dismutasa. La superóxido dismutasa es una enzima antioxidante que contiene metal que reduce los radicales libres potencialmente dañinos de oxígeno formado durante los procesos celulares metabólicos normales a oxígeno y peróxido de hidrógeno con el cuerpo humano. Los radicales libres pueden dañar cualquier componente de los tejidos del cuerpo, a partir de las proteínas de tejido conectivo al ADN, puede causar más inflamación, y la inflamación es la respuesta del cuerpo a los daños.

El CBG también es útil en el tratamiento de glaucoma, ya que puede aumentar el drenaje de líquido desde el ojo y reducir la cantidad de presión. También se ha demostrado que estimula el crecimiento de nuevas células del cerebro, incluyendo en los ancianos y debe tenerse en cuenta que genuinamente estos compuestos neurogénicos son extremadamente raros.

El CBG también estimula el crecimiento óseo, es antibacteriano, y combate el insomnio.

Uno de los estudios más recientes sobre CBG en 2016 muestra cómo puede ayudar a aquellos que sufren de pérdida de peso extrema causada por una serie de dolencias debilitantes. Esto ha despertado recientemente el interés de la comunidad científica y médica en el CBG como un medio seguro y eficaz para estimular el apetito, según un estudio realizado en la Universidad de Reading de Berkshire que ha sido recientemente publicado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

El CBG como un cannabinoide menor se encuentra en casi todas las variedades de cannabis, en general, al menos un 1%. Sin embargo, las cepas de cannabis de estrechas hojas del subcontinente indio, se encontró que tenían niveles ligeramente más altas de CBG que otros .

Dado que los consumidores de cannabis siguen mostrando cada vez más interés en diversidad de cannabinoides como el CBG, los productores de la industria están creando cepas híbridas de más contenido en CBG. Esto introducirá una posibilidad totalmente nueva en el futuro para los usos médicos de la marihuana y para esas variedades de cepas.Las cepas de cannabis que son altas en cannabigerol es probable que tengan un efecto mucho más equilibrado con la homeóstasis del cuerpo. El CBG parece ayudar a su cerebro a encontrar un término medio entre el resto de los cannabinoides, provocando una sensación de sinergia terapéutica.

Una vez más uno de los cannabinoides menos conocidos de la planta de cannabis ha recibido su justificación científica y un certificado de buena salud. Con los hallazgos científicos que muestran al CBG para trabajar sinérgicamente con el CBDA y el THC, el compuesto CBG tiene muchos atributos beneficiosos para el consumidor de cannabis.

0 289 vistas

El componente del cannabis cannabigerol (CBG) es un eficaz estimulante del apetito sin efectos secundarios negativos, de acuerdo con un nuevo estudio publicado online por la revista Psychopharmacology;  antes de su impresión por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos . El estudio fue publicado poco después de que un estudio por separado (también publicado por Psychopharmacology  ) encontrase que otros dos componentes del cannabis – tetrahidrocannabinol (THC) y ácido cannabidiólico (CBDA) – también son efectivos para estimular el apetito.

            “Las propiedades estimulantes del apetito por parte del cannabis están muy bien documentadas y han sido atribuidas en su mayor parte a la actividad hiperfágica del fitocannabinoide psicoactivo, Δ 9 -tetrahidrocannabinol (Δ 9 -THC)”, afirma el resumen del estudio. “Sin embargo, hemos demostrado previamente que un extracto de cannabis carente de Δ 9 -THC todavía sigue estimulando el apetito, lo que indica que otros fitocannabinoides también provocan la hiperfagia. Un posible candidato es el no psicoactivo fitocannabinoide cannabigerol (CBG), que tiene afinidad por varias dianas moleculares con una implicación conocida en la regulación del comportamiento alimentario “.

De acuerdo con los investigadores del estudio, el objetivo de dicho estudio “fue evaluar los efectos del CBG en la alimentación e ingesta de alimentos de patrón de microestructura” utilizando ratas administradas con CBG o con placebo, las cuales fueron evaluadas en “campo abierto, haz estática y la fuerza de agarre para determinar el perfil de tolerabilidad neuromotora para este cannabinoide “. Posteriormente,” el CBG (de 30 a 240 mg / kg, p.o) o placebo se administró a un grupo adicional de ratas pre-saciadas, y se registraron los datos de entrada y del modelo de comidas por hora y durante 2 horas “.

Los investigadores encontraron que el CBG “no produjo efectos adversos sobre cualquier parámetro de la batería de pruebas de tolerabilidad neuromotoras. En el ensayo de alimentación, 120-240 mg / kg de CBG aumentó más del doble la ingesta total de alimentos y el aumento el numero de comidas consumidas, y a 240 mg / kg redujeron la latencia para alimentar “

El estudio concluye; “Aquí, hemos demostrado por primera vez que CBG provoca hiperfagia [aumento del apetito], al reducir la latencia para alimentar y aumentar la frecuencia de comidas, sin producir efectos secundarios negativos neuromotores. La investigación del potencial terapéutico del CBG para condiciones tales como la caquexia, otros trastornos de la alimentación y la regulación del peso corporal está por lo tanto justificada.”

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Redding , se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 586 vistas

El cannabinoide CBG o cannabigerol, existente en el cannabis al inicio de su ciclo de crecimiento, es la fuente de todos los cannabinoides, incluyendo el  THC y CBD y es considerado como la célula madre y principal de la planta. Además de ser la fuente de toda creación cannabinoide, también lleva a cabo una serie de importantes cualidades medicinales propias.

El Cannabigerol llamado CBG para abreviar, es un cannabinoide no psicoactivo del cannabis producido en las etapas iniciales del ciclo de crecimiento. Originalmente aparece su configuración ácida, CBGA, y después de calentarse se convierte en CBG en un proceso similar al THC y el CBDA.

El CBG es la fuente de todos los cannabinoides, incluyendo por supuesto el conocido THC psicoactivo y el CBD anti inflamatorio. Cuando la planta llega a su etapa de floración, las enzimas se liberan de los factores para convertirse en CBG y en otros cannabinoides como el THC y el CBD. Por esta razón, la concentración final del CBG de las variedades son bajos.

Recientemente se descubrió en el cáñamo, la razón del fenómeno de tener los niveles más altos de CBG, donde se encuentra un gen en particular que hace que la planta produzca cannabinoides masivamente. Con esta información, los productores se esfuerzan en producir variedades de cannabis que contengan alto contenido de CBG.

Investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Madrid, España, en enero 2015 publicaron un estudio que examinó los efectos de CBG, con especial atención en su potencial médico.

Durante el estudio se observaron procesos neuroprotectores en los cerebros de ratones con la enfermedad de Huntington, enfermedad degenerativa, hereditaria y que amenaza la vida. Además, este estudio mostró resultados prometedores también ralentizando el proceso de cáncer de colon.

En la planta de cañamo son mas altos los niveles de CBG
En la planta de cáñamo son mas altos los niveles de CBG

El Dr.Ethan Russo, especifica los diversos beneficios médicos del cannabigerol en un informe publicado en la revista británica Pharmacology. Entre otras cosas, el Dr. Russo afirma que el CBG contiene efectos anti-hongos y ayuda a retrasar la propagación de crecimiento excesivo de células de la piel (queratinocitos), pudiendo ser útil en el tratamiento de la psoriasis durante la cual la tasa de crecimiento de las células esta fuera de control.

Además del Dr. Russo señala que la combinación del CBD con el terpeno d-limoneno puede obtener resultados prometedores en la guerra contra el cáncer de pecho, y que el cannabigerol tiene el potencial de inhibir la propagación de bacterias MRSA, resistentes a los antibióticos.

La demanda del mercado para el conocimiento acerca de las diferencias entre las distintas cepas de cannabis ha dirigido equipos de investigadores en California y Oregón para el desarrollo de pruebas de laboratorio que permitan a los consumidores comprobar los porcentajes exactos de los cannabinoides en la planta.

Estas pruebas se están convirtiendo en una tendencia en estos días, ya que permite a los pacientes saber  los porcentajes exactos de cannabinoides en la marihuana. La tendencia actual del consumidor es el interés en variedades particularmente ricas en CBD y ​​en la creación de nuevos tipos de variedades.

La expectativa es que en el futuro se utilizaran variedades ricas en CBG con fines médicos, como para el tratamiento de la depresión y la analgesia. Los investigadores también predicen que en el futuro se utilizarán cepas con alto contenido en CBG para el tratamiento beneficioso de enfermedades como el glaucoma, la esclerosis múltiple, psoriasis y enfermedades adicionales de la piel.

Actualmente la única cepa famosa por un porcentaje relativamente alto en CBG ( alrededor del 3 por ciento) es la Mickey Kush, un híbrido resultante entre la dulce Kush y Jack El Destripador de TGA genetics, aunque debido al crecimiento significativo en la cantidad de investigaciones y el interés publico de variedades ricas en CBG, se espera que los productores de variedades o bancos de semillas profundicen en esta área como se hizo en el caso de las variedades ricas en CBD.

0 464 vistas

El Cannabigerol, un  componente no psicoactivo y existente en minoría en el cannabis,  es un cannabinoide que ha resultado tener propiedades beneficiosas para ciertas patológicas como la esclerosis múltiple y los tratamientos para el glaucoma y la piel. Actualmente no existen variedades de marihuana medicinal que tengan en este cannabinoide su máximo exponente pero parece que va cambiar en breve.

Todos los principales cannabinoides en la planta del cannabis provienen del cannabigerol (CBG), enzimas de tricomas convirtiendo el CBG en THC, CBDCBC. Ya que éste es el precursor de los principales compuestos, quedando muy poco en las flores maduras.

La recolección temprana de la planta no lleva necesariamente a grandes cantidades de cannabigerol; los científicos creen que los tricomas de CBG se convierten en THC, CBD o CBC tan pronto como se hacen.

Los usuarios o pacientes del cannabis medicinal pueden acceder a cepas con contenido  alto THC y CBD, pero ¿qué pasa con las variedades altas en CBG? Aunque sean raras, existen.

Ciertas variedades de cáñamo europeo producen plantas con alto contenido en CBD o cannabidiol, pueden llevar a una mutación genética que causa “el gen CBD” convirtiéndose en inactivo, y acumulando en la planta cannabigerol en lugar del CBD. Los botánicos han demostrado que esto es un rasgo regresivo, siendo posible aprovechar la genética para los usuarios que lo necesitan y poder crear variedades con alto contenido en cannabigerol o CBG.

Estas investigaciones y creaciones de cepas con alto contenido en este cannabinoide en breve serán una realidad, de hecho, el camino marcado parece el mismo que ya ocurrió con otras variedades con otros altos contenidos como fueron las variedades de CBD.

Estas futuras variedades, cepas o híbridos de plantas de marihuana, permitirán a los usuarios o pacientes de marihuana medicinal, adaptar o conseguir para sus necesidades médicas un tipo de cannabis “a la carta” en cuanto a cantidades de cannabinoides específicos.

En la actualidad los usuarios solo pueden soñar con estos tipos de cepas especificas o híbridos, aunque, los productores de semillas y botánicos ya llevan tiempo trabajando por este camino, que en un futuro no muy lejano serán parte de un mayor catalogo.

6 3.527 vistas

Aquí está una pequeña muestra del cannabigerol, el cual está a la vanguardia de la investigación sobre cannabinoides.

¿Qué es CBG?
Los científicos descubrieron por primera vez cannabigerol o CBG, en 1964 como componente del hachís. En 1975, los investigadores descubrieron que el CBGA (una forma ácida de CBG) es el primer cannabinoide formado en la planta. A partir de ahí, CBGA se transforma en THCA, CBDA o CBCA por la acción de enzimas. El CBGA es el precursor esencial de todos los cannabinoides que conocemos y amamos.

¿Puede el CBG ponerte ‘ciego’?
Aunque está considerado sobre todo como un cannabinoide no psicoactivo, actualmente se trata de una sustancia alegal. Hasta que alguien extraiga el CBG puro, no podemos saber lo que la ingestión de cantidades significativas hace realmente. El CBG necesita de temperaturas muy altas para poder ser vaporizado.

¿Qué dice la investigación médica sobre el CBG?

Recientemente, en enero de 2015, los investigadores descubrieron que el CBG había tenido efectos neuroprotectores en ratones con la enfermedad de Huntington, una enfermedad caracterizada por la degeneración de las células nerviosas en el cerebro. El CBG ralentizó la progresión del cáncer de colon en ratones, un resultado prometedor que pronto puede dar lugar a un nuevo método de tratamiento. Las evidencias sugieren que el CBG es un agonista alfa-2-adrenoceptor altamente potente y moderadamente potente antagonista de 5-HT1A-receptor, dándole una amplia gama de potencial terapéutico como un antidepresivo, para el tratamiento de la psoriasis, y como analgésico.

A pesar de toda la buena investigación, en un estudio el CBG invierte las propiedades anti eméticas del CDB al interactuar con él en el lugar de con el receptor 5-HT1A.

¿Dónde puedo encontrar el CBG?

El CBG es el cannabinoide que menos predomina en las variedades de cannabis, generalmente menos del 1%, sin embargo, un limitado conjunto de cepas del continente africano, del subcontinente Indio, se encontró que tenían niveles ligeramente más altos de CBG que otras. Sin llegar a ser un cazador de cepas, se pueden extraer cantidades relativamente altas de CBG en las plantas en ciernes(con las flores ya desarrolladas), y haciendo el resto del trabajo, cerca de tres cuartas partes del camino, durante el desarrollo de las flores, osea los cogollos en la marihuana. La información sobre el contenido de CBG en toda la floración puede ser obtenida de un análisis realizado sobre Bediol®, una cepa medicinal producido por Bedrocan BV Cannabis Medicinal, un proveedor holandés de marihuana de calidad para la investigación. Ellos florecieron la Bediol® durante ocho semanas y analizaron el contenido de diferentes cannabinoides cada semana; El CBG fue de 6, el más alto en la semana.

¿Cuál es el futuro del CBG?
Otra pieza del rompecabezas en la historia del cannabis medicinal, la investigación sobre el CBG esta lista para continuar. Si el interés de los consumidores sobre el CBG se eleva, los criadores estarán muy interesados en sacar una nueva cepa con alta concentración de CBG.

1 655 vistas

Un nuevo estudio publicado por la Oxford journal Carcinogenesis , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud  de EEUU, encontró que el compuesto del cannabis, el cannabigerol, puede prevenir la progresión de las células cancerosas que se forman en el colon.
El “Cannabigerol (CBG) es un derivado del Cannabis no sicotrópico, un  cannabinoide que interactúa con objetivos específicos implicados en la carcinogénesis [la creación de células de cáncer] “, comienza el resumen del estudio. “Aquí, investigamos si CBG protege contra la tumorigénesis de colon.”

Después de estudiar el efecto de CBG en células de cáncer de colon, los investigadores encontraron que; “In vivo, el CBG inhibió el crecimiento de xenoinjertos de tumores, así como los químicamente inducidos por la carcinogénesis de colon. El CBG dificulta la progresión del cáncer de colon in vivo y selectivamente inhibe el crecimiento de células de cáncer colorrectal. ”
El estudio concluye; el “CBG se debe considerar en traslación con la prevención del cáncer colorrectal y la cura.”

Estos resultados son similares a un estudio publicado a principios de este año en la revistaPhytomedicine , que encontró que el cannabidiol otro compuesto del cannabis “atenúa la carcinogénesis de colon y colorrectal e inhibe la proliferación de células de cáncer a través de la activación de los receptores CB1 y CB2.”

0 270 vistas

cbg-ultimate-cannabinoid-08-10Por Seshata.- El cannabigerol (CBG) es un fitocannabinoide – es decir, aquel que se produce naturalmente en las plantas, en oposición al producido dentro del propio cuerpo (conocido como endocannabinoide) o al sintetizado. El CBG se encuentra en concentraciones muy altas en las variedades de cáñamo, y, por lo general, suele estar presente en niveles relativamente bajos en las diferentes variedades de cannabis medicinal.

El CBG y el sistema endocannabinoide

Se cree que el CBG no es psicoactivo y que actúa como un antagonista leve del receptor CB₁, un ligando de receptor que se une al receptor e impide que los agonistas como el THC ejerzan un efecto.

Además de esto, se ha demostrado que el CBG actua sobre el receptor 5HT₁, que asiste en la regulación de la liberación de serotonina y sobre el adrenoceptor, que controla la expresión de la adrenalina y la noradrenalina en todo el sistema nervioso central.

Existen pruebas que sugieren que el CBG influye en el receptor CB₂, pero no está claro si este efecto es de naturaleza agonista o antagonista.

Propiedades químicas del CBG

Al igual que todos los cannabinoides, el CBG es un lípido hidrofóbico formado por una cadena de carbono 21 unido a un anillo aromático de hidrocarburo. La fórmula química del CBG es C₂₁H₃₂O₂;  la del THC es C₂₁H₃₀O₂, la misma que la del CBC (cannabicromeno) y la del CBD. El CBC y el CBD son isómeros del THC, lo que significa que comparten la misma fórmula molecular, pero tienen diferentes estructuras.

El CBG está estrechamente relacionado con otros cannabinoides incluido el ácido cannabigerólico (C₂₂H₃₁O₄), también conocido como CBGA, que es un precursor importante del THC. El CBG degrada a CDB y CBC y también es posible que el CBG degrade directamente a THC, a través de las acciones del ácido sintasa, que es una enzima única en cada canabinoide (es decir, ácido sintasa del THC, CBD y CBC). Este proceso es relativamente nuevo para la comunidad científica, ya que antes se creía que el THC era el resultado final de la degradación del CDB.

El grupo de cannabinoides CBG

El grupo canabinoide de tipo cannabigerol contiene siete moléculas semejantes incluido el propio CBG. Al igual que el CBG y CBGA, el grupo CBG contiene cannabigerovarin (CBGV), ácido cannabinerólico A (CBNA), ácido cannabigerovarínico A (CBNVA), y los ésteres monometílicos del CBG y CBGA, y del CBGM y CBGAM respectivamente.

cbg-ultimate-cannabinoid-2-08-10-e1376172248860Este grupo de cannabinoides está relativamente poco estudiado, sin embargo, se cree que el CBNA es también un precursor del THC en ciertas condiciones. Las vías moleculares mediante los cuales se biosintetiza el THC aún se están descubriendo y la síntesis de laboratorio se produce a menudo con éxito en diferentes formas a las que se produce in vivo. Esto explica en parte por qué se creía que el THC se sintetiza naturalmente desde el CDB, ya que hasta hace poco era el único método probado para la síntesis de laboratorio.

El quimiotipo CBG-dominante

En la naturaleza, se ha observado en algunas regiones que las poblaciones de plantas tienden hacia un quimiotipo CBG-dominante (fenotipo químico) sobre todo en latitudes altas, donde las variedades de cáñamo tradicionalmente predominan. En las plantas de cannabis “normales”, el CBG muestra un perfil canabinoide de no más del 10%; en plantas CBG-dominantes, la cifra puede llegar hasta el 94%. En tales poblaciones, a menudo hay una expresión correspondiente y notablemente baja de THC, tan baja como 0,001% en algunas muestras.

Se cree que un tipo de alelo recesivo en un solo locus del gen es responsable de este fenómeno. Se piensa que el locus en cuestión, conocido simplemente como B, controla la síntesis de THC o CDB a partir del CBG. El tipo CBG-dominante tiene el alelo B₀, que codifica un ácido sintasa defectuoso, inactivando el proceso de síntesis y llevando a niveles inusualmente altos de CBG con unos niveles proporcionalmente bajos de THC.

El descubrimiento de este fenómeno ha llevado a una mejor comprensión de los mecanismos genéticos a través del cuales pueden surgir variedades que son dominantes en un solo canabinoide. Estas variedades son potencialmente de una gran importancia medicinal, ya que permiten y facilitan la extracción y el estudio del cannabinoide dominante.

Propiedades medicinales del CBG

Aunque el CBG no se ha estudiado a fondo por sus propiedades médicas, sí se han realizado varios estudios. Un estudio de 2009 sobre el glaucoma en los gatos llegó a la conclusión que tanto el THC como el CBG reducen la presión intraocular y aumentan la salida del humor acuoso a través de la compleja malla de canales de drenaje en el tejido que rodea al ojo.

Asimismo se ha averiguado que el CBG produce un efecto contra las naúseas y antiemético (contra los vómitos) en ratas, aunque esta investigación no se ha replicado aún en seres humanos. Igualmente, se ha demostrado que el CBG tiene un efecto antiinflamatorio en la enfermedad inflamatoria intestinal y colitis en ratones. Además de esto, también se ha comprobado que el CBG reduce el dolor, alivia los síntomas de la psoriasis, actúa como un agente antibacteriano e incluso ralentiza la proliferación de las células tumorales.

3340d8159f7a60737ca14f994014f3f1 (1)Por Seshata

Fuente Sensi Seeds

0 461 vistas

descarga (64)El Cannabigerol (CBG) es la “célula madre” para muchos de los elementos químicos de la marihuana, como el THC y CBD. También tiene una serie de propiedades medicinales que los investigadores están empezando a descubrir.

El cannabigerol pasa a ser responsable de la mayoría de los efectos medicinales de la marihuana, pero muchos no son conscientes de que esta sustancia química existe. Esto se debe a que el CBG funciona en segundo plano y que los científicos sólo recientemente han comenzado a investigar.

Como resultado, el THC y CBD, los dos productos químicos más comunes en la marihuana, y otros cannabinoides menores comienzan como CBG. El CBG no es psicoactivo y puede ser presentado como la “célula madre” de estos elementos químicos. El CBG se convierte rápidamente en otros cannabinoides por las enzimas de la planta de cannabis, lo que explica la baja concentración de CBG en la mayoría de las variedades.

Además de su papel en la formación de otros cannabinoides, el CBG tiene un número importante de efectos médicos propios. Como el Dr. Bonni Goldstein, Director Médico de Canna-Centers, ha explicado en un vídeo para WeedMaps TV, el CBG inhibe la absorción de una sustancia química en el cerebro llamada GABA, algo que CDB también lo hace.

“Cuando el GABA [la absorción] está inhibido, en realidad tiende a la relajación muscular y tiene efectos anti-ansiedad, por lo que parece promover efectos similares como los que tiene el CDB. También parece tener algunas propiedades anti-hongos y anti-depresivo”.

Aunque el CBG no se ha estudiado tanto como el CDB, una pequeña cantidad de evidencia sugiere que tiene efectos anti-inflamatorios y anti-oxidantes también.

A principios de este año, los investigadores de Italia observaron las propiedades en un modelo experimental de la enfermedad inflamatoria intestinal, concluyendo que el “CBG puede representar una nueva oportunidad terapéutica” para los pacientes con este trastorno.

Otros estudios pre-clínicos sugieren más usos diversos para el CBG como un inhibidor de la COX-2, similar a la del grupo de medicamentos conocidos como fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE).

En un estudio , el CBG, THC y CBD todos parecían inhibir las enzimas COX-2, aunque se necesitan concentraciones más altas en comparación con los AINE tradicionales. Sin embargo, los AINE vienen con una serie de efectos secundarios que los medicamentos basados ​​en el cannabis no tienen.

cbg-ultimate-cannabinoid-3-08-10-e1376172534483Más investigaciones sin duda serán necesarias para determinar el verdadero potencial médico del CBG -, así como la forma de utilizarlo de manera eficaz .

Es bueno saber que otros elementos en la marihuana, además del THC y el CBD podrían ayudar a pacientes enfermos, incluso sin su conocimiento.

Por no hablar de que sin el CBG – la mayoría de estos cannabinoides no existirían .

 

Fuente Truthonpot

1 1.510 vistas

Desarrollan unas gotas a base del cannabinoide de la marihuana CBGA y que podría acabar con las gotas de dos veces al día que normalmente son ineficaces

El glaucoma produce una acumulación de presión que daña las células del nervio óptico y siendo una importante causa de ceguera. Este nuevo avance conduciría a mejores terapias para trastornos oculares graves, incluida la degeneración macular que también destruye la vista.

Vikramaditya Yadav es un profesor e ingeniero biomédico de la Universidad de Columbia Británica en Canadá, “Las gotas medicinales para los ojos se usan comúnmente para tratar el glaucoma a menudo son mal absorbidas.” “Menos del 5% del medicamento permanece en el ojo porque la mayoría de las gotas simplemente se desprenden del ojo” “Incluso cuando se absorbe el fármaco puede no llegar a la parte posterior del ojo donde se comienza a reparar las neuronas dañadas, aliviando la presión que caracteriza al glaucoma” dice el profesor.

El equipo de Yaday creó un gel acuoso, o hidrogel cargado con miles de nanopartículas de la sustancia química llamada CBGA (ácido cannabigerólico). Este cannabinoide de la planta de marihuana se ha mostrado prometedor aliviando los síntomas del glaucoma.

“Al suspender CBGA en un compuesto de hidrogel de nanopartículas, hemos desarrollado lo que creemos que son las primeras gotas oculares basadas en cannabinoides que penetran eficazmente a través del ojo para tratar el glaucoma. Este compuesto también podría usarse para otros medicamentos diseñados para tratar trastornos oculares como infecciones o degeneración macular “, dijo el coautor del estudio Syed Haider Kamal, investigador asociado en el laboratorio de Yadav.

“Aplicaría las gotas para los ojos justo antes de acostarse, y formaría una lente al contacto con el ojo. Las nanopartículas se disuelven lentamente durante la noche y penetran en la córnea. Por la mañana, la lente se habrá disuelto por completo “, dijo Yadav.

Cuando los investigadores aplicaron sus gotas en córneas de cerdo donadas similares a las córneas humanas, fueron absorbidas rápidamente y alcanzaron la parte posterior del ojo.

El equipo cuyo gel se describe en la revista Drug Delivery & Translational Research trabaja para ampliar la producción y desarrollar más moléculas de cannabinoides antiglaucoma utilizando microbios genéticamente modificados. El glaucoma es causado por la muerte de las células en la retina en la parte posterior del ojo.

0 354 vistas

“Maria Salvador” es como se llama el cannabis light y legal que el cantante italiano J-Ax lanza al mercado y que busca hacerse su hueco.

El cantante italiano J-Ax va a lanzar al mercado italiano su marca de cannabis legal ‘ Maria Salvador ‘, que estará disponible a partir del 14 de abril. En las redes sociales ha sacado un vídeo explicando los 5 motivos por los que eligió esta variedad ” Te relaja sin efectos secundarios “.

Es una variedad de cáñamo con niveles de THC (el elemento psicoactivo) de menos del 0.6%, el límite permitido por la ley italiana. Entonces en efecto es Maria legal .

Producido en colaboración con la empresa Legal Weed, tendrá un coste de € 34 el paquete de tres gramos, y como dice en la página web oficial ” es una variedad rigurosa y poderosa, presenta una relación equilibrada entre el CBD y otros cannabinoides no psicoactivos tales como CBC (cannabicromeno) y CBG (cannabigerol). A la vista, se puede ver una valiosa patina cristalina fruto del cuidadoso trabajo de cultivo compuesto por terpenos que son moléculas naturales beneficiosas. “

Aquí puedes ver un video del artista donde habla sobre las bondades de su variedad de cannabis light

De algunos de los mejores cultivos de cáñamo en territorio español, situados en el Delta del Ebro, nace el Extracto de Cannabis Sativa de Naturlove. Se trata de un aceite elaborado a partir de una extracción completa de cannabinoides con un contenido de THC insignificante. Por el contrario tiene un gran contenido en CBD o cannabidiol,  CBG o cannabigerol, CBN o cannabinol, y CBC o cannabicromeno, entre otros. En total contiene unos 400 compuestos naturales.

Este aceite CBD cuenta cuenta con los estándares y normativas Europeas, además de estar sometido a estrictos controles por parte del Consejo Catalán para la producción Agraria Ecológica. Este organismo certifica que los cultivos están libres de pesticidas, metales pesados y cualquier otro producto químico perjudicial para la salud.

En este ambiente privilegiado próximo a la costa mediterránea, con un clima cálido, largas horas de sol durante las temporadas de cultivo y con gran cantidad de agua, se cultivan las variedades Carmagnola y Bialobrzquie. Gracias a que se ha podido conseguir el permiso de reproductor de semillas, han podido trabajar y crear estas variedades de cáñamo nacional con un contenido en cannabinoides único y gran adaptabilidad a este clima.

El CBD o cannabibiol, compuesto más importante de este aceite, es el principal compuesto del cáñamo y el segundo de la marihuana psicoactiva por detrás del THC. Se trata de un cannabinoide sin psicoactividad que actúa como modulador del THC. Según miles de estudios, tiene un alcance más amplio en el tratamiento de muchas enfermedades que el THC y que ningún otro cannabinoide.

Se ha podido demostrar su eficacia en el tratamiento de la epilepsia​ y otras encefalopatías epilépticas como el síndrome de West, la esclerosis múltiple, los desórdenes de ansiedad y la esquizofrenia. También reduce las náuseas y en la mayoría de los casos tiene un efecto ligeramente sedante e inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor.

Uno de los grandes descubrimientos es que se ha podido comprobar que el cannabidiol es capaz de reducir el crecimiento de células de cáncer de mama in vitro y su invasividad. No en vano el CBD es el primer agente exógeno y no-tóxico que conlleva a una inhibición de la agresividad tumoral, algo extraordinario y por lo que podría ser en corto plazo la medicina del futuro.

El Extracto de Cannabis Sativa 2,5% CBD de Naturlove está elaborado con una base de aceite de oliva virgen también producido en España. Es indicado en el tratamiento de numerosas enfermedades como ya hemos mencionado. También es un excelente preventivo y un complemento perfecto para cualquier dieta. Puesto que no es psicoactivo se puede emplear en personas de cualquier edad. El modo de empleo es sublingual, administrando las gotas bajo la lengua y esperando aproximadamente 1 minuto antes de tragarlas. Su sabor y aroma es sensacional, una mezcla de aceite de frutos secos como nueces, almendras o avellanas.

COMPOSICIÓN DE NATURLOVE EXTRACTO DE CANNABIS SATIVA 2,5% CBD
  • Olea Europaea (aceite de oliva) 97,5%
  • Extracto de Cannabis Sativa 2,5%
VALOR NUTRICIONAL
  • Energía 900,00 de Kcal
  • Proteínas 0,00 gramos
  • Hidratos de Carbono 0,00 gramos
  • Fibra 0,00 gramos
  • Grasas 97,5 gramos
  • AGS 17,00 gramos
  • AGM 69,00 gramos
  • AGP 11,50 gramos
  • Colesterol 0,00 gramos
MODO DE EMPLEO
  • Administrar de 10 a 30 gotas al día, repartidas en 2-3 tomas
  • Aplicar bajo la lengua y esperar 1 minuto antes de tragarlo

3 1.396 vistas

La lista de enfermedades para las que los fitocannabinoides contenidos en la planta Cannabis Sativa L. poseen propiedades y beneficios medicinales no deja de crecer. Ahora, un estudio internacional demuestra que el Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA, que se encuentra en el cannabis crudo, presenta importantes efectos neuroprotectores. Sigue leyendo.

Los fitocannabinoides, los principios activos contenidos en la planta Cannabis SativaL., determinan el alcance de sus propiedades y beneficios terapéuticos para nuestra salud. La lista de enfermedades y trastornos para los que estos cannabinoides demuestran ser beneficiosos aumenta día a día, a medida que la investigación avanza. Y ahora le ha llegado el turno al Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCAun fitocannabinoide en forma ácida que se encuentra en el cannabis crudo. Un equipo internacional de investigadores ha publicado un estudio que demuestra que el THCA presenta importantes efectos neuroprotectores, lo que lo convierte en un tratamiento potencial y prometedor de enfermedades metabólicas, neurodegenerativas y neuroinflamatorias.

Con el fin de comprender mejor el alcance del estudio que nos ocupa, me gustaría hacer una pequeña introducción a algunos conceptos básicos relativos a la ciencia de los cannabinoides, con los que algunos pueden estar más familiarizados, y otros no tanto.

¿Qué son los fitocannabinoides?

Por lo general, se suele emplear la palabra “cannabinoide” para referirse a todas las sustancias químicas que, independientemente de su origen y estructura, se enlazan con nuestro propio sistema endocannabinoide, en concreto con los receptores cannabinoides que se encuentran localizados en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro.

Todas esas sustancias químicas forman un grupo, amplio y variado, que se puede dividir en tres subgrupos:

  • los cannabinoides herbarios o fitocannabinoides, que la planta de cannabis sintetiza de forma natural;
  • los cannabinoides endógenos o endocannabinoides, producidos por los organismos animales y por el propio cuerpo humano, como la anandamina o 2-AG;
  • y los cannabinoides sintéticos, elaborados sintéticamente en un laboratorio, como su propio nombre indica.

Los endocannabinoides forman parte de un sistema de modulación de nuestro organismo que comprende las dianas sobre las que actúan los cannabinoides vegetales o fitocannabinoides. Cuando fumamos, ingerimos o vaporizamos cannabis, dichos fitocannabinoides interactúan con las células de nuestro cuerpo para producir beneficios medicinales.

Primer plano de la punta de una planta en crecimiento que tiene un cogollo de cannabis madurando, y la representación gráfica de la estructura molecular del cannabinoide CBG (cannabigerol) superpuesta sobre él
El CBG tiene potencial terapéutico para enfermedades cutáneas y efectos antitumorales leves en las células del cáncer de próstata (CC. MarihuanayMedicina)

A día de hoy, ya se han identificado más de 100 fitocannabinoides, en los que se engloban sus formas ácidas y neutras, los análogos y otros productos de transformación. Entre los cannabinoides más conocidos y estudiados, presentes en la marihuana, el hachís u otras preparaciones a base de, o derivadas de, la planta Cannabis Sativa L., se encuentran el tetrahidrocannabinol (THC), el cannabidiol (CBD), y el cannabinol (CBN). Algunos de los menos conocidos son el cannabicromeno (CBC), el cannabigerol (CBG), el cannabiciclol (CBL), la cannabidivarina (CBDV), y un largo etc.

El auge de la investigación sobre los cannabinoides deriva de las expectativas creadas por las potenciales aplicaciones terapéuticas en la medicina de estas sustancias, que sin duda son un tema de interés a nivel mundial, que va más allá de lo estrictamente científico o clínico.

THCA, un ácido cannabinoide sin efectos psicoactivos

El Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA es un compuesto o ácido cannabinoide que se encuentra en el cannabis crudo antes de que se produzca una conocida reacción química llamada “descarboxilación“. Esta reacción se produce al aplicar calor o cuando se seca el cannabis, y debido a ella, los ácidos transmutan en sus formas neutras y psicoactivas. Es decir, este proceso químico es el que genera la psicoactividad del cannabis, por eso, los ácidos cannabinoides carecen de efectos psicoactivos, un importante aspecto en el que también reside su interés para la ciencia.

En concreto, el THCA se convierte en Δ9-THC – el famoso y principal compuesto psicoactivo de la planta – mediante la combustión, vaporización y calentamiento a una temperatura adecuada. Así pues, no es posible fumar ni inhalar ácidos cannabinoides, sólo se pueden ingerir o aplicar tópicamente.

Foto de una mesa que tiene encima un vaso de plástico transparente con zumo de cannabis verde y brillante, y un porro de cannabis en un pequeño cenicero, y al fondo, un grupo de personas que comparten zumo de cannabis.
El zumo de cannabis, hecho de hojas y cogollos frescos y crudos, contiene ácidos cannabinoides (CC. Rusty Blazenhoff)

Propiedades neuroprotectoras de los cannabinoides

Volvemos a centrarnos en el estudio que nos ocupa hoy, y que prueba una vez más el interés de la investigación científica por el cannabis medicinal y por las propiedades terapéuticas de estos compuestos – especialmente de los no psicoactivos, como ocurre con el CBD.

La investigación médica la ha llevado a cabo el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, España, en colaboración con tres de las principales empresas que trabajan en el campo de la investigación del cannabis medicinal – Phytoplant Research SL, VivaCell Biotechnology Spain SL, y Emerald Health Pharmaceuticals – y el estudio resultante se ha publicado en el British Journal of Pharmacology.

Los investigadores han constatado que el Ácido Tetrahidrocannabinólico o THCA presenta un gran potencial neuroprotector y, por lo tanto, puede ser un tratamiento prometedor para enfermedades neuroinflamatorias, enfermedades degenerativas – como la enfermedad de Huntington (HD), además de para enfermedades neurodegenerativas debilitantes – como la esclerosis múltiple (EM), el Alzheimer y el Parkinson, entre otras.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren alrededor de 6,8 millones debido a dichas enfermedades neurodegenerativas, de las que la mayoría afectan al funcionamiento cognitivo y a otras funciones del organismo, como el equilibrio, el movimiento, el habla, o incluso la respiración y el movimiento del corazón.

El estudio ha demostrado que el THCA, el fitocannabinoide no psicoactivo biosintetizado por la planta Cannabis sativa L. en mayor abundancia, ejerce dicho efecto en su forma cruda mediante la activación de los receptores PPARγ – en vez de actuar sobre el sistema endocannabinoide – eliminando los efectos psicotrópicos o a nivel cerebral no deseados de la ecuación medicinal.

Como ha afirmado el Dr. Xavier Nadal, director del Departamento de Extracción de I+D de la empresa Phytoplant Research SL., “este hallazgo abrirá una nueva gama de aplicaciones neuroprotectoras de los cannabinoides, evitando los efectos secundarios psicoactivos”. 

Resultados del estudio in vivo                                                                                                

El estudio se ha realizado en animales de experimentación como modelos, en concreto, en roedores, con el objetivo de estudiar la bioactividad del THCA – que de momento ha sido poco estudiado por la ciencia, mientras que ya se incluye en diferentes preparados a base de cannabis – además de determinar si Δ9- THCA modula la vía PPARγ y comprobar su actividad neuroprotectora in vivo.

Foto de una porción de una parte del cerebro conservada en una sustancia transparente, etiquetada como 'Despigmentación de la sustancia negra en la enfermedad de Parkinson postencefalítica 68/1960'.
Despigmentación de la sustancia negra en la enfermedad de Parkinson postencefalítica (CC. Digital Collections, UIC Library)

Los resultados obtenidos demostraron que los ácidos cannabinoides se unen y activan PPARγ con mayor potencia que sus productos descarboxilados. PPARγ es el receptor nuclear de algunos cannabinoides y la señalización vía PPARγ desempeña un papel en la neuroinflamación y en la epilepsia. Como Δ9- THCA es un potente agonista de PPARγ, manifestó actividad neuroprotectora y neuroinflamatoria en un modelo animal afectado por la enfermedad de Huntington. A los roedores a los que se había inoculado la toxina mitocondrial ácido 3-nitropropiónico, el THCA les ayudo a mejorar el déficit motor y a prevenir la degeneración estriatal a través de una vía de PPARγ-dependiente.

Por otro lado, el ácido tetrahidrocannabinólico hizo que aumentará la masa mitocondrial en las células N2a de neuroblastoma, y evitó la citotoxicidad inducida por la privación de suero en las células STHdhQ111/Q111. También, demostró que atenuaba la microgliosis y la astrogliosis, además de reducir la expresión de mediadores proinflamatorios y marcadores habitualmente asociados con la HD.

Conclusión                                                                                                                                    

Como el equipo de investigadores concluye en su estudio, Δ9- THCA presenta una potente actividad neuroprotectora que merece la pena ser tenida en cuenta a la hora de aplicar tratamientos en el caso de la enfermedad de Huntington, y posiblemente en el de otras enfermedades neuroinflamatorias y neurodegenerativas. Asimismo, concluyeron que los preparados botánicos de cannabis medicinal sin descarboxilar pueden contener altos niveles de otros ácidos cannabinoides no psicoactivos, como Ácido Cannabidiólico o CBDA y Ácido Cannabigerólico o CBGA, que también actúan sobre PPARγ.

El interés y relevancia de este tipo de estudios radica en que nos proporcionan evidencias de que estos compuestos cannabinoides contenidos en la planta Cannabis Sativa L. tienen un potencial muy importante a nivel farmacológico. Aunque de momento, gran parte de estos estudios sólo son preclínicos, es decir, no se han realizado en humanos, no hay duda de que los resultados demuestran el potencial del cannabis medicinal como tratamiento alternativo y/o complementario que podría ayudar a muchos pacientes que sufren diferentes dolencias y trastornos en todo el mundo.

Foto de un jardín al aire libre con dos grandes plantas de cannabis en primer plano y árboles frutales en segundo plano
Los ácidos cannabinoides no psicoactivos contenidos en la planta Cannabis Sativa L. cruda tienen efectos neuroprotectores (CC. David Mosas)

No obstante, no podemos olvidarnos de que, a diferencia del CBD que se obtiene del cáñamo, el THCA procede de su planta hermana que, por desgracia, sigue siendo ilegal en gran parte del mundo. Por eso, muchos de los estudios y trabajos de investigación sobre cannabinoides todavía no se han podido realizar en pacientes humanos, debido a las actuales legislaciones que la prohíben y la siguen clasificando como una planta sin valor medicinal. Mientras las leyes no cambien y avancen, la ciencia se seguirá dando con un muro.

by Miranda

1 3.095 vistas

La sinusitis es una inflamación de la mucosa de los senos paranasales, la mayoría a menudo se desarrolla inmediatamente después de la inflamación de la mucosa de la propia cavidad nasal (rinitis). La sinusitis de los senos maxilares puede originarse a partir de la infección en la cavidad oral, en la extracción traumática del diente donde llegó a los quistes de los maxilares y los dientes, los senos supramaxillares, periodontitis de los dientes superiores, etc.

Existen sinusitis agudas y crónicas, y de acuerdo con la naturaleza del proceso inflamatorio pueden llegar a ser purulentas. La sinusitis crónica requiere mayor atención, ya que puede ocasionar complicaciones graves de meningitis, osteomielitis, meningoencefalitis, abscesos cerebrales y otros.

Signos y síntomas




Hay cuatro pares de senos paranasales, y los síntomas de la sinusitis pueden depender de cuál de estos senos se ve afectado. Una guía rápida de la ubicación de estos senos paranasales es la siguiente:

• los senos frontales se encuentran en la frente arriba de los ojos;
• Los senos paranasales se encuentran a ambos lados de la nariz hasta el ángulo interno del ojo;
• los senos en forma de cuña se ocultan detrás de la nariz y los ojos;
• los senos maxilares se encuentran en la mejilla debajo de los ojos;

Las características clínicas de la sinusitis incluyen: 

• Nerviosismo, a menudo con pus;
• Nariz tapada;
• olor alterado;
• Dolor en la cara;

A veces puede haber tos y mal aliento.  Los síntomas más específicos dependiendo de los senos paranasales afectados son los siguientes: 

• Dolor de muelas y dolor de cabeza frontal (sinusitis maxilar);

• Dolor en los ojos y dolor de cabeza (sinusitis frontal);
• Dolor en los ojos, hinchazón alrededor de los ojos y lagrimeo excesivo (sinusitis del huevo);
• Dolores de cabeza (frente, cabeza o parte posterior de la cabeza), a veces congestión nasal o bloqueo nasal (sinusitis esfenoidal).

Tratamiento de la sinusitis crónica

El propósito del tratamiento de la sinusitis crónica es curar la infección y aliviar los síntomas. Muchos médicos aún recetan aerosoles antibióticos orales para tratar una infección bacteriana causada por la inflamación. Los aerosoles a menudo se recomiendan para el tratamiento de la sinusitis crónica asociada con la alergia. En algunos casos, es posible que se requiera una operación quirúrgica de limpieza y drenar los senos paranasales. Estos son parte de los tratamientos existentes.

Cómo ayudan los cannabinoides con el tratamiento de la sinusitis

¿Sufres de ataques crónicos de sinusitis? La marihuana medicinal ha demostrado ser útil y tener efectos beneficiosos en muchas enfermedades. Hoy en día, los estudios también demuestran que los cannabinoides son antibióticos potentes y altamente efectivos que pueden ser claves para detener las bacterias resistentes como las que se encuentran en la sinusitis crónica. El cannabis puede ayudar a quienes sufren de sinusitis a combatir las infecciones que no responden a los antibióticos.

Los investigadores y fabricantes de medicamentos están en proceso de desarrollar y probar antibióticos elaborados a partir de cannabinoides para tratar infecciones. Han sido probados sin compuestos psicoactivos como el cannabicromeno, el cannabigerol y el cannabidiol, así como el tetrahidrocannabinol (THC) psicotrópico por sus propiedades antibacterianas.

El sistema endocannabinoide llamado con nombre de la planta que condujo a su descubrimiento es quizás el sistema fisiológico más importante involucrado en la creación y el mantenimiento de la salud humana. Los endocannabinoides y sus receptores se encuentran en el cuerpo: el cerebro, los órganos, tejido conectivo, las glándulas y las células inmunes. En cada tejido, el sistema cannabinoide realiza diferentes tareas, pero el objetivo es siempre el mismo: la homeostasis, manteniendo un entorno interno estable a pesar de las fluctuaciones en el entorno externo.

4 493 vistas

El CBD significa “cannabidiol” y es furor en la industria del cannabis. Se cree ampliamente que juega un papel clave en las propiedades curativas de la planta. A pesar de su estado legal confuso, el CBD está actualmente disponible en dispensarios y tiendas de uso recreativo en EEUU y en muchos países del mundo. Pero, ¿funciona el CBD? y ¿cómo puede beneficiar a los pacientes y a los usuarios en general?

A. ¿QUÉ ES CBD?

El cannabidiol es el segundo fitocannabinoide más abundante que se encuentra en el cannabis, después del tetrahidrocannabinol (THC). Representa hasta el 40% del extracto de la planta. El CBD es insoluble en agua, pero soluble en solventes orgánicos. El precursor del CBD es el ácido cannabidiólico (CBDA), que se encuentra en las glándulas de resina de las plantas de cannabis en bruto. Por el envejecimiento y la descarboxilación (eliminación de iones carboxilo, COOH, por calentamiento) el CBDA se convierte en CBD .

El CBDA también tiene un precursor, el ácido cannabigerólico (CBGA). Es un precursor del ácido tetrahidrocannabinólico (THCA) y del ácido cannabicromeno (CBCA). El CBGA se convierte en CBDA con la ayuda de la enzima CBDA sintasa de la planta de cannabis. La catálisis del CBGA a CBDA ocurre a través de la misma vía metabólica que el THCA, con la única diferencia de que hay otra enzima, el THCA sintasa, que actúa como catalizador.

B. ¿CÓMO FUNCIONA EL CBD?

Los estudios han demostrado que el CBD tiene una baja afinidad por los receptores CB1 y CB2 del cuerpo. De hecho, el CBD parece funcionar como un agonista del receptor, lo que significa que bloquea o amortigua una respuesta biológica uniéndose a un receptor, en lugar de provocar una respuesta como un agonista, que es lo que hace el THC. Esto explica por qué el CBD puede ayudar a “suavizar” los efectos del THC, así como a prolongar la duración de los efectos del THC al aumentar la densidad del receptor CB1.

También hay un gen en el cuerpo humano que produce una proteína conocida como “GPR55” o “receptor acoplado a proteína G 55”, el GPR55 es activada tanto por THC como por el CBD, así como por los propios endocannabinoides del cuerpo, la anandamida (que el THC imita) , el 2-arachidonoylglycerol (2-AG, encontrado en la leche materna) y el noladin ether. El GPR55 se encuentra principalmente en el núcleo caudado y el putamen del cerebro.

Cuando se consume CBD , se activa el 2-AG, lo que ralentiza el deterioro de la anandamida. El CBD también inhibe la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que aumenta los niveles de endocannabinoides en el cuerpo y del THC natural del cuerpo. El CBD también actúa como un agonista parcial del receptor 5-HT1A, un subtipo del receptor 5-HT que se une al neurotransmisor serotonina. Esto ayuda a explicar por qué el CBD funciona como un antidepresivo, ansiolítico (ansiedad decreciente) y neuroprotector. Los receptores 5-HT1A se encuentran principalmente en el cerebro. Curiosamente, el CBD influye indirectamente en los receptores μ-opioide y δ-opioide, lo que puede ayudar a explicar por qué el cannabis puede ayudar a reemplazar los analgésicos basados ​​en opioides.

C. ¿QUÉ EFECTO TIENE CONSUMIR EL CBD?

El CBD no es psicoactivo (para la mayoría de las personas) ni es tóxico. Aunque no tiene efectos eufóricos como el THC, definitivamente puede ayudar a inducir la relajación y reducir el estrés. Algunos sienten una ligera sacudida de energía; el cerebro no se nubla, y las personas tienden a sentirse “lúcidas” cuando usan CBD. Aunque definitivamente hay algunos efectos fisiológicos, una especie de respuesta “apedreado sin estar apedreado”.

D. ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS MÉDICOS DEL CBD?

Hay diferentes cantidades de evidencias con respecto a una serie de condiciones por las que el CBD puede ayudar:

• Actúa como un anticonvulsivo. GW Pharmaceuticals está buscando la aprobación de la FDA norteamericana para comercializar su Epidiolex con alto contenido de CBD como un medicamento para la epilepsia, el síndrome de Dravet y las convulsiones en general.

• Actúa como un antipsicótico . El CBD se puede utilizar en lugar de los antipsicóticos recetados para el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), la depresión grave, los trastornos alimentarios y la esquizofrenia.

• Es neuroprotector. El CBD protege las células cerebrales de la toxicidad del glutamato, que se acumula cuando el oxígeno no llega al cerebro. Esto significa que el CBD puede ser útil para la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares, las lesiones cerebrales traumáticas y una variedad de trastornos y problemas neurológicos. El CBD también induce el crecimiento de nuevas células cerebrales (neurogénesis).

• Es antiinflamatorio. Varios estudios han demostrado que los cannabinoides reducen la inflamación regulando negativamente la producción de citoquinas y quimioquinas, y regulando positivamente las células reguladoras de T.

• Actúa como un antidepresivo. El CBD funciona en el receptor de serotonina 5-HT1A. El tratamiento antidepresivo crónico también modifica y causa cambios en el sistema endocannabinoide. El principal beneficio del CBD es que puede funcionar para una multitud de condiciones. También es de acción más rápida que muchos antidepresivos, lo que puede llevar meses para funcionar de manera efectiva.

 

E. ¿CUÁL ES EL MEJOR MÉTODO DE ENTREGA PARA EL CBD?

¿Porros tinturas, aceites, vaporizadores, productos de actualidad o comestibles? Simplemente, pruébelos y elija el que mejor funcione para usted. Con fumar y vapear, el CBD ingresa directamente al torrente sanguíneo. Los edibles se metabolizan más lentamente, por el hígado. La gente a menudo descubre que varía su método de ingestión. Por qué es esto, nadie lo sabe exactamente, la respuesta simple es que “todos son diferentes”.

Aunque el CBD generalmente es seguro, puede interactuar con otras drogas, ya que inhibe la actividad de la enzima hepática citocromo P450, que contribuye al metabolismo de las drogas al oxidarlas. Si bien no se conocen muchas interacciones negativas entre medicamentos, el hecho de que el cannabis funcione con el citocromo P450 sugiere que puede tener un efecto sobre la absorción de benzodiazepinas y barbitúricos. De hecho, el CBD se puede utilizar para reducir a las personas de benzos y barbs, pero también puede tener efectos negativos si ambos se usan en grandes cantidades.

Para determinar el mejor método de entrega, solicite sus opiniones a sus colegas locales y a otros pacientes que lo utilicen. Haga una investigación de prueba y error y decida cuáles funcionan para usted. Los médicos no pueden recomendar un producto específico, pero sugiero que se utilicen los que se prueban en el laboratorio.

F. ¿El CBD SOLO O COMBINADO CON THC?

La frase “una cucharada de azúcar ayuda a que la medicina baje” también se puede aplicar al cannabis. Un poco de THC ayuda al CBD a hacer mejor su trabajo. Muchas personas prefieren una proporción 1: 1 de THC y CBD. Un estudio de 2016 de pacientes con esclerosis múltiple (EM) mostró una respuesta generalmente positiva a los efectos terapéuticos de un aerosol oromucosal con THC 1: 1: CBD.

Sin embargo, la proporción ideal de THC: CBD es en gran medida un asunto personal, y también depende de la condición que uno padece. Muchas personas probablemente necesitarán diferentes proporciones de cannabinoides para diferentes momentos del día y para diferentes condiciones. Por ejemplo, una tintura cargada de THC probablemente sería una mala elección para un esquizofrénico (que probablemente debería apegarse solo al CBD), pero es excelente para un paciente de esclerosis múltiple.

El “efecto séquito” sugiere que el CBD funciona mejor cuando se combina con el THC. Sin embargo, estos no son los únicos cannabinoides. Hay más de 100 que también tienen beneficios para la salud y que pueden relajar el cuerpo e inducir el sueño, combatir el dolor y funcionar como un estimulante del apetito, como el cannabigerol (CBG), que es un agente neuroprotector, antiinflamatorio y antibacteriano, además del cannabinol (CBN).

Los extractos de plantas enteras y las flores de cannabis pueden ser el mejor camino a seguir cuando se trata de obtener todo el espectro de beneficios para la salud del cannabis. Al separar el THC y el CBD , recibes la mitad del beneficio que podrías obtener. Eliminar los otros cannabinoides y terpenos también hace que la planta sea menos efectiva como medicamento. Lamentablemente, esas sustancias faltan en muchos productos de “solo CBD”, haciéndolos menos efectivos o incluso ineficaces.

G. ¿QUÉ SUCEDE CON LOS PRODUCTOS DE CBD PRODUCIDOS A PARTIR DE CÁÑAMO Y PROCEDENTES DE EUROPA Y OTROS PAÍSES?

Las plantas de cáñamo y marihuana son las mismas especies, Cannabis sativa, pero tienen distintas composiciones fitoquímicas. El cáñamo es bajo en THC y alto en CBD; la marihuana es generalmente alta en THC y baja en CBD. El cáñamo crece alto, rápido y con mucho tallo; la marihuana ha sido modificada para ser más un arbusto que produce cogollos.

Sin embargo, bien puede haber una diferencia en la calidad de los extractos. Esto tiene más que ver con las condiciones de crecimiento de la planta que la propia planta. El cáñamo industrial a menudo se cultiva en países donde las normas de seguridad no se cumplen estrictamente, como Rumanía y China. Si el cultivo y la extracción no se realizan de manera segura, metales pesados, contaminantes e incluso bacterias y hongos patógenos pueden llegar a los productos de CBD derivados del cáñamo. Por ahora, probablemente sea mejor buscar productos hechos de cáñamo cultivado orgánicamente de América del Norte (EE. UU., Canadá) o la Unión Europea (Países Bajos, España), o de países que regulan y prueban sus productos de CBD .

El CBD derivado de tallos y semillas puede no ser tan eficaz como el CBD derivado de las flores de cannabis. La marihuana medicinal, cultivada en condiciones controladas donde se usan menos productos químicos y pesticidas industriales, es claramente más segura que su contraparte de cáñamo. Si usted es un paciente y vive en un estado o pais que es legal la marihuana medicinal, obtenga una tarjeta y busque los aceites CBD derivados de la marihuana, comestibles, productos tópicos y tinturas.

H. ¿ES EL CBD LEGAL EN EEUU?

Tanto el CBD como el cáñamo son ilegales según la ley federal en los Estados Unidos. Sin embargo, esta prohibición tiene aperturas dependiendo de dónde provenga el CBD. El CBD derivado de las flores de marihuana es ilegal, mientras que el CBD derivado de los tallos maduros de las plantas de cáñamo es legal, y una ley federal del 2014 permite a los estados crear sus propios programas piloto para el cultivo del cáñamo. Por lo tanto, es posible obtener productos de CBD hechos en uno de los 33 estados estadounidenses que permiten el cultivo de cáñamo de alguna forma. En general, sin embargo, esta situación legal ha tenido el efecto de inundar el mercado estadounidense con aceite de cáñamo barato de países donde los estándares de seguridad son laxos.

En diciembre pasado, la DEA norteamericana creó un nuevo código para los “extractos de marihuana”, que se definen en la Ley de Sustancias Controladas como “que contienen uno o más cannabinoides que se han derivado de cualquier planta del género Cannabis, que no sea la resina separada”. Ese fallo, hace al CBD permanecer en un área gris compleja de la ley, una que continúa afectando fuertemente a las industrias del cáñamo y la marihuana, el cannabis sativa.

 

Por Dr. Frank D’Ambrosio

1 2.226 vistas

Contra más estudios de marihuana se realizan, más estereotipos parecen ser falsos. Los anti cannabis que se oponen a la legalización tienen cada vez menos argumentos.

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard, publicado en Frontiers in Pharmacology, ha demostrado que la marihuana medicinal puede mejorar la función cerebral entre los pacientes.

El estudio titulado “ Esplendor en la hierba” Un estudio piloto sobre el impacto de la marihuana medicinal en la función ejecutiva es el primer estudio de este tipo, y sus resultados son prometedores.

Efecto de la marihuana en la función cerebral

Los investigadores han observado que a pesar de muchos estudios, estos son los primeros en los que las funciones cerebrales se probaron antes y después de los ensayos.

El estudio encontró que las prohibiciones de la marihuana son contradictorias con los resultados de muchos estudios que indican que el cannabis es una medicina. También señalan que aunque el cannabis tiene efectos adversos en el cerebro en desarrollo, la mayoría de los pacientes los usan en la edad adulta, y el cerebro ya no es afectado por la marihuana.

Investigadores de la Universidad de Harvard han decidido investigar si la marihuana medicinal puede mejorar la función cerebral. Para este propósito eligieron una variedad médica, que en su perfil químico tienen niveles muy bajos del tetrahidrocannabinol psicoactivo ( THC ), pero que son ricos en cannabinoides no psicoactivos tales como el cannabidiol o CBD.

Entre ellos, se cree que algunos cannabinoides, tales como el cannabigerol y la tetrahidrocannabivarina tienen propiedades neurogénicas y neuroprotectoras, lo que significa que están implicados en la creación de nuevas células cerebrales y evitan la degeneración.

Métodos de prueba

El estudio se realizó durante un período de 12 meses, en el que 32 participantes fueron sometidos a pruebas regulares tres, seis y doce meses antes de recibir marihuana medicinal.

Para calificar el estudio, los participantes no debían haber estado en contacto con la marihuana, o debían haber pasado 10 años desde su último uso. La condición para participar en el estudio fue tener una enfermedad diagnosticada como la ansiedad, depresión o insomnio.

A los pacientes se les realizó una serie de pruebas como la Test Stroop Color Word Test, que muestra una palabra como Red , pero debiendo pronunciar el color asociado con la palabra, en este caso el verde.

¿Cómo puede afectar la marihuana al funcionamiento del cerebro?

Después de tres meses de uso de marihuana medicinal, mostraron una mayor capacidad para realizar todas las pruebas de precisión y velocidad, lo que sugiere que la marihuana medicinal mejoró la función cerebral.

Los investigadores reconocieron que 32 participantes era un numero pequeño y la investigación impidió la administración de un placebo, debido a que los mismos pacientes adquirieron cannabis de los médicos. Este es el primer estudio de este tipo.

“Como investigador clínico, no me interesan las investigaciones malas o buenas, solo me interesa la verdad. Lo que nuestros pacientes y usuarios recreativos tienen el poder de saber. La gente va a usar marihuana, nuestra tarea es desarrollar las mejores y más seguras formas de su consumo. “- dijo Staci Gruber , director de las investigaciones marihuana para Neuroscientific Discovery (MIND). .

Los resultados de estos estudios son prometedores y los investigadores continuarán estudiando los efectos de la marihuana en la función cerebral para confirmar los hallazgos iniciales.

0 433 vistas

El cannabis se utilizó en todo el mundo como una materia prima importantísima siglos atrás. En la actualidad la planta del cannabis tiene muchos usos en varios campos. El cannabis se utiliza como materia prima para uso industrial, también se utiliza en la alimentación gracias a su gran aporte saludable, su uso por factores médicos o terapéuticos es otro de sus grandes beneficios y, por supuesto, su consumo lúdico también esta muy extendido en las sociedad actual.

El uso lúdico del cannabis siempre acompañó a la planta

A estas alturas todos sabemos que el cannabis sativa es una planta que produce una sustancia psicoactiva que durante miles de años las personas se han beneficiado de ella para su consumo lúdico. De hecho, una de las tribus guerreras más antiguas que se conocen, como eran los escitas, ya la utilizaban en sus ceremonias posteriormente a sus victorias guerreras. Éstos antiguos guerreros, para celebrar sus victorias llenaban sus tiendas con estas hierbas y les prendían fuego. Posteriormente, se metían dentro de sus grandes tiendas y bailaban alrededor del fuego respirando el humo producido por su combustión.

También, no es desconocido su uso como pago por los servicios prestados por otro grupo antiguo como eran los “Ḥashshāshīn” , éstos eran una especie de secta de mercenarios de la antigüedad que a cambio de eliminar a personas, o enemigos de los todopoderosos de la época, recibían una recompensa de una especie de hachís muy cotizado para ellos y que utilizaban por su agrado a su efecto placentero psicoactivo. Como curiosidad, el nombre “Asesino” viene de la palabra árabe Hashishin o “consumidores de hachís”.

También, se sabe que en la antigua Roma existían locales en los que los ciudadanos romanos acudían a consumir cannabis, posiblemente los primeros cofeeshops conocidos, y al igual, que los locales existentes donde se consumían vinos, cervezas o licores de ese tiempo y se discutía sobre los asuntos cotidianos del imperio.

El club francés de los hachichins en el siglo XIX y en el cual, intelectuales y escritores acudían para consumir cannabis e intercambiar opiniones y “filosofear” sobre cuestiones de la época, también fue muy conocido gracias a sus conocidas personalidades que lo frecuentaban. Los  Victor Hugo , Alejandro Dumas , Charles Baudelaire , Gérard de Nerval o Honoré de Balzac eran entre otros, unos fijos y asiduos a estos encuentros.

El consumo recreativo del cannabis siempre acompaño a las distintas civilizaciones y no es una planta que va a desaparecer por esta utilización. Es más, en la actualidad sigue siendo una sustancia de culto para muchas personas. Para otras, es una sustancia consumible para ocasiones de celebración y para alegrar momentos entre amigos. Otros sencillamente, la utilizan por que alegan un bienestar producido bajo sus efectos además de ayudarles a lidiar con las sensaciones producidas por los problemas diarios.

Si entendemos que ese consumo recreativo va a seguir con nosotros y, que ninguna guerra contra ello ha sido capaz de eliminarlo desde hace más de 4.000 años, entonces, ¿Por qué en la actualidad no regularlo? así podríamos prevenir claramente sobre su consumo y alejar a los más jóvenes de su uso prematuro. Además, su gran consumo produce y maneja mucho dinero negro que no repercute otra vez en la sociedad, sino que se dirije al narcotráfico con todo lo que significa eso.

Si el consumo recreativo no va a desaparecer al igual que el del alcohol o el tabaco, entonces, utilicemos el mismo método que ya utilizamos con esas sustancias ludicas y regulemos su mercado. Una buena regulación solo podrá llevar más control por parte de la sociedad, y con todo lo que eso supone.

El uso “industrial” del cannabis sativa siempre existió

El uso de la planta del cannabis por parte del ser humano para la extracción de fibras siempre existió a lo largo de la historia. Hace unos años, se descubrió en el norte de la China, una tumba de 2.700 años de antigüedad y que guardaba una momia con varias sorpresas, una de ellas era la bolsita de cannabis que le fue encontrada y que se cree que utilizaba con fines adivinatorios por su consumo. Aunque en este caso, la momia también vestía con prendas para la que se habían utilizado el cannabis en su manufactura.

La planta del cannabis su utilizó durante miles de años en la creación de fibras resistentes que se usaron en la confección de todo tipo de telas para ropa u otros menesteres. También, fueron muy conocidas estas telas para la creación de velas de los antiguos barcos. Los navegantes, exploradores o descubridores europeos de la época, tenían la obligación de portar semillas de cannabis, no como un aporte alimenticio, sino porque los viajes de estos intrépidos duraban muchos años y; el cultivo de estas semillas y sus posteriores plantas, les aportaban los materiales de repuesto en forma de fibras, materiales, como cuerdas o telas que podrían necesitar para continuar con su aventura exploradora.

También es muy conocida la resistencia de estas telas proporcionadas o extraídas del cannabis en los carruajes que atravesaban en la conquista de las grandes llanuras norteamericanas. Los europeos utilizaron estas telas para el techo de los carros de transporte que cruzaban el oeste americano y para la creación de sus vestimentas, entre ellos los famosos “pantalones vaqueros”. Levi Strauss fabricó sus primeros pantalones en 1850 con cannabis sativa, también llamada cáñamo o hemp,

Para la confección de la primera bandera de los Estados Unidos también se utilizó tela producida por fibras del cannabis. También para su Declaración de Independencia se utilizó el papel de cannabis. Y como dato para la historia, también debemos saber que el papel de cáñamo fue el primero que se utilizó como papel higiénico para nuestros traseros. Fue el estadounidense, Joseph C. Gayetty, quien utilizó un papel de cáñamo de Manila para la creación de tan ilustre producto y que en un principio solo era para los más acomodados de la ciudad.

En la actualidad , y a pesar de compartir el nombre con la marihuana que le ha proporcionado “restricción” en su uso, el cultivo de cáñamo está otra vez en auge en medio mundo. Del cannabis se puede crear un material plástico biodegradable y muy resistente que los fabricantes de automóviles de la actualidad están demandando ampliamente. Ya Henry Ford nos mostró a principios del siglo pasado un vehículo totalmente fabricado con cáñamo y que utilizaba un combustible también producido por la planta.

No solo su producción es solicitada para la creación de productos resistentes y de calidad, el cáñamo para alimentación también ha resultado ser un magnifico producto para la salud de nuestro organismo. La demanda de su simientes como alimento, o para la creación de harinas saludables o consumo de proteínas vegetales es otro de los aspectos de su enorme repunte de este cultivo.

A todo esto, debemos añadir que su cultivo y gracias a su entramado de raíces, es muy beneficioso para el saneamiento de las tierras y hábitats gracias a su enorme contribución a la limpieza de los metales pesados allí depositados. Chernobyl y Fukushima , dos zonas que sufrieron el impacto negativo de un accidente nuclear, el cultivo de cannabis y girasoles se esta utilizando para la limpieza de la contaminación de sus terrenos.

Y también, el cannabis como uso para el beneficio de nuestra salud

Si algo esta haciendo que el cannabis todavía sea mas universal, eso sin duda es su utilización para el beneficio de nuestra salud. Ya el emperador chino Shen Nung, 2.700 años antes Cristo, nombraba al cáñamo en su vademécum de la medicina como una de las plantas imprescindibles para la sanación.Pero tampoco hace falta fijarnos en algo tan antiguo, la ciencia actual ya se ha encargado de descubrirnos los beneficios médicos que tiene el cannabis para nuestro organismo. Ya solo el consumo de sus semillas o el aceite producido por la presión en frío de éstas, es uno de los pocos productos de la naturaleza que te proporciona los beneficios ácidos grasos omega 3 y 6 en su proporción perfecta. Los fitocannabinoides que tiene esta planta y que encajan perfectamente en los receptores de nuestro sistema endocannabinoide, son esenciales para el perfecto funcionamiento de este sistema de nuestro cuerpo que rige el perfecto estado de nuestro organismo tanto en defensas como en su propio funcionar.

La ciencia en forma de investigaciones también se esta encargando de demostrar las bondades médicas de la planta. Casi todos los países están tratando de actualizarse en esta cuestión devolviendo su estatus legal a su uso medicinal.

No solo un componente de la planta como el cannabidiol CBD es el artífice de este cambio de mirada por parte de las autoridades sanitarias. El tetrahidrocannabinol THC también parece ser un posible asesino de células cancerígenas y muchas personas están reportando sus beneficios contra esta enfermedad. Otros cannabinoides como el cannabigerol o el cannabicromeno también están llamando a la puerta de las investigaciones gracias a sus más que posibles beneficios para la salud. Terpenos y más moléculas del cannabis, están siendo estudiadas y sus posibles bondades para nuestro organismo están sorprendiéndonos gratamente en casi todas sus investigaciones.

Podríamos estar hablando durante mucho tiempo de los beneficios de esta planta para la salud, en cuestiones lúdicas, de salud, industriales, ecológicas, médicas, alimentación y más. Pero, también existe otra cuestión muy importante para la sociedad actual y que debe tomarse muy en cuenta, y es sin duda su aporte económico.

El cannabis como una gran aporte económico para nuestra sociedad

El cannabis es utilizado por millones de personas por sus diferentes usos, una regulación y un tratamiento fiscal como una sustancia de consumo, encauzaría millones de euros de dinero negro al erario publico. Al guiar este cambio de dirección del dinero, éste se restaría de las arcas del narcotrafico debilitando sus economías y a su vez fortaleciendo la del estado.

Otro enorme aporte que pueda hacer la regulación de esta planta a toda la sociedad, sin duda son los miles de puestos de trabajo que se pueden crear. Hace unas semanas nos llegaban datos de puestos de empleos de una sociedad occidental muy similar a la europea, la estadounidense.

Allí la prensa hablaba de 123.000 puestos de trabajo ya creados a la sombra de esta industria regulada de la marihuana. 300.000 empleos, dicen las empresas especializadas en estos datos, que se habrán creado en el 2020.

No se contaban ni se sumaban lo que la industria del cáñamo o hemp también puede crear y sobre todo en el mundo rural, debemos saber que en EEUU, pese a ser el mayor consumidor mundial de hemp, en la mayoría de sus estados sigue siendo ilegal su cultivo por compartir el nombre Cannabis Sativa.

Hagamos un símil de EEUU con Europa y veamos lo que puede beneficiar una regulación responsable para los ciudadanos europeos.

Regulación del cannabis si, y cuanto antes mejor. Mac

 

2 44.802 vistas

El cannabis no es la única planta que contiene los famosos y beneficiosos ingredientes llamados cannabinoides.

Sin embargo, el cannabis es la planta del estudio moderno de los cannabinoides y del sistema endocannabinoide propiedad de todos los mamíferos

Aunque todavía hay una gran cantidad de plantas que se han encontrado que tienen poseen en su composición cannabinoides u otros elementos similares. Estas plantas igualmente afectan existosamente el equilibrio o la homeostasis interna, necesaria para tener una salud óptima.

Para ampliar nuestro conocimiento de los cannabinoides y del sistema endocannabinoide, científicos y botánicos han estudiado la prevalencia de los cannabinoides en muchas de otras plantas que se han usado durante mucho tiempo como remedios naturales.

A continuación vamos a dejar unas seis plantas distintas al cannabis, que tiene cannabinoides o que interactúan con el sistema endocannabinoide.

1- Equinácea 

Esta planta es bien conocida por sus cualidades en la lucha contra el resfriado común. Por otra parte, la equinácea se utiliza para tratar los síntomas de ansiedad, fatiga, migrañas y artritis. La planta es ligeramente diferente de la del cannabis, con ingredientes que imitan a los cannabinoides, para la activación particular del sistema endocannabinoide en los receptores CB2. Similar al tetrahidrocannabinol (THC) del cannabis, las amidas N-alquil en la equinacea que son las responsables de la regulación del sistema inmunológico, el dolor y la inflamación.

2-Acmella oleracea o margarita eléctrica 

Esta planta se utiliza para hacer un gel adormecedor para el dolor. Con éxito bloquea los receptores del dolor en las terminaciones nerviosas, según una investigación realizada en la Universidad de Cambridge. Los ingredientes que se encuentran en la planta se llaman N-isobutilamidas y que como los cannabinoides regulan el dolor y la inflamación. Este medicamento natural se utiliza en forma de pasta y está muy extendida en odontología, particularmente en el tratamiento de los problemas dentales.

3- Amarillo Smil – Umbraculigerum Helichrysum

Original de Sudáfrica, esta planta tiene un fuerte efecto estabilizador del estado de ánimo con populares propiedades antidepresivas. Todo esto se debe al alto contenido de cannabigerol (CBG) .

La planta por estudiada por el investigador italiano Giovanni Appendino . Presentó a la Sociedad Internacional para el Estudio de los cannabinoides  (ICRS) sus descubrimientos que tienen unos resultados muy impactantes.

Apendino descubrió cómo ingredientes similares a los encontrados en el cannabis son producidos por otras plantas.

Los ingredientes de Helichrysum Arenarium comienzan su desarrollo como ácidos aromáticos, antes de ser convertirse en cannabinoides – tiempo que es diferente de la biosíntesis en el cannabis. La planta es usada en ceremonias rituales africanas para hacer humos con potenciales efectos psicotrópicos.

4- Radula Marginata 

Esta planta, común en Nueva Zelanda, contiene grandes cantidades de ácido perrottetinenic, que es sorprendentemente similar al THC. Se cree que estos ácidos se unen al receptor CB1 de la misma manera que se une el THC. Sin embargo, la planta no tiene efectos psicotrópicos. Por ahora sabemos que tiene un efecto beneficioso en el tratamiento de la bronquitis, para los problemas de la vesícula biliar, el hígado y la vesícula.

5- Cacao
La planta de cacao tiene muchas propiedades terapéuticas y se conoce como muy poderosa y deliciosa. El cacao afecta el sistema endocannabinoide mediante la desactivación de la enzima llamada FAAH, que se conoce por su incremento de la anandamida. Una vez la anandamida se ha identificado como un cannabinoide, que se produce naturalmente en el cuerpo humano y que es un análogo del THC aumentando el hambre,  comer chocolate natural aumentaría las cantidades de anandamida en el cerebro debido a que la enzima FAAH es menos activa.

El efecto es similar a la que muchas personas experimentan cuando se utiliza el cannabis – un sentido total de la paz y felicidad, aunque el efecto es más débil que el del THC). Los investigadores en el Instituto de Neurociencia en San Diego, California han logrado mostrar el contenido de al menos tres ingredientes que se encuentran en el chocolate y que actúan como cannabinoides curativos.

6- Pimienta negra – Piper nigrum

El popular terpeno populares llamado beta-cariofileno (BCP), que se encuentra en los aceites esenciales de muchas plantas se puede encontrar en grandes cantidades en la pimienta negra. Resulta que esta función del terpeno es como un cannabinoide.

Similar a muchos otros cannabinoides que se encuentran en el cannabis, el BCP se une a los receptores CB2 en el cuerpo humano, proporcionando un efecto terapéutico en el tratamiento de la inflamación.

Numerosos estudios han apoyado la idea de que el BCP se puede utilizar para el tratamiento de la artritis y la osteoporosis, mientras que al mismo tiempo mejora el efecto de ciertos fármacos contra el cáncer.

0 7.481 vistas

Hiperemesis Cannabinoide.- Una de las principales razones para la prescripción de marihuana a los pacientes es su eficacia en la prevención de las náuseas. Sin embargo, parece que el uso intenso de la marihuana y a largo plazo puede provocar náuseas y vómitos crónicos. Este efecto se conoce como  el síndrome de hiperemesis cannabinoide (CHS ).

El Dr. Kennon Heard, médico de urgencias en el Hospital de la Universidad de Colorado en Aurora,  dijo hace unos días a la CBS que a partir de que la marihuana se hizo ampliamente disponible en el estado de Colorado, se documentó un aumento constante en el número de casos de CHS:

                 Esto es ciertamente algo que antes apenas de observaba antes de la legalización, ahora nos encontramos con este fenómeno bastante a menudo.

El Dr Heard y su equipo de médicos documentaron el aumento en 2015 en un artículo publicado en las páginas de  Academic Emergency Medicine . Los médicos tuvieron en cuenta a 120 000 pacientes – la mitad de los cuales estudiaron en los años 2008 -2009 (en el período anterior a la liberalización de las normas relativas a la marihuana) y los segundos en el 2010-2011 y encontraron que la incidencia de la CHS en estos pacientes se había duplicado en este período.

Los síntomas asociados con el síndrome hiperemesis cannabinoide CHS son vómitos cíclicos, dolor abdominal y náuseas. Las personas que experimentan CHS también por lo general sienten una necesidad compulsiva de tomarse una ducha, el agua caliente parece que les proporciona una sensación de alivio pasajera. El período de mantenimiento de los vómitos suele durar hasta 48 horas, pero podría ser menor si el paciente continúa fumando.

Para los pacientes con CHS los médicos suelen utilizar la terapia de fluidos y la administración de antieméticos. Aunque hay una teoría de que el impacto del tetrahidrocannabinol, el cannabidiol y cannabigerol sobre los receptores cannabinoides pueden dar como resultado efectos negativos  sobre el sistema digestivo , los médicos aún no están seguros de cuáles son las causas de la CHS – ahora este síndrome se describe que es causado por “un mecanismo desconocido.”

A pesar de la aparición de esta dolencia  la primera vez que fue documentado  fue a un grupo de australianos en el 2004 y desde entonces ha sido  descrito en varias ocasiones , en la mayoría de los casos, el CHS no se ha reconocido todavía porque, como escribe Heard:

              Es relativamente baja la incidencia de este equipo, y las actitudes sociales negativas hacia la marihuana desalienta admitir que puede ser la causa.

La falta de un diagnóstico adecuado de los casos resultan a su vez aún una dificultad mayor para determinar cual es la causa principal de CHS.

             Muy a menudo, un paciente acude ala sala de emergencia de tres a cuatro o incluso cinco veces antes de que se le reconozca  su dolencia.

El Dr. Heard dice, expresando entonces el supuesto de que con la legalización de la marihuana, más y más personas serán reportados a los hospitales no entenderán por qué vomitan.