Buscar

dopamina - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

2 3.789 vistas

Los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York, encontró que el uso intensivo de cannabis tiene el mismo efecto sobre la dopamina en el cerebro como en las personas que abusan de la cocaína o usan heroína : es decir, consumo abusivo de marihuana, así como el exceso de cocaína y heroína, disminuye la dopamina en el cerebro y puede llevar a déficits en la memoria, la atención y resolución de problemas.

En el estudio titulado “Déficits in estriatal dopamine Release en Cannabis dependencce”, publicado en Molecular Psychiatry, los investigadores utilizaron la tomografía por emisión de positrones (PET) seguimiento de la molécula, que se asocia con los receptores de dopamina en el cerebro.

Las exploraciones PET mostraron que los consumidores de marihuana tenían niveles significativamente más bajos de liberación de dopamina.

“La mayoría de las drogas conduce generalmente a una liberación de dopamina en la fase crónica de la adicción. Para comprobar si hay dependencia del cannabis asociada con similares déficits dopaminérgicos, se analizó la liberación de dopamina entre los consumidores de cannabis, libres de enfermedades, incluyendo el no fumar tabaco. En conclusión, el estudio proporciona evidencia de que la fuerte dependencia de cannabis se asocia con la deficiente liberación de dopamina en el cuerpo estriado. “

Los investigadores han señalado, sin embargo, que los resultados no significa que fumar marihuana en exceso cause directamente una disminución en los niveles de dopamina, el estado de salud también puede contribuir a ello, destacó el autor principal la Dra. Anissa Abi-Dargham, profesora de psiquiatría en la Universidad de Columbia Medical Center.

“No sabemos si la reducción en los niveles de dopamina fue causado por el uso intensivo de cannabis, o si era anterior. El uso prolongado e intensivo de cannabis, sin embargo, puede interferir con el sistema dopaminérgico. A la luz de la aceptación generalizada del consumo de marihuana, sobre todo por los jóvenes, creemos que es importante tener en cuenta los posibles efectos de la dependencia de cannabis, en áreas clave del cerebro “.

Según la psicólogo Dr. Josepha Carver, los bajos niveles de dopamina en el cerebro pueden causar la depresión y la ansiedad, pero también puede afectar a la parte del cerebro responsable de la capacidad de concentración y el enfoque.

En otro estudio realizado en 2013 por investigadores del Imperial College de Londres, se llevó a cabo estudios de PET en los cerebros de 38 personas – 19 usuarios diarios de cannabis y 19 personas que no usaban. El Dr. Michael Bloomfield, del Imperial College de Londres, dijo:

“La dopamina está implicada en el área del cerebro que dice que algo interesante va a pasar – sexo drogas y rock and roll. Nuestra investigación explica por qué la marihuana hace que la gente se siente de brazos cruzados.  Los resultados de nuestro estudio muestran que los consumidores de marihuana alteran el diseño de la dopamina. Esto también puede explicar elsíndrome amotivacional”, que a menudo se combina con el abuso de la marihuana, pero si se trata de un síndrome, es objeto de controversia “.

0 1.588 vistas

El sistema de recompensa de dopamina es importante cuando se trata de entender la marihuana y la motivación. Eso es porque existe un fuerte vínculo entre las vías de recompensa del cerebro y la respuesta a la marihuana.

El THC activa los receptores CB1 del cerebro, lo que conduce a un aumento de la dopamina. En pocas palabras, la marihuana hace que el cerebro libere la sustancia quimica. Esto es parte de la razón por la que fumar marihuana nos hace sentirnos tan bien.

Este efecto es sólo temporal, y es medible  aproximadamente por 2 horas después de consumir la marihuana.
Dicho esto, cuando la marihuana se consume en repetidas ocasiones, puede causar cambios más duraderos en el sistema de recompensa de dopamina.

La dopamina y la motivación

La sustancia química del cerebro llamada dopamina y juega un papel importante en la motivación. Si has oído hablar de ella, ya sabes que este neurotransmisor es una recompensa del cerebro.

La dopamina se libera cuando hacemos cosas que promueven nuestra supervivencia y reproducción, como la alimentación, el aprendizaje y el sexo. La liberación de dopamina nos hace sentir bien, así que se hacen estas cosas una y otra vez.

¿Alguna vez has notado una repentina oleada de placer cuando sientes el olor de una comida sabrosa, a pesar de que no estés comiendo todavía realmente?

El sistema de recompensa dopamina está conectado con el aprendizaje y la memoria. Cuando se experimenta una sensación agradable una y otra vez, el cerebro aprende a asociar el contexto y las señales de inminente placer.

Así que cuando se huele la comida antes de comer, el cerebro comienza a liberarla en nuestro cerebro en anticipación del placer de comer. En última instancia, se siguen las condiciones que hacen que las cosas que te llevan al placer.

La dopamina también puede ser liberada cuando el circuito de recompensa se estimula por otra razón. Por ejemplo, el alcohol, café, cigarrillos, y muchas drogas recreativas que se conoce que activan la vía de recompensa del cerebro y la liberación de dopamina.

Para resumir, la sustancia se libera en previsión de experiencias placenteras, produciendo la motivación y el incentivo para buscar la recompensa.

El sistema de recompensa de dopamina es importante cuando se trata de entender la marihuana y la motivación. Eso es porque existe un fuerte vínculo entre las vías de recompensa del cerebro y la respuesta a la marihuana.

El THC activa los receptores CB1 del cerebro, lo que conduce a un aumento de la dopamina. En pocas palabras, la marihuana hace que el cerebro libere dopamina. Esto es parte de la razón por la que fumar marihuana nos hace sentirnos tan bien.

Este efecto es sólo temporal, y es medible  aproximadamente por 2 horas después de consumir la marihuana.
Dicho esto, cuando la marihuana se consume en repetidas ocasiones, puede causar cambios más duraderos en el sistema de recompensa de esta sustancia quimica.

2 16.487 vistas

 

Podíamos leer en el portal Leaf Sciencie un articulo muy interesante en el que explicaban como la dopamina es liberada cuando se consume marihuana.

No se puede negar que la marihuana hace que sus usuarios se sientan bien. Pero, ¿qué hay detrás de la euforia y que les sucede a los que la fuman con frecuencia?

Como resultado, la marihuana hace que el cerebro libere una sustancia química conocida como dopamina. Este producto químico juega un papel importante en muchas funciones esenciales y realmente está relacionado con la marihuana de más maneras de las que podrías pensar.

¿Qué es la dopamina?

La dopamina es uno de los muchos productos químicos del cerebro que ayuda a regular su actividad. Estos productos químicos son conocidos como neurotransmisores. Como el nombre implica, los neurotransmisores funcionan para transmitir señales a través de las células del cerebro, también conocidas como neuronas.

La dopamina es un neurotransmisor especialmente importante. A menudo se llama a esta química “sentirse bien”, ya que es directamente responsable de la sensación de placer y recompensa. Las neuronas de dopamina están muy concentradas en una parte del cerebro llamada núcleo accumbens, que se refiere al centro de recompensa del cerebro.

Muchas funciones biológicas implican  las vías de recompensa del cerebro, incluyendo el apetito, la atención, el aprendizaje, el sueño, el sexo, el movimiento y el estado de ánimo.

¿Aumenta la marihuana la dopamina?

¡Sí! Todos los medicamentos que la gente toma para fines recreativos actúan para aumentar los niveles de dopamina, y la investigación demuestra que la marihuana no es la excepción.

Al igual que la cafeína, alcohol, tabaco y cocaína, el uso de la marihuana se asocia con una liberación de dopamina. El aumento temporal en los niveles de dopamina es el responsable de la euforia que los usuarios de marihuana y otras sustancias experimentan.

¿Cómo funciona?

Aunque la marihuana es similar a otras drogas cuando se trata de aumentar los niveles de dopamina, la forma en que funciona es algo única.

Los productos químicos en la marihuana, llamados cannabinoides, indirectamente, aumentan la dopamina por el bloqueo de la acción de otro neurotransmisor llamado GABA. El GABA normalmente actúa para amortiguar la cantidad de dopamina liberada en el núcleo accumbens. Sin embargo, cuando el GABA es bloqueado por compuestos de marihuana, tales como el THC, el resultado es un aumento de la cantidad de dopamina liberada.

Curiosamente, no son sólo los productos químicos en la marihuana los que tiene este efecto. El GABA es inhibido de forma natural por otros cannabinoides producidos por el cerebro. La acción de los cannabinoides naturales, conocidos como endocanabinoides, se cree que juegan un papel esencial en la liberación de dopamina en las funciones del día a día.

Un estudio publicado en 2013 confirma este hecho al mostrar que los ratones nacidos sin receptores cannabinoides corrian en un ejercicio con ruedas de 20 a 30% con menos frecuencia que los ratones sanos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el sistema cannabinoide puede ayudar a facilitar la liberación de dopamina durante el ejercicio, y probablemente también en otras funciones relacionadas con la recompensa. En otras palabras, sin la actividad de sistema cannabinoide del cuerpo, la liberación de dopamina en el cerebro se suprime.

Efectos a largo plazo

Dado que la marihuana cambia los niveles de dopamina temporalmente, muchos se han preguntado si esto podría dar lugar a efectos a largo plazo. Un estudio del 2012 propuso investigar esto y llegó a la conclusión de que a diferencia de los usuarios de otras drogas comunes , los usuarios frecuentes de marihuana no sufren cambios duraderos en los niveles de dopamina.

Por otra parte, los estudios sugieren que los niveles de dopamina pueden ser afectados por un breve período después de dejar de fumar marihuana. Los usuarios pueden experimentar un período de retiro durante el cual los niveles de dopamina caen por debajo de los niveles normales.

Un estudio publicado en el 2013 también encontró que los usuarios de marihuana pueden tener el promedio por persona de niveles más bajos de dopamina. Una explicación para esto es la hipótesis de la “automedicación”, que describe la tendencia de los individuos que sufren de alteraciones de la dopamina, como las personas con TDAH, al utilizar sustancias que aumentan la dopamina.

De hecho, algunos estudios sugieren que el cannabis puede ayudar a aliviar los síntomas de ADHD.

 

0 2.502 vistas

Según investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Columbia en Nueva York, EE.UU., con 16 consumidores de cannabis (media: 517 porros al mes) y 16 de controles, el consumo de cannabis no está asociado con liberación de dopamina en el estriado, determinada región cerebral.

Sin embargo el inicio precoz del consumo y un uso intensivo se relacionó con una baja liberación de dopamina. (Fuente: Urbano NB, et al. Biol Psychiatry. 2012 Jan 28. [en imprenta])

 

Fuente IACM

0 492 vistas

El chocolate tiene un efecto estimulante por su contenido en teobromina, un alcaloide que produce un aumento del nivel de serotonina y dopamina. Además contiene anandamida, un compuesto químico orgánico que forma parte de una misma clase de mediadores lipídicos conocidos como endocannabinoides. Teobromina y anandamina con dos neurotransmisor que en ocasiones imitan los efectos de los compuestos psicoactivos presentes en la marihuana, los cannabinoides.

En esta sencilla receta, te enseñamos a hacer unos deliciosos bombones de cannabis, ideales para cualquier ocasión. ¿Porque a quien le desagrada un dulce bombón, y más acompañado de marihuana?

Ingredientes

  • 50 gramos de mantequilla cannábica
  • 1 tableta de chocolate negro para fundir
  • 30 gramos azúcar
  • 120 ml de leche entera

Elaboración

Empezamos haciendo una mantequilla de cannabis o cannabutter. Para ello, en un cazo añadimos 100 gramos de mantequilla y la ponemos a fuego suave. Una vez derretida, añadimos 20 gramos de cogollos. Removemos y cocinamos durante unos 20-30 minutos. Finalmente colamos para eliminar la materia vegetal y reservamos.

En un cuenco añadimos el chocolate en pequeños trozos para fundirlo. Podemos usar el microondas, con intervalos de 20-30 segundos. También podemos hacerlo al baño maría, introduciendo el cuenco en un cazo con un par de dedos de agua y a fuego medio. Hay que vigilar que un exceso de temperatura no queme el chocolate, ya que tendría un sabor amargo nada agradable.

Cuando tengamos en chocolate fundido, añadimos la leche y removemos para integrarla perfectamente. Seguidamente añadimos 50 gramos de la mantequilla de marihuana y el azúcar, volviendo a remover para homogeneizar bien esta mezcla.

En un molde de silicona, tipo cubitera de hielo, echamos aún caliente la mezcla anterior. Puedes introducir en los huecos del molde ya rellenos cualquier tipo de fruto seco como almendras, avellanas, nueces, pistachos… o también frutas escarchadas como naranja, limón, cerezas…

Con un papel film tapa la superficie del molde, evitará que se forme una costra y adquiera sabores extraños, pues debemos meterlo en la nevera unas 24 horas para que se solidifique bien. Pasado este tiempo, sólo queda desmldar y ya tenemos los bombones cannábicos listos para consumir. Antes, también puedes pasarlos por cacao en polvo, coco rallado, virutas de colores…

Como siempre que se trata con cannabis ingerido, hay que tener mucha precaución. el cannabis ingerido suele tardar más de una hora en hacer efecto. Haz los bombones de pequeño tamaño y no conviene comer en exceso. Una vez calculada la dosis ideal, es muy fácil adecuar la cantidad de mantequilla en la receta o hacer los bombones del tamaño ideal para conseguir un buen viaje.

1 1.178 vistas

Los efectos del cannabis en la serotonina pueden explicar cómo puede ayudar a la ansiedad y la depresión la hierba. Muchas personas han escuchado que la marihuana puede afectar la dopamina en el cerebro. Pero, ¿qué hay de la serotonina?

Esta es un químico cerebral importante que afecta todo, desde el estado de ánimo hasta el apetito y el sueño. Los científicos han determinado que el sistema endocannabinoide (el sistema que responde a la marihuana) y el sistema de serotonina están conectados.

Específicamente, los cannabinoides pueden alterar el nivel de actividad de las neuronas de serotonina. Los estudios demuestran que la marihuana puede aumentar la serotonina.

Los científicos creen que esta es la razón por la cual la marihuana puede ser beneficiosa para la depresión y la ansiedad.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es uno de los muchos químicos en el cerebro conocidos como neurotransmisores. El cuerpo usa neurotransmisores para enviar mensajes químicos dentro del sistema nervioso.

Diferentes neurotransmisores se encuentran en diferentes regiones del cerebro y el cuerpo. Cada neurotransmisor se asocia con diferentes funciones.

La serotonina regula el estado de ánimo, la emoción, el apetito y el sueño. Se encuentra en el cerebro, el tracto gastrointestinal y en las plaquetas de la sangre. El sistema de neuronas de serotonina se conoce como sistema serotoninérgico.

Muchas drogas conocidas se dirigen al sistema serotoninérgico. Por ejemplo, una clase de antidepresivos conocidos como ISRS inhiben las enzimas que descomponen la serotonina, lo que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro.

Algunas drogas recreativas como el LSD (ácido), los hongos psilocibínicos y el MDMA (éxtasis) también funcionan al dirigirse a la serotonina.

¿Cómo afecta el cannabis a la serotonina?

La marihuana activa los receptores de cannabinoides, y el vínculo entre los receptores de cannabinoides y el sistema de serotonina puede ayudar a explicar algunos de los efectos de la marihuana.

La activación de los receptores cannabinoides aumenta la serotonina, y el bloqueo de la serotonina bloquea muchas de las funciones del sistema endocannabinoide.

En un estudio de 2007 , los científicos encontraron que el 20% de las neuronas de serotonina de ratón tenían receptores de cannabinoides. Los endocannabinoides como la anandamida también se encontraron en áreas del cerebro asociadas con la serotonina.

Curiosamente, los receptores cannabinoides se encuentran no solo en las neuronas de serotonina en sí, sino también en las neuronas inhibidoras cercanas. Esto significa que los cannabinoides pueden aumentar o disminuir la actividad del sistema de la serotonina.

Los investigadores también han demostrado que los cannabinoides (como los que se encuentran en la marihuana) pueden aumentar la actividad de la serotonina en el cerebro.

En un estudio de 2004 , los investigadores administraron THC a los ratones y aumentaron los niveles de serotonina. Cuando bloquearon los receptores CB1 en ratones, los niveles de serotonina disminuyeron.

Además del THC, el CBD también está relacionado con la serotonina. Se cree que muchos de los efectos del CBD se deben a la activación indirecta de los receptores de la serotonina.

Los investigadores creen que los efectos antiansiedad, antidepresivos, antiepilépticos, neuroprotectores, antieméticos y analgésicos del CBD están relacionados con la activación de un subtipo específico de receptor de serotonina.

¿Cuáles son los efectos en el cuerpo?

Los científicos creen que el vínculo entre el sistema endocannabinoide y el sistema serotoninérgico puede explicar muchos de los efectos de la marihuana.

El vínculo entre los dos sistemas parece explicar los beneficios de la marihuana para la ansiedad y la depresión, así como sus efectos para levantar el ánimo.

Esto se debe a que la serotonina desempeña un papel importante en el estado de ánimo, las emociones y la regulación del estrés. Los niveles bajos de serotonina pueden estar relacionados con algunos trastornos de salud mental, como la depresión y la ansiedad.

El efecto antidepresivo del CBD puede explicarse por un enlace al sistema de serotonina.
En un estudio de 2016 , los investigadores administraron a ratones un medicamento que imita el CBD. El medicamento bloqueó la enzima que descompone los endocannabinoides, lo que aumentó la cantidad de endocannabinoides en el cuerpo. Esto condujo a un efecto antidepresivo como el CBD tendría.

Sin embargo, cuando los investigadores dieron una sustancia química que bloqueó la serotonina, estos efectos desaparecieron. Esto implica que los efectos del CBD en el estado de ánimo están relacionados con el sistema serotoninérgico.

El bloqueo de los receptores cannabinoides causa depresión y ansiedad.

En 2006, un bloqueador de los receptores cannabinoides llamado rimonabant se introdujo en el mercado como un medicamento contra la obesidad. Dado que los cannabinoides desempeñan un papel importante en la regulación del apetito, se pensó que el medicamento reduciría el hambre.

Sin embargo, estos bloqueantes también tuvieron el efecto secundario involuntario de bloquear la serotonina. Ellos causaron la depresión y la ansiedad en las personas que los tomaron, y fueron retirados del mercado.

En un estudio de 2015 , los investigadores encontraron que los ratones genéticamente alterados que carecían de receptores CB1 en sus neuronas serotoninérgicas mostraron un aumento de la ansiedad en comparación con los ratones normales.

Los cannabinoides juegan un papel importante en el funcionamiento de los antidepresivos.

En un estudio de 2011 , los investigadores encontraron que aumentar los niveles de cannabinoides naturales podría hacer que los antidepresivos fueran más efectivos. También descubrieron que el bloqueo de los receptores CB1 impedía que los antidepresivos funcionaran por completo.

0 401 vistas

La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide o CEDC es un trastorno hipotético que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, migraña y síndrome del intestino irritable. De momento se ha investigado muy poco, pero si se descubre que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes y de muchas otras relacionadas.

 

Migraña, serotonina y las plaquetas del plasma sanguíneo

Las tres enfermedades presentan patrones clínicos y bioquímicos comunes que pueden apuntar a una CEDC subyacente. Se cree que la migraña está influenciadapor la función endocannabinoide, ya que las áreas sospechosas de estar involucradas en la generación de migrañas también se ven afectadas por la actividad de los cannabinoides; además, se cree que el endocannabinoide anandamida, con su papel en la modulación del dolor y la transmisión de serotonina, afecta positivamente a quienes padecen la afección.

¿Qué es la deficiencia clínica del sistema endocannabinoide? Excerpt/Intro (Max. 360 characters including spaces) – NO “READ MORE” CALL TO ACTION: La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide o CEDC es un trastorno hipotético que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, migraña y síndrome del intestino irritable. De momento se ha investigado muy poco, pero si se descubre que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes y de muchas otras relacionadas. Body text (please use sub headers): La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide (CEDC, por sus siglas en inglés) es un trastorno teórico que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, la migraña y el síndrome del intestino irritable. Hasta el momento, se ha realizado muy poca investigación sobre este trastorno hipotético, pero si se confirma que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes, así como de muchas otras relacionadas. Migraña
La migraña es una enfermedad debilitante y muy común que afecta a millones en todo el mundo

La bioquímica de la migraña es muy compleja y poco conocida, pero se sabe que se presentan altos niveles de serotonina durante los ataques. Se ha demostrado que el THC y su ligando endógeno, la anandamida, inhiben la serotonina en dosis altas (aunque las dosis bajas pueden aumentar su producción), particularmente en las plaquetas del plasma sanguíneo. Las plaquetas contienen las mayores reservas de serotonina del organismo, que también está presente en el sistema endocannabinoide (SEC) y en todo el cerebro. Se cree que la liberación de serotonina de las plaquetas es esencial para la generación de migrañas, y a menudo la migraña se considera una enfermedad de la sangre sobre esta base.

Fibromialgia y deficiencia de serotonina

La fibromialgia, un trastorno del dolor que se considera ampliamente de naturaleza neuropsiquiátrica, se trata con cannabis en aproximadamente el 10% de los pacientes en EE. UU. (ya sea mediante la automedicación o por prescripción) y se ha demostrado que responde favorablemente a la nabilona, un derivado del THC producido de forma sintética. En un estudio que documentaba el efecto de la nabilona en pacientes con fibromialgia, los sujetos experimentaron una mejora significativa de los síntomas cuando se les administraba el cannabinoide. Otro estudio demostró que la calidad de vida mejoraba considerablemente en pacientes con fibromialgia que se auto administraban cannabis oral o fumado.

¿Qué es la deficiencia clínica del sistema endocannabinoide? Excerpt/Intro (Max. 360 characters including spaces) – NO “READ MORE” CALL TO ACTION: La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide o CEDC es un trastorno hipotético que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, migraña y síndrome del intestino irritable. De momento se ha investigado muy poco, pero si se descubre que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes y de muchas otras relacionadas. Body text (please use sub headers): La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide (CEDC, por sus siglas en inglés) es un trastorno teórico que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, la migraña y el síndrome del intestino irritable. Hasta el momento, se ha realizado muy poca investigación sobre este trastorno hipotético, pero si se confirma que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes, así como de muchas otras relacionadas. Migraña
Puntos de hipersensibilidad encontrados en la fibromialgia

También se sabe que los niveles de serotonina en las plaquetas se ven afectados en la fibromialgia, aunque se cree que la deficiencia de serotonina, en lugar de la abundancia excesiva, es responsable de la percepción anormal del dolor por parte del paciente. Esta disparidad no se entiende completamente, y es algo sorprendente dado el alto grado de comorbilidad entre las enfermedades: en un estudio, hasta el 63% de los pacientes con fibromialgia primaria también informaron de síntomas de migraña; en otro, se descubrió que el 22,2% de los pacientes con migraña primaria también tenían fibromialgia. Esta disparidad puede explicarse en parte por las diferencias de género, ya que ninguno de los pacientes masculinos con migraña informó de síntomas de fibromialgia, y esta última enfermedad la sufren de forma abrumadora las mujeres, que comprenden el 90% de los pacientes.

El SII y la relación entre el cerebro y el intestino

El síndrome del intestino irritable (SII) es una enfermedad gastrointestinal común que se presenta en forma de hinchazón, calambres abdominales y diarrea. Durante mucho tiempo, se ha sospechado que existe una relación entre el SII y la disfunción neuropsiquiátrica, ya que la afección suele ser comórbida con trastornos psiquiátricos como la ansiedad, la depresión y el trastorno por estrés postraumático(TEPT); los síntomas agudos suelen aparecer en momentos de angustia mental. Sin embargo, como los endocannabinoides se expresan en el sistema nervioso entérico (SNE), así como en las áreas del cerebro afectadas por dichos trastornos psiquiátricos, su efecto puede ser independiente.

La serotonina también juega un papel en el SII, al influir en la motilidad intestinal (las acciones peristálticas del colon, que se vuelven “espasmódicas” o incontrolables durante los episodios del SII), la sensibilidad y la secreción de líquido. Curiosamente, se ha demostrado que los pacientes con SII-D (caracterizada por la diarrea) presentan un aumento de los niveles de serotonina en sangre, mientras que los que padecen SII-E (que se caracteriza por el estreñimiento) presentan niveles reducidos de serotonina.

Receptores cannabinoides en el sistema nervioso entérico

Se ha demostrado que la activación de los receptores cannabinoides en el SNE reduce la hipersensibilidad del intestino, además de reducir la motilidad intestinal y la inflamación. Muchos enfermos de SII utilizan cannabis para aliviar sus síntomas, aunque algunos informan de que los síntomas empeoraron después de comenzar el uso; algunos incluso proponen que el cannabis es un desencadenante del SII en ciertas personas.

La coincidencia entre casos de estas enfermedades ha llevado a la hipótesis de que todas son expresiones del mismo trastorno somático subyacente. Muchos enfermos de SII también informan de síntomas de migraña, y hasta el 70% de los que padecen fibromialgia también presentan síntomas de SII. Muchos tienen los tres, pero no es estrictamente necesario que los tres estén presentes para que una afección subyacente sea la causa, ya que muchos trastornos del espectro manifiestan síntomas notablemente diferentes de un paciente a otro, y pueden estar implicadas otras afecciones relacionadas.

¿Es responsable una enfermedad subyacente?

¿Qué es la deficiencia clínica del sistema endocannabinoide? Excerpt/Intro (Max. 360 characters including spaces) – NO “READ MORE” CALL TO ACTION: La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide o CEDC es un trastorno hipotético que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, migraña y síndrome del intestino irritable. De momento se ha investigado muy poco, pero si se descubre que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes y de muchas otras relacionadas. Body text (please use sub headers): La deficiencia clínica del sistema endocannabinoide (CEDC, por sus siglas en inglés) es un trastorno teórico que se ha relacionado con diversas enfermedades, como la fibromialgia, la migraña y el síndrome del intestino irritable. Hasta el momento, se ha realizado muy poca investigación sobre este trastorno hipotético, pero si se confirma que existe, podría ser responsable de estas enfermedades tan comunes, así como de muchas otras relacionadas. Migraña
Diagrama que muestra las causas propuestas del SII

La idea de que un sistema endocannabinoide disfuncional sea responsable de este trastorno somático hipotético ha surgido por primera vez durante los últimos años. En 2004, se propuso por primera vez la teoría del trastorno de la CECD; los investigadores sugirieron que el alto grado de comorbilidad, junto con la característica común de la actividad inusual del receptor cannabinoide, apuntaban a un trastorno subyacente del sistema endocannabinoide. Muchas enfermedades conocidas se pueden atribuir a la disfunción de un sistema neurotransmisor específico: el Alzheimer lo causa la deficiencia del neurotransmisor de acetilcolina y el Parkinson se debe a la deficiencia de dopamina relacionada con la edad. Por lo tanto, es lógico suponer que la deficiencia de los neurotransmisores cannabinoides también causaría un trastorno específico o conjunto de trastornos relacionados.

La relación con el sistema de señalización de la serotonina no se puede ignorar cuando se investiga la posibilidad de la existencia de la CECD. Los estudios conductuales sugieren que los efectos de la señalización endocannabinoide están mediados por la regulación del sistema de serotonina: se ha demostrado que el THC inhibe la liberación de serotonina de las plaquetas en las personas que padecen migraña, además de aumentar la síntesis de serotonina en el cerebro; 2-AG y el cannabidiol han demostrado efectos similares. Sin embargo, se cree que los efectos independientes de los cannabinoides en los receptores cannabinoides son la causa subyacente de la CECD, a pesar de esta posible relación fundamental con la señalización de la serotonina.

Si se demuestra la existencia de la CECD, se pueden investigar terapias dirigidas, lo que determinaría la naturaleza precisa de la deficiencia y determinaría la proporción y la dosis apropiadas de cannabinoides exógenos suplementarios. En la actualidad, el tratamiento de estas enfermedades suele aplicarse a través de la ingestión de extracciones de cannabis crudo, o fumando, lo que puede implicar proporciones de cannabinoides muy diferentes entre las variedades de cannabis. Debido al efecto dependiente de la dosis de muchos cannabinoides, el alivio de los síntomas puede no ser el adecuado con algunas variedades.

by Seshata

0 216 vistas

El cannabidiol (CBD) tiene efectos beneficiosos en pacientes con esquizofrenia, según un nuevo estudio publicado por el American Journal of Psychiatry .

“La nueva investigación en animales y humanos indica que el cannabidiol (CBD) tiene propiedades antipsicóticas”, comienza el resumen del estudio. “Los autores evaluaron la seguridad y efectividad del CBD en pacientes con esquizofrenia”.

En un ensayo exploratorio doble ciego en grupos paralelos, los pacientes con esquizofrenia fueron “aleatorizados en una proporción de 1: 1 para recibir CBD (1000 mg / día; N = 43) o placebo (N = 45) junto con su medicación antipsicótica existente”. Los participantes fueron “evaluados antes y después del tratamiento usando la Escala de Síndrome Positivo y Negativo (PANSS), la Evaluación Breve de Cognición en Esquizofrenia (BACS), la Escala de Evaluación Global de Funcionamiento (GAF) y las escalas de mejora y gravedad de Clinical Global Escala de impresiones (CGI-I y CGI-S). “

Después de 6 semanas de tratamiento, en comparación con el grupo placebo, “el grupo de CBD tuvo niveles más bajos de síntomas psicóticos positivos (PANSS: diferencia de tratamiento = -1.4, IC 95% = -2.5, -0.2) y fueron más propensos a haber sido evaluados como mejorados (CGI-I: diferencia de tratamiento = -0.5, IC 95% = -0.8, -0.1) y como no severamente enfermos (CGI-S: diferencia de tratamiento = -0.3, IC 95% = -0.5, 0.0) por el Los “pacientes que recibieron CBD” también mostraron mejoras mayores que no alcanzaron significación estadística en el rendimiento cognitivo (BACS: diferencia de tratamiento = 1.31, IC 95% = -0.10, 2.72) y en el funcionamiento general (GAF: diferencia de tratamiento = 3.0 , IC del 95% = -0.4, 6.4). El CBD fue bien tolerado, y las tasas de eventos adversos fueron similares entre los grupos CBD y placebo “.

El estudio concluye afirmando que; “Estos hallazgos sugieren que el CBD tiene efectos beneficiosos en pacientes con esquizofrenia. Como los efectos del CBD no parecen depender del antagonismo del receptor de dopamina, este agente puede representar una nueva clase de tratamiento para el trastorno “.

Los investigadores descubrieron que los que fueron tratados con cannabidiol tuvieron menores síntomas que los pacientes que sólo recibieron un placebo.

El estudio publicado en American Journal Of Psychiatry descubrió, según los psiquiatras, que los pacientes tratados con CBD daban indicios de mejor desempeño, y funcionamiento cognitivo.

El estudio completo, publicado en línea por el Instituto Nacional de Salud de EE. UU., se puede encontrar haciendo clic aquí .

1 443 vistas

Risas.- Uno de los grandes atractivos del cannabis son sus efectos recreativos. Siempre se podrá encontrar una variedad para cualquier estado de ánimo. Para relajarse, para divertirse, para dormir o para reír. Y es ésta última uno de las más destacables, por las carcajadas que provoca en quienes la consumen.

Antes de entender de qué manera el cannabis afecta al humor, es importante conocer lo que sucede en el cerebro. Los neurocientíficos admiten que es muy complicado concretar las razones específicas que provocan la risa. Coinciden en que ésto que implica la inter-actuación de múltiples áreas del cerebro que regulan lenguaje, memoria, función motora, interpretación auditiva y lógica.

Es por lo tanto un reflejo motor que se inspira en la propia interpretación del humor. Es a su vez una idea compleja compuesta de muchos bloques de construcción diferentes. Intervienen el contexto cultural, el contexto lingüístico o el contexto social. Es fácil comprobar que el humor o motivos de risa de un país es totalmente diferente al de otro.

Los escáneres de resonancias magnéticas han podido demostrar que el humor, principalmente, se procesa en los lóbulos frontales y temporales de la corteza cerebral. Luego se expresa emocionalmente. Y es aquí donde la marihuana interviene. Según estudios desarrollados en el Cognitive Neuroimaging Laboratory del McLean Hospital, en Belmont, el cannabis es capaz de estimular el flujo sanguíneo en los lóbulos frontales, tanto en el derecho como en el izquierdo.

Estas áreas del cerebro se asocian con el humor y la risa. El THC consigue crear una sobreactividad en ellas mediante el aumento del flujo sanguíneo, provocando el acto de reír. De todos modos la ciencia aún no ya ha conseguido revelar hasta qué punto este aumento del flujo sanguíneo es directamente responsable de su intensidad.

El THC es el  principal cannabinoide psicoactivo del cannabis. Cuando se consume se une a los receptores cannabinoides en el cerebro y activan el sistema mesolímbico. Ésto causa que el cerebro consiga liberar grandes cantidades de dopamina y endorfinas, lo que desemboca en un estado de máxima felicidad y euforia.

Otros informes además sugieren que ciertos compuestos del cannabis, THC incluído, llegan a promover la neurogénesis en determinadas áreas del cerebro. Ésto provoca un efecto anti-ansiedad y anti-depresión en quien la consume. Científicos han llegado a comprobar que en personas deprimidas con una disminución de actividad en estas áreas del cerebro, la marihuana es capaz de reponer y estimular esta actividad.

Para finalizar, los estudios de la investigadora Sophie Scott sobre el papel social de la risa, demuestra que la risa es un efecto de conducta o conductual. Es decir que cuando en un ambiente desconocido y alguien se ríe, es probable que la risa se contagie de unos a otros. Cuando se está en compañía es hasta 30 veces más probable reírse que cuando se está solo.

0 4.553 vistas

ConsuMango: es el gran clásico para potenciar los efectos del cannabis, y en especial los mangos maduros. Esta deliciosa fruta contiene un tipo de terpeno llamado mirceno, también común en algunas variedades de cannabis. Los terpenos y los cannabinoides son los encargados de interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo, modulando los efectos que produce. Al consumir cannabis y comer un mango, estas dos sustancias ayudan al THC a traspasar la barrera hematoencefalica hasta 4 veces más rápido. Los efectos finalmente también son más prolongados.

Chocolate: en este caso su poder para potenciar los efectos del cannabis se debe a su contenido en anandamida, una sustancia que guarda similitud con el THC puesto que ambas tienen la capacidad de liberar dopamina o conocida comúnmente como la hormona del placer. El chocolate aumenta los niveles de anandamida presentes en nuestro cerebro y estimula la sensación de bienestar y relajación. El chocolate negro tiene mayor cantidad de esta sustancia y es el más interesante. Cuanta más leche contenga también menos anandamina posee, así que optar por chocolates con al menos 70% de cacao.

Kanna: también llamada Channa o Kougoed, se trata de una planta africana de nombre Sceletium tortuosum originaria de las regiones del cabo de Sudáfrica, empleada como medicina tradicional tribal durante siglos. Posee importantes propiedades para la elevación del estado de ánimo y como ansiolítico. No es alucinógena ni psicodélica, y muchas investigaciones apuntan a una de las medicinas del futuro. La kanna puede mejorar y potenciar el efecto de otras sustancias psicoactivas como el cannabis. Pese a no haber ningún estudio al respecto, son numerosas las experiencias relatadas por consumidores de todo el mundo.

Griffonia simplicifolia: es un arbusto leñoso nativo de África Occidental y África Central, de unos 3 m de altura y flores verdosas seguidas por vainas de color negro. Tiene propiedades afrodisíacas y como tónico y estimulante general, siendo usada por los nativos ya hace siglos. Las semillas de esta planta se utilizan como un suplemento alimenticio por su rico contenido en 5-hidroxitriptófano (5-HTP), que es un precursor importante para el cuerpo humano para formar serotonina. Esta sustancia juega un papel importante en el organismo como neurotransmisor que transporta señales entre las neuronas del sistema nervioso.

Nueces: además de ser uno de los frutos secos más saludables, combinadas con el cannabis también pueden potenciar los efectos de los cannabinoides. Todo se debe su gran contenido en ácidos grasos omega-3, un grupo de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga que además de ayudar a proteger el corazón y evitar  problemas cardiovasculares que, como en el caso del mango, también ayuda a que los efectos psicoactivos del cannabis se produzcan más rápido.

Cerveza: hay algo mejor que una cerveza bien fría? Un estudio del Journal of Clinical Chemistry de hace un par de años concluyó que las tasas de THC en sangre se elevan tras haber bebido algunas cervezas. No sucede ésto con la cerveza sin alcohol. El lúpulo o Humulus lupulus, ingrediente principal de la cerveza, y el cannabis, pertenecen a la familia de los Cannabaceae, con similaridades tanto en apariencia como en estructura molecular. Ambas comparten propiedades organolépticas, además de compuestos orgánicos como terpenos o terpenoides. Mucha cerveza emborracha, ya sabes.

 

0 928 vistas

Risa.- Los que han consumido marihuana ya saben de la casi total relación entre el efecto del consumo de cannabis y la posterior percepción en todas las cosas relacionadas con el humor. El cannabis tiene un gran impacto en nuestra mente y en la forma con la que percibimos las cuestiones. Aunque, todavía no se tienen claro los detalles científicos sobre la pesadez en consumidores diarios.

La carcajada o risa a veces es muy difícil de controlar, es espontanea por una serie de razones que pueden ir desde la emoción, felicidad, alegría o diversión. Una investigación realizada mostraba que las personas cuando están acompañadas pueden ser treinta veces más propensos a reír que cuando están solos.

Existe un aspecto en la risa que se denomina efecto espejo, los humanos tenemos neuronas espejo que atrapan las señales sutiles de otras personas, por eso tendemos a contestar con una sonrisa a otra sonrisa y a bostezar con otro bostezo. Con las emociones negativas pasa algo similar, rápidamente nos damos cuenta de cuando alguien esta enfadado o cabreado. Estas neuronas espejo pueden atribuirse a la causa de la empatía.

Los efectos del consumo de cannabis pueden producir la carcajada si se ve a alguien disfrutando de su propia risa y si especialmente se encuentra gracioso. Se cree que la risa puede ser una evolución del jadeo, que proviene de los simios cuando se hacen cosquillas o cuando juegan entre ellos.

El cannabis afecta a nuestro sistema endocannabinoide, una red de receptores que se conectan entre ellos. Cuando consumimos, los cannabinoides como el THC provoca automáticamente diferentes reacciones en nuestro cerebro y permitiendo, a través del sistema endocannabinoide, que nuestros neuotransmisores o neuronas se comuniquen entre si. La dopamina vinculada al placer y la serotonina también relacionada con la depresión, son las máximas responsables de nuestro estado de animo elevado y de la positividad.

Según como este nuestro estado de animo, la marihuana puede intensificar la alegría, pero también si nuestro estado de animo no es el mejor puede tener el efecto contrario. Por lo tanto, si se va a consumir, es mejor estar rodeado de buenos amigos y con buen estado anímico.

Si a veces después de consumir se ha tenido la sensación de estar en plan sarcástico o irónico, debes saber que no eres el único que siente ese estado. Esto ocurre porque corre mas oxigeno por la sangre que llega al cerebro y se activan las regiones del hemisferio derecho y que son las que se encargan de los proceso cognitivos.

También llamado pensamiento divergente, este nos permite ver nuestra realidad en una forma diferente, a menudo con un giro cómico en las cosas. Este pensamiento es una de las razones por las muchos tienen ataques repentinos de creatividad mientras conectan con teorías e ideas aparentemente inconexas. Aunque no todos tienen los mismos efectos cuando consumen THC, la salud, ser muy tolerante, la genética, ser joven o mayor, chico o chica, o la tolerancia a esta sustancia, podrían afectar de diferente forma a cada persona.

Así que ya sabes, según como te encuentres, lo que seas o como seas, el THC puede afectarte de distinta forma. La marihuana activa los compuestos químicos del organismo y también incrementa la cantidad de sangre que lleva al cerebro produciendo activaciones como la más que posible activación de la risa.

Esa elevada carga de oxigeno transportada en la sangre y que llega a la cabeza produce la activación y amplificación en esa región derecha en particular. La ciencia a descubierto que tener problemas en esa parte del cerebro supone experimentar menor frecuencia en el aprecio por el humor o la risa y, también la perdida de cierto punto del efecto de emociones generales.

0 487 vistas

Los introvertidos son personas especiales, que a menudo son muy creativos e inteligentes. Pero a veces los introvertidos tienden a perderse en nuestro trepidante mundo. 

Mientras que los introvertidos son a menudo silenciosos y pensativos, parece que la marihuana puede ayudarles en el establecimiento de relaciones y a ser más productivo.

Los introvertidos también son conocidos por buscar un espacio tranquilo para relajarse después de un largo tiempo de actividad social.

Estas personas a menudo combaten la pérdida de energía, mediante el uso de variedades sativas que dan un impulso inmediato de esa energía. También a menudo carecen de la dopamina, que es liberada por el cerebro y da una sensación de felicidad. Esto distingue a los extrovertidos que extraen energía de los contactos sociales.

Para combatir este efecto, los introvertidos deben usar una variedad de marihuana que animen las conversaciones cuando están con otras personas. La variedad podría ser como el híbrido  Blue OG que es conocido por facilitar la gestión de la ansiedad social.

Está comprobado que la marihuana ayuda a tratar la ansiedad como respuesta a ciertas partes de nuestro cerebro que nos causan miedo.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Kentucky (psicólogo Timothy C. Deckman y Nathan DeWall) investigaron si la marihuana, que tiene un efecto sobre receptores similares en el cerebro que el acetaminofeno (que ha demostrado eficacia en el tratamiento de trastorno de ansiedad social) mostraba una eficacia similar en el tratamiento de trastorno de ansiedad social.

Uno de los experimentos descritos por los científicos, consistió en el examen de un grupo de 5631 estadounidenses que describían su nivel de soledad y, a continuación, comprobaron cómo la marihuana afectaba a sus sentimientos de soledad y autoestima. El informe encontró una correlación entre la soledad y la autoestima, haciendo hincapié en que la sensación de soledad y baja autoestima fue significativamente menor entre los fumadores habituales de marihuana.

Otro experimento en el que participaron 537 participantes mostró que entre los que experimentaron ansiedad social, los fumadores de marihuana experimentaron menos depresión.

Sabemos que aproximadamente la mitad de la población es introvertida. No es extraño los comentarios positivos de los introvertidos que usan marihuana tratando de este modo las fobias sociales y el aumento de la sensación de confianza en sí mismo.

3 8.426 vistas

¿Cómo afecta a la salud el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide es un sistema biológico que desempeña muchos papeles importantes en el cuerpo humano. También es el responsable de los efectos físicos y psicológicos del cannabis.

Los científicos descubrieron por primera vez el sistema al tratar de comprender los efectos del cannabis, y lo llamaron el sistema endocannabinoide por esta razón.

Endo significa endógeno, lo que significa originario dentro del cuerpo. Cannabinoides se refiere al grupo de compuestos que activan este sistema.

El sistema endocannabinoide es un objetivo principal de la investigación médica debido a sus efectos generalizados y potencial terapéutico. Aunque los científicos han resuelto los aspectos básicos de este sistema fascinante, queda mucho más que por cubrir.

¿Cuáles son los cannabinoides?

Los cannabinoides son los mensajeros químicos para el sistema endocannabinoide. Si bien existen muchos cannabinoides diferentes, todos ellos caen en dos categorías: endógena o exógena .

Los medios endógenos originarios dentro del cuerpo. También conocidos como endocannabinoides, estos compuestos son producidos naturalmente por el cuerpo humano. Ellos interactúan con los receptores cannabinoides para regular las funciones básicas , incluyendo el estado de ánimo, el apetito, el dolor, el sueño, y muchos más.

Los medios exógenos que se originan fuera del cuerpo. Los cannabinoides que se encuentran en la marihuana, tales como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), se consideran exógenos. Cuando se consumen, también interactúan con los receptores de cannabinoides para producir efectos físicos y psicológicos en el cuerpo.

¿Cuáles son receptores cannabinoides?

Usted puede preguntarse, ¿qué son exactamente los receptores? Como su nombre indica, los receptores son receptores de mensajes. Los mensajes se presentan en forma de mensajeros químicos que se unen al receptor. Estos mensajes producen un efecto característico dentro del cuerpo.

El sistema endocannabinoide tiene dos receptores: CB1 y CB2 . Cada receptor responde a diferentes cannabinoides, pero algunos cannabinoides puede interactuar con ambos.

La distribución de los receptores CB1 y CB2 en el cuerpo y en el cerebro explica por qué los cannabinoides tienen ciertos efectos.

Los receptores CB1 se encuentran en todo el cuerpo, pero están en su mayoría presentes en el cerebro y en la médula espinal. Se concentran en las regiones del cerebro asociadas con los comportamientos que influyen.

Por ejemplo, hay receptores CB1 en el hipotálamo, que está involucrado con la regulación del apetito y la amígdala, desempeña un papel en la memoria y en el procesamiento emocional. Los receptores CB1 también se encuentran en las terminaciones nerviosas en las que actúan para reducir sensaciones de dolor.

Los receptores CB2 tienden a ser encontrados en el sistema nervioso periférico. Ellos se concentran especialmente en las células inmunes. Cuando se activan los receptores CB2, trabajan para reducir la inflamación. La inflamación es una respuesta inmune que se cree que juega un papel en muchas enfermedades y condiciones.

Con respecto a los cannabinoides que se encuentran en el cannabis, los investigadores han encontrado que el THC se une tanto a los receptores CB1 como al CB2, producen la activación de ellos al igual que un endocannabinoide.

El CBD no se une directamente a los receptores de cannabinoides. En su lugar, el CBD funciona mediante la inhibición de una enzima llamada FAAH, que es la responsable de la degradación de la anandamida – endocannabinoide más importante en el cuerpo. Cuando se inhibe la FAAH, no puede descomponer la anandamida a su ritmo normal. Esto conduce a una acumulación de anandamida en el cerebro.

¿Cuáles son endocannabinoides?

Los endocannabinoides son cannabinoides producidos de forma natural en el cuerpo humano. 2-AG y anandamida son los dos principales endocannabinoides que los científicos saben de ellos.

La anandamida endocannabinoide fue la primera a ser identificada por los científicos. Descubierta en 1992, su nombre proviene de la palabra sánscrita ananda  haciendo referencia a sus efectos únicos en la mente y el cuerpo. En 1995, los científicos descubrieron un segundo endocannabinoide y lo llamaron 2-AG (glicerol 2-araquidonoil).

La 2-AG se encuentra en concentraciones más altas en el cerebro, mientras que la anandamida se encuentra en concentraciones más altas en otras áreas del cuerpo. Ambas son capaces de unir a los receptores CB1 y CB2, pero difieren en sus afinidades para estos receptores (es decir, la probabilidad que existe de unirse y activar cada receptor).

Los endocannabinoides son neurotransmisores “orden-corta”, lo que significa que se sintetizan en la demanda. En otras palabras, los endocannabinoides solamente se producen cuando las señales del cuerpo los hacen ser necesarios, y su presencia es transitoria.

Después de ser liberados, los endocannabinoides son descompuestos rápidamente por enzimas , que incluyen la FAAH (hidrolasa de amida de ácido graso) y el MAGL (monoacilglicerol lipasa).

Por el contrario, cuando se consume marihuana, grandes cantidades de cannabinoides entran en el cuerpo y se quedan. Esto significa que el sistema endocannabinoide se activa con más fuerza y ​​durante más tiempo de lo que normalmente sería.

Hay otros endocannabinoides actualmente en estudio, incluyendo éter noladin, virodamina, y la dopamina N-araquidonil (NADA). Sin embargo, su papel en el cuerpo no se entiende completamente.

Funciones del sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide está involucrado con la regulación de muchas funciones básicas del cuerpo humano, incluyendo:

  • Apetito
  • Metabolismo
  • Dolor
  • Dormir
  • Estado animico
  • Movimiento
  • Temperatura
  • Memoria y el aprendizaje
  • Función inmune
  • Inflamación
  • desarrollo neuronal
  • neuroprotección
  • La función cardiovascular
  • Digestión
  • Reproducción

Además de mantener las funciones básicas, el sistema endocannabinoide también actúa en respuesta a la enfermedad.

Por ejemplo, las células tumorales se han mostrado para expresar los receptores de cannabinoides más que las células sanas. Los estudios también muestran un aumento en los niveles de endocannabinoides en pacientes con diversos trastornos, como la enfermedad, la ansiedad, el dolor y la artritis crónica de Parkinson.

Como resultado, algunos científicos creen que la función general del sistema endocannabinoide es  regular la homeostasis .

La homeostasis es un elemento clave en la biología de los seres vivos. Se describe mejor como la capacidad de mantener las condiciones internas estables que son necesarias para la supervivencia.

La enfermedad es en gran parte un resultado de un fallo en la consecución de la homeostasis. Por lo tanto, el papel del sistema endocannabinoide en el mantenimiento de la homeostasis convierte en un objetivo único y prometedor en la medicina.

El sistema endocannabinoide en Medicina

(Foto: Connor Tarter / Flickr)

Debido a sus efectos generalizados en el cuerpo humano, se cree que el sistema endocannabinoide va a ser prometedor en el tratamiento de muchas enfermedades y condiciones. En los últimos años, los científicos han estado explorando diversas formas de orientar este sistema.

Actualmente hay dos formas principales de la orientación del sistema endocannabinoide: marihuana medicinal y los cannabinoides sintéticos .

La marihuana medicinal es la forma más común de la orientación del sistema endocannabinoide para tratar diversas enfermedades. Los compuestos de la marihuana, incluyendo el THC y el CBD, son conocidos por producir efectos terapéuticos mediante la interacción con el sistema endocannabinoide.

La marihuana medicinal puede ser prescrita para una amplia variedad de condiciones incluyendo el dolor crónico, náuseas, esclerosis múltiple, epilepsia, y los cuidados paliativos.

A pesar del éxito de la marihuana medicinal, algunos usuarios experimentan efectos secundarios desagradables, tales como sensación de vertigo. Algunas personas no disfrutan de los efectos psicológicos de la marihuana, y preferirían un tratamiento que evite esto.

Los cannabinoides sintéticos son moléculas que se han diseñado para imitar la actividad de los cannabinoides existentes. Estos compuestos pueden orientar el sistema endocannabinoide de una manera más específica y eficiente.

Por ejemplo, El dronabinol es una versión sintética de THC que se pueden prescribir para los pacientes de cáncer y SIDA para combatir las náuseas y pérdida de apetito. Cesamet es otro cannabinoide sintético que es similar al THC. Se utiliza para reducir los vómitos en pacientes con cáncer y para el tratamiento del dolor en varios trastornos, incluyendo la fibromialgia, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y el dolor crónico.

Además de imitar los efectos de los cannabinoides, tales como el THC, los cannabinoides sintéticos también pueden ser diseñados para apuntar a partes específicas del sistema endocannabinoide evitando al mismo tiempo los demás.

Por ejemplo, los investigadores están actualmente examinando si el sistema endocannabinoide puede ser dirigido periféricamente usando los cannabinoides sintéticos que no pueden cruzar la barrera hematoencefálica. Esto evitaría los efectos secundarios negativos de los cannabinoides que entran en el sistema nervioso central y que afectan al cerebro (es decir, la sensación de estar “colocados”).

En resumen, el sistema endocannabinoide es verdaderamente un tesoro para los científicos y los profesionales de la medicina. Es extremadamente complejo, juega un papel importante en muchos procesos vitales, y es muy prometedor como un objetivo de tratamiento para muchas enfermedades debilitantes.

1 400 vistas

Las investigaciones sobre la marihuana han mejorado significativamente en los últimos años debido a la creciente aceptación de la marihuana medicinal en todo el mundo. Los científicos han encontrado evidenciad de que la marihuana puede ayudar a tratar muchas condiciones diferentes , además del dolor, el glaucoma, la depresión y la epilepsia.

Pero todavía no hay ningún estudio clínico sobre el uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de las migrañas.

Gran parte de la evidencia es anecdótica y proviene de informes de casos y encuestas a los pacientes. Por ejemplo, un informe de 2009 publicado en la revista científica Headache describe un caso donde los investigadores fueron testigos de un hombre con una cefalea en racimos alivió sus síntomas totalmente a los cinco minutos de fumar marihuana.

Otro ejemplo, en una encuesta de 2480 los usuarios de marihuana realizadas a compradores de Cannabis en un dispensario de Oakland encontró que el 5 por ciento utilizaba el cannabis para aliviar la migraña.

El primer estudio formal sobre la marihuana y las migrañas

En 2016, se hizo el primer estudio formal sobre la marihuana como tratamiento de la migraña y fue publicado en la revista Pharmacotherapy. Los resultados finalmente arrojan algo de luz sobre la cuestión de si la marihuana puede ser útil para las migrañas.

El estudio encuestó a 121 adultos con migrañas durante un período comprendido entre enero del 2010 y septiembre del 2014. A todos los sujetos se les prescribió marihuana medicinal, y todos ellos asistieron al menos a una cita de seguimiento. Al final, el estudio encontró que después del consumo habitual de cannabis, la frecuencia media de las migrañas se redujo de un 10,4 a 4,6 veces por mes, una diferencia significativa.

Muchos pacientes utilizaron más de un método de consumo de marihuana, y los datos de la dosis y la frecuencia eran informados por los pacientes. Después de la cita de seguimiento, la dosis mensual media por paciente era 2.64 onzas (vaporizado), 2,59 oz (en comestibles), 2,73 oz (uso tópico), y 1,59 oz (fumada).

El estudio también encontró que algunos métodos de consumo eran mejores que otros para el tratamiento de la migraña. Fumar o vaping (vapear) fue preferido por la mayoría de los pacientes, ya que es más fácil controlar la cantidad que se está tomando, y también debido al rápido inicio de acción. Los productos comestibles , por el contrario, eran menos deseables porque las dosis son más difíciles de medir, y se tarda más tiempo en alcanzar el máximo efecto.

El estudio es prometedor, y abre un nuevo camino en un área poco estudiada seriamente por la investigación médica. Aún así, los autores admiten que tenía algunos puntos débiles. Más datos deben ser recogidos de las variedades y de las dosis, los pacientes necesitan llenar sus formularios de información de forma más completa, y muchos pacientes no van a la cita de seguimiento, haciendo que estos sean excluidos del estudio.

Como paso siguiente, los investigadores sugieren realizar un ensayo clínico aleatorizado, controlado con placebo similar a un estudio de medicamentos recetados. Hasta la fecha, no ha habido ensayos clínicos llevados a cabo sobre la marihuana como tratamiento para las migrañas. Sin embargo, la evidencia anecdótica recopilada de los pacientes y los médicos sugiere que la marihuana de hecho podría ser eficaz.

¿Cómo funciona la ayuda de la marihuana con las migrañas?

La forma de que la marihuana ayuda con las migrañas se reduce al sistema endocannabinoide, que es uno de los sistemas biológicos del cuerpo humano. Todos los vertebrados tienen uno, así que los científicos creen que tiene orígenes antiguos .

En los seres humanos, el sistema endocannabinoide se compone de los cannabinoides producidos de forma natural por el cuerpo humano (endocannabinoides) y de los receptores que se unen a ellos (CB1 y CB2). Estos receptores se encuentran en todas partes, no sólo en el cerebro sino en muchos tejidos y también en sistemas de órganos.

El papel del sistema endocannabinoide es regular las funciones vitales tales como el sueño, la sensibilidad al dolor, el apetito, la memoria, el calor del cuerpo, y el movimiento.

Según los estudios , cuando se activan los receptores CB1, se provoca una liberación de dopamina, lo que puede ser útil para los dolores de cabeza. También inhibe la liberación de otros varios neurotransmisores incluyendo la serotonina .

Los receptores CB2 no son psicoactivos, pero tienen efectos analgésicos y anti-inflamatorios, que pueden también ayudar con los síntomas de la migraña.

Los cannabinoides en la marihuana imitan los cannabinoides propios de nuestro cuerpo y tienen el mismo efecto sobre los receptores CB1 y CB2. Los pacientes con migraña crónica se ha dscubierto que son deficientes en la anandamida, el endocannabinoide más importante del cuerpo humano.

Al consumir marihuana, los pacientes pueden aumentar la actividad del sistema endocannabinoide, que teóricamente podría detener sus migrañas. Por esta razón, se ha sugerido que las migrañas y otras afecciones neurológicas, pueden ser nada más que una deficiencia de cannabinoides .

0 726 vistas

Una revisión de estudios concluye que la modulación del sistema endocannabinoide es beneficioso para el tratamiento de los síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson e insta a una mayor investigación clínica.

El cannabis y su influencia en el sistema endocannabinoide ha demostrado ser eficaz para la gestión de los síntomas relacionados con la enfermedad de Parkinson, de acuerdo con una nueva revisión de la investigación publicada sobre el cannabis y la Investigación en Cannabinoides .

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo a largo plazo del sistema nervioso que afecta al sistema muscular del cuerpo. La enfermedad degenerativa causa la muerte de las neuronas que producen dopamina, una sustancia química que envía mensajes a la parte del cerebro que controla el movimiento y la coordinación. Los síntomas de la enfermedad de Parkinson a menudo comienzan con un temblor en una mano y se desarrollan gradualmente en temblores, rigidez, inestabilidad postural, discinesia, y lentitud de movimientos. La psicosis también puede ocurrir, y en etapas avanzadas de la enfermedad, la demencia a menudo se desarrolla.

En el estudio, los investigadores, dirigidos por Mario Bassi Stampanoni del Departamento de Sistemas de Medicina de la Universidad Tor Vergata de Roma, examinaron los estudios preclínicos y clínicos disponibles que implican terapias basadas en los cannabinoides para la enfermedad de Parkinson.

Los científicos encontraron que los cannabinoides y su interacción con el sistema endocannabinoide, sistema que regula varios procesos del cuerpo, se demostró ser beneficioso para los síntomas de la enfermedad de Parkinson. La interacción del cannabis con los receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide, CB1 y CB2, modula la liberación del neurotransmisor dopamina. La interacción con los receptores CB1 y CB2 se ha demostrado en varios estudios preclínicos que mejoran el deterioro motor. Dos encuestas de pacientes con enfermedad de Parkinson encontraron que fumar marihuana es beneficioso para el temblor, la rigidez, la bradicinesia, el dolor y los síntomas del sueño. En el otro cuestionario se encontró que el cannabinoide cannabidiol (CBD) ayudó con la psicosis en la enfermedad de Parkinson.

Los investigadores deben tener en cuenta que los resultados de los estudios clínicos disponibles y limitados examinaron los efectos de cannabis en la enfermedad de Parkinson siendo concluyentes debido a los tamaños de muestra pequeños, sesgo de la expectativa y la falta de resultados estandarizados. Stampononi Bassi y su equipo instaron a más estudios clínicos.

“A pesar del bajo tamaño de la muestra y de la calidad de estos estudios, los datos sugieren que algunos síntomas motores en [la enfermedad de Parkinson], en particular [discinesias inducidas por levodopa], pueden responder a las terapias a base de cannabis”, escribieron los investigadores en su estudio.

“Se necesitan estudios bien diseñados que impliquen mayor muestra de pacientes, dianas moleculares apropiadas, medidas biológicas objetivas (es decir, a nivel de la sangre CBS), y medidas de resultados clínicos específicos para aclarar la eficacia de las terapias basadas en cannabinoides”, agregaron los investigadores.

En diciembre, el Dr. Stuart Tito, el CEO de la Marihuana Medicinal, Inc ., Fue entrevistado por UOL News en Brasil sobre los efectos del cannabis, específicamente del CBD, en la enfermedad de Parkinson. AXIM Biotechnologies, Medical Marijuana, Inc.’s  , se encuentra actualmente en medio del desarrollo de productos farmacéuticos y tratamientos a base de cannabinoides para varias condiciones con ningún tratamiento eficaz conocido, incluyendo la enfermedad de Parkinson.

Se puede leer todo el estudio, “Los cannabinoides en la enfermedad de Parkinson”, a través de Cannabis y Cannabinoides Investigación .

0 1.194 vistas

Muchas personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) encuentran la marihuana útil para la gestión de sus síntomas, como la dificultad para concentrarse y la impulsividad. Sin embargo, pocos estudios han examinado a la marihuana como una opción para su tratamiento, hasta ahora.

En un estudio del 2016 por investigadores del King College de Londres, se demostró que el tratamiento con un spray a base de cannabis reduce los síntomas en los pacientes con TDAH. En el estudio participaron 30 adultos con TDAH y a los que se les trató Sativex o placebo durante un período de cuatro semanas.

El Sativex es un aerosol farmacéutico a base de extractos de toda la planta de cannabis. Contiene una proporción 1: 1 de THC y CBD y es uno de los muy pocos tratamientos basados en el cannabis que son aprobados como un medicamento recetado.

Para el final del estudio, los que recibieron el tratamiento con cannabis mostraron mejorías en los síntomas de hiperactividad, impulsividad y falta de atención. También puntuaron más alto en medidas de rendimiento cognitivo y la estabilidad emocional.

Los investigadores concluyeron: “El subgrupo de individuos con TDAH ganaron una mejora de la cognición y una reducción de los síntomas de TDAH desde que usaron los cannabinoides .”

Los cannabinoides son los compuestos activos de la marihuana que son responsables de sus propiedades medicinales. Aunque se conocen la existencia de más de 80 cannabinoides diferentes, el THC y CBD son los más comunes.

Tanto el THC y CBD han demostrado mejorar los síntomas del TDAH en modelos animales .
A pesar de que los cannabinoides están disponibles en formas farmacéuticas como el Sativex, muchas personas con TDAH encuentran en la marihuana una opción más efectiva y más accesible.

El uso de marihuana y el TDAH

El uso de la marihuana es extremadamente común en aquellos que sufren de TDAH. De hecho, los estudios muestran que los adultos jóvenes con TDAH son tres veces más propensos a usar marihuana en su vida.

Aunque la marihuana es generalmente vista como una sustancia recreativa, las personas con TDAH a menudo utilizan la marihuana como una forma de automedicación para sus síntomas.

En un estudio de 268 discusiones en línea separadas, el 25% de las personas dijeron que creían que la marihuana era útil para el tratamiento del TDAH.

A pesar de la creencia popular de que la marihuana puede ayudar con el TDAH, cómo funciona todavía no está claro.

A las personas con TDAH generalmente se le prescriben medicamentos estimulantes, como Ritalin o Adderall, para ayudarlos a concentrarse y ser menos impulsivos. Estos medicamentos actúan al aumentar los niveles de dopamina en el cerebro.

La marihuana también se ha demostrado que aumenta los niveles de dopamina . Esto ha llevado a los expertos a teorizar que la marihuana podría funcionar de una manera similar a los estimulantes en el tratamiento del TDAH.

También explica por qué algunas personas encuentran que el cannabis es tan eficaz como los fármacos de venta con receta. En comparación a los estimulantes farmacéuticos, informaron que la marihuana tenía menos efectos secundarios.

La marihuana ayuda a controlar los síntomas

La razón por la cual la mayoría de las personas con TDAH usan la marihuana es por ser un mejor enfoque . De hecho, muchos consideran que el cannabis les ayuda a prestar atención y permanecer en su tarea.

Esto parece contrario a la intuición, ya que la marihuana se cree que interfiere con el enfoque y la atención de los usuarios regulares.

Sin embargo, hay muchas otras razones por las que las personas con TDAH pueden optar por utilizar la marihuana. Además de ser capaces de concentrarse mejor, los estudios también sugieren que la marihuana puede ayudar con problemas de sueño, hiperactividad y la impulsividad.

Curiosamente, los estudios muestran que las personas con los síntomas más severos de TDAH tienden a usar marihuana con más frecuencia. Los hombres y las mujeres también parecen usar cannabis por razones diferentes.

A pesar de la fuerte relación entre el uso de la marihuana y el TDAH, se necesita más investigación para determinar los beneficios específicos de la marihuana en el tratamiento de la condición.

La marihuana médica para el TDAH

La marihuana medicinal es cada vez más popular en los EE.UU. y en todo el mundo. Puede ser utilizada para el tratamiento de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer, la esclerosis múltiple, dolor crónico, enfermedad de Crohn y la epilepsia.

Aunque el uso de la marihuana medicinal para tratar el TDAH no es ampliamente aceptado, algunos médicos apoyan la idea.

“Tuve un paciente que acreditó graduarse con su uso de la marihuana. Y tuve un estudiante de doctorado que acreditó que con la marihuana fue capaz de obtener su doctorado, y eso es porque le ayudó a concentrarse “, dice el Dr. Bearman, un médico en California que prescribe regularmente marihuana a pacientes con TDAH.

“La retroalimentación que he recibido de los pacientes que tienen ADD o TDAH que consumen cannabis han sido universalmente favorables”. 

Por desgracia, la mayoría de los médicos se muestran reticentes a recomendar cannabis debido a la falta de investigación. Además, dado que el TDAH afecta más a los niños que a los adultos, muchos están preocupados por los riesgos de dar marihuana a los pacientes más jóvenes.

“Como pediatra, siento tremenda simpatía por las familias que buscan nuevas y beneficiosas terapias para enfermedades como el autismo y el TDAH”, escribe Scott Hadland, un especialista en adolescentes en el Hospital General de Boston.

“En este momento, sin embargo, no podemos concluir que los beneficios de la marihuana son mayores que los riesgos para los niños.”

Debido a la situación y la falta de apoyo en la comunidad médica legal de la marihuana, la mayoría de las personas con TDAH terminan su uso sin el consejo de un profesional de la salud.

0 960 vistas

El sentir bienestar gracias al cannabis es uno de los síntomas producidos más repetidos por los consumidores en todo el mundo.

Muchos conocedores del cannabis se han dado cuenta de que el cannabis les ayuda socialmente en las relaciones, mejora el comportamiento o la creatividad, y amplía su sentido de la conciencia. Un estudio de las Universidades de Columbia y Johns Hopkins encontró lazos en estos fenómenos observables entre los sexos: la diferencia en cómo los cannabinoides afectan a hombres y mujeres , específicamente en relación con las funciones hormonales y de neurotransmisores. Estos cannabinoides son receptores en el cerebro relacionados con una selección de todos los aspectos dimensionales del bienestar humano; dimensiones físicas, emocionales, intelectuales, sociales, espirituales, ambientales y ocupacionales. Estas dimensiones del bienestar han sido señaladas por Bruce Lee como el camino para la optimización de la vida en todos los aspectos.

El trabajo de cannabis de manera tan eficiente es debido al sistema endocannabinoide , presente en todos los seres humanos y muchos animales. Este sistema consiste en una serie de receptores que están configurados sólo para aceptar los cannabinoides, especialmente el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). Este sistema es una parte integral de nuestra fisiología y fue descubierto a mediados de la década de 1990 por el investigador israelí Dr. Ralph Mechoulam , y que también identificó el THC como el principal ingrediente activo del cannabis en la década de 1960. El sistema endocrino del cuerpo humano se compone de glándulas por todo el cuerpo que regulan todo, desde los niveles de energía hasta el metabolismo de la conducta sexual. Los receptores CB1 se pueden encontrar en este sistema e influyen en la liberación de muchas hormonas. El hecho de que existe un sistema en nuestro cuerpo que produce los cannabinoides, y que está específicamente diseñado solo para aceptar a ellos, debería ser prueba contundente de la eficacia del cannabis como medicina.

La dopamina, serotonina, oxitocina y endorfinas son el cuarteto responsable en el cerebro de la felicidad. Muchas situaciones pueden desencadenar estos neurotransmisores, pero en vez de estar en el asiento del pasajero, hay maneras de causar su fluido intencionalmente con el cannabis.

Una de las razones por las que el cannabis beneficia el cerebro es a causa del papel neuro-protector que juegan los cannabinoides en el cuerpo. En parte debido a la presencia del fitoestrógeno apigenina , que ayuda el cannabis a mediar en el crecimiento de nuevas células cerebrales y las conexiones que se forman entre ellos . La investigación, como la de un estudio del 2011 realizado por la Universidad de Newcastle en Inglaterra, observó la correlación directa entre la disfunción del sistema endocannabinoide y las condiciones relacionadas con el estado de ánimo, así como la forma en la que cannabis puede ayudar.

“La anandamida, el tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD) se combinan de diversas maneras antidepresivas, antipsicóticas, ansiolíticas, analgésicas y acciones anticonvulsivas, lo que sugiere un potencial terapéutico en el estado de ánimo y en los trastornos relacionados”, dijeron los investigadores.

El Dr. Sachin Patel de la Universidad de Vanderbilt  publico un estudio sobre la vinculación directa del cannabis a la zona del cerebro que regula la respuesta de lucha o huida. Esta respuesta es parte del proceso general del cuerpo al reaccionar a los factores de amenaza o estrés. Los niveles bajos de la hormona serotonina hace que la persona se sienta como si estuviera en modo constante “lucha o huida”, y es incapaz de reducir la excitación estresante psicológica o física, el Dr. Patel señala, “el descubrimiento podría ayudar a explicar por qué los consumidores de cannabis dicen que usan cannabis principalmente para reducir la ansiedad “de hecho, el cannabis ha recibido considerable interés como un posible tratamiento para el trastorno del estrés post-traumático (TEPT) – un tipo de trastorno de ansiedad severa. La investigación de Vanderbilt también señala que el consumo habitual de cannabis puede desensibilizar los receptores cannabinoides del cerebro con el tiempo. Tal vez esto podría explicar por qué los consumidores de cannabis novatos son más propensos a los efectos secundarios paranoicos que los usuarios experimentados.

3 1.280 vistas

Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es el cannabinoides mayoritario presente en la marihuana medicinal. La concentración de THC depende del cultivo de la planta de marihuana, conocida científicamente como Cannabis sativa L. Aparte del THC, la planta de la marihuana contiene más de 100 cannabinoides.

El THC o tetrahidrocannabinol es el compuesto de la marihuana responsable de los efectos psicológicos. Esto se hace mediante la estimulación de las células en el cerebro para liberar la dopamina, responsable de la creación de la euforia. También interfiere en cómo la información se procesa en el hipocampo, que es la partdel cerebro responsable de la formación de nuevos recuerdos .

El impacto médico del THC

El cannabis medicinal ha sido utilizado por los profesionales médicos para tratar una serie de enfermedades y síntomas asociados. Dos fármacos, el dronabinol y nabilona, contienen THC que se han materializado para el tratamiento de las náuseas en los pacientes de SIDA y hepatitis, confirmando la mejora del apetito y ayudando en la retención de un peso corporal estable. Teniendo en cuenta los factores psicológicos de estimulación por el THC , es una buena opción para los pacientes que necesiten alivio al mismo tiempo que permanecen alerta y en activo.

El THC también puede disminuir el dolor, la inflamación (hinchazón y enrojecimiento), y los problemas de control muscular. También puede actuar como un epiléptico, anti-antidepresivo, disminuyendo la presión arterial.

El dolor es la principal razón por lo que la gente pide y se receta con cannabis asociandolo con casi todas las enfermedades. El dolor puede ser debido a la esclerosis múltiple, daño del plexo braquial, por infección por VIH, dolor por artritis reumatoide, dolor de cáncer, dolor de cabeza, dolores menstruales, crónica inflamación intestinal y neuralgias.

Los estudios clínicos han demostrado grandes propiedades paliativas de los productos del cannabis. La investigación reciente también ha demostrado que el THC en dosis bajas mejora la eficacia de otros fármacos antieméticos si se administran juntos.

El THC también disminuye el comportamiento perturbado entre los pacientes, los vómitos, los trastornos del movimiento, la epilepsia, el asma, la dependencia y síndrome de abstinencia, síntomas psiquiátricos, enfermedades autoinmunes y por la inflamación, los síndromes mixtos y diversos.

Sin embargo, cuando se consume en grandes volúmenes, el THC puede tener algunos efectos secundarios negativos, como la ilusión. Es por esta razón que los legisladores de Colorado aprobaron una ley en la primavera de 2014 para limitar la cantidad de THC a sólo 3,53 oz (100 miligramos) en productos comestibles de marihuana.

Conclusión
Dados los varios efectos secundarios asociados con los medicamentos recetados especialmente por los analgésicos, muchas personas tratan de vender la marihuana como la mejor medicación por ser totalmente natural y no tener efectos secundarios.