Buscar

epilepsia - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

1 153 vistas

Otro cannabinoide de la planta del cannabis, en este caso el llamado cannabidivarina (CBDV) que no es psicoactivo, ha demostrado ser prometedor para tratamiento médico de graves casos de epilepsia.

Uno de los problemas con este cannabinoide CBDV, sería su pequeña cantidad presente en la planta y que haría que para poder conseguir lo suficiente, para las muchas personas que padecen este tipo de enfermedad, se necesitarían grandes y amplias plantaciones.

“Hay tan poco de este químico en las plantas que sería imposible cosecharlo por los medios tradicionales”, dice Kevin Chen, que dirige Hyasynth Bio, una empresa emergente en Montreal, Canadá. De hecho, la empresa recurrió a la agricultura celular, cultivos celulares, agregando un trozo de ADN de cannabis que codifica el CBDV en ADN de levadura, y que transformará la levadura en plantas de producción de CBDV o cannabidivarina.

Esta sería la forma de conseguir este cannabinoide a gran escala sin tener que cultivar cannabis.“Puede ser muy ineficiente extraer estos compuestos de las plantas”, dice Tom Williams de la Universidad Macquarie en Australia, “y eso puede consumir una gran cantidad de valiosos recursos como tierra y abonos”. El trabajo fue presentado en la conferencia New Harvest en New York este mes.

Una vez optimizado, utilizando microbios como la levadura haría eficiente y rentable la recolección de estos compuestos como el CBDV, dice Williams.

El cannabidivarina podría aplicarse en el tratamiento de la epilepsia, enfermedad que afecta a más de cincuenta millones de personas en todo el mundo que se les ha diagnosticado esta enfermedad y que tienen tres veces más de posibilidades de morir prematuramente.

Firmas como CW Pharmaceuticals ya ha hecho ensayos clínicos en tratamientos de epilepsia con cannabidivarina y varias firmas farmacéuticas ya se ha puesto en contacto con Hyasynth Bio.

Los cultivos celulares basados en levadura podría generar rápidamente la producción de los distintos cannabinoides de la planta del cannabis, siendo una novedad en el planteamiento de conseguir estos elementos naturales.

“Muchos o todos los productos naturales de plantas utilizados en la industria farmacéutica finalmente serán producidos por esta tecnología”, dice Kristy Hawkins, fundadora de la biomanufacturera de levadura Antheia en San Francisco. “Es solo cuestión de tiempo.”

Kevin Chen también dijo en la conferencia de New Harvest que Hyasynth Bio está abierta a mudarse al campo de la marihuana recreativa. Y como Canadá está a punto de convertirse en el segundo país del mundo en legalizar el uso de marihuana en todo el país , podría existir THC producido por levadura. “Estoy feliz de terminar la conferencia con una nota alta”, dijo Chen.

1 132 vistas

El cannabis medicinal es eficaz en el tratamiento de las convulsiones y las náuseas inducidas por la quimioterapia en los niños, según un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics .

Según su resumen, el objetivo del estudio fue “revisar sistemáticamente los informes publicados para identificar la base de evidencia de los cannabinoides como tratamiento médico en niños y adolescentes”. Los investigadores realizaron un metanálisis utilizando 22 estudios diferentes publicados en varios puntos de venta y realizados por investigadores de diversas instituciones y universidades. Esto incluyó cinco ensayos controlados aleatorios, cinco informes de casos, cinco revisiones retrospectivas de gráficos, cuatro ensayos abiertos, dos encuestas para padres y una serie de casos únicos. En total, estos estudios tuvieron casi 800 participantes.

“La evidencia del beneficio fue más fuerte para las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia, con una evidencia creciente de beneficio para la epilepsia”, afirmaron los investigadores. Sin embargo, señalan que “en este momento, no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de la espasticidad, el dolor neuropático, el trastorno de estrés postraumático y el síndrome de Tourette”.

“Los resultados en el mundo real de estos programas indican que los cannabinoides pueden desempeñar un papel en la atención pediátrica, particularmente en el tratamiento de las convulsiones potencialmente mortales, y que pueden hacerlo de una manera que a veces es más segura y más efectiva que los tratamientos convencionales.” Le dijo Paul Armentano, subdirector de NORML  a Healthline .

Para el estudio completo, puede hacer clic aquí .

0 287 vistas

Investigación revela una reducción de más del 80 por ciento de las convulsiones producidas por la epilepsia gracias al derivado del cáñamo llamado cannabidiol (CBD)

Los niños que sufren las convulsiones producidas por el síndrome de Lenonox-Gastaut, un tipo de epilepsia infantil, tienen al CBD o cannabidiol como un poderoso aliado, según un nuevo estudio presentado en Barcelona en el XXXII Congreso Internacional de Epilepsia

El estudio presentado en Barcelona fue realizado por el neurocirujano mexicano Saúl Galarza Morales en el Hospital Español de la ciudad de México. En el estudio se proporcionó el cannabidiol a 38 niños que sufrían esta rara enfermedad. Un diecisiete por ciento de los niños pudo controlar el total de las convulsiones y la mayoría de los otros pacientes (57%), redujo en un mínimo del 75% dichas convulsiones. A todo ello, todos los jóvenes pacientes reportaron una mejor calidad de vida, una mayor atención, estado de alerta e interaccion social. No hubo reporte sobre efectos adversos o no esperados.

Desde abril del 2017, en México se permite la utilización del aceite CBD, sumándose así a naciones americanas como Estados Unidos, Brasil, Colombia, Uruguay, Jamaica, Chile, Canadá, que también han dado la luz verde al cannabis medicinal. En Europa, la legalización de dichos productos derivados se encuentra en proceso en muchos países, aunque Austria, Bélgica, Croacia, Italia, Polonia, Macedonia y recientemente Alemania ya han regularizado el uso del cannabis terapéutico.

0 164 vistas

Uno de los investigadores de un estudio sobre los posibles beneficios de aceite de cannabis en la epilepsia infantil quiere investigar cómo su consumo afecta a la calidad de vida de los niños.

El Dr. Richard Huntsman, un neurólogo pediátrico y profesor de la Universidad de Saskatchewan, dirige el estudio de aceite de cannabis junto con el Dr. Richard Tang-Wai, un epileptólogo pediátrica de la Universidad de Alberta.

El objetivo principal de su estudio es conocer si el aceite de cannabis concentrado puede ser utilizado con seguridad en niños con epilepsia. Pero también quieren ver si ayuda a controlar las convulsiones y a mejorar la vida de los niños, dijo a la cadena canadiense CTV News Channel.

“Para mí, me siento como un padre, tener una mejor calidad de vida sería tan importante como el control de las convulsiones, por lo que es algo que realmente queremos ver”, dijo.

El estudio primero debe reclutar a 30 niños entre las edades de uno a 10 con epilepsia severa en Saskatoon, luego posteriormente en otros lugares de Canadá..

El equipo se centrará en los niños con las formas más graves de epilepsia que no respondan a los tratamientos habituales o que incurran en importantes efectos secundarios con los tratamientos habituales, subrayó Hunstman. Algunos de estos niños tienen de 50 a 300 ataques al día, y sus habilidades básicas para vivir y su desarrollo han retrocedido a causa de su condición.

Huntsman dice que los padres de muchos de sus propios pacientes le dicen que ya se están dando a sus hijos aceite de cannabis para ayudar a controlar su epilepsia, a pesar del hecho de que el uso del medicamento para esta condición no se entiende bien.

“En este momento hay muy poca investigación sobre el consumo de cannabis para el tratamiento de la epilepsia”, dijo. “Hay algunos pequeños estudios que se han realizado, revisiones retrospectivas, que parecen sugerir que hay algunos niños con epilepsia severa … que responden al aceite de cannabis”.

El aceite de cannabis (extracto de cáñamo) no contiene THC (tetrahidrocannabinol o) el compuesto psicosctivo que da a los fumadores de marihuana un “alto” o “coloca”. En cambio, contiene una forma concentrada de cannabidiol o CBD, otro compuesto del cannabis clave que muchos creen que ayuda a controlar la epilepsia.

“Parece que tiene un efecto sobre ciertos receptores de neurotransmisores en el cerebro”, dijo Huntsman del cannabidiol. “Esa es una de nuestras teorías sobre cómo funciona.”

Muchos padres de niños con epilepsia consiguen el aceite de los productores de marihuana medicinal con licencia aquí en Canadá o lo obtienen de los EE.UU., a pesar de las leyes contra la importación de marihuana o cualquiera de sus derivados.

Huntsman dice que algunos de los padres de sus propios pacientes le dicen que sus niños han mejorado desde que comenzaron a usar el aceite.

“Es algo que estoy escuchando bastante a menudo en mi clínica. No estamos seguros de por qué es así. ¿Podría ser sólo el cannabidiol? ¿Podría ser las cantidades muy pequeñas de THC? No estamos seguros “, dijo.

Huntsman dice que va hacer una investigación con los niños de siete meses para completar el estudio. Los niños serán supervisados ​​por un equipo de expertos en neurología pediátrica, farmacología, análisis clínicos bioquímicos, psicología y de bioestadística. Él y su equipo entonces esperan tener datos disponibles para su presentación en el próximo año o año y medio.

El estudio está siendo financiado con el apoyo de la Fundación del Hospital de Niños de Saskatchewan y la Fundación de Investigación de Salud de Saskatchewan, entre otros.

La información sobre cómo inscribirse en este estudio se puede encontrar en ClinicalTrials.gov

Al mismo tiempo, los investigadores del Hospital de Toronto para Niños Enfermos están empezando su propio estudio sobre el uso de extractos de cannabis para el tratamiento de los niños con epilepsia severa.

Ese estudio inscribirá a 20 niños de uno a 18 años con síndrome de Dravet, una forma rara y debilitante de epilepsia que comienza en la infancia. La condición, causada por una mutación genética, representa alrededor del uno por ciento de todos los casos de epilepsia.

En diciembre de 2015, la Sociedad Canadiense de Pediatría emitió una declaración advirtiendo a los padres contra el uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de condiciones de salud de sus hijos.

El comunicado decía que, si bien el cannabis es cada vez más utilizado para tratar enfermedades de ciertos niños “, se carece de evidencia sobre el efecto global sobre ellos.

0 322 vistas

La administración de extractos de toda la planta de cannabis ricos en el cannabinoide cannabidiol (CBD) se asocia con una reducción de la frecuencia de las convulsiones en pacientes con epilepsia refractaria, de acuerdo con los datos publicados online antes de impresión en la revista Epilepsy & Behavior

Los investigadores realizaron una revisión retrospectiva de las historias clínicas de 272 pacientes que estaban tomando extractos de la planta de cannabis ricos en CBD.

En el ochenta y seis por ciento de los tratados se observó algún beneficio clínico (una reducción de la frecuencia de las convulsiones), mientras que el diez por ciento experimentaron una respuesta clínica completa. Los pacientes restantes no fueron sensibles al tratamiento o no reportaron una exacerbación de las convulsiones durante el tratamiento.

Se informaron efectos secundarios beneficiosos, como la mejora del estado de ánimo, una mejor calidad del sueño y un aumento del apetito.

“Nuevos mecanismos de acción de los cannabinoides son una consideración atractiva para el posible control de las crisis”, concluyeron los autores. “En los pacientes con epilepsia refractaria que tienen una baja probabilidad de responder a un fármaco antiepiléptico, un ensayo de fórmulas artesanales de cannabis pueden ser indicadas.”

By NORML

5 8.282 vistas

David Jayden era un niño sano cuando nació, siempre sonriente y alrededor de su cuarto mes de edad todo empezó a cambiar. El niño comenzó a experimentar una actividad neuronal anormal, excesiva y sincrónica en su cerebro. Lo que le hizo repentinamente comenzar a experimentan ataques de crisis epilépticas.

Sus padres consultaron a los médicos y especialistas y estos trataron de encontrar la manera de eliminar los síntomas del bebé con la prescripción de fármacos. Así comenzó el largo, oscuro y sinuoso camino del pequeño David Jayden hacia las pastillas.

Incluso las buenas intenciones de los médicos no podían dominar los violentos ataques, la ciencia farmacéutica no resultaba. Las gran cantidad de pastillas para combatir las convulsiones nunca permitieron al cuerpo del niño curarse de manera innata. Con cada visita al médico se prescribían más medicamentos, pero las convulsiones nunca desaparecieron y su condición empeoró, mientras, su pequeño cuerpo se veía obligado a luchar contra los efectos secundarios de varios medicamentos.

Veintidós productos farmacéuticos de un día estaban destruyendo la vida del niño

Ninguno de los productos farmacéuticos ayudó. La lucha cambió todo para la familia. El pequeño David Jayden creció tomando hasta 22 medicamentos con receta al día. Incluso se volvió adicto a una clase horrible de medicamentos llamados benzodiazepinas. Los fármacos hacían a Jayden experimentar alucinaciones y ataques de gritos e insomnio.

Su condición varió de movimientos espasmódicos incontrolados, a una pérdida momentánea del conocimiento. Era difícil diferenciar la enfermedad de un ataque de un efecto secundario. Los niños que experimentan estos ataques de actividad neuronal anormal se etiquetan por tener una predisposición a la epilepsia, pero muy poca investigación en realidad investiga lo que le provoca esta actividad neuronal anormal en el cerebro. Se preguntaban si el adyuvante de aluminio estaba involucrado, haciendo que las convulsiones se iniciasen y persistiesen. Tal vez el niño tenía una predisposición a los efectos negativos de aluminio sobre su actividad de las neuronas en el cerebro.

Cualquiera que sea la causa, los ataques continuaron, junto con los efectos secundarios de los medicamentos recetados y hasta que el niño tuvo 5 años de edad. En un momento llegó a tener hasta 500 ataques al día. Con 22 pastillas diarias entrando en su cuerpo, el niño debería sentirse muy tocado por dentro, ya que los efectos químicos entremezclados manipulaban su cuerpo y cerebro. El seguro no siempre se hacía cargo de los tratamientos, dejando al padre del niño al borde de perder su negocio y su casa.

El extracto de cáñamo (aceite CBD) libera al niño de las convulsiones y de 20 medicamentos con receta diarios

El padre siguió luchando, y comenzó a buscar nuevas opciones para la curación de su hijo. Tenía que encontrar una manera de sacarlo de tantos medicamentos recetados a la vez. Cualquier alivio habría sido un gran avance en este punto. Cuando llegó a sus manos el aceite de cannabis esperó lo mejor y aplicó el extracto de cáñamo directamente en la boca de su hijo.

Los ataques cesaron el primer día que tomó el aceite de cannabis. Ahora bien, este no es el tipo de cannabis que la gente utiliza para uso recreativo. El extracto de cáñamo (aceite CBD) no es psicoactivo.

Más importante aún, tan pronto como se le aplicó el CBD las constantes convulsiones del niño se detuvieron. El padre entonces comenzó alejar a su hijo de los medicamentos recetados. Con el uso del aceite de CBD, el niño pasó de tomar 22 pastillas al día y de tener constantes convulsiones, a solo dos pastillas diarias, además de recuperar el control de su cuerpo físico y del estado de ánimo.

Puedes ver su increíble historia y aprender más sobre la impresionante recuperación del niño utilizando el aceite de cannabis en este vídeo.

0 251 vistas

Una mutual pagará el tratamiento con aceite de cannabis para unos hermanos con epilepsia. La prestadora médica Asociación Mutual Sancor Salud será la que se haga cargo de la terapia con “aceite CBD” de dos gemelos de menos de dos años. La marihuana medicinal se convirtió en ley en la provincia de Santa Fe en noviembre pasado.

La defensoría del Pueblo y Niñas, Niños y Adolescentes, ambas instituciones intervinieron para que Sancor Salud se haga cargo integralmente del tratamiento de los gemelos que padecen epilepsia refractaria.

Los padres de los gemelos presentaron una reclamación para que la mutual reconociese  el tratamiento con “aceite de Charlotte” de C.W. Botanicals. Ante la negativa, la defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes, como ombudsman con competencias específicas en niñez, intervinieron a favor del interés superior delos gemelos.

El fármaco no está contemplado en el Programa Médico Obligatorio pero las acciones puestas en marcha por ambas organizacionesse acabaron en: autorización en el mes de septiembre la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para importar el extracto de cannabis (aceite CBD) de y la aprobación el 30 de noviembre de la ley de uso médico de la marihuana en la provincia de Santa Fe.

A partir de la presentación, la Sancor Salud les autoriza “por vía de excepción la cobertura integral de la sustancia”.

A partir del proyecto de ley que lanzaron  entre varios legisladores de distintos colores políticos, y con cambios del proyecto original que se hizo más completo, la marihuana medicinal se ha convertido en ley en la provincia de Santa Fe a finales del mes de noviembre. La ley permitirá un acceso seguro al consumo medicinal de marihuana a través del sistema de salud pública de Santa Fe, contando con la toda la cobertura por parte del Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos) de todos los fármacos a base de cannabis.

0 448 vistas

En Brasil autorizan a una familia a cultivar marihuana en su propia casa para poder acceder fácilmente al tratamiento de cannabis para una de sus hijas que padece epilepsia. La Ley brasileña prohíbe expresamente el consumo de la planta en la nación.

La acceso al auto cultivo de marihuana fue autorizado por el Tribunal regional de Rio de Janeiro. La familia podrá extraer de las plantas su extracto o aceite de cannabis para tratar las graves convulsiones producidas por la enfermedad que padece la niña de siete años

Los medicamentos convencionales y tradicionales no ayudan a la pequeña. El tratamiento con cannabis que utiliza la menor desde hace ya tres años si que calma sus convulsiones.

“Ya estuvimos usando todos los medicamentos y nada funcionó. No hay nada peor para un padre que ver a su niña convulsionando y no poder hacer nada”, dijo a la prensa Marcos Langnebach, padre de la niña.

Margarete de Brito, la madre la niña, dijo que tras comenzar con el uso de cannabis para tratar las convulsiones, éstas tuvieron una reducción significativa. “Ahora la niña pasa más tiempo despierta y sonríe más, y eso es muy importante para nosotros”.

Los padres además de cultivar la marihuana aprendieron a extraer el aceite de cannabis que es con lo que tratan las convulsiones de su hija y lo que les ha funcionado satisfactoriamente.

En Brasil está prohibido cultivar y consumir marihuana y por eso la familia tuvo que acudir ha solicitar los permisos y así no correr el riesgo de poder ser denunciados por las autoridades.

En el mes de Marzo, el Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil) autorizó la prescripción e importación de productos o extractos de cannabis con cannabidiol.

0 264 vistas

Los niños de un año y medio y están en tratamiento desde los 6 meses. Sus progenitores esperan que la ley argentina les autorice a cultivar cannabis para uso medicinal. En la actualidad importan el aceite de cannabis que ha logrado reducir las convulsiones de sus hijos.

Mis niños como muchos conoceran, dice la madre en las redes sociales, tienen epilepsia (refractaria) con fuertes convulsiones.

Melisa Pighin de 29 años de edad y Mauricio Podda de 28 son los padres de Ignacio y Santiago, dos mellizos de un año y medio. La joven pareja vio como a los 6 meses de vida sus hijos empezaron a tener convulsiones y se les diagnosticaba epilepsia refractaria. Comenzaron con tratamientos para aliviar la enfermedad pero estos no dieron los resultados esperados.

Los padres desesperados y en busca de alternativas que aliviasen las convulsiones de sus mellizos, probaron un tratamiento con aceite de cannabis que resultó ser lo más efectivo hasta el momento. El problema es que la sustancia es ilegal en la actualidad en Argentina y muy pocos, unos 100 pacientes, son los únicos que han conseguido de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) la solución.

El aceite de cannabis se debe de importar y el Anmat estudia uno a uno los casos presentados para autorizarles la importación.

El caso de los mellizos Ignacio y Santiago ya está atendido por el organismo oficial, pero sus padres quieren ir más allá y le han escrito una carta al Presidente argentino, Maurio Macri, pidiéndole que “interceda para que el cannabis se legalice para fines medicinales, que no se legalice sólo la importación porque no a todos les funciona y tampoco no todos tienen la posibilidad de solventar los gastos. Pido que se legalice el autocultivo para uso medicinal”.

10_a_img-20160312-wa00_fmt
Melisa y Mauricio con sus hijos Ignacio y Santiago

La carta se hizo viral por las redes sociales además e publicarse en la prensa nacional. Ni el Presidente Macri ni su secretaría ha contestado hasta la fecha a los padres. Ellos no buscan que les llamen desde Presidencia, lo que buscan es que se apruebe la ley de la que dependen y que esta aprobación no se demore. Mientras tanto, los mellizos son tratados con aceite de cannabis gestionado por el Anmat

“Notamos un cambio bastante importante, las convulsiones se redujeron mucho y son más espaciadas”,

dijo la madre. “No es mágico, es una medicación que ayuda, nada más” y continua: “Los médicos siguen su estado día a día y no nos pueden decir cómo van a evolucionar. Es bastante incierto. El cerebro de los chicos está en continuo desarrollo hasta pasados los dos años, hay mucha actividad eléctrica. Así que recién dentro de un año podremos evaluarlos”.

La carta de la madre al Presidente argentino

              Estimado presidente: Me presento, soy Melisa, mamá de gemelos de un año y medio, Ignacio y Santiago. Ellos tienen epilepsia refractaria desde los 6 meses de edad, hicimos muchos tratamientos sin obtener muchas respuestas, en este momento los estamos tratando con aceite de cannabis, de todos los tratamientos, éste es el que más redujo sus convulsiones.

               Le puedo contar que cuando quede embarazada y me enteré de que eran dos me los imaginé en miles de formas, juntos, haciendo macanas, siendo muy cómplices, me imaginé renegando para que me hagan caso, me imaginé una mamá muy agotada pero feliz. Jamás me los imaginé así, sentados en sus sillitas sin poder sostener la cabeza, alimentándolos por una sonda, dándoles medicaciones, poniéndoles oxígeno, nunca me imaginé tratando de frenar sus convulsiones, sin poder hacer mucho, nunca me los imaginé sin poder hablar, sin mirarme, sin poder hacer nada.

                Es tan difícil aceptar que un hijo llegue a este mundo para tener que sufrir tanto, muchas veces escuché por parte de los médicos que ellos no sufren, que no se dan cuenta de lo que pasa, ¿y como lo sé a eso si ni siquiera puedo escuchar su llanto?, sé que algo pasa porque lo demuestran convulsionando y estas convulsiones los cansan, los dejan más débiles de lo que son y a nosotros como papás nos dejan más destruidos de lo que estamos.

               Miles de preguntas sin respuestas y miles de dudas sin resolver, un día a día constante, sin saber qué va a pasar en 10 minutos, en 1 hora y menos que menos en un día. De organizar un fin de semana o unas vacaciones ni hablar, algo imposible por lo menos para mí.

              Hoy le escribo no sólo para contar mi historia sino también para pedirle por las miles de mamás y papás que están en mi situación, tal vez algunas un poco mejor y otras tantas mucho peor, pero mi dolor como mamá es desgarrador al igual que el de todas.

              Le pido para que interceda para que el cannabis se legalice para fines medicinales, que no se legalice sólo la importación porque no a todos les funciona y tampoco todos tienen la posibilidad de solventar los gastos. Pido que se legalice el autocultivo para uso medicinal.

              Como cualquier mamá quiero lo mejor para mis hijos y lamentablemente lo que menos tenemos es tiempo, no hay tiempo para esperar una ley que nos ampare, no hay tiempo para ensayos clínicos, muchas mamás perdieron a sus hijos en medio de una convulsión y esto ya no tiene que pasar.

               Hay algo que les sirve, que les ayuda a nuestros niños, que les da calidad de vida y no sólo a ellos, porque si ellos están bien, toda la familia está bien.

               Y si el cannabis no es legalizado por tener un Estado ausente, eso no va a ser un impedimento para que como mamá cultive para darle su medicación, porque no me considero una narcotraficante al querer darle calidad de vida a mis hijos.

              No sé cuánto tiempo ellos van a estar conmigo pero lo que sí sé es que el tiempo que lo estén quiero que sea de la mejor manera posible.

             Me despido sin saber si esta carta va a ser leída por usted, pero con la esperanza de que lo sea.
Saludos cordiales.

Melisa Pighin
E-mail: mekapi16@gmail.com
Facebook: Meli Pighin

0 374 vistas

Un gel de cannabis que se aplica sobre los brazos en personas con epilepsia, es el primer ensayo en el mundo de estas características y tiene como objetivo disminuir las convulsiones incontroladas. El ensayo se esta realizando en Melbourne por doctores.

Nuevos tratamientos se necesitan desesperadamente para un 30 por ciento de personas con esta enfermedad neurológica resistente a los medicamentos y que viven con la constante preocupación de tener una convulsión en público pudiendo dar lugar a un accidente o incluso la muerte.

El neurólogo del Hospital Royal Melbourne, Terry O’Brien, que encabeza el ensayo dijo que el gel no contiene el ingrediente alucinógeno que se encuentra en la planta, se espera que sea más eficaz que tomar el medicamento por vía oral.

“El cannabidiol (el componente no psicoactivo del cannabis) tiene un alto metabolismo primero en el hígado”, dijo el profesor O’Brien.

“Significa que no sabemos exactamente la cantidad de la sustancia que llega al cerebro, porque gran parte de ella se metaboliza en el hígado y estómago antes de que incluso llega allí – esta es una de las razones por las que drogas recreativas se inhalan, lo que es una gran ventaja para evitar ese problema “.

El profesor O’Brien pertenece al Clinical Trials Network Epilepsia, grupo de centros de epilepsia que probaran el gel en 180 pacientes con epilepsia resistente a los medicamentos, en 14 sitios en Australia y Nueva Zelanda.

“Una gran cantidad de personas con epilepsia no controlada están muy interesados en probar el cannabidiol y este es el primer ensayo controlado aleatorizado, doble ciego que ha estado a disposición de los adultos en Australia e internacionalmente”, dijo.

Algunos pacientes con epilepsia han sido “automedicados” con cannabis, pero la dificultad es que no se sabe qué otros ingredientes contiene la planta además del efecto del componente que altera la mente, el THC (tetrahidrocannabinol).

La Fundación para la Epilepsia ha estado abogando por ensayos controlados aleatorios de los fármacos derivados del cannabis durante muchos años para probar su eficacia.

El CEO de la Fundación, Graeme Shears, dijo que existía la necesidad de comprender si los beneficios reportados fueron un efecto placebo, porque también hubo algunas pruebas que demostraron que el THC del cannabis no producido farmacéuticamente no era un disparador del ataque.

“Un producto de cannabis es igual que cualquier otro medicamento, excepto que se deriva de una fuente natural, por lo que tenemos que hacer los mismos ensayos aleatorios controlados para obtener evidencia de su impacto”, dijo.

Un ensayo en humanos ya ha demostrado que el fármaco puede ser absorbido por la piel, pero este ensayo, patrocinado por su fabricante, Zynerba farmacéutica, debe comprobar la eficacia del gel en la reducción de las convulsiones.

A pesar de tomar tres medicamentos diferentes al día, el adolescente de Melbourne Max Dalton todavía se tiene convulsiones cada 3-4 días y se espera que el gel le reduzca su frecuencia.

Max, de 19 años, sabe cuando un ataque es inminente cuando supera una sensación de náuseas extremas. “No hay convulsiones, pero no puedo hablar durante ellas, entro en un extraño piloto automático y no recuerdo nada después”

3 699 vistas

Un aerosol nasal destinado a controlar las convulsiones puede ser uno de los primeros medicamentos basados en el marihuana que llega al mercado australiano.

MGC Pharmaceuticals, con sede en Perth, anunció hace unas semanas la firma de un acuerdo con la compañía israelí sinopse, permitiendo el uso de un aerosol o spray nasal para administrar cannabinoides.

El director de la MCG,  Dr. Ross Walker dijo que el producto estaba listo para ser usado cuando se aprueben las cuestiones de regulación de medicamentos basados en cannabis en Australia.

Los cambios recientes en el ámbito federal, permiten el cultivo de cáñamo para la producción de medicamentos basados en cannabis.

El Dr. Walker dice que el gobierno debería aprobar rápidamente nuevas leyes para ayudar a las personas que sufren de epilepsia, cáncer y dolor crónico. También dijo que podrían tomarse hasta 18 meses antes de que se se emita una receta.

sipnose

                   “Esta es una forma efectiva para tomar marihuana a través de la nariz”, dijo el Dr. Walker sobre el nuevo producto.

                  “La aplicación por la nariz hace que sea un producto amigable para los pacientes, especialmente para los niños pequeños.”

El Gobierno de Nueva Gales del Sur está a punto de comenzar con sus grandes ensayos clínicos que incluirán a 330 personas que sufren de cáncer. Anteriormente, Nueva Gales del Sur, realizó estudios sobre pacientes con formas graves de epilepsia.

En el estado de Victoria, un pequeño grupo de niños con epilepsia participaron en un ensayo clínico. El doctor Walker dijo que la investigación “mostró una disminución en la frecuencia de convulsiones del 36 a 54 por ciento.”

El Dr. Walker hace hincapié en que el uso de la pulverización no causará efectos secundarios, psicoactividad. “Lo importante es que la marihuana medicinal no tiene nada que ver con el hecho de fumar.”

MGC SipNose a través del sistema, permite el suministro de los cannabinoides directamente al cerebro a través de la nariz.

2 618 vistas

En la Universidad de Nueva York se hizo un estudio con el CBD o cannabidiol, cannabinoide no psicoactivo del cannabis, encontrando eficacia para combatir la enfermedad.

            “La sustancia ilegal más consumida en el mundo es efectiva para tratar las convulsiones presentes en la epilepsia”.

Una investigación científica recientemente publicada y realizada por neurólogos del New York University Langone Medical Center, utilizaron un extracto cannabidiol (CBD) por vía oral durante 12 semanas con 162 personas (1 a 30 años) con epilepsia en varios centros médicos de los Estados Unidos (EEUU), demostrando la eficacia de la sustancia.

Los resultados son muy alentadores, aunque se requieren mas estudios para validar estos descubrimientos. La marihuana sería efectiva en más del 30% de personas que son resistentes a los tratamientos con fármacos prescritos.

El efecto positivo contra las convulsiones no es producido por el consumo de tetrahidrocannabinol o THC sino por el cannabidiol o CBD, este efecto anti-convulsivo o anti-epiléptico esta presente en el consumo de marihuana.

En la investigación, el 36.5% de las personas experimentaron una disminución en las convulsiones, el 2% de las personas no tuvo ninguna convulsión con este extracto de marihuana.y sólo el 3% de las personas dejaron de tomar esta sustancia por el desarrollo de toxicidad.

Su consumo tuvo algunos efectos adversos, aunque las personas no consideraron que fueran lo sificientemente graves como para dejar su consumo.

En un artículo recientemente publicado en la revista The Lancet Neurology los médicos neurólogos Kamil Detyniecki y Lawrence Hirsch de Yale University School of Medicine que no participaron del estudio científico mencionado, expresaron:

   “El objetivo principal en la epilepsia es eliminar las convulsiones con la mejor calidad de vida posible y con la menor cantidad de efectos adversos . Hay 30 medicamentos anti-epilépticos que lamentablemente no son efectivos en el control de las convulsiones en 1/3 de las personas que requieren tratamiento”.

Las conclusiones de estos expertos demuestran la necesidad de continuar investigando para encontrar mejores fármacos posibles, ya que una persona con epilepsia lleva una vida difícil, especialmente si es un niño. Con los avances de la ciencia, tecnología y genética, es el deber de estas personas solucionar lo antes posible su grave problema, con el objetivo más importante: que dejen de sufrir.

0 685 vistas

Por Paul Armentano, Director Adjunto NORML .-La administración de extractos de cannabis con alto contenido de cannabidiol (aceite CBD)reduce la frecuencia de convulsiones en niños con epilepsia intratable, de acuerdo con los datos clínicos publicados online antes de su impresión en la revista Seizure. .

Investigadores israelíes evaluaron retrospectivamente los efectos del aceite de CBD en una cohorte multicéntrica de 74 pacientes con epilepsia intratable. Los participantes en el estudio eran resistentes al tratamiento convencional de su epilepsia y fueron tratados con CBD por un período de al menos tres meses. Los extractos para el estudio fueron proporcionados por un dos productores israelíes con licencia y se estandarizaron poseyendo una proporción de CBD a THC de 20 a 1.

Los investigadores informaron: “El tratamiento con CBD produjo un efecto positivo significativo en la bajada de las convulsiones. La mayoría de los niños (89 por ciento) reportaron una reducción en la frecuencia de las convulsiones. … Además, se observó una mejora en el comportamiento, el estado de alerta, el lenguaje, la comunicación, las habilidades motoras y el dormir “.

Llegaron a la conclusión: “Los resultados de este estudio multicéntrico sobre el tratamiento con CBD para epilepsia intratable en la población de niños y adolescentes es muy prometedora. Se necesitan más ensayos clínicos prospectivos, bien diseñados utilizando cannabis medicinal enriquecido con CBD”.

Anteriormente se publicaron estudios y encuestas retrospectivas, como este, en este otro y aquí, que también informaron que la administración del CBD es muy eficaz en la reducción de la frecuencia de las convulsiones.

En el 2013, la Food and Drug Administration de los Estados Unidos concedió el estatus de medicamento legal para la importación, el farmacéuticamente estandarizado CBD (Epidiolex) para uso en el tratamiento pediátrico experimental. Los datos de los ensayos de seguridad publicados online en diciembre del 2015, en la revista Lancet Neurology reportaron una reducción media de convulsiones en pacientes adolescentes tratados con Epidiolex que se acercó a un 40 por ciento. Los autores concluyeron:

  “Nuestros hallazgos sugieren que el cannabidiol puede reducir la frecuencia de las crisis y podría tener un perfil de seguridad adecuado en niños y adultos jóvenes con epilepsia altamente resistente al tratamiento.”

0 334 vistas

Natalia Tangarife, residente en Dosquebradas, Risaralda, quien lleva dos años tratando con un hijo enfermo de epilepsia, asegura que el aceite de cannabis (marihuana) ha mejorado notablemente la salud de su hijo de cuatro años y considera que el decreto presidencial que autoriza su producción, comercialización y consumo con fines medicinales, es esperanzador.

Pese a que la norma apenas fue promulgada esta semana por el presidente Juan Manuel Santos, Natalia ha luchado contra las limitaciones jurídicas y los prejuicios sociales, procurando para superar las graves dolencias causada por la epilepsia a su hijo.

“El niño tiene 4 años, a partir del año empezó con unas crisis muy extrañas y comenzamos con tratamiento farmacológico tradicional, pero al ver que no le funcionaba me puse a intentar con otros tratamientos y también vimos que no funcionaban. Hasta que acudí a otra opción: fue cuando compré el cannabis medicinal que estaban usando en el Estado de Colorado, Estados Unidos, el caso de la niña Charlot”.

“Me empecé a informar cómo era que lo hacían en esos países, y con la ayuda de un amigo que había hecho aceite para su mamá, que padecía cáncer, sacamos la primera extracción y se la empezamos a dar a mi hijo”, relata Natalia.

Observó cómo su hijo se mejoraba de sus convulsiones y cada vez lograba conciliar el sueño con más regularidad; fue cuando comenzó a cultivar la yerba en el patio de la casa, donde la ley le permitía sembrar hasta 19 plantas, una cantidad suficiente para el uso de un solo paciente. “Como era solo mi hijo yo lograba sacar la medicina”, comenta Natalia.

La evolución de su hijo no se hizo esperar. “Lo que más nos causó alegría fue que el niño, a quien ya no lo dejaban dormir las convulsiones, empezó a mejorar y a dormir toda la noche”, recordó Natalia, y contó cómo ya no se le veía tan irritado ni las convulsiones eran tan fuertes ni tan frecuentes.

“Inicialmente como era solo mi hijo yo lograba sacar su medicina con las plantas que tenía sembradas en el patio de la casa, no tenía ningún inconveniente, ya que mientras uno no vaya a comercializar los cogotes o darles un uso diferente, no hay nada ilegal”, comentó Natalia.

“Ya cuando empezaron a unírsenos más familias fue cuando ya necesitamos hacer una alianza, que la hicimos con Fanavi, unos productores de Cauca que tienen sus cultivos en un resguardo indígena, pues como es bien sabido ellos tienen su propia legislación”.

“En una ocasión fui al Congreso con el senador Galán y empezamos a socializar con personas que tenían mucho conocimiento al respecto, hasta ahora cuando el gobierno lo ha reglamentado”, declaró.

Natalia constituyó la fundación “Cultivando Esperanza” que ha suscrito un convenio con Fanavi, unos productores de Cauca, que tienen sus cultivos en un resguardo indígena, a través de los cuales hoy día adquieren el producto que suministran a los pacientes como una nueva esperanza de mejoramiento de la calidad de vida.

Se carecía de reglamentación

La fabricación, exportación, comercio y uso médico y científico de este y otros estupefacientes se encuentran permitidos desde hace varias décadas en Colombia, pero no había reglamentación.

Entre los mayores opositores, se encontraban algunos médicos que trataron de disuadirla. “Los neurólogos y los médicos tenían alguna prevención porque pudiera tener efectos colaterales, pero yo les dije que no creía que la planta dejara peores consecuencias que las terapias que ellos recetaban”, dice Natalia, quien a través de su fundación y por el grupo de Facebook promueve el cultivo y comparte con cientos de miles de colombianos, sus experiencias y recomendaciones para el cultivo, producción y uso de la planta medicinal.

“Lo que buscamos es que los pacientes puedan acceder a fármacos de producción nacional que sean seguros, de calidad y accesibles. Esta también es una oportunidad para incentivar la investigación científica en el país”, declaró el presidente Juan Manuel Santos.

Llevábamos dos años desde que empezamos con esta lucha, porque nosotros lo que buscábamos era un respaldo en investigación, un protocolo, porque todo lo que hicimos lo hicimos por el método prueba ensayo error y hoy ya hay forma de establecer un manual.

1 319 vistas

El mayor estudio jamás realizado sobre el cannabis y la epilepsia se presentó esta semana en la reunión anual en Filadelfia de la American Epilepsy Society’s.

Para el estudio, 313 niños procedentes de 16 centros de epilepsia diferentes de alrededor de los Estados Unidos se pusieron con un régimen del cannabidiol (CBD), un compuesto de cannabis. Después de un período de tres meses, 261 de estos niños que experimentaron redujeron en un promedio de casi la mitad la cantidad de ataques convulsivos (también llamado grand mal o convulsiones tónico-clónicas), mientras que experimentaron pocos o ningún efecto secundario.

Además, algunos pacientes experimentaron una reducción del 100% de las convulsiones;“En los periodos posteriores, que son muy alentadores, el 9 por ciento de todos los pacientes y el 13 por ciento de las personas con epilepsia  Síndrome de Dravet quedaron libres de convulsiones”, dice el Dr. Orrin Devinsky, neurólogo del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, y señaló que ; “Muchos de ellos nunca han estado libres de crisis antes”.

El estudio concluye: “Estos resultados de un estudio apoyan los estudios en animales e informes previos que muestran que el CBD puede ser un tratamiento prometedor para TRE [epilepsia resistente al tratamiento] y es bien tolerado generalmente en dosis de hasta 25 mg / kg / día .

El estudio completo se puede encontrar haciendo click aquí.

Razón Fundamental

El cannabidiol (CBD) es el cannabinoide más abundante no psicoactivo de la planta del cannabis. Los estudios en animales demuestran la eficacia anticonvulsivante en múltiples especies y modelos. Los informes anecdóticos sugieren eficacia en niños con epilepsias resistentes al tratamiento (TRE), incluyendo el síndrome de Dravet (DS) y el síndrome de Lennox-Gastaut (LGS). Presentamos los resultados actuales en nuestro programa de tratamiento de acceso ampliado.

Métodos:

Los niños y adultos jóvenes con TRE en un programa de uso compasivo ampliado al acceso de CBD se inscribieron en un estudio observacional prospectivo. Durante las 4 semanas de referencia, los padres / cuidadores llevaron todos los tipos de potenciales convulsivos diarios. Los pacientes recibieron una planta de derivados farmacéuticos altamente estandarizada, purificada CBD. (Epidiolex: GW Pharma), en una dosis que se aumenta gradualmente desde 2-5 mg / kg / día hasta que se produce la intolerancia o dosis máxima de 25 mg / kg / día. Los pacientes se observaron a intervalos regulares de 2-4 semanas durante las primeras 12 semanas de tratamiento. Las pruebas para hematológica, hepática, función renal y los niveles de AED se realizaron al inicio del estudio, y después de la 4, 8 y 12 semanas de terapia con CBD.

Conclusiones:

Los resultados del estudio apoyan los estudios incontrolados en animales e informes previos que muestran que el CBD puede ser un tratamiento prometedor para la TRE y esta bien tolerado generalmente en dosis de hasta 25 mg / kg / día. Epidiolex ahora está siendo investigado en estudios controlados aleatorios en DS y LGS.

0 270 vistas

Por cada año que cumple su hija, Inés Cano se tatúa una mariposa. Así celebra, gracias a la marihuana medicinal, en vías de ser legal en Colombia, la resistencia de la niña a la epilepsia crónica que padece desde que nació.

Doce mariposas le recuerdan que es posible mitigar el sufrimiento de Luna -a quien la epilepsia le generó convulsiones extremas y retraso en el neurodesarrollo-, en momentos en que el gobierno se dispone a regular por decreto el uso de cannabis con fines terapéuticos.

           “Luna todos los días de su vida convulsionó, al despertar y al dormirse. Podía convulsionar una, dos horas”, cuenta a la AFP desde su casa en Medellín (noroeste) Inés, quien durante siete años cargó a su hija en la espalda hasta que la pequeña pudo caminar.

           “La convulsión es dolor, angustia, impotencia. Es un fantasma que te atrapa, pero el cannabis hizo que se sintiera mejor. Luna empezó a reconocer colores, a comer sola, a ser más independiente”, afirma esta mujer de 36 años, a quien a pesar de todo se le dibuja una sonrisa.

Luna tomó 12 tipos de medicación anticonvulsionante, sin éxito. Los estimulantes tampoco servían “porque tiene un sistema de defensa muy bajito”, explica esta aguerrida madre. “Ninguna le sirvió, hasta los 11 años.

Fue entonces que “se (le) encendió esa ‘lucecita’ en el camino: el cannabis medicinal. Es la única solución”, asegura. Desde enero pasado, una gota de extracto de cannabis en la noche representa la esperanza de un día sin convulsiones para Luna. “Al noveno día (de tomarlo), deja de convulsionar como si fuera un milagro.

Por eso pienso que es importante, y más en el país en que vivimos, con tierras fértiles, sacarle el provecho a esa matica (plantita)”, cuenta. El decreto que prepara la administración de Juan Manuel Santos reglamenta la producción, distribución, comercialización y exportación de marihuana con fines terapéuticos.

Adicionalmente, el Congreso estudia un proyecto de ley sobre cannabis medicinal, que espera definir tasas para los cultivos, entre otros detalles.

– “La China del cannabis” –

En Colombia, donde es legal cultivar hasta 20 plantas de marihuana, ya se consiguen productos terapéuticos que emplean su hoja. “El decreto lo que va a hacer no es legalizar el uso de marihuana terapéutica, porque eso ya lo permite la Ley 30 de 1986.

Lo que va a hacer es facilitar los procesos de venta, compra y transformación”, dice a la AFP Paola Pineda, quien atiende a Luna en Medellín.

La doctora, especialista en derecho médico y tratamiento del sida, se puso desde hace años la camiseta de los defensores de la planta. “Me parecía muy duro que las familias se separaran del resto de su núcleo familiar, que se fueran a un país que no era el suyo, que vendieran todo en Colombia para buscar esa oportunidad terapéutica (en otros países), cuando nosotros aquí la teníamos”, señala.

Por eso, trabaja en conjunto con pequeños productores nacionales que llevan años investigando la productividad de las plantas, aprovechando los “vacíos” de aquella primera ley.

           “Esos vacíos fueron los que yo utilicé en un principio para darme confianza y empezar a meterme de lleno en el tema del cultivo y manipulación de plantas”, confiesa Mauricio García, uno de los fundadores de Cannalivio, que elabora desde hace casi ocho años marihuana medicinal en Medellín.

Aceites, ungüentos y hasta un bálsamo labial hacen parte de su oferta, envasada en empaques verdes y algo rústicos, como si se tratara de remedios caseros… aquellos de las abuelas.

          “Tenemos condiciones particulares de suelos, de materias primas, con los que podemos hacer unos óptimos productos”, subraya este ingeniero civil, egresado de la Universidad Eafit de Medellín.

Para él, la regularización de marihuana medicinal en Colombia, ubicada en pleno trópico, abre un inmenso panorama de posibilidades.

          “La producción en otros países es totalmente en interior con luces artificiales, sistemas de riego y alimentación. (…) Colombia podría convertirse en la China del cannabis”, dice, emocionado.

0 771 vistas

Un estudio recientemente publicado por la International Journal of Clinical and Experimental Medicine  ha encontrado que el cannabidiol (CBD), un compuesto que se encuentra en el cannabis, puede prevenir las convulsiones en personas con epilepsia crónica, y puede disminuir el daño neuronal causado por las convulsiones. El estudio también fue publicado por el Instituto Nacional de Salud de EEUU.

“El estudio fue diseñado para investigar el efecto de diversas concentraciones de cannabidiol (CBD) en ratas con estado de epilepsia crónica”, resumen del estudio.“El modelo de rata con epilepsia crónica fue tratada por vía intraperitoneal con la inyección de pentilentetrazol a las ratas tratadas previamente con el CBD (10, 20 y 50 mg / kg) durante 28 días consecutivos.”

Después de examinar los modelos de ratas, los investigadores encontraron una “disminución significativa en la calificación del promedio diario de ataques de epilepsia con el tratamiento con CBD (50 mg / kg). También le disminuyó la pérdida neuronal y la hiperplasia de astrocitos en la zona del hipocampo. El tratamiento con CBD no afectó la expresión de iNOS en el hipocampo; sin embargo, la expresión de NR1 se redujo significativamente”.

El estudio llega a la conclusión; “Así, la administración de CBD inhibió el efecto de pentilentetrazol en ratas, disminuyó la hiperplasia astrocítica, disminuyó el daño neuronal en el hipocampo causado por convulsiones y redujo selectivamente la expresión de la subunidad NR1 del NMDA. Por lo tanto, el CBD exhibe un efecto anticonvulsivo en las ratas con epilepsia crónica “.

El estudio completo se puede encontrar haciendo click aquí.

0 446 vistas

Los pacientes que toman cannabidiol (CBD) junto con clobazam (cuya marca más conocida es el Frisium) pueden experimentar un aumento en los niveles de este último. Médicos del Hospital General de Massachusetts, EE.UU., trataron a 13 niños con epilepsia refractaria con CBD y clobazam, y comprobaron niveles elevados de clobazam. Ambos medicamentos son degradados en el hígado por la enzima CYP2C19 y por tanto compiten por la función de esta proteína.

El incremento medio de los niveles de clobazam después de 4 semanas de tratamiento fue del 60%, con una gran variabilidad llegando a veces a elevarse mucho más. Nueve de los 13 sujetos tuvieron una disminución de las convulsiones superior al 50%, que corresponde a una tasa de respuesta del 70%. El aumento de los niveles clobazam y la disminuciones en la frecuencia de convulsiones ocurrieron a pesar de que en el transcurso del tratamiento con CBD las dosis de clobazam se redujeron en 10 (77%) de los 13 pacientes. Se detectaron efectos secundarios en 10 (77%) de los 13 sujetos, pero se aliviaron al reducir la dosis de clobazam. Los autores del estudio afirman que la monitorización de los niveles de clobazam “es necesaria para la atención clínica de los pacientes que toman de forma concomitante clobazam y CBD. No obstante el CBD es un tratamiento seguro y eficaz de la epilepsia refractaria en pacientes que reciben tratamiento con clobazam”.

Geffrey AL, Pollack SF, Bruno PL, Thiele EA. Drug-drug interaction between clobazam and cannabidiol in children with refractory epilepsy. Epilepsia. 2015