Buscar

indica - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 241 vistas

Según un estudio realizado por la Canadian Dalhousie University en cooperación con Bedrocan sobre las diferencias genéticas entre los dos tipos de cannabis denominado “sativa” e “indica” y sus híbridos, puede que no provengan de distintas especies. En este estudio se analizaron 149 muestras de cannabis holandesas, correlacionando el genotipo y el quimiotipo con sus ancestros reportados. Las muestras marcadas como Indica y Sativa no eran tan distintas como se suponía que eran las subespecies, aunque las diferencias genéticas entre ellas se correlacionan con su perfil terpénico (fragancia de resina), lo que podría explicar la variación entre ellas. Los resultados de este nuevo estudio han sido presentados en el Congreso de la Asociación Internacional de Cannabis como Medicina (IACM) en Colonia, Alemania, septiembre de 2017.

Quizá no haya en el mundo del cannabis un debate más polémico que el de sus especies. El género Cannabis sativa L. es la única especie oficial, pero los términos “Sativa”, “Indica” e “híbrido” han sido ampliamente adoptados por los cultivadores de cannabis como una forma de publicidad de sus efectos, aromas o pedigrí del producto. Sin embargo, el grado en que estas etiquetas corresponden a su ascendencia actual es dudoso, y la forma en que este esquema de clasificación informal se relaciona con el genotipo o el fenotipo ha sido en gran medida inexplorado.

En el estudio se realizaron un análisis de 149 muestras de cannabis, correlacionando el genotipo y el quimiotipo (basado en el contenido de terpeno y de los cannabinoides de las flores) con su “ancestralidad”. Los investigadores luego compararon las etiquetas reportadas con las nuevas escalas que generaron reclasificando las muestras basadas en su similitud genética y química.

La clasificación Indica / Sativa del cannabis holandés no corresponde a linajes genéticos distintos o al tipo de cannabinoide, pero existen similitudes genéticas y químicas que explican la variación entre los grupos. La deconvolución de la ascendencia Indica-Sativa mostró una fuerte relación entre los perfiles químicos y genéticos, lo que sugiere que los distintos contenidos terpénicos de los tipos son hereditarios e importantes para la identidad de estos dos grupos. Es probable que las cepas se clasifiquen por sus distintos aromas, y no por sus linajes, lo que tiene un impacto directo en la genética de este cultivo.

Bedrocan, productor mundial de cannabis medicinal normalizado, ya está trabajando en los perfiles terpénicos que están asociados con los productos bedrocan actuales. Hugo Maassen, jefe del departamento de ingeniería fitofarmacéutica de Bedrocan: “Este estudio muestra que las diferencias Indica / Sativa podrían basarse en gran medida en el contenido de terpenos, lo que en lugar de la actual indicación Indica / Sativa se podría requerir más información sobre los perfiles terpénicos relacionados con los productos disponibles de Bedrocan para el uso del paciente. “

0 263 vistas

Crazy Cookies es una de las pocas novedades que este año 2017 nos ha presentado Zambeza Seeds y se trata de un híbrido procedente de la élite de variedades estadounidenses. Si existe una variedad famosa en Estados Unidos es sin duda la OG Kush, su cepa más emblemática y posiblemente consumida tanto medicinalmente como para usos recreativos. Desarrollada en California, es un perfecto cruce de un perfecto cruce entre un híbrido Lemon Thai/Pakistan y una Chemdawg.

La compañera perfecta para la OG Kush en este nuevo trabajo de Zambeza se encontró en una rareza estadounidense, hoy en día ya muy conocido por todos como es la Girl Scout Cookies, cruce de un cut South Florida OG Kush y un híbrido Durban F1 (posiblemente Durban Poison x Chemdawg). Crazy Cookies tiene por lo tanto una enorme carga OG Kush, que siempre es sinónimo de plantas resinosas, de gran vigor y sobretodo una gran potencia.

En exterior es una planta muy fácil de cultivar, resistente, y muy elegante. Crece con una estructura típica de índica, con internudos cortos, gruesas ramas laterales y grandes hojas de color verde intenso. En las mejores condiciones, como en climas mediterráneos y germinando mínimo a mediados de primavera, no tendrá problemas para alcanzar los dos metros de altura, casi tan alta como ancha. El período de floración permite cosechar entre finales de septiembre y principios de octubre con unos rendimientos entre 500 y 700 gramos por planta, perfecta para las zonas de veranos más cortos.

En interior se adapta muy bien todo tipo de técnica, especialmente a cultivos en SOG partiendo de pequeños esquejes de unos 30 cm si se cuenta con una madre seleccionada, ya que tiene gran facilidad para crecer sin apenas ramificación, concentrando la producción en gruesas apicales. En unos 55 días desde el cambio de fotoperíodo a floración, ofrece unos espectaculares 350-400 gramos por m2 con un equipo de sodio estándar de 400W. Los olores son muy penetrantes debido a su herencia genética y se aconseja usar sistema antiolor para evitarse posibles problemas con algún vecino más preocupado por la vida ajena que por la propia.

Los aromas y sabores de Crazy Cookies son deliciosos, se pueden encontrar claros toques picantes, terrosos y a uva madura, muy intensificados en extracciones de resina en seco, además de que su cantidad de tricomas la hacen un auténtico diamante en bruto. Los efectos son muy potentes, algunas muestras en pruebas cromatográficas alcanzaron el 24% de THC. Tiene un intenso efecto cerebral en su inicio, seguido de una relajación absoluta y completa, para disfrutar tras un duro día y olvidarse de cualquier tipo de preocupación. Como cannabis terapéutico resulta interesante contra el dolor y el insomnio.

0 754 vistas
aliviar

Muchos consumidores de cannabis dicen que el consumo de hierba les tranquiliza y relaja, ahora la ciencia lo corrobora y les da la razón

Un estudio de la Unversidad del Estado de Washington podría respaldar lo que muchos consumidores siempre han dicho.

Los investigadores encontraron que los usuarios diarios de cannabis eran significativamente más tranquilos que los no usuarios cuando se sometieron a pruebas de estrés. Y esto sucedió estando los participantes sobrios el día de la prueba.

“Investigaciones anteriores han demostrado que pequeñas dosis de THC o cannabis reducen los sentimientos de estrés”, dijo el autor del estudio Carrie Cuttler. “Estábamos interesados ​​en si este efecto persistiría más allá del período de intoxicación”.

El estudio incluyó a 82 sujetos. La mitad eran usuarios regulares de cannabis y la otra mitad no eran consumidores, a todos ellos se les asignaron actividades bajo estrés y muy estresantes.

Los investigadores midieron el nivel de cortisol de los participantes en su saliva antes y después de las actividades. Los usuarios diarios de cannabis no mostraron un aumento en los niveles de cortisol después de las pruebas, y no estaban no estaban bajo los efectos del cannabis.

Muchos fumadores estarán de acuerdo con el resultado de este estudio, ya que no buscan el consumo de cannabis para sentirse “colocados” sino para relajarse.

Por lo tanto, ¿debe usarse la marihuana como una manera de reducir el estrés?  “Nuestro estudio simplemente allana el camino para investigaciones futuras”, dijo el investigador y autor Carrie Cuttler.

El estudio aparece en la Psicofarmacología. Fue financiado en parte por los dólares de los impuestos recaudados de las ventas de cannabis recreativo en el estado de Washington. Cuttler dijo que los financiadores no tuvieron ningún papel en diseñar, dirigir o diseminar los resultados del estudio.

Este estudio es público y podría cambiar la forma en que muchos médicos tratan a sus pacientes por estrés crónico. Ahora existe un estudio solido que respalda que el cannabis puede ayudar a mitigar el estrés y ha prevenirlo y que da la razón a los consumidores que habían reportado esta característica de la hierba.

0 176 vistas

Sensi Seeds sigue presentándonos las 17 variedades para este año 2017 y la última de ellas es la versión autofloreciente de una de las grandes leyendas de este banco de semillas. Afghani #1 Automatic es la combinación entre una ruderalis y la mejor de las madres Afghani #1, una de las genéticas índicas más demandadas. Hereda todo lo mejor de la clásica Afghani #1, famosa por su gran producción de duros y pegajosos cogollos, un todoterreno tanto en interior como en exterior y una de las plantas más fáciles de cultivar, perfecta para el más principiantes o para el más veterano que siempre exige la máxima calidad.

Afghani #1 fue creada partiendo de las mejores variedades índica afgana procedentes del Hindu Kush y de la gran colección genética de Sensi Seeds hace ya más de dos décadas. Estas variedades, también conocidas como hashplant o plantas de hachís, son la máxima expresión de cannabis índica. Plantas compactas, muy resistentes y que producen enormes cantidades de resina. Afghani #1 Automatic permite no sólo disfrutar de la misma calidad que su madre, si no que se puede cultivar en cualquier época del año y en un tiempo récord.

Estas variedades autoflorecientes tienen todas un comportamiento muy similar, crecen 4-6 semanas o hasta que alcanzan los 4-6 pares de hojas, y comienzan a florecer independientemente del fotoperíodo. En este corto período vegetativo conviene que las plantas alcancen el máximo tamaño, lo que también servirá para conseguir las cosechas más elevadas. Germinar durante la primavera y principios de verano cuando los días son los más largos y soleados de todo el año, o usar desde el principio una maceta de mínimo 11 litros en lugar de realizar trasplantes que frenen unos días el crecimiento de las plantas, son algunos de los trucos para lograr los rendimientos más altos.

Afghani #1 Automatic tiene una estructura muy típica de índica, de tamaño mediano,  fuertes, con ramas laterales gruesas y hojas de un color verde oscuro. Normalmente una vez comienza la fase de floración, las plantas siguen creciendo hasta doblar su tamaño. En esta fase, los cálices empiezan a agruparse en cada nudo formando duros cogollos de blancos y largos pistilos, que engordan día a día a la vez que se van cubriendo de una gruesa capa de brillante resina. Los habitual es que la sección superior del tallo principal forme una larga cola de cogollos en forma de lanza.

En interior para conseguir los máximos rendimientos siempre se recomienda usar fotoperíodo de luz alto durante todo el cultivo. Con un fotoperíodo 18/6 o 20/4 (luz/oscuridad), las plantas alcanzan mayor tamaño en crecimiento, y al no depender de cantidad de luz para florecer, cuanta más luz reciban mejores serán los cogollos. Con una densidad de 9 plantas por m2 y en macetas de 7-9 kilos, no será complicado llegar a los 350-400 gramos por m2. El período de floración dura de 7 a 9 semanas, por lo que en unas 12 semanas en total ofrece una maduración óptima.

El aroma y sabor son únicos, a puro hachís afgano, dulce, terroso, a incienso y especias. Los amantes de las extracciones de resina encontrarán en esta variedad un auténtico filón, tanto por rendimiento, como por sabor. Los efectos son de clásica y potente índica, muy sensual, duradero y principalmente relajante, aunque lo más novatos puedan desde un inicio encontrarla muy pesada y somnolienta, pero nada más lejos de la realidad cuando se usa en las dosis apropiadas. Como cannabis terapéutico es muy interesante para estimular el apetito y conciliar el sueño.

0 1.963 vistas

Desde el advenimiento de las pruebas científicas ampliamente disponibles, muchos suposiciones largamente sostenidas sobre el cannabis están siendo cuestionadas o incluso borradas. Con las pruebas de THC y CBD, moldes, pesticidas y otros elementos extraños, muchos consumidores de cannabis ahora saben mucho más de lo que están consumiendo que nunca.

Las pruebas con terpenos comenzaron en serio hace unos años, y los datos científicos están disponibles para los consumidores, y lo que estos datos indican, cada vez son más importantes. Una de las nuevas ideas más significativas derivadas de estos nuevos datos son que las nociones comunes sobre las cepas índicas y sativas no son tan indicativas de sus efectos como la combinación particular en una cepa del THC, CBD y los terpenos.

Desde la década de 1970, la mayoría de los aficionados al cannabis han agrupado la hierba en dos categorías principales: indicas y sativas. Definido por morfología de la planta, las indicas son generalmente cortas, plantas robustas, con una distancia internodal cercana y mayor ancho, a menudo se superponen la estructura de la hoja, mientras que las sativas tienen una estructura de brotes más largos, más flexible con hojas larguiruchas y delgadas.

El paralelo 38 es la línea divisoria entre el lugar donde las dos especies de cannabis diferentes crecen tradicionalmente. Al norte de esta línea, en países como Afganistán y Pakistán, las plantas son achaparradas y se utilizan principalmente para hacer hachís y se conocen como indicas. Al sur de esta línea, en países como México y la India, las plantas son altas, comúnmente alcanzar 14 pies o más (mas de cuatro metros), se las conoce como sativas. Una teoría sostiene que todas las plantas de cannabis comenzaron como sativas, y como la planta emigró geográficamente, simplemente se fue adaptando a sus nuevos climas y condiciones.

Cada especie se describe en términos generales como que tiene unos efectos particulares: de las indicas se dice que son pesadas ​​e inductoras del sueño, con un pronunciado “cuerpo pesado”, mientras que las sativas se describen como teniendo una “cabeza alta”, y también con el potencial de inducir la ansiedad . Desde hace casi tres décadas estas definiciones simplistas han sido ampliamente creída y diseminadas.

Uno de los mejores expertos científicos sobre el cannabis, el Dr. Ethan Russo , es mejor conocido por su trabajo pionero con GW Pharmaceuticals en el desarrollo del primer medicamento de cannabis disponible en el mercado en casi 80 años, el Sativex. Más recientemente, se llevó a cabo un amplio estudio de terpenos y sus efectos, y se llegó a algunas conclusiones bastante sorprendentes.

“La distinción sativa / indica comúnmente aplicada en la literatura laica es un disparate total y un ejercicio inútil,” dijo Dr.Russo en 2015, de las clasificaciones tradicionales. “Uno no puede de ninguna manera adivinar correctamente el contenido bioquímico de una determinada planta de cannabis en función de su altura, ramificación o morfología de las hojas.”

Con esta declaración, básicamente, se desestimó tres décadas de sabiduría popular a base de hierbas. El trabajo del Dr. Russo está cambiando la manera en que vemos y describimos el cannabis; se postula que los terpenos juegan un papel mucho más importante que lo que comúnmente se piensa en la determinación de cómo una cepa en particular afecta a un individuo.

“La sedación [efecto] de la denominada cepa indica se atribuye falsamente al contenido CBD, cuando, de hecho, el CBD es estimulante en dosis bajas a moderadas,” sostiene enfaticamente el Dr. Russo . “Más bien, la sedación en la mayoría de variedades de cannabis es atribuible a su contenido de mirceno, un monoterpeno con un efecto fuertemente sedante. Por el contrario, un alto contenido de limoneno, común en las cáscaras de cítricos, será edificante en el estado de ánimo, mientras que la presencia de alfa-pineno puede reducir o eliminar el deterioro de la memoria a corto plazo inducida clásicamente por el efecto THC“.

Los efectos de los terpenos se conocen desde hace años. Toda la industria del perfume se basa en la concentración y la combinación de terpenos específicos con el fin de hacer a los usuarios más atractiva y convincente, y se emplean los efectos de elevación del limoneno y pineno, hasta la industria de productos de limpieza para hacer sus productos más agradable de usar. Esto también se aplica a las variedades más populares, desde la elevación del limoneno en la Tangie hasta el pineno de la Jack Herer, aunque la mayoría de los consumidores de cannabis en realidad no lo saben todavía.

Si fuera por el Dr. Russo, Sin duda alguna acabaría con los descriptores actuales. “Me animo encarecidamente a la comunidad científica, la prensa y el público a abandonar la nomenclatura sativa / índica, e insistir en ensayos bioquímicos precisos y el perfil de terpenos disponibles tanto para los mercados médicos como recreativos”, dice. “Exactitud científica y la salud pública demandan que menos que esto.”

Dada la fijación de los cultivadores de cannabis y consumidores a las designaciones indica / sativa, cualquier nuevo sistema tomará un tiempo para llegar a ser ampliamente aceptado. Pero el cambio ya ha comenzado: en los dispensarios de mayor calidad, los perfiles de terpenos están disponibles, y los empleados son cada vez más conocedores de estas diferencias.

0 158 vistas

A partir de mañana 12 de Mayo y hasta el domingo 14 vuelve la feria “Indica Sativa Trade 2017” en la ciudad italiana de Bolonia. Todo sobre el mundo del cannabis.

Mientras se esta discutiendo la propuesta del Fiscal nacional de la Dirección del Distrito Antimafia (DDA) Franco Roberti, a favor de la “administración de cannabis por parte del Estado” , llega la quinta edición de “Indica Sativa Trade”, la feria internacional del cannabis de Bolonia y que será este fin de semana del 12 al 14 de Mayo.

Más de 100 empresas participan en este evento y todas con un solo ingrediente: el cannabis (no sólo el que se fuma). El cáñamo también estará muy bien representado. “Queremos presentar sus 360 grados, su uso industrial y su tratamiento”, escribe en un comunicado Sinergias Srl, la empresa que organiza la Feria.

Pasta, chocolate, aceite, también cerveza, papel y fibras de cáñamo, ladrillos y mucho más. Con el cannabis se puede hacer casi de todo. En la feria habrá un centenar de empresas que producen equipos y tecnología para el cultivo de la planta de marihuana, para la producción de alimentos, cosméticos, ropa y productos de la construcción.

La apertura del evento será el viernes a las 13 con una conferencia de Giovanni Milazzo, fundador de “Kanesis”, empresa siciliana que ha desarrollado un hilo de cáñamo impreso en 3D. “Se trata de un material termoplástico hecho con restos de la primera transformación del cáñamo industrial. Puede servir para reemplazar cualquier material plástico, es más resistente, más ligero y 100% vegetal”. La hebra de cáñamo puede ser comprada y utilizada por “todas las empresas que trabajan con materiales termoplásticos y con costos más bajos que los del plástico. Con 3 plantas de cannabis se puede producir alrededor de una libra de este material.”

El tema del uso médico del cannabis también se tratará en una charla el mismo viernes a las 15 horas por el Dr. Marco Ternelli de “Cannabis Medicinal”, una asociación de médicos y expertos farmacéuticos. El sábado 13 veremos a senadores y parlamentarios intergrupales en un debate sobre la legalización de la marihuana en Italia. Entre los oradores figuran el senador Benedetto Della Vedova (Grupo Mixto), D. Vittorio Ferraresi (M5S) y Daniele Farina (SEL). El domingo esta prevista una conferencia o charla con el autor del libro “Cannabis Medicinal” libro de investigación periodística sobre la situación de los pacientes obligados a estrategias de resistencia para garantizar su derecho a la salud.” Entre debate y debate la feria acogerá artistas y cantantes que tienen una opinión favorable a los diversos usos del cáñamo. Entre ellos algunos DJs y artistas de reggae como: Mamamarjas, Francisca, Zakalicious y Don Ciccio que estarán desde el viernes y hasta el domingo en la zona de relax de la feria.

El cultivo de la planta de cáñamo industrial es cada vez mucho más amplio. En los últimos tres años ha habido un incremento del 200 por ciento de la tierra cultivada con esta planta. En el año 2016 en Italia las hectáreas de tierra sembrada de cáñamo eran alrededor de 3.000 (datos Coldiretti).

También la apertura de “tiendas de cultivo”, tiendas de venta de todos los materiales necesarios para el cultivo: desde macetas, fertilizantes, sistemas de riego, ventilación de los cultivos en el interior y más. La región de Emilia Romagna tiene 32 “tiendas de cultivo” y es la segunda en Italia después de Lombardía. La facturación de este mercado de comercios ya pasa de los dos millones y medio de euros por año. “Una tienda puede costar hasta 5.000 euros al mes, pero hay franquicias que pueden llegar a los hasta 40 mil euros”, explicó Luca Marola, portavoz de la Coordinación Nacional de los “Growshops” y propietario de “Aquí cáñamo” en Bolonia.

0 745 vistas

Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds es una de las mejores índicas afganas del mercado. Sabor a hachís y potencia extrema que hará palidecer al más veterano.

El mundo cannábico está lleno de grandes mitos y leyendas. Desde la aparición de los primeros bancos de semillas a finales de los 70 y principios de los 80 han pasado apenas 40 años en los que grandes variedades, grandes bancos y grandes criadores. Es el caso de Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds, una variedad índica de las más potentes jamás creadas.

Si primero analizamos el nombre, cabe destacar que es un homenaje al fallecido Howard Marks o también conocido como Mr Nice, activista, escritor y el mayor traficante de hachís en la década de los 80. Sus clientes le apodaron así por su gran inteligencia y actitud pacífica, ya que aunque llegó a controlar el 10% del tráfico mundial de marihuana y hachís, nunca usó la violencia. Mover 30 o 40 toneladas de marihuana desde Pakistán o Tailandia hasta Estados Unidos no suponían para él ningún problema, ya que contaba con contactos desde la CIA o el M16, hasta la Mafia o el IRA.

Mr. Nice, fue detenido en 1988 cuando vivía en Mallorca, España, y trasladado a la prisión federal del estado de Indiana, en Estados Unidos, condenado a 25 años de cárcel. En 1995 le conceden la libertad condicional, abandonando totalmente su actividad anterior pero siguiendo involucrado en la defensa de la marihuana. Más tarde junto a Shantibaba, fundaría Mr.Nice Seedsbank.

Sin movernos del nombre de la variedad, nos encontramos con G13 y Hash Plant. La Hash Plant es una índica afgana desarrollada inicialmente por Neville Schoenmakers en The Seed Bank, cruzando una Hash Plant californiana con su Northern Lights#1, una planta resinosa y de floración rápida como muy pocas. La G13 es también una índica afgana de la que aún hoy en día no se sabe qué parte de su historia es real y qué parte mito.

La G13 es una variedad clon, es decir que sólo había esquejes de una única madre. Neville Schoenmakers consigue uno de estos clones cuando era el propietario de The Seed Bank mediante un cultivador que formaba parte en la investigación sobre esta planta. Cuenta que es una variedad modificada genéticamente por el gobierno de Estados Unidos en la Universidad de Mississippi y que alcanzaba un 28% de THC. A finales de los 80, The Seed Bank tenía en su catálogo G13 x HashPlant y G13 x Northern Lights#2.

Ben dronkers
Ben Dronkers

Poco después, Neville se asocia con Ben Dronkers, propietario de Sensi Seeds Club, naciendo de esta unión el banco de semillas Sensi Seeds que conocemos hoy en día. Con ésto, también se unen dos importantísimas colecciones genéticas. La madre G13 se cruzó con varios machos de los que salieron G13 x Ortega, G13 x Hashplant, G13 x Northern Lights#2, G13 x Haze y G13 x Skunk#1, entre las más destacadas. Años más tarde la madre original ya había perdido tanto vigor que finalmente falleció, junto con sus genes puros.

Sólo Neville y después su socio Ben Dronkers estuvieron en posesión de la G13 original, nadie más. Es una genética que nadie pone en duda su existencia, pese a que su historia quizá tenga algo de fantasiosa, sólo Neville conoce la verdad. Los bancos que posteriormente y aún hoy ofrecen algo de G13, es 100% seguro que provienen de alguno de los híbridos de Sensi Seeds, no de la G13 original.

Mr Nice G13 x Hash Plant es una heredera directa de ambas genéticas originales, con todo lo que ello significa. Como buena índica afgana, es una planta de muy fácil cultivo, de tamaño medio y compacta. Aunque prefiere climas lo más soleados posibles, se adapta a cualquier zona. Su rapidez de floración permite cosecharla mucho antes de que las primeras lluvias se presenten en climas más templados y lluviosos.

Con hojas de peciolos anchos típicas de índica y de un verde oscuro casi brillante, es una variedad que llama la atención a primera vista por su belleza y elegancia. Es muy discreta y apropiada para todo de exteriores, desde balcones y terrazas a guerrillas. En interior es la planta perfecta para cultivos intensivos, donde garantizar producción, potencia y sabor. Superar el gramo x vatio no será ningún problema hasta para el cultivador más inexperto.

Mr Nice

Los cogollos son piedras, muy duros y cubiertos por una gruesa capa de tricomas. Los amantes de las extracciones de resina encuentran en esta planta un auténtico filón. Que las flores sean tan compactas también puede jugar en contra del cultivador en zonas húmedas. Una muy buena opción es realizar una poda apical para multiplicar el número de ramas y reducir el grosor de una única punta apical. En unos 50 días estarás cosechando, sobre mediados de septiembre si se cultiva en exterior.

Mr Nice G13 x Hash Plant tiene un sabor espectacular, muy dulce y especiado al consumirla a sido algo espectacular. Uno realmente no llega a saber cuando está fumando un porro de hierba si se trata de marihuana o hachís. Igual ocurre con un porro de hachís, que cuesta no creer que se está fumando hierba. Sin lugar a dudas es una de las variedades que mejor describen los sabores de las genéticas afganas.

Los efectos son muy fuertes e instantáneos, con un pelotazo típico de las mejores Afghanicas, simplemente perfecto. La dejadez corporal junto con la claridad mental son perfectos para buscar momentos de relajación y lucidez, para sentarse cómodamente y disfrutar de su espeso y sabroso humo. Como marihuana medicinal, es muy apropiada para combatir dolores o trastornos del sueño. Mr Nice G13 x Hash Plant de Sensi Seeds tiene todo lo que cualquier amante de las índicas pueda desear.

0 8.335 vistas

Hace unos años probablemente poca gente podría decir qué tipo de variedad estaba fumando basándose en su humo, aspecto u olor, pero con el tiempo muchas personas si lo reconocen. Las diferencias en la apariencia de las plantas son mas difíciles de ver en las que están muy cargadas de resina pegajosa, pero el olor siempre será diferente. A muchas personas aún les cuesta diferenciar entre variedades sativa e indicas y más ahora con la gran introducción de “variedades híbridas”con posibilidades de efectos infinitos.
Para facilitar diferenciarlas os dejamos una pequeña guia:

Sativa

Normalmente las Sativas crecerán más altas que las variedades Indicas, se originan en las zonas alrededor del ecuador en países como Colombia y Tailandia, por nombrar algunos de ellos. La mayoría de las cepas sativas ofrecen una alta estimulante y creativa al tiempo que permite a los fumadores ser productivos durante todo el día si es necesario. La sensación de euforia que existe dentro de la mayoría de las cepas sativa combinada con el sabor afrutado como podrían ser variedades como la  Marley Natural Gold  muy buscada entre los conocedores del cannabis. Si se busca algo para reemplazar el café, entonces las variedades sativa son el camino a seguir.

Híbrido

Los cultivadores de años recientes se pusieron manos a la obra para cruzar cepas obteniendo los beneficios tanto de las plantas sativas como las índicas. Estas variedades pueden variar el porcentaje de cada una de ellas, en algunos casos son el cincuenta por ciento y la variedad puede ofrecer un equilibrio de prestaciones de cada cepa. En la mayoría de los casos, los fumadores tienen que saber sobre su historial genético o sus efectos para saber hacia que lado se inclina el híbrido, si es más sativa o indica. Las cepas que encajan en esta descripción serían las   AK-47  y Purple Alien OG,   , ambas ofrecen una combinación de relajación y felicidad.

Los efectos que ofrecen las cepas también podrían diferir en función de la persona que la consume. Mientras la  OG Kush  te deja más aplastado con ganas de “sofá” algunos consumidores sienten euforia y como muy edificante para salir y ser productivo.

Indica

Anteriormente mencionamos que las Indicas tienden a crecer menos y se puede encontrar en las regiones más altas, como Afganistán y Marruecos. Las Indicas ofrecen una sensación más “couch lock” o “aplastamiento” como muchos probablemente han escuchado o ya saben, pero ofrece muchos beneficios médicos para los que sufren de dolor. La mayoría de los fumadores encuentran en las índicas que fumar les permite relajarse después de un día duro de trabajo. Puede tener olor afrutado a veces, pero principalmente es un un olor a pino y que a veces suele ser muy picante. Las cepas como  Afghani Kush  y  Grand Daddy Púrple ofrecen un gran efecto relajante que permitirá a sus consumidores estar muy relajados.

height

0 553 vistas

En Israel el Dr. Shauli Lev-Ran, director de la clínica de adicción del Centro Médico Sheba, expresó hace unos meses su posición con respecto a la prohibición del cannabis, indicando que el intento de crear una “sociedad libre de drogas” es una ilusión que no puede ser ejecutada, una utopía. “Dimos una oportunidad a la prohibición absoluta de drogas y alcohol, y vimos que no fue eficaz” , dijo entonces . “Todos los datos se transmiten a este paradigma actual que no funciona.”

Durante un comité de la Knesset (parlamento israelí) que trataba sobre medicamentos y drogas, el Dr. Lev-Ran especialista y experto en adicción de Israel, informó a los representantes del Ministerio de Salud que el cannabis es menos adictivo que muchos de los medicamentos recetados.

“El cannabis es la medicación menos adictiva ‘

“Nuestro estudio encontró que el riesgo de adicción a las drogas-medicamentos recetados es más del 50 por ciento que la adicción al cannabis medicinal”, afirmó.

Dr. Shauli Lev Ran
Dr. Shauli Lev Ran

Pronunciamientos similares surgieron esta semana hasta del mismo presidente Barack Obama, agregó el Dr. Lev Ran, que en “países como en los Estados Unidos esta adicción es la causa número uno de muerte por sobredosis.”

“Este tipo de adicción comienza a partir de la necesidad real de combatir el dolor físico, como consecuencia de un accidente de tráfico, por ejemplo, aunque más tarde se desarrolla cada vez una mayor dependencia de esa medicina o droga”, explicó. “Más del 50% de los drogadictos de drogas recetadas también tienen un problema mental y el 17% de los pacientes tratados con pastillas para el dolor desarrollan una adicción a las drogas.

Las palabras del Dr Lev-Ran no fueron muy bien recibidas por los oídos de los funcionarios de salud también presentes en la audiencia e insistieron que no son mas adictivos que el cannabis. En respuesta al pedido de la presidenta del comité Tamar Zandberg dijeron que el Ministerio de Salud presentará estudios que respaldan su posición. Según el Dr. Lev-Ran, no han sido presentados este tipo de estudios.

“A pesar de la probable adicción y pandemia a los analgésicos que hay en Israel, la conciencia, defensa e implicaciones relacionadas con el tema es bastante bajo”, dijo Zandberg. “Por lo tanto, entre otras cosas hay que aumentar significativamente la vigilancia, la conciencia y el seguimiento de cómo la distribución de los medicamentos con receta esta fomentando la adicción “.

0 1.787 vistas

El género de marihuana Cannabis Indica es procedente de la Zona de medio oriente. En países como Afganistán, Pakistán, India y Asia del Norte, abunda a lo largo de todas sus extensiones, sobretodo en las zonas montañosas del Tibet y el Hindu Kush. Fueron descritas por primera vez por el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck en 1783 (Fuente Wikipedia).

Estas variedades tienen un crecimiento rápido, de porte arbustivo corto (1m-1,80m), con hojas gruesas de color verde oscuro pasando por tonos violetas durante las estaciones más frescas. Tienen una rápida floración a diferencia de sus hermanas las sativas. Las variedades Indicas tienen una gran resistencia a las noches frías, creciendo con grandes rendimientos en climas frescos-regulados como en sus lugares de origen endémico, donde alcanzan tamaños descomunales.

Tienen una alta resistencia a plagas, pero habrá que tener un poco más de cuidado con los hongos. Debido a la alta densidad de sus flores tiene mayor facilidad a podrirse con las humedades o a contraer enfermedades como el oídio o la botrytis. Producen unos cogollos de gran envergadura y densidad que desprenden un gran aroma, normalmente son las plantas más buscadas para conseguir el máximo peso por m2 en cultivos de interior.

El humo de estas variedades es generalmente espeso lo que te hará toser con casi seguridad. Son las variedades que se llevan empleando durante siglos para hacer hachís, debido a la gran cantidad de tricomas que cubren los cogollos y muchas de sus hojas. Otra de sus características es la de albergar mayor contenido de CBD y poder usarla para el tratamiento de enfermedades degenerativas y algunas otras afecciones, teniendo un efecto narcótico y relajante físico que nos ayudara a conciliar el sueño.

Es capaz de aliviar dolores (fibromialgia, dolor menstrual), es un gran reductor de la ansiedad, anti-estrés, actúa como antinflamatorio y es un gran estimulador de apetito.También es usado para el tratamiento de cáncer, asma, glaucoma, migraña y vómitos asociados a la quimioterapia, igual que para tratamiento de esclerosis múltiple. Consigue que muchísimos enfermos se sientan mejor, como no se sentían hace años, paliando muchas dolencias y síntomas derivados de sus enfermedades y tratamientos.

Tras muchos años de investigación, se ha determinado que las variedades Indicas son ideales para el tratamiento de muchas enfermedades. Han sacado al mercado muchísimos productos de alto contenido en CBD y nulos en THC, ya que la legalidad con la marihuana es todavía demasiado severa debido a los efectos del THC. Por el contrario el CBD es completamente legal, ya que no tiene ningún efecto psicoactivo en nuestro cuerpo. En países como Canadá y EEUU, la ley está mucho mejor regulada y sus ciudadanos pueden disfrutar de la marihuana y derivados con THC, tanto para el uso médico como lúdico.

indica2

Durante la década de 1970 se comenzó a hibridar con genéticas sativas tropicales, más propias de las zonas más ecuatoriales de América. Se retro-cruzan normalmente para conseguir variedades que tengan las características de corta distancia intermodal, gran velocidad de crecimiento y un corto periodo de floración. Así se consiguieron variedades con sabores más tropicales y característicos de las sativas, con los atributos de rápida floración y flores densas de las indicas. Muchas veces se incluyen en los cruces solo para aumentar la producción de tricomas, para poder disfrutar de sabores exóticos mucho más resaltados, como los cítricos o los inciensados.

Existen algunos híbridos de predominancia indica, habiendo incluido alguna sativa para aportarle alguna de sus características. Pueden aportar un poco más de altura, o mucha más resistencia a los hongos. Se pueden conseguir plantas todo-terreno como la famosa Northern Lights o White Widow. Son utilizadas en cientos de retro-cruces por casi todos los bancos de semillas de marihuana que existen, para mejorar y estabilizar ciertas variedades que a lo mejor gustan de sabor pero no tienen una gran producción, o apenas tienen resina.Marihuana-indica

En cualquier Grow Shop o tienda de horticultura podréis comprar semillas de marihuana indicas puras como Hindu Kush o Maple Leaf Indica. Puedes encontrar variedades que son el resultado del cruce entre 2 indicas puras como la G13 X HashPlant una genética que se ha ido mejorando para poder ofrecer una variedad seleccionada con las mejores características indicas que se puedan presentar.

Así que si estás buscando variedades para cultivar ésta temporada y tu clima es caluroso hasta el final del verano, las variedades indicas nos darán el mayor peso posible en nuestro jardín. A parte tendremos una cosecha rápida que se adelanta a las lluvias, plantas de porte más bajo y más camuflables o una alternativa natural a los medicamentos que ya apenas tienen efectos analgésicos en el paciente.

5 12.771 vistas

Para muchos fumadores de marihuana, la marihuana es marihuana y apenas hacen distinción en lo que fuman o lo que consiguen o pueden conseguir. Los cultivadores en mayor o menor medida conocen las diferencias entre índica y sativa, buscando una, otra o la combinación de ambas, lo que conocemos como híbrido, para obtener finalmente unas cosechas que se adapten a sus gustos. Pero ¿cuales son las principales diferencias entre las dos grandes subespecies como son índica y sativa?

Los variedades sativas son originarias de zonas ecuatoriales y tropicales de América, África y Asia, como Colombia, México, Jamaica, Congo, Malawi, Mozambique, Tailandia, Nepal o el Sur de la India. Genéticas originarias de estos países han dado lugar a multitud de híbridos que hoy en día conocemos, como pueden ser Haze, Skunk, AK47 o Hawaiian Snow. Con las condiciones climáticas que se presentan en estas zonas geográficas, estas variedades sativas se han habituado a sacar el máximo partido a los días cortos períodos de luz que reciben, creciendo con una estructura de árbol, muy altas y sin detener su crecimiento hasta bien avanzada la floración pues en zonas de selvas han de buscar la luz entre bastos árboles. Suelen ser plantas muy ramificadas y con períodos de floración muy largos, en ocasiones de más de 4 meses. También pueden crecer y florecer en cualquier época del año, al no haber grandes diferencias entre el fotoperíodo diurno y nocturno. Sus hojas tienen los peciolos finos o afilados y muy largos y los internudos son largos, por lo que no suelen ser plantas muy densas y los cogollos suelen ser alargados y aireados.

Las variedades índicas son originarias de zonas subtropicales. Su nombre hace relación al primer país donde se encontraron y que fue en la India, en la cordillera del Hindu Kush. A grandes rasgos, son variedades de Asia Central y el subcontinente Indio, localizadas en países como Pakistán, Afganistán, Uzbekistán, Tíbet, Nepal, el Norte de la India o también en Marruecos. Son plantas usadas tradicionalmente en sus países de origen para la extracción de hachís. Muchas genéticas originarias de estos países están presenten en muchísimos híbridos que hoy en día conocidos, como son Skunk, Hindu Kush, Northern Lights o Blueberry. Son plantas que crecen pequeñas y compactas, parecidas a un seto. Su hábitat natural no suele ser muy denso por lo que durante su evolución no han tenido que preocuparse por estirar buscando el sol. En cambio, para hacer frente a condiciones climáticas adversas producen más resina, son plantas muy resistentes y fáciles de cultivar. Tienen un periodo de floración bastante corto, en ocasiones de un mes y medio. Sus hojas son grandes, a veces del tamaño de un plato con los peciolos muy anchos, siendo plantas que crecen en forma de árbol de navidad, con unos cogollos extremadamente resinosos y compactos.

Si te preguntas que variedad cultivar, te daremos algunos consejos:

variedades sativa e indica. Foto cannabiscafé
variedades sativa e indica. Foto cannabiscafé

– Tú mejor que nadie conoces tu clima. Si cultivas en exterior, no te arriesgues con sativas de floración larga si las primeras lluvias suelen aparecer a principios de otoño. Opta por índicas o híbridos que te permitan cosechar a finales de verano o principios de otoño.

– Si buscas una variedad para pasar buenos momentos con los amigos, no optes por índicas si no quieres que el buen momento que esperas se convierta en una convención de zombies. Cultiva alguna sativa o híbrido con predominancia sativa para reír, jugar, debatir…

– Por el contrario, si buscas una variedad para pasar momentos tranquilos, de relajación o irte a dormir, no escojas variedades sativas si no quieres pasarte la noche contando ovejas. Puede que tras varias horas tengas un rebaño que te echará de cama con unas ojeras y muy pocas ganas de empezar un día sin apenas dormir.

– Aunque cultivar genéticas distintas es la mejor opción para tener una despensa variada y poder echar mano a un cogollo dependiendo de la ocasión, mezclar índicas con sativas a veces llega a ser un desastre si lo hacemos en interior. Mientras que las índicas como máximo llegan a doblar su altura, las sativas pueden triplicarla, cuadriplicarla o más. Siempre puedes optar por usar alguna técnica con las sativas como el main-lining, realizar podas o cultivarlas en macetas pequeñas, que evitará que estiren tanto y terminen tapando completamente a las plantas más pequeñas. Ten en cuenta que cuando coseches las índicas las sativas quizá anden por mitad de floración, así que ten preparados unos esquejes para rellenar los huecos y cosechar finalmente unas y otras casi al mismo tiempo.

0 1.449 vistas

Los nombres comunes de las plantas y de los animales suelen usarse a nivel muy local, y pueden no significar nada, o algo completamente diferente, para los hablantes de otra lengua. Los nombres científicos, derivados en parte del griego y latín antiguos, se crearon para que quienes se interesen por un determinado organismo, e investiguen por su cuenta o en una lengua extranjera, puedan saber exactamente si los demás se están refiriendo al mismo organismo. En ocasiones, los idiomas utilizan el nombre científico como nombre común, como por ejemplo, el uso de la palabra británica “cannabis” para referirse al Cannabispsicoactivo (drug Cannabis, en inglés). Los consumidores de marihuana de hoy en día suelen describir las variedades de cannabis híbrido como “más indica” o “más sativa”, que son términos casualmente derivados de nombres científicos válidos. De esta forma, suelen referirse a que una variedad produce o bien un efecto más corporal y físico o un efecto más cerebral, a nivel cognitivo. En general, “las indicas” son más adecuadas para relajarse en el sofá, mientras que “las sativas” son más agradables para las actividades mentales, como los juegos, escribir o tocar un instrumento. ¿De dónde vienen estos términos? ¿Cómo se relacionaron con las diferentes variedades de Cannabis psicoactivo? ¿Puede una comprensión más profunda de los nombres que se pone al Cannabis darnos una idea de su compleja evolución y hacer que valoremos más la profunda diversidad experimentada en el Cannabispsicoactivo actualmente?

Orígenes del Cannabis sativa

El nombre científico Cannabis sativa lo publicó por primera vez, en 1753, el botánico sueco Carlos Linneo, a quien hoy se conoce como el padre de la taxonomía moderna, la ciencia de la clasificación de los organismos. El término sativa simplemente significa “cultivado” y describe la planta de cáñamo común cultivada ampliamente en toda Europa en su tiempo. C. sativa es originaria de Europa y Eurasia occidental donde se ha cultivado durante miles de años para cosechar la fibra y las semillas, y se introdujo en el Nuevo Mundo durante la colonización europea. En pocas palabras, llevamos puestas fibras de C. sativa y comemos semillas y aceite de semillas de C. sativa, pero no fumamos plantas de C. sativa ya que tiene poca capacidad para producir el cannabinoide delta-9-tetrahidrocannabinol o THC, el principal compuesto psicoactivo y médicamente valioso encontrado en el Cannabis. Además, en comparación con el aceite esencial de variedades de C. indica, C. sativa produce menos cantidad y variedad de terpenos, de los que cada día se demuestra que son muy importantes para la eficacia del cannabis medicinal. C. sativa representa una porción muy pequeña de la diversidad genética observada en el Cannabis en todo el mundo, y no se divide en subespecies en base a los diferentes orígenes y usos como C. indica. Probablemente Linneo nunca vio ningún tipo deCannabis psicoactivo, y resulta, por lo tanto, incorrecto utilizar “sativa” para describir las variedades psicoactivas (drug varieties, en ingles).

Orígenes del Cannabis índica

Más de 30 años después, en 1785, el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck describió y puso nombre a una segunda especie, Cannabis indica, refiriéndose al Cannabis de la India, donde se originaron las primeras muestras de la planta que llegaron a Europa. C. indica es originaria del este de Eurasia y los seres humanos la extendieron por todo el mundo, principalmente, como una fuente de THC psicoactivo. C. indica se utiliza para producir marihuana y hachís pero, en muchas regiones de Asia oriental, tiene una larga historia de cultivo por sus fibras fuertes y semillas nutritivas. En pocas palabras, llevamos puestas fibras de C. indica y nos comemos las semillas y el aceite de semillas de C. indica, pero también utilizamos C. indica como planta recreativa y medicinal valiosa. C. indica incluye la gran mayoría de las variedades de Cannabis que existen hoy día, y se divide en varias subespecies en función de sus diferentes orígenes y usos.

Type specimens of C. sativa NLH, C. indica NLD and C. ruderalis the PA or NLHA. - Sensi Seeds blog
Tipo de espécimen de C. sativa NLH, C. indica NLD y C. ruderalis PA o NLHA. (De Cannabis: Evolution and Ethnobotany)

El debate sobre el Cannabis

Desde la década de 1960, los taxonomistas han defendido varios sistemas de nombres, o nomenclaturas, diferentes. Muchos prefirieron un concepto de tres especies al reconocer C. ruderalis como una especie silvestre, posiblemente antepasado tanto de C. sativa como de C. indica. Otros prefieren reducir C. indica y C. ruderalis a subespecies o variedades de una misma especie C. sativa. A finales de 1970, se introdujeron en el oeste variedades para hacer hachís, sensiblemente diferentes, desde Afganistán y algunos lo consideraron el verdadero C. indica y otros una cuarta especie C. afghanica, mientras que el resto de variedades psicoactivas eran miembros de C. sativa, siguiendo el modelo de una sola especie. A principios del nuevo siglo, reinaban la confusión y el desacuerdo, pero la ciencia se iba a imponer.

La reconciliación a través de las agrupaciones taxonómicas

Karl Hillig de la Universidad de Indiana (publicado en 2004 y 2005) investigó la diversidad delCannabis mediante la caracterización de los contenidos químicos de plantas a partir de una amplia gama de orígenes geográficos y de usos. Y propuso agrupaciones taxonómicas (subespecies) que reconciliaban los sistemas de nombres anteriores, además de encajar bien en un modelo hipotético de la evolución del Cannabis. La investigación de Hillig apoya el concepto de dos especies originales para el Cannabis C. sativa Linneo y C. indica Lamarck – siendo C. indica mucho más diversa, genéticamente, que C. sativa. Hillig reconocía las subespecies europeas cultivadas como C. sativa subsp. sativa. Debido a que normalmente tiene foliolos estrechos y se utiliza para la producción de fibra de cáñamo y de semillas, lo ha llamado cáñamo de hoja estrecha o NLH (narrow-leaf hemp). También identificó las poblaciones que crecían de forma espontánea, silvestres o asilvestradas, anteriormente llamado C. ruderalis como C. sativa subsp. spontanea que denominó ancestro putativo o PA (putative ancestor), y yo me refiero a ella como ancestro de cáñamo de hoja estrecha o NLHA (narrow-leaf hemp ancestor).

Cuatro subespecies C. indica

Hillig agrupó las variedades C. indica en cuatro subespecies – tres en función de sus diversas características morfológicas y bioquímicas, y otra caracterizada en gran parte por su hábito de crecimiento espontáneo.

Subespecie indica

Las variedades de C. indica subsp. indica se extienden por todo el subcontinente indio, desde el sudeste asiático hasta el oeste de la India y hasta África. Esto es lo que Lamarck describió como C. indica o Cannabis indio. Las poblaciones de subespecies indica se caracterizan por tener un alto contenido en THC, con poca o ninguna cantidad de cannabidiol o CBD – el segundo cannabinoide más común, que es no psicoactivo y del que también se ha demostrado que tiene eficacia médica. En el siglo XIX, estas variedades de droga o psicoactivas llegaron a la región del Caribe del Nuevo Mundo, y se extendieron por toda América Central y América del Sur a un ritmo constante. Desde la década de 1960, se ha exportado a Europa, América del Norte y más allá, surgiendo la primera reserva genética de marihuana sin semilla. Los consumidores de marihuana habitualmente las llaman “sativas” porque sus foliolos son relativamente estrechos, sobre todo en comparación con las variedades afganas (para hacer hachís tamizado) o “indicas” que se introdujeron más tarde, y por lo tanto presentan un parecido superficial con las plantas de C. sativa europeas, cáñamo de hoja estrecha o NLH. Sin embargo, este es un nombre inapropiado ya que las plantas C. sativa producen poco o ningún THC. Según la investigación de Hillig, ahora llamamos a los miembros de C. indica subsp. indica variedades de droga, o psicoactivas, de hoja estrecha o NLD (narrow-leaf drug) porque, a pesar de que también tienen foliolos estrechos, producen THC y por lo tanto son variedades psicoactivas.

Subespecie afghanica

Las subespecie afghanica se originó en Afganistán y en el vecino Pakistán, donde se cultivaban tradicionalmente para fabricar hachís tamizado. Desde 1974, cuando el profesor de Harvard Richard Schultes describió por primera vez en inglés el Cannabis Afgano, se hizo evidente que representaba un tipo de Cannabis psicoactivo o droga antes desconocido para los occidentales. Su estatura baja y robusta, y sus amplias hojas de color verde oscuro la distinguían de las variedades más altas, de un verde más claro y con ramificaciones más laxas o NLD. A finales de 1970, las semillas de las variedades apara hacer hachís Afgano llegaron a Europa y a América del Norte y se diseminaron rápidamente entre los cultivadores de marihuana. En este momento, se consideraba habitualmente que todas las variedades deCannabis pertenecían a C. sativa, y las variedades de marihuana NLD conocidas fueron llamados “sativas” para diferenciarlas de las variedades de reciente introducción y bastante diferentes de aspecto denominadas “indicas.” Hillig llamó a las variedades destinadas a elaborar hachís Afgano C. indica subsp afghanica y yo las llamo variedades de droga de hoja ancha o BLD para diferenciarlas de las variedades NLD. Las poblaciones BLD pueden tener niveles de CDB iguales a los de THC. Ambas subespecies indica y afghanica producen una amplia gama de compuestos aromáticos que son importantes para determinar sus efectos físicos y mentales.

Richard Evans Schultes with C. indica ssp. afghanica broad-leaf drug or BLD plants in Afghanistan. - Sensi Seeds blog
Richard Evans Schultes con plantas C. indica subsp. afghanica de droga de hoja ancha o BLD en Afganistán.(De Cannabis: Evolution and Ethnobotany; cortesía de Neil Schultes)

Subespecie chinensis

El tercer grupo de Hillig dentro de C. indica es la subespecie chinensis que comprende los cultivares de fibra y semillas tradicionales de Asia oriental, que llamamos cáñamo de hoja ancha o BLH (broad-leaf hemp). Al igual que otras subespecies C. indica, las variedadeschinensis poseen el potencial genético para producir THC psicoactivo, pero las limitaciones culturales de Asia oriental propiciaron la selección de estas variedades por el valor económico de su fibra y semillas, en lugar de por su potencial psicoactivo. Las culturas asiáticas y europeas tienen muchos usos parecidos para las fibras y las semillas de cáñamo.

Subespecie kafiristanica

La cuarta subespecie C. indica subsp. kafiristanica incluye poblaciones que crecen, espontáneamente, como ferales o silvestres, y Hillig planteó la hipótesis de que podría ser el ancestro de las variedades de droga o psicoactivas de hoja estrecha o NLDA (narrow-leaf drug ancestor).

El debate ruderalis

Algunos investigadores han sugerido también una tercera especie C. ruderalis como el progenitor de ambas C. sativa y C. indica. La teoría evolutiva predice que debe haber existido un ancestro parecido a rudelaris de las dos especies modernas, pero muy probablemente se ha extinguido, y las agrupaciones propuestas NLHA y NLDA representan poblaciones silvestres NLH y NLD, respectivamente en lugar de ancestros. El C. sativa NLH probablemente se originó en una región templada de Eurasia occidental—posiblemente en las estribaciones de las montañas del Cáucaso—a partir de un ancestro de cáñamo putativo o PHA (putative hemp ancestor) que carecía del potencial biosintético para producir THC. C. indicaprobablemente se originó en la Sierra Hengduan—en lo que hoy es el suroeste de China—a partir de un ancestro de droga putativo o PDA (putative drug ancestor) que había desarrollado la capacidad de producir THC. Esta PDA entonces se habría diversificado a medida que los seres humanos lo extendían a diferentes regiones geográficas, donde evolucionó aún más en las subespecies NLD, BLD y BLH, de las que todas producen THC y complejos séquitos de terpenos aromáticos. Estas subespecies de C. indica son la fuente de todo el Cannabis psicoactivo encontrado hoy. Por lo tanto, cuando hablamos de Cannabispsicoactivo nos referimos a C. indica ya que no existen variedades de drogas o psicoactivas “sativa”. A lo que la gente suele referirse como “sativas” son realmente C. indica subsp indicay, para mayor comodidad, deberían llamarse variedades de droga de hoja estrecha o NLD. Y, lo que se conoce comúnmente como “indicas” verdaderamente son variedades C. indicasubsp afghanica de droga de hoja ancha, o simplemente variedades BLD.

Present-day distribution of Cannabis taxa (From Cannabis - Evolution and Ethnobotany) - Sensi Seeds blog
Distribución actual de los taxones del cannabis (De Cannabis: Cannabis: Evolution and Ethnobotany)

Cultivares y variedades locales, tradicionales y clásicas

Las variedades de plantas cultivadas se llaman cultivar, y cuando los cultivares o grupo de plantas se cultivan y son mantenidas por los agricultores locales, nos referimos a ellos como cultivares autóctonos o variedades locales. Las variedades locales evolucionan en un equilibrio entre las presiones de la selección natural ejercida por el medio ambiente local, que favorecen la supervivencia, y la selección humana que favorece la capacidad de un cultivar tanto para prosperar al cultivarlo como para producir determinados productos finales, culturalmente preferidos. Los primeros humanos extendieron el Cannabis a medida que emigraban, y en cada nueva ubicación de estas primeras poblaciones, seleccionaban semillas de las plantas de mejor calidad apropiadas para sus propios usos individuales y métodos de procesamiento. Al sembrar semillas de los ejemplares más favorables, los agricultores tradicionales desarrollaron y preservaron las variedades locales de gran calidad sobre las que se fundó la industria de la marihuana para el cultivo propio.

Variedades locales sinsemilla o landraces de los países asiáticos lejanos como la India, Nepal, Tailandia, Camboya y Vietnam; variedades locales africanas de Sudáfrica, Malawi, Zimbabue, y mucho más; además de las variedades locales del Nuevo Mundo, de Colombia, Panamá, Jamaica y México son todas variedades NLD. Los híbridos entre variedades de variedades locales NLD importadas formaron el núcleo del genoma de la marihuana producida en el país, tanto en América del Norte como en Europa, antes de la introducción de las variedades locales o landraces BLD de Afganistán a finales de 1970.

El Cannabis Hoy en día

Actualmente, casi todas las variedades de cannabis de droga o psicoactivas modernas son híbridos entre miembros de dos subespecies C. Indica: subespecie indica, en representación de las variedades locales, tradicional y geográficamente extendidas, de marihuana NLD, y subespecie afghanica, que representan a las variedades locales, geográficamente limitadas, destinadas a la elaboración de hachís o BLD de Afganistán. Mediante la combinación de las variedades locales de dichas poblaciones, geográficamente aisladas y genéticamente diversas, ha florecido la gran variedad de híbridos actuales de variedades de Cannabis recreativo y medicinal.

Desgraciadamente, hoy no podemos regresar a una región conocida previamente por su excelente Cannabis y esperar encontrar las mismas variedades locales que crecían allí hace décadas. El Cannabis es una planta de polinización libre, y presenta flores masculinas y femeninas en plantas separadas y, por lo tanto, para producir una semilla, por lo general, deben participar dos plantas. Es de esperar que se produzcan combinaciones aleatorias de alelos y variaciones como consecuencia. Las variedades locales o landraces de Cannabis son un están en permanente evolución. Son preservadas mediante la selección natural y la selección humana repetida in situ—la naturaleza selecciona para la supervivencia y los seres humanos seleccionan en función de los rasgos beneficiosos—y sin la selección humana constante y su preservación pueden volver a su atávico nivel de supervivencia debido a la selección natural.

Preservar el legado

El mundo occidental empezó a consumir marihuana y hachís importado en los años 1960, y todas las increíbles variedades importadas disponibles entonces se preservaron de forma tradicional como variedades locales. En una década, la demanda de Cannabis psicoactivo de calidad superaba la oferta tradicional, y la producción en masa se convirtió en la regla, en ausencia de ningún tipo de selección. En lugar de plantar solamente semillas seleccionadas, los agricultores comenzaron a sembrar todas las semillas con el fin de intentar abastecer la demanda del mercado, y la calidad del Cannabis psicoactivo disponible en el mercado empezó a disminuir. Esta disminución de la calidad se vio agravada por la presión sobre la producción de Cannabis y el uso de las fuerzas del orden de la mayoría de los gobiernos de todo el mundo. Las variedades locales ya no pueden ser sustituidas, sólo pueden ser preservadas. Las pocas variedades de variedades locales puras que quedan en existencia ahora y que se mantienen vivas desde los años 70 y 80, son las claves para el futura desarrollo de la cría y evolución del Cannabis psicoactivo. Sería una pena que los agricultores locales perdieran los mejores resultados de cientos de años de selección. Después de todo, nuestro papel debería ser el de cuidadores que preservan el legado de los agricultores tradicionales para las generaciones futuras. Por Robert Connell Clarke

NOTA: Para más debates en profundidad sobre la taxonomía y evolución del Cannabis, por favor consulta mi reciente libro, escrito con el distinguido profesor Mark Merlin de la Universidad de Hawái, llamado Cannabis: Evolution and Ethnobotany, publicado por University of California Press y disponible aqui.

0 2.418 vistas

Los nombres comunes de las plantas y de los animales suelen usarse a nivel muy local, y pueden no significar nada, o algo completamente diferente, para los hablantes de otra lengua. Los nombres científicos, derivados en parte del griego y latín antiguos, se crearon para que quienes se interesen por un determinado organismo, e investiguen por su cuenta o en una lengua extranjera, puedan saber exactamente si los demás se están refiriendo al mismo organismo. En ocasiones, los idiomas utilizan el nombre científico como nombre común, como por ejemplo, el uso de la palabra británica “cannabis” para referirse al Cannabispsicoactivo (drug Cannabis, en inglés). Los consumidores de marihuana de hoy en día suelen describir las variedades de cannabis híbrido como “más indica” o “más sativa”, que son términos casualmente derivados de nombres científicos válidos. De esta forma, suelen referirse a que una variedad produce o bien un efecto más corporal y físico o un efecto más cerebral, a nivel cognitivo. En general, “las indicas” son más adecuadas para relajarse en el sofá, mientras que “las sativas” son más agradables para las actividades mentales, como los juegos, escribir o tocar un instrumento. ¿De dónde vienen estos términos? ¿Cómo se relacionaron con las diferentes variedades de Cannabis psicoactivo? ¿Puede una comprensión más profunda de los nombres que se pone al Cannabis darnos una idea de su compleja evolución y hacer que valoremos más la profunda diversidad experimentada en el Cannabispsicoactivo actualmente?

Orígenes del Cannabis sativa

El nombre científico Cannabis sativa lo publicó por primera vez, en 1753, el botánico sueco Carlos Linneo, a quien hoy se conoce como el padre de la taxonomía moderna, la ciencia de la clasificación de los organismos. El término sativa simplemente significa “cultivado” y describe la planta de cáñamo común cultivada ampliamente en toda Europa en su tiempo. C. sativa es originaria de Europa y Eurasia occidental donde se ha cultivado durante miles de años para cosechar la fibra y las semillas, y se introdujo en el Nuevo Mundo durante la colonización europea. En pocas palabras, llevamos puestas fibras de C. sativa y comemos semillas y aceite de semillas de C. sativa, pero no fumamos plantas de C. sativa ya que tiene poca capacidad para producir el cannabinoide delta-9-tetrahidrocannabinol o THC, el principal compuesto psicoactivo y médicamente valioso encontrado en el Cannabis. Además, en comparación con el aceite esencial de variedades de C. indica, C. sativa produce menos cantidad y variedad de terpenos, de los que cada día se demuestra que son muy importantes para la eficacia delcannabis medicinal. C. sativa representa una porción muy pequeña de la diversidad genética observada en el Cannabis en todo el mundo, y no se divide en subespecies en base a los diferentes orígenes y usos como C. indica. Probablemente Linneo nunca vio ningún tipo deCannabis psicoactivo, y resulta, por lo tanto, incorrecto utilizar “sativa” para describir las variedades psicoactivas (drug varieties, en ingles).

Orígenes del Cannabis índica

Más de 30 años después, en 1785, el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck describió y puso nombre a una segunda especie, Cannabis indica, refiriéndose al Cannabis de la India, donde se originaron las primeras muestras de la planta que llegaron a Europa. C. indica es originaria del este de Eurasia y los seres humanos la extendieron por todo el mundo, principalmente, como una fuente de THC psicoactivo. C. indica se utiliza para producir marihuana y hachís pero, en muchas regiones de Asia oriental, tiene una larga historia de cultivo por sus fibras fuertes y semillas nutritivas. En pocas palabras, llevamos puestas fibras de C. indica y nos comemos las semillas y el aceite de semillas de C. indica, pero también utilizamos C. indica como planta recreativa y medicinal valiosa. C. indica incluye la gran mayoría de las variedades de Cannabis que existen hoy día, y se divide en varias subespecies en función de sus diferentes orígenes y usos.

Type specimens of C. sativa NLH, C. indica NLD and C. ruderalis the PA or NLHA. - Sensi Seeds blog
Tipo de espécimen de C. sativa NLH, C. indica NLD y C. ruderalis PA o NLHA. (De Cannabis: Evolution and Ethnobotany)

El debate sobre el Cannabis

Desde la década de 1960, los taxonomistas han defendido varios sistemas de nombres, o nomenclaturas, diferentes. Muchos prefirieron un concepto de tres especies al reconocer C. ruderalis como una especie silvestre, posiblemente antepasado tanto de C. sativa como de C. indica. Otros prefieren reducir C. indica y C. ruderalis a subespecies o variedades de una misma especie C. sativa. A finales de 1970, se introdujeron en el oeste variedades para hacer hachís, sensiblemente diferentes, desde Afganistán y algunos lo consideraron el verdadero C. indica y otros una cuarta especie C. afghanica, mientras que el resto de variedades psicoactivas eran miembros de C. sativa, siguiendo el modelo de una sola especie. A principios del nuevo siglo, reinaban la confusión y el desacuerdo, pero la ciencia se iba a imponer.

La reconciliación a través de las agrupaciones taxonómicas

Karl Hillig de la Universidad de Indiana (publicado en 2004 y 2005) investigó la diversidad delCannabis mediante la caracterización de los contenidos químicos de plantas a partir de una amplia gama de orígenes geográficos y de usos. Y propuso agrupaciones taxonómicas (subespecies) que reconciliaban los sistemas de nombres anteriores, además de encajar bien en un modelo hipotético de la evolución del Cannabis. La investigación de Hillig apoya el concepto de dos especies originales para el Cannabis C. sativa Linneo y C. indica Lamarck – siendo C. indica mucho más diversa, genéticamente, que C. sativa. Hillig reconocía las subespecies europeas cultivadas como C. sativa subsp. sativa. Debido a que normalmente tiene foliolos estrechos y se utiliza para la producción de fibra de cáñamo y de semillas, lo ha llamado cáñamo de hoja estrecha o NLH (narrow-leaf hemp). También identificó las poblaciones que crecían de forma espontánea, silvestres o asilvestradas, anteriormente llamado C. ruderalis como C. sativa subsp. spontanea que denominó ancestro putativo o PA (putative ancestor), y yo me refiero a ella como ancestro de cáñamo de hoja estrecha o NLHA (narrow-leaf hemp ancestor).

Cuatro subespecies C. indica

Hillig agrupó las variedades C. indica en cuatro subespecies – tres en función de sus diversas características morfológicas y bioquímicas, y otra caracterizada en gran parte por su hábito de crecimiento espontáneo.

Subespecie indica

Las variedades de C. indica subsp. indica se extienden por todo el subcontinente indio, desde el sudeste asiático hasta el oeste de la India y hasta África. Esto es lo que Lamarck describió como C. indica o Cannabis indio. Las poblaciones de subespecies indica se caracterizan por tener un alto contenido en THC, con poca o ninguna cantidad de cannabidiol o CBD – el segundo cannabinoide más común, que es no psicoactivo y del que también se ha demostrado que tiene eficacia médica. En el siglo XIX, estas variedades de droga o psicoactivas llegaron a la región del Caribe del Nuevo Mundo, y se extendieron por toda América Central y América del Sur a un ritmo constante. Desde la década de 1960, se ha exportado a Europa, América del Norte y más allá, surgiendo la primera reserva genética de marihuana sin semilla. Los consumidores de marihuana habitualmente las llaman “sativas” porque sus foliolos son relativamente estrechos, sobre todo en comparación con las variedades afganas (para hacer hachís tamizado) o “indicas” que se introdujeron más tarde, y por lo tanto presentan un parecido superficial con las plantas de C. sativa europeas, cáñamo de hoja estrecha o NLH. Sin embargo, este es un nombre inapropiado ya que las plantas C. sativa producen poco o ningún THC. Según la investigación de Hillig, ahora llamamos a los miembros de C. indica subsp. indica variedades de droga, o psicoactivas, de hoja estrecha o NLD (narrow-leaf drug) porque, a pesar de que también tienen foliolos estrechos, producen THC y por lo tanto son variedades psicoactivas.

Subespecie afghanica

Las subespecie afghanica se originó en Afganistán y en el vecino Pakistán, donde se cultivaban tradicionalmente para fabricar hachís tamizado. Desde 1974, cuando el profesor de Harvard Richard Schultes describió por primera vez en inglés el Cannabis Afgano, se hizo evidente que representaba un tipo de Cannabis psicoactivo o droga antes desconocido para los occidentales. Su estatura baja y robusta, y sus amplias hojas de color verde oscuro la distinguían de las variedades más altas, de un verde más claro y con ramificaciones más laxas o NLD. A finales de 1970, las semillas de las variedades apara hacer hachís Afgano llegaron a Europa y a América del Norte y se diseminaron rápidamente entre los cultivadores de marihuana. En este momento, se consideraba habitualmente que todas las variedades deCannabis pertenecían a C. sativa, y las variedades de marihuana NLD conocidas fueron llamados “sativas” para diferenciarlas de las variedades de reciente introducción y bastante diferentes de aspecto denominadas “indicas.” Hillig llamó a las variedades destinadas a elaborar hachís Afgano C. indica subsp afghanica y yo las llamo variedades de droga de hoja ancha o BLD para diferenciarlas de las variedades NLD. Las poblaciones BLD pueden tener niveles de CDB iguales a los de THC. Ambas subespecies indica y afghanica producen una amplia gama de compuestos aromáticos que son importantes para determinar sus efectos físicos y mentales.

Richard Evans Schultes with C. indica ssp. afghanica broad-leaf drug or BLD plants in Afghanistan. - Sensi Seeds blog
Richard Evans Schultes con plantas C. indica subsp. afghanica de droga de hoja ancha o BLD en Afganistán.(De Cannabis: Evolution and Ethnobotany; cortesía de Neil Schultes)

Subespecie chinensis

El tercer grupo de Hillig dentro de C. indica es la subespecie chinensis que comprende los cultivares de fibra y semillas tradicionales de Asia oriental, que llamamos cáñamo de hoja ancha o BLH (broad-leaf hemp). Al igual que otras subespecies C. indica, las variedadeschinensis poseen el potencial genético para producir THC psicoactivo, pero las limitaciones culturales de Asia oriental propiciaron la selección de estas variedades por el valor económico de su fibra y semillas, en lugar de por su potencial psicoactivo. Las culturas asiáticas y europeas tienen muchos usos parecidos para las fibras y las semillas de cáñamo.

Subespecie kafiristanica

La cuarta subespecie C. indica subsp. kafiristanica incluye poblaciones que crecen, espontáneamente, como ferales o silvestres, y Hillig planteó la hipótesis de que podría ser el ancestro de las variedades de droga o psicoactivas de hoja estrecha o NLDA (narrow-leaf drug ancestor).

El debate ruderalis

Algunos investigadores han sugerido también una tercera especie C. ruderalis como el progenitor de ambas C. sativa y C. indica. La teoría evolutiva predice que debe haber existido un ancestro parecido a rudelaris de las dos especies modernas, pero muy probablemente se ha extinguido, y las agrupaciones propuestas NLHA y NLDA representan poblaciones silvestres NLH y NLD, respectivamente en lugar de ancestros. El C. sativa NLH probablemente se originó en una región templada de Eurasia occidental—posiblemente en las estribaciones de las montañas del Cáucaso—a partir de un ancestro de cáñamo putativo o PHA (putative hemp ancestor) que carecía del potencial biosintético para producir THC. C. indicaprobablemente se originó en la Sierra Hengduan—en lo que hoy es el suroeste de China—a partir de un ancestro de droga putativo o PDA (putative drug ancestor) que había desarrollado la capacidad de producir THC. Esta PDA entonces se habría diversificado a medida que los seres humanos lo extendían a diferentes regiones geográficas, donde evolucionó aún más en las subespecies NLD, BLD y BLH, de las que todas producen THC y complejos séquitos de terpenos aromáticos. Estas subespecies de C. indica son la fuente de todo el Cannabis psicoactivo encontrado hoy. Por lo tanto, cuando hablamos de Cannabispsicoactivo nos referimos a C. indica ya que no existen variedades de drogas o psicoactivas “sativa”. A lo que la gente suele referirse como “sativas” son realmente C. indica subsp indicay, para mayor comodidad, deberían llamarse variedades de droga de hoja estrecha o NLD. Y, lo que se conoce comúnmente como “indicas” verdaderamente son variedades C. indicasubsp afghanica de droga de hoja ancha, o simplemente variedades BLD.

Present-day distribution of Cannabis taxa (From Cannabis - Evolution and Ethnobotany) - Sensi Seeds blog
Distribución actual de los taxones del cannabis (De Cannabis: Cannabis: Evolution and Ethnobotany)

Cultivares y variedades locales, tradicionales y clásicas

Las variedades de plantas cultivadas se llaman cultivar, y cuando los cultivares o grupo de plantas se cultivan y son mantenidas por los agricultores locales, nos referimos a ellos como cultivares autóctonos o variedades locales. Las variedades locales evolucionan en un equilibrio entre las presiones de la selección natural ejercida por el medio ambiente local, que favorecen la supervivencia, y la selección humana que favorece la capacidad de un cultivar tanto para prosperar al cultivarlo como para producir determinados productos finales, culturalmente preferidos. Los primeros humanos extendieron el Cannabis a medida que emigraban, y en cada nueva ubicación de estas primeras poblaciones, seleccionaban semillas de las plantas de mejor calidad apropiadas para sus propios usos individuales y métodos de procesamiento. Al sembrar semillas de los ejemplares más favorables, los agricultores tradicionales desarrollaron y preservaron las variedades locales de gran calidad sobre las que se fundó la industria de la marihuana para el cultivo propio.

Variedades locales sinsemilla o landraces de los países asiáticos lejanos como la India, Nepal, Tailandia, Camboya y Vietnam; variedades locales africanas de Sudáfrica, Malawi, Zimbabue, y mucho más; además de las variedades locales del Nuevo Mundo, de Colombia, Panamá, Jamaica y México son todas variedades NLD. Los híbridos entre variedades de variedades locales NLD importadas formaron el núcleo del genoma de la marihuana producida en el país, tanto en América del Norte como en Europa, antes de la introducción de las variedades locales o landraces BLD de Afganistán a finales de 1970.

El Cannabis Hoy en día

Actualmente, casi todas las variedades de cannabis de droga o psicoactivas modernas son híbridos entre miembros de dos subespecies C. Indica: subespecie indica, en representación de las variedades locales, tradicional y geográficamente extendidas, de marihuana NLD, y subespecie afghanica, que representan a las variedades locales, geográficamente limitadas, destinadas a la elaboración de hachís o BLD de Afganistán. Mediante la combinación de las variedades locales de dichas poblaciones, geográficamente aisladas y genéticamente diversas, ha florecido la gran variedad de híbridos actuales de variedades de Cannabis recreativo y medicinal.

Desgraciadamente, hoy no podemos regresar a una región conocida previamente por su excelente Cannabis y esperar encontrar las mismas variedades locales que crecían allí hace décadas. El Cannabis es una planta de polinización libre, y presenta flores masculinas y femeninas en plantas separadas y, por lo tanto, para producir una semilla, por lo general, deben participar dos plantas. Es de esperar que se produzcan combinaciones aleatorias de alelos y variaciones como consecuencia. Las variedades locales o landraces de Cannabis son un están en permanente evolución. Son preservadas mediante la selección natural y la selección humana repetida in situ—la naturaleza selecciona para la supervivencia y los seres humanos seleccionan en función de los rasgos beneficiosos—y sin la selección humana constante y su preservación pueden volver a su atávico nivel de supervivencia debido a la selección natural.

Preservar el legado

El mundo occidental empezó a consumir marihuana y hachís importado en los años 1960, y todas las increíbles variedades importadas disponibles entonces se preservaron de forma tradicional como variedades locales. En una década, la demanda de Cannabis psicoactivo de calidad superaba la oferta tradicional, y la producción en masa se convirtió en la regla, en ausencia de ningún tipo de selección. En lugar de plantar solamente semillas seleccionadas, los agricultores comenzaron a sembrar todas las semillas con el fin de intentar abastecer la demanda del mercado, y la calidad del Cannabis psicoactivo disponible en el mercado empezó a disminuir. Esta disminución de la calidad se vio agravada por la presión sobre la producción de Cannabis y el uso de las fuerzas del orden de la mayoría de los gobiernos de todo el mundo. Las variedades locales ya no pueden ser sustituidas, sólo pueden ser preservadas. Las pocas variedades de variedades locales puras que quedan en existencia ahora y que se mantienen vivas desde los años 70 y 80, son las claves para el futura desarrollo de la cría y evolución del Cannabis psicoactivo. Sería una pena que los agricultores locales perdieran los mejores resultados de cientos de años de selección. Después de todo, nuestro papel debería ser el de cuidadores que preservan el legado de los agricultores tradicionales para las generaciones futuras.

Por 

0 9.861 vistas

Cuando se trata de conseguir “un subidón” con la marihuana, la sabiduría tradicional dice que una de las dos especies de la planta, sativa o indica, determinará si se consigue ese subidón o por el contrario te bloquea en el sofá. (Una tercera especie, la ruderalis, también ha sido identificada, pero no tiene un gran efecto psicoactivo y es más similar al cáñamo)

Hay una buena cantidad de verdad en la sabiduría popular sobre los efectos que tienden a producir las índicas convencionales, estupor y máximo narcótica, mientras que las sativas tienden a producir vértigo y estimulación, aunque hay un poco más que todo eso. Aquellos que dependen de la guía de que la buena sativa te sube y la indica te baja pueden encontrarse con una sorpresa.

Las diferencias entre las dos especies son evidentes a simple vista. Las sativas son generalmente altas y desgarbadas, con largas hojas estrechas, mientras que indicas son más cortas, más gruesas, más espesas, y sus hojas son mas rechonchas. Según Krymon DeCesare, director de investigación en jefe del Steep Hill Halent Lab en Oakland, esto se debe a que las dos especies de cannabis se desarrollaron en entornos diferentes.

DeCesare le dijo a High Times que los orígenes de la planta de la marihuana están en Sur y Centro de Asia, y la planta siempre se ha diferenciado en especies distintas para dar cabida a diferentes regímenes de humedad. Delgados y desgarbados tallos con las hojas largas de las plantas sativa permite que respire más eficiente y prospere en entornos muy húmedos, mientras que las cortas y rechonchas indicas evolucionaron para hacer frente a condiciones cálidas y secas.

Por lo tanto, las variedades criollas “puras” originales de índica, como la Afghani o la hindú Kush se han desarrollado en las estribaciones secas del Himalaya, mientras que las sativas puras evolucionaron en las tierras bajas húmedas y en los valles de los ríos. Actualmente en los mercados norteamericanos y europeos, las cepas criollas son una rareza y la gran mayoría de la variedades que se cultivan y se consume en estos mercados son híbridos de indicas y sativas.

Eso tiene sentido, tanto para los productores como para los consumidores. Para los productores, incluso si quieren que las sativas sean estimulantes, no dejan pasar semanas adicionales a la espera de que maduren, así que utilizan cepas híbridas con cantidades variables de índica que maduran más rápido que una sativa pura.

Para los consumidores, los híbridos son igualmente de atractivos. Puede obtener tu “bloqueo en el sofá” y risas sin ir completamente sedado o completamente “colocado”. Los compradores buscarán un híbrido que ellos piensan que satisfará sus deseos: ¿Quieres principalmente con un toque ponerte alerta? Entonces es posible que se quiera un híbrido de sativa pesado como la Haze, Blue Dream o Strawberry Cough. ¿Quieren conseguir estupor, pero tal vez reír un poco, también? Entonces van a ir a por las variedades indicas dominantes como Hash Plant, Blueberry or Girl Scout Cookie

Arnolds-7-Holy-Principles-For-Success-In-The-Gym2Pero no siempre se obtiene el punto que crees que vas a conseguir. Esto se debe a que las condiciones de cultivo pueden hacerlas diferente, e incluso estabilizando cepas puras o híbridos, pueden exhibir nuevos rasgos cuando se cultiva en condiciones a las que no están acostumbradas. Aunque parte de la razón es un poco extraña y pone en duda la tradicional dependencia de la distinción indica / sativa.

                “Los términos sativa e índica realmente solo son válidos para la descripción de las características físicas de la variedad de cannabis en un entorno determinado,” dijo DeCesare a High Times.

Explicó que los efectos del THC, ya sea en índicas o sativas, son los mismos: Se crea una sensación de euforia estimulante cuando se fuma. La sensación de subidón en una indica que contiene el mismo THC que una sativa es muy parecido, ¿por qué algunas índicas te dejan en un estado postrado de estupor?

DeCesare tiene la respuesta. Tanto las índicas como las sativas generalmente, ademas del THC, contienen el complemento completo de cannabinoides, y los mismos compuestos químicos-terpenos que crean los olores y los aceites esenciales, algunas índicas son especialmente duras o en un terpeno que maneja el control en el ascendente del THC. Eso terpeno es el mirceno.

                   “Nos encontramos constantemente con elevados niveles del terpenoide mirceno en el cannabis indica, en comparación con la variedad sativa”, explicó.

                   “El mirceno es el ingrediente principal responsable de ‘voltear’ el efecto energético normal del THC en un efecto de bloqueo sofá.”

De hecho, DeCesare dice, que el mirceno en lugar del THC es probablemente la variable más importante en la creación de las diferencias psicoactivas entre las indicas y las sativas. Esta conclusión se basa en el análisis de más de 100.000 muestras de marihuana tomadas en los últimos siete años.

Señala a la teoría del “efecto comitiva,” o efecto séquito” desarrollado por su colega, Ethan Russo, como una mejor explicación de los diferentes máximos de la distinción entre indica / sativa. Esta teoría postula que es la combinación de diferentes cannabinoides y terpenos que trabajan juntos la que crea los máximos distintivos de varias cepas.

El mango tiene Mirceno

El mirceno no se limita a la marihuana. Existe en muchas frutas y plantas de todo el mundo, y algunos de ellos proporcionan apoyo adicional a la teoría de DeCesare.                

                       “Observe la sensación relajada que se obtiene a partir de un par de cervezas de lúpulo?”, Preguntó DeCesare.

“Ese efecto es, en buena medida, debido al mirceno presente desde los saltos.”

En su trabajo en Steep Hill Halent, DeCesare encontró que los niveles de mirceno marcan la diferencia. Un nivel por debajo del 0,4% no parece afectar el excitante “subidón”.

Pero va más allá de eso y “la tensión se vuelve cada vez más sedante y pedregosa,” señaló DeCesare.

” La OG Kush esta considerada por la mayoría como una cepa de fuerte “bloqueo sofá” con aproximadamente 1,25% mirceno. Muy pocas cepas tienen un contenido de mirceno que exceda del 3%. Otros productos químicos pueden jugar papeles de menor importancia en el efecto , incluyendo el CBD, CBN y linalol, cuando están presentes en cepas sedantes, pero no siempre están presentes o son tan influyentes. “

Una vez que la marihuana sea ampliamente legal, el contenido del mirceno deberá ser parte del etiquetado, sugirió.

                        “En el futuro cuando las organizaciones oficiales USDA y la FDA supervisen los reglamentos para la distribución del cannabis insistirán en un etiquetado preciso que asegure que si un cliente compra una variedad energética o sedante, obtenga por lo que pagaron. Y la única manera confiable de determinar su contenido de mirceno será por un laboratorio de pruebas “.

0 2.326 vistas

Las variedades de Dutch Passion son una garantía de calidad, MasterKush además es una gran productora de enormes cogollos

MasterKush feminizada  este híbrido resistente proviene de un cruce con la planta afgana del Hindu Kush.
Estamos hablando de una cepa compacta y manejable que se cultiva muy bien en cualquier medio, o bien en tierra, en cultivo hidropónico, con sustrato de coco y más.

MasterKush de Dutch Passion es una variedad muy potente, suave y dulce con sabores terrosos y cítricos. Es una de esas variedades que no deja indiferente a nadie, una de las cepas más conocidas de este banco de semillas afamado, podríamos decir que es una de las clásicas y conocidas del mercado.
Tiene una característica inusual, según sus productores, durante la floración se percibe menos olor de lo normal (cuestión importante para algunos cultivadores).

Sus cogollos alcanzan un gran tamaño, siendo muy pesados y pretos y de un tono verde pálido, con filamentos largos que van de blanco a naranja/marrón.

 MasterKush de Dutch Passion también es una planta muy resistente a las plagas y a los ácaros, aunque podría ser susceptible al moho en condiciones húmedas debido al grosor y la densidad que alcanzan los cogollos.

Master Kush se adapta a la mayoría de cultivos; es fácil de clonar y produce fácil y generosamente una yerba de calidad muy alta. Siendo como dije anteriormente, una de las variedades favoritas de los cultivadores.
Tanto en cultivos exteriores como interiores, esta variedad siempre es una gran productora de flores compactas, una variedad sencillamente muy aconsejable

100% Indica
Altura: 0,8-1,2 metros
THC 15% – 18%
Altura exterior 80 – 120 cm
Floración 8 – 9 semanas
Efectos Potente
Aroma Cítricos

    0 144 vistas

    La tercera edición de Indica Sativa Comercio , la exposición italiana dedicada al cáñamo,

    0 1.079 vistas

    Otra novedosa variedad de Kannabis Seeds, Kritikal-K, en este ocasión hablamos de una indica super productora de enormes cogollos que a buen seguro va a tener una gran acogida entre los entusiastas de este tipo de variedades resinosas.

    Ficha Técnica

    Mítica entre las míticas. Una genética más que estabilizada. En Kannabia hemos tardado más de 5 años en decidirnos a sacar una Critical, pero no hemos querido hacerlo hasta tener algo que pudiese sobresalir en un mercado saturado de esta variedad.

    Empezamos por decir que todas las plantas presentan una extraordinaria homogeneidad. Su germinación es excelente y rápida, pero es solo el principio, pues es una planta muy agradecida que hace que el cultivador se sienta siempre satisfecho.

    De origen Skunk x Afgana, se trata de una indica pero tiene un porte que puede confundirse con sativa en su floración. De abundantes hojas verde esmeralda y con compactos y hermosos cogollos. Gran productora de resina, de tipo arbusto y efecto potente. Debido a los compactos cogollos y hojas, es propensa al moho, por lo que hay que prestar especial atención a la humedad en interior y realizar una poda cuidadosa.

    Su olor se confunde con su sabor, prácticamente una mixtura entre el dulce y afrutado. Ya desde su segunda semana de floración, este persistente aroma a sorbete de limón lo inunda todo.
    Porcentaje Indica/Sativa: 60/40

    Alta productividad
    Corto periodo de floración

    Olor/Sabor
    Citrico
    Dulce

    Efectos
    Relajante
    Estimulante
    Cerebral

    Interior
    Ciclo floración: 55 días
    Producción: 650 gr/m2

    Exterior
    Cosecha: mediados Septiembre
    Altura media: 180-200 cm
    Producción: 800 gr/planta

     

    Comprar Kritikal-K de Kannabia Seeds