Buscar

malta - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 72 vistas

El gabinete aprobó legalizar y producir el cannabis en Malta dando así paso al comienzo de la legalización

El gabinete de Malta aprobó una ley que permite el uso de productos medicinales de cannabis en Malta, anunció el primer ministro Joseph Muscat en una reunión en Santa Venera.

Esta ley aprobada ahora irá al Parlamento para ser debatida por ambos lados del hemiciclo.

Un cambio importante que propone esta ley aprobada es que todos los médicos podrán recetar cannabis medicinal a sus pacientes.

Tal como está la ley hoy, solo los especialistas pueden recetar cannabis medicinal, y en realidad, muy pocas personas han podido recetarlo con éxito en Malta, lo que hace que el cannabis medicinal sea legal en teoría pero inaccesible en la práctica.

La nueva ley hará que sea mucho más fácil para los pacientes acceder al medicamento.

“El gabinete ha aprobado enmiendas legales para ayudar a las personas que padecen enfermedades como el cáncer, que hasta ahora han tenido que saltar por los aros para hacerse con este medicamento hecho con extractos de marihuana”, dijo Joseph Muscat.

Este anuncio fue recibido online con elogios, especialmente de las personas mayores que han esperado desde hace mucho tiempo que el cannabis medicinal sea accesible en Malta.

Joseph Muscat presentó una visión económica para la industria del cannabis medicinal en Malta, diciendo que quería que Malta se convirtiera en un centro europeo donde la venta de productos medicinales de cannabis no solo se comercialicen sino que también se produzcan. Dijo que este es un paso adelante que toda Europa está discutiendo en este momento.

También dijo que las empresas de todo el mundo estaban buscando formas de llegar a Europa y basar sus operaciones aquí, y que Malta debería poder recibirlas no “con miedo, sino con pensamiento, visión y regulación”.

Los productos médicos en cuestión incluirían los preparados médicinales, como aceites, jarabes o extractos, y no la propia flor en sí, y no se analiza si el producto real se cultivará en Malta o no.

Los planes para que Malta comience a producir productos medicinales de cannabis han sido presentados por otras organizaciones maltesas, como  el Informe de Política Social de ELSA  sobre Legalización del Cannabis o el Manifiesto ReLeaf, pero es la primera vez en la historia de la nación que un gobierno discute activamente la producción de productos relacionados con el cannabis en la isla.

El gobierno debatirá sobre el cannabis medicinal en los próximos meses, antes de discutir la legalización del cannabis recreativo en discusiones separadas.

0 86 vistas

Malta.- El cursillo gratuito y semanal de Andrew Agius estará destinado a educar sobre el cannabis a los ciudadanos malteses.

Un médico de familia maltés que hace campaña por un suavizamiento de las leyes sobre la marihuana medicinal comenzará a ofrecer clases gratuitas de cannabis al público en general a partir del próximo viernes.

El objetivo de Andrew Agius es educar al público sobre hechos del cannabis tanto médicos como recreativos mediante la presentación de estudios basados ​​en las evidencias y testimonios de profesionales médicos.

El curso se llama “Kannatalim“, una fusión de las palabras maltesas kannabis (cannabis) y taghlim (educación).

Las clases de una hora se llevarán a cabo todos los viernes, rotando la ubicación cada semana entre Agius ‘Clinica del Dolor en Paola y el Centro de Vida Pura en Sliema, dirigido por Trevor Diacono. Estos cursillos en Paola se darán en idioma maltés, mientras que los de Sliema se harán en inglés.

La primera lección dará comienzo el 1 de septiembre a las 3 pm en la Clínica del Dolor, y será una introducción general al tema y a la especial situación legal en Malta. La clínica sólo puede acomodar a diez invitados, pero el curso se transmitirá en vivo en su página de Facebook.

Agius invitará a una variedad de oradores a las clases, dependiendo del tema de ese día. Los primeros oradores ya programados serán el psiquiatra Anton Grech y el neurocientista Prof. Giuseppe Di Giovanni.

0 75 vistas

El Partido Nacionalista también esta a favor de un debate informado sobre la regularización de la marihuana en Malta.

El primer ministro Joseph Muscat, dijo que si es reelegido propiciará un “debate nacional” sobre la legalización del cannabis en Malta. También en Pjazza on ONE dijo que abriría las conversaciones sobre la posibilidad de legalizar el uso del cannabis.

Los exponentes de la legalización del cannabis argumentan que los consumidores no deben ser tratados como criminales.

El Grupo de Trabajo del Gobierno ya introdujo una reforma en la ley de drogas que despenalizaba el consumo de cannabis, a través de la cual los usuarios ya no se enfrentarían a un proceso penal.  Aunque la marihuana sigue siendo ilegal en las islas.

El Dr. Muscat dijo que no quería barrer el problema debajo de la alfombra. Países como Canadá y Portugal, así como partes de los Estados Unidos, ya habían legalizado el cannabis y dijo que quería abordar de frente esta cuestión en Malta.

“Estoy preocupado por la idea de que mis hijos experimenten con las drogas, pero al mismo tiempo entiendo que el mantenimiento de su situación ilegal favorece a los traficantes”, dijo.

En reacción a los comentarios del Dr. Muscat, el líder del PN Simon Busuttil dijo que estaba a favor de una discusión informada en base a la investigación científica sobre la regularización del uso de la marihuana recreativa.

“Estos asuntos son sensibles para todos los padres que de forma natural están preocupados y por lo tanto es importante que lo hagamos bien”, dijo.

Esta cuestión sobre otra mirada legal con el cannabis también fue apoyada por la líder Marlene Farrugia del Partit de Demokratiku.

También el líder adjunto del PN, Beppe Fenech Adami, llamó a una discusión madura y seria sobre la legalización del cannabis.

0 175 vistas

El cultivo de cannabis en Malta para uso personal podría dar lugar a sanciones menos duras si el gobierno acepta una recomendación que se dice que se está “considerando activamente”.

Alguien pillado cultivando mas de una planta de cannabis en Malta, en la actualidad se enfrenta a una pena de cárcel obligatoria. Pero la Magistrada Natasha Sciberras – encarga de la mayor parte de los casos de drogas en la isla – dijo que debería haber una mayor cantidad en el número de plantas una vez que es evidente que el cultivo es para uso personal. Esto podría significar que el cultivo de más de una planta podría ser considerado para uso personal y por lo tanto no daría lugar a una pena de cárcel obligatoria.

La opción surgió durante la discusión en el foro organizado por el Ministerio de Justicia la semana pasada. De acuerdo con un artículo de Orizzont, todos los presentes en el foro estuvieron de acuerdo con la necesidad de que la ley sea más refinada, incluida la policía, el presidente de la Junta de Rehabilitación, el Comisionado de Justicia, el Fiscal General y los representantes de Cáritas Malta, Sedqa y Fundación Oasi.

El ministro de Justicia Owen Bonnici dijo a Lovin Malta, que el gobierno estaba “considerando activamente” este tema como parte de su perfeccionamiento constante de la reforma de las leyes de drogas.

El juez dice que también se recomienda que haya una mejor distinción entre los que trafican con drogas con regularidad y aquellos que comparten una pequeña cantidad de drogas con sus amigos. Compartir todavía se considera tráfico y como resultado envío a prisión automáticamente, de acuerdo con la ley actual.
Así que esperar un segundo cannabis, está creciendo legal?

Malta despenalizó la posesión de cannabis en el 2015. Si bien no es todavía técnicamente legal , la posesión de cannabis de hasta 3,5 gramos sólo resulta en una multa de entre 50 € y 100 € y los usuarios no acuden al juzgado (a pesar de que la policía puede detenerlo durante un máximo de 48 horas para extraer información sobre traficantes).

El cultivo de cannabis podría ser una causa para ir a los juzgados, pero si sólo tiene una planta y se puede convencer al tribunal de que era para su uso personal, la pena de prisión obligatoria no es aplicable. Esto es lo que la ley dice en realidad:

7. Una persona declarada culpable de cultivo de plantas de cannabis en una pequeña cantidad que no exceda de una planta, y en circunstancias en que el tribunal está convencido de que ese cultivo era para uso personal, no podrá ser castigado con una pena obligatoria de cárcel o por la exclusión de la aplicación de una orden de libertad condicional o de suspensión de una pena de prisión prevista en las leyes de drogas.

Traducción: Es ilegal cultivar marihuana, pero si sólo tiene una planta y puede convencer al tribunal de que es para su propio uso personal, no irá a la cárcel o conseguirá que se suspenda su sentencia. Presumiblemente, se obtendrá una multa. 

Y si la propuesta es aceptada, esto se aplicaría a más de una planta.

2 240 vistas

Un hombre que ha cultivado cannabis para ayudarse a dormir ha sido condenado a 20 meses de prisión en Malta

Un padre de dos hijos acaba de ser encarcelado durante 20 meses debido a que fue capturado creciendo su propio cannabis … hace seis años.

Walter Desira dijo a la justicia que fumó cannabis para ayudarse a dormir porque se desvelaba por el consumo de medicamentos prescritos que tomaba para tratar una problema de su salud. Después de pasar algún tiempo comprando cannabis de un traficante en la ciudad maltesa de Qormi, Desira decidió cultivar la planta para sí mismo.

“El tribunal aceptó su declaración de que nunca regaló ni vendió marihuana a cualquier otra persona”

A pesar de que fue capturado con 14 macetas, el tribunal aceptó su declaración de que nunca dio ni vendió marihuana a cualquier otra persona. El juez retiró los cargos por tráfico después de aceptar que no había evidencias para contrarrestar sus afirmaciones.

El tribunal también notó algo más, Walter Desira había dejado de fumar para salvar su matrimonio, después de que su esposa se pusiese firme.

“Tomando nota de que el hombre parecía haber cambiado su camino después de un período difícil de su vida, el tribunal le impuso un castigo cercano al mínimo,” escribió el MaltaToday.

Aunque el mínimo todavía significa que después de seis años, Walter Desira ahora debe pasar 20 meses lejos de su familia en la cárcel y pagar una multa de 3.000 €. La falta cometida, auto medicarse con cannabis durante un tiempo.

1 127 vistas

La legislación del cannabis se liberaliza en el mundo, pero muchos países no tienen límites de THC basados en la evidencia para los conductores. Esto implica que hay muchas disposiciones nacionales diferentes que sancionan conducir con THC o sus metabolitos en sangre. Aquí, exploramos los distintos enfoques de los límites y test de THC para los conductores.

La cantidad de THC que tiene que haber en tu sangre antes de que se te describa como bajo los efectos de una sustancia se interpreta de manera muy diferente según el país en el que te encuentres. En los EE. UU., muchos estados federales que han legalizado el cannabis como medicina o para uso recreativo han establecido un límite de cinco nanogramos de THC activo en la sangre. En Canadá, es probable que se establezca un límite concreto de THC una vez que el país lo legalice, y los planes pertinentes están listos y en espera.

Algunos test de THC incluyen el THC-COOH, que no es psicoactivo

Pero en Europa, la legislación todavía está llena de discrepancias. Mientras que en la mayoría de los estados europeos se mide solamente el THC activo, en algunos países de la UE, también se incluye el metabolito no psicoactivo THC-COOH cuando se hace el test para ver si una persona está en condiciones de conducir o no. En algunos países, es obligatorio un test de saliva o de orina antes del análisis de sangre. En otros, es voluntario. En una tercera variante, muchos países se las arreglan sin la prueba preliminar y dependen del ojo experimentado de un agente de policía para decidir cuándo solicitar un análisis de sangre. Al hacer esto, se está abriendo la puerta a prejuicios estereotipados contra los consumidores de cannabis. Sin embargo, en todos los países, solo se pueden usar los valores en sangre en los tribunales. Las sanciones van desde multas hasta prohibiciones de conducir, que con frecuencia se imponen durante muchos años o incluso de por vida.

La diferencia entre los límites de THC en la sangre y en el suero sanguíneo es muy importante

En Alemania, el número de usuarios de cannabis a los que se ha revisado la aptitud para conducir no ha dejado de aumentar desde mediados de la década de 1990. Cualquier persona que tenga más de 1 nanogramo (ng) de la sustancia activa tetrahidrocannabinol, o THC, en su suero sanguíneo, recibe una suspensión de tres meses de su permiso de conducir por parte de las autoridades de tráfico.

El límite de THC alemán es el más estricto del mundo, en comparación con otros países que tienen un valor fijo y, por lo tanto, un límite superior fijo para el THC. Otros países como Luxemburgo o Bélgica han definido el mismo límite superior, pero en estos países, el resultado se determina en relación con la sangre en su totalidad. En Alemania, el volumen de THC se calcula basándose en el suero de la sangre, lo que por lo tanto conduce a una lectura que es más de dos veces mayor.

Alemania tiene diferentes sanciones para los conductores que han consumido cannabis y los que han bebido alcohol

Como resultado, las autoridades alemanas de la dirección general de tráfico consideran que la capacidad para conducir se ve deteriorada incluso cuando no se sobrepasa el límite ya de por sí bajo para la muestra de sangre según las normas aplicables internacionalmente, y se cumple el requisito de sobriedad. La pena por conducir bajo los efectos del cannabis o del alcohol, de 800 € y un mes de suspensión, es la misma para todos los que comenten una primera infracción. Sin embargo, para los consumidores de cannabis, a esto suele seguirle otra carta, meses después de la sanción, que utiliza una norma legal administrativa para pedir que se entregue el permiso de conducir hasta que se haya demostrado que no se es adicto al cannabis. Las objeciones son inútiles y, en cualquier caso, sólo son posibles después de haber entregado este valioso documento.

El límite de THC para los conductores es mucho más alto en Suiza

Suiza también ha definido la conducción bajo los efectos del cannabis con mucha precisión, y lo sanciona tan estrictamente como Alemania. Pero con un total de 3ng en sangre, aplica un límite de THC mucho mayor. El límite suizo, que es comparable al nivel 0,0 para taxistas, es de 1,5ng/ml de THC en sangre en total. A primera vista, el límite de THC alemán de 1ng/ml no parece ser mucho más bajo. Pero si se tiene en cuenta que el límite suizo de THC para los conductores se mide en la sangre total y no, como en Alemania, en el suero sanguíneo, entonces esto equivale a un límite de 3ng/ml de suero. Por lo tanto, el valor límite umbral para los conductores profesionales en Suiza es de por lo menos 3ng/ml medidos al estilo alemán en comparación con el suero.

Noruega tiene una serie de normas sorprendentemente claras sobre el cannabis y la conducción

Aunque dista mucho de ser un líder en términos de despenalización, Noruega tiene un enfoque que de forma sorprendente se basa en la evidencia. Como está previsto en Canadá, aquí ya existe un sistema de tres niveles. Más de 1,3ng se trata como niveles de alcohol en sangre de 0,2 por mil. Más de 3ng se tratan como 0,5 por mil, y cualquier cosa mayor de 9ng recibe las mismas penas drásticas que por conducir ebrio con más de 1,2 por mil.

La determinación del valor de THC-COOH, a partir del cual supuestamente se puede calcular el nivel de consumo y, por lo tanto, la frecuencia de consumo, es igualmente controvertida. “Hasta ahora, se ha asumido que demostrar la presencia de productos de descomposición específicos del ingrediente activo del cannabis THC en el cabello era una prueba segura de consumo. Los investigadores del Instituto de Medicina Legal del Hospital de la Universidad de Friburgo, dirigido por el toxicólogo Prof. Volker Auwärter, han demostrado en estudios experimentales que esta conclusión puede conducir a conclusiones falsas”dice la revista Nature en sus “Scientific Reports” de octubre de 2015. Sólo el valor activo de THC es relevante para la cuestión de conducir bajo los efectos.

La campaña sobre cannabis y conducción ‘Clear Head. Clear Rules’

Primer plano de un porro de cannabis, unos cogollos de cannabis podados y recortados, y las llaves de un coche sobre un fondo blanco.

Con el fin de cambiar el sistema a largo plazo, por lo menos en Alemania, la Asociación Alemana del Cáñamo (DHV) puso en marcha la campaña “Clear Head. Clear Rules” (“Mente Clara. Normas Claras“, en español) en junio de 2017. En Alemania, la pérdida a menudo a largo plazo del permiso de conducir debido al consumo de cannabis está arruinando la vida a mucha gente. El tratamiento desigual de los conductores que han consumido cannabis y los conductores que han bebido alcohol tiene graves consecuencias para los consumidores de cannabis y para la sociedad. Los contribuyentes, sin poner el tráfico en riesgo o sin ni siquiera causar un accidente, se convierten en beneficiarios de prestaciones sociales, porque sin su carnet de conducir pierden su trabajo o incluso su propia empresa. Esto no castiga ninguna amenaza real a la seguridad vial, sino el uso del cannabis en sí mismo. Los expertos llaman a esto un sucedáneo de ley penal, porque estas medidas excesivas surgieron casi al mismo tiempo que la despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el consumo personal, en la década de los noventa.

El Prof. Volker Auwärter es un toxicólogo de Friburgo que asesora al gobierno federal alemán como miembro del Comité de Expertos en narcóticos, incluido en relación con la legislación de tráfico. Auwärter critica la falta de base científica para la legislación actual. Existe la amenaza de que se retire una licencia por cantidades que prácticamente no tienen efecto. El riesgo de un accidente en el límite legal de alcohol de 0,5 por mil es el doble que en 0,0 por mil. Con el límite actual de THC de 1ng/ml de suero sanguíneo, el efecto narcótico ha desaparecido hace tiempo.

Los conductores que han consumido cannabis causan menos accidentes que los conductores que han bebido alcohol

Además, las personas que conducen bajo los efectos del cannabis causan menos accidentes que aquellos que han consumido alcohol. A diferencia del alcohol, el cannabis no elimina las inhibiciones, lo que significa que la capacidad para tomar decisiones sigue vigente. En 2014, Auwärter manifestaba, en una conferencia de expertos en la ciudad de Frankfurt sobre el tema de los proyectos piloto de cannabis, que las personas que han consumido cannabis tienden a no conducir después. Y si conducen, entonces un conductor bajo los efectos del cannabis tiende a conducir mucho más a la defensiva que alguien que está borracho. Auwärter cree que el límite actual de THC es demasiado bajo, y le ha mencionado al periódico “Süddeutsche Zeitung” que estaba a favor de cambiarlo a “2-5” nanogramos.

Una guía de los límites de THC para los conductores en diferentes países:

Europa:

Bélgica: 1 ng

Dinamarca: 1 ng

Alemania: 1 ng en el suero sanguíneo, equivalente a 0,5 ng en sangre total. Valor de THC-COOH.

Reino Unido: 2 ng

Estonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Finlandia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Francia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Irlanda: 1 ng

Italia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Croacia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Letonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Lituania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Luxemburgo: 1 ng

Malta: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Países Bajos: 3 ng, si se consumen junto con otras drogas o alcohol, 1 ng. Desde 2017, ha habido controles periódicos como parte de una política de tolerancia cero con las drogas y el alcohol en las carreteras. Anteriormente, los test solo se basaban en sospechas específicas de sustancias ilegales.

Noruega: Más de 1,3ng se trata como 0,2 por mil niveles de alcohol en la sangre, más de 3ng como 0,5 por mil, más de 9ng se trata como una ofensa/ delito criminal, como 1,2 por mil de alcohol en sangre

Austria: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Polonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Portugal Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Rumania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Suecia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovenia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovaquia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Republica Checa: 2 ng

Hungría: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Chipre: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Canadá

Canadá tiene la intención de introducir un sistema de tres niveles.

No se aplica ninguna sanción a menos de 2ng de THC por mililitro (ml) de sangre.

De 2 a 5ng de THC por mililitro (ml) de sangre se trata como un delito menor, punible con una multa de hasta 1.000 dólares canadienses.

5ng o más de THC por ml en sangre se tratan como un delito penal. Se decidirá en casos individuales si se el caso se lleva a los tribunales o se impone una multa.

Combinación de THC y alcohol: más de 0,5 por mil de alcohol en la sangre y más de 2,5ng se definen como delitos y reciben el mismo trato que conducir con más de 5ng.

Todos los niveles en sangre deben medirse dentro de las 2 horas posteriores a la detención del conductor.

EE.UU.

En los EE.UU., conducir bajo los efectos de una sustancia se considera básicamente un hecho delictivo. Aquí también, se decide en casos individuales si se presentan cargos o se impone una multa.

Montana: 5ng

Ohio: 2ng

Pensilvania: 1ng

Estado de Washington: 5ng. Los conductores con menos de 5ng también pueden ser acusados de conducir “bajo los efectos del cannabis” si la policía puede demostrar que el conductor no está capacitado.

Colorado: 5g

Nevada:  2ng

Alaska: sin límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre bajo sospecha

California: en California se considera que estás bajo los efectos de una sustancia si la policía puede demostrar mediante pruebas que:

– la persona da la impresión de estar intoxicada por cannabis

– hay un deterioro evidente de las capacidades físicas y mentales debido al consumo

– una persona no puede bajo esas circunstancias conducir tan cuidadosamente como alguien que está sobrio

Oregón: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o demostrable.

Massachusetts: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha. Se considera que estás bajo la influencia si el cannabis afecta tu capacidad para conducir un automóvil con seguridad.

Maine: 5,0 ng

Washington / Distrito de Columbia: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o detectable.

En los siguientes estados, incluso las más mínimas huellas de THC en tu sangre son suficientes para representar un hecho delictivo:

Arizona

Delaware

Georgia

Illinois

Indiana

Iowa

Michigan

Oklahoma

Rhode Island

Dakota del Sur

Utah

Wisconsin

by Micha

0 183 vistas

A falta de ocho meses para llegar a las elecciones presidenciales francesas , el cannabis es un invitado de honor en el discurso de los candidatos, y un tema de intensa controversia entre el electorado francés.

El debate político en esta cuestión sería sobre una hipotética” legalización completa o una mera despenalización

La legislación europea se hace eco de la ley internacional de restricción de consumo de estupefacientes, aunque los países pueden elegir si desean o no sancionar su uso. Ese detalle ha dado lugar a formas bastante peculiares a bailar alrededor de la ley, o entre las dos alternativas.

Despenalización significa que el uso o la posesión de cannabis no es un delito, pero la producción y comercialización siguen fuera de la ley, como en los Países Bajos

La legalización de la marihuana la pone al mismo nivel que el tabaco. Se levantaría la prohibición del uso, producción y distribución. El estado reemplazaría el mercado clandestino, que regula tanto la demanda mediante la exclusión de ciertos consumidores, como los menores. Así como la comercialización a través de comercios autorizados y controlados.

Ninguno de los miembros de la Unión Europea ha legalizado la marihuana por completo. España, Alemania, Portugal y los Países Bajos, entre otros, han torcido sus leyes de tolerar y enmarcar el uso y la venta de pequeñas cantidades a través de dispensarios especiales, tiendas de ocio (coffee shops) y clubes.

También existe “una especie de” despenalizado o “semi legalizado” en la República Checa, Bélgica, Dinamarca, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Croacia y Eslovenia, donde las multas son más ligeras, se acepta la posesión de cantidades personales y la legislación esculpe la diferencia entre drogas “duras” y “blandas”.

La República Checa, por ejemplo, aprobó una ley en el 2010 que despenaliza la posesión de estupefacientes en pequeñas cantidades. El resto sigue siendo ilegal.

Alemania tiene un régimen “especial” de tolerancia que convierte a las leyes del país como los más laxas, a pesar del hecho de que la posesión todavía está prohibida. Se espera que este año el país aprobará licencias para vender cannabis con fines terapéuticos.

En el 2001, Portugal se convirtió en el primer miembro de la UE en despenalizar el consumo personal de marihuana, aunque sigue siendo el cultivo penado, incluso si el cultivo es para uso personal. La venta, también, sigue siendo ilegal.

Los análisis de la legislación portuguesa son positivos: El consumo de drogas ha aumentado ligeramente entre los adultos y ha disminuido marcadamente entre los jóvenes.

En Italia, que algunos predicen que será el próximo país europeo y el segundo en el mundo después de Uruguay en legalizar el cannabis, la posesión está prohibida, pero no para uso personal y en pequeñas cantidades.

En España, el cultivo de cannabis en una propiedad privada para el consumo personal de los adultos en un espacio privado es legal. “Los Clubes sociales de cannabis” que organizan esas actividades se cuentan por cientos – más de 300 solo en Barcelona.

Al mismo tiempo, y tan contradictorias como en otras partes, la venta de cannabis siguen siendo ilegales.
Francia y el resto de la UE consideran que el uso de drogas, incluyendo la marihuana, son un delito y su posesión es siempre un crimen, aunque no siempre conduce a la cárcel. Chipre, por su parte, es la más estricta: La posesión puede ser castigada con hasta ocho años de cárcel.

Más del 80% de los franceses piensan que la legislación punitiva actual, entre los más represivas en el continente, siendo ineficaz mientras que el 52% está a favor en algún grado de la legalización y quieren ver el tema debatido durante la campaña presidencial de este año, según una encuesta de Ipsos en 2016.
La agencia de salud pública de Francia informa que 700.000 franceses consumen cannabis diariamente, mientras que 1,4 millones de ciudadanos fuman al menos 10 porros al mes.

“En Europa, 12 de nuestros vecinos han tomado el lado de la despenalización – con fines terapéuticos en Alemania o Rumanía, por ejemplo, o incluso de recreo en los Países Bajos, Italia, España y Portugal,”según Le Point. “Sin embargo, Francia mantiene una ley muy represiva que parece ineficaz. Hoy en día, según el Observatorio Francés de las Drogas y las Toxicomanías, 17 millones de franceses ya han fumado cannabis “.

Cinco de los siete candidatos presidenciales de los partidos de izquierda están a favor de la legalización o la despenalización del consumo de cannabis.

Entre los a favor del debate estarían Benoît Hamon, del Partido Socialista, que está a favor de la legalización, y Nathalie Kosciusko-Morizet del partido republicano de derecha, que opta por la despenalización.

Otros dos candidatos socialistas, Manuel Valls y Arnaud Montebourg, se oponen a una u otra opción.

1 100 vistas

El Ministro de Salud irlandés Simon Harris ha prometido a la madre de un niño enfermo que tomará una decisión sobre el uso de cannabis con fines terapéuticos en enero.

El ministro hizo la promesa a Vera Twomey después de que ella llamase la atención sobre el tema.
Su hija de seis años de edad, Ava Barry, tiene una forma grave de epilepsia, aunque ahora casi no convulsiona después de tomar dos dosis de aceite de cannabis al día.

Ava sufre de Síndrome de Dravet y necesitaba las veinticuatro horas de atención antes de que comenzase a tomar el aceite de cannabidiol (CBD) a principios de este mes.

Ms Twomey está pidiendo un cambio en la ley irlandesa que permita utilizar el cannabis con fines medicinales.

La marihuana medicinal con fines médicos es legal ya en varios países, como Holanda, la República Checa, Canadá, Australia, Malta, Croacia y estados norteamericanos.

Por lo general, los médicos la prescriben y se suministra bajo un control.

El Sr. Harris ha dicho que el Gobierno había ordenado una revisión de la política en la República Irlandesa sobre el cannabis medicinal.

Como parte de la revisión, el señor Harris ha pedido que proporcione un experto científico para asesoramiento y los productos a la Autoridad Reguladora (HPRA).

El comité de Salud del Oireachtas debe también a discutir el tema a finales de este mes.

En un comunicado el miércoles, el Sr. Harris dijo que “tuvo un buen encuentro con Vera y Paul Twomey”, donde tuvo la oportunidad de ponerles al día sobre la revisión de la política.

Dijo que al HPRA se le había pedido proporcionar asesoramiento sobre los acontecimientos recientes en el uso de cannabis con fines médicos, y una visión general de los productos relacionados que hayan sido autorizados en otras jurisdicciones.

Además, se pidió una visión general de la ” más amplia investigación clínica en curso ” sobre la eficacia de los medicamentos de cannabis, así como una visión general de los diferentes regímenes reguladores existentes en los Estados que la permiten.

La HPRA también asesorará sobre los cambios legislativos que serían necesarios para permitir el uso del cannabis con fines medicinales en Irlanda.

El Sr. Harris dijo que esperaba recibir el informe de la HPRA y el asesoramiento del comité de salud de Oireachtas en enero.

Dijo que iría hacia adelante con los cambios legislativos que se pueden recomendar.
Cannabis de Ley para uso medicinal

Por otra parte el miércoles , Gino Kenny, People Before Profit Alliance, en una conferencia de prensa en Dublin presentó un proyecto de Ley de cannabis 2016.

El proyecto de ley es poco probable que pueda pasar sin el apoyo del Gobierno irlandés.

El proyecto de ley también prevé la regulación del cannabis para uso medicinal por lo que los pacientes pueden estar “jurídicamente protegidos y asegurarse el suministro” de una calidad controlada de cannabis medicinal.

El proyecto de ley incluye disposiciones para que una autoridad reguladora emitira licencias para la importación y suministro de tales medicamentos.

El cannabis medicinal sólo estaría disponible en una farmacia bajo los términos del proyecto de ley, mientras que la publicidad y la venta de cannabis a menores estarían prohibidas.

0 561 vistas

Aunque hay mucha información actualizada y precisa online sobre el cannabis medicinal en Europa, encontrar una fuente fiable que te cuente todo lo que necesitas saber puede ser una misión prácticamente imposible. Así que hemos recopilado cientos de fuentes online – noticias de prensa, análisis de los gobiernos y de las ONG, y puntos de vista de los pacientes – con el fin de elaborar un resumen completo de la situación del cannabis medicinal en Europa.

Nos hemos esforzado por motivos de claridad y precisión en todos los aspectos, pero reconocemos el hecho de que, a veces, las aguas legislativas pueden ser turbias y se pueden cometer errores de interpretación. Sumado a esto, las legislaciones cambian rápidamente, por lo que iremos añadiendo actualizaciones cada tres meses, o más, si es necesario. Por lo tanto, agradecemos cualquier comentario, observación, o corrección – y tu contribución nos ayudará a que esta fuente sea realmente interactiva y a que siga siendo relevante ¡durante muchos años!

Legalidad y Disponibilidad del Cannabis Medicinal en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Este mapa muestra el estado general de la legalidad y disponibilidad del cannabis medicinal en Europa. Todos los países que han aprobado leyes relativas al cannabis medicinal, que han aprobado toda la planta de cannabis o medicamentos derivados del cannabis, o que tienen disponibles medicamentos a base de cannabis/derivados del cannabis en alguna forma están marcados en verde.

A primera vista, la situación parece relativamente buena en la mayoría de las naciones europeas. Sin embargo, hay que analizarla un poco más detenidamente para tener una idea clara de verdad, porque las leyes y la praxis del cannabis medicinal varían mucho de unos países a otros.

Algunos países que han aprobado leyes que, supuestamente, permiten el suministro de cannabis medicinal, en realidad, no permiten que nadie pueda usarlo. Otros países recetan determinados derivados del cannabis o cannabinoides sintéticos, pero no permiten el uso de toda la planta de cannabis, mientras que otros tienen leyes relativamente relajadas que permiten el cultivo medicinal personal, las asociaciones cannábicas que suministran a los consumidores medicinales, y una gama de diferentes medicamentos de venta con receta.

Algunos de los países marcados en verde, en realidad, no tienen ninguna ley relativa al cannabis medicinal, y no han aprobado ninguno de los medicamentos derivados del cannabis existentes, pero aún así tienen disponible cannabis medicinal o medicamentos derivados del cannabis para ciertos pacientes bajo normas especiales de acceso. En estos países, las autoridades sanitarias nacionales generalmente importan los fármacos sobre una base estrictamente limitada, basada en cada caso individual. Es obvio que no son sistemas ideales, pero si se han aprobado leyes o si hay pacientes que reciben medicamentos a base de cannabis o derivados en esos países, aparecen incluidos en la sección verde del mapa.

Si quieres saber más sobre los medicamentos derivados del cannabis que se encuentran disponibles actualmente en Europa, por favor, echa un vistazo a nuestro artículo Cannabinoides en la medicina – un resumen para médicos y especialistas, publicado en marzo de 2016.

Disponibilidad de Sativex en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

En primer lugar, vamos a echar un vistazo a la disponibilidad de Sativex. A pesar de ser polémico, Sativex ha tenido un éxito considerable al conseguir la aprobación en gran parte de Europa y en muchos otros países de todo el mundo. Las razones de la polémica en torno a Sativex son múltiples.

Muchos activistas y pacientes creen que autorizar y regular Sativex, mientras que el cannabis sigue siendo ilegal (como ocurre ahora en la mayor parte de Europa) es injusto y discriminatorio, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una extracción de la planta entera y, por lo tanto, es esencialmente cannabis (a diferencia de los medicamentos de síntesis de una única molécula, como nabilona y dronabinol, que veremos más adelante).

Estos problemas se ven agravados por el hecho de que Sativex es prohibitivamente caro y se encuentra disponible de forma irregular en muchos países. En el Reino Unido, Sativex sólo está disponible en la Seguridad Social (NHS) de Gales. En agosto de 2014, el grupo All Wales Medicines Strategy Group (AWMSG) recomendaba que Sativex pudiera prescribirse en el NHS (lo que significa que los costes serían asumidos por las autoridades sanitarias con sólo una pequeña carga nominal para el paciente) en Gales para el tratamiento de la espasticidad relacionada con la EM.

Sin embargo, el National Institute for Health and Care Excellence (Instituto Nacional para la Salud y Cuidado de la Excelencia), o NICE, no recomendaba la prescripción de Sativex en Inglaterra en su Guía Clínica de la EM de 2014 “porque no es un tratamiento rentable”.

En abril de 2011, el Scottish Medicines Consortium (SMC – el escocés equivalente a NICE) también anunció que no podía recomendar Sativex, ya que no había recibido ninguna solicitud de autorización de comercialización por parte de GW Pharmaceuticals. Por lo tanto, los pacientes de Inglaterra y Escocia que quieren conseguir Sativex deben “hacerlo de forma privada” y cubrir todos los costes ellos mismos.

Un tema de precios similar existe en Francia, donde las autoridades aprobaron Sativex en 2013, pero todavía tienen que ponerse de acuerdo con un precio de venta con el distribuidor europeo GW Pharmaceuticals, Almirall. Sensi Seeds informaba en diciembre del año 2015 que Sativex todavía no estaba disponible en Francia, y que había pocas probabilidades de que lo estuviera en un futuro próximo.

En Finlandia, Dinamarca y Noruega, Sativex está disponible de forma estrictamente limitada en base a cada caso individual, y tiene un precio prohibitivo en comparación con otras formas de cannabis medicinal. Sin embargo, la situación en Finlandia ha mejorado de forma considerable en los últimos años (desde que se aprobaron las leyes del cannabis medicinal en 2008); el número de pacientes que reciben cannabis medicinal en forma de Sativex o productos Bedrocan aumentó de tan sólo 12 en 2010 a unos 200 en 2014.

En Irlanda y Malta, técnicamente, Sativex ha sido aprobado pero nunca se ha recetado – en Irlanda, los problemas con el precio han retrasado el lanzamiento de Sativex, mientras que en Malta, la única solicitud recibida hasta el momento ha sido rechazada recientemente por las autoridades sanitarias.

El cuasi monopolio de GW Pharmaceuticals del cannabis medicinal legal le permite beneficiarse considerablemente, mientras que los individuos que cultivan cantidades personales de cannabis siguen siendo criminalizados en gran parte de Europa. Muchas de las personas que cultivan pequeñas cantidades de cannabis destinadas al uso medicinal y personal lo hacen porque supone la única opción verdaderamente asequible. Que estos individuos sigan siendo perseguidos por razones que parecen ser exclusivamente económicas es un estrepitoso fracaso por parte de las autoridades nacionales y supranacionales de Europa.

Disponibilidad de Marinol/Cesamet en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Nabilona y dronabinol, comercializados como Marinol y Cesamet (o Canemes en algunos países), son dos análogos sintéticos de una única molécula de THC, que también han conseguido la aprobación en muchos países europeos. En general, se han aprobado para las náuseas, vómitos y pérdida de peso relacionadas con el cáncer y el VIH.

Como medicamentos de síntesis de una única molécula, nabilona y dronabinol tienen una eficacia limitada, y además se asocian con más efectos secundarios graves que el propio cannabis. Varios países han permitido el uso de nabilona y dronabinol mientras siguen prohibiendo el uso del propio cannabis medicinal, como Dinamarca, que ha aprobado miles de solicitudes de Marinol durante la última década, pero ninguna de Bedrocan.

Dronabinol y nabilona se desarrollaron hace más de 30 años, y nunca han sido especialmente populares entre los pacientes o profesionales de la salud. A pesar de que se han prescrito a muchos más pacientes que Sativex a estas alturas, hay signos claros de que Sativex está tomando el relevo en términos de disponibilidad, aceptabilidad y popularidad. Sin duda, representa un paso en la dirección correcta, hacia el reconocimiento del valor medicinal superior de toda la planta de cannabis sobre los tratamientos sintéticos a base de moléculas individuales.

En Alemania, parece que tanto nabilona como dronabinol siguen estando disponibles con receta médica, pero desde 1991, no lo han estado en el mercado abierto como medicamentos terminados (es decir, que no están ni pre envasados ni disponibles para su compra en farmacias).

Curiosamente, dronabinol está reconocido en el derecho internacional, ya que es un estereoisómero del THC, mientras que la nabilona no lo está porque su estructura molecular difiere de los cannabinoides verdaderos sustancialmente. En Islandia, por ejemplo, dronabinol está técnicamente prohibido, pero la Agencia de Medicamentos del país ha autorizado su uso, de forma excepcional, en casos especiales. Nabilona no está sujeta a ninguna prohibición – pero ambos medicamentos se han recetado sólo en un pequeño número de casos, en virtud de las normas de acceso especiales.

Disponibilidad de Bedrocan en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

El número de países que permiten el uso de Bedrocan (u otros productos del mismo fabricante, es decir Bediol, Bedrobinol etc.) es mucho más reducido, y en la mayoría de los casos, la medicina sólo la pueden importar las autoridades sanitarias nacional del país en cuestión, y en base a cada caso individual.

Dado que los productos de Bedrocan son flores de toda la planta de cannabis, los países que permiten su uso parece ser los países europeos más progresistas en lo que se refiere a consumo de cannabis. En realidad, la situación es un poco más complicada.

Los productos de Bedrocan se consideran preferibles a Sativex, por diversas razones, pero sigue habiendo insatisfacción entre los pacientes. En Noruega y Finlandia, por ejemplo, los productos Bedrocan sólo pueden importarse en una estricta base de caso por caso, con la aprobación de las autoridades sanitarias nacionales. Representan una opción económica en comparación – en Finlandia, según los informes, Sativex cuesta € 650 por tres botellas de spray que contienen 810mg de THC y 750 mg de CDB en total; los cannabinoides totales equivalentes se pueden obtener a partir de productos Bedrocan que cuestan € 200 o menos.

Sin embargo, muy pocas personas tienen acceso a Bedrocan en realidad (en Finlandia: 123 en 2012, aunque es probable que los números hayan aumentado desde entonces), y el número de enfermedades para las que se puede prescribir es muy limitado.

Bedrocan en los Países Bajos

En los Países Bajos, Bedrocan se convirtió en el único productor de cannabis medicinal autorizado en 2003, al aplicar la ley de 2001 que, supuestamente, legalizaba el cannabis con fines medicinales – que también vio la creación de laDutch Office of Medicinal Cannabis (OMC).

Pero antes de esto, por lo menos, otro proveedor (Maripharm BV, una empresa que ahora se limita a hacer productos sólo de CDB) tenía disponible cannabis medicinal (según se informa más barato y más eficaz), y lo utilizaban muchos miles de pacientes, a los que sus médicos recetaban cannabis y que conseguían su medicina directamente de más de 1.000 farmacias diferentes. Esta situación no era legal, pero se toleraba, y parece haber sido mucho más preferible para los pacientes.

En 2001, se creó la OMC (según las normas del Tratado de la ONU, un país debe establecer una oficina para supervisar el cannabis medicinal si quiere que esté disponible), y en 2003, se puso en marcha la nueva política medicinal. Pero puede haber tenido el efecto de hacer que el cannabis medicinal estuviera menos disponible para los pacientes holandeses – según la BSEMC (the Public Interest Foundation for Effective Medical Cannabis), de 10.000 a 15.000 pacientes consumieron cannabis medicinal cada año bajo el viejo sistema en comparación con sólo 140 cada año entre 2003 y 2013.

Un estudio de la Universidad de Utrecht publicado en 2013 sitúa la cifra mucho más arriba, aproximadamente en 1.000 al año. Actualmente, estamos a la espera de las cifras de la propia OMC, y os pondremos al día tan pronto como dispongamos de la información.

Sin embargo, las preocupaciones de los pacientes con respecto a los productos Bedrocan no se limitan a la disponibilidad o al coste – todos los productos Bedrocan se tratan con radiación gamma para garantizar que se eliminan los pesticidas, metales pesados y microorganismos. Este es un requisito de la OMC, pero ha causado preocupación por su efectividad y seguridad en algunos pacientes, y ha llevado a muchos a comprar cannabis en los coffeeshops antes que los productos de farmacia. Este reportaje de vídeo de Cannabis News Network entra en detalles sobre el tema de Bedrocan y la legislación del cannabis medicinal en los Países Bajos.

Además, como Sensi Seeds informaba a principios de este año, Bedrocan tiene dificultades para proporcionar suficiente producto a otros países europeos. Como el único proveedor de cannabis medicinal en Europa, la demanda de sus servicios aumenta con rapidez, hasta el punto en que ha abierto una nueva planta de producción en 2015 – pero sigue habiendo problemas de abastecimiento.

Programas Nacionales Europeos de Cultivo de Cannabis Medicinal

En un pequeño número de países europeos, el gobierno nacional ha tomado la postura de que el control del Estado y la regulación del mercado de cannabis medicinal es la vía razonable. De manera clara, estos programas estatales tienen la ventaja de ofrecer cannabis a los pacientes registrados a un precio más bajo que el de las formas disponibles hoy en día.

En la actualidad, los únicos países europeos que han puesto en marcha la producción de cannabis medicinal controlada por el Estado son Italia, los Países Bajos y la República Checa. Como ya se hemos comentado, Holanda ha concedido la licencia exclusiva para producir cannabis medicinal a Bedrocan BV. Alemania yadebate los planes para aplicar un programa similar, pero no se cree que entre en vigor, por lo menos, hasta 2017.

No vamos a clasificar el Reino Unido entre los países productores de cannabis medicinal, a pesar de la licencia de GW Pharmaceuticals para cultivar cannabis y producir Sativex, ya que Sativex no se distribuye como flores de cannabis de la planta entera (y no está ampliamente disponible en el Reino Unido).

En la República Checa, la empresa de logística Elkoplast tiene licencia para producir cannabis medicinal utilizando las variedades y la experiencia de Bedrocan. Según los informes, Elkoplast ha distribuido su primera cosecha de 11kg en febrero de 2016; el coste del cannabis de Elkoplast es, al parecer, de unas 100 Coronas (€ 3,70) el gramo (en comparación con unas 300 Coronas/€ 11 del Bedrocan importado). Elkoplast tiene la intención de producir 40kg este año.

El año pasado, los médicos registrados para prescribir cannabis medicinal en la República Checa (que actualmente son cerca de 20) suministraron cannabis a sólo 30 pacientes. Se cree que la cifra de pacientes aumentará significativamente con la aplicación del nuevo sistema. El cannabis medicinal se legalizó en la República Checa en 2013, por lo que el progreso ha sido relativamente rápido hasta la fecha.

En Italia, el ejército ha completado recientemente su primera cosecha de cannabis destinada a la distribución a pacientes con receta médica para cannabis medicinal. El ejército tiene previsto cultivar este año 100kg – lo que parecer ser aproximadamente el doble de la cantidad que actualmente se importa de los Países Bajos, y las autoridades sanitarias regionales tienen como objetivo distribuirlo por € 5/€ 15 el gramo, en comparación con los aproximadamente 40 € por gramo de Bedrocan.

Curiosamente, cualquier médico italiano puede prescribir cannabis medicinal a un paciente – esta situación difiere radicalmente de muchos otros países europeos, donde el cannabis sólo puede ser recetado por especialistas como neurólogos y oncólogos. Además, el número de médicos dispuestos a recetar cannabis parece ser relativamente alto, y el interés de los pacientes crece rápidamente.

Por otra parte, este último dato se conoce parcialmente a través de la gran cantidad de solicitudes notificada para importar productos Bedrocan, presentadas por pacientes italianos ante la oficina holandesa OMC. La cosecha del ejército aún no se ha distribuido, y el proceso ha sufrido varios retrasos hasta el momento. Sin embargo, Italia está demostrando una actitud muy progresista a pesar de seguir atascado con las dificultades logísticas, y el nivel de los avances resulta muy alentador.

Que el Estado Controle el Cannabis Puede No Ser lo Ideal

Por lo general, el elemento de control del estado implicado en este tipo de programas consiste, sencillamente, en conceder licencias sobre el derecho a cultivar cannabis medicinal a un solo productor. Esto está lejos de ser lo ideal, por varias razones: problemas de suministro, tales como los experimentados por Bedrocan y una falta de competitividad en los precios, calidad y variedad, suelen mencionarse como problemas posibles.

En Italia, el control estatal de la producción de cannabis no existe junto con el derecho a cultivar cantidades personal de cannabis, como es el caso en los Países Bajos y la República Checa. Se informó ampliamente En enero de 2016, la noticia de que el cultivo del cannabis medicinal había sido despenalizado en Italia tuvo una gran repercusión informativa, pero no parece que esto sea del todo exacto.

El primer ministro italiano Matteo Renzi anunció en enero una larga lista de reformas de menor importancia, incluido el levantamiento de las sanciones penales por violaciones de las normas de cultivo de cannabis medicinal. Sin embargo, parece que esto sólo se aplica a los investigadores o personas “que trabajan en el campo del cannabis medicinal”, y no a la población general.

Por lo tanto, el sistema italiano ha recibido criticas por ser otra medida a medias, que monopoliza los beneficios posibles y priva a los pacientes de la elección y el anonimato. También existen dudas sobre si la cantidad de cannabis producido por el ejército será suficiente para satisfacer las necesidades de los pacientes, y como Italia funciona con un sistema sanitario regional, a algunos les preocupa que el coste del cannabis producido por el estado varíe ampliamente entre localidades. Según se informa, la cosecha también se irradiará con rayos gamma, lo que puede plantear problemas similares a los de los Países Bajos.

Sin embargo, los próximos años van a ser testigos del cambio decisivo en Italia. Actualmente, el Parlamento italiano mantiene conversaciones sobre la posibilidad de dar nuevos pasos hacia la legalización, tanto medicinal como recreativa del cannabis. Las conversaciones siguen en curso, y actualizaremos este apartado cuando los resultados de las deliberaciones queden claros.

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Legislación del Cultivo Personal en Europa

La despenalización del cultivo personal es un indicador muy útil para establecer el nivel de tolerancia que un país tiene hacia el concepto del cannabis medicinal.

El cultivo de cannabis por parte de la población general es ilegal en todos los países europeos. Sin embargo, hay un grupo de países que ha descriminalizado, o despenalizado, el cultivo personal o el cultivo personal para fines medicinales. Otros países han dado pasos hacia la despenalización o están en el proceso de poner en marcha leyes aprobadas recientemente, y se han establecido varios precedentes más gracias a los que los cultivadores medicinales han evitado cargos criminales a pesar de las leyes nacionales.

Otro aspecto a tener en cuenta es el hecho de que muchos países europeos presentan una desconexión entre la legislación y la práctica en lo que respecta a la posesión personal y al cultivo. Muchos países funcionan bajo políticas de tolerancia no oficiales que son contrarias a la legislación vigente; resulta muy difícil evaluarlo, ya que estas políticas no son oficiales, lo que significa que puede que no se lleven registros, y también que las políticas pueden cambiar en cualquier momento sin tener que ser respaldadas por la legislación.

Por lo tanto, es muy difícil ser 100% exacto con respecto a los lugares donde puedes salirte con la tuya fácilmente y cultivar unas pocas plantas, y hemos hecho todo lo posible para aclarar el panorama con la información de la que disponemos.

España, los Países Bajos, la República Checa y Bélgica son, sin duda, los más tolerantes con el cultivo de cannabis por parte de la población y, por lo general, disponen de una legislación vigente que confirma o protege el derecho del individuo a cultivar un cierto número de plantas (en los Países Bajos y el República Checa, hasta 5 plantas, y en Bélgica sólo una planta).

En España, no existe ninguna legislación que especifique que se permite el cultivo de cannabis, sino que hay leyes que avalan el derecho a poseer y consumir cualquier droga en privado, y un conjunto sustancial de precedentes legales que se han acumulado a lo largo de los últimos 20 años más o menos. En 1993, nació el precursor de lo que se convertiría en las asociaciones o clubes sociales de cannabis, utilizando las leyes existentes sobre la posesión de drogas para argumentar que las asociaciones, colectivas y privadas, de cultivo de cannabis deberían también, por lo tanto, ser legales. Después de muchos años de poner en duda, e interrumpir, el proyecto, las autoridades finalmente dejaron su persecución y autorizaron que el proyecto siguiera sin obstáculos, abriendo la puerta a cientos de otros clubes.

El Reino Unido es también un caso interesante. El cultivo casero de cannabis está muy extendido en el Reino Unido, y miles de personas cultivan con fines medicinales. Ha habido varios casos de personas con las que se ha sido condescendientes, o que incluso han escapado de los cargos de cultivo por completo, después de demostrar la necesidad médica, mientras que muchos otros siguen siendo criminalizados en todo el país.

Esta discrepancia existe en parte debido a que los diferentes cuerpos de policía regionales no tienen el mismo nivel de prioridad con respecto al cannabis – de hecho, varias fuerzas policiales del Reino Unido, según los informes, han practicado políticas de tolerancia no oficiales con cultivadores de cannabis debido a la indudable necesidad de liberar recursos para hacer frente a delitos más graves.

Suiza ha tenido un historial un tanto irregular en lo que se refiere al derecho a cultivar – debido a un vacío legal, desde 1995 hasta 1999, a los ciudadanos suizos se les permitía cultivar “cáñamo” sin límite máximo especificado de THC, e incluso después de que se modificase la ley, las tiendas siguieron vendiendo cannabis, por lo menos, hasta 2005. Actualmente, la ley no contempla el cultivo personal, pero es muy raro que haya noticias sobre cultivadores personales que sean procesados.

Otros países han dado algunos pasos hacia la despenalización, como por ejemplo, al eliminar las sentencias de prisión y la imposición de multas o cargos administrativos – como la isla de Malta, que hace poco ha aprobado leyes que despenalizan el cultivo de cantidades personales de cannabis. Sin embargo, no está claro cómo se aplicarán estas nuevas leyes en la práctica real.

Por último, Suecia, Alemania y Bulgaria han establecido precedentes gracias a los que cultivadores medicinales han conseguido zafarse de ser procesados.

Clubes Sociales de Cannabis en Europa

El pequeño número de estados europeos que han despenalizado el cultivo personal y también permiten los clubes sociales de cannabis son, sin duda, los más tolerantes de todos, aunque ningún país está exento de problemas. En su mayor parte, los clubes sociales han surgido en los países que ya tenían una fuerte subcultura de consumo de cannabis, y sirven como un medio para asegurar la calidad, seguridad y consistencia con respecto al mercado negro.

Es importante tener en cuenta que los clubes sociales de cannabis o asociaciones cannábicas no son un concepto arbitrario de ninguna manera. Con el fin de ser reconocidos por ENCOD (the European Coalition for Just and Effective Drug Policies, que ha desempeñado un papel fundamental en la creación de clubes sociales en toda Europa), los aspirantes a formar un CSC deben cumplir varios requisitos.

El club debe ser una asociación registrada legalmente y, por lo tanto, responsable ante las autoridades locales y nacionales. Por otra parte, el código de conducta de ENCOD para los CSC establece cinco principios básicos:

  1. El club sólo produce cannabis para el consumo personal de sus miembros.
  2. El club está orientado a la salud: en la producción y elaboración se cumplen las normas de la agricultura orgánica también.
  3. El propósito del club no es obtener beneficios, sino apoyar el activismo que intenta poner fin a la prohibición del cannabis
  4. El club es transparente para sus miembros y está abierto al diálogo con las autoridades.
  5. Asimismo, el club ha acordado aceptar la mediación de Encod en caso de que surga un conflicto con uno de sus miembros o con otro CSC.

Si un CSC no cumple con estos requisitos, ENCOD no reconocerá el club como una entidad legal y oficial. A pesar de esto, hay muchos CSC que operan actualmente (especialmente en España) sin el reconocimiento oficial de ENCOD.

En España, el lugar original de nacimiento de los clubes sociales de cannabis, la situación es compleja. El sistema funciona bien en general, y el cannabis está ampliamente disponible y a buen precio, pero el país no está exento de problemas.

A pesar de que se supone los clubes funcionan sin fines de lucro, el potencial de hacer grandes cantidades de dinero ha atraído a muchos aspirantes a empresarios que no priorizan, necesariamente, el bienestar del paciente. Asimismo, el incumplimiento de las normativas de sanidad y seguridad, y las pequeñas infracciones similares han presentado a las autoridades, en Barcelona y en otras partes, la oportunidad de cerrar cientos de establecimientos.

ENCOD actualmente reconoce CSC en sólo cuatro países: dos en Bélgica, siete en España, uno en los Países Bajos, y uno en Eslovenia. El Club Social de Cannabis de Eslovenia ha sido registrado oficialmente por las autoridades locales, y las entrevistas sugieren que pueden estar suministrando cannabis a sus pacientes médicos – pero la legislación eslovena aún no admite el cultivo de cannabis medicinal por parte de la población, a pesar de una ley de 2014 que permite el suministro de cannabinoides medicinales.

Otros países trabajan con entusiasmo para sentar las bases de los que se convertirán en CSC oficiales tan pronto como la legislación lo permita. Entre estos países se incluyen el Reino Unido, Austria, Francia y Alemania.

UKCSC.co.uk proporciona una larga lista de clubes sociales de cannabis “oficiales” del Reino Unido, algunos de los cuales aparentemente no suministran cannabis a sus miembros – pero es importante tener en cuenta que, como las leyes del Reino Unido aún no permiten el cultivo personal, estos clubes no están reconocidos oficialmente por ENCOD. Sin embargo, es una red importante que crece rápido, que proporciona un apoyo muy necesario e información a sus miembros, así como a los medios de comunicación, al gobierno y el público interesado.

Entonces ¿Qué Países Son los Más, y los Menos, Tolerantes?

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Como hemos visto, cuando contabilizamos todas las diferentes variables, muchos de los países que, supuestamente, disponen de cannabis medicinal, de hecho, no lo tienen, y en realidad no están más avanzados en la práctica que los países que se han negado hasta ahora a considerar la idea.

Así que hemos clasificado todos los países de Europa en una escala de más a menos tolerantes, calificando con un 0 para el menos tolerante y con 24 como máximo.

Como era de esperar, los países que son claramente los más favorables al cannabis medicinal en Europa son los Países Bajos, España y la República Checa. La República Checa quizás sea la más llamativa en la rapidez con la que se ha apartado de su legado soviético y abrazado las políticas de drogas modernas y progresistas, que lo sitúan a la vanguardia de Europa.

Estas tres potencias van seguidas de cerca por Alemania e Italia, que avanzan con rapidez, y Bélgica, que tiene una postura incoherente hacia el cannabis, pero donde muchos pacientes están actualmente en condiciones de acceder o cultivar su propia medicina.

¿Qué Países Son los Más Contrarios al Cannabis Medicinal?

A continuación, tenemos países que hacen algunos progresos, pero que aún no proporcionan cannabis medicinal más allá de un pequeño número de casos limitados, o que siguen siendo en general contrarios a los cambios legislativos necesarios. Estos países son Francia, Irlanda, Islandia, Portugal, los estados del Báltico, y todos la países escandinavos.

Rusia persiste en sus políticas draconianas, a pesar de algunas informaciones recientes erróneas en sentido contrario. Medicalmarijuana.eu y MERCY afirman que Rusia ha descriminalizado el cultivo de hasta 20 plantas para uso personal, pero después una investigación más profunda parece que no es así: cualquier cantidad de cultivo puede dar lugar a cargos criminales, pero 20 plantas o más se considera una “cantidad grande”.

No hay duda de que Grecia es uno de los países más contrarios en la Europa de hoy, ya que penaliza de manera agresiva a los cultivadores de todo tipo, y no reconoce el concepto de cannabis medicinal en absoluto. De hecho, salvo unas pocas excepciones, la región de los Balcanes permanece bloqueada por sus políticas de drogas, profundamente regresivas.

Portugal sigue siendo sorprendentemente contraria al cannabis medicinal, a pesar de su famosa decisión, tomada en 2001, de despenalizar las cantidades personales de todas las drogas. Francia también ha persistido en las actitudes contrarias y regresivas con respecto al cannabis durante años, y resulta muy difícil acceder al cannabis medicinal.

Los micro estados San Marino, Mónaco, Andorra, Luxemburgo y Liechtenstein han avanzado muy poco hacia la legalización del cannabis medicinal. Los residentes de Andorra, por lo menos, puede acceder fácilmente al cannabis medicinal a una corta distancia, en Cataluña.

¿Y Qué Países Son una Buena Apuesta de Futuro?

Entre los países que han hecho progresos considerables, pero a los que todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que el cannabis medicinal esté ampliamente disponible, se incluyen Suiza, Austria y Eslovenia. Otro país más es Polonia, pero las informaciones más recientes sugieren que la situación va a mejorar considerablemente en un futuro próximo.

Malta, que acaba de legalizar el cannabis medicinal en cualquier forma, es un candidato sorprendente. La pequeña isla tiene una subcultura floreciente de consumo de cannabis; el cultivo personal acaba de ser descriminalizado, y varias formas de cannabis medicinal se encuentran nominalmente disponibles (aunque informaciones recientes nos dicen que se ha rechazado su única solicitud (para Sativex) hasta ahora ya que no fue recetada por un “especialista”).

También cabe destacar varios países de Europa del Este que acaban de empezar a apartarse de la actitud soviética de línea dura hacia las drogas que aún persiste en toda la zona. Varios de estos países – como Eslovenia, Macedonia, Croacia y Serbia –presentan una actitud cada vez más tolerante hacia el cannabis, y como tal, puede que veamos un progreso considerable en este ámbito en un futuro próximo. Tanto Croacia como Macedonia han acaparado los titulares de las noticias este año por la aplicación de las leyes de cannabis medicinal. Serbia y Eslovenia también han legalizado hace poco los derivados a base de cannabis, aunque los activistas lo han criticado por ser una medida conciliadora a medias.

Por último, el Reino Unido tiene una fuerte base de activistas y cultivadores, pero ha sufrido una serie de gobiernos que se siguen siendo, sorprendentemente, contrarios al cannabis. Sin embargo, la fuerte base de cultivadores/activistas, junto con la amplia red de clubes sociales de cannabis regionales que están tomando forma indican que el cambio es inminente. Por otra parte, debido a la incertidumbre que rodea a la votación del Brexit, la cuestión de la legalización del cannabis puede verse relegada al final de la cola, como lo ha ocurrido tantas veces en el pasado.

by Seshata

1 868 vistas

En Febrero de 2014, el Tribunal Constitucional italiano dictaminó la ilegitimidad de una ley aprobada en 2006, que triplicaba las penas por posesión de cannabis. La forma en que se enfoca el tema del cannabis en Italia es contradictoria, pero durante los últimos años se han dado pasos hacia la liberalización. En 2013, el gobierno de Italia aprobó por votación el cannabis medicinal.

La política de drogas italiana

1.Cannabis_extremely_popular
El cannabis es muy popular en Italia, y se ha desarrollado una cultura bien definida alrededor de su uso.

Italia ha ratificado, tradicionalmente, leyes y sanciones estrictas para los delitos relacionados con las drogas. Sin embargo, el consumo de drogas en Italia también ha sido uno de los más altos de Europa durante muchas décadas, y las autoridades han comenzado a darse cuenta de que aplicar políticas duras no equivale a reducir el consumo. En el pasado, se sancionaban severamente incluso los delitos por posesión cometidos por primera vez, con mandamientos judiciales de rehabilitación obligatorios. Actualmente, la posesión o tenencia de cantidades destinadas al consumo personal está despenalizada en todo el país.

Sin embargo, la forma en que Italia enfoca el tema del cannabis resulta incongruente. En 2006, el gobierno conservador del desacreditado ex primer ministro Silvio Berlusconi puso en práctica una ley enormemente impopular, la Fini-Giovanardi. Dicha ley triplicaba las penas por posesión, venta y cultivo de cannabis, pasando de un máximo de seis años de prisión a veinte años según la nueva ley.

El 12 de febrero de 2014, el Tribunal Constitucional de Italia anuló la Fini-Giovanardi, dictaminando que había sido aprobada de forma indebida y que era inconstitucional. Desde entonces, Italia ha vuelto a sus leyes anteriores, que imponían penas más leves a los consumidores de drogas. Como resultado de estos cambios de política, hasta 10.000 personas podrían ser liberadas de las prisiones, enormemente saturadas, de Italia.

La legislación italiana relativa al cannabis

2.Police_blind_eye
La policía de muchas ciudades italianas hace la vista gorda ante el consumo de cannabis, aunque no se puede garantizar.

El cannabis y los productos a base de cannabis se clasifican como pertenecientes a la lista II de sustancias conforme a la legislación italiana. Según esta misma, no se considera un delito el consumo de cannabis y otras drogas ilegales. Por otro lado, la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el uso personal, en general, no está sujeta a cargos criminales, pero es ilegal y puede sancionarse con multas, con la suspensión de los documentos de identidad, o con mandamientos judiciales para realizar un tratamiento. El límite máximo para la posesión de cannabis se ha fijado en 1,5 gramos de marihuana y 0,5 gramos de hachís, y se basa en las tasas de consumo medio diario de los usuarios regulares.

Cuando se comete una primera infracción por posesión de cannabis, casi siempre se recibe una advertencia únicamente. A partir de la segunda infracción en adelante, o por la posesión de una cantidad mayor que la diaria máxima, se aplican una serie de sanciones que van incrementando progresivamente. La pena por la venta, el tráfico y la posesión de cannabis se situa actualmente en dos a seis años de prisión y en una multa de hasta 75.000 €.

El sistema penitenciario italiano

En 2012, se informó de que las cárceles de Italia se encontraban en un estado grave de masificación. En ese momento, Antigone, un grupo que defiende los derechos de prisioneros, declaraba que las cárceles estaban a un 142% de ocupación, con casi 67.000 presos en celdas construidas para albergar a unos 45.000.

Desde la introducción de la ley de drogas de 2006, se estima que la proporción de reclusos que cumplen penas privativas de libertad por delitos relacionados con las drogas ha hecho que la población penitenciaria total aumente en un 40%, lo que en gran parte explica el problema del hacinamiento. El 38,4% de las condenas de 2012 se debieron a violaciones de la ley de drogas de 2006, que castiga a los productores y traficantes de drogas. De los condenados, 6.136 violaciones de la ley estaban relacionadas con el tráfico importante, mientras que 19.891 estaban relacionadas con la posesión o la venta callejera.

En enero de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la masificación de las cárceles italianas violaba los derechos fundamentales de los reclusos. Las autoridades italianas fueron multadas con 100.000 € y se les ordenó resolver el problema del hacinamiento en el plazo de un año. Como resultado de la reciente modificación de las leyes de 2006, se espera que hasta 10.000 prisioneros por drogas sean liberados en un futuro próximo.

Arrestos y condenas relacionadas con el cannabis en Italia

En agosto de 2012, la policía de Roma descubrió una gran cosecha de cannabis ilegal en un túnel de metro en desuso de la época de Mussolini. Según los informes, se estaban cultivando alrededor de 1.000 plantas en unos 4.000 metros cuadrados del túnel. Se informó de que el hallazgo representaba una de las mayores incautaciones de cannabis en Italia, con un total de 340kg y con un valor estimado de 3.000.000 €. Se arrestó a un hombre de unos cincuenta años, acusado de ser el dueño de la plantación.

En septiembre de 2013, la policía italiana, sobreaviso por un soplo, interceptó un barco tripulado por nueve personas, sirias y egipcias, que navegaba bajo la bandera de Tanzania en las aguas situadas entre Sicilia y Malta. Los traficantes le prendieron fuego al barco en un intento de evitar el arresto, pero el fuego fue contenido y el barco incautado. Se comprobó que transportaba treinta toneladas métricas de hachís.

En marzo de 2014, la policía de Roma detuvo una furgoneta que contenía más de 160kg de cannabis. Un hombre de 31 años de edad, de nacionalidad albanesa fue arrestado. También en marzo, un hombre de nacionalidad griega de 53 años de edad, fue detenido en el sur del puerto de Bari y su vehículo sometido a un minucioso registro. Se descubrió que transporta casi 32 kg de cannabis.

Uso cultural del cannabis en Italia

En algunas ciudades italianas, como Bolonia, Florencia y Milán, fumar hachís o cannabis está generalmente aceptado y no es muy probable que se atraiga atención negativa, incluso por parte de la policía. Debido a la política de despenalización de las cantidades destinadas al consumo personal, se tolera ampliamente el consumo abierto de cannabis. Sin embargo, es recomendable llevar encima cantidades pequeñas en caso de que se produzca un registro al azar.

3.Ancient_Romans
Los antiguos romanos importaban cuerda y lona de cáñamo de la Galia en siglo III AEC.

Los italianos están entre los consumidores más frecuentes de cannabis en Europa. El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) estimó en 2011 que el 32% de la población de 15-64 años había consumido cannabis alguna vez en su vida. El consumo del mes pasado se situó en el 6,9%, el segundo más alto de Europa (después de España, con un 7,6%).

Por lo tanto, el consumo de cannabis es muy habitual en Italia, y supone casi un rito de iniciación para los jóvenes italianos. El cannabis es utilizado por un amplio sector de la sociedad, que abarca todas las clases sociales, y aunque es más frecuente entre los jóvenes, una proporción significativa de los consumidores mantienen el hábito en la edad adulta. Por otro lado, la sociedad italiana permanece fuertemente influenciada por la derecha católica, cuyo corazón es la Ciudad del Vaticano, por lo que algunos sectores de la población italiana conservan una actitud moralista y de desaprobación hacia el cannabis y otras drogas.

Historia del cannabis en Italia

Los registros de polen indican que el cannabis y Humulus (lúpulo, un pariente cercano del cannabis) han estado presentes en la región, por lo menos desde finales del Pleistoceno, hace unos 13.000 años. Ya en el período Holoceno más tardio, se cultivaban cannabis y lúpulo de forma amplia, sobre todo en el norte del país. Se han tomado muestras de polen fechado hacia 1500 a. C. en un poblado de la Edad de Bronce, en la región de la llanura del Po, en el norte de Italia, que fue conocido por el cultivo de cáñamo en tiempos históricos.

Ya en el 300 a. C., los antiguos romanos importaban cáñamo de la Galia para hacer cuerdas y lona; en tiempos del Imperio romano (27-476 d. C.), se cultivaba cáñamo en toda Italia, aunque el cultivo se mantenía especialmente concentrado en el norte. Parece que el cultivo de cannabis temprano estaba destinado principalmente para producir cultivos de fibras y semillas; la intoxicación a través de la planta o sus derivados tenía una importancia secundaria.

Además de conocer los usos de la fibra y la semilla, los romanos eran conscientes de la eficacia del cáñamo como medicina, sobre todo como cura para el dolor de oídos. También conocían las propiedades psicoactivas de la planta, y aunque no solían usarla como producto tóxico, se sabe que en ocasiones se la ofrecían a los huéspedes con el fin de aumentar su sensación de alegría y relajación.

El comercio de cannabis en Italia hoy en día

4.Palermo_Sicily
Palermo, en Sicilia, es el hogar de la conocida banda Cosa Nostra.

Hoy en día, Italia es uno de los mercados más grandes de Europa de resina de cannabis, importada principalmente desde Marruecos y Afganistán. La marihuana se cultiva principalmente dentro del país, aunque también puede importarse de Albania y los Países Bajos. El hachís se prefiere como una mercancía, ya que es más rentable que la marihuana en volumen; un contenedor lleno de hachís pesa bastante más que el mismo contenedor lleno de marihuana.

El comercio ilícito de cannabis en Italia está controlado por los sindicatos del crimen organizado, entre los que se incluye la famosa Cosa Nostra siciliana. Las autoridades italianas están intentando, de forma activa, reducir la influencia del crimen organizado en el país, a pesar de que los efectos insidiosos de décadas de corrupción al más alto nivel hacen que la tarea resulte extremadamente difícil.

En septiembre de 2013, la policía de Palermo (la capital de la región autónoma de Sicilia) arrestó a ocho hombres acusados ​​de ser miembros de la Cosa Nostra. Esta operación siguió a otra del mes de abril anterior, en la que se arrestó a treinta y ocho presuntos miembros de la mafia.

El cultivo de cannabis en Italia

A medida que se toma conciencia de la naturaleza del comercio ilegal, los consumidores italianos están menos dispuestos a financiar el crimen organizado, ya que se asocia con otras actividades ilegales que son consideradas menos justificables moralmente, como la prostitución, las drogas duras y el comercio de armas. Como resultado, cada vez más fumadores italianos están empezando a cultivar su propio cannabis, tanto para romper el ciclo de dependencia de los delincuentes, como para asegurarse de que el producto que consumen es seguro, no está contaminado y es de gran calidad.

Desde hace miles de años, se ha cultivado cannabis en Italia, y en el sur del país, donde los climas son favorables, la mayor parte de la cosecha destinada al consumo recreativo se cultiva al aire libre. En las regiones más frías del norte, el cannabis por lo general se cultiva en interior, mientras que el cultivo de cáñamo suele producirse en exterior.

Según el jefe del departamento antidrogas de Italia, Giovanni Serpelloni, el cultivo ilegal de cannabis en Italia ha “aumentado vertiginosamente” durante los últimos años. Las incautaciones de cultivos ilegales parecen haber aumentado en un 1.290%, aunque no se ha especificado el período de tiempo durante el cual se ha producido.

Comprar Cannabis en Italia

5.Parco_Sempione-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

Mientras que el hachís abunda en Italia, la marihuana suele estar menos disponible, pero cada vez se encuentra con más frecuencia, a medida que se generaliza el cultivo comercial interno. Hay varias ciudades en las que se fuma cannabis abiertamente, y puede adquirirse con facilidad: en Bolonia, la Piazza Verdi es un punto caliente conocido, mientras que en Milán, Parco Sempione habitualmente acoge a grupos de jóvenes fumadores.

Los precios y la calidad, tanto del hachís como de la marihuana, varían enormemente. Se puede pagar alrededor de 10 € por gramo de hachís, que puede ir desde una calidad muy baja, tipo “apaleado”, hasta las variedades marroquíes, finas y pegajosas. También se encuentran disponibles diferentes calidades de marihuana, desde algunas variedades de interior de gran calidad cultivadas a partir de semillas holandesas y españolas, hasta varios cultivos albaneses e italianos de exterior que pueden ser de calidad variable.

El cannabis de interior de alta calidad, ya sea de producción nacional o importado de los Países Bajos, puede costar hasta 15 a 20 € por gramo. El cannabis cultivado en exterior en Italia por lo general cuesta alrededor de 10 € por gramo, y el cannabis de baja calidad importado de Albania normalmente cuesta alrededor de 3-6 € por gramo.

¿Cuál es el Futuro del Cannabis en Italia?

6.Piazza_Verdi-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

A medida que el resto de Europa continúa su marcha inexorable hacia la legalización y aceptación del cannabis, lo más probable es que Italia siga el ejemplo y continue liberalizando sus propias leyes. Existen varios argumentos a favor de la regulación y la despenalización de la industria, de los cuales uno de los más convincentes es la necesidad de arrebatar el control de las garras de la delincuencia organizada, que aún conserva demasiada influencia en el país.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, sigue afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Agradeceremos cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

1 313 vistas
Beer cannabis recreational smoke

El estado norteamericano de Colorado ama sus cervezas tanto como su legalización de cannabis, una fabrica de cervezas de la ciudad de  Boulder como conmemoración ha lanzado su  Recreational Smoke, una forma de celebrar la nueva ley de la marihuana en la población del estado.

No hay cannabis en la espuma de la cerveza, aunque en el anuncio de Flandes Occidental Brewery en el 1125 de St.Pearl de Boulder, dice  que Recreational Smoke “se ha mejorado con maltas embriagadores de madera de haya de Bamburg, Alemania” y que están “emparejadas con una serie de maltas tostadas satisfactoriamente ahumados  con notas de cereales tostados de brownies. Todo ello, envuelto en una cerveza con un suave 6% de contenido alcohólico. ”

Una taza de 16 onzas de Recreational Smoke se vende por 4,80 dólares, o 30 centavos de dólar por onza.

Fuente CelebStoner

 

0 500 vistas

Holanda, México.-Un grupo de ciudadanos holandeses pugna porque se autorice el cultivo apropiado de cannabis, pues si bien fumarla está permitido, “también hace falta legalizar su producción, ya que la compra clandestina genera ‘lavado’ de dinero y violencia”, dicen los solicitantes.

La boca de Jan van Piekeren huele a una mezcla de tabaco y mariguana. Quizá sea así porque antes de abrir la puerta de su pequeña casa de tabiques rojos localizada en esta ciudad de Utrecht, en el centro de Holanda, se dio un último “toque” del cannabis que tanto le gusta. No necesita disimular —tampoco parece intentarlo—, el tono carmesí en sus párpados lo delata; no obstante, su aspecto es relajado y jocoso. “Pasa, pasa”, me pide el rubio de 50 años y escaso cabello entre sonrisas.

Adentro, todo parece estar inspirado en los años sesenta. Al fondo de la pequeña estancia hay un hermoso sofá Dinamarca cubierto por una manta multicolor. A su lado, en el rincón, descansan un par de lámparas de acero esmaltado de colores brillantes. Sobre el muro opuesto de tabiques hay una chimenea; junto a ella se encuentra una gran colección de viejos discos de soul, funk, folk… Al centro, sobre una mesa de madera se termina de difuminar el hilo de humo de una colilla recién estrujada en un cenicero de porcelana verde.

El lugar lo terminan de ambientar el sonido suave de un piano que sale de un par de bocinas y algunas plantas de ornato, las cuales reciben el último calor del año a través de dos ventanas que miran al jardín. Justo al otro lado del vidrio, se pueden ver unas frondosas ramas verdes de las que crecen unas hojas de cinco picos. Son las plantas del Club Social del Cannabis de Domstad (CSCD), el primer grupo de consumidores de hierba del mundo en recibir autorización local para cultivar y usar mariguana recreativa.

Hace apenas unas semanas, el colectivo logró obtener la primera excepción a la Ley del Opio por parte de las autoridades de Utrecht, la primera ciudad de los Países Bajos, fundada en el año 47 dC. por los romanos y que hoy habitan poco más de 300 mil personas, de las cuales el cinco por ciento fuman marihuana, de acuerdo con las autoridades locales. El permiso obtenido por el club es similar al que tienen quienes usan marihuana medicinal en el país, pero aún no es definitivo.

UN TOQUE RELAX

Jan van Piekeren es un conocido cantautor holandés y asiduo consumidor de cannabis desde hace más de 30 años. A pesar de que ha declarado a medios locales que él es únicamente el vocero del club de la “mota”, “la parte visible de un grupo de amantes de la marihuana”, este hombre que ahora se dedica a cargar la cafetera en la cocina, cuenta que fue hace poco tiempo cuando decidió hacer algo para que en Holanda cambie la percepción sobre el consumo de cannabis y termine la represión por su uso.

“Muy pocas semanas después de haber lanzado esta iniciativa ya teníamos más de 100 miembros inscritos en el club”, señala con un poco de alarde. “Cuando surgió la idea, pensé que podía juntar a un grupo de amigos de aquí de Utrecht en un solo lugar para darnos un “toque” luego del trabajo, como cualquiera que después de una dura jornada se va a tomar una cerveza a un bar y después se va a casa sin la preocupación de preguntarse sobre la calidad y la procedencia de lo que consumió”.

—Pero, lo que ustedes están haciendo no es nuevo, ¿o sí? —le cuestiono mientras acecho su tentadora colección de discos viejos de acetato—. Estamos en Holanda, en la tierra en la que se puede consumir libremente cinco gramos de cannabis en la calle, en casa y en las famosas coffeeshops, ¿no es así?

“Así es. El problema es que muy pocos saben de dónde proviene y qué calidad tiene el producto que hoy se fuman”, sostiene mientras vuelve de la cocina con dos expresos cortados y me atrapa hurgando entre sus joyas de Ray Charles, Marvin Gaye…

—Pero también existen muchas personas en Holanda que saben y procuran el cultivo de plantas de cannabis tanto en exteriores e interiores para el autoconsumo, ¿no es así? —le cuestiono.

“Así es. El problema es que esa gente que ya tiene experiencia sembrando y trabajando para su propio uso el THC (Tetrahidrocannabinol, el compuesto químico de la marihuana) , hoy tiene temor de sembrar porque la policía entra a tu casa, te quita tus plantas, te multa y hasta te llevan a prisión. Nosotros queremos tener a dos o tres cultivadores autorizados que se encarguen de cosechar unas 25 plantas a la semana”, sostiene el artista.

PUERTA TRASERA

A pesar de que todos los coffeeshops han sido catalogados como lugares seguros para el consumo de cannabis, según Van Piekeren, lo que pocos conocen es la forma en que el producto llega a los famosos locales que causan tanta admiración a los turistas.

Utrech marihuana“El problema es la puerta trasera”, asegura el holandés, quien trabajó en una coffeeshop. “Por los normal, puedes tener 500 gramos de cannabis en tu local, no más. Pero imagina que cada hora llegan a comprarte cinco gramos entre 20 y 25 personas… Y en toda Holanda hay unas 650 cofeeshops. Es imposible que te alcance con esa cantidad de producto”.

—Pero, entonces ¿de dónde viene la mariguana que venden los cafés? Porque parece ser uno de los secretos mejor guardados por esos negocios —le pregunto mientras extiende una hoja de papel arroz sobre la mesa de madera en la que ahora esparce únicamente tabaco.

“Nadie te lo va a decir porque eso es justamente lo que es ilegal”, sostiene sin vacilar.

Según Jan, en la ctualidad existen en Holanda grupos, o los mismos dueños de las coffeeshops dedicados a rentar una habitación, un apartamento o una casa entera para instalar invernaderos de cannabis que trabajan las 24 horas todo el año. Un dato que a nadie le resulta extraño en estas tierras, ya que continuamente se lee en la prensa local y en la de Bélgica, titulares sobre la detección y el total desmantelamiento de estas plantaciones caseras.

“Esta posibilidad de cultivar van y se la ofrecen a cualquiera que quiera ganar un dinero extra”, dice Van Piekeren antes de prenderle fuego a su cigarro. “Imagínate si no es atractivo, por cada kilogramo que cultives te pagan hasta siete mil euros (unos 120 mil pesos). Claro que existe un gran riesgo de ser descubierto por la altísima cuenta de luz que le llega a quienes siembran al interior; pero ahora hay quienes han aprendido a instalar ‘diablitos’”.

“Uno de los problemas más graves”, explica, “es que los mayoristas llegan a pagar grandes cantidades de dinero por la renta de terrenos baldíos, estacionamientos y parques; igual a quienes cultivan para ellos les pagan con sacos llenos de billetes, tanto dinero que pagan por el cannabis no pueden depositarlo en el banco, y es obvio que para protegerse los implicados usan armas, lo que trae violencia a las ciudades”, insiste.

MEDIDAS FALLIDAS

Según el músico y promotor del cannabis recreativo, desde que Holanda aprobó la conocida Ley del Cannabis hace 37 años, siempre ha sido “una mesa de tres patas”.

“Por eso hacía referencia a la puerta trasera de los coffeeshops”, afirma. “La entrada delantera está perfecta, ahora te piden identificación, hay seguridad, están limpios los locales; pero ¿cómo hace la droga para venir de los áticos convertidos en invernaderos, que es donde se cultiva para los usuarios no solo de Holanda sino de otros países que vienen aquí a darse un ‘toque’?”.

aquí en Holanda han intentado ahuyentar el narcoturismo, sobre todo el proveniente de Alemania, Bélgica y Francia, implementando el uso de controles como el ya famoso y fallido “Wietpas” (el pasaporte de la hierba) en los coffeeshops del país; una medida que arrancó en mayo de 2012 y que tenía la intención de registrar en un padrón a los consumidores de cannabis de cada local.

No obstante, lo que las autoridades no midieron fue el incremento en la demanda de drogas en la calle por parte de los usuarios. Repentinamente, varias ciudades holandesas vieron el retorno de los llamados dealers ante la negativa de los asiduos a los cafés a registrarse, pues tiene miedo a que las autoridades, los bancos y en sus propios trabajos los “ficharan” como drogadictos. Al mismo tiempo, algunas instituciones, como la Universidad de Tilburgo, detectaron un incremento en la venta de drogas duras (cocaína, éxtasis, heroína) que se vendían sin control en las banquetas, poniendo en riesgo la salud de los usuarios.

OPOSICIÓN LEGAL

Mientras me lleva al jardín a mirar las grandes matas verdes que reciben los últimos rayos de sol del verano, Jan me cuenta que fue justo el 11 de septiembre pasado cuando el CSCD registró ante la Cámara de Comercio de Utrecht, un viejo edificio del centro de la ciudad. Ese espacio lo pretenden remodelar para instalar invernaderos que sean mantenidos por los cultivadores experimentados, salas para fumar hasta un gramo al día en un horario vespertino que iría de dos a tres horas únicamente. De forma adicional, asegura que su propuesta incluye el pago de la cuota del club mediante tarjeta bancaria, “nada de efectivo”, subraya Van Piekeren, con la intención de que se haga claro el pago de impuestos.

El club ya tiene autorización municipal; sin embargo, actualmente se encuentran en espera de recibir la excepción a escala nacional, una petición que presentaron junto a las autoridades de Utrecht ante el Ministerio de Justicia holandés también en septiembre, que les permita, de entrada, sembrar 400 plantas en ese edificio. Este trámite, según Jan, les puede tardar tres meses.

Sin embargo, unos días después de recibir la petición, Ivo Opstelten, ministro de Justicia holandés, declaró a la prensa que se oponía rotundamente a la propuesta del club apoyada por el Consejo de Utrecht para autorizar el cultivo recreativo de cannabis, y amenazó con llevar a cabo acciones legales contra el gobierno de la ciudad si continuaba con la promoción de esa iniciativa.

Van Piekeren, afirma, mientras expurga algunas ramas de sus plantas en busca de bichos, que otra de sus opciones es intentar conseguir la excepción a través del Ministerio de Salud neerlandés, esgrimiendo para ello razones de toxicidad de las sustancias no supervisadas que se consumen actualmente en los cofeeshops y en las calles.

GRAN FIESTA

—Actualmente, algunos usuarios de marihuana en México han optado también por sembrar sus propias plantas en sus terrazas y jardines —le comento a Jan mientras busca en las frondosas macetas del club rastros de las flores que le permitan saber que se aproxima la fecha de la cosecha—. Muchas personas argumentan que esa es una opción para no ser parte de la cadena ilegal que acarrea el consumo de marihuana, mientras madura el debate sobre la legalización de la hierba. ¿Qué deberían aprender tanto los usuarios como los políticos mexicanos y latinoaméricanos de iniciativas como la del club?

“Mira, aquí habrá una reunión el día en que por fin recolectemos y sequemos todas estas hojas. Pero será una gran fiesta si logramos que todo lo que se consuma, desde que se siembra hasta que lo fumemos, sea completamente legal. Si se va a legalizar, en México o en otros países, se debe hacer de manera que se incluya toda la cadena, desde el cultivo hasta el consumo”, concluye Jan mientras se deja abrazar por sus plantas de hojas de picos para un par de fotos.

Fuente Milenio

0 2.613 vistas

Jamaica –”Viaje con nosotros si quiere fumar lo mismo que Bob Marley” podría ser el eslogan de cualquier agencia jamaicana de viajes en un futuro no muy lejano. El turismo especializado en un atractivo que está en auge, muchos empiezan a ver el cannabis como un aliciente para viajeros. En la prensa canadiense leíamos esta semana un articulo que hacía referencia a Jamaica y su potencial en este tipo de viajes.

El valle de Napa y Sonoma tiene sus rutas del vino en Estados Unidos, los viajeros acuden a Escocia para degustar los finos whiskies de malta. Sin embargo, en Jamaica, los agricultores están ofreciendo otro tipo de viaje para un tipo diferente de viajero

Llámalo ganja viaje: ahumado, místico. Técnicamente estos viajes ilegales a algunas de las plantaciones de marihuana ocultos por la isla, donde los turistas pueden degustar buenas cepas como “purple kush” and “pineapple skunk.”

La rutas pasarían por lugares como Nine Mile, la pequeña ciudad natal de la leyenda del reggae, y famoso por su amor a la marihuana, Bob Marley. Aquí, en las montañas verdes del centro de Jamaica, los“dreadlocked” escoltan a los visitantes curiosos a una granja de plantas de marihuana de un color verde oscuro creciendo en exteriores de tierra rojiza. Recorridos similares se ofrecen a las afueras de la localidad occidental de Negril, una zona mística de cannabis donde los viajeros llevan décadas acudiendo a fumar ganja.

“De aquí es la sinsemilla original, favorita de Bob Marley. Y de aquí es es el chocolate zorrillo, Una hierba especial para las mujeres”, le dijo a un reportero mientras le mostraba varias variedades en parcela un agricultor de cannabis apodado “Breezy”

Mientras que en estados de EEUU como Colorado y Washington la han legalizado y el gobierno de de Uruguay se está moviendo para entrar en el negocio del cannabis, la planta sigue siendo ilegal en Jamaica, donde se le conoce popularmente como “ganja”.

A algunos les gustaría ver el cambio, con cada vez mas defensores vocales diciendo que Jamaica podría dar a su debilitada economía un impulso, aprovechando el hecho de que la isla tan famosa por su marihuana, ya que saldrían ganando las playas, el turismo, la música reggae, etc

El ministro de Justicia Marcos Golding dijo a The Associated Press que el gobierno es consciente de los esfuerzos de la legalización en otros lugares, y llamó a la cuestión “dinámica y en rápida evolución.”

“Vamos a revisar el asunto a la luz de los recientes acontecimientos en este hemisferio”, dijo Golding sobre la despenalización en un correo electrónico.

La Coalición de Reforma Legislativa Ganja, un grupo de islas que le pide al gobierno que despenalice y regular la marihuana, se prepara para acoger una conferencia internacional en la capital Kingston a finales de este mes y donde se incluyen las perspectivas de comercialización de cannabis entre los temas

Jamaica’s-Solar-Industry-Need-Not-Wait-for-Approval-Any-LongerA pesar de su imagen internacional y relajada y con reputación de país rasta, Jamaica es un lugar conservador y religioso.

La marihuana esta generalizada, pero prohibida en la isla desde 1913. El cultivo ilícito de marihuana ha disminuido desde la década de 1970 debido a la competencia mundial y la guerra liderada por Estados Unidos contra las drogas. Sin embargo, Jamaica es el principal proveedor de marihuana a los EE.UU. y los turistas del Caribe a menudo no necesita mirar más lejos que el vestíbulo del hotel para la asistencia y compra de cannabis.

“Ya hay un alto grado de turismo de marihuana en Jamaica, que simplemente no se llaman así”, dijo Chris Simunek, editor en jefe de la revista High Times, con sede en Nueva York.

En Nine Mile, Breezy dice que los estadounidenses, alemanes y cada vez más los rusos han viajado a su pequeña granja y ha probar su cosecha. No habido compradores para el viaje de $ 50 esta mañana, pero entraron un par de autobuses llenos de turistas de cruceros que iban a la casa de niño de Bob Marley, y más de una docena se han alineado con entusiasmo para comprar bolsitas de hierba de los amigos de Breezy, que venden a través de un agujero en el pared al lado de la casa museo.

“Puedo conseguir cosas más fuertes, pero hay algo realmente especial acerca de fumar marihuana en Jamaica. Quiero decir, que esta es la marihuana que inspiró a Bob Marley”, dijo un turista de 26 años de edad, de Minnesota, que sólo se identificó como Angie.

Una guía de vacaciones llamado Jamaicamax promete organizar excursiones ganja a la zona de Negril. Pero hay una salvedad: en primer lugar tienes que fumarte un porro de marihuana con el guía, probablemente para demostrar que no eres policía.

“Después de fumarse un porro dan a conocer lo que llevará uno de los mejores tours-ganja en Jamaica y se fumará o comerá tanta ganja que le hablará a sí mismo Bob Marley “, dice el sitio web de viajes.

Más de una década después de que una comisión del gobierno, dijese que la marihuana estaba “culturalmente arraigada” y recomendase la despenalización del uso personal para adultos, los políticos y hombres de negocios influyentes están presionando para que Jamaica deseche los viejos temores de enojar a Washington y afloje las leyes.

Henry Lowe, un prominente científico jamaiquino que ayudó a desarrollar un medicamento derivado del cannabis para el tratamiento de glaucoma en la década de 1980, dijo que la isla podría convertirse rápidamente en un centro de turismo de la marihuana y de la investigación. “La gente podría venir a Jamaica para tratarse y el turismo de salud de la marihuana medicinal porque siempre ha sido nuestra tradición y nuestra cultura.”

Funcionarios contratados de la India se cree que llevaron la planta a Jamaica en el siglo XIX. Su uso como planta medicinal se extendió rápidamente con personas que utilizaban el té ganja para aliviar dolores y otros que la utilizan empapando ron con marihuana ron como remedio para el resfriado. Por la década de 1970, la marihuana se hizo aún más popular debido a estrellas del reggae rastafari como Marley y Peter Tosh.

Por ahora, las bandas criminales dominan el comercio de marihuana de la isla, y las guerras en parte por son por las ganancias de su venta que han azotado Jamaica. Sin embargo, los defensores dicen que la despenalización o legalización cambiarían los beneficios de manos alejandolos de las pandillas y ahorrando dinero que va para arrestar y encarcelar a usuarios de marihuana.

rasta_sexy_girl_by_darkjavier23Para Breezy y sus amigos, las reformas no llegaron a tiempo.

“El gobierno debe liberar la marihuana pronto, el hombre, porque es una cosa natural, una cosa espiritual”, dijo Ventoso antes de meter las narices en un macizo de plantas de marihuana y tomar una agradecida aspiración. “Y a los turistas les encanta.”

Fuente Ctvnews

2 1.682 vistas

20101102_ir-query-spotlight-2Por Miguel Gimeno.- Antes de iniciar un cultivo siguiendo las pautas agroecológicas, muchos cannabicultores se preguntan la incontestable cuestión de saber qué materiales y sustancias están permitidas en Agricultura Ecológica para poder seguir una línea de cultivo menos agresiva y con métodos más naturales. A día de hoy, la Agricultura Ecológica se rige por el Reglamento CEE Nº 2092/91 del Consejo de 24 de Junio de 1991, y sus posteriores modificaciones. En este Reglamento se asentaron las bases de lo que fue el inicio de la regulación de la actividad agroecológica como tal, allí en su Anexo II, apéndices A y B es donde se definen que tipo de abonos, enmiendas, sustratos y productos fitosanitarios pueden utilizarse en la práctica de la Agricultura Ecológica (A.E.) con fines comerciales. Evidentemente si se cultiva para uno mismo podemos ser más flexibles como es el caso de muchos agricultores, o por el lado contrario ser más estrictos si cabe. En A.E. está permitido el uso de piretroides sintéticos junto al uso de Butóxido de Pepironilo, que se usa como sinergizante, claro, en este último caso se sabe de sus cualidades cancerígenas y no debiera estar permitido. También se hace, en el citado Reglamento, unas cuantas exceptuaciones al uso de productos no englobados en las listas del Anexo II, como la falta de métodos, técnicas, sustancias,…, del Anexo II, que palien, frenen o erradiquen algún problema fitosanitario. Como se puede apreciar este Reglamento no es todo lo serio que debiera, pero era el inicio de lo que será la Agricultura del futuro, y si no, tiempo al tiempo.

En mi caso, yo abogo por ser lo más estricto posible en cuanto a la cannabicultura para autoconsumo se refiere, en otros menesteres no me meto. Si vamos a cultivar algo para nosotros mismos, evidentemente la Agroecología cannábica es la base en la que debemos desarrollar nuestros cultivos. Hemos de intentar obtener el mejor producto, la mejor calidad posible, …, lo que definiría como extraer la esencia que cada planta tiene en su interior, y elevarlo a la máxima expresión. Ahora claro está que primero debemos saber que materiales podemos utilizar para, aparte de extraer el mejor resultado en cuanto a calidad se refiere, intentar cultivar un producto lo menos tóxico posible, y entiéndase por toxicidad, no las propiedades enteogénicas, si no la contaminación con productos usados en su propio cultivo.

Volviendo al Reglamento Europeo, y en concreto a su Anexo II, cabe reseñar parte del contenido del mismo (ya que íntegro se haría muy extenso, pero os dejo este enlace para los que les pueda interesar: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/site/es/consleg/1991/R/01991R2092-20070101-es.pdf) para saber exactamente que materiales contempla el mismo, los cuales son válidos y bajo qué condiciones de uso:

ANEXO II

Parte A

Eggs Fertilizantes y acondicionadores del suelo

Productos en cuya composición entren o que contengan únicamente las materias numeradas en la lista siguiente:

  • Estiércol.

  • Estiércol desecado y gallinaza deshidratada.

  • Mantillo de excrementos sólidos de animales incluida la gallinaza, y estiércol compostado.

  • Excrementos líquidos de animales (estiércol semilíquido, orina, etc.) Utilización tras una fermentación controlada o dilución adecuada.

  • Residuos domésticos compostados o fermentados. Producto obtenido a partir de residuos domésticos separados en función de su origen, sometido a un proceso de compostaje. Únicamente residuos domésticos vegetales y animales.

  • Turba Utilización limitada a la horticultura (cultivo de hortalizas, floricultura, arboricultura, viveros).

  • Arcillas (perlita, vermiculita, etc.).

  • Mantillo procedente de cultivos de setas. La composición inicial del sustrato debe limitarse a productos de la presente lista.

  • Deyecciones de lombrices e insectos.

  • Guano.

  • Mezclas de materias vegetales compostadas o fermentadas. Obtenido a partir de mezclas de materias vegetales sometido a un proceso de compostaje o a una fermentación anaeróbica.

  • Los productos o subproductos de origen animal mencionados a continuación:

· Polvo de pezuña, de cuerno, de huesos o de huesos desgelatinizado.

· Harina de sangre, de pescado, de carne y de pluma.

· Lana, pelos y aglomerados de pelos y piel.

· Productos lácteos.

algae

  • Productos y subproductos orgánicos de origen vegetal para abono (por ejemplo: harina de tortas, oleaginosas, cáscara de cacao, raicillas de malta, etc.)

  • Algas y productos de algas. En la medida en que se obtengan directamente mediante: i) procedimientos físicos, incluidas la deshidratación, la congelación y la trituración, ii) extracción con agua o con soluciones acuosas ácidas y/o alcalinas, iii) fermentación.

  • Serrín y virutas de madera. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Mantillo de cortezas. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Cenizas de madera. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Fosfato natural blando. Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo, modificada por la Directiva 89/284/CEE. Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P2O5.

  • Fosfato aluminocálcico Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE . Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P205. Utilización limitada a los suelos basicos (ph> 7,5).

  • Escorias de defosforación.

  • Sal potásica en bruto (pj: kainita, silvinita, etc.)

  • Sulfato de potasio que puede contener sal de magnesio. Producto obtenido de sal potásica en bruto mediante un proceso de extracción físico, y que también puede contener sales de magnesio.

  • Vinaza y extractos de vinaza. Excluidas las vinazas amoniacales.

  • Carbonato de calcio de origen natural (pj: creta, marga, roca calcárea molida, arena calcárea, creta fosfatada, etc.)

  • Carbonato de calcio y magnesio de origen natural (pj: creta de magnesio, roca de magnesio calcárea molida, etc.).

  • Sulfato de magnesio (pj: kieserita). Únicamente de origen natural

  • Solución de cloruro de calcio. Tratamiento foliar de los manzanos, a raíz de una carencia de calcio.

  • Sulfato de calcio (yeso) Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE. Únicamente de origen natural.

  • Cal industrial procedente de la producción de azúcar.

  • Cal industrial procedente de la producción de sal al vacío a partir de la salmuera natural de las montañas.

  • Azufre elemental. Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE.

  • Oligoelementos Elementos incluidos en la Directiva 89/530/CEE

  • Cloruro de sodio. Sólamente sal gema

  • Polvo de roca

Parte B. PLAGUICIDAS

bee_pollen_macro

1. Productos fitosanitarios

I. Sustancias de origen vegetal o animal

– Azadiractina extraída de Azadirachta indica (Árbol neem): Insecticida.

– Cera de abejas: agente para la poda.

– Gelatina: Insecticida.

– Proteínas hidrolizadas:Atrayente (*). Sólo en aplicaciones autorizadas en combinación con otros productos apropiados de la Parte B del Anexo II.

– Lecitina: Fungicida.

– Aceites vegetales (por ejemplo, aceite de menta, aceite de pino, aceite de alcaravea):

Insecticida, acaricida, fungicida e inhibidor de la germinación.

– Piretrinas extraídas de Chrysanthemum cinerariaefolium: Insecticida

– Quassia extraída de Quassia amara: Insecticida y repelente.

– Rotenona extraída de Derris spp, Lonchocarpus spp y Terphrosia spp: Insecticida.

 IV. Otras sustancias utilizadas tradicionalmente en la agricultura ecológica

– Cobre en forma de hidróxido de cobre, oxicloruro de cobre, sulfato de cobre tribásico u óxido cuproso. Fungicida. Hasta el 31 de diciembre de 2005, con un límite máximo de 8 kg de cobre por hectárea y año, y a partir del 1 de enero de 2006 hasta 6 kg de cobre por hectárea y año

– Sal de potasio rica en ácidos grasos (jabón suave): Insecticida.

– Polisulfuro de cal (Polisulfuro de calcio) Fungicida, insecticida, acaricida.

– Aceite de parafina: Insecticida, acaricida.

– Permanganato de potasio: Fungicida, bactericida.

– Arena de cuarzo: Repelente (*)

– Azufre: Fungicida, acaricida, repelente.

PROS Y CONTRAS:

Evidentemente nadie va a negar la gran productividad de algunos sistemas de agricultura convencional, llevado a su extremo con el cultivo de hidroponía. El rendimiento es mayor, pero no estamos hablando de cultivo para consumo propio, lo cual la mayor o menor productividad debe caer en detrimento de una mejor calidad, o por lo menos es mi sentir.

Los abonos, correctores, y fitosanitarios de síntesis químicas, son mucho más rápidos actuando y con una mayor contundencia, por así decirlo. Ahora también es mayor es desequilibrio que provocan tras su aplicación, en el caso de los abonos químicos las fluctuaciones en el pH del suelo son mayores que en los abonos orgánicos, y en el caso de los fitosanitarios, está claro que matan todo, son biocidas tremendamente potentes, y si matan también la fauna auxiliar seguiremos quedando indefensos ante cualquier agente patógeno que desee instalarse debido al vacío biótico que provocan estos potentes pesticidas y hervicidas.

miguelY los pros, son bien claros, mejores cualidades organolépticas y mejor cuidado del suelo, lo que conlleva a una sostenibilidad a largo plazo de los cultivos libres de plagas. Contaminación CERO, frente al riesgo que conlleva simplemente una planta de fabricación de fertilizantes, no voy a hablar de historia pero todos sabemos las catástrofes en diversas partes del mundo que se han producido por explosiones y accidentes en este tipo de empresas. Con todo ello, la reducción del riesgo para la salud es mayor que si usamos productos tóxicos, pero cada cual es libre de hacer lo que quiera, sólo que los cannabicultores ecológicos con sus cultivos restan a la contaminación y los convencionales la aumentan.

Por Miguel Gimeno

1 468 vistas

Chile.- Por  Wenceslao Unanue.- Afortunadamente, hay algunos valientes que se han atrevido a desafiar lo establecido a costa de su propia imagen y de sus futuras carreras públicas. Recientemente el senador Fulvio Rossi ha abierto la discusión, desmitificando, incluso como médico, una serie de temas tabúes que existen respecto al consumo de la marihuana. Y qué bien que alguien se haya puesto los pantalones de la honestidad.

Durante los últimos meses ha habido un gran consenso, tanto en Chile como en el mundo, acerca de la importancia de ubicar a la felicidad en el centro de las políticas públicas. Cabría preguntarse entonces ¿podemos los chilenos ser realmente felices?

Más de 30 años de investigación en la ciencia de la felicidad nos pueden dar una pista.La Teoríadela Autodeterminación, por un lado, ha descubierto que para ser felices, los seres humanos debemos satisfacer tres necesidades psicológicas básicas. Dentro de ellas, la necesidad de “autonomía”, es decir, la necesidad de sentirnos libres para escoger nuestro propio destino, entra a ser una de las más relevantes. Por otro lado, Solomon Schwartz, la persona que más ha investigado en el mundo sobre valores y objetivos de vida, ha descubierto que la honestidad y la transparencia son cruciales a la hora de predecir la felicidad. Obviamente honestidad y la autonomía van de la mano.

Entonces la pregunta ahora es ¿somos autónomos, libres y honestos los chilenos? No.

Y no, simplemente por dos razones. Primero, porque vivimos en un país que nos ha coartado importantes libertades, y segundo, porque nos hemos acostumbrado a un vivir con un doble estándar vergonzoso. Sólo un par de ejemplos…

Mi hermana estuvo a punto de morir unos pocos años atrás. Su tercer embarazo se complicó dramáticamente a los pocos meses de gestación y tenía muy pocas probabilidades de sobrevivir si no se llevaba a cabo un aborto. El diagnóstico médico era claro: había que intervenir a la brevedad.  Sin embargo, nada podíamos hacer. La ley chilena lo prohibía, incluso cuando las vidas de la madre y del niño estaban en riesgo.

¡Absurdo!

Todos sabemos que basta tener algo de dinero y un “buen” dato donde acudir, para encontrar los profesionales, los implementos y el cuidado necesario para abortar un embarazo no deseado. Incluso, estudios afirman que nuestro país tiene una de las tasas de abortos ilegales más altas de Latinoamérica y del mundo.

Pero nuestro país goza de otro pergamino vergonzoso. Sólo hace pocos años (2004) se logró aprobar la ley de divorcio en Chile. Malta es el único país después de Chile que lo ha hecho, y al 2011, sólo en Filipinas y en el Vaticano está prohibido. O sea, fuimos casi los últimos en el mundo en legalizar un derecho universal.

¿Por qué? Porque nuestra legislación, falsa e hipócrita, nos resultaba cómoda. Durante años supimos convivir con una de las más grandes mentiras de todos los tiempos: la “anulación”. Sí, así es. Dado que en esos años el divorcio estaba prohibido, quienes decidían separarse simplemente acudían a los tribunales y buscaban algún método para demostrar que su matrimonio era nulo en el origen. Por ejemplo, se podía argumentar que la dirección de solteros era falsa, que los testigos no conocían a los novios, o que incluso nunca hubo sexo entre la pareja. Nuestra sociedad entera (incluidas autoridades y los tribunales) tenía clara esta realidad, la asumían, la aceptaban y convivían felizmente con ella.

Sólo bastan este par de ejemplos para darnos cuenta de lo poco autónoma, honesta y transparente que es nuestra sociedad. Son estas cosas las que nos están alejando de la felicidad verdadera.

¿Y si hablamos de marihuana? Lamentablemente, la figura no cambia mucho.

No hay dudas de que el consumo esporádico de marihuana es algo extendido en todos los estratos sociales, y en casi todas las culturas, incluida la nuestra.  ¿Por qué entonces en Chile nos negamos a esta realidad? Porque al parecer, como sociedad, nos es más fácil convivir con un nuevo doble estándar. Parece que nos es más cómodo convivir con una absurda ley que por un lado autoriza su consumo individual, pero por otro prohíbe su venta y producción. ¡Ridículo! Todos sabemos (incluidas nuestras autoridades) que con un poco de dinero, la droga se puede conseguir fácilmente en unos pocos minutos, y a la vuelta de la esquina. Pero parece que nos es más fácil convivir con la mentira que darle solución al problema de fondo. Más aún, lo que nuestra legislación fomenta con este tipo de contradicciones donde el auto-cultivo está prohibido, es incentivar el narcotráfico.

¿Lo seguiremos tolerando? ¡Espero que no!

Afortunadamente, hay algunos valientes que se han atrevido a desafiar lo establecido a costa de su propia imagen y de sus futuras carreras públicas. Recientemente el senador Fulvio Rossi ha abierto la discusión, desmitificando, incluso como médico, una serie de temas tabúes que existen respecto al consumo de la marihuana. Y qué bien que alguien se haya puesto los pantalones de la honestidad. Chile ha cambiado y no quiere más dobles estándares. Chile quiere claridad, legalidad y libertad para decidir. Chile quiere también verdad.

Según Rossi no hay un sólo estudio concluyente que demuestre que el consumo esporádico de marihuana es perjudicial para la salud, y la población necesita tener esta información. Recién después de contar con ella, y con una legislación clara, cada ciudadano podrá decidir si consumir o no.

Pero lo de Rossi es digno de elogios no sólo por abrir este debate en particular. Ha apoyado también la igualdad de derechos para los homosexuales y el matrimonio gay, en una época en que temas como estos eran impensados para nuestra sociedad.

Hoy, gracias a iniciativas como estas, tenemos Ley Antidiscriminación y las minorías sexuales son reconocidas en nuestra sociedad. Fue también pionero en fortalecer el debate sobre el aborto terapéutico y en enfrentarse a una gran masa de parlamentarios y políticos conservadores que, sin mayores argumentos, descalificaban su postura y trataban de imponer posturas morales y religiosas a una sociedad que es cada vez mas laica. Esperemos que esta vez el senador socialista tampoco se deje amedrentar por los “poderosos” de siempre y continúe su lucha por una sociedad más justa, donde no sólo quienes posean dinero y contactos puedan optar por marihuana, divorcios o abortos terapéuticos. Sólo de esa forma los chilenos podremos sentirnos libres, dueños de nuestro propio destino, orgullosos de caminar con la verdad por delante, y en búsqueda de la verdadera felicidad.

Fuente El Mostrador

0 865 vistas

Por Miguel Olarte. El Progreso.-

NO RECUERDO cuándo me fumé mi primer porro; demasiado pronto, supongo. Pero sé cuándo me fumé el último: ayer por la noche, en la sobremesa de una agradabilísima cena con unos amigos. Era un hachís estupendo, aceitoso, de esos que se entregan solo con el calor de las yemas de los dedos, que todavía conservaba el aroma de la marihuana original y que se dejaba fumar sin asperezas ni arranques de tos, como un colonizador pacífico. Como acompañante perfecto, un Glenrothes con una piedra de hielo, un malta suave y equilibrado como solo saben hacerlo los escoceses. Placeres adultos, no hay queja.

Y caros. A más de diez euros el gramo. Yo no tengo mayores problemas. Reconvertido en consumidor lúdico y esporádico, hace tiempo que dejé atrás el trajín del trapicheo, de la búsqueda nerviosa en tugurios que seguramente de otra manera no habría necesitado conocer, del mercadeo con tipos capaces de venderte un trozo de goma a cambio de cien duros y que no admitían devoluciones ni hojas de reclamación. Qué desperdicio de tiempo y de vidas.

Eran otros días. Los fumadores de cannabis aún no contábamos con el movimiento asociacionista que se ha desarrollado después, con la lógica del consumidor que exige sus derechos. De la que se habla ahora es dela Asociación  arcelonesa Cannábica de Autoconsumo, formada por miles de consumidores adultos que defiende su derecho a cultivar la marihuana que fuman para no tener que someterse a las leyes del mercado negro ni al mundo de delincuencia que rodea todo lo ilegal.

Su proposición para cultivar de forma controlada unas hectáreas en el municipio tarraconense de Rasquera ha derivado en un circo mediático solo comprensible desde la hipocresía social. El ayuntamiento en cuestión ha presentado un plan de explotación, con sus análisis legales oportunos, sus previsiones de negocio en un momento crítico y con un referéndum en el que el 56% de sus habitantes votó afirmativamente. Todo con luz y taquígrafos. Fiscalía, Mossos d’Escuadra y el consejero catalán de Interior ya han puesto sus prejuicios manos a la obra.

Es el mismo consejero, por ejemplo, que ordenó reprimir con fiereza las manifestaciones de indignados y que ahora ha dado su apoyo entusiasta a la  amenaza del Ministerio de Interior de convertir en delito de terrorismo las movilizaciones convocadas a través de las redes sociales o incluso la resistencia pasiva. Pensamiento liberal, lo llaman.

Es el mismo consejero que estuvo presente en las recientes reuniones de los miembros de su Gobierno con un tal Sheldon Adelson, magnate del juego que proyecta construir en España lo que ya se conoce como Eurovegas. Cataluña está en dura pugna por el proyecto con otra de las comunidades  abanderadas del liberalismo patrio, Madrid. Se trata de un conglomerado de casinos, hoteles  y campos de golf que, según cuentan, va a descargar el maná eterno sobre la ciudad elegida. Y total, por nada: solo exige modificar el estatuto de los trabajadores, una exención total de impuestos, que le regalen todo el suelo público que considere preciso, que se cambien las leyes de extranjería, que se modifiquen las normas que impiden a los menores y a los ludópatas entrar en los casinos, que se haga la vista gorda sobre la prostitución, que se eliminen las medidas contra el tabaco y que se construyan con fondos públicos todo tipo de infraestructuras.

Es evidente por qué un tiburón como Adelson ha elegido España para proponer su idea: en cualquier otro país medianamente serio se le hubiera deportado de inmediato ante semejante envite. Pero nosotros somos así de acogedores y de liberales.

Está científicamente demostrado que el juego, por no hablar del mundo de delincuencia que suele florecer en estos hábitats, causa mucha más adicción  es un problema social infinitamente más destructivo que cualquier otro descrito en torno al consumo de cannabis.

Que, por otro lado, tiene su principal enemigo en el lobby de las grandes compañías farmaceúticas, que comercializan a precios de oro medicamentos derivados de la marihuana útiles para un montón de enfermedades, que se quedarían en nada si los enfermos tuvieran acceso sencillo y controlado al producto original.

Me temo que ya sé cómo va a acabar todo esto, porque en estos suelos no crece la planta del sentido común. Y lo que crece, nos lo fumamos.

 

Fuente ElProgreso

1 597 vistas

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

 

En 1982, Nancy Reagan lanzó formalmente el movimiento de prohibición posmoderno: la guerra contra la droga. Aunque iniciada bajo el presidente Richard Nixon, su infame discurso “Simplemente di no” enla Escuela Primaria Longfellow en Oakland, CA, estableció la guerra contra la droga como política nacional.

Su campaña trataba originalmente de encarar una serie de supuestos vicios juveniles, incluido el uso de alcohol y drogas, violencia entre pares y sexo prematrimonial. Sin embargo, astutos moralistas, hábiles políticos y oportunistas dentro del sistema policial-corporativo (el corolario interno al complejo militar-industrial del presidente Dwight Eisenhower), utilizaron el discurso para capturar una nueva vaca lechera de dinero contante y sonante: la guerra contra la droga.

Durante las tres últimas décadas, la guerra contra la droga resultó un fracaso cada vez peor. Comola Prohibiciónde los años veinte que puso de moda al sindicato moderno del crimen, esta “guerra” estableció un nuevo negocio de servicios para el capitalismo corporativo, el complejo prisión-industrial.

Aunque es imposible tabular los costes totales del uso de drogas en EE.UU., incluso los cálculos más conservadores son asombrosos. Millones de personas (algunos cálculos llegan a un 20% de la población) abusan regularmente o son adictos a “drogas”, sean legales o ilegales, sea un producto comercial o clandestino. Un cálculo estima los costes asociados con la adicción/abuso de drogas en “más de 484.000 millones de dólares por año”, lo que incluye los costes de vigilancia, atención sanitaria, crimen y pérdidas de ingresos.

En 2010, se calcula que el gobierno de EE.UU. gastó 15.000 millones de dólares en su infructuosa guerra contra la droga. Dos expertos académicos, Jeffrey Miron y Katherine Waldock, calculan que la “descriminalización” (es decir regulación) de drogas actualmente ilegales ahorraría aproximadamente 41.000 millones de dólares al año a los estadounidenses en gastos gubernamentales federales y estatales relacionados con la lucha antidroga.

En los años desde que la señora Reagan pronunció sus dudosas palabras, los costes totales de la guerra contra la droga se han calculado 1 billón [millón de millones] de dólares. Según un estudio publicado por Associated Press en 2010, el gasto de 1 billón de dólares cubre: esfuerzos fronterizos para interceptar el narcotráfico; guerras contra la droga en Afganistán, México y Colombia; arresto y enjuiciamiento de los que se encuentran en prisiones federales por trasgresiones relacionadas con la droga; arresto y enjuiciamiento de trasgresores no violentos en los ámbitos estatales y locales; y el mercadeo de mensajes al estilo de “Simplemente di no” a la juventud de EE.UU. y otros programas de abstinencia.

AP concluye su informe con la siguiente advertencia: “Este año, 25 millones de estadounidenses esnifarán, tragarán, se inyectarán y fumarán drogas ilícitas, cerca de 10 millones más que en 1970, y la mayor parte de esas drogas se importan de México”

[http://nevergetbusted.com/2010/articles/ap-us-drug-war-has-met-none-of-its-goals]

La línea entre lo legal y lo ilegal, como aquella entre lo moral y lo inmoral, o lo lícito y lo ilícito, es arbitraria. Es un terreno de conflicto social que cambia con el tiempo mediante la lucha popular. En cualquier un dado, la línea parece “fija” tanto por la autoridad moral como por la regulación legal formal y la práctica del mantenimiento del orden. Sin embargo, la apariencia de “fija” en la medida en que pueda serla, vale solo en el nombre.

La fracasada campaña de abstinencia que culminó en la aprobación de la 18ª Enmienda que estableció 13 años de Prohibición (y que fue revocada por la 21ª Enmienda) se deshizo después del crac del mercado bursátil de 1929. La actual “guerra contra la droga” se está deshaciendo. Su fracaso es evidente en los costes cada vez más elevados de su imposición, en los ámbitos federal, estatal y ciudadano, así como en los costes sociales y personales incurridos por los que sucumben a su droga preferida.

Parece que una proporción considerable de estadounidenses, sea una sola vez por placer o de un modo más continuo, han tomado una sustancia ilegal o tienen un familiar, amigo o vecino que ha sido arrestado debido a una falta relacionada con la droga (incluidos actos relacionados con el alcohol). Esta percepción común subyace al esfuerzo a escala nacional por establecer una nueva política relacionada con la droga, que comience por la base. Se define por los esfuerzos para legalizar las clínicas medicinales de marihuana (que ahora son legales en 16 Estados y en el Distrito de Columbia) y legalizar drogas “blandas” como la marihuana y algunas drogas fiesteras (por ejemplo LSD). Después de las crisis fiscales enfrentadas por muchos Estados, hubo una iniciativa para reducir la población carcelaria no violenta, particularmente la de los arrestados por faltas no violentas relacionadas con la droga.

Después dela Gran Depresión, EE.UU. terminó conla Prohibición, una campaña moralista impracticable y costosa disfrazada de política pública. (La iglesia había tomado el control del Estado, imponiendo su creencia en la abstinencia como política nacional.) A medida que las presiones económicas y sociales aumenten después dela Gran Recesión, probablemente habrá un aumento significativo de toda clase de consumo de drogas en toda la nación. Ojalá esto conduzca a una reconsideración de la fracasada “guerra contra la droga”. Esperemos que sea así.

* * *

EE.UU. es una nación drogada. Para apreciar la enormidad del uso de drogas, hay que reconocer el alcance de su consumo. El primer paso de este proceso es renunciar a la ficción que separa lo legal de lo ilegal, lo regulado de lo no regulado y las drogas vendidas legalmente sobre el mostrador de las clandestinas. Un segundo paso es delimitar el mundo laberíntico de las drogas de las que se abusa y/o adictivas y ver cómo saturan la vida social.

Ken Liska, en Drugs and the Human Body [Drogas y el cuerpo humano] define una droga como “cualquier sustancia que cambia o realza alguna función física o psicológica del cuerpo”.

La siguiente visión general del consumo de drogas en EE.UU. es necesariamente superficial, y bosqueja las fronteras de este submundo (en un sentido de cine negro de los años cincuenta). La información se ha extraido sobre todo de fuentes federales, incluidala Oficina Nacionalde Política de Control dela Drogadela Casa Blanca, el Instituto Nacional sobre Abuso dela Droga(NIDA, por sus siglas en inglés), el Instituto Nacional de Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) y los Centros para Control de Enfermedades (CDC).

“Drogas” legales no reguladas

Hoy en día, el café, el azúcar y el chocolate son productos ampliamente disfrutados que algunos consideran “drogas” dañinas. Muchos, muchos estadounidenses no se pueden imaginar el comienzo del día sin esa primera taza de café, mezclada con una dosis generosa de azúcar y complementada con un delicioso donut de chocolate.

Café

Una de las primeras “drogas” que se apoderaron de Occidente fue el café, introducido a Europa en 1645. En Inglaterra, por ejemplo, los cafés florecieron y sirvieron como los “bares ilegales” de la época, embriagando a la nueva clase mercantil. Durante el siglo siguiente, los esfuerzos de los que detentaban el poder por cerrar esas casas de mala reputación se rechazaron repetidamente. El ingrediente activo del café, la cafeína, un estimulante psicoactivo, no se identificó hasta 1820. Entre 2001 y 2004, unos 267 casos de sobredosis de cafeína terminaron en visitas a urgencias. Aunque las autoridades médicas no mencionan la cafeína como una droga adictiva, algunos grupos religiosos cristianos lo hacen y alientan a sus miembros a evitarla.

Azúcar

El consumo de café es apoyado por otra sustancia que a menudo se afirma que es adictiva, el azúcar. El azúcar ha estado en Occidente desde las Cruzadas, traído de vuelta de Tierra Santa como nuevo condimento. En EE.UU. el azúcar se considera un alimento, pero no tiene valor nutritivo. Sin embargo, la abstinencia del azúcar puede ser tan difícil como reducir el café o el alcohol. Muchos advierten de que la gente no puede satisfacerse sin el azúcar suficiente y su falta hace que las personas se vuelvan hiperirritables. La investigación muestra que el azúcar afecta a opioides y dopamina en el cerebro, y por lo tanto puede ser adictiva. Algunos investigadores han establecido que los adictos a la cocaína y a la metanfetamina toman mucho azúcar.

Chocolate

Mientras Colón llevó por primera vez granos de cacao a Europa, Cortés lo popularizó en España en los años veinte del Siglo XVI; un siglo más tarde se propagó al resto de Europa. El chocolate, junto con otros alimentos dulces y de alto contenido en grasa, libera serotonina, que hace que la gente se sienta más feliz. Los productos de cacao contienen alcaloides neuroactivos comunes al vino, la cerveza y las bebidas alcohólicas. Actualmente a muchas personas, sobre todo mujeres, se les llama “chocohólicas” y cuando las privan de su “droga” preferida, sufren síntomas de abstinencia, incluyendo desorden afectivo estacional (SAD) y síndrome pre-menstrual.

Drogas legales reguladas

Otras tres drogas legales: alcohol, tabaco y medicamentos que requieren receta, son regulados en diversos grados por Estados individuales, localidades y/o el gobierno federal de EE.UU.

Alcohol

El alcohol, como el tabaco, es un producto de consumo vendido sobre el mostrador y regulado sobre todo según la edad del comprador. Con la revocación dela Prohibiciónen 1933, el alcohol se convirtió en una inmensa industria. Según la asociación mercantil de la industria del alcohol: “la industria de las bebidas alcohólicas de EE.UU. contribuyó casi 382.000 millones de dólares a la actividad económica total de EE.UU. en2007”. (“Contribuyó” incluye salarios, impuestos y una categoría nebulosa bautizada “actividad económica” parece significar ventas.) Su legalidad está asociada con un importante coste social.

El alcohol etílico (o etanol) es el ingrediente intoxicante encontrado en la cerveza, el vino y los licores. Una bebida estándar contiene17 gramosde etanol puro; esto equivale a340 gramosde cerveza,228 gramosde licor de malta,142 gramosde vino, o42,5 gramos(un “trago”) de licor destilado de 40%.

En 2009, un 52% de los estadounidenses de 12 años y más son considerados bebedores regulares, que consumieron alcohol por lo menos una vez en los 30 días antes del sondeo. Más revelador es que los datos federales muestran que un 24% de los bebedores se habían atiborrado (5 tragos o más en 2 horas) y un 7% bebía considerablemente (más de 5 tragos en más de 5 ocasiones).* Sin embargo, el consumo de alcohol per cápita ha disminuido más de un 12% durante las tres últimas  décadas, a8,7 litrosen 2007 de10 litrosen 1977.

Desde 1982, la cantidad de accidentes relacionados con el alcohol en el tránsito se ha reducida a casi la mitad: en 2008, murieron 13.846 personas en choques debidos a conductores ebrios en comparación con 26.173 en 1982. Reflejando la disminución de accidentes por conducción en estado de ebriedad, la tasa de conducción en estado de ebriedad para el período 2006-2009 se calcula en 13,2%, en comparación con 14,6% del período 2002-2005.

En 2008, un 70% de las 189.000 visitas a urgencias calculadas relacionadas con el alcohol hechas por pacientes entre 12 y 20 años tuvieron que ver solo con alcohol; un 30% tuvo que ver con alcohol en combinación con otras drogas. Entre 1975 y 2005, las muertes debidas a cirrosis se han mantenido relativamente constantes en 12.900 muertes por año.

[*Datos extraídos del Estudio Nacional sobre Uso de Drogas y Salud en www.samhsa.gov]

Tabaco

Los cigarrillos han perdido (casi) su atractivo. De los estadounidenses de 18 años y más, se estima que 46 millones todavía fuman cigarrillos. Fumar es más común entre hombres (24%) que mujeres (18%). En EE.UU., el consumo de cigarrillos es la principal causa de muertes prevenibles, con 443.000 muertes aproximadamente (o sea 1 de cada 5 muertes) por año.

En el casi medio siglo desde que el Ministro de Salud de EE.UU. publicó un informe que vincula fumar con el cáncer en1964, hahabido una disminuación drástica del número de fumadores. Desde 1998 las ventas de tabaco bajaron un 2% por año; desde2000 hahabido una disminución de un 18% en la cantidad de cajetillas vendidas: Se vendieron 17.400 millones de cajetillas frente a los 21.100 millones en 2000.

Sin embargo,esto ha tenido lugar junto a un significativo aumento en la cantidad de “equivalentes de cajetillas de cigarrillos” (CPEs), productos de nicotina que no son cigarrillos, totalizando 1.100 millones de CPEs. Estos incluyen: 714 millones de rapé, 256 millones de tabaco de liar y 130 millones de pequeños cigarros.

Medicamentos con receta

Se requiere la receta de un médico para comprar “legalmente” una droga médica farmacéutica. En 2009, 16 millones de estadounidenses de 12 y más años habían recibido un analgésico, tranquilizante, estimulante o sedativos con receta para propósitos no médicos por lo menos una vez en el año anterior. Desde2004 a2008, los incidentes registrados de sobredosis de drogas con receta fueron más del doble, llegando a 305.885 desde 144.644.

Entre los principales medicamentos con receta de los que se abusa están: opioides (para el dolor), sedativos (para desórdenes de ansiedad y sueño) y estimulantes (para ADHD [trastorno de hiperactividad con déficit de atención] y narcolepsia). Los opioides incluyen OxyContin, Vicodin y Percocet; los sedativos o tranquilizantes incluyen barbitúricos como pentobarbital sódico (por ejemplo Nembutal) y benzodiacepinas como diazepam (también conocido como Valium) y alprazolam (es decir Xanax); y los estimulantes incluyen dextroanfetamina (por ejemplo Dexedrine), metilfenidato (por ejemplo Ritalin y Concerta) y anfetaminas (por ejemplo Adderall).

Respecto a los antidepresivos, en 2008, los adolescentes hicieron 23.124 visitas a urgencias por intentos de suicidios relacionados con drogas, y jóvenes adultos hicieron 38.036 visitas semejantes; de estas visitas, un 23% de los adolescentes y un 18% de los jóvenes adultos lo hicieron por sobredosis con un antidepresivo.

Desde1998, hahabido un aumento significativo en la admisión a hospitales de tranquilizantes de benzodiacepinas como Valium y Xanax. Mientras las admisiones a hospitales por reacciones ante sedativos aumentaron un 11% entre 1998 y 2008, las admisiones relacionadas con benzodiacepina se casi triplicaron.

Los esteroides con receta, que aumentan la masa muscular y que pueden recetarse para condiciones de destrucción de músculos como cáncer y SIDA, también están sujetos a abuso por parte de atletas y no atletas. Más a menudo, se toman para mejorar la apariencia del usuario o su rendimiento. ¡Buena suerte!

El Fiscal General de Washington, Rob McKenna, entre un número creciente de oficiales estatales y federales de mantenimiento del orden, ha calificado el aumento de las drogas con receta de “epidemia”. Los datos federales muestran que entre los jóvenes de entre 12 y 17 años, las drogas con receta se han convertido en la segunda droga ilegal de la que más se abusa, después de la marihuana. Los adolescentes informan de que obtienen las drogas de los botiquines de sus padres, de recetas de otra gente y que se “consiguen por doquier”.

Drogas ilegales no reguladas

Estas drogas representan lo que se conoce como drogas “duras” de las que se abusa fácilmente y seriamente adictivas. Incluyen cocaína, heroína y marihuana; muchos consideran la marihuana como una droga “blanda”, como el alcohol y que debería legalizarse y regularse su venta como la del tabaco.

Cocaína

La cocaína, también conocida como coca, nieve y paco, es un poderoso estimulante que se puede esnifar, inyectar o fumar; el crack es polvo de cocaína clorhidrato procesado para formar un cristal de roca que después se fuma. La cocaína hace que la gente se sienta eufórica y activa; sin embargo, aumenta la presión de la sangre y la frecuencia cardíaca, provocando frecuentemente ataques cardíacos, apoplejía y espasmos. En 2009, 4,8 millones de estadounidenses de 12 años y más abudaron de la cocaína de alguna forma y 1 millón abudaron del crack por lo menos una vez en el año anterior.

Heroína

La heroína, también conocida como H, “caballo”, “potro”, “jaco”, “reina” “dama blanca” y “chiva”, es la más dura de las drogas “duras”. Procesada a partir de la morfina, se presenta usualmente como un polvo blanco o marrón o como una sustancia negra, pegajosa. Fumar o esnifar heroína provoca euforia; sin embargo inhibe la respiración, por lo tanto, una sobredosis puede ser fatal. En 2009, 605.000 estadounidenses de 12 años y más habían abusado de la heroína por lo menos una vez en el año anterior.

Marihuana

La marihuana, derivada de las partes secadas de la planta de cáñamo Cannabis sativa, es la droga ilegal que se utiliza más comúnmente en EE.UU. En 2009, 28,5 millones de estadounidenses de 12 años o más habían fumado marihuana por lo menos una vez durante el año anterior. Conocida como maría o hierba, al fumarla produce euforia, a menudo distorsiona la percepción, la memoria y el pensamiento linear convencional. Uno se siente en las nubes.

Drogas de diseño

Drogas de diseño no reguladas

Estas drogas componen lo que se conoce como drogas “de fiesta”, tomadas en bares, clubes nocturnos y conciertos; es inclu más fácil abusar de ellas y pueden llevar a un abuso serio. Aunque los visitantes de clubes pueden tomar cocaína, heroína y marihuana para realzar una juerga, ha aparecido una cantidad de drogas especializadas diseñadas para pasar un buen rato. Incluyen el LSD (también conocido como ácido) MDMA (éxtasis) y PCP (fenciclidina –“polvo de ángel”) así como Rohypnol (rufi o “pérdida del olvido”), GHB (éxtasis líquido) y ketamine (también llamado K especial, vitamina K, jet). Y también existe metanfetamina que está realmente en una categoría propia.

LSD

El ácido se hizo popular durante los psicodélicos años sesenta, alterando percepciones e invocando un mundo de alucinaciones. Los “viajes” ácidos pueden durar unas 12 horas y, para algunos, dan alas a un placer enorme, para otros a aterradoras falsas ilusiones. En 2009, 779.000 estadounidenses de 12 años y más habían abusado LSD por lo menos una vez en el año anterior.

MDMA

MDMA (metilendioximetanfetamina), más conocida como éxtasis, es un estimulante sintético con propiedades psicoactivas. En 2009, 2,8 millones de estadounidenses de 12 años y más habían abusado MDMA por lo menos una vez en el año anterior. Más inquietante aún, un estudio de NIDA en 2010 estableció que un 4,5% de los alumnos de duodécimo grado habían usado MDMA por lo menos una vez en el año anterior.

PCP

PCP (fenciclidina) es una droga sintética conocida popularmente como polvo de ángel, ozono, polvo de la paz, hierba mala; puede esnifarse, fumarse o comerse. Es una droga “disociativa”, que distorsiona percepciones de vista y sonido. Sin embargo, numerosos usuarios se quejan de desagradables efectos psicológicos que imitan la esquizofrenia, incluidas falsas ilusiones, alucinaciones y extrema ansiedad. En 2009, 122.000 estadounidenses de 12 años y más habían abusado del PCP por lo menos una vez en el año anterior.

Metanfetamina

La metanfetamina es un estimulante muy adictivo que posee una variedad de nombres usuales, incluidos meth, speed, tiza, hielo, cristal y vidrio. Más revelador, ha llegado a ser conocida como el crack de los blancos y es muy tóxica para el sistema nervioso central. En 2009, 1,2 millones de estadounidenses de 12 años y más habían abusado de la metanfetamina por lo menos una vez en el año anterior.

* * *

La abstinencia se impuso en la nación en 1920 y se revocó en 1933; la 18ª Enmienda que establecióla Prohibiciónes la única Enmienda que se ha revocado. A principios del Siglo XX, los estadounidenses se desgarraban por la buena Coca-Cola. Propuesta originalmente como una medicina patentada, Coke contuvo en otra época lo que se estima como nueve milígramos de cocaína por vaso. Al llegar los años veinte, habían sacado la coca, pero la cafeína otorgó una sacudida a la bebida.

En 1937, solo cuatro años después de la aprobación de la 21ª Enmienda que revocóla Prohibición, el Congreso aprobóla Leyde Impuesto ala Marihuana. Durantelos años treinta, el cáñamo era muy popular y lucrativo, utilizado para una variedad de propósitos comerciales, incluido el tipo que se fuma.La Leytrató de obtener ingresos tributarios muy necesarios para el gobierno federal sin ilegalizar la producción y el consumo de marihuana.

En 1970, el presidente Nixon abogó porla Leyde Sustancias Controladas que invalidóla Ley Marihuanae inició la guerra contra la droga. En un discurso de 1970, declaró: “Esta nación enfrenta una crisis importante debido al creciente uso de drogas, en particular entre nuestros jóvenes”. Un año después, aumentó las apuestas: “El enemigo Nº 1 de EE.UU. es el abuso de drogas. A fin de combatir y derrotar a este enemigo, es necesario librar una ofensiva nueva, total.” Había comenzado la guerra de EE.UU. contra el “terrorismo interior”.

Ahora, cuatro décadas después, las fuerzas del orden moral, asociadas al complejo policial-corporativo, se han tragado 1 billón de dólares y han dejado detrás un segundo movimiento fracasado de abstinencia: la “guerra contra la droga”. Esos oportunistas de la droga han dejado tras ellos vidas arruinadas. Una cantidad desconocida de cuerpos muertos relacionados con la droga y vidas destruidas ensucia el paisaje nacional.

En el ámbito nacional, el abuso de drogas con receta mata más gente que la cocaína y el crack en los años ochenta y la heroína en los setenta en conjunto. Ahora, cuandola Gran Recesión comienza a extenderse a (me atrevo a decir) una posible segunda Gran Depresión, la realidad financiera puede obligar a los que están en el poder (sean moralistas, políticos, policías o codiciosos artistas embaucadores corporativos que ordeñan el timo de la droga) a que abandonen el modo de pensar prohibicionista que ha imperado desde Nixon.

Es posible que el abuso de drogas legalmente reguladas e ilegales aumente a medida quela Gran Recesión se prolonga y la miseria se intensifica. Es hora de repensar la fracasada política de la droga de EE.UU. Preparémonos para el próximo tsunami de la droga.

Se puede contactar a David Rosen en drosennyc@verizon.net.

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Fuente: http://www.counterpunch.org/2011/09/02/drugged-out-america/

rCR

Fuente Rebelion

0 20.017 vistas

El reporte anual sobre drogas de la ONU arroja todo tipo de estadísticas sobre el consumo de cannabis; Japón es el lugar más caro para comprar marihuana; Togo el más barato

Seguimos con nuestra síntesis del reporte anual de drogas de la ONU 2011. En el menú de hoy tenemos estadísticas del cannabis (ver cocaína), tráfico y consumo en el mundo. Según la ONU, entre el 2.8% y el 4.3% de la población mundial entre 15 y 64 años consume marihuana, la droga ilegal más popular del mundo.

África, después de Oceanía, es el continente que más cannabis consume en promedio, siendo Nigeria, con el 14.3% de la población entre 15 y 64 años, el país donde más fuman cannabis en Motherland (aunque hay varios países de los que no se tiene estadísticas)

Los países del Caribe son especialmente asiduos al cannabis: Granada, Antigua y Barbuda, Dominica y Saint Kitts y Nevis superan el 10% y Jamaica está apenas abajo, ya que el 9.9% de los jamaicanos fuman ganja.

Norteamérica tiene en Canadá, con 12.6%, y en Estados Unidos, con 13.7%,  a dos de los países que más consumen cannabis en el mundo, sin embargo, México, el país donde más se decomisa marihuana en el mundo, según las últimas cifras no supera el 3% de consumo de cannabis entre su población de 15-64 años (aunque la tendencia va a la alza, de acuerdo con la ONU).

En Sudamérica es Argentina, sorpresivamente, el país en el que más porcentaje de la población consume cannabis con cerca del 8%.

En Europa es la República Checa con el 15.2% el líder en consumo de cannabis, seguido de Italia y Andorra con el 14.6% y España en cuarto lugar con el 10.6%.

Si en realidad lo que estás buscando es un lugar fraternal para fumar marihuana entonces debes de dirigirte a la República de Palaos, en el Océano Pacífico, donde el 24.2% de la población entre 15 y 64 años consume cannabis. O, si lo prefieres, el segundo lugar en el mundo también se encuentra en Oceanía: las Islas Mariana con un 22.2%. Para rematar, Australia con el 10.6% y Nueva Zelanda con el 14.6% hacen de Oceanía el continente con más consumidores de marihuana proporcionalmente a su población.

Asia es el continente que menos cannabis consume en relación a sus habitantes, sin embargo, Guam logra colarse en el pódium mundial con el 18.4% de su población. Israel es el primer lugar en el Medio Oriente con el 8.9% de su población.

Japón es el lugar más caro para comprar marihuana. Togo, India, Guatemala y Tanzania son los países en los que es más barato comprar ganja.

Los jóvenes de Chile son los que más fuman en Centro y Sudámerica, sin embargo,  promediando a los adultos es Belice y después Argentina los países que más consumen cannabis en esta zona.

Centroamérica, Sudámerica y el Caribe (proporcionalmente a la potencia) es la región donde es más barata la marihuana en el mundo, seguida de África.

Portugal, España, Francia y Malta: los países europeos donde el hachís es más barato (proporcionalmente a la potencia).

El cannabis es la droga más popular en la mayoría del mundo. Solo China, algunos países de África, del Medio Oriente y del Este de Europa prefieren otra droga ilegal.

Rusia, Suecia, Polonia, Uruguay, Paraguay, Ecuador, México: países en donde, según los expertos, está incrementándose el consumo de cannabis.

México, Estados Unidos, Marruecos, Colombia, India y Brasil son los países que más decomisan hierba de cannabis (marihuana) en el mundo.

España, Marruecos y Pakistán, los tres países que más decomisan resina de cannabis (generalmente hachís) en el mundo.

Estados Unidos, Canadá, Argentina, Sudáfrica, Rusia, Europa Central y Escandinavia, Japón, Asutralia, Nueva Zelanda, algunos de los países que cultivan marihuana casera.

 

Fuente Pijamasurf