Buscar

malta - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 78 vistas

Malta ha cambiado de rumbo en los últimos meses con el asunto del cannabis medicinal y este año la escena en el terreno cambiará. Aún con planes provisionales para un mercado comercial restringido y regulado, y tramitándose la legislación para esta nueva industria del cannabis medicinal, estos serían algunos de los principales cambios para la industria de la marihuana de Malta.

La ley de marihuana medicinal ya ha pasado su segunda lectura

El Parlamento ha aprobado esta semana la segunda lectura del proyecto de ley del cannabis medicinal. El proyecto de ley enmienda la ley actual que permite su uso medicinal no fumable en Malta.

El Viceprimer Ministro y Ministro de Salud, Chris Fearne, estoy “feliz de ver que hay consenso sobre este tema”.

Los médicos de Malta registrados en el Consejo Médico de Malta pueden recetar cannabis medicinal, a diferencia del sistema actual donde solo un puñado de médicos aprobados por el gobierno pueden recetar.

También dijo que pacientes, médicos y farmacéuticos también estaban de acuerdo con que el cannabis medicinal esté disponible en Malta.

Habrá un control como de otros medicamentos y el Superintendente de Salud tendrá un registro con las prescripciones, cantidades, dosis y tiempo que el paciente lo toma, entre otras cuestiones. Después de la próxima lectura del proyecto de ley, que será la última, el gobierno emitirá la guía para que médicos conozcan cómo funcionará el nuevo sistema.

El gobierno también emitirá una guía para los importadores explicando cómo funcionará el sistema de importación.

Los fabricantes de marihuana medicinal finalmente tienen pautas para trabajar

La legislación que prevé la producción de cannabis para uso medicinal finalmente se ha publicado y establece el marco que los fabricantes deben cumplir.

Las empresas de Malta podrán fabricar y exportar a Europa

No solo se va a permitir que las empresas produzcan cannabis medicinal en Malta, también podrán exportar el producto al resto de naciones europeas donde sea legal.  Con estas medidas se busca que la industria del cannabis medicinal en la isla “coja fuelle”.

La primera gran empresa de cannabis pone su mira en Malta

La empresa canadiense Nuuvera, adquirida hace poco por Aphria por € 538 millones, se convertirá en una gran compañía de cannabis a nivel mundial, y se instalará en la isla a medida que las leyes se abran a la producción.

Quieren crear un laboratorio mejorado en la isla y que sea parte de su expansión comercial europea. Nuuvera y los posibles socios malteses crearan una empresa conjunta bajo su control, y que a su vez buscará adquirir este laboratorio certificado por GMP.

“Nuuvera ha desarrollado estrategias para expandirse en varios mercados extranjeros de cannabis, incluidos Alemania, Israel, Italia y Malta. Tiene la intención de concentrarse en insumos de alta calidad y bajo costo y construir laboratorios certificados por GMP para crear productos y formulaciones para su distribución a los mercados locales y globales “.

Si Nuuvera posiblemente se convertirá en una de las primeras compañías en Malta con licencia para importar/exportar productos medicinales de cannabis así como cultivar y producir en la isla.

“Esto ayudaría a obtener la certificación GMP de la planta de producción local de acuerdo con los estándares de la Unión Europea, estableciendo un laboratorio certificado para exportar productos de cannabis a otros mercados de la UE”, dijo la empresa.

El cambio en Malta es parte de un cambio regional

Malta sigue el ritmo de otros países euro-mediterráneos que comienzan a relajar sus leyes sobre el cannabis también.

España y con Barcelona de punta de lanza, ha encabezado un sistema de “clubes sociales” que está haciendo bastante bien y que puede empalidecer a Holanda en los próximos años. Italia lentamente también está abriendo su industria del cannabis medicinal, con últimamente aperturas de dispensarios médicos con productos fumables en ciudades como Turín.

0 55 vistas

El gobierno de Malta presenta la primera lectura de un proyecto de ley para regular la fabricación de cannabis medicinal en la isla

El ministro de Economía, Chris Cardona, presentó esta semana la primera lectura de un proyecto de ley que regiría la fabricación de cannabis medicinal en Malta.

Hablando en el parlamento el mes pasado , el ministro de Salud, Chris Fearne, dijo que además de facilitar la disponibilidad de cannabis medicinal en el país, el gobierno también buscaría la forma en que los “individuos serios” puedan obtener licencias para fabricar productos de cannabis en la isla.

También dijo que la medida serviría para hacer bajar los precios del cannabis medicinal para nuestros ciudadanos.

Las enmiendas a la Dependencia de Drogas (tratamiento, no encarcelamiento) comenzaron a debatirse el mes pasado, y Fearne afirmó que esperaba que los cambios entrasen en vigor para principios del mes de  febrero.

El Gobierno no quiere quedarse fuera de la carrera en la industria del cannabis medicinal que se esta produciendo en Europa y en el resto del mundo. La producción de cannabis medicinal en la isla ayudará a que los pacientes malteses puedan conseguir, mas fácilmente y a un precio más competitivo, el cannabis medicinal y sus productos derivados.

0 84 vistas

El gabinete aprobó legalizar y producir el cannabis en Malta dando así paso al comienzo de la legalización

El gabinete de Malta aprobó una ley que permite el uso de productos medicinales de cannabis en Malta, anunció el primer ministro Joseph Muscat en una reunión en Santa Venera.

Esta ley aprobada ahora irá al Parlamento para ser debatida por ambos lados del hemiciclo.

Un cambio importante que propone esta ley aprobada es que todos los médicos podrán recetar cannabis medicinal a sus pacientes.

Tal como está la ley hoy, solo los especialistas pueden recetar cannabis medicinal, y en realidad, muy pocas personas han podido recetarlo con éxito en Malta, lo que hace que el cannabis medicinal sea legal en teoría pero inaccesible en la práctica.

La nueva ley hará que sea mucho más fácil para los pacientes acceder al medicamento.

“El gabinete ha aprobado enmiendas legales para ayudar a las personas que padecen enfermedades como el cáncer, que hasta ahora han tenido que saltar por los aros para hacerse con este medicamento hecho con extractos de marihuana”, dijo Joseph Muscat.

Este anuncio fue recibido online con elogios, especialmente de las personas mayores que han esperado desde hace mucho tiempo que el cannabis medicinal sea accesible en Malta.

Joseph Muscat presentó una visión económica para la industria del cannabis medicinal en Malta, diciendo que quería que Malta se convirtiera en un centro europeo donde la venta de productos medicinales de cannabis no solo se comercialicen sino que también se produzcan. Dijo que este es un paso adelante que toda Europa está discutiendo en este momento.

También dijo que las empresas de todo el mundo estaban buscando formas de llegar a Europa y basar sus operaciones aquí, y que Malta debería poder recibirlas no “con miedo, sino con pensamiento, visión y regulación”.

Los productos médicos en cuestión incluirían los preparados médicinales, como aceites, jarabes o extractos, y no la propia flor en sí, y no se analiza si el producto real se cultivará en Malta o no.

Los planes para que Malta comience a producir productos medicinales de cannabis han sido presentados por otras organizaciones maltesas, como  el Informe de Política Social de ELSA  sobre Legalización del Cannabis o el Manifiesto ReLeaf, pero es la primera vez en la historia de la nación que un gobierno discute activamente la producción de productos relacionados con el cannabis en la isla.

El gobierno debatirá sobre el cannabis medicinal en los próximos meses, antes de discutir la legalización del cannabis recreativo en discusiones separadas.

0 86 vistas

Malta.- El cursillo gratuito y semanal de Andrew Agius estará destinado a educar sobre el cannabis a los ciudadanos malteses.

Un médico de familia maltés que hace campaña por un suavizamiento de las leyes sobre la marihuana medicinal comenzará a ofrecer clases gratuitas de cannabis al público en general a partir del próximo viernes.

El objetivo de Andrew Agius es educar al público sobre hechos del cannabis tanto médicos como recreativos mediante la presentación de estudios basados ​​en las evidencias y testimonios de profesionales médicos.

El curso se llama “Kannatalim“, una fusión de las palabras maltesas kannabis (cannabis) y taghlim (educación).

Las clases de una hora se llevarán a cabo todos los viernes, rotando la ubicación cada semana entre Agius ‘Clinica del Dolor en Paola y el Centro de Vida Pura en Sliema, dirigido por Trevor Diacono. Estos cursillos en Paola se darán en idioma maltés, mientras que los de Sliema se harán en inglés.

La primera lección dará comienzo el 1 de septiembre a las 3 pm en la Clínica del Dolor, y será una introducción general al tema y a la especial situación legal en Malta. La clínica sólo puede acomodar a diez invitados, pero el curso se transmitirá en vivo en su página de Facebook.

Agius invitará a una variedad de oradores a las clases, dependiendo del tema de ese día. Los primeros oradores ya programados serán el psiquiatra Anton Grech y el neurocientista Prof. Giuseppe Di Giovanni.

0 76 vistas

El Partido Nacionalista también esta a favor de un debate informado sobre la regularización de la marihuana en Malta.

El primer ministro Joseph Muscat, dijo que si es reelegido propiciará un “debate nacional” sobre la legalización del cannabis en Malta. También en Pjazza on ONE dijo que abriría las conversaciones sobre la posibilidad de legalizar el uso del cannabis.

Los exponentes de la legalización del cannabis argumentan que los consumidores no deben ser tratados como criminales.

El Grupo de Trabajo del Gobierno ya introdujo una reforma en la ley de drogas que despenalizaba el consumo de cannabis, a través de la cual los usuarios ya no se enfrentarían a un proceso penal.  Aunque la marihuana sigue siendo ilegal en las islas.

El Dr. Muscat dijo que no quería barrer el problema debajo de la alfombra. Países como Canadá y Portugal, así como partes de los Estados Unidos, ya habían legalizado el cannabis y dijo que quería abordar de frente esta cuestión en Malta.

“Estoy preocupado por la idea de que mis hijos experimenten con las drogas, pero al mismo tiempo entiendo que el mantenimiento de su situación ilegal favorece a los traficantes”, dijo.

En reacción a los comentarios del Dr. Muscat, el líder del PN Simon Busuttil dijo que estaba a favor de una discusión informada en base a la investigación científica sobre la regularización del uso de la marihuana recreativa.

“Estos asuntos son sensibles para todos los padres que de forma natural están preocupados y por lo tanto es importante que lo hagamos bien”, dijo.

Esta cuestión sobre otra mirada legal con el cannabis también fue apoyada por la líder Marlene Farrugia del Partit de Demokratiku.

También el líder adjunto del PN, Beppe Fenech Adami, llamó a una discusión madura y seria sobre la legalización del cannabis.

0 186 vistas

El cultivo de cannabis en Malta para uso personal podría dar lugar a sanciones menos duras si el gobierno acepta una recomendación que se dice que se está “considerando activamente”.

Alguien pillado cultivando mas de una planta de cannabis en Malta, en la actualidad se enfrenta a una pena de cárcel obligatoria. Pero la Magistrada Natasha Sciberras – encarga de la mayor parte de los casos de drogas en la isla – dijo que debería haber una mayor cantidad en el número de plantas una vez que es evidente que el cultivo es para uso personal. Esto podría significar que el cultivo de más de una planta podría ser considerado para uso personal y por lo tanto no daría lugar a una pena de cárcel obligatoria.

La opción surgió durante la discusión en el foro organizado por el Ministerio de Justicia la semana pasada. De acuerdo con un artículo de Orizzont, todos los presentes en el foro estuvieron de acuerdo con la necesidad de que la ley sea más refinada, incluida la policía, el presidente de la Junta de Rehabilitación, el Comisionado de Justicia, el Fiscal General y los representantes de Cáritas Malta, Sedqa y Fundación Oasi.

El ministro de Justicia Owen Bonnici dijo a Lovin Malta, que el gobierno estaba “considerando activamente” este tema como parte de su perfeccionamiento constante de la reforma de las leyes de drogas.

El juez dice que también se recomienda que haya una mejor distinción entre los que trafican con drogas con regularidad y aquellos que comparten una pequeña cantidad de drogas con sus amigos. Compartir todavía se considera tráfico y como resultado envío a prisión automáticamente, de acuerdo con la ley actual.
Así que esperar un segundo cannabis, está creciendo legal?

Malta despenalizó la posesión de cannabis en el 2015. Si bien no es todavía técnicamente legal , la posesión de cannabis de hasta 3,5 gramos sólo resulta en una multa de entre 50 € y 100 € y los usuarios no acuden al juzgado (a pesar de que la policía puede detenerlo durante un máximo de 48 horas para extraer información sobre traficantes).

El cultivo de cannabis podría ser una causa para ir a los juzgados, pero si sólo tiene una planta y se puede convencer al tribunal de que era para su uso personal, la pena de prisión obligatoria no es aplicable. Esto es lo que la ley dice en realidad:

7. Una persona declarada culpable de cultivo de plantas de cannabis en una pequeña cantidad que no exceda de una planta, y en circunstancias en que el tribunal está convencido de que ese cultivo era para uso personal, no podrá ser castigado con una pena obligatoria de cárcel o por la exclusión de la aplicación de una orden de libertad condicional o de suspensión de una pena de prisión prevista en las leyes de drogas.

Traducción: Es ilegal cultivar marihuana, pero si sólo tiene una planta y puede convencer al tribunal de que es para su propio uso personal, no irá a la cárcel o conseguirá que se suspenda su sentencia. Presumiblemente, se obtendrá una multa. 

Y si la propuesta es aceptada, esto se aplicaría a más de una planta.

2 242 vistas

Un hombre que ha cultivado cannabis para ayudarse a dormir ha sido condenado a 20 meses de prisión en Malta

Un padre de dos hijos acaba de ser encarcelado durante 20 meses debido a que fue capturado creciendo su propio cannabis … hace seis años.

Walter Desira dijo a la justicia que fumó cannabis para ayudarse a dormir porque se desvelaba por el consumo de medicamentos prescritos que tomaba para tratar una problema de su salud. Después de pasar algún tiempo comprando cannabis de un traficante en la ciudad maltesa de Qormi, Desira decidió cultivar la planta para sí mismo.

“El tribunal aceptó su declaración de que nunca regaló ni vendió marihuana a cualquier otra persona”

A pesar de que fue capturado con 14 macetas, el tribunal aceptó su declaración de que nunca dio ni vendió marihuana a cualquier otra persona. El juez retiró los cargos por tráfico después de aceptar que no había evidencias para contrarrestar sus afirmaciones.

El tribunal también notó algo más, Walter Desira había dejado de fumar para salvar su matrimonio, después de que su esposa se pusiese firme.

“Tomando nota de que el hombre parecía haber cambiado su camino después de un período difícil de su vida, el tribunal le impuso un castigo cercano al mínimo,” escribió el MaltaToday.

Aunque el mínimo todavía significa que después de seis años, Walter Desira ahora debe pasar 20 meses lejos de su familia en la cárcel y pagar una multa de 3.000 €. La falta cometida, auto medicarse con cannabis durante un tiempo.

0 100 vistas

CannaTech 2018 convertirá a la capital israelí, Tel Aviv, en la capital global de la I+D del cannabis, los días 19 y 20 de marzo.

Los más destacados expertos internacionales en cannabis medicinal de todo el mundo hablarán en el reconocido CannaTech Innovation Summit de Israel. Este encuentro se celebrará los días 19 y 20 de marzo en Tel Aviv (Israel), la capital mundial del cannabis medicinal.

Innovadores científicos e investigadores israelíes, expertos en alta tecnología y emprendedores de ‘Start-Up Nation’ están generando sinergias a partir de sus conocimientos y habilidades junto con otros líderes mundiales de la industria para desarrollar una experiencia de vanguardia que se mostrará en la reunión internacional más importante de este tipo. También se celebrará una gira VIP especial el 21 de marzo.

Entre los principales temas que se abordarán en el encuentro, habrá apartados para Investigación Agrícola, Regulación, Investigación Médica, Inversión, Medios y Nueva Comunicación del Cannabis, Innovación, Cáñamo y Sostenibilidad.

Los economistas proyectan que el potencial total del mercado relacionado con el cannabis es de decenas de miles de millones de dólares para la próxima década. En CannaTech, los asistentes podrán escuchar y conocer a los líderes más innovadores y sólidos de esta industria en todo el mundo, incluyendo:

Doctor Adi Aran, quien inició y ha sido el investigador principal del primer estudio clínico mundial sobre la eficacia y la seguridad del cannabis para el autismo. El doctor Aran es consultor del Ministerio de Salud para el cannabis medicinal, indicaciones y uso en niños y dedica gran parte de su tiempo a educar a médicos y al público no especializado sobre este asunto.

Vivian Bercovici, directora general para Europa e Israel de Nuuvera, una compañía global de cannabis fundada en Canadá pero construida pensando en su actividad mundial. Nuuvera trabaja actualmente con socios en Alemania, Israel e Italia, y explora oportunidades en otros países, para desarrollar la producción comercial y distribución global de cannabis de uso médico en mercados legalizados.

Steve DeAngelo, cofundador y presidente de Arcview Group, el grupo de inversión en la industria del cannabis más grande del mundo, que proporciona financiación para proyectos relacionados con este mercado a través de su red de miembros inversores.

Bob Hoban, socio director de Hoban Law Group, la firma de abogados líder en negocios relacionados con el cannabis. Hoban está reconocido como uno de los principales profesionales del cannabis comercial, representando a clientes privados y públicos en numerosos estados estadounidenses y en el extranjero.

Lynn Honderd, cofundadora y directora ejecutiva de Mary’s Medicinals, Mary’s Nutritionals y Mary’s Pets. Desde 2013, Mary’s ha liderado la industria como firma pionera en métodos de suministro de cannabis. Honderd ha sido fundamental para posicionar a Mary’s como una de las empresas más innovadoras y de mayor crecimiento de Estados Unidos en su sector.

Doctor Dedi Meiri, profesor asistente en genética y biología celular y director del ‘Laboratorio de Biología del Cáncer e Investigación Cannabinoide’ en el Technion, el Instituto Tecnológico de Israel. El doctor Meiri gestiona el ‘Proyecto de base de datos del cannabis’ y su laboratorio está actualmente involucrado en varios ensayos clínicos relacionados con diversos aspectos sobre tratamientos con cannabis.

Chuck Rifici, fundador de Canopy Growth de Canadá, reconocida como una de las compañías diversificadas de cannabis líderes en el mundo, con más de 4,6 hectáreas dedicadas a la producción. También es CEO de Nesta, una firma de capital privado que crea alianzas y marcas dentro de la industria del cannabis.

Jeanne M. Sullivan, inversora y cofundadora de StarVest. Sullivan es en la actualidad una firme defensora y asesora de inversiones en el sector del cannabis. Se trata de una ponente muy esperada por el público y está convencida que las mujeres pueden liderar esta nueva industria multimillonaria.

0 250 vistas

California se convirtió ayer en el octavo estado de los Estados Unidos en permitir el uso recreativo del cannabis, un cambio que se espera genere hasta 1.000 millones de dólares al año en nuevos ingresos fiscales. Canadá, en el próximo mes de Julio también legalizará el uso recreativo en todo su territorio y siendo el primer país del G7 en legalizar la hierba para mayores de edad. ¿Podría Europa ser la siguiente?

Uso personal

Aunque hay diferentes niveles de tolerancia del uso personal del medicamento, ningún país de la UE ha legalizado el cannabis hasta ahora, dice el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías ( OEDT ). Sin embargo, hay indicios de que algunos países europeos se están moviendo en esa dirección.

En diciembre, el parlamento noruego comenzó el proceso para despenalizar las drogas ilícitas y cambiar el enfoque de opciones para el tratamiento, en vez de su persecución penal para los usuarios a los que se les encuentran pequeñas cantidades, informa HuffPost.

En otras diez naciones: Bulgaria, Croacia, República Checa, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Portugal, Eslovenia y España, la ley no permite el encarcelamiento por posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal, aunque el cannabis sigue siendo ilegal.

Los famosos “coffeeshops” holandeses no son estrictamente legales: las autoridades simplemente toleran actos ilegales ilegales que tienen lugar dentro.

Portugal es posiblemente el país de la UE que se ha acercado más a la legalización del cannabis. En el año 2.000, todas las drogas ilícitas fueron despenalizadas en un intento de enfrentar una crisis nacional de heroína. Las personas que usan o poseen pequeñas cantidades de tales sustancias son enviadas por la policía a una “comisión de disuasión”, que puede multarlas.

Uso médico

California legalizó la marihuana para uso médico hace dos décadas, pero ninguna nación de la UE ha seguido su ejemplo hasta el momento. Sin embargo, aunque fumar cannabis sigue siendo ilegal, El Sativex, un extracto de cannabis, es un medicamento autorizado en 18 países de la Unión Europea.

Buscando unirse a ese club está Grecia, que ve los potenciales beneficios financieros de legalizar la marihuana como una solución parcial a su crisis económica. El verano pasado, el primer ministro Alexis Tsipras dijo que presentaría una legislación que permitiese su uso con fines médicos. Según The Independent, Tsipras dijo: “A partir de ahora, el país ha pasado su página, ya que Grecia ahora está incluida en la lista de países donde la administración de cannabis medicinal a pacientes necesitados es legal”. 

Bloomberg informó en noviembre que el gobierno griego esperaba presentar la legislación ante el parlamento giego para fines del 2017, aunque aún no se ha materializado.

El ministro de Agricultura, Evangelos Apostolou, dijo que los productores ya habían expresado su interés en invertir 1.500 millones de euros en proyectos de construcción de invernaderos para la producción de cannabis en Grecia.

Sin embargo, mientras muchos periodistas habían especulado que fumar marihuana se legalizaría para fines médicos, Apostolou parecía dar a entender que las nuevas leyes se refieren solo a Sativex. Él dijo: “Miles de hogares griegos con familiares que padecen enfermedades graves como el cáncer y la enfermedad de Parkinson podrán obtener medicamentos producidos aquí, según las pautas de la Organización Mundial de la Salud”.

0 252 vistas

Europa esta llamada a ser el nuevo y gigantesco mercado del cannabis medicinal, así lo auguran las cifras.

Según GreenWave Advisors, una firma financiera de investigación y análisis, el mercado potencial estadounidense del cannnabis estima que podría alcanzar los 30.000 millones de dólares en 2021.

Aunque los empresarios e inversores del cannabis tal vez no deberían quitar el ojo del mercado en Europa. El mercado del cannabis medicinal en el viejo continente podría girar alrededor de más de 40.000 millones y ser el mayor del mundo en los próximos cinco años.

Estos datos son los que proporciona el European Cannabis Report, un estudio de la consultora Prohibition Partnes, que sigue los pasos que se están dando en los países europeos para crear las bases de un gran mercado en la vieja Europa.

Los cambios que se están produciendo en Europa, como la investigación floreciente, el cambio de aptitudes sociales en esta cuestión y las nuevas legislaciones que están creando, hacen pensar que el cannabis legal va a ser una realidad tarde o temprano.

Stephen Murphy, uno de los fundadores de Prohibition Partners, dice que comienza a verse una diferencia con años anteriores “que no existía una industria real en Europa”. Murphy dice que están surgiendo laboratorios experimentales, plantas de producción y muchas instalaciones en este sentido, en mas de una docena de naciones europeas.

También, la existencia de importantes cambios legislativos en varios países europeos en este sentido hace creer que un gran cambio esta sacudiendo el continente. Grecia, Polonia, Alemania, Croacia, Malta y algunos más, se han abierto al cannabis medicinal solo en este año y doce naciones en total, de alguna forma, conceden acceso a su uso terapéutico.

Aunque, los datos de $ 40 mil millones dependerían de que el conjunto de naciones europeas se subieran al carro legalizador, además de crear mecanismos legales y una regulación efectiva que maximizase el potencial del enorme mercado europeo. Un marco regulador para toda la Unión Europea sería el paso más útil. “Mientras está en camino de convertirse en el mayor mercado de cannabis en el mundo, se ve obstaculizado por la falta de una directiva de la UE”, dice Murphy. Tal orden efectivamente haría cumplir la aplicación de regulaciones radicales y uniformes que gobernarían el mercado.

Según Gavin Sathianathan, CEO de Forma Holdings, una compañía del sector, las actitudes sociales hacia la marihuana están cambiando rápidamente a favor de la legalización. “Está comenzando a emerger un amplio consenso de que es una medicina legítima”, dice, “y que existe un requisito compasivo sobre la sociedad para legalizar y regular este medicamento”.

Es difícil saber cuando la ola legalizadora arrastrará por completo a Europa, aunque Sathianathan lo compara con talar un árbol: “Sigues descascarando, y luego, de repente … ¡golpe y sucede!”.

1 152 vistas

La legislación del cannabis se liberaliza en el mundo, pero muchos países no tienen límites de THC basados en la evidencia para los conductores. Esto implica que hay muchas disposiciones nacionales diferentes que sancionan conducir con THC o sus metabolitos en sangre. Aquí, exploramos los distintos enfoques de los límites y test de THC para los conductores.

La cantidad de THC que tiene que haber en tu sangre antes de que se te describa como bajo los efectos de una sustancia se interpreta de manera muy diferente según el país en el que te encuentres. En los EE. UU., muchos estados federales que han legalizado el cannabis como medicina o para uso recreativo han establecido un límite de cinco nanogramos de THC activo en la sangre. En Canadá, es probable que se establezca un límite concreto de THC una vez que el país lo legalice, y los planes pertinentes están listos y en espera.

Algunos test de THC incluyen el THC-COOH, que no es psicoactivo

Pero en Europa, la legislación todavía está llena de discrepancias. Mientras que en la mayoría de los estados europeos se mide solamente el THC activo, en algunos países de la UE, también se incluye el metabolito no psicoactivo THC-COOH cuando se hace el test para ver si una persona está en condiciones de conducir o no. En algunos países, es obligatorio un test de saliva o de orina antes del análisis de sangre. En otros, es voluntario. En una tercera variante, muchos países se las arreglan sin la prueba preliminar y dependen del ojo experimentado de un agente de policía para decidir cuándo solicitar un análisis de sangre. Al hacer esto, se está abriendo la puerta a prejuicios estereotipados contra los consumidores de cannabis. Sin embargo, en todos los países, solo se pueden usar los valores en sangre en los tribunales. Las sanciones van desde multas hasta prohibiciones de conducir, que con frecuencia se imponen durante muchos años o incluso de por vida.

La diferencia entre los límites de THC en la sangre y en el suero sanguíneo es muy importante

En Alemania, el número de usuarios de cannabis a los que se ha revisado la aptitud para conducir no ha dejado de aumentar desde mediados de la década de 1990. Cualquier persona que tenga más de 1 nanogramo (ng) de la sustancia activa tetrahidrocannabinol, o THC, en su suero sanguíneo, recibe una suspensión de tres meses de su permiso de conducir por parte de las autoridades de tráfico.

El límite de THC alemán es el más estricto del mundo, en comparación con otros países que tienen un valor fijo y, por lo tanto, un límite superior fijo para el THC. Otros países como Luxemburgo o Bélgica han definido el mismo límite superior, pero en estos países, el resultado se determina en relación con la sangre en su totalidad. En Alemania, el volumen de THC se calcula basándose en el suero de la sangre, lo que por lo tanto conduce a una lectura que es más de dos veces mayor.

Alemania tiene diferentes sanciones para los conductores que han consumido cannabis y los que han bebido alcohol

Como resultado, las autoridades alemanas de la dirección general de tráfico consideran que la capacidad para conducir se ve deteriorada incluso cuando no se sobrepasa el límite ya de por sí bajo para la muestra de sangre según las normas aplicables internacionalmente, y se cumple el requisito de sobriedad. La pena por conducir bajo los efectos del cannabis o del alcohol, de 800 € y un mes de suspensión, es la misma para todos los que comenten una primera infracción. Sin embargo, para los consumidores de cannabis, a esto suele seguirle otra carta, meses después de la sanción, que utiliza una norma legal administrativa para pedir que se entregue el permiso de conducir hasta que se haya demostrado que no se es adicto al cannabis. Las objeciones son inútiles y, en cualquier caso, sólo son posibles después de haber entregado este valioso documento.

El límite de THC para los conductores es mucho más alto en Suiza

Suiza también ha definido la conducción bajo los efectos del cannabis con mucha precisión, y lo sanciona tan estrictamente como Alemania. Pero con un total de 3ng en sangre, aplica un límite de THC mucho mayor. El límite suizo, que es comparable al nivel 0,0 para taxistas, es de 1,5ng/ml de THC en sangre en total. A primera vista, el límite de THC alemán de 1ng/ml no parece ser mucho más bajo. Pero si se tiene en cuenta que el límite suizo de THC para los conductores se mide en la sangre total y no, como en Alemania, en el suero sanguíneo, entonces esto equivale a un límite de 3ng/ml de suero. Por lo tanto, el valor límite umbral para los conductores profesionales en Suiza es de por lo menos 3ng/ml medidos al estilo alemán en comparación con el suero.

Noruega tiene una serie de normas sorprendentemente claras sobre el cannabis y la conducción

Aunque dista mucho de ser un líder en términos de despenalización, Noruega tiene un enfoque que de forma sorprendente se basa en la evidencia. Como está previsto en Canadá, aquí ya existe un sistema de tres niveles. Más de 1,3ng se trata como niveles de alcohol en sangre de 0,2 por mil. Más de 3ng se tratan como 0,5 por mil, y cualquier cosa mayor de 9ng recibe las mismas penas drásticas que por conducir ebrio con más de 1,2 por mil.

La determinación del valor de THC-COOH, a partir del cual supuestamente se puede calcular el nivel de consumo y, por lo tanto, la frecuencia de consumo, es igualmente controvertida. “Hasta ahora, se ha asumido que demostrar la presencia de productos de descomposición específicos del ingrediente activo del cannabis THC en el cabello era una prueba segura de consumo. Los investigadores del Instituto de Medicina Legal del Hospital de la Universidad de Friburgo, dirigido por el toxicólogo Prof. Volker Auwärter, han demostrado en estudios experimentales que esta conclusión puede conducir a conclusiones falsas”dice la revista Nature en sus “Scientific Reports” de octubre de 2015. Sólo el valor activo de THC es relevante para la cuestión de conducir bajo los efectos.

La campaña sobre cannabis y conducción ‘Clear Head. Clear Rules’

Primer plano de un porro de cannabis, unos cogollos de cannabis podados y recortados, y las llaves de un coche sobre un fondo blanco.

Con el fin de cambiar el sistema a largo plazo, por lo menos en Alemania, la Asociación Alemana del Cáñamo (DHV) puso en marcha la campaña “Clear Head. Clear Rules” (“Mente Clara. Normas Claras“, en español) en junio de 2017. En Alemania, la pérdida a menudo a largo plazo del permiso de conducir debido al consumo de cannabis está arruinando la vida a mucha gente. El tratamiento desigual de los conductores que han consumido cannabis y los conductores que han bebido alcohol tiene graves consecuencias para los consumidores de cannabis y para la sociedad. Los contribuyentes, sin poner el tráfico en riesgo o sin ni siquiera causar un accidente, se convierten en beneficiarios de prestaciones sociales, porque sin su carnet de conducir pierden su trabajo o incluso su propia empresa. Esto no castiga ninguna amenaza real a la seguridad vial, sino el uso del cannabis en sí mismo. Los expertos llaman a esto un sucedáneo de ley penal, porque estas medidas excesivas surgieron casi al mismo tiempo que la despenalización de la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el consumo personal, en la década de los noventa.

El Prof. Volker Auwärter es un toxicólogo de Friburgo que asesora al gobierno federal alemán como miembro del Comité de Expertos en narcóticos, incluido en relación con la legislación de tráfico. Auwärter critica la falta de base científica para la legislación actual. Existe la amenaza de que se retire una licencia por cantidades que prácticamente no tienen efecto. El riesgo de un accidente en el límite legal de alcohol de 0,5 por mil es el doble que en 0,0 por mil. Con el límite actual de THC de 1ng/ml de suero sanguíneo, el efecto narcótico ha desaparecido hace tiempo.

Los conductores que han consumido cannabis causan menos accidentes que los conductores que han bebido alcohol

Además, las personas que conducen bajo los efectos del cannabis causan menos accidentes que aquellos que han consumido alcohol. A diferencia del alcohol, el cannabis no elimina las inhibiciones, lo que significa que la capacidad para tomar decisiones sigue vigente. En 2014, Auwärter manifestaba, en una conferencia de expertos en la ciudad de Frankfurt sobre el tema de los proyectos piloto de cannabis, que las personas que han consumido cannabis tienden a no conducir después. Y si conducen, entonces un conductor bajo los efectos del cannabis tiende a conducir mucho más a la defensiva que alguien que está borracho. Auwärter cree que el límite actual de THC es demasiado bajo, y le ha mencionado al periódico “Süddeutsche Zeitung” que estaba a favor de cambiarlo a “2-5” nanogramos.

Una guía de los límites de THC para los conductores en diferentes países:

Europa:

Bélgica: 1 ng

Dinamarca: 1 ng

Alemania: 1 ng en el suero sanguíneo, equivalente a 0,5 ng en sangre total. Valor de THC-COOH.

Reino Unido: 2 ng

Estonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Finlandia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Francia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Irlanda: 1 ng

Italia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Croacia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Letonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Lituania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Luxemburgo: 1 ng

Malta: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Países Bajos: 3 ng, si se consumen junto con otras drogas o alcohol, 1 ng. Desde 2017, ha habido controles periódicos como parte de una política de tolerancia cero con las drogas y el alcohol en las carreteras. Anteriormente, los test solo se basaban en sospechas específicas de sustancias ilegales.

Noruega: Más de 1,3ng se trata como 0,2 por mil niveles de alcohol en la sangre, más de 3ng como 0,5 por mil, más de 9ng se trata como una ofensa/ delito criminal, como 1,2 por mil de alcohol en sangre

Austria: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Polonia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Portugal Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Rumania: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Suecia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovenia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Eslovaquia: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Republica Checa: 2 ng

Hungría: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Chipre: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha

Canadá

Canadá tiene la intención de introducir un sistema de tres niveles.

No se aplica ninguna sanción a menos de 2ng de THC por mililitro (ml) de sangre.

De 2 a 5ng de THC por mililitro (ml) de sangre se trata como un delito menor, punible con una multa de hasta 1.000 dólares canadienses.

5ng o más de THC por ml en sangre se tratan como un delito penal. Se decidirá en casos individuales si se el caso se lleva a los tribunales o se impone una multa.

Combinación de THC y alcohol: más de 0,5 por mil de alcohol en la sangre y más de 2,5ng se definen como delitos y reciben el mismo trato que conducir con más de 5ng.

Todos los niveles en sangre deben medirse dentro de las 2 horas posteriores a la detención del conductor.

EE.UU.

En los EE.UU., conducir bajo los efectos de una sustancia se considera básicamente un hecho delictivo. Aquí también, se decide en casos individuales si se presentan cargos o se impone una multa.

Montana: 5ng

Ohio: 2ng

Pensilvania: 1ng

Estado de Washington: 5ng. Los conductores con menos de 5ng también pueden ser acusados de conducir “bajo los efectos del cannabis” si la policía puede demostrar que el conductor no está capacitado.

Colorado: 5g

Nevada:  2ng

Alaska: sin límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre bajo sospecha

California: en California se considera que estás bajo los efectos de una sustancia si la policía puede demostrar mediante pruebas que:

– la persona da la impresión de estar intoxicada por cannabis

– hay un deterioro evidente de las capacidades físicas y mentales debido al consumo

– una persona no puede bajo esas circunstancias conducir tan cuidadosamente como alguien que está sobrio

Oregón: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o demostrable.

Massachusetts: Ningún límite específico, ningún “efecto negativo”, análisis de sangre por sospecha. Se considera que estás bajo la influencia si el cannabis afecta tu capacidad para conducir un automóvil con seguridad.

Maine: 5,0 ng

Washington / Distrito de Columbia: el fiscal del estado debe demostrar que el conductor está afectado de forma visible o detectable.

En los siguientes estados, incluso las más mínimas huellas de THC en tu sangre son suficientes para representar un hecho delictivo:

Arizona

Delaware

Georgia

Illinois

Indiana

Iowa

Michigan

Oklahoma

Rhode Island

Dakota del Sur

Utah

Wisconsin

by Micha

0 184 vistas

A falta de ocho meses para llegar a las elecciones presidenciales francesas , el cannabis es un invitado de honor en el discurso de los candidatos, y un tema de intensa controversia entre el electorado francés.

El debate político en esta cuestión sería sobre una hipotética” legalización completa o una mera despenalización

La legislación europea se hace eco de la ley internacional de restricción de consumo de estupefacientes, aunque los países pueden elegir si desean o no sancionar su uso. Ese detalle ha dado lugar a formas bastante peculiares a bailar alrededor de la ley, o entre las dos alternativas.

Despenalización significa que el uso o la posesión de cannabis no es un delito, pero la producción y comercialización siguen fuera de la ley, como en los Países Bajos

La legalización de la marihuana la pone al mismo nivel que el tabaco. Se levantaría la prohibición del uso, producción y distribución. El estado reemplazaría el mercado clandestino, que regula tanto la demanda mediante la exclusión de ciertos consumidores, como los menores. Así como la comercialización a través de comercios autorizados y controlados.

Ninguno de los miembros de la Unión Europea ha legalizado la marihuana por completo. España, Alemania, Portugal y los Países Bajos, entre otros, han torcido sus leyes de tolerar y enmarcar el uso y la venta de pequeñas cantidades a través de dispensarios especiales, tiendas de ocio (coffee shops) y clubes.

También existe “una especie de” despenalizado o “semi legalizado” en la República Checa, Bélgica, Dinamarca, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Croacia y Eslovenia, donde las multas son más ligeras, se acepta la posesión de cantidades personales y la legislación esculpe la diferencia entre drogas “duras” y “blandas”.

La República Checa, por ejemplo, aprobó una ley en el 2010 que despenaliza la posesión de estupefacientes en pequeñas cantidades. El resto sigue siendo ilegal.

Alemania tiene un régimen “especial” de tolerancia que convierte a las leyes del país como los más laxas, a pesar del hecho de que la posesión todavía está prohibida. Se espera que este año el país aprobará licencias para vender cannabis con fines terapéuticos.

En el 2001, Portugal se convirtió en el primer miembro de la UE en despenalizar el consumo personal de marihuana, aunque sigue siendo el cultivo penado, incluso si el cultivo es para uso personal. La venta, también, sigue siendo ilegal.

Los análisis de la legislación portuguesa son positivos: El consumo de drogas ha aumentado ligeramente entre los adultos y ha disminuido marcadamente entre los jóvenes.

En Italia, que algunos predicen que será el próximo país europeo y el segundo en el mundo después de Uruguay en legalizar el cannabis, la posesión está prohibida, pero no para uso personal y en pequeñas cantidades.

En España, el cultivo de cannabis en una propiedad privada para el consumo personal de los adultos en un espacio privado es legal. “Los Clubes sociales de cannabis” que organizan esas actividades se cuentan por cientos – más de 300 solo en Barcelona.

Al mismo tiempo, y tan contradictorias como en otras partes, la venta de cannabis siguen siendo ilegales.
Francia y el resto de la UE consideran que el uso de drogas, incluyendo la marihuana, son un delito y su posesión es siempre un crimen, aunque no siempre conduce a la cárcel. Chipre, por su parte, es la más estricta: La posesión puede ser castigada con hasta ocho años de cárcel.

Más del 80% de los franceses piensan que la legislación punitiva actual, entre los más represivas en el continente, siendo ineficaz mientras que el 52% está a favor en algún grado de la legalización y quieren ver el tema debatido durante la campaña presidencial de este año, según una encuesta de Ipsos en 2016.
La agencia de salud pública de Francia informa que 700.000 franceses consumen cannabis diariamente, mientras que 1,4 millones de ciudadanos fuman al menos 10 porros al mes.

“En Europa, 12 de nuestros vecinos han tomado el lado de la despenalización – con fines terapéuticos en Alemania o Rumanía, por ejemplo, o incluso de recreo en los Países Bajos, Italia, España y Portugal,”según Le Point. “Sin embargo, Francia mantiene una ley muy represiva que parece ineficaz. Hoy en día, según el Observatorio Francés de las Drogas y las Toxicomanías, 17 millones de franceses ya han fumado cannabis “.

Cinco de los siete candidatos presidenciales de los partidos de izquierda están a favor de la legalización o la despenalización del consumo de cannabis.

Entre los a favor del debate estarían Benoît Hamon, del Partido Socialista, que está a favor de la legalización, y Nathalie Kosciusko-Morizet del partido republicano de derecha, que opta por la despenalización.

Otros dos candidatos socialistas, Manuel Valls y Arnaud Montebourg, se oponen a una u otra opción.

1 100 vistas

El Ministro de Salud irlandés Simon Harris ha prometido a la madre de un niño enfermo que tomará una decisión sobre el uso de cannabis con fines terapéuticos en enero.

El ministro hizo la promesa a Vera Twomey después de que ella llamase la atención sobre el tema.
Su hija de seis años de edad, Ava Barry, tiene una forma grave de epilepsia, aunque ahora casi no convulsiona después de tomar dos dosis de aceite de cannabis al día.

Ava sufre de Síndrome de Dravet y necesitaba las veinticuatro horas de atención antes de que comenzase a tomar el aceite de cannabidiol (CBD) a principios de este mes.

Ms Twomey está pidiendo un cambio en la ley irlandesa que permita utilizar el cannabis con fines medicinales.

La marihuana medicinal con fines médicos es legal ya en varios países, como Holanda, la República Checa, Canadá, Australia, Malta, Croacia y estados norteamericanos.

Por lo general, los médicos la prescriben y se suministra bajo un control.

El Sr. Harris ha dicho que el Gobierno había ordenado una revisión de la política en la República Irlandesa sobre el cannabis medicinal.

Como parte de la revisión, el señor Harris ha pedido que proporcione un experto científico para asesoramiento y los productos a la Autoridad Reguladora (HPRA).

El comité de Salud del Oireachtas debe también a discutir el tema a finales de este mes.

En un comunicado el miércoles, el Sr. Harris dijo que “tuvo un buen encuentro con Vera y Paul Twomey”, donde tuvo la oportunidad de ponerles al día sobre la revisión de la política.

Dijo que al HPRA se le había pedido proporcionar asesoramiento sobre los acontecimientos recientes en el uso de cannabis con fines médicos, y una visión general de los productos relacionados que hayan sido autorizados en otras jurisdicciones.

Además, se pidió una visión general de la ” más amplia investigación clínica en curso ” sobre la eficacia de los medicamentos de cannabis, así como una visión general de los diferentes regímenes reguladores existentes en los Estados que la permiten.

La HPRA también asesorará sobre los cambios legislativos que serían necesarios para permitir el uso del cannabis con fines medicinales en Irlanda.

El Sr. Harris dijo que esperaba recibir el informe de la HPRA y el asesoramiento del comité de salud de Oireachtas en enero.

Dijo que iría hacia adelante con los cambios legislativos que se pueden recomendar.
Cannabis de Ley para uso medicinal

Por otra parte el miércoles , Gino Kenny, People Before Profit Alliance, en una conferencia de prensa en Dublin presentó un proyecto de Ley de cannabis 2016.

El proyecto de ley es poco probable que pueda pasar sin el apoyo del Gobierno irlandés.

El proyecto de ley también prevé la regulación del cannabis para uso medicinal por lo que los pacientes pueden estar “jurídicamente protegidos y asegurarse el suministro” de una calidad controlada de cannabis medicinal.

El proyecto de ley incluye disposiciones para que una autoridad reguladora emitira licencias para la importación y suministro de tales medicamentos.

El cannabis medicinal sólo estaría disponible en una farmacia bajo los términos del proyecto de ley, mientras que la publicidad y la venta de cannabis a menores estarían prohibidas.

0 584 vistas

Aunque hay mucha información actualizada y precisa online sobre el cannabis medicinal en Europa, encontrar una fuente fiable que te cuente todo lo que necesitas saber puede ser una misión prácticamente imposible. Así que hemos recopilado cientos de fuentes online – noticias de prensa, análisis de los gobiernos y de las ONG, y puntos de vista de los pacientes – con el fin de elaborar un resumen completo de la situación del cannabis medicinal en Europa.

Nos hemos esforzado por motivos de claridad y precisión en todos los aspectos, pero reconocemos el hecho de que, a veces, las aguas legislativas pueden ser turbias y se pueden cometer errores de interpretación. Sumado a esto, las legislaciones cambian rápidamente, por lo que iremos añadiendo actualizaciones cada tres meses, o más, si es necesario. Por lo tanto, agradecemos cualquier comentario, observación, o corrección – y tu contribución nos ayudará a que esta fuente sea realmente interactiva y a que siga siendo relevante ¡durante muchos años!

Legalidad y Disponibilidad del Cannabis Medicinal en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Este mapa muestra el estado general de la legalidad y disponibilidad del cannabis medicinal en Europa. Todos los países que han aprobado leyes relativas al cannabis medicinal, que han aprobado toda la planta de cannabis o medicamentos derivados del cannabis, o que tienen disponibles medicamentos a base de cannabis/derivados del cannabis en alguna forma están marcados en verde.

A primera vista, la situación parece relativamente buena en la mayoría de las naciones europeas. Sin embargo, hay que analizarla un poco más detenidamente para tener una idea clara de verdad, porque las leyes y la praxis del cannabis medicinal varían mucho de unos países a otros.

Algunos países que han aprobado leyes que, supuestamente, permiten el suministro de cannabis medicinal, en realidad, no permiten que nadie pueda usarlo. Otros países recetan determinados derivados del cannabis o cannabinoides sintéticos, pero no permiten el uso de toda la planta de cannabis, mientras que otros tienen leyes relativamente relajadas que permiten el cultivo medicinal personal, las asociaciones cannábicas que suministran a los consumidores medicinales, y una gama de diferentes medicamentos de venta con receta.

Algunos de los países marcados en verde, en realidad, no tienen ninguna ley relativa al cannabis medicinal, y no han aprobado ninguno de los medicamentos derivados del cannabis existentes, pero aún así tienen disponible cannabis medicinal o medicamentos derivados del cannabis para ciertos pacientes bajo normas especiales de acceso. En estos países, las autoridades sanitarias nacionales generalmente importan los fármacos sobre una base estrictamente limitada, basada en cada caso individual. Es obvio que no son sistemas ideales, pero si se han aprobado leyes o si hay pacientes que reciben medicamentos a base de cannabis o derivados en esos países, aparecen incluidos en la sección verde del mapa.

Si quieres saber más sobre los medicamentos derivados del cannabis que se encuentran disponibles actualmente en Europa, por favor, echa un vistazo a nuestro artículo Cannabinoides en la medicina – un resumen para médicos y especialistas, publicado en marzo de 2016.

Disponibilidad de Sativex en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

En primer lugar, vamos a echar un vistazo a la disponibilidad de Sativex. A pesar de ser polémico, Sativex ha tenido un éxito considerable al conseguir la aprobación en gran parte de Europa y en muchos otros países de todo el mundo. Las razones de la polémica en torno a Sativex son múltiples.

Muchos activistas y pacientes creen que autorizar y regular Sativex, mientras que el cannabis sigue siendo ilegal (como ocurre ahora en la mayor parte de Europa) es injusto y discriminatorio, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una extracción de la planta entera y, por lo tanto, es esencialmente cannabis (a diferencia de los medicamentos de síntesis de una única molécula, como nabilona y dronabinol, que veremos más adelante).

Estos problemas se ven agravados por el hecho de que Sativex es prohibitivamente caro y se encuentra disponible de forma irregular en muchos países. En el Reino Unido, Sativex sólo está disponible en la Seguridad Social (NHS) de Gales. En agosto de 2014, el grupo All Wales Medicines Strategy Group (AWMSG) recomendaba que Sativex pudiera prescribirse en el NHS (lo que significa que los costes serían asumidos por las autoridades sanitarias con sólo una pequeña carga nominal para el paciente) en Gales para el tratamiento de la espasticidad relacionada con la EM.

Sin embargo, el National Institute for Health and Care Excellence (Instituto Nacional para la Salud y Cuidado de la Excelencia), o NICE, no recomendaba la prescripción de Sativex en Inglaterra en su Guía Clínica de la EM de 2014 “porque no es un tratamiento rentable”.

En abril de 2011, el Scottish Medicines Consortium (SMC – el escocés equivalente a NICE) también anunció que no podía recomendar Sativex, ya que no había recibido ninguna solicitud de autorización de comercialización por parte de GW Pharmaceuticals. Por lo tanto, los pacientes de Inglaterra y Escocia que quieren conseguir Sativex deben “hacerlo de forma privada” y cubrir todos los costes ellos mismos.

Un tema de precios similar existe en Francia, donde las autoridades aprobaron Sativex en 2013, pero todavía tienen que ponerse de acuerdo con un precio de venta con el distribuidor europeo GW Pharmaceuticals, Almirall. Sensi Seeds informaba en diciembre del año 2015 que Sativex todavía no estaba disponible en Francia, y que había pocas probabilidades de que lo estuviera en un futuro próximo.

En Finlandia, Dinamarca y Noruega, Sativex está disponible de forma estrictamente limitada en base a cada caso individual, y tiene un precio prohibitivo en comparación con otras formas de cannabis medicinal. Sin embargo, la situación en Finlandia ha mejorado de forma considerable en los últimos años (desde que se aprobaron las leyes del cannabis medicinal en 2008); el número de pacientes que reciben cannabis medicinal en forma de Sativex o productos Bedrocan aumentó de tan sólo 12 en 2010 a unos 200 en 2014.

En Irlanda y Malta, técnicamente, Sativex ha sido aprobado pero nunca se ha recetado – en Irlanda, los problemas con el precio han retrasado el lanzamiento de Sativex, mientras que en Malta, la única solicitud recibida hasta el momento ha sido rechazada recientemente por las autoridades sanitarias.

El cuasi monopolio de GW Pharmaceuticals del cannabis medicinal legal le permite beneficiarse considerablemente, mientras que los individuos que cultivan cantidades personales de cannabis siguen siendo criminalizados en gran parte de Europa. Muchas de las personas que cultivan pequeñas cantidades de cannabis destinadas al uso medicinal y personal lo hacen porque supone la única opción verdaderamente asequible. Que estos individuos sigan siendo perseguidos por razones que parecen ser exclusivamente económicas es un estrepitoso fracaso por parte de las autoridades nacionales y supranacionales de Europa.

Disponibilidad de Marinol/Cesamet en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Nabilona y dronabinol, comercializados como Marinol y Cesamet (o Canemes en algunos países), son dos análogos sintéticos de una única molécula de THC, que también han conseguido la aprobación en muchos países europeos. En general, se han aprobado para las náuseas, vómitos y pérdida de peso relacionadas con el cáncer y el VIH.

Como medicamentos de síntesis de una única molécula, nabilona y dronabinol tienen una eficacia limitada, y además se asocian con más efectos secundarios graves que el propio cannabis. Varios países han permitido el uso de nabilona y dronabinol mientras siguen prohibiendo el uso del propio cannabis medicinal, como Dinamarca, que ha aprobado miles de solicitudes de Marinol durante la última década, pero ninguna de Bedrocan.

Dronabinol y nabilona se desarrollaron hace más de 30 años, y nunca han sido especialmente populares entre los pacientes o profesionales de la salud. A pesar de que se han prescrito a muchos más pacientes que Sativex a estas alturas, hay signos claros de que Sativex está tomando el relevo en términos de disponibilidad, aceptabilidad y popularidad. Sin duda, representa un paso en la dirección correcta, hacia el reconocimiento del valor medicinal superior de toda la planta de cannabis sobre los tratamientos sintéticos a base de moléculas individuales.

En Alemania, parece que tanto nabilona como dronabinol siguen estando disponibles con receta médica, pero desde 1991, no lo han estado en el mercado abierto como medicamentos terminados (es decir, que no están ni pre envasados ni disponibles para su compra en farmacias).

Curiosamente, dronabinol está reconocido en el derecho internacional, ya que es un estereoisómero del THC, mientras que la nabilona no lo está porque su estructura molecular difiere de los cannabinoides verdaderos sustancialmente. En Islandia, por ejemplo, dronabinol está técnicamente prohibido, pero la Agencia de Medicamentos del país ha autorizado su uso, de forma excepcional, en casos especiales. Nabilona no está sujeta a ninguna prohibición – pero ambos medicamentos se han recetado sólo en un pequeño número de casos, en virtud de las normas de acceso especiales.

Disponibilidad de Bedrocan en Europa

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

El número de países que permiten el uso de Bedrocan (u otros productos del mismo fabricante, es decir Bediol, Bedrobinol etc.) es mucho más reducido, y en la mayoría de los casos, la medicina sólo la pueden importar las autoridades sanitarias nacional del país en cuestión, y en base a cada caso individual.

Dado que los productos de Bedrocan son flores de toda la planta de cannabis, los países que permiten su uso parece ser los países europeos más progresistas en lo que se refiere a consumo de cannabis. En realidad, la situación es un poco más complicada.

Los productos de Bedrocan se consideran preferibles a Sativex, por diversas razones, pero sigue habiendo insatisfacción entre los pacientes. En Noruega y Finlandia, por ejemplo, los productos Bedrocan sólo pueden importarse en una estricta base de caso por caso, con la aprobación de las autoridades sanitarias nacionales. Representan una opción económica en comparación – en Finlandia, según los informes, Sativex cuesta € 650 por tres botellas de spray que contienen 810mg de THC y 750 mg de CDB en total; los cannabinoides totales equivalentes se pueden obtener a partir de productos Bedrocan que cuestan € 200 o menos.

Sin embargo, muy pocas personas tienen acceso a Bedrocan en realidad (en Finlandia: 123 en 2012, aunque es probable que los números hayan aumentado desde entonces), y el número de enfermedades para las que se puede prescribir es muy limitado.

Bedrocan en los Países Bajos

En los Países Bajos, Bedrocan se convirtió en el único productor de cannabis medicinal autorizado en 2003, al aplicar la ley de 2001 que, supuestamente, legalizaba el cannabis con fines medicinales – que también vio la creación de laDutch Office of Medicinal Cannabis (OMC).

Pero antes de esto, por lo menos, otro proveedor (Maripharm BV, una empresa que ahora se limita a hacer productos sólo de CDB) tenía disponible cannabis medicinal (según se informa más barato y más eficaz), y lo utilizaban muchos miles de pacientes, a los que sus médicos recetaban cannabis y que conseguían su medicina directamente de más de 1.000 farmacias diferentes. Esta situación no era legal, pero se toleraba, y parece haber sido mucho más preferible para los pacientes.

En 2001, se creó la OMC (según las normas del Tratado de la ONU, un país debe establecer una oficina para supervisar el cannabis medicinal si quiere que esté disponible), y en 2003, se puso en marcha la nueva política medicinal. Pero puede haber tenido el efecto de hacer que el cannabis medicinal estuviera menos disponible para los pacientes holandeses – según la BSEMC (the Public Interest Foundation for Effective Medical Cannabis), de 10.000 a 15.000 pacientes consumieron cannabis medicinal cada año bajo el viejo sistema en comparación con sólo 140 cada año entre 2003 y 2013.

Un estudio de la Universidad de Utrecht publicado en 2013 sitúa la cifra mucho más arriba, aproximadamente en 1.000 al año. Actualmente, estamos a la espera de las cifras de la propia OMC, y os pondremos al día tan pronto como dispongamos de la información.

Sin embargo, las preocupaciones de los pacientes con respecto a los productos Bedrocan no se limitan a la disponibilidad o al coste – todos los productos Bedrocan se tratan con radiación gamma para garantizar que se eliminan los pesticidas, metales pesados y microorganismos. Este es un requisito de la OMC, pero ha causado preocupación por su efectividad y seguridad en algunos pacientes, y ha llevado a muchos a comprar cannabis en los coffeeshops antes que los productos de farmacia. Este reportaje de vídeo de Cannabis News Network entra en detalles sobre el tema de Bedrocan y la legislación del cannabis medicinal en los Países Bajos.

Además, como Sensi Seeds informaba a principios de este año, Bedrocan tiene dificultades para proporcionar suficiente producto a otros países europeos. Como el único proveedor de cannabis medicinal en Europa, la demanda de sus servicios aumenta con rapidez, hasta el punto en que ha abierto una nueva planta de producción en 2015 – pero sigue habiendo problemas de abastecimiento.

Programas Nacionales Europeos de Cultivo de Cannabis Medicinal

En un pequeño número de países europeos, el gobierno nacional ha tomado la postura de que el control del Estado y la regulación del mercado de cannabis medicinal es la vía razonable. De manera clara, estos programas estatales tienen la ventaja de ofrecer cannabis a los pacientes registrados a un precio más bajo que el de las formas disponibles hoy en día.

En la actualidad, los únicos países europeos que han puesto en marcha la producción de cannabis medicinal controlada por el Estado son Italia, los Países Bajos y la República Checa. Como ya se hemos comentado, Holanda ha concedido la licencia exclusiva para producir cannabis medicinal a Bedrocan BV. Alemania yadebate los planes para aplicar un programa similar, pero no se cree que entre en vigor, por lo menos, hasta 2017.

No vamos a clasificar el Reino Unido entre los países productores de cannabis medicinal, a pesar de la licencia de GW Pharmaceuticals para cultivar cannabis y producir Sativex, ya que Sativex no se distribuye como flores de cannabis de la planta entera (y no está ampliamente disponible en el Reino Unido).

En la República Checa, la empresa de logística Elkoplast tiene licencia para producir cannabis medicinal utilizando las variedades y la experiencia de Bedrocan. Según los informes, Elkoplast ha distribuido su primera cosecha de 11kg en febrero de 2016; el coste del cannabis de Elkoplast es, al parecer, de unas 100 Coronas (€ 3,70) el gramo (en comparación con unas 300 Coronas/€ 11 del Bedrocan importado). Elkoplast tiene la intención de producir 40kg este año.

El año pasado, los médicos registrados para prescribir cannabis medicinal en la República Checa (que actualmente son cerca de 20) suministraron cannabis a sólo 30 pacientes. Se cree que la cifra de pacientes aumentará significativamente con la aplicación del nuevo sistema. El cannabis medicinal se legalizó en la República Checa en 2013, por lo que el progreso ha sido relativamente rápido hasta la fecha.

En Italia, el ejército ha completado recientemente su primera cosecha de cannabis destinada a la distribución a pacientes con receta médica para cannabis medicinal. El ejército tiene previsto cultivar este año 100kg – lo que parecer ser aproximadamente el doble de la cantidad que actualmente se importa de los Países Bajos, y las autoridades sanitarias regionales tienen como objetivo distribuirlo por € 5/€ 15 el gramo, en comparación con los aproximadamente 40 € por gramo de Bedrocan.

Curiosamente, cualquier médico italiano puede prescribir cannabis medicinal a un paciente – esta situación difiere radicalmente de muchos otros países europeos, donde el cannabis sólo puede ser recetado por especialistas como neurólogos y oncólogos. Además, el número de médicos dispuestos a recetar cannabis parece ser relativamente alto, y el interés de los pacientes crece rápidamente.

Por otra parte, este último dato se conoce parcialmente a través de la gran cantidad de solicitudes notificada para importar productos Bedrocan, presentadas por pacientes italianos ante la oficina holandesa OMC. La cosecha del ejército aún no se ha distribuido, y el proceso ha sufrido varios retrasos hasta el momento. Sin embargo, Italia está demostrando una actitud muy progresista a pesar de seguir atascado con las dificultades logísticas, y el nivel de los avances resulta muy alentador.

Que el Estado Controle el Cannabis Puede No Ser lo Ideal

Por lo general, el elemento de control del estado implicado en este tipo de programas consiste, sencillamente, en conceder licencias sobre el derecho a cultivar cannabis medicinal a un solo productor. Esto está lejos de ser lo ideal, por varias razones: problemas de suministro, tales como los experimentados por Bedrocan y una falta de competitividad en los precios, calidad y variedad, suelen mencionarse como problemas posibles.

En Italia, el control estatal de la producción de cannabis no existe junto con el derecho a cultivar cantidades personal de cannabis, como es el caso en los Países Bajos y la República Checa. Se informó ampliamente En enero de 2016, la noticia de que el cultivo del cannabis medicinal había sido despenalizado en Italia tuvo una gran repercusión informativa, pero no parece que esto sea del todo exacto.

El primer ministro italiano Matteo Renzi anunció en enero una larga lista de reformas de menor importancia, incluido el levantamiento de las sanciones penales por violaciones de las normas de cultivo de cannabis medicinal. Sin embargo, parece que esto sólo se aplica a los investigadores o personas “que trabajan en el campo del cannabis medicinal”, y no a la población general.

Por lo tanto, el sistema italiano ha recibido criticas por ser otra medida a medias, que monopoliza los beneficios posibles y priva a los pacientes de la elección y el anonimato. También existen dudas sobre si la cantidad de cannabis producido por el ejército será suficiente para satisfacer las necesidades de los pacientes, y como Italia funciona con un sistema sanitario regional, a algunos les preocupa que el coste del cannabis producido por el estado varíe ampliamente entre localidades. Según se informa, la cosecha también se irradiará con rayos gamma, lo que puede plantear problemas similares a los de los Países Bajos.

Sin embargo, los próximos años van a ser testigos del cambio decisivo en Italia. Actualmente, el Parlamento italiano mantiene conversaciones sobre la posibilidad de dar nuevos pasos hacia la legalización, tanto medicinal como recreativa del cannabis. Las conversaciones siguen en curso, y actualizaremos este apartado cuando los resultados de las deliberaciones queden claros.

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Legislación del Cultivo Personal en Europa

La despenalización del cultivo personal es un indicador muy útil para establecer el nivel de tolerancia que un país tiene hacia el concepto del cannabis medicinal.

El cultivo de cannabis por parte de la población general es ilegal en todos los países europeos. Sin embargo, hay un grupo de países que ha descriminalizado, o despenalizado, el cultivo personal o el cultivo personal para fines medicinales. Otros países han dado pasos hacia la despenalización o están en el proceso de poner en marcha leyes aprobadas recientemente, y se han establecido varios precedentes más gracias a los que los cultivadores medicinales han evitado cargos criminales a pesar de las leyes nacionales.

Otro aspecto a tener en cuenta es el hecho de que muchos países europeos presentan una desconexión entre la legislación y la práctica en lo que respecta a la posesión personal y al cultivo. Muchos países funcionan bajo políticas de tolerancia no oficiales que son contrarias a la legislación vigente; resulta muy difícil evaluarlo, ya que estas políticas no son oficiales, lo que significa que puede que no se lleven registros, y también que las políticas pueden cambiar en cualquier momento sin tener que ser respaldadas por la legislación.

Por lo tanto, es muy difícil ser 100% exacto con respecto a los lugares donde puedes salirte con la tuya fácilmente y cultivar unas pocas plantas, y hemos hecho todo lo posible para aclarar el panorama con la información de la que disponemos.

España, los Países Bajos, la República Checa y Bélgica son, sin duda, los más tolerantes con el cultivo de cannabis por parte de la población y, por lo general, disponen de una legislación vigente que confirma o protege el derecho del individuo a cultivar un cierto número de plantas (en los Países Bajos y el República Checa, hasta 5 plantas, y en Bélgica sólo una planta).

En España, no existe ninguna legislación que especifique que se permite el cultivo de cannabis, sino que hay leyes que avalan el derecho a poseer y consumir cualquier droga en privado, y un conjunto sustancial de precedentes legales que se han acumulado a lo largo de los últimos 20 años más o menos. En 1993, nació el precursor de lo que se convertiría en las asociaciones o clubes sociales de cannabis, utilizando las leyes existentes sobre la posesión de drogas para argumentar que las asociaciones, colectivas y privadas, de cultivo de cannabis deberían también, por lo tanto, ser legales. Después de muchos años de poner en duda, e interrumpir, el proyecto, las autoridades finalmente dejaron su persecución y autorizaron que el proyecto siguiera sin obstáculos, abriendo la puerta a cientos de otros clubes.

El Reino Unido es también un caso interesante. El cultivo casero de cannabis está muy extendido en el Reino Unido, y miles de personas cultivan con fines medicinales. Ha habido varios casos de personas con las que se ha sido condescendientes, o que incluso han escapado de los cargos de cultivo por completo, después de demostrar la necesidad médica, mientras que muchos otros siguen siendo criminalizados en todo el país.

Esta discrepancia existe en parte debido a que los diferentes cuerpos de policía regionales no tienen el mismo nivel de prioridad con respecto al cannabis – de hecho, varias fuerzas policiales del Reino Unido, según los informes, han practicado políticas de tolerancia no oficiales con cultivadores de cannabis debido a la indudable necesidad de liberar recursos para hacer frente a delitos más graves.

Suiza ha tenido un historial un tanto irregular en lo que se refiere al derecho a cultivar – debido a un vacío legal, desde 1995 hasta 1999, a los ciudadanos suizos se les permitía cultivar “cáñamo” sin límite máximo especificado de THC, e incluso después de que se modificase la ley, las tiendas siguieron vendiendo cannabis, por lo menos, hasta 2005. Actualmente, la ley no contempla el cultivo personal, pero es muy raro que haya noticias sobre cultivadores personales que sean procesados.

Otros países han dado algunos pasos hacia la despenalización, como por ejemplo, al eliminar las sentencias de prisión y la imposición de multas o cargos administrativos – como la isla de Malta, que hace poco ha aprobado leyes que despenalizan el cultivo de cantidades personales de cannabis. Sin embargo, no está claro cómo se aplicarán estas nuevas leyes en la práctica real.

Por último, Suecia, Alemania y Bulgaria han establecido precedentes gracias a los que cultivadores medicinales han conseguido zafarse de ser procesados.

Clubes Sociales de Cannabis en Europa

El pequeño número de estados europeos que han despenalizado el cultivo personal y también permiten los clubes sociales de cannabis son, sin duda, los más tolerantes de todos, aunque ningún país está exento de problemas. En su mayor parte, los clubes sociales han surgido en los países que ya tenían una fuerte subcultura de consumo de cannabis, y sirven como un medio para asegurar la calidad, seguridad y consistencia con respecto al mercado negro.

Es importante tener en cuenta que los clubes sociales de cannabis o asociaciones cannábicas no son un concepto arbitrario de ninguna manera. Con el fin de ser reconocidos por ENCOD (the European Coalition for Just and Effective Drug Policies, que ha desempeñado un papel fundamental en la creación de clubes sociales en toda Europa), los aspirantes a formar un CSC deben cumplir varios requisitos.

El club debe ser una asociación registrada legalmente y, por lo tanto, responsable ante las autoridades locales y nacionales. Por otra parte, el código de conducta de ENCOD para los CSC establece cinco principios básicos:

  1. El club sólo produce cannabis para el consumo personal de sus miembros.
  2. El club está orientado a la salud: en la producción y elaboración se cumplen las normas de la agricultura orgánica también.
  3. El propósito del club no es obtener beneficios, sino apoyar el activismo que intenta poner fin a la prohibición del cannabis
  4. El club es transparente para sus miembros y está abierto al diálogo con las autoridades.
  5. Asimismo, el club ha acordado aceptar la mediación de Encod en caso de que surga un conflicto con uno de sus miembros o con otro CSC.

Si un CSC no cumple con estos requisitos, ENCOD no reconocerá el club como una entidad legal y oficial. A pesar de esto, hay muchos CSC que operan actualmente (especialmente en España) sin el reconocimiento oficial de ENCOD.

En España, el lugar original de nacimiento de los clubes sociales de cannabis, la situación es compleja. El sistema funciona bien en general, y el cannabis está ampliamente disponible y a buen precio, pero el país no está exento de problemas.

A pesar de que se supone los clubes funcionan sin fines de lucro, el potencial de hacer grandes cantidades de dinero ha atraído a muchos aspirantes a empresarios que no priorizan, necesariamente, el bienestar del paciente. Asimismo, el incumplimiento de las normativas de sanidad y seguridad, y las pequeñas infracciones similares han presentado a las autoridades, en Barcelona y en otras partes, la oportunidad de cerrar cientos de establecimientos.

ENCOD actualmente reconoce CSC en sólo cuatro países: dos en Bélgica, siete en España, uno en los Países Bajos, y uno en Eslovenia. El Club Social de Cannabis de Eslovenia ha sido registrado oficialmente por las autoridades locales, y las entrevistas sugieren que pueden estar suministrando cannabis a sus pacientes médicos – pero la legislación eslovena aún no admite el cultivo de cannabis medicinal por parte de la población, a pesar de una ley de 2014 que permite el suministro de cannabinoides medicinales.

Otros países trabajan con entusiasmo para sentar las bases de los que se convertirán en CSC oficiales tan pronto como la legislación lo permita. Entre estos países se incluyen el Reino Unido, Austria, Francia y Alemania.

UKCSC.co.uk proporciona una larga lista de clubes sociales de cannabis “oficiales” del Reino Unido, algunos de los cuales aparentemente no suministran cannabis a sus miembros – pero es importante tener en cuenta que, como las leyes del Reino Unido aún no permiten el cultivo personal, estos clubes no están reconocidos oficialmente por ENCOD. Sin embargo, es una red importante que crece rápido, que proporciona un apoyo muy necesario e información a sus miembros, así como a los medios de comunicación, al gobierno y el público interesado.

Entonces ¿Qué Países Son los Más, y los Menos, Tolerantes?

La Situación del Cannabis Medicinal en Europa – Un Resumen Completo

Como hemos visto, cuando contabilizamos todas las diferentes variables, muchos de los países que, supuestamente, disponen de cannabis medicinal, de hecho, no lo tienen, y en realidad no están más avanzados en la práctica que los países que se han negado hasta ahora a considerar la idea.

Así que hemos clasificado todos los países de Europa en una escala de más a menos tolerantes, calificando con un 0 para el menos tolerante y con 24 como máximo.

Como era de esperar, los países que son claramente los más favorables al cannabis medicinal en Europa son los Países Bajos, España y la República Checa. La República Checa quizás sea la más llamativa en la rapidez con la que se ha apartado de su legado soviético y abrazado las políticas de drogas modernas y progresistas, que lo sitúan a la vanguardia de Europa.

Estas tres potencias van seguidas de cerca por Alemania e Italia, que avanzan con rapidez, y Bélgica, que tiene una postura incoherente hacia el cannabis, pero donde muchos pacientes están actualmente en condiciones de acceder o cultivar su propia medicina.

¿Qué Países Son los Más Contrarios al Cannabis Medicinal?

A continuación, tenemos países que hacen algunos progresos, pero que aún no proporcionan cannabis medicinal más allá de un pequeño número de casos limitados, o que siguen siendo en general contrarios a los cambios legislativos necesarios. Estos países son Francia, Irlanda, Islandia, Portugal, los estados del Báltico, y todos la países escandinavos.

Rusia persiste en sus políticas draconianas, a pesar de algunas informaciones recientes erróneas en sentido contrario. Medicalmarijuana.eu y MERCY afirman que Rusia ha descriminalizado el cultivo de hasta 20 plantas para uso personal, pero después una investigación más profunda parece que no es así: cualquier cantidad de cultivo puede dar lugar a cargos criminales, pero 20 plantas o más se considera una “cantidad grande”.

No hay duda de que Grecia es uno de los países más contrarios en la Europa de hoy, ya que penaliza de manera agresiva a los cultivadores de todo tipo, y no reconoce el concepto de cannabis medicinal en absoluto. De hecho, salvo unas pocas excepciones, la región de los Balcanes permanece bloqueada por sus políticas de drogas, profundamente regresivas.

Portugal sigue siendo sorprendentemente contraria al cannabis medicinal, a pesar de su famosa decisión, tomada en 2001, de despenalizar las cantidades personales de todas las drogas. Francia también ha persistido en las actitudes contrarias y regresivas con respecto al cannabis durante años, y resulta muy difícil acceder al cannabis medicinal.

Los micro estados San Marino, Mónaco, Andorra, Luxemburgo y Liechtenstein han avanzado muy poco hacia la legalización del cannabis medicinal. Los residentes de Andorra, por lo menos, puede acceder fácilmente al cannabis medicinal a una corta distancia, en Cataluña.

¿Y Qué Países Son una Buena Apuesta de Futuro?

Entre los países que han hecho progresos considerables, pero a los que todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que el cannabis medicinal esté ampliamente disponible, se incluyen Suiza, Austria y Eslovenia. Otro país más es Polonia, pero las informaciones más recientes sugieren que la situación va a mejorar considerablemente en un futuro próximo.

Malta, que acaba de legalizar el cannabis medicinal en cualquier forma, es un candidato sorprendente. La pequeña isla tiene una subcultura floreciente de consumo de cannabis; el cultivo personal acaba de ser descriminalizado, y varias formas de cannabis medicinal se encuentran nominalmente disponibles (aunque informaciones recientes nos dicen que se ha rechazado su única solicitud (para Sativex) hasta ahora ya que no fue recetada por un “especialista”).

También cabe destacar varios países de Europa del Este que acaban de empezar a apartarse de la actitud soviética de línea dura hacia las drogas que aún persiste en toda la zona. Varios de estos países – como Eslovenia, Macedonia, Croacia y Serbia –presentan una actitud cada vez más tolerante hacia el cannabis, y como tal, puede que veamos un progreso considerable en este ámbito en un futuro próximo. Tanto Croacia como Macedonia han acaparado los titulares de las noticias este año por la aplicación de las leyes de cannabis medicinal. Serbia y Eslovenia también han legalizado hace poco los derivados a base de cannabis, aunque los activistas lo han criticado por ser una medida conciliadora a medias.

Por último, el Reino Unido tiene una fuerte base de activistas y cultivadores, pero ha sufrido una serie de gobiernos que se siguen siendo, sorprendentemente, contrarios al cannabis. Sin embargo, la fuerte base de cultivadores/activistas, junto con la amplia red de clubes sociales de cannabis regionales que están tomando forma indican que el cambio es inminente. Por otra parte, debido a la incertidumbre que rodea a la votación del Brexit, la cuestión de la legalización del cannabis puede verse relegada al final de la cola, como lo ha ocurrido tantas veces en el pasado.

by Seshata

1 913 vistas

En Febrero de 2014, el Tribunal Constitucional italiano dictaminó la ilegitimidad de una ley aprobada en 2006, que triplicaba las penas por posesión de cannabis. La forma en que se enfoca el tema del cannabis en Italia es contradictoria, pero durante los últimos años se han dado pasos hacia la liberalización. En 2013, el gobierno de Italia aprobó por votación el cannabis medicinal.

La política de drogas italiana

1.Cannabis_extremely_popular
El cannabis es muy popular en Italia, y se ha desarrollado una cultura bien definida alrededor de su uso.

Italia ha ratificado, tradicionalmente, leyes y sanciones estrictas para los delitos relacionados con las drogas. Sin embargo, el consumo de drogas en Italia también ha sido uno de los más altos de Europa durante muchas décadas, y las autoridades han comenzado a darse cuenta de que aplicar políticas duras no equivale a reducir el consumo. En el pasado, se sancionaban severamente incluso los delitos por posesión cometidos por primera vez, con mandamientos judiciales de rehabilitación obligatorios. Actualmente, la posesión o tenencia de cantidades destinadas al consumo personal está despenalizada en todo el país.

Sin embargo, la forma en que Italia enfoca el tema del cannabis resulta incongruente. En 2006, el gobierno conservador del desacreditado ex primer ministro Silvio Berlusconi puso en práctica una ley enormemente impopular, la Fini-Giovanardi. Dicha ley triplicaba las penas por posesión, venta y cultivo de cannabis, pasando de un máximo de seis años de prisión a veinte años según la nueva ley.

El 12 de febrero de 2014, el Tribunal Constitucional de Italia anuló la Fini-Giovanardi, dictaminando que había sido aprobada de forma indebida y que era inconstitucional. Desde entonces, Italia ha vuelto a sus leyes anteriores, que imponían penas más leves a los consumidores de drogas. Como resultado de estos cambios de política, hasta 10.000 personas podrían ser liberadas de las prisiones, enormemente saturadas, de Italia.

La legislación italiana relativa al cannabis

2.Police_blind_eye
La policía de muchas ciudades italianas hace la vista gorda ante el consumo de cannabis, aunque no se puede garantizar.

El cannabis y los productos a base de cannabis se clasifican como pertenecientes a la lista II de sustancias conforme a la legislación italiana. Según esta misma, no se considera un delito el consumo de cannabis y otras drogas ilegales. Por otro lado, la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el uso personal, en general, no está sujeta a cargos criminales, pero es ilegal y puede sancionarse con multas, con la suspensión de los documentos de identidad, o con mandamientos judiciales para realizar un tratamiento. El límite máximo para la posesión de cannabis se ha fijado en 1,5 gramos de marihuana y 0,5 gramos de hachís, y se basa en las tasas de consumo medio diario de los usuarios regulares.

Cuando se comete una primera infracción por posesión de cannabis, casi siempre se recibe una advertencia únicamente. A partir de la segunda infracción en adelante, o por la posesión de una cantidad mayor que la diaria máxima, se aplican una serie de sanciones que van incrementando progresivamente. La pena por la venta, el tráfico y la posesión de cannabis se situa actualmente en dos a seis años de prisión y en una multa de hasta 75.000 €.

El sistema penitenciario italiano

En 2012, se informó de que las cárceles de Italia se encontraban en un estado grave de masificación. En ese momento, Antigone, un grupo que defiende los derechos de prisioneros, declaraba que las cárceles estaban a un 142% de ocupación, con casi 67.000 presos en celdas construidas para albergar a unos 45.000.

Desde la introducción de la ley de drogas de 2006, se estima que la proporción de reclusos que cumplen penas privativas de libertad por delitos relacionados con las drogas ha hecho que la población penitenciaria total aumente en un 40%, lo que en gran parte explica el problema del hacinamiento. El 38,4% de las condenas de 2012 se debieron a violaciones de la ley de drogas de 2006, que castiga a los productores y traficantes de drogas. De los condenados, 6.136 violaciones de la ley estaban relacionadas con el tráfico importante, mientras que 19.891 estaban relacionadas con la posesión o la venta callejera.

En enero de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la masificación de las cárceles italianas violaba los derechos fundamentales de los reclusos. Las autoridades italianas fueron multadas con 100.000 € y se les ordenó resolver el problema del hacinamiento en el plazo de un año. Como resultado de la reciente modificación de las leyes de 2006, se espera que hasta 10.000 prisioneros por drogas sean liberados en un futuro próximo.

Arrestos y condenas relacionadas con el cannabis en Italia

En agosto de 2012, la policía de Roma descubrió una gran cosecha de cannabis ilegal en un túnel de metro en desuso de la época de Mussolini. Según los informes, se estaban cultivando alrededor de 1.000 plantas en unos 4.000 metros cuadrados del túnel. Se informó de que el hallazgo representaba una de las mayores incautaciones de cannabis en Italia, con un total de 340kg y con un valor estimado de 3.000.000 €. Se arrestó a un hombre de unos cincuenta años, acusado de ser el dueño de la plantación.

En septiembre de 2013, la policía italiana, sobreaviso por un soplo, interceptó un barco tripulado por nueve personas, sirias y egipcias, que navegaba bajo la bandera de Tanzania en las aguas situadas entre Sicilia y Malta. Los traficantes le prendieron fuego al barco en un intento de evitar el arresto, pero el fuego fue contenido y el barco incautado. Se comprobó que transportaba treinta toneladas métricas de hachís.

En marzo de 2014, la policía de Roma detuvo una furgoneta que contenía más de 160kg de cannabis. Un hombre de 31 años de edad, de nacionalidad albanesa fue arrestado. También en marzo, un hombre de nacionalidad griega de 53 años de edad, fue detenido en el sur del puerto de Bari y su vehículo sometido a un minucioso registro. Se descubrió que transporta casi 32 kg de cannabis.

Uso cultural del cannabis en Italia

En algunas ciudades italianas, como Bolonia, Florencia y Milán, fumar hachís o cannabis está generalmente aceptado y no es muy probable que se atraiga atención negativa, incluso por parte de la policía. Debido a la política de despenalización de las cantidades destinadas al consumo personal, se tolera ampliamente el consumo abierto de cannabis. Sin embargo, es recomendable llevar encima cantidades pequeñas en caso de que se produzca un registro al azar.

3.Ancient_Romans
Los antiguos romanos importaban cuerda y lona de cáñamo de la Galia en siglo III AEC.

Los italianos están entre los consumidores más frecuentes de cannabis en Europa. El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) estimó en 2011 que el 32% de la población de 15-64 años había consumido cannabis alguna vez en su vida. El consumo del mes pasado se situó en el 6,9%, el segundo más alto de Europa (después de España, con un 7,6%).

Por lo tanto, el consumo de cannabis es muy habitual en Italia, y supone casi un rito de iniciación para los jóvenes italianos. El cannabis es utilizado por un amplio sector de la sociedad, que abarca todas las clases sociales, y aunque es más frecuente entre los jóvenes, una proporción significativa de los consumidores mantienen el hábito en la edad adulta. Por otro lado, la sociedad italiana permanece fuertemente influenciada por la derecha católica, cuyo corazón es la Ciudad del Vaticano, por lo que algunos sectores de la población italiana conservan una actitud moralista y de desaprobación hacia el cannabis y otras drogas.

Historia del cannabis en Italia

Los registros de polen indican que el cannabis y Humulus (lúpulo, un pariente cercano del cannabis) han estado presentes en la región, por lo menos desde finales del Pleistoceno, hace unos 13.000 años. Ya en el período Holoceno más tardio, se cultivaban cannabis y lúpulo de forma amplia, sobre todo en el norte del país. Se han tomado muestras de polen fechado hacia 1500 a. C. en un poblado de la Edad de Bronce, en la región de la llanura del Po, en el norte de Italia, que fue conocido por el cultivo de cáñamo en tiempos históricos.

Ya en el 300 a. C., los antiguos romanos importaban cáñamo de la Galia para hacer cuerdas y lona; en tiempos del Imperio romano (27-476 d. C.), se cultivaba cáñamo en toda Italia, aunque el cultivo se mantenía especialmente concentrado en el norte. Parece que el cultivo de cannabis temprano estaba destinado principalmente para producir cultivos de fibras y semillas; la intoxicación a través de la planta o sus derivados tenía una importancia secundaria.

Además de conocer los usos de la fibra y la semilla, los romanos eran conscientes de la eficacia del cáñamo como medicina, sobre todo como cura para el dolor de oídos. También conocían las propiedades psicoactivas de la planta, y aunque no solían usarla como producto tóxico, se sabe que en ocasiones se la ofrecían a los huéspedes con el fin de aumentar su sensación de alegría y relajación.

El comercio de cannabis en Italia hoy en día

4.Palermo_Sicily
Palermo, en Sicilia, es el hogar de la conocida banda Cosa Nostra.

Hoy en día, Italia es uno de los mercados más grandes de Europa de resina de cannabis, importada principalmente desde Marruecos y Afganistán. La marihuana se cultiva principalmente dentro del país, aunque también puede importarse de Albania y los Países Bajos. El hachís se prefiere como una mercancía, ya que es más rentable que la marihuana en volumen; un contenedor lleno de hachís pesa bastante más que el mismo contenedor lleno de marihuana.

El comercio ilícito de cannabis en Italia está controlado por los sindicatos del crimen organizado, entre los que se incluye la famosa Cosa Nostra siciliana. Las autoridades italianas están intentando, de forma activa, reducir la influencia del crimen organizado en el país, a pesar de que los efectos insidiosos de décadas de corrupción al más alto nivel hacen que la tarea resulte extremadamente difícil.

En septiembre de 2013, la policía de Palermo (la capital de la región autónoma de Sicilia) arrestó a ocho hombres acusados ​​de ser miembros de la Cosa Nostra. Esta operación siguió a otra del mes de abril anterior, en la que se arrestó a treinta y ocho presuntos miembros de la mafia.

El cultivo de cannabis en Italia

A medida que se toma conciencia de la naturaleza del comercio ilegal, los consumidores italianos están menos dispuestos a financiar el crimen organizado, ya que se asocia con otras actividades ilegales que son consideradas menos justificables moralmente, como la prostitución, las drogas duras y el comercio de armas. Como resultado, cada vez más fumadores italianos están empezando a cultivar su propio cannabis, tanto para romper el ciclo de dependencia de los delincuentes, como para asegurarse de que el producto que consumen es seguro, no está contaminado y es de gran calidad.

Desde hace miles de años, se ha cultivado cannabis en Italia, y en el sur del país, donde los climas son favorables, la mayor parte de la cosecha destinada al consumo recreativo se cultiva al aire libre. En las regiones más frías del norte, el cannabis por lo general se cultiva en interior, mientras que el cultivo de cáñamo suele producirse en exterior.

Según el jefe del departamento antidrogas de Italia, Giovanni Serpelloni, el cultivo ilegal de cannabis en Italia ha “aumentado vertiginosamente” durante los últimos años. Las incautaciones de cultivos ilegales parecen haber aumentado en un 1.290%, aunque no se ha especificado el período de tiempo durante el cual se ha producido.

Comprar Cannabis en Italia

5.Parco_Sempione-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

Mientras que el hachís abunda en Italia, la marihuana suele estar menos disponible, pero cada vez se encuentra con más frecuencia, a medida que se generaliza el cultivo comercial interno. Hay varias ciudades en las que se fuma cannabis abiertamente, y puede adquirirse con facilidad: en Bolonia, la Piazza Verdi es un punto caliente conocido, mientras que en Milán, Parco Sempione habitualmente acoge a grupos de jóvenes fumadores.

Los precios y la calidad, tanto del hachís como de la marihuana, varían enormemente. Se puede pagar alrededor de 10 € por gramo de hachís, que puede ir desde una calidad muy baja, tipo “apaleado”, hasta las variedades marroquíes, finas y pegajosas. También se encuentran disponibles diferentes calidades de marihuana, desde algunas variedades de interior de gran calidad cultivadas a partir de semillas holandesas y españolas, hasta varios cultivos albaneses e italianos de exterior que pueden ser de calidad variable.

El cannabis de interior de alta calidad, ya sea de producción nacional o importado de los Países Bajos, puede costar hasta 15 a 20 € por gramo. El cannabis cultivado en exterior en Italia por lo general cuesta alrededor de 10 € por gramo, y el cannabis de baja calidad importado de Albania normalmente cuesta alrededor de 3-6 € por gramo.

¿Cuál es el Futuro del Cannabis en Italia?

6.Piazza_Verdi-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

A medida que el resto de Europa continúa su marcha inexorable hacia la legalización y aceptación del cannabis, lo más probable es que Italia siga el ejemplo y continue liberalizando sus propias leyes. Existen varios argumentos a favor de la regulación y la despenalización de la industria, de los cuales uno de los más convincentes es la necesidad de arrebatar el control de las garras de la delincuencia organizada, que aún conserva demasiada influencia en el país.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, sigue afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Agradeceremos cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

1 313 vistas
Beer cannabis recreational smoke

El estado norteamericano de Colorado ama sus cervezas tanto como su legalización de cannabis, una fabrica de cervezas de la ciudad de  Boulder como conmemoración ha lanzado su  Recreational Smoke, una forma de celebrar la nueva ley de la marihuana en la población del estado.

No hay cannabis en la espuma de la cerveza, aunque en el anuncio de Flandes Occidental Brewery en el 1125 de St.Pearl de Boulder, dice  que Recreational Smoke “se ha mejorado con maltas embriagadores de madera de haya de Bamburg, Alemania” y que están “emparejadas con una serie de maltas tostadas satisfactoriamente ahumados  con notas de cereales tostados de brownies. Todo ello, envuelto en una cerveza con un suave 6% de contenido alcohólico. ”

Una taza de 16 onzas de Recreational Smoke se vende por 4,80 dólares, o 30 centavos de dólar por onza.

Fuente CelebStoner

 

0 503 vistas

Holanda, México.-Un grupo de ciudadanos holandeses pugna porque se autorice el cultivo apropiado de cannabis, pues si bien fumarla está permitido, “también hace falta legalizar su producción, ya que la compra clandestina genera ‘lavado’ de dinero y violencia”, dicen los solicitantes.

La boca de Jan van Piekeren huele a una mezcla de tabaco y mariguana. Quizá sea así porque antes de abrir la puerta de su pequeña casa de tabiques rojos localizada en esta ciudad de Utrecht, en el centro de Holanda, se dio un último “toque” del cannabis que tanto le gusta. No necesita disimular —tampoco parece intentarlo—, el tono carmesí en sus párpados lo delata; no obstante, su aspecto es relajado y jocoso. “Pasa, pasa”, me pide el rubio de 50 años y escaso cabello entre sonrisas.

Adentro, todo parece estar inspirado en los años sesenta. Al fondo de la pequeña estancia hay un hermoso sofá Dinamarca cubierto por una manta multicolor. A su lado, en el rincón, descansan un par de lámparas de acero esmaltado de colores brillantes. Sobre el muro opuesto de tabiques hay una chimenea; junto a ella se encuentra una gran colección de viejos discos de soul, funk, folk… Al centro, sobre una mesa de madera se termina de difuminar el hilo de humo de una colilla recién estrujada en un cenicero de porcelana verde.

El lugar lo terminan de ambientar el sonido suave de un piano que sale de un par de bocinas y algunas plantas de ornato, las cuales reciben el último calor del año a través de dos ventanas que miran al jardín. Justo al otro lado del vidrio, se pueden ver unas frondosas ramas verdes de las que crecen unas hojas de cinco picos. Son las plantas del Club Social del Cannabis de Domstad (CSCD), el primer grupo de consumidores de hierba del mundo en recibir autorización local para cultivar y usar mariguana recreativa.

Hace apenas unas semanas, el colectivo logró obtener la primera excepción a la Ley del Opio por parte de las autoridades de Utrecht, la primera ciudad de los Países Bajos, fundada en el año 47 dC. por los romanos y que hoy habitan poco más de 300 mil personas, de las cuales el cinco por ciento fuman marihuana, de acuerdo con las autoridades locales. El permiso obtenido por el club es similar al que tienen quienes usan marihuana medicinal en el país, pero aún no es definitivo.

UN TOQUE RELAX

Jan van Piekeren es un conocido cantautor holandés y asiduo consumidor de cannabis desde hace más de 30 años. A pesar de que ha declarado a medios locales que él es únicamente el vocero del club de la “mota”, “la parte visible de un grupo de amantes de la marihuana”, este hombre que ahora se dedica a cargar la cafetera en la cocina, cuenta que fue hace poco tiempo cuando decidió hacer algo para que en Holanda cambie la percepción sobre el consumo de cannabis y termine la represión por su uso.

“Muy pocas semanas después de haber lanzado esta iniciativa ya teníamos más de 100 miembros inscritos en el club”, señala con un poco de alarde. “Cuando surgió la idea, pensé que podía juntar a un grupo de amigos de aquí de Utrecht en un solo lugar para darnos un “toque” luego del trabajo, como cualquiera que después de una dura jornada se va a tomar una cerveza a un bar y después se va a casa sin la preocupación de preguntarse sobre la calidad y la procedencia de lo que consumió”.

—Pero, lo que ustedes están haciendo no es nuevo, ¿o sí? —le cuestiono mientras acecho su tentadora colección de discos viejos de acetato—. Estamos en Holanda, en la tierra en la que se puede consumir libremente cinco gramos de cannabis en la calle, en casa y en las famosas coffeeshops, ¿no es así?

“Así es. El problema es que muy pocos saben de dónde proviene y qué calidad tiene el producto que hoy se fuman”, sostiene mientras vuelve de la cocina con dos expresos cortados y me atrapa hurgando entre sus joyas de Ray Charles, Marvin Gaye…

—Pero también existen muchas personas en Holanda que saben y procuran el cultivo de plantas de cannabis tanto en exteriores e interiores para el autoconsumo, ¿no es así? —le cuestiono.

“Así es. El problema es que esa gente que ya tiene experiencia sembrando y trabajando para su propio uso el THC (Tetrahidrocannabinol, el compuesto químico de la marihuana) , hoy tiene temor de sembrar porque la policía entra a tu casa, te quita tus plantas, te multa y hasta te llevan a prisión. Nosotros queremos tener a dos o tres cultivadores autorizados que se encarguen de cosechar unas 25 plantas a la semana”, sostiene el artista.

PUERTA TRASERA

A pesar de que todos los coffeeshops han sido catalogados como lugares seguros para el consumo de cannabis, según Van Piekeren, lo que pocos conocen es la forma en que el producto llega a los famosos locales que causan tanta admiración a los turistas.

Utrech marihuana“El problema es la puerta trasera”, asegura el holandés, quien trabajó en una coffeeshop. “Por los normal, puedes tener 500 gramos de cannabis en tu local, no más. Pero imagina que cada hora llegan a comprarte cinco gramos entre 20 y 25 personas… Y en toda Holanda hay unas 650 cofeeshops. Es imposible que te alcance con esa cantidad de producto”.

—Pero, entonces ¿de dónde viene la mariguana que venden los cafés? Porque parece ser uno de los secretos mejor guardados por esos negocios —le pregunto mientras extiende una hoja de papel arroz sobre la mesa de madera en la que ahora esparce únicamente tabaco.

“Nadie te lo va a decir porque eso es justamente lo que es ilegal”, sostiene sin vacilar.

Según Jan, en la ctualidad existen en Holanda grupos, o los mismos dueños de las coffeeshops dedicados a rentar una habitación, un apartamento o una casa entera para instalar invernaderos de cannabis que trabajan las 24 horas todo el año. Un dato que a nadie le resulta extraño en estas tierras, ya que continuamente se lee en la prensa local y en la de Bélgica, titulares sobre la detección y el total desmantelamiento de estas plantaciones caseras.

“Esta posibilidad de cultivar van y se la ofrecen a cualquiera que quiera ganar un dinero extra”, dice Van Piekeren antes de prenderle fuego a su cigarro. “Imagínate si no es atractivo, por cada kilogramo que cultives te pagan hasta siete mil euros (unos 120 mil pesos). Claro que existe un gran riesgo de ser descubierto por la altísima cuenta de luz que le llega a quienes siembran al interior; pero ahora hay quienes han aprendido a instalar ‘diablitos’”.

“Uno de los problemas más graves”, explica, “es que los mayoristas llegan a pagar grandes cantidades de dinero por la renta de terrenos baldíos, estacionamientos y parques; igual a quienes cultivan para ellos les pagan con sacos llenos de billetes, tanto dinero que pagan por el cannabis no pueden depositarlo en el banco, y es obvio que para protegerse los implicados usan armas, lo que trae violencia a las ciudades”, insiste.

MEDIDAS FALLIDAS

Según el músico y promotor del cannabis recreativo, desde que Holanda aprobó la conocida Ley del Cannabis hace 37 años, siempre ha sido “una mesa de tres patas”.

“Por eso hacía referencia a la puerta trasera de los coffeeshops”, afirma. “La entrada delantera está perfecta, ahora te piden identificación, hay seguridad, están limpios los locales; pero ¿cómo hace la droga para venir de los áticos convertidos en invernaderos, que es donde se cultiva para los usuarios no solo de Holanda sino de otros países que vienen aquí a darse un ‘toque’?”.

aquí en Holanda han intentado ahuyentar el narcoturismo, sobre todo el proveniente de Alemania, Bélgica y Francia, implementando el uso de controles como el ya famoso y fallido “Wietpas” (el pasaporte de la hierba) en los coffeeshops del país; una medida que arrancó en mayo de 2012 y que tenía la intención de registrar en un padrón a los consumidores de cannabis de cada local.

No obstante, lo que las autoridades no midieron fue el incremento en la demanda de drogas en la calle por parte de los usuarios. Repentinamente, varias ciudades holandesas vieron el retorno de los llamados dealers ante la negativa de los asiduos a los cafés a registrarse, pues tiene miedo a que las autoridades, los bancos y en sus propios trabajos los “ficharan” como drogadictos. Al mismo tiempo, algunas instituciones, como la Universidad de Tilburgo, detectaron un incremento en la venta de drogas duras (cocaína, éxtasis, heroína) que se vendían sin control en las banquetas, poniendo en riesgo la salud de los usuarios.

OPOSICIÓN LEGAL

Mientras me lleva al jardín a mirar las grandes matas verdes que reciben los últimos rayos de sol del verano, Jan me cuenta que fue justo el 11 de septiembre pasado cuando el CSCD registró ante la Cámara de Comercio de Utrecht, un viejo edificio del centro de la ciudad. Ese espacio lo pretenden remodelar para instalar invernaderos que sean mantenidos por los cultivadores experimentados, salas para fumar hasta un gramo al día en un horario vespertino que iría de dos a tres horas únicamente. De forma adicional, asegura que su propuesta incluye el pago de la cuota del club mediante tarjeta bancaria, “nada de efectivo”, subraya Van Piekeren, con la intención de que se haga claro el pago de impuestos.

El club ya tiene autorización municipal; sin embargo, actualmente se encuentran en espera de recibir la excepción a escala nacional, una petición que presentaron junto a las autoridades de Utrecht ante el Ministerio de Justicia holandés también en septiembre, que les permita, de entrada, sembrar 400 plantas en ese edificio. Este trámite, según Jan, les puede tardar tres meses.

Sin embargo, unos días después de recibir la petición, Ivo Opstelten, ministro de Justicia holandés, declaró a la prensa que se oponía rotundamente a la propuesta del club apoyada por el Consejo de Utrecht para autorizar el cultivo recreativo de cannabis, y amenazó con llevar a cabo acciones legales contra el gobierno de la ciudad si continuaba con la promoción de esa iniciativa.

Van Piekeren, afirma, mientras expurga algunas ramas de sus plantas en busca de bichos, que otra de sus opciones es intentar conseguir la excepción a través del Ministerio de Salud neerlandés, esgrimiendo para ello razones de toxicidad de las sustancias no supervisadas que se consumen actualmente en los cofeeshops y en las calles.

GRAN FIESTA

—Actualmente, algunos usuarios de marihuana en México han optado también por sembrar sus propias plantas en sus terrazas y jardines —le comento a Jan mientras busca en las frondosas macetas del club rastros de las flores que le permitan saber que se aproxima la fecha de la cosecha—. Muchas personas argumentan que esa es una opción para no ser parte de la cadena ilegal que acarrea el consumo de marihuana, mientras madura el debate sobre la legalización de la hierba. ¿Qué deberían aprender tanto los usuarios como los políticos mexicanos y latinoaméricanos de iniciativas como la del club?

“Mira, aquí habrá una reunión el día en que por fin recolectemos y sequemos todas estas hojas. Pero será una gran fiesta si logramos que todo lo que se consuma, desde que se siembra hasta que lo fumemos, sea completamente legal. Si se va a legalizar, en México o en otros países, se debe hacer de manera que se incluya toda la cadena, desde el cultivo hasta el consumo”, concluye Jan mientras se deja abrazar por sus plantas de hojas de picos para un par de fotos.

Fuente Milenio

0 2.657 vistas

Jamaica –”Viaje con nosotros si quiere fumar lo mismo que Bob Marley” podría ser el eslogan de cualquier agencia jamaicana de viajes en un futuro no muy lejano. El turismo especializado en un atractivo que está en auge, muchos empiezan a ver el cannabis como un aliciente para viajeros. En la prensa canadiense leíamos esta semana un articulo que hacía referencia a Jamaica y su potencial en este tipo de viajes.

El valle de Napa y Sonoma tiene sus rutas del vino en Estados Unidos, los viajeros acuden a Escocia para degustar los finos whiskies de malta. Sin embargo, en Jamaica, los agricultores están ofreciendo otro tipo de viaje para un tipo diferente de viajero

Llámalo ganja viaje: ahumado, místico. Técnicamente estos viajes ilegales a algunas de las plantaciones de marihuana ocultos por la isla, donde los turistas pueden degustar buenas cepas como “purple kush” and “pineapple skunk.”

La rutas pasarían por lugares como Nine Mile, la pequeña ciudad natal de la leyenda del reggae, y famoso por su amor a la marihuana, Bob Marley. Aquí, en las montañas verdes del centro de Jamaica, los“dreadlocked” escoltan a los visitantes curiosos a una granja de plantas de marihuana de un color verde oscuro creciendo en exteriores de tierra rojiza. Recorridos similares se ofrecen a las afueras de la localidad occidental de Negril, una zona mística de cannabis donde los viajeros llevan décadas acudiendo a fumar ganja.

“De aquí es la sinsemilla original, favorita de Bob Marley. Y de aquí es es el chocolate zorrillo, Una hierba especial para las mujeres”, le dijo a un reportero mientras le mostraba varias variedades en parcela un agricultor de cannabis apodado “Breezy”

Mientras que en estados de EEUU como Colorado y Washington la han legalizado y el gobierno de de Uruguay se está moviendo para entrar en el negocio del cannabis, la planta sigue siendo ilegal en Jamaica, donde se le conoce popularmente como “ganja”.

A algunos les gustaría ver el cambio, con cada vez mas defensores vocales diciendo que Jamaica podría dar a su debilitada economía un impulso, aprovechando el hecho de que la isla tan famosa por su marihuana, ya que saldrían ganando las playas, el turismo, la música reggae, etc

El ministro de Justicia Marcos Golding dijo a The Associated Press que el gobierno es consciente de los esfuerzos de la legalización en otros lugares, y llamó a la cuestión “dinámica y en rápida evolución.”

“Vamos a revisar el asunto a la luz de los recientes acontecimientos en este hemisferio”, dijo Golding sobre la despenalización en un correo electrónico.

La Coalición de Reforma Legislativa Ganja, un grupo de islas que le pide al gobierno que despenalice y regular la marihuana, se prepara para acoger una conferencia internacional en la capital Kingston a finales de este mes y donde se incluyen las perspectivas de comercialización de cannabis entre los temas

Jamaica’s-Solar-Industry-Need-Not-Wait-for-Approval-Any-LongerA pesar de su imagen internacional y relajada y con reputación de país rasta, Jamaica es un lugar conservador y religioso.

La marihuana esta generalizada, pero prohibida en la isla desde 1913. El cultivo ilícito de marihuana ha disminuido desde la década de 1970 debido a la competencia mundial y la guerra liderada por Estados Unidos contra las drogas. Sin embargo, Jamaica es el principal proveedor de marihuana a los EE.UU. y los turistas del Caribe a menudo no necesita mirar más lejos que el vestíbulo del hotel para la asistencia y compra de cannabis.

“Ya hay un alto grado de turismo de marihuana en Jamaica, que simplemente no se llaman así”, dijo Chris Simunek, editor en jefe de la revista High Times, con sede en Nueva York.

En Nine Mile, Breezy dice que los estadounidenses, alemanes y cada vez más los rusos han viajado a su pequeña granja y ha probar su cosecha. No habido compradores para el viaje de $ 50 esta mañana, pero entraron un par de autobuses llenos de turistas de cruceros que iban a la casa de niño de Bob Marley, y más de una docena se han alineado con entusiasmo para comprar bolsitas de hierba de los amigos de Breezy, que venden a través de un agujero en el pared al lado de la casa museo.

“Puedo conseguir cosas más fuertes, pero hay algo realmente especial acerca de fumar marihuana en Jamaica. Quiero decir, que esta es la marihuana que inspiró a Bob Marley”, dijo un turista de 26 años de edad, de Minnesota, que sólo se identificó como Angie.

Una guía de vacaciones llamado Jamaicamax promete organizar excursiones ganja a la zona de Negril. Pero hay una salvedad: en primer lugar tienes que fumarte un porro de marihuana con el guía, probablemente para demostrar que no eres policía.

“Después de fumarse un porro dan a conocer lo que llevará uno de los mejores tours-ganja en Jamaica y se fumará o comerá tanta ganja que le hablará a sí mismo Bob Marley “, dice el sitio web de viajes.

Más de una década después de que una comisión del gobierno, dijese que la marihuana estaba “culturalmente arraigada” y recomendase la despenalización del uso personal para adultos, los políticos y hombres de negocios influyentes están presionando para que Jamaica deseche los viejos temores de enojar a Washington y afloje las leyes.

Henry Lowe, un prominente científico jamaiquino que ayudó a desarrollar un medicamento derivado del cannabis para el tratamiento de glaucoma en la década de 1980, dijo que la isla podría convertirse rápidamente en un centro de turismo de la marihuana y de la investigación. “La gente podría venir a Jamaica para tratarse y el turismo de salud de la marihuana medicinal porque siempre ha sido nuestra tradición y nuestra cultura.”

Funcionarios contratados de la India se cree que llevaron la planta a Jamaica en el siglo XIX. Su uso como planta medicinal se extendió rápidamente con personas que utilizaban el té ganja para aliviar dolores y otros que la utilizan empapando ron con marihuana ron como remedio para el resfriado. Por la década de 1970, la marihuana se hizo aún más popular debido a estrellas del reggae rastafari como Marley y Peter Tosh.

Por ahora, las bandas criminales dominan el comercio de marihuana de la isla, y las guerras en parte por son por las ganancias de su venta que han azotado Jamaica. Sin embargo, los defensores dicen que la despenalización o legalización cambiarían los beneficios de manos alejandolos de las pandillas y ahorrando dinero que va para arrestar y encarcelar a usuarios de marihuana.

rasta_sexy_girl_by_darkjavier23Para Breezy y sus amigos, las reformas no llegaron a tiempo.

“El gobierno debe liberar la marihuana pronto, el hombre, porque es una cosa natural, una cosa espiritual”, dijo Ventoso antes de meter las narices en un macizo de plantas de marihuana y tomar una agradecida aspiración. “Y a los turistas les encanta.”

Fuente Ctvnews