Buscar

tetrahidrocannabinol - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 1.312 vistas

La mayoría de personas probablemente ya saben que las personas y también otros mamíferos tienen un sistema endocannabinoide. Este sistema en nuestro cuerpo es una red de receptores por todo el cuerpo que permite sentir los efectos de las prestaciones de los cannabinoides de la marihuana. Pero, ¿tenemos el sistema endocannabinoide para que se pudiese utilizar el cannabis?

No. Nuestro sistema endocannabinoide nos permite obtener el efecto psicoactivo del THC, pero no lo tenemos para eso. El sistema endocannabinoide existe antes de que comenzásemos a usar el cannabis y actúa en muchas funciones importantes del cuerpo humano y de los mamíferos.

Si es así por la razón por la que hay sistema endocannabinoide, ¿por qué el cannabis produce principalmente el cannabinoide psicoactivo tetrahidrocannabinol, y podemos sentir sus efectos?

La respuesta es la supervivencia. La marihuana crece en diferentes regiones geográficas y condiciones climáticas. El cannabis puede crecer en una amplia gama de diferentes regiones geográficas y climas, y con sus cannabinoides que realizan la función de protección.

Los cannabinoides , tales como el THC son producidos en pequeños tricomas en la superficie de la planta. Los tricomas se pueden encontrar en una variedad de especies de plantas y realizan la función de protección.

– La protección contra los insectos herbívoros
– La protección contra las heladas en las condiciones más frías
– La reducción al mínimo de la pérdida de agua en un entorno ventoso
– Evitan el sobrecalentamiento en un ambiente seco
– La atracción de los efectos positivos de los insectos polinizadores

No sólo produce tricomas el cannabis, pero lo que le diferencia de otras plantas son los ingredientes psicoactivos como el THC. Para entender por qué la planta produce suficientes compuestos psicoactivos debemos fijarnos en la cafeína y la nicotina.

La cafeína y la nicotina son pesticidas naturales, que disuaden a los insectos herbívoros. Por lo tanto, es uno de los posibles papeles que juega THC.

El THC también puede actuar como antimicrobiano. Las plantas tienen que preocuparse por los gérmenes que pueden transportar los insectos o animales. Ellos no tienen el sistema inmunológico, por lo que tienen que producir sustancias que puedan utilizarse como una función protectora.

Otra de las funciones que tiene THC en el cannabis es la protección UV-B . Investigadores de la Universidad de Maryland llevaron a cabo un estudio en el que los consumidores de plantas de cannabis se expusieron a

la radiación UV y encontraron que contra más THC eran menos expuestos a la radiación. Esto confirmó la función plenamente protectora del THC.

Aunque no se puede identificar la razón exacta por la que el THC o los productos de cannabis y toda una plétora de otros compuestos cannabinoides, todo indica que desempeñan una función protectora.

Gracias a nuestro sistema de endocannabinoide nos podemos beneficiar de la entrega de los cannabinoides de cannabis, el THC encontrado en el cannabis no fue creado para causar un subidón, colocón o alta. Lo más probable es la función de protección total, por lo que protege al cannabis de la intemperie, los animales e insectos.

3 1.239 vistas

Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es el cannabinoides mayoritario presente en la marihuana medicinal. La concentración de THC depende del cultivo de la planta de marihuana, conocida científicamente como Cannabis sativa L. Aparte del THC, la planta de la marihuana contiene más de 100 cannabinoides.

El THC o tetrahidrocannabinol es el compuesto de la marihuana responsable de los efectos psicológicos. Esto se hace mediante la estimulación de las células en el cerebro para liberar la dopamina, responsable de la creación de la euforia. También interfiere en cómo la información se procesa en el hipocampo, que es la partdel cerebro responsable de la formación de nuevos recuerdos .

El impacto médico del THC

El cannabis medicinal ha sido utilizado por los profesionales médicos para tratar una serie de enfermedades y síntomas asociados. Dos fármacos, el dronabinol y nabilona, contienen THC que se han materializado para el tratamiento de las náuseas en los pacientes de SIDA y hepatitis, confirmando la mejora del apetito y ayudando en la retención de un peso corporal estable. Teniendo en cuenta los factores psicológicos de estimulación por el THC , es una buena opción para los pacientes que necesiten alivio al mismo tiempo que permanecen alerta y en activo.

El THC también puede disminuir el dolor, la inflamación (hinchazón y enrojecimiento), y los problemas de control muscular. También puede actuar como un epiléptico, anti-antidepresivo, disminuyendo la presión arterial.

El dolor es la principal razón por lo que la gente pide y se receta con cannabis asociandolo con casi todas las enfermedades. El dolor puede ser debido a la esclerosis múltiple, daño del plexo braquial, por infección por VIH, dolor por artritis reumatoide, dolor de cáncer, dolor de cabeza, dolores menstruales, crónica inflamación intestinal y neuralgias.

Los estudios clínicos han demostrado grandes propiedades paliativas de los productos del cannabis. La investigación reciente también ha demostrado que el THC en dosis bajas mejora la eficacia de otros fármacos antieméticos si se administran juntos.

El THC también disminuye el comportamiento perturbado entre los pacientes, los vómitos, los trastornos del movimiento, la epilepsia, el asma, la dependencia y síndrome de abstinencia, síntomas psiquiátricos, enfermedades autoinmunes y por la inflamación, los síndromes mixtos y diversos.

Sin embargo, cuando se consume en grandes volúmenes, el THC puede tener algunos efectos secundarios negativos, como la ilusión. Es por esta razón que los legisladores de Colorado aprobaron una ley en la primavera de 2014 para limitar la cantidad de THC a sólo 3,53 oz (100 miligramos) en productos comestibles de marihuana.

Conclusión
Dados los varios efectos secundarios asociados con los medicamentos recetados especialmente por los analgésicos, muchas personas tratan de vender la marihuana como la mejor medicación por ser totalmente natural y no tener efectos secundarios.

8 1.358 vistas

El tetrahidrocannabinol (THC) es el más famoso de todos los cannabinoides con diferencia, y es el principal compuesto psicoactivo que se produce de forma natural en la planta de cannabis. Pero ¿qué es exactamente, cuál es su propósito en la naturaleza, y cómo actúa en el cuerpo humano?

Científicos de todo el mundo estudian estas cuestiones importantes en profundidad, y los resultados obtenidos en los cincuenta años que han pasado desde que la molécula se descubrió por primera vez han brindado beneficios incalculables a la ciencia médica – beneficios que sencillamente siguen aumentando, a medida que la investigación no deja de intensificarse y las barreras globales a la investigación siguen derribándose.

Estructura Química y Propiedades del THC

El THC es una molécula con la fórmula química C??H??O?, que contiene veintiún átomos de carbono, treinta de hidrógeno y dos de oxígeno. Como ocurre con todos los demás fitocannabinoides conocidos, el THC es un compuesto oleoso que es indisoluble en agua pero muy soluble en disolventes a base de lípidos.

Los fitocannabinoides, incluido el THC, se clasifican como compuestos terpenofenólicos. Los terpenofenoles son moléculas orgánicas complejas que comprenden elementos tanto de los terpenoides como de los fenoles (dos clases principales de compuestos químicos de origen natural).

Se produce una compleja reacción en cadena en las hojas y en las glándulas de resina de la planta de cannabis que lleva a la producción de THC. En las hojas jóvenes, un fenol conocido como ácido olivetólico reacciona con un compuesto conocido como pirofosfato de geranilo para formar ácido cannabigerólico.

La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
¿Cómo Produce THC la Planta de Cannabis?

El ácido cannabigerólico (CBG) es el precursor de muchos cannabinoides importantes, incluidos el THC, el CBD, el CBC, y el propio CBG. Para producir THC, el CBGA debe sufrir primero una reacción para formar el precursor inmediato, conocido como ácido tetrahidrocannabinílico (THCA). Esta reacción la facilita una enzima conocida como THC sintasa.

La reacción se lleva a cabo en las glándulas de resina, lo que garantiza que estén repletas de THCA, que luego se convierte en THC con el tiempo o en respuesta a temperaturas cálidas. Este proceso, mediante el cual el THCA se convierte en THC, se conoce como descarboxilación.

En pocas palabras, la molécula del THCA es idéntica a la molécula del THC con la incorporación de un “grupo carboxilo” – compuesto sencillamente por un átomo de carbono, un átomo de hidrógeno y dos átomos de oxígeno. Cuando se produce la descarboxilación, el grupo carboxilo se pierde – este proceso se produce también con el resto de ácidos cannabinoides (como con el CBCA y el CBDA) para formar los propios cannabinoides.

Los Isómeros del THC

Aunque popularmente se conoce simplemente como THC, la molécula en cuestión es más conocida como delta-9-tetrahidrocannabinol, o Δ?-THC. De hecho, hay otras formas de THC, de las que la más conocida es Δ?-THC.

THC-2-1-1024x1024
El THC se une a los receptores CB? en el cerebro para causar el efecto psicoactivo (© Birth Into Being)

Estas otras formas (conocidas como “isómeros cis-trans o de doble enlace”) son básicamente la misma molécula, pero difieren en un pequeñísimo aspecto. La molécula del THC contiene un anillo de ciclohexano – seis átomos de carbono dispuestos en un anillo, cada uno unido a dos átomos de hidrógeno. Estos átomos de carbono están unidos por enlaces covalentes sencillos, a excepción de un par que está unido por un doble enlace. La posición de este doble enlace determina cuál de los isómeros de doble enlace es la molécula, así como la extensión de su efecto psicoactivo.

La mayoría de estos isómeros se estudian considerablemente poco, pero la escasa investigación realizada ha demostrado que sólo Δ?-THC y Δ?-THC actúan sobre el receptor CB?. La activación del receptor CB? es una rara habilidad, y es la principal causa de la psicoactividad asociada al cannabis.

Curiosamente, se ha demostrado que Δ?-THC presenta potencialmente una mayor capacidad para estimular el apetito que su famoso homólogo, en un estudio de 2004 en ratones. Sin embargo, en general, parece que su capacidad para estimular el receptor CB? es menor que la de Δ?-THC, y por esta razón, ya no despierta el mismo interés.

Además de estos isómeros de doble enlace, el THC también tiene varios isómeros estructurales. La diferencia aquí radica en que los isómeros de doble enlace contienen átomos ordenados de manera idéntica pero unidos entre sí con diferentes enlaces, mientras que los isómeros estructurales contienen los mismos átomos pero están dispuestos de manera diferente para proporcionar una estructura 3D (a veces radicalmente diferente). Algunos de estos isómeros estructurales son muy conocidos por los interesados en el cannabis – por ejemplo, el cannabidiol (CBD) y ¡el cannabicromeno (CBC)!

La Importancia del THC en la Medicina

El THC, junto con varios cannabinoides más, se une a los “receptores” en sitios especiales del cuerpo que se encuentran en el cerebro, dentro de los órganos principales, y en todas las células del sistema inmune. Estos “receptores” son proteínas especializadas que se encuentran en las uniones entre las neuronas presinápticas (células nerviosas), y hasta el momento, se han identificado dos receptores principales relacionados con los cannabinoides – los receptores cannabinoides tipo I y II, o CB? y CB?.

Los receptores cannabinoides pueden considerarse las “cerraduras”, mientras que los cannabinoides son las “llaves” que las pueden abrir. Otro término para las llaves que encajan en las cerraduras de estas proteínas especializadas es “ligandos”. Cuando un ligando se encuentra con un receptor, se puede “unir” al receptor para crear una molécula modificada conocida como el complejo receptor-ligando, que tiene diferentes propiedades bioquímicas. La molécula modificada puede entonces cumplir con una serie de funciones biológicas diferentes.

El THC puede unirse tanto a los receptores CB? como CB?. Dentro de los receptores CB?,  la actividad de unión del THC se ha relacionado con procesos reguladores fundamentales, tales como la muerte celular programada y la génesis de células nuevas.

Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))
Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))

Cuando se une a los receptores CB?, que se encuentran principalmente en el cerebro y en el sistema nervioso central (CNS), la actividad biológica resultante también se produce en el cerebro y en el sistema nervioso central. Esta actividad en el cerebro puede alterar la experiencia subjetiva de la realidad, lo que lleva a la famosa “subida” relacionada con el consumo de cannabis.

Además de causar el efecto psicoactivo, la actividad del THC en el cerebro se ha asociado con procesos relacionados con el aprendizaje, la memoria, el impulso, la regulación emocional, el sueño y el apetito. El estudio de la actividad farmacológica de esta molécula ha demostrado ser fundamental para comprender estos procesos tan importantes, así como para profundizar en la comprensión de las enfermedades y trastornos mentales que pueden resultar cuando dichos procesos no se producen con normalidad.

Por Seshata

0 395 vistas

El CBD o cannabidiol, es el cannabinoide hermano y no pisicoactivo del THC o tetrahidrocannabinol y los dos se encuentran en la planta cannabis sativa en muy diferentes porcentajes

Durante estos últimos tiempos estamos escuchando y leyendo mucho sobre las ventajas sanadoras del cannabis y sus cannabinoides, el THC siempre ha sido el más conocido y buscado de todos, pero esa hegemonía puede estar amenazada por uno de sus hermanos, el CBD.

cañamo-lamarihuana-huerta
Propias plantaciones de cañamo

El cannabidiol es uno de tantos de los cannabinoides que se puede encontrar en la planta del cannabis sativa. Esta planta a su vez, tendría y podríamos decir, que tiene dos versiones, el cáñamo y la marihuana. En la primera versión o cáñamo sería, el cannabidiol o CBD, el cannabinoide con mayor porcentaje entre todos ellos y con un máximo de 0.2 de THC y en la segunda opción o marihuana, sería, el THC o tetrahidrocannabinol  psicoactivo el mayoritario y más representativo. Por lo tanto, la planta del cáñamo sería por naturaleza la gran proveedora de este cannabinoide natural y de ahí también, otro de los aspectos de este re-descubrimiento del cultivo de esta espectacular planta.

A este derivado del cannabis, CBD, se le atribuyen una gran cantidad de posibles beneficios médicos existiendo actualmente una variedad de empresas que están poniendo sus miras empresariales en el especial cannabinoide. Eso si, se debe tener en cuenta la procedencia y su producción, ya que estamos siendo bombardeados por una gran cantidad de marcas y no de todas tenemos muy clara su procedencia y calidad. Es importante saber que el producto ha sido extraído en condiciones perfectas para su consumo y de un cultivo de cáñamo que haya contado con unas mínimas garantías de calidad, asegurando que el contenido conseguido es el correcto y no albergando metales pesados o residuos de plaguicidas.

Muchas marcas están envasando el producto importado de terceros países y de cultivos que la misma empresa envasadora no ha seguido anteriormente y por eso es muy importante saber que el producto que vamos a consumir ha tenido un seguimiento desde que es una semilla hasta que se le extrae el contenido en legitimas condiciones.

vitrovit-cbx-lamarihuana
Extracto de cáñamo aceite (CBD)

El extracto de cáñamo o aceite CBD de Vitrovit es buen ejemplo de este proceso de principio a fin. Josep María Funtané artífice y director de producción de Vitrovit cultiva en España en su costa este, una zona privilegiada por tierras, clima y agua, produciendo esta maravillosa planta cannabis sativa sin efectos psicoactivos. En sus extensas hectáreas de cáñamo, fabrica natural ecológica de CBD, se producen estas espectaculares plantas que son la garantía de existencia y de la calidad de este producto llamado CBX (extracto de cáñamo CBD) y que es el buque insignia la marca.

Extracto de cáñamo (CBD) en píldoras
Extracto de cáñamo (CBD) en píldoras

Después de largos años de investigación, Vitrovit, ha conseguido crear un producto con todas las garantías y autorizaciones necesarias para tal fin, además, con sus propias hectáreas de cáñamo cultivado para no tener que depender de la compra de materia prima a terceros.

Vitrovit puede presumir de tener un producto cien por cien natural y ecológico y con la garantía de controlar el proceso de sus productos CBD desde cómo se planta el cáñamo hasta que que el producto es debidamente envasado.

Para más información o distribución de Vitrovit info@vitrovit.net

1 1.787 vistas

Científicos de la Universidad de East Anglia, en Norfolk, Reino Unido, han demostrado que el THC, principal ingrediente psicoactivo de la marihuana, podría reducir el crecimiento del tumor en pacientes con cáncer

La investigación revela la existencia de mecanismos de señalización previamente desconocidos que – además de los ya conocidos – son responsables del éxito de dicho fármaco en la reducción de los tumores. Esta investigación ha sido elaborada en cooperación con científicos de la Universidad Complutense de Madrid, España.

Los autores del estudio utilizaron muestras celulares cancerígenas de mama humano para inducir tumores en ratones. A continuación los tumores fueron tratados con THC y vieron que dos receptores celulares en concreto fueron responsables de sus efectos anti-tumorales. “Mostramos que estos efectos están mediados por la interacción conjunta del CB2 y el GPR55 – dos miembros de la familia de los receptores cannabinoides.

Nuestros resultados ayudan a explicar algunos de los efectos bien conocidos, pero aún poco comprendidos, del THC a dosis bajas y altas en el crecimiento tumoral”, dijo el Dr. Peter McCormick de la escuela de Farmacia de la UEA. “Mediante la identificación de los receptores implicados hemos proporcionado un paso importante para el futuro desarrollo de terapias que puedan actuar sobre las interacciones que hemos descubierto para reducir el crecimiento del tumor”. Fuente

0 421 vistas

Hallazgos científicos informan que los compuestos químicos que se encuentran en la planta de cannabis pueden prevenir la pérdida de visión. 

La pigmentación de la retina es una enfermedad genética de los ojos, que resulta en una pérdida severa de la visión y la ceguera. La enfermedad afecta a 1 de cada 4,000 personas y empeora las células en la retina, llamadas fotorreceptores.

En un estudio publicado en el Diario de la investigación experimental ochni muestra cómo ingredientes químicos que se encuentran en el cannabis conocidos como cannabinoides tienen la capacidad de frenar este pigmentoso proceso.

Usando la forma sintética de tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente responsable del efecto psicoactivo de la planta, científicos de la Universidad de Alicante, España han podido prevenir la pérdida de la visión en ratas que sufren la enfermedad.

“Estos datos sugieren que los cannabinoides son potencialmente útiles para retrasar la degeneración de la retina en pacientes con retinitis pigmentaria”, dijo el Dr. Nicholas Quensa, investigador principal.

Al final del día 90, las ratas que recibieron tratamiento con THC se desempeñaron mejor en las pruebas visuales y tuvieron más del 40% de fotorreceptores que las ratas que no tuvieron la suerte de recibir tratamiento. Además, el THC parece haber protegido muchas otras partes de la estructura de malla, incluidas las capas internas de la retina.

Aunque estos resultados son bastante alentadores, no son una sorpresa. Como se observa el grupo de cannabinoides han proporcionado un tratamiento prometedor en numerosas enfermedades degenerativas que van desde la enfermedad de Parkinson a la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

De hecho, ya hay muchas exposiciones que demuestran la existencia de las vías cannabinoides en los ojos. Ya en la década de 1970, los científicos observaron efectos bastante interesantes y positivos en el tratamiento de enfermedades oftálmicas con cannabis medicinal.

Un estudio publicado en 1978 encontró que el cannabis había causado retraso en la regulación de la pupila, que según los científicos es que “los cannabinoides afectan directamente a la recuperación de la retina.”

El último estudio analizó los mecanismos detrás de los beneficios de los cannabinoides en la pigmentación de la retina, los científicos esperan continuar con la investigación.

1 1.681 vistas

Contra más estudios de marihuana se realizan, más estereotipos parecen ser falsos. Los anti cannabis que se oponen a la legalización tienen cada vez menos argumentos.

Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard, publicado en Frontiers in Pharmacology, ha demostrado que la marihuana medicinal puede mejorar la función cerebral entre los pacientes.

El estudio titulado “ Esplendor en la hierba” Un estudio piloto sobre el impacto de la marihuana medicinal en la función ejecutiva es el primer estudio de este tipo, y sus resultados son prometedores.

Efecto de la marihuana en la función cerebral

Los investigadores han observado que a pesar de muchos estudios, estos son los primeros en los que las funciones cerebrales se probaron antes y después de los ensayos.

El estudio encontró que las prohibiciones de la marihuana son contradictorias con los resultados de muchos estudios que indican que el cannabis es una medicina. También señalan que aunque el cannabis tiene efectos adversos en el cerebro en desarrollo, la mayoría de los pacientes los usan en la edad adulta, y el cerebro ya no es afectado por la marihuana.

Investigadores de la Universidad de Harvard han decidido investigar si la marihuana medicinal puede mejorar la función cerebral. Para este propósito eligieron una variedad médica, que en su perfil químico tienen niveles muy bajos del tetrahidrocannabinol psicoactivo ( THC ), pero que son ricos en cannabinoides no psicoactivos tales como el cannabidiol o CBD.

Entre ellos, se cree que algunos cannabinoides, tales como el cannabigerol y la tetrahidrocannabivarina tienen propiedades neurogénicas y neuroprotectoras, lo que significa que están implicados en la creación de nuevas células cerebrales y evitan la degeneración.

Métodos de prueba

El estudio se realizó durante un período de 12 meses, en el que 32 participantes fueron sometidos a pruebas regulares tres, seis y doce meses antes de recibir marihuana medicinal.

Para calificar el estudio, los participantes no debían haber estado en contacto con la marihuana, o debían haber pasado 10 años desde su último uso. La condición para participar en el estudio fue tener una enfermedad diagnosticada como la ansiedad, depresión o insomnio.

A los pacientes se les realizó una serie de pruebas como la Test Stroop Color Word Test, que muestra una palabra como Red , pero debiendo pronunciar el color asociado con la palabra, en este caso el verde.

¿Cómo puede afectar la marihuana al funcionamiento del cerebro?

Después de tres meses de uso de marihuana medicinal, mostraron una mayor capacidad para realizar todas las pruebas de precisión y velocidad, lo que sugiere que la marihuana medicinal mejoró la función cerebral.

Los investigadores reconocieron que 32 participantes era un numero pequeño y la investigación impidió la administración de un placebo, debido a que los mismos pacientes adquirieron cannabis de los médicos. Este es el primer estudio de este tipo.

“Como investigador clínico, no me interesan las investigaciones malas o buenas, solo me interesa la verdad. Lo que nuestros pacientes y usuarios recreativos tienen el poder de saber. La gente va a usar marihuana, nuestra tarea es desarrollar las mejores y más seguras formas de su consumo. “- dijo Staci Gruber , director de las investigaciones marihuana para Neuroscientific Discovery (MIND). .

Los resultados de estos estudios son prometedores y los investigadores continuarán estudiando los efectos de la marihuana en la función cerebral para confirmar los hallazgos iniciales.

1 1.195 vistas

No hay pruebas claras de que el humo de la marihuana liberado a través de la nariz sea malo. Sin embargo, se sabe que exhalar por la nariz expone la cavidad nasal al mismo daño que se produce en los pulmones y en la boca.

Fumar generalmente no es un hábito saludable. La investigación ha demostrado que aunque fumar marihuana no está relacionado con el desarrollo de cáncer de pulmón, el humo no afecta positivamente a la función pulmonar, bronquial y respiratoria.

Aunque la exhalación de humo de marihuana a través de la nariz generalmente permite una mejor percepción del sabor de la hierba, la exhalación del humo expone los senos y las fosas nasales a la irritación. Cuanto más a menudo fuma por la nariz, es más probable que mas se sienta irritado, aunque depende de la frecuencia con que fuma y de los métodos de consumo que se usan.

¿Es una mala idea expulsar el humo de la marihuana por la nariz?

Cada exhalación de humo es mala. Pero, ¿el humo por la nariz es la peor forma posible? Aquí hay seis razones por las que se debe evitar este método.

1. Calor
Como se sabe, el humo está caliente. La sensación de calor en los pulmones y el sistema respiratorio puede ser irritante. Además, el humo del material vegetal quemado contiene ingredientes de alquitrán calientes que pueden causar lesiones e irritación a los tejidos blandos de la nariz, la garganta y el tracto respiratorio.

2. Envejecimiento
Fumar es un factor importante en el envejecimiento. El humo es una impureza que puede causar estrés oxidativo que afecte la piel y a otros tejidos expuestos a el. Aunque no hay pruebas claras de que el humo del cannabis contribuya al desarrollo de cáncer de nariz o piel, fumar ciertamente acelerará el envejecimiento de la piel.

3. Mayor exposición a carcinógenos
Hasta el momento, los estudios no han mostrado correlación entre fumar marihuana y cáncer de cerebro, laringe o garganta. Sin embargo, la quema de materiales vegetales aumenta la exposición a carcinógenos conocidos como el benceno, el tolueno y el naftaleno. Sin embargo, la exposición a estos compuestos puede eliminarse.

¡El estudio descubrió que la vaporización de marihuana a 185 grados centígrados reduce el riesgo de exposición a estos carcinógenos en un 100 por ciento! Por supuesto, estos números pueden variar según el tipo de vaporizador . ( enlace a la investigación )

4. Sequedad
La boca seca es uno de los efectos secundarios más indeseables de fumar marihuana . El uso de marihuana causa sequedad en la boca porque los cannabinoides contenidos en él, como el tetrahidrocannabinol ( THC ) psicoactivo , se unen a los receptores cannabinoides. Estos receptores están presentes en la glándula salival submandibular, el par de glándulas ubicadas debajo del fondo de la boca que son responsables de  producir aproximadamente el 70% de nuestra saliva . Sacar el humo a través de la nariz puede irritar sus tejidos y sentir secquedad.

5. Microbiología de la nariz
Al igual que el resto del cuerpo, la cavidad nasal es un ecosistema en el que se encuentran microorganismos y virus beneficiosos y dañinos. Cuando liberas el humo por la nariz, todo el ecosistema también siente el efecto.

Aunque no se han realizado estudios sobre los efectos del humo nasal , las investigaciones sobre el tabaco han demostrado que fumar está asociado a cambios severos en la flora nasal. En particular, el humo del tabaco puede aumentar el número de bacterias patógenas, por lo que es probable que sus consumidores estén infectados.

Aunque el humo del tabaco está asociado con la inmunosupresión, no está claro si el humo de la marihuana tiene el mismo efecto. Pero el hecho mismo del impacto negativo del humo del tabaco es muy importante, porque la gran mayoría de los consumidores de hierba lo mezclan con el tabaco.

0 436 vistas

Un reciente estudio italiano fue presentado en el III Congreso de la Academia Europea de Neurológica (EAN) de Amsterdam en Septiembre y confirmando que los cannabinoides son adecuados para su uso como profilaxis para los ataques de migraña como otros tratamientos farmacológicos .

El equipo de investigación dirigido por la Dra. Maria Nicolodi , presidenta de la Fundación Sicuteri-Nicolodi en Florencia, estudió la idoneidad de los cannabinoides como tratamiento para la migraña aguda y la cefalea en racimos.

Un grupo de 48 voluntarios con migraña crónica recibió una dosis oral inicial de 10 mg de una combinación de dos compuestos. Uno contenía 19% de tetrahidrocannabinol (THC), mientras que el otro, tenía un bajo contenido de THC y un contenido en CBD del 9%. Con una dosis oral de 200 mg de dolor agudo hubo una disminución de un 55%.

En la segunda fase del estudio, a 79 pacientes con migraña crónica se les administró una dosis diaria de 25 mg de amitriptilina – un antidepresivo tricíclico comúnmente utilizado para tratar la migraña – o 200 mg de la combinación THC-CDB para un período de tres meses.

48 pacientes con cefalea en racimos también recibieron 200 mg de THC-CBD o una dosis diaria de 480 mg de antagonista de calcio de verapamilo. En el caso del dolor agudo, se administraron 200 mg de TCH-CBD para ambos tipos de cefalea, racimo y no.

Los resultados después de tres meses de tratamiento y un seguimiento de otras cuatro semanas se produjeron varias ideas. Mientras que la combinación de TCH-CBD obtuvo resultados ligeramente mejores que la amitriptilina (40,1 por ciento), con una reducción del 40,4 por ciento de los ataques, la gravedad y el número de ataques de dolor de cabeza en racimo fueron ligeramente disminuidos.

Durante el análisis del uso en el tratamiento del dolor agudo, los investigadores encontraron un fenómeno interesante: los cannabinoides reducen la intensidad del dolor entre los pacientes con migrañas en un 43,5 por ciento.

Los mismos resultados se observaron en pacientes con cefalea en racimo, pero sólo en aquellos que habían tenido migraña ya en la infancia. En pacientes sin historia previa, la combinación THC-CBD no tuvo efecto como tratamiento agudo .

“Hemos sido capaces de demostrar que los cannabinoides son una alternativa a los tratamientos establecidos en la prevención de las migrañas . Dicho esto, son adecuados para su uso en el tratamiento agudo de las cefaleas en racimos en los pacientes con antecedentes de migrañas desde la infancia “, comentó el Dr. Nicolodi.

De acuerdo con un estudio realizado en 2016 y publicado en la revista La farmacoterapia , la frecuencia de los ataques de migraña en los pacientes que recibieron el cannabis se habría reducido un promedio, de 10.4 a 4,6 en un mes.

Otro estudio realizado por Investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Colorado evaluaron el impacto de la marihuana en la frecuencia mensual de las migrañas en un grupo de 121 personas adultas

0 709 vistas

Más de uno se va a sorprender al saber que la ciencia relaciona el uso de cannabis con la memoria de forma positiva. ¿Sabías que el THC mejora el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria que sufrimos al hacernos mayores? Un nuevo estudio clínico, realizado en ratones, demuestra que el THC puede tener efectos rejuvenecedores en el cerebro. Averigua cómo.

Una nueva investigación sobre las propiedades beneficiosas del cannabis para la salud hace que su larga lista de beneficios aumente. A principios de mayo, se publicaba en la prestigiosa revista científica especializada Nature Medicine un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Este ensayo clínico, llevado a cabo en ratones, demuestra que el principal compuesto psicoactivo del cannabis, el cannabinoide delta 9-tetrahidrocannabinol o THC, puede tener efectos positivos en el cerebro, particularmente en el de las personas de avanzada edad. Parece que el THC – administrado en dosis bajas y regulares – ayuda a mejorar el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria relacionada con el proceso de envejecimiento.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC se concentra en los tricomas o glándulas de resina que segrega el cannabis (CC. Steffen Geyer)

Seguro que a más de uno le resulta sorprendente que la ciencia relacione el uso del cannabis con la memoria de forma positiva – ya que suele utilizarse contra el cannabis el manido argumento que afirma que su consumo perjudica nuestra memoria. Y más cuando se trata de un tema tan delicado como el envejecimiento de nuestro cerebro. Porque cuando nos hacemos mayores, vamos perdiendo capacidades cognitivas, y aprender cosas nuevas o centrarnos en más de una cosa a la vez se convierten en tareas que nos resultan cada vez más complicadas.

El inexorable paso del tiempo

A pesar de lo innumerables avances de la ciencia, aún queda mucho por descubrir y desvelar sobre los mecanismos biológicos que producen el proceso de envejecimiento de nuestro organismo a nivel físico y mental. Cuando envejecemos, se produce un deterioro del cerebro y pueden manifestarse enfermedades neurodegenerativas que acarrean pérdida de la memoria o una disminución de la capacidad de atención y de razonamiento, entre otros muchos síntomas.

A lo largo de los siglos, la ciencia ha intentado encontrar una poción mágica contra el envejecimiento, una fuente de la eterna juventud, algo que ayude a ralentizar o incluso invertir este inevitable proceso. Todavía es un poco pronto para saber exactamente hasta qué punto el cannabis podría ayudar en esto. No obstante, los resultados prometedores del estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Bonn apuntan en esta dirección: una pequeña dosis diaria de THC podría proteger nuestro cerebro contra los efectos del envejecimiento, mejorando el aprendizaje, la memoria o la atención.

El THC restaura la función cognitiva mermada por el envejecimiento 

De momento, las pruebas de laboratorio que confirman este hallazgo se han llevado a cabo únicamente en ratones. El equipo tiene la intención de replicar estas mismas pruebas en humanos más adelante – pero con THC purificado que resulta más fácil de dosificar – con el objetivo de comprobar si los resultados de este estudio se repiten. Algo para lo que aún puede quedar un ligero trecho que recorrer.

Para realizar el estudio titulado “A chronic low dose of Δ9-tetrahydrocannabinol (THC) restores cognitive function in old mice” (Una dosis regular y baja de Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) restaura la función cognitiva en ratones de avanzada edad), los investigadores administraron dosis bajas de THC a roedores de diferentes edades, de 2 meses, 12 y 18 meses – es decir, ratones jóvenes, ratones en edad madura, y de edad avanzada – de forma regular durante un periodo de tiempo de cuatro semanas. La relevancia del tamaño de las dosis tiene que ver con que unas dosis tan pequeñas no producen efectos psicoactivos como los producidos por las dosis consumidas con fines recreativos, que suelen ser mayores.

Tras someterles a observación a lo largo de ese mes, el equipo liderado por el Profesor y Doctor Andreas Zimmer – director del Instituto de Psiquiatría Molecular de la Universidad de Bonn – y por el doctor del mismo instituto Andras Bilkei-Gorzo, entre otros, llevo a cabo una evaluación de la habilidad de los ratones para realizar tareas cognitivas – como pruebas en laberintos de agua para averiguar y recordar dónde hay una ubicación segura o reconocer a otros sujetos de su especie, a los que habían estado expuestos previamente.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
Una ilustración del cerebro humano con millones de pequeños nervios (CC. Ars Electronica)

El fitocannabinoide psicoactivo que protege frente al envejecimiento cerebral

Curiosamente, los roedores jóvenes a los que no se había administrado THC en dosis pequeñas y regulares tuvieron un desempeño mejor en las pruebas de comportamiento relacionadas con la memoria y el aprendizaje que a los ratones jóvenes a los que se había tratado con dicho fitocannabinoide. Mientras que, en los individuos de edad más avanzada, ocurría lo contrario: los ratones más viejos que habían recibido pequeñas dosis de tetrahidrocannabinol de manera regular obtenían mejores resultados en las pruebas – realizándolas en un mejor tiempo y con un mejor desempeño – que los ratones maduros y ancianos a los que no se había administrado ninguna cantidad de THC, y que aquellos a los que se había administrado dosis excesivas.

Además de observar como el nivel de desempeño cognitivo parecía restaurarse de forma notable en los ratones ancianos que había recibido tratamiento con THC en dosis bajas, lo que detectaron los investigadores al examinar los cerebros de dichos ratones ancianos fue que a las neuronas localizadas en el hipocampo les habían brotado más espinas sinápticas – lo que mejora la comunicación neuronal. Sorprendentemente, los ratones ancianos tratados con THC presentaban un patrón de expresión génica en el hipocampo radicalmente diferente al de los ratones de avanzada edad a los que no se había tratado con dicho fitocannabinoide.

El hipocampo es la zona o parte básica del cerebro clave para la correcta formación y actividad de la memoria a largo plazo y para el aprendizaje. También está muy relacionado con la producción y regulación de estados emocionales, además de con la memoria espacial. A lo largo de nuestra vida, el cerebro de un adulto sigue creando y generando neuronas, en un proceso conocido como neurogénesis que ocurre principalmente en el hipocampo.

Esta zona es una de las primeras en las que se manifiestan las enfermedades neurológicas – como la demencia o el Alzheimer, entre otras – que hacen que las personas que las padecen vean mermadas sus capacidades cognitivas, al presentar con frecuencia síntomas como pérdida de la memoria, problemas de atención y orientación, dificultad para comunicarse, etc.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC puede desempeñar un papel en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer o la demencia senil (CC. Kamil Porembinski)

Interacción del THC en el Sistema Endocannabinoide

Los resultados del estudio dejan patente la influencia del THC a nivel cerebral debido a su analogía con los endocannabinoides, con los que el THC interactúa al consumir cannabis. Los investigadores han determinado que este compuesto psicoactivo además de influir sobre el sistema endocannabinoide de los roedores, también ayuda a restablecer su funcionamiento.

Este mecanismo de defensa a nivel cerebral está controlado por el sistema endocannabinoide (SEC), un complejo sistema de regulación corporal formado por un grupo de receptores cannabinoides endógenos – o endocannabinoides, que se parecen a los producidos de forma natural por la planta de cannabis, llamados fitocannabinoides – localizados en el cerebro de los mamíferos y a través los sistemas nervioso y periférico.

Como decíamos, el SEC desempeña un papel clave en los procesos fisiológicos y patológicos de nuestro sistema corporal, y lo hace a través del conjunto de moléculas llamadas receptores que interactúan y median la comunicación entre las células en nuestro sistema nervioso. Es este sistema endocannabinoide el que activa y coordina el tipo de repuesta que va a dar el sistema inmune nervioso.

En lo que respecta a nuestro cerebro, el sistema inmune cuenta con las denominadas células de la microglía y las llamadas astrocitos, que ayudan a reparar y acabar con los estímulos nocivos que pueden dañar nuestras neuronas cuando envejecemos.

Porque a medida que nos hacemos cada vez más mayores, se pueden producir alteraciones en el modo en que funciona nuestro SEC, que hacen que la microglía y los astrocitos respondan a nivel inmune de manera anormal, causando pérdida de neuronas e inflamación de la parte del cerebro que mencionábamos antes por su relación con la memoria, el hipocampo.

Lo que el equipo de investigación de Zimmer y Bilkei-Gorzo ha demostrado claramente con este estudio es que este fitocannabinoide contenido en la planta de cannabis restaura la función cognitiva en los roedores de avanzada edad, al devolver al hipocampo a un estado similar al encontrado en los ratones jóvenes.

Como señalaba el investigador Bilkei-Gorzo en unas declaraciones: “Hay una diferencia muy pequeña en la distribución y actividad del sistema cannabinoide de los distintos mamíferos. Tan solo la densidad de los receptores cannabinoides dentro de las áreas cerebrales muestra cierta variabilidad“.

Un ensayo clínico que ha de replicarse en humanos

Aunque todavía queda por determinar si esta investigación se puede trasladar a la clínica humana, para comprobar si los resultados se repiten en los humanos, los investigadores concluían en su informe: “El tratamiento regular con dosis bajas de THC o extractos de cannabis podría ser una estrategia potencial para frenar o incluso para revertir el deterioro cognitivo en los ancianos”.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
En gran parte, se desconocen los mecanismos biológicos que producen el envejecimiento cerebral (CC. Kalvicio de las Nieves)

No obstante, no hay que olvidar que este estudio no es el único, sino uno de los muchísimos que han demostrado el potencial del cannabis y sus efectos rejuvenecedores en el cerebro, aunque de momento sólo en el de roedores. A pesar de la nula toxicidad observada en estos animales en este tipo de investigaciones, aún falta dar el paso definitivo en los humanos – algo que se ha visto dificultado, entre otros aspectos, por las restricciones a las que se enfrenta el cannabis debido a su situación legal.

A día de hoy, resulta imposible poner en duda los múltiples beneficios del cannabis en el tratamiento de enfermedades de todo tipo, como el cáncer, SIDA, esclerosis múltiple, glaucoma, diabetes, y un largo etcétera. El cannabis también ha demostrado ser útil en el tratamiento de patologías asociadas al cerebro, además de actuar como neuroprotector capaz de prevenir enfermedades cerebrales, y no deja de aumentar el número de investigaciones sobre los diferentes cannabinoides del cannabis y su aplicación en el ámbito terapéutico de la neurología. Esperamos que la ciencia de pronto el paso definitivo.

by Miranda

0 732 vistas

Hace unos días se publicaba la noticia de que la sargento de la policía de Nueva York Tracy Gittens, que había sido miembro del personal de seguridad de Chirlane McCray, esposa del alcalde de esta ciudad Bill de Blasio, había sido suspendida tras haber dado positivo por marihuana en un análisis de drogas al azar realizado en enero, aunque alegó que la prueba era errónea al haber tomado una muestra de fibra adherida a su pelo en lugar de un cabello propio.

En el año 2015 el 7% de los trabajadores sometidos a un test capilar dio positivo en marihuana, lo que nos lleva a preguntarnos, cuánto dura el cannabis en el cabello? Según los especialistas, no abandona el cabello de 5 a 10 días después de consumir. La marihuana y muchas drogas llegan hasta el pelo a través del torrente sanguíneo, uniéndose a los folículos pilosos en crecimiento.

Para los análisis capilares, los técnicos cortan una pequeña cantidad de pelo, alrededor de 100 a 120 y tan cerca del cuero cabelludo como es posible. Recogen alrededor de 4 centímetros de pelo, suficiente para relevar las sustancias consumidas en los últimos 90 días aproximadamente, ya que el pelo humano crece por lo general 1,3 cm al mes.

Los empresarios que solicitan pruebas de detección y quieren evaluar los patrones a largo plazo del uso de drogas u otras sustancias de sus empleados antes la contratación o como parte de un programa de prueba de drogas al azar, pueden conocer el consumo de cualquier sustancia en los anteriores 3 meses, pero no puede mostrar un consumo reciente en los últimos días. Para detectar el uso reciente los empresarios utilizarían las pruebas de orina.

Para las pruebas sobre el consumo de cannabis, las muestras se analizan en busca metabolitos llamados ácido carboxílico, resultado de la descomposición de tetrahidrocannabinol  o THC. Es muy difícil “engañar” un análisis capilar, ya que una pequeña cantidad de 1 picograma por miligramo (pg/mg) es necesaria para obtener un resultado positivo. Por ejemplo es necesario que haya 300 pg/mg de metanfetamina o 500 pg/mg de codeína para obtener un resultado positivo en estas otras sustancias.

En cuanto a la duración de la marihuana u otras drogas en el pelo, pueden permanecer durante años o incluso siglos después de la muerte de la persona, tal y como se recoge en un artículo de 2004 publicado en la revista Forensic Science International. Investigadores detectaron la presencia de opiáceos en muestras de pelo del poeta victoriano John Keats ¡167 años después de su muerte!. Los investigadores también han detectado benzoilecgonina, un metabolito de la cocaína, en el pelo de momias chilenas y peruanas miles de años después de su entierro.

Así que resumiendo, es prácticamente imposible que un consumidor de cannabis sometido a este tipo de controles cada vez más habituales en muchos países, de negativo si ha consumido en los últimos meses, cosa que puede no suceder en un consumo los días anteriores al análisis ya que el cabello no habrá crecido lo suficiente para mostrarlo en los análisis.

0 474 vistas

Los dos mayores acrónimos en la industria del cannabis en este momento son el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC), mientras que muchos productos de cannabis contienen ambos compuestos, estos dos cannabinoides tienen efectos significativamente diferentes en el usuario.

Si usted cae en el lado médico o en el recreativo, querrá saber la diferencia entre los dos.

¿Qué es CBD?
¿Qué significa CBD? CBD es el acrónimo de cannabidiol , que junto con el THC, es uno de los principales cannabinoides activos en el cannabis.

A diferencia del THC, que es el cannabinoide principal que da a los usuarios la senasación de”subidón”, el CBD no es psicoactivo, por lo que no es psicoactivo, no “coloca” los usuarios.

De hecho, puede reducir los efectos psicoactivos del THC. Los efectos positivos de CBD son porqué es el principal cannabinoide usado en la investigación para los estudios medicinales de la marihuana.

Efectos CBD
El CBD tiene muchos efectos beneficiosos, por lo que ha despertado los intereses de la comunidad médica.

Si usted se está preguntando si elegir el CBD o el THC para el dolor, el CBD es el cannabinoide que usted querrá mantener cerca.

Los beneficios de CBD incluyen:

Antiinflamatorio

Alivio del dolor

-Reducción de las náuseas

-Reducción de convulsiones

Antioxidante neuroprotector

-Antipsicótico

-Ansiolítico (reducción de la ansiedad)

-Antidepresivo

-Posibles efectos antitumorales 

Cepas altas de CBD

Cualquier cosa con más de 4 por ciento CBD se considera una cepa de alta CDB, y algunas de las cepas highes contienen tanto como 8 a 10 por ciento.

Las principales cepas de alta CDB que la gente usa con fines medicinales son:

-Charlotte’s Web

Sour Tsunami

Harlequin

Jamaican Lion

Efectos del aceite CBD

Los efectos de CBD son más potentes en el aceite de CBD.

Los consumidores de marihuana medicinal usan a menudo el aceite CBD porque les permite renunciar a los efectos nocivos del consumo de cannabis mientras se benefician de sus propiedades medicinales.

El aceite CBD se puede agregar a cualquier alimento o tomado directamente como una tintura.

Cómo hacer aceite de CBD

Para hacer el aceite de CBD, uno puede utilizar los mismos procesos implicados en la fabricación de aceite de THC, pero substituye la cepa de THC con una cepa alta en CBD. Las variedades de cáñamo son altas en CBD y bajas en THC.

Echa un vistazo a nuestra guía paso a paso para hacer tintura CBD para hacer su propio aceite CBD en cuestión de horas.

¿El CBD te hace sentir bien?

Por sí solo, el CBD no te “coloca”. Para la sensación psicoactiva, busque una cepa con mayor relación de THC: CBD.

De hecho, el CBD puede contrarrestar o reducir los efectos psicoactivos del THC.

Usuarios de marihuana que no quieren la ansiedad provocada por el THC a menudo buscan cepas con mayor contenido de CBD para suavizar el subidón general.

Dicho esto, muchas cepas contienen tanto CBD como THC, por lo que es posible obtener una cepa alta en CBD que contiene propiedades medicinales y todavía proporciona una sensación agradable.

¿El aceite de CBD consigue colocar?

La alta que se puede experimentar del aceite CBD depende de la relación que tenga de THC: CBD. Es posible obtener altos de aceite CBD si tiene un alto porcentaje de THC. El aceite de CBD extraído de cáñamo no es psicoactivo, al tener estas variedades un mínimo o insignificante THC

Las cantidades más bajas de THC en el aceite de CBD conducirán a una reducción de la psicoactividad..

Prestar atención a las siglas es importante ya que además del aceite de CBD, hay varios tipos de aceite de THC

0 829 vistas

El cannabis sativa tiene ciertas variedades que se denominan cáñamo (hemp en inglés) y también tiene otras variedades que son conocidas como marihuana (marijuana, ganja, dagga… en otros países)

Se denomina “cáñamo” a las variedades de cannabis para uso industrial y alimentación. Estas variedades tienen un menor porcentaje del cannabinoide psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC). Las variedades con alto contenido de este psicoactivo se destinan al uso recreativo o medicinal y se le llama marihuana.

Te dejamos algunos datos y curiosidades que tal vez desconocías:

-Sabías que es una de las plantas más avanzadas de la tierra y utiliza la energía solar de manera más efectiva que muchas otras plantas.

-Sabías que prácticamente su cultivo prospera en casi todos los climas, en casi todos los suelos y es muy resistente a todo tipo de plagas

-Sabías que las semillas de cannabis sativa, su harina o el aceite obtenido de las mismas tienen un alto valor nutricional y ya lo sabían nuestros antepasados.

-Sabías que en casi todas las culturas del mundo existieron productos de cannabis sativa que se han utilizado para casi todo.

-Sabías que investigadores arqueólogos supuestamente encontraron rastros de cannabis en la momia de Ramsés II.

-Sabías de los hallazgos de cuerda de cáñamo en China se remontan a los tiempos en que la escritura no se había inventado

-Sabías que las semillas de cannabis sativa en tiempos precristianos se encontraron en una fosa común como suplemento que acompañaba al difunto en su camino a la otra vida.

-Sabías que después de la caída de la prohibición del alcohol en los Estados Unidos – a continuación, comenzó una campaña de difamación contra la marihuana (cáñamo mexicano) y la mayoría de las personas perdieron el conocimiento de la antigua planta cultivada y crearon el “mito de la hierba asesina y la droga de entrada”.

-Sabías que con el cannabis sativa se pueden producir combustibles ecológicos (biocombustibles), lubricantes y bioplásticos.

-Sabías que con el cannabis sativa se pueden crear materiales de bioconstrucción de gran resistencia.

-Sabias que el aceite de cannabis sativa tiene aplicaciones medicinales y cosméticas.

-Sabías que en excavaciones arqueológicas en el año 2001 los investigadores descubrieron cuatro pipas que habían pertenecido a William Shakespeare con rastros reveladores de cannabis.

0 368 vistas

Un estudio reciente acerca del THCA o ácido tetrahidrocannabinólico realizado por las 3 principales empresas que trabajan en el campo de la investigación sobre el cannabis medicinal, ha demostrado la capacidad de este cannabinoide como importante y prometedor tratamiento de enfermedades metabólicas, neurodegenerativas, neuroinflamatorios y para la enfermedad de Huntington (HD).

La investigación médica ha sido realizada por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba y es el resultado del esfuerzo colaborativo entre Phytoplant Research SL, VivaCell Biotechnology Spain SL, y Emerald Health Pharmaceuticals, trabajo que ha sido aceptado y publicado en el British Journal of Pharmacology.

El THCA es un cannabinoide que se encuentra en las plantas de cannabis verde y es su principal fitocannabinoide no psicoactivo por su concentración. Una vez se somete a determinada temperatura, proceso conocido como descarboxilación, se convierte en THC y ya pasa a ser un cannabinoide psicoactivo. De propiedades terapéuticas conocidas hasta la fecha similares, esta nueva investigación abre nuevas ventanas.

Los resultados sugieren que el THCA puede ser un potencial protector de las células del cerebro en el caso de enfermedades degenerativas como la enfermedad de Huntington, además una opción muy viable en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas debilitantes, caso de  la esclerosis múltiple, el Alzheimer yo el Parkinson entre otras.

Dr. Xavier Nadal, director del Departamento de Extracción de I + D, de la empresa Phytoplant Research SL. afirma que “este hallazgo abrirá una nueva gama de aplicaciones neuroprotectoras de los cannabinoides, evitando los efectos secundarios psicoactivos”.  Y es precisamente ésta la gran apuesta, el poder emplear el cannabis no psicoactivo en personas de cualquier edad.

A diferencia del CBD que la fuente para obtenerlo es el cáñamo, el THCA procede de una planta hermana ilegal en la mayoría del planeta. Una vez más nos encontramos ante la incomprensión de una injusta ilegalidad de una planta con tantos beneficios demostrados.

El estudio investigó la actividad neuroprotectora in vivo del THCA en ratones inyectados con la toxina mitocondrial ácido 3-nitropropiónico. El THCA mejoró el déficit motor y previno la degeneración estriatal. También aumentó la masa mitocondrial en las células y evitó la citotoxicidad inducida por la privación de suero en las células.

Además atenuó la microgliosis y la astrogliosis, y disminuyó la expresión de mediadores pro-inflamatorios y marcadores comúnmente asociados con HD. El estudio concluyó que las preparaciones botánicas no descarboxiladas de marihuana medicinal pueden contener altos niveles de otros ácidos cannabinoides no psicotrópicos como CBDA y CBGA que también son muy interesantes.

0 1.690 vistas

Nuevos estudios sugieren que la marihuana con niveles de cannabinoides CBD relativamente altos puede prevenir los efectos a largo plazo de fumar cannabis , ya que el CBD contrarresta ciertos efectos más tóxicos del tetrahidrocannabinol (THC).

El estudio se realizó con ratones adultos a los que se les inyectó regularmente dosis de tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente psicoactivo del cannabis. Los autores llegaron a la conclusión de que esto causó deterioro de la memoria y un aumento de la ansiedad después de un largo periodo de su administración. En ratones, la administración de dosis posteriores de THC, pero en combinación con la misma cantidad de cannabidiol hicieron que los ratones no sintieran los efectos negativos.

La investigación sugiere que las “variedades con una concentración similar de THC y CBD se traducen en un riesgo mucho menor de efectos a largo plazo por fumar marihuana, debido al hecho de que el CBD tiene un efecto protector contra el THC.” – dijo el Dr. Ken Mackie , profesor en el Departamento de Ciencias Psicológicas y del Cerebro en la Universidad de Indiana.

En las últimas décadas, el nivel de THC en la marihuana se ha incrementado en un 300 por ciento , mientras que el nivel de la CBD se redujo o se mantuvo en el mismo nivel. Los investigadores encontraron que procede examinar los efectos a largo plazo de la exposición al THC y CBD.

El texto de una investigación del 2013 indicaba que los efectos del CBD sobre el THC no eran del todo muy claros. En algunos estudios se ha encontrado que los consumidores de cannabis experimentan menos miedo cuando se consume marihuana con alta concentración de CBD en comparación a cuando se consume con un alto contenido de THC.

Otra investigación en 2011 mostró que las personas que utilizaban los productos con altas concentraciones de CBD, después de un largo período eran menos vulnerables a los síntomas psicóticos.

En el nuevo estudio realizado en ratones madiuros también examino el impacto del THC y el CBD en los adultos. Se dividieron en cinco grupos:

-Un grupo que recibió sólo el THC
-Un grupo que recibió únicamente el CBD
-Grupo que recibió el THC y CBD
-Grupo placebo
-Grupo que no recibió ninguna sustancia

Los ratones en el primer grupo recibieron cuatro sustancias cada día durante tres semanas. Los investigadores examinaron los ratones poco después de recibir el material, y posteriormente después de seis semanas, tiempo durante el cual los ratones no recibieron ninguna sustancia.

Los estudios han demostrado que los ratones que recibieron sólo THC mostraron deterioro de la memoria y aumento de trastorno obsesivo-compulsivo. Seis semanas más tarde, los ratones jóvenes seguían mostrando estos síntomas, mientras que los ratones adultos no los tenían. Este hallazgo está de acuerdo con estudios en seres humanos, lo que sugiere que los adolescentes que usan marihuana son más propensos a tener problemas de memoria en la edad adulta, pero los adultos no los tienen.

Sin embargo, entre los ratones jóvenes y adultos que fueron expuestos al THC experimentaron creciente ansiedad a largo plazo. En contraste, los ratones que recibieron THC y CBD (en cantidades iguales) no mostraron cambios en su comportamiento, tanto en el corto plazo como en el largo plazo.

“Se trata de los primeros estudios controlados en modelos animales, que han mostrado que el CBD parece proteger el cerebro de los efectos negativos del consumo cronico de THC.” – dijo el autor del estudio.

Los modelos de animales han permitido a los científicos llevar a cabo estudios controlados, sin la exposición humana a los efectos a largo plazo de consumo crónico de THC. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que los resultados de los estudios en animales no siempre se traducen a los seres humanos.

Se necesitan más estudios para conocer plenamente cómo el cannabidiol (CBD) afecta a los efectos del THC y CBD, y cuánto se debe tomar con el fin de minimizar los efectos negativos de la adopción de tetrahidrocannabinol (THC).

1 3.468 vistas

El cannabis es más seguro que la aspirina y puede tomar durante más tiempo sin efectos secundarios graves

Esto y otras cosas interesantes se pueden aprender del libro, La ciencia de la marihuana ” por el Dr. Leslie L. Iversen del Departamento de Farmacología de la Universidad de Oxford. Refuta muchos mitos en torno a la marihuana , que no son compatibles con la investigación como la fuerte adicción, un vinculo con la enfermedad mental o la infertilidad.

Sus estudios demostraron que el ingrediente psicoactivo de la marihuana, el tetrahidrocannabinol (THC), tiene un gran potencial, y puede servir como un fármaco seguro y eficaz para el tratamiento del dolor severo o el SIDA . Se cree que este es un fármaco seguro, cuya utilización no conduce al cáncer, daño cerebral o enfermedad mental.

   “La marihuana no causa daños estructurales en el cerebro, no hay evidencia de daño cognitivo a largo plazo después de la interrupción del fármaco.” Dice Leslie Iversen.

El autor del libro también confirma que nadie ha muerto nunca de una sobredosis de marihuana, y que se utiliza desde hace miles de años . Incluso fármacos aparentemente inofensivos tales como la aspirina y sus compuestos anti-inflamatorios no son seguros.

 “Miles de personas mueren cada año debido a la tendencia a causar sangrado estomacal.”

El THC también tiene 20 veces mayor potencial antiinflamatorio que la aspirina y 2 veces el poder de la hidrocortisona. Muchos estudios apoyan la seguridad y la eficacia de la marihuana con fines médicos. Ha llegado el momento de no negar la marihuana y permitir su uso para fines médicos.

En el libro La Ciencia de la Marihuana, Leslie Iversen explica los notables avances que se han hecho en la investigación científica sobre el cannabis con el descubrimiento de receptores específicos y la existencia de sustancias parecidas al cannabis de origen natural en el cerebro. El Dr. Iversen proporciona una evaluación objetiva y actualizada de las bases científicas para el uso médico del cannabis y los riesgos que esto puede acarrear. El uso recreativo de la droga y cómo afecta a los usuarios se describe junto con algunas predicciones sobre cómo las actitudes ante el cannabis pueden cambiar en el futuro.

0 245 vistas

El conocido “Dr Pot”, que fabrica su propio aceite de cannabis e inyectó cannabinoides en dos mujeres con cáncer de ovario, anteriormente le fue retirado su registro de licencia. El investigador sin registro es un acérrimo entusiasta del cannabis medicinal.

Al australiano “Dr Pot”, Andrew Katelaris, ya le cancelaron el registro de su licencia y también se le ha prohibido inyectar o utilizar cualquier sustancia derivada del cannabis para tratamiento del cáncer. Andrew es un consultor de la Iglesia de Ubuntu de Newcastle, y se le investiga por un polémico caso que no puede ser detallado por razones legales.

Una denuncia de un miembro del público a la Comisión de Quejas de Atención de Salud planteó la preocupación de que el Sr. Katelaris había asesorado en un caso anterior, proporcionando “consejos dietéticos peligrosos junto con la administración de cannabis”.

En su respuesta, la comisión “determinó que era apropiado remitir el asunto a la Australian Health Practitioner Regulation Agency para su gestión”. “Hemos solicitado que (AHPRA) proporcione el resultado de su investigación”, dijo.

La comisión investigó a Katelaris el año pasado por administrar inyecciones de productos de cannabis directamente en las cavidades abdominales de dos pacientes con cáncer de ovario, una de las cuales no gano su guerra contra la enfermedad y murió posteriormente.

En un resumen sucinto de sus conclusiones, la comisión dijo que el juicio por cannabis del Sr. Katelaris “carecía de autorización, aprobación ética, legitimidad científica y credibilidad” y que “ponía sus propios intereses en la autoprotección y promoción personal antes de la salud y seguridad de dos mujeres vulnerables que padecen cáncer de ovario “.

El periódico The Australian revela que el Sr. Katelaris había sido sorprendido vendiendo aceite de cannabis, con niveles significativamente elevados de tetrahidrocannabinol (THC), a padres para que lo usasen con sus hijos pequeños. Una madre dijo que el aceite que le proporcionó y que había sido analizado por investigadores de la Universidad de Sydney en una prueba ciega y que le daba a su hija de cinco años, tenía alrededor de 2,2 mg de THC. Ella creía que era mucho menos.

El señor Katelaris dijo que estaba “orgulloso” de que se le cancelara el registro de su licencia médica.

“Me considero masivamente cualificado, pero nunca he pretendido estar registrado”, dijo.

“De hecho, mi lema es ‘confía en mí, estoy des-registrado'”. Dijo que él hacía su propio aceite de cannabis.

0 271 vistas

La piel es uno de los órganos que se pueden beneficiar por las bondades de las propiedades de la planta del cannabis

El cannabis es utilizado para fines medicinales, de alimentación, cosméticos o recreativos. Aunque últimamente, su uso para productos de belleza esta viviendo un tirón al alza.

Cada vez más marcas de belleza están utilizando elementos del cannabis para ayudar con los cuidados de la piel. La planta contiene muchos elementos diferenciados y varios de ellos ya han sido identificados por los investigaciones como muy beneficiosos para nuestra piel.

Los dos más conocidos por sus resultados en este campo sería el aceite de semillas de cannabis y el extracto de cáñamo (aceite de CBD). Para situarnos con en estos dos productos de cannabis, podríamos decir que el aceite de semilla sería como un buen filete de carne y el aceite CBD sería como ese filete tierno pero de solomillo.

La planta del cannabis sativa, la que conocemos como cáñamo y también su hermana conocida como marihuana, son dos variedades que comparten estos elementos tan beneficiosos para nuestra piel. Eso si, el cáñamo contiene un insignificante contenido de THC que lo hacen no psicoactivo y, todo lo contrario pasaría con la que llamamos marihuana, que contiene cantidades suficientes del cannabinoide tetrahidrocannabinol (THC) y que es el responsable de “colocarse” efecto psicoactivo.

El aceite de la semilla de cáñamo

La mayoría de los productos de belleza que contienen cáñamo hacen referencia al aceite de semilla de cáñamo, obtenido de la presión de las semillas de cáñamo. “Como muchos aceites, el cáñamo contiene ácidos grasos que son hidratantes, protectores y reparadores para la piel. En la actualidad se puede encontrar en una serie de diferentes tipos de productos, como jabones, cremas, lociones, aceites , maquillaje e incluso productos de peinado, aunque es mejor utilizarlo en un aceite, crema u otro producto que esté destinado a hidratar la piel” dice el dermatólogo neoyorkino  Sejal Shah

La mayoría de estos productos para el cuidado de la piel se venden como limpiadores o cremas hidratantes, pero la ciencia también dice que el Omega 3 y 6 ,los compuestos fenólicos, los fitoquimicos bioactivos, los ácidos estearidónicos, los aceites saturados, los antioxidantes, el caroteno, la vitamina E, los fitosteroles, la clorofila y los minerales estarían presentes en este beneficioso aceite para nuestra salud.

El aceite de semillas de cáñamo no es psicoactivo y por lo tanto aunque se use en tópico como lo hacen los productos de belleza nunca se obtendrá la sensación psicoactiva.

El extracto de cáñamo o aceite CBD,  la diferencia

El CBD o cannabidiol es un compuesto no psicoactivo que se encuentra en casi toda la planta del cannabis y que tiene muchos y poderosos beneficios para nuestra piel. El CBD reduce las inflamaciones del cuerpo y por supuesto la de nuestra piel. Este potente elemento del cannabis es un enorme antioxidante natural y se utiliza para combatir un sin fin de problemas médicos. Además también actúa como un anti-inflamatorio, un anti-bacteriano y posee aminoácidos beneficiosos, vitaminas y minerales.

Tanto el aceite de semillas de cannabis como el aceite CBD se utiliza mejor en la piel cuando se queda en ella, por eso utilizar cremas tópicas, sueros o refriegas es la mejor forma de usarse en este cometido. Los productos que utilizan estos ingredientes extraídos del cannabis a menudo son llamados “súper productos de belleza” gracias a sus generosos efectos. La piel rosácea, el acné, el eczema, la psoriasis y más ya tienen un serio enemigo llamado cannabis, en este caso, por su aceite de semillas o aceite CBD (extracto de cáñamo).