Alemania a la espera de legalizar la marihuana medicinal

Alemania a la espera de legalizar la marihuana medicinal

por -
1 300 vistas

Si has estado siguiendo la evolución de la política de drogas en los últimos meses en Alemania, sin duda habrás oído que está al borde de la legalización del cannabis medicinal.

Los detalles de la nueva ley se presentaron al Parlamento alemán en julio, y se espera que entre en vigor a finales de año. El cannabis, por primera vez, será cubierto por el seguro de salud pública o Seguridad Social, los pacientes podrán obtener su cannabis bajo prescripción de una farmacia, y aquellos que deseen aprovechar el nuevo sistema se les requerirá primero obtener una carta de su médico que indique que el cannabis es un último recurso.

Todos estos detalles están sujetos a cambios durante el proceso legislativo, pero han sido, sin embargo, el foco de gran parte de la cobertura de este cambio potencialmente histórico.

La historia que no ha sido plenamente dicha, hasta ahora, de cómo y por qué Alemania llegó en esta coyuntura.

El camino de la reforma en Alemania lleva mucho tiempo, y ha involucrado los esfuerzos de muchos individuos y organizaciones a lo largo de muchos años.

La presión de dentro del país ha llegado en gran parte por un trío de organizaciones de reforma de la ley de cannabis / drogas – Schildower Kreis , Deutscher Verband Hanf , y la Arbeitsgemeinschaft Cannabis del als Medizin.

Arbeitsgemeinschaft Cannabis del als Medizin (Asociación para el Cannabis como Medicamento) es una parte de la Asociación Internacional de los Medicamentos Cannabinoides , cuyo director ejecutivo y ex presidente Franjo Grotenhermen tiene experiencia de primera mano de la lenta progresión de cannabis medicinal en Alemania. El Dr. Grotenhermen, un experto en cannabis medicinal y publicado autor sobre el tema, ve a los pacientes en su clínica que sufren de una amplia gama de enfermedades y dolencias, desde el cáncer hasta el síndrome de Tourette, pero hasta ahora el tratamiento con cannabis ha sido muy difícil.

Los pacientes de Grotenhermen, tuvieron que soportar un largo proceso de solicitud para obtener legalmente el cannabis en el pasado, en la que tenían que demostrar al gobierno alemán que merecían ser una excepción a las reglas. El primero en alcanzar este estado fue una víctima del sindrome de Tourette llamado Lars Scheimann, que se convirtió en el primer paciente de cannabis legal del país en 2009. Desde entonces, alrededor de 1.000 pacientes han sido incluidos en la lista de las “excepciones”. La aplicación sólo es la mitad del problema debido a que el costo del medicamento no puede ser cubierto por el seguro. El año pasado, en una entrevista con dw.com, Scheimann estimó que la medicación costaba unos 75 € por día.

Para hacer las cosas aún peor, Alemania nunca ha producido su propio cannabis, por lo que grandes empresas holandesas de cannabis medicinal como Bedrocan se encargaban de importarlo. Por desgracia para los pacientes, en Bedrocan son muy estrictos cuando se trata de la cantidad de medicamento que exportan, lo que significa que incluso los pacientes con excepciones a menudo no podían obtener su cannabis legalmente.

Esta situación claramente no era sostenible, entre otras cosas porque cuando se ha concedido un estado especial a 1.000 personas, se hace cada vez más difícil argumentar quien sigue siendo una excepción para el consumo.

Cannabis-to-be-defined-as-medicine-in-2016-legislation-Sensi-Seeds-blog

Las cosas tenían que cambiar.

El impulso para que el cambio se produjese en parte fue por necesidad, los reguladores comenzaron a ver que era necesario un cambio drástico en el sistema para ayudar a los necesitados y para ayudar hacer frente al sistema. La fuerza impulsora detrás del cambio no vino de dentro de los pasillos del poder. Las organizaciones de activistas que habían presionado al gobierno durante años fueron finalmente escuchadas.

Uno de estos grupos es Schildower Kreis – o el Círculo Schildower – una red de médicos, científicos, profesores y otros expertos, así como de políticos, cuyo manifiesto – ‘Prohibición de las drogas: No funciona y es dañino y costoso’ -era llamado a su fin por la destructiva política de prohibición de las drogas en todos los ámbitos, no sólo para el cannabis. Ellos son, en cierto sentido, comparable a organizaciones como Law Enforcement Against Prohibition , y al igual que ellas son capaces de obtener su punto de vista a través de una forma que atraiga a aquellos que de otro modo podrían ser resistentes al cambio. A través de sus incansables esfuerzos, y los de Deutscher Hanf Verband (La Asociación de cáñamo alemán) que han luchado durante años para que el cannabis sea legal, y sólo en un par de semanas organizaron una marcha de más de 12.000 personas por las calles de Berlín, que empujaron ha hablar y actuar sobre esta iniciativa.

Tal vez el momento decisivo en la lucha por el cannabis medicinal en Alemania fue la culminación de una batalla legal de diez años llevada a cabo por Michael Fischer, un paciente de Esclerosis Múltiple, que demandó al gobierno por su derecho a cultivar su propia medicina. Con la ayuda de la Asociación para el Cannabis como Medicamento, tomó su lucha hasta llegar al más alto tribunal, y en abril finalmente ganó.

El caso hizo que los esfuerzos de los activistas finalmente chocasen de bruces con la creciente sensación dentro del gobierno de que el cambio era inevitable. Fischer y sus partidarios iluminaron con destreza las fallas de un programa de cannabis medicinal improvisado que nunca fue adecuado para el propósito, y que dejaba a la gente sin poder obtener los medicamentos que necesitaban gracias a defectos inherentes en un sistema que les castigaba económicamente, y que no podía garantizar la disponibilidad de su medicamento incluso pudiendo permitírselo.

La victoria de Fischer era pequeña en sí misma – sólo consiguió ganar su derecho personal para cultivar el cannabis, haciendo de él una excepción de las excepciones – auqnue al menos uno de los casos ya lo ha conseguido y se espera que se expanda. Las puertas estaban abiertas, y el gobierno lo sabía.

Así que ahora que el cambio que tanto se necesita si que parece que va a pasar, y es un éxito para los activistas de base que han hecho campaña durante años y en algunos casos décadas sobre la reforma significativa de la ley de drogas y que no pararon en el primer pequeño éxito luchando para arreglar las fallas en el sistema. La nueva política solucionará el problema del costo, asegurando que el cannabis estárá cubierto por el seguro, y con el tiempo los problemas de suministro desaparecerán en Alemania comenzando a cultivar su propio cannabis para autosuministro y así llenar la brecha entre la oferta y la demanda con sus propios productos importados.

1280px-Munich_-_cannabis_legalization_stall

Tres empresas canadienses – Tilray, Tweed, y Canopy Growth – ya han anunciado ofertas para suministrar cannabis al mercado alemán hasta que el país sea autosuficiente, que podría tomar algún tiempo. La velocidad con que estas empresas, desde el otro lado del mundo, han sido capaces de participar en la incipiente mercado de Alemania, habla sobre un factor importante en esta historia que se ha ignorado hasta ahora: la presión internacional, y los rápidos cambios en la política de drogas que tiene lugar en todo el mundo.

El ritmo de la reforma ha sido tan rápido en los últimos tiempos que ha sido imposible de ignorar. Mientras que la presión en el pais ha estado construyendose desde hace décadas, sin duda, ha sido añadida a la inexorable marcha hacia adelante del progreso mundial cuando se trata de poner fin a la criminalización de los consumidores de drogas. Los recientes cambios en la política de cannabis tan lejanos como los de Canadá, EE.UU., y Uruguay, así como cerca de casa en Italia y la República Checa, tienden a forzar a Alemania. A pesar de que ya tiene un programa de cannabis medicinal propio, corrían el riesgo de quedarse atrás.

Esto es lo que podría ofrecer un rayo de esperanza para otros países como el Reino Unido donde se está presionando por la reforma. Puede parecer un poco exagerado, pero hay similitudes entre la política de cannabis británica y alemana, o al menos la política de cannabis alemana de hace unos meses.

Es cierto que actualmente no existe ningún método legal para los pacientes en el Reino Unido para adquirir cannabis en su forma cruda, mientras que Alemania tenía al menos alguna disposición sobre esto. Pero lo que sí se tiene en Reino Unido es un sistema para productos de cannabis medicinal en forma de GW Pharmaceuticals y Sativex, que son claramente no aptos para este propósito. Los medicamentos son prohibitivamente caros y no están disponibles en la mayor parte del país) y, de acuerdo con muchos de los que lo han probado, inadecuados para las necesidades del paciente.

A esto se añade un gobierno bajo la presión cada vez mayor de un número creciente de organizaciones para la reforma, activistas de base, académicos y aplicación de la ley, así como una arena política global en continua evolución, y podría ser motivo de optimismo cauteloso, al menos cuando hablamos de cannabis medicinal. Habrá dificultades únicas para superar, sobre todo en un clima post-Brexit con propias reglas y reglamentos, pero con una continua presión en todos los frentes, tal vez con un desafío final que tal vez finalmente podría solucionar algunos de los problemas del propio Reino Unido con la política de cannabis.

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 3 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 27 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 32 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis

0 44 vistas
Camboya podría ser un actor principal del Extremo Oriente en la incipiente industria mundial del cannabis