Gran Bretaña, ante la crisis, cultivar marihuana en casa

Gran Bretaña, ante la crisis, cultivar marihuana en casa

por -
0 988 vistas

Reino Unido.- Los traficantes de drogas están alquilando habitaciones en casas de barrios de clase media suburbana en las ciudades británicas, donde instalan pequeñas plantaciones de marihuana ya que estos lugares despiertan menos sospechas de la policía.

Las razones para explicar esta tendencia van desde la seguridad de no tener que entrar en contacto con los delincuentes para comprar la droga a una forma de hacer que el consumo sea más barato.

Amy es una alta ejecutiva de la región de Cheshire, en el norte de Inglaterra, que cultiva marihuana en el ático de su casa.

”Cerca de donde yo vivo, hay tipos de los que se sospecha que son narcotraficantes. Y cuando la policía los va a buscar a sus casas, yo me río y pienso: ‘Están en el lugar equivocado. Deberían estar aquí, es en esta casa donde están las drogas’, pero nadie lo sabe”, dice Amy, quien se negó a revelar su verdadero nombre.

Ella comenzó a cultivar cannabis después de que un colega del trabajo le enseñara a hacerlo. Compraba para su compañero, que sufre de esclerosis múltiple, pero no se sentía cómoda encontrándose con vendedores en estacionamientos desiertos.

Unas semanas después de haber aprendido a hacer una cosecha de calidad en su propia casa, Amy se convirtió en una agricultora doméstica de marihuana de lujo. Ahora utiliza los beneficios generados por el cultivo como una forma de aumentar sus ya considerables ingresos.

Y otros ejemplos observados porla BBCindican que hay muchos casos como el suyo en Reino Unido.

En una época en que las personas relativamente adineradas sienten el peso de la crisis económica, la oportunidad de tener una ganancia rápida le está resultando atractiva a la clase media británica.

Vida cómoda

Amy dice que el dinero -libre de impuestos- le ayuda a mantener un estilo de vida confortable en una zona del país conocida por albergar las ostentosas mansiones de los jugadores de fútbol.

”Esa no era mi motivación al principio. Pero luego me di cuenta de cuánto dinero podía ganar si me tomaba la cosa mucho más en serio”, explica.

Con jeans de marca y gafas de sol en la cabeza, Amy parece alguien que se siente más cómodo en una estación de esquí que entre vendedores callejeros.

Pero a pesar de los riesgos asociados con el uso frecuente de marihuana, no se siente mal por formar parte de la larga cadena de comercio ilegal.

”No estoy obligando a nadie a consumir estas drogas. En última instancia, esto es algo que le pertenece a cada uno. Todo el mundo tiene acceso a internet, todo el mundo es consciente de los efectos de estas cosas ya sea de primera mano o por haberlo leído. Es decisión de cada uno y creo que, en pequeñas cantidades, no es nada malo para la mayoría de la gente”, dice con convicción.

Luz y calor

Amy cuenta que el equipo básico para el cultivo hidropónico de marihuana cuesta alrededor de2.000 libras(unos US$5.500) y que se compra fácilmente en las tiendas y por internet. La hidroponía es una técnica que no utiliza el suelo sino que las raíces reciben una solución de agua y nutrientes esenciales para el desarrollo.

Ella le vende las plantas a un traficante de drogas local y su ganancia es de5.000 libras(US$14.000) cada diez semanas, una compensación que Amy cree que justifica el riesgo de ser arrestada.

No es que tema ser capturada. Amy confía en que su origen la salva de toda sospecha: “Vivo en una casa muy bonita con un jardín enorme y estoy rodeada de gente en una situación similar a la mía. Parejas con hijos, profesionales. Creo que mis vecinos se sorprenderían si supieran lo que hago”.

Jas, un traficante de la ciudad de Wolverhampton, cree que las personas como Amy son los proveedores ideales para alguien como él, pues coincide en que así es más fácil evitar ser rastreado por la policía que tratando con los cultivadores de zonas más pobres.

El “camello” explica que como el cultivo hidropónico de marihuana implica el uso de mucha luz y calefacción, la policía ya se dio cuenta de cómo identificar grandes cultivos – en los que la marihuana se cultiva en todas las habitaciones de una casa – usando helicópteros con sensores de calor que sobrevuelan la zonas sospechosas.

Es por eso que él y otros comerciantes no alquilan casas enteras para cultivar marihuana sino que, en cambio, buscan habitaciones individuales en barrios suburbanos.

”En general, les vendo marihuana a muchos clientes de clase media. Cuando les digo que pueden ganar entre 2.000 y3.000 librasen diez semanas, me preguntan: “¿cómo?” y yo les contesto que necesito que me alquilen una habitación. La mayoría de las personas que hacen esto para mí tienen otro empleo. Son personas de bien”.

Finanzas

La policía de West Midlands, Inglaterra, dice que el cultivo de la marihuana sigue siendo dominado por las bandas de narcotraficantes, pero ya han encontrado casos en los apartamentos de lujo.

El distribuidor Jas cita el ejemplo de su proveedor, un consultor de informática que cultiva marihuana en un dormitorio de su casa.

”Si lo ves en la calle nunca se te ocurriría que participa en algo ilegal. No creo que haya sido detenido o haya hecho algo mal en su vida. Él me dio el contacto de algunos otros que también están interesados”.

Frank, quien también se negó a revelar su verdadero nombre, es otro cultivador de marihuana de un sofisticado suburbio de una ciudad británica.

Después de perder su trabajo el año pasado, empezó a alquilarle una habitación a un traficante de marihuana hasta que pasara lo peor de la recesión. La oferta que recibió fue de2.000 libras(unos US $5.500) por entre 8 y 10 semanas.

“En ese momento necesitaba el dinero. Él (el traficante) era tranquilo, nunca molestaba a nadie, nunca hacía ruido. Mi esposa lo sabía y lo toleró por seis meses hasta que nuestras finanzas volvieron a la normalidad’.

”Estábamos preocupados de que nos atraparan, pero al vivir en una casa de familia, la policía y los vecinos no sospechaban nada. Pensaban que él venía a nuestra casa a tomar el té”.

Frank admite que si la situación se pusiera difícil otra vez, volvería a cultivar marihuana sin dudarlo, a pesar de tener dos hijos en casa.

Sin embargo, la policía dice que la gente como Frank y Amy no deben ser complacientes. ”Hay mucha ignorancia al respecto”, dice el inspector Martin Hurcomb, de la policía de West Midlands.

Los propietarios que tienen el control sobre el lugar donde viven y son conscientes de que allí se realizan actividades delictivas no van a ser tratados suavemente por los tribunales. Corren el riesgo de sanciones de hasta 14 años de cárcel”.

 

Fuente BBCMundo

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 14 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 42 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 44 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 62 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados