Argentina. ¡Libertad para Matias ya!

Argentina. ¡Libertad para Matias ya!

por -
2 7.892 vistas

Argentina.- Matías Faray, activista argentino por los derechos de los usuarios de marihuana, preso desde el 14 de abril por cultivar  plantas para autoconsumo.

Detrás de la recepción de la Comisaría Nº2 de Villa Tesei hay un pasillo de no más de un metro de ancho. Al final del pasillo, hay una reja que permanece cerrada. Detrás de la reja hay un corredor por el que se accede a los calabozos. En cada calabozo, entre un centenar de cucarachas, conviven cuatro personas. En medio de uno de estos grupos, en un rincón, está Matías, detenido hace diez días por plantar marihuana en su balcón. Espera ver entrar a su abogada con una docena de facturas y varios papeles con los que le explicará cómo encarar la difícil tarea de enfrentarse a los vericuetos de un Estado que lo puede condenar a 15 años de prisión. Del otro lado de las rejas, lo esperan un trabajo ya en riesgo y una madre que padece una enfermedad terminal y a quien Matías ayuda económicamente.

Matías Faray es un hombre de 32 años que no sólo cultiva la marihuana que fuma en la intimidad de su hogar una vez vuelto de la zapatería que tiene a cargo hace diez años. Matías es además una persona pública. Hace dos años apareció abrazado a Elba, su madre, en las páginas de la revista THC (Nro. 14) donde ahora escribe. Allí contó el arduo trabajo que le tomó convencerla de que fumar marihuana no lo hacía un criminal y que, para evitar consumir una sustancia de origen desconocido, cultivarla era la salida más saludable y, políticamente, más adecuada para combatir el narcotráfico al que tanto padres como hijos se oponen.

Más allá de la paz conquistada, Matías decidió que tenía que hacer algo más para terminar con la clandestinidad a la que son condenados tanto él como los más de un millón y medio de usuarios de marihuana en Argentina. Y empezó por su barrio, en el que fundó la Agrupación de Cannabicultores del Oeste (ACO), un grupo de usuarios y cultivadores de marihuana reunidos con un mismo objetivo: compartir información, protegerse de la persecución estatal y luchar para que no se los mande más presos por plantar marihuana.

En mayo del año pasado, formaría parte de la organización de la Marcha por la despenalización en Buenos Aires, donde daría un discurso contundente frente a los más de ocho mil manifestantes que se congregaron en las puertas del Congreso Nacional. “¡Cultivemos, no compremos más! ¡Dejemos de alimentar el narcotráfico!”, arengó desde la tarima, y les reclamó a los legisladores la urgente despenalización de la tenencia de drogas y el cultivo, para que la lucha estatal se centre en frenar el narcotráfico y ya no en esposar a los usuarios.

Hace unos meses, el reconocimiento social de Matías lo llevó al programa de televisión de Víctor Hugo Morales. Esta vez, explicó nuevamente cómo y por qué cultiva marihuana, abriendo amablemente la puerta de su casa y su cultivo a un público masivo, puertas que la Justicia argentina prefirió patear sin dignarse a tocar el timbre. Apenas minutos después de las 19 horas del pasado jueves 14 de abril, la Policía Bonaerense irrumpió en el departamento que Matías comparte con su novia en el barrio de Villa Tesei, con una orden de allanamiento en la que se lo acusaba de incurrir en el delito de “siembra, cultivo y guarda de semillas para producir estupefacientes”, penado con 4 a 15 años de prisión. Bastó con una denuncia anónima de un vecino y un par de fotos que la policía tomó de las plantas que tenía en su balcón.

El resultado del operativo fue el secuestro de 25 plantas y plantines de marihuana y poco más de un kilo de cogollos secos listos para hacerse humo, lo suficiente para llevarlo detenido por el delito que se le imputaba. Y ya que estaban, se llevaron un revólver calibre 22 que Matías no registró en el Renar y por el que ahora enfrenta también una acusación por “tenencia simple de arma civil”. Al otro día, el Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo de Ricardo Casal, emitió un comunicado a todas las redacciones de los periódicos anunciando que Matías cultivaba marihuana en su departamento “para su posterior comercialización”, a pesar de que no habían encontrado ningún indicio de comercio en el allanamiento, algo que los propios fiscales corroboraron a la hora de confirmar la carátula como de simple “cultivo”.

Esa misma tarde, al prestar declaración, Matías repitió lo mismo que ya les había contado a lectores, manifestantes y televidentes. Sin poder mirarlo a los ojos, los fiscales debieron escuchar las casi dos horas en las que Matías les contó lo mucho que le gusta fumar faso, los beneficios medicinales de la marihuana y, sobre todo, de la que él mismo cultiva, algo que le permite dejar de alimentar el mercado negro pero que la Ley de Drogas vigente, en defensa de los intereses de los que trafican, prohíbe. Pero fue en vano. Minutos antes de oír su declaración, como suele ocurrir en la Justicia bonaerense, ya habían ordenado su detención, por lo que lo volvieron a esposar y lo mandaron de regreso al calabozo.

La defensa de Matías presentó de inmediato un pedido de excarcelación, pero la jueza de Garantías de Morón Mónica López Osornio, la misma que en 2002 le otorgó al sacerdote pedófilo Julio César Grassi el beneficio de cumplir la prisión preventiva en su casa, entendió que como el delito que se le imputa por “sembrar o cultivar” plantas de marihuana tiene una pena mínima de 4 años de prisión, formalmente Matías debía quedar detenido. A pesar de sus declaraciones públicas y judiciales, todavía debe demostrar “inequívocamente” que es un usuario para que le puedan cambiar la carátula a “cultivo para consumo personal”. Hace algunas horas, la jueza López Osornio acaba de dictarle la prisión preventiva a Matías, que en las próximas horas deberá ser trasladado a un penal bonaerense.

El caso de Matías es solo uno de los miles que ocurren anualmente en nuestro país. Poco les debe importar a algunas personas que la despenalización de la tenencia de drogas haya pasado de ser un pedido a una deuda de la democracia y que quienes se oponen a ellas terminen siendo cómplices del narcotráfico. Independientemente de esta intolerancia, tiene que enterarse que lo que la actual ley de drogas está poniendo en juego en estos casos es algo tan esencial como los derechos humanos. Liberen a Matías ya.

Más sobre el caso de Matías en
www.liberenamatiasya.blogspot.com

Discurso de Matias en la Marcha de la Marihuana 2010
www.youtube.com/watch?v=azel7AbbEcQ

Fuente: Revista THC

2 COMENTARIOS

  1. Que tristeza ver la intolerancia unida a la ignorancia impuesta por la hipocresía de unos pocos. Verdaderamente vemos que mientras mas se demoran en aceptar que el unico camino de eliminar el narcotráfico y la narcodependencia es el fin de la prohibición. Mas seguiremos viendo estupefactos a la humanidad engañada caminar aceleradamente a su etapa decadente; por aquellos espíritus que aplauden y sonríen bonachones aceptando leyes que formalizan la perversión sexual. Vemos que el Gobierno de Argentina consecuente con la evolución de las masa a su etapa de superación con valores como el Amor a sus semejantes sea tolerante y abandere ese paso tan importante para la América Latina la legalización de la siembra para el consumo personal. Yo soy un testigo fiel de la bondad de la planta medicinal pues he sobrevivido 24 años a un cáncer terminal del cual fui desahuciado dando los estudios médicos un promedio de seis meses de vida por la metastiasis observada directamente en la cirugía. La fé en Dios también ha sido muy importante y El respaldó lo que les digo y está escrito en su evangelio. Fuerza Matías si creés que Dios existe estás del otro lado pibe. Un saludo del Ecuador de un hermano tuyo en el espíritu, que Dios te bendiga y te ayude!!.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 42 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia

0 101 vistas
Bill Murray fue detenido en el aeropuerto de Chicago con marihuana cuando tenía veinte años
video

0 92 vistas
En este nuevo programa veremos Infomaria, la constitución de un club 2, sabremos de Expomedeweed y un poco más sobre cultivo

0 1.690 vistas
Ranking mundial de los países donde sus ciudadanos consumen más cannabis en tanto por cien según la población