Buenos tiempos para la marihuana en América

Buenos tiempos para la marihuana en América

por -
0 523 vistas
Denver cannabis Colorado

-Veinte estados y el Distrito de Columbia permiten la distribución y consumo cannabis terapéutico. Nueva York plantea legalizar su uso en determinados hospitales

-Tras Colorado, el Estado de Washington trabaja por abrir el segundo mercado público de cannabis y Alaska inicia el debate para legalizar el consumo recreativo

-En Uruguay, el presidente del Gobierno aprobó la despenalización del comercio de cannabis en diciembre de 2013. Otros países del Cono Sur estudian iniciar el debate

El consumo de marihuana medicinal empieza a ser visto con normalidad en casi la mitad de Estados Unidos. Con Nueva York, cuyo gobernador Andrew Cuomo anunció este miércoles que pondrá en marcha un plan para permitir el uso terapéutico del cannabis, serán 21 los estados más el Distrito de Columbia los que regulen su distribución y posesión con fines médicos.

Además, el pasado 1 de enero, Colorado se convirtió en el primer estado en legalizar la venta de marihuana para uso recreativo, concediendo licencias para su venta así como para la instalación de centros de cultivo. En Año Nuevo abrieron sus puertas una veintena de tiendas, la mayoría en Denver, y las largas colas que se formaron son indicativo de que clientes no van a faltar.

También en el Cono Sur, esta sustancia comienza a ser tratada como el alcohol y el tabaco. Un día después de Navidad y después de más de seis meses de debate, el presidente José Mújica firmó la ley que despenaliza el comercio de marihuana y que autoriza a los ciudadanos a cultivar su propio cannabis y comprar 40 gramos al mes. Esta legislación supone un cambio de estrategia del gobierno para poner coto a los cárteles de la droga. La decisión fue aplaudida por otros líderes latinoamericanos como el expresidente de México, Ernesto Zedillo; el de Brasil, Henrique Cardoso; y el de Colombia, Ernesto Samper. En otros países, como Perú, empieza a plantearse la necesidad de debatir su legalización.

Cultivo y venta para uso médico

En Estados Unidos, el uso, la posesión y la venta de marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal. Otra historia es a nivel estatal. Desde mediados de los 90 – California legalizó el consumo con fines terapéuticos en 1996-, la despenalización de la adquisición y consumo de marihuana se ha extendido paulatinamente. Pero siempre, con receta. En agosto de 2013, Illinois se sumó al grupo de estados que permiten el cannabis medicinal. Arizona, New Jersey, Maine, Rhode Island o Vermont, entre otros, permiten ya este uso.

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, firmó la ley que autoriza el consumo de esta droga a pacientes cualificados en agosto de 2013; cerca de 40 enfermedades como el cáncer, la hepatitis C, el VIH, la artrosis reumatoide o la esclerosis múltiple pueden ser tratadas con marihuana. Con este fin se autorizaron veinte centros de cultivo y sesenta dispensarios.

La nueva legislación de Illinois entró en vigor el pasado 1 de enero, el mismo día que Colorado ponía en marcha el primer mercado público de marihuana. Una decisión que adoptaron los ciudadanos en referéndum en noviembre de 2012 y que el gobernador demócrata John Hickenlooper firmó en julio de 2013, después de meses de debate y trabajos para determinar cómo debería llevarse a cabo la regulación del cannabis.

El negocio de ‘oro’ de Colorado

Desde bien temprano, turistas y residentes de Colorado guardaron cola en Año Nuevo para comprar marihuana legal, sin necesidad de presentar receta. Ese día abrieron cerca de 20 tiendas autorizadas en Denver -que se podían localizar a través del mapa facilitado por el departamento de policía de la capital, por ejemplo-. Una semana después, el balance era positivo desde el punto de vista económico y policial.

El departamento de Denver sólo había firmado cuatro denuncias por consumo público, ya que está expresamente prohibido, y los ingresos habían superado los cinco millones de dólares, según recogió el diario Huffington Post a partir de los datos facilitados por los propietarios de las tiendas.

El Gobierno estima que durante este ejercicio las ventas podrías ascender a 600 millones de dólares (444 millones de euros, aproximadamente) entre el comercio minorista y al por mayor. En 2012, los ingresos por la adquisición de cannabis terapéutico alcanzaron los 350 millones de dólares.

La marihuana legal está gravada con impuestos, como sucede con el tabaco y el alcohol por ejemplo, así el estado confía en recaudar una buena suma de dólares en 2014. En la consulta popular realizada en 2012 se explicó a los ciudadanos que los primeros 40 millones que se obtuvieran se destinarían a construir escuelas públicas; el resto se utilizaría para la puesta en marcha de campañas explicativas y de concienciación sobre el uso de la marihuana.

Sin duda, uno de los puntos más controvertidos de la apertura del primer mercado de cannabis es el potencial acceso de los más jóvenes a esta marihuana legal -aunque sólo de puede vender a partir de 21 años- y los efectos adversos que puede tener su consumo. Los doctores apuntan hacia alteraciones en la memoria y el síndrome amotivacional como consecuencia del tetrahidrocannabinol, más conocido como THC.

Mercado público con prohibiciones

La puesta en marcha de este mercado y la obtención de licencias no es sencillo, especialmente para aquellos que parten de cero. De hecho, la división estatal que se ocupa de la concesión, advierte de que hasta julio de 2014, sólo los titulares de dispensarios de cannabis terapéutico y con buenas referencias podrán solicitar la licencia para venta minorista recreativa. Hasta la fecha, Colorado ha concedido 136 autorizaciones para la venta de marihuana – el 72% están localizadas en Denver- y 178 para instalaciones de cultivo.

Los vendedores oficiales están en la obligación de comprobar que los clientes tienen 21 años y de disponer de cámaras enfocando las cajas registradoras. Los residentes en el estado pueden adquirir hasta una onza (28,3 gramos). Una cantidad que se ve reducida hasta los 7 gramos para los turistas, que sólo podrán consumirlo en Colorado. La legislación prohíbe expresamente abandonar el estado con droga. El consumo público de cannabis está prohibido y en espacios que se rigen por leyes federales -como parques nacionales, por ejemplo, la posesión está penada hasta con seis meses de cárcel y 5.000 dólares de multa.

Próximos en sumarse

Esta experiencia pionera dejará de ser única en unos meses. Está previsto que el estado de Washington ponga en marcha su propio mercado de marihuana en unos meses después de que el Gobierno aprobase la legalización del cannabis recreativo.

En otras partes del país, el debate parece imparable. Es el caso de Alaska, donde se han recogido más de 45.000 firmas para regular la venta de cannabis, según informó la cadena CNN, y sólo se necesitan 30.000 para que se someta a votación en el estado. En Alaska -como antes en Colorado- es legal la compra de marihuana con receta y el cultivo de hasta seis plantas.

Se estima que para 2016, otros estados como Arizona, California, Maine, Massachusetts, Montana y Nevada podrían dar un paso más en la normalización del consumo de marihuana.

Otros, como Nueva York, sólo apuntan a levantar ligeramente la mano en el consumo de esta sustancia. El plan del gobernador Andrew Cuomo pasa por facilitar la prescripción de cannabis en 20 hospitales del estado y para un número reducido de enfermedades. Después de varios años oponiéndose a su legalización, parece que los pasos dados en otros estados han empujado a Cuomo a cambiar de estrategia.

A este ritmo, la penalización de la distribución y el consumo de marihuana será minoritaria en Estados Unidos en unos años. Por Carolina Martin

Publicado en Zoom News

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 7 vistas
Jamaica se encamina y se centra en la construcción de una industria medicinal basada en la investigación con cannabis y en la producción de fármacos

0 17 vistas
Sudáfrica en un país donde existe una cultura de consumo de dagga además de tener un buen excepcional clima para su cultivo

0 967 vistas
Las personas que consumen alcohol a la vez que fuman marihuana, tiene mayores niveles de THC en la sangre

0 64 vistas
Los estados norteamericanos que tienen legalizado el cannabis medicinal tienen un menor ausentismo en los puestos de trabajo por baja médica