California. Crece venta medicinal de marihuana

California. Crece venta medicinal de marihuana

por -
0 181 vistas

La venta de marihuana “médica” por medio de dispensarios y cooperativas es una actividad que a pesar de haber funcionado en una zona no muy clara de la ley, sigue prosperando en la ciudad de Los Ángeles.

Un ejemplo es el caso de Craig Rubin, pastor de una iglesia en Pasadena y dueño de un dispensario en Los Angeles, a quien hace tres años le cerraron su local y lo llevaron a juicio por posesión y venta de marihuana. Fue hallado culpable y ahora está en libertad condicional.

“Hoy (ayer) fui a la ciudad a sacarme mi nueva licencia de negocios y me la dieron”, señala Rubin, quien estaba jubiloso por la decisión de un juez esta semana de detener la aplicación en Los Angeles de una moratoria en la apertura de nuevos dispensarios.

Rubin no está solo, cifras del concejo de la ciudad de Los Angeles estiman que por lo menos 400 dispensarios o cooperativas funcionan dentro de los límites municipales. Cifras extraoficiales indican que son más de 900 en la ciudad y 1,400 en el condado.

La ciudad de Los Ángeles no tiene una ley específica para regular su funcionamiento, como sí la tienen otras ciudades de California: San Francisco, West Hollywood, Oakland. La ley de California, según los lineamientos emitidos por la fiscalía del estado, permite la venta solamente dentro de cooperativas o grupos colectivos específicamente formados para ese fin.

Además, la ley del estado también permite que personas individuales estén protegidas de persecusión legal por la posesión personal y cultivación de marihuana para uso propio (mas no para la venta).

Un programa estatal de Marihuana Médica ofrece una tarjeta de identidad voluntaria que ayuda a que los pacientes autorizados por una recomendación médica para comprar marihuana.

Desde el inicio de este programa en el año 2005, 34,218 personas han recibido la tarjeta, cuya vigencia dura un año y la cantidad ha fluctuado anualmente. Aún así, esta cifra no sirve para indicar cuantos californianos usan la marihuana medicinal porque la ley de California no la requiere, sólo hace falta una recomendación médica.

“La tarjeta ayuda a proteger legalmente a las personas, pero no se requiere para comprar marihuana medicinal”, señala Karen Parr, quien dirige el programa de marihuana medicinal para California. “Lo que sí garantiza es que quienes la tienen realmente tienen una legítima recomendación médica”.

Las autoridades cuestionan la acumulación de dispensarios de marihuana en ciertas zonas de Los Angeles. En la misma calle de West LA donde Rubin tiene el suyo, Templel 420, hay otros tres dispensarios. También indican que no todos venden a quienes la necesitan médicamente y que hay mucha posibilidad de fraude.

“Si alguien llega a un dispensario con una recomendación médica, algunos dispensarios son muy serios y revisan la validez, pero otros no lo hacen”, dijo Parr.

Robert Kahn, abogado que acaba de ganar el caso contra la moratoria de la ciudad de Los Angeles dijo que mientras la ciudad no apruebe una ordenanza donde explique claramente cómo piensan regular la venta de marihuana, los dispensarios existentes que cumplan con los requisitos de la ley pueden seguir operando.

“Las organizaciones que yo defiendo todas tienen su licencia de negocios, están registradas para impuestos, tienen seguro, mantienen records”, dijo Kahn. “Ellos no venden a nadie que no tenga recomendación médica”.

Fuente Laopinion

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 22 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 29 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados

0 69 vistas
El formato de papel higiénico que conocemos hoy en día tuvo al cannabis como primer material utilizado

0 88 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia