California, si o no a la marihuana

California, si o no a la marihuana

por -
0 220 vistas

Opinión de Carta de Washington(Concepción Badillo | )

México.- El estado de California, la octava economía mundial y la entidad más rica y poblada de este país, ha optado porque sean sus ciudadanos los que decidan si el uso de la mariguana es un delito o si son libres de fumarla y cultivarla a su antojo.

Y el resto del planeta está a la expectativa sin que nadie se atreva a pronosticar cuál será la decisión que tomarán los californianos cuando acudan a las urnas el próximo 2 de noviembre. En ese entonces elegirán gobernador y nuevo congreso y de paso darán su opinión sobre lo que se conoce como Proposición 19, según la cual la marihuana debe ser tratada exactamente igual que el alcohol y el tabaco.

De aprobarse, concluirían así 73 años de prohibición y California se convertiría en el primer estado de la unión americana que permite a todo adulto sembrar, poseer y consumir un poco de cannabis para uso personal recreacional. El uso para fines medicinales es legal en el estado desde 1996 y no se requiere una receta sino sólo la recomendación del doctor.

La marihuana para usos médicos es legal en trece estados, incluyendo al Distrito de Columbia. Y en la misma California consumir la hierba con otro motivo ya de todos modos no lleva a la cárcel, luego de que recientemente fue aprobada una nueva ley que entrará en vigor en enero, según la cual la posesión limitada de la droga será considerada como una infracción menor, castigada con una multa similar a la que se aplica por manejar con exceso de velocidad.

La Proposición 19 ha levantado un gran debate en todo el país y se estima que tiene muchas posibilidades de ser aprobada con un enorme impacto político no sólo en el resto de Estados Unidos, sino en la guerra global contra las drogas.

Quienes están en contra argumentan que la legalización de la marihuana podría convertir a la entidad en un destino turístico para adictos y aficionados, a la vez que aumentaría considerablemente el número de personas que la usan. Casi la mitad de los 37 millones de habitantes de California han admitido haberla cuando menos probado.

Los opositores sostienen que considerar a esta hierba como a un vaso de vino colocaría a California en una situación legal contraria a las leyes nacionales, ya que la posesión y uso de la marihuana es un delito federal que se persigue de oficio. El procurador general Eric Holder ya adelantó que la dependencia a su cargo no está dispuesta a permitir ninguna legalización ni ahí ni en ningún otro estado.

Sin embargo, las últimas encuestas señalan que 50 por ciento de los californianos está a favor de esta propuesta (no es considerada un referéndum), según la cual los adultos mayores de 21 años podrían tener consigo hasta 28 gramos de marihuana para su uso personal, un hecho que actualmente se castiga con una multa de cien dólares; y podrían cultivarla en un espacio de aproximadamente un metro cuadrado, donde cabrían cuatro o seis plantas.

De aprobarse, quienes viven en California podrán crecer marihuana en su jardín, pero seguiría siendo ilegal el uso de esta droga en lugares públicos, cerca de las escuelas o en presencia de menores. Conducir vehículos bajo el efecto del estupefaciente continuaría siendo delito.

Tratando de persuadir a los indecisos, los entusiastas de la legalización citan como otro beneficio el hecho de que ciudades y municipios tendrán la opción de regular su venta, exigir que se compruebe la edad de quien la compra y añadirle impuestos generando millones de dólares al erario.

El asunto tiene totalmente dividida a la opinión pública, pero el gobernador  Arnold Schwarzenegger se mantiene neutral y ningún político o celebridad se ha manifestado abiertamente en contra. Al contrario, abundan los famosos que están a favor y por lo pronto la actriz Megan Fox ya dijo: “en cuanto la marihuana sea legal, seré la primera en hacer cola para compra mi cigarrito”.

Y quizás no será la única. De acuerdo a cifras oficiales, más de cien millones de estadounidenses la han fumado cuando menos una vez. Entre ellos se encuentra el presidente Barack Obama, sus predecesores George W. Bush y Bill Clinton, el magistrado de la Suprema Corte Clarence Thomas y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

Se desconoce el impacto inmediato que la legalización podría tener en otros estados, pero los expertos consideran que el voto a favor sería el principio del fin a la prohibición universal. Después de todo, California es rico, grande y tiende a influir e imponer tendencias.

Pero si los riesgos de drogarse disminuyen cómo podremos esperar que los menores digan NO a lo que los adultos dicen SÍ, tal como sucede con el alcohol.

Fuente Cronica

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 9 vistas
CANNA Comedy Tour es una idea que procede de la campaña que CANNA realizo el año pasado “CANNA Creativa”.

0 60 vistas
La policía de Barcelona no tiene entre sus prioridades el patrullar para localizar el consumo de marihuana en las zonas públicas

0 73 vistas
Las búsquedas sobre marihuana y sus beneficios para la salud se han disparado en los buscadores como Google

1 91 vistas
Muchos intereses económicos de empresas farmacéuticas y sustancias recreativas legales están en contra de la legalización de la marihuana