El Cannabidiol, el poder extraordinario de este cannabinoide

El Cannabidiol, el poder extraordinario de este cannabinoide

por -
1 446 vistas

Hace quince años, si hubieses entrado en un coffeeshop en Ámsterdam y preguntado por el contenido en CBD y THC del cannabis, seguramente habrías recibido una mirada de confusión de la persona que se encuentra detrás del mostrador.

Sin embargo, si te hubieras encontrado en el Cannabis College y hubieses formulado la misma pregunta, lo más probable es que uno de los voluntarios te habría dibujado un gráfico circular básico para explicarte la proporción de los tres cannabinoides que más se habían estudiado: el Tetrahidrocannabinol (THC), el Cannabidiol (CBD) y el Cannabinol (CBN). Por aquel entonces, se creía que el CBN era un cannabinoide totalmente independiente de los otros dos; ahora sabemos que, en realidad, es un metabolito del THC que se convierte en CBN a medida que el THC se degrada.

El Gráfico Circular de los Cannabinoides

La explicación del gráfico circular era una forma mucho más simplificada de describir qué causa los efectos de los diferentes tipos de cannabis – después de todo, hay más de 85 tipos de cannabinoides diferentes que se producen en el cannabis, no sólo tres – pero cumplía su función. Si la proporción del gráfico correspondiente al THC era mayor que las del CBD y CBN juntas, el efecto iba a ser cerebral y estimulante. Si sucede lo contrario, y el THC es el porcentaje más pequeño del gráfico, entonces el efecto sería más relajado y soporífero. Prácticamente todo el mundo lo entiende de inmediato.

Dado que el compuesto THC es el que causa la subida, o efecto cerebral, estimulante de energía y la risa floja que perseguían un gran número de personas, se dedicó una gran cantidad de tiempo, energía y recursos a la cría de variedades de semillas de cannabis con un nivel tan alto como fuera posible de THC. El éxito de esta tendencia culminó – por lo menos en los Países Bajos – con propuestas de las partes interesadas (y generalmente mal informadas) para ilegalizar la venta de cannabis que contuviese más del 15% de THC en los coffeeshops. En la búsqueda para encontrar la subida definitiva del cannabis, sobre todo en los años 90 y 2000, se desarrollaron variedades tales como Silver Haze y Mother’s Finest pero muchas de las ramas comerciales del sector del cannabis en su conjunto ignoraron o se olvidaron del CBD y del CBN – excepto las comunidades científicas y médicas.

Como se mencionó anteriormente, el CBN se crea cuando el THC se degrada; los dos cannabinoides se producen en proporción inversa entre sí. Esto explica por qué cuando el cannabis cosechado se guarda durante mucho tiempo (y especialmente si se expone a la luz y al aire), los cogollos pueden producir un efecto físico y corporal, incluso si la planta tiene sobre todo genéticas Sativa. El CBN es sólo ligeramente psicoactivo, y hasta ahora no ha producido efectos más allá de los que el THC (altamente psicoactivo) y el CBD (que modera los efectos del THC) ya causan en mayor grado. El CBD, por su parte, ha mostrado una serie de propiedades que siguen teniendo un impacto significativo en el campo de las aplicaciones del cannabis medicinal.

El Efecto Séquito

cbd1En 2016, el CBD se ha vuelto mucho más conocido y ha sido objeto de muchos más estudios en profundidad. Estos han demostrado que, a pesar de considerarse no psicoactivo, el CBD tiene un efecto soporífero y actúa como moderador de los efectos del THC. Los experimentos sobre los efectos del THC, cuando se administra con y sin CBD, han demostrado que cuando se utiliza solo, el THC es más proclive a causar sensación de ansiedad e incluso morbilidad. Cuando se utiliza junto con CBD – como, no olvidemos, la naturaleza ha previsto – se experimenta considerablemente el efecto enérgico, eufórico, que provoca la risa fácil que la mayoría de nosotros identificamos como el signo de una buena sativa. Fuera del laboratorio, es virtualmente imposible consumir THC puro ya que, en todas las formas naturales de cannabis, le acompañan todos los demás cannabinoides, moderando su efecto de manera que en realidad mejoran la subida o efecto cerebral del usuario. Esto se ha denominado “el efecto séquito”. Las investigaciones de este tipo sugieren claramente que los medicamentos que aíslan el THC o están hechos de THC sintético, como por ejemplo Marinol, son a la vez menos eficaces y producen muchos más efectos secundarios no deseados que la forma de la planta sin procesar y natural. Como el cannabis contiene una gran variedad de cannabinoides de los que en la actualidad sabemos poco, y los produce en un equilibrio delicado y complejo que la ciencia no puede, actualmente, esperar emular, no resulta muy sorprendente que la gran mayoría de usuarios de cannabis medicinal opten por la forma vegetal y natural de la planta.

CBD sin THC – alivio del dolor sin efecto psicoactivo

Sin embargo, cuando se administra CBD sin THC, no se produce ninguno de los efectos negativos antes mencionados del THC solo. El CBD parece no necesitar THC para ser un tratamiento bien recibido, y esta es una de las facetas más interesantes de su potencial medicinal: se puede usar para el alivio de diversos males y enfermedades sin causar un efecto psicoactivo notable. A día de hoy, se considera que el CBD tiene un potencial medicinal aún mayor que su primo más famoso, el THC. A pesar de las acusaciones, no siempre infundadas, de que a los usuarios medicinales “sencillamente les gusta colocarse”, hay muchas personas para quienes la parte del “colocarse o experimentar el efecto cerebral” es un efecto secundario no deseado e incluso desagradable de su medicación. El cannabis que se ha criado específicamente para tener un alto contenido en CBD y bajo en THC sería una solución idónea para los pacientes que simplemente quieren aliviar el dolor sin ningún tipo de experiencia psicoactiva.

En Israel, que se ha beneficiado de la marihuana medicinal legal durante más de una década y cuenta con un programa medicinal con unos 22.000 pacientes, durante más de diez años ha habido un programa de cría en marcha para crear precisamente este tipo de cannabis. La compañía israelí Tikun Olam ha logrado crear una variedad que tiene menos del 1% de THC y un 15,8% de CBD, algo sin precedentes. Esta nueva variedad dio resultados muy positivos desde el principio, ya que se puso a disposición de los pacientes autorizados antes de que ni siquiera hubieran comenzado los ensayos clínicos.

Como nota aparte, date un momento para pensarlo. El cannabis es tan seguro que una nueva forma experimental del mismo puede administrarse a los pacientes incluso antes de que se haya empezado a probar en ratones. Así de segura es esta sustancia.

Una nueva forma de ingerir CBD puro – aceites y e-líquidos

cbd2A medida que la tecnología avanza, los últimos adelantos en el campo del CBD son el aceite de CBD, que se utiliza como suplemento dietético, y los e-líquidos de CBD para su uso en cigarrillos electrónicos y vaporizadores. Sensi Seeds ha perfeccionado sus propias versiones de cada uno. Ambos líquidos de CBD utilizan cannabinoides extraídos del cáñamo producido por HempFlax. Esto asegura una calidad excepcional, y permite la trazabilidad completa de los productos del campo al cliente. El aceite de CBD de Sensi Seeds está en una base de aceite de cáñamo, para que sea más beneficioso para la salud.

Entonces, ¿qué hace exactamente el CBD que es tan sorprendente?

Además de moderar los efectos del THC de varias maneras, incluida una reducción de la conocida experiencia de la pérdida de memoria a corto plazo, el CBD por sí solo puede hacer algunas cosas bastante espectaculares. A pesar de la reputación de los “fumetas” de ser introvertidos y antisociales, el CBD en realidad tiene efectos ansiolíticos (contra la ansiedad) y antidepresivos que pueden ayudar a reducir la ansiedad social, entre otras cosas. El CBD también ha demostrado actuar como analgésico, que alivia el dolor localizado sin entumecer la zona. Actualmente, se están investigando las propiedades neuroprotectoras del CBD; la neuroprotección, en pocas palabras, protege las delicadas estructuras del sistema nervioso central y el cerebro de los daños causados por el estrés, enfermedades u otros traumas. Esta es la propiedad que actúa en el tratamiento del síndrome de Dravet, cuando el cannabis con un alto porcentaje de CBD puede reducir drásticamente el número de convulsiones que sufren los pacientes. Y, quizás lo más sorprendente, se ha demostrado que el CBD inhibe la proliferación de las células cancerosas en ciertos tipos de cáncer.

El cannabis no cura el cáncer – todavía.

Este último dato es el que ha llevado al clamor de “¡el cannabis cura el cáncer!” que, aunque tiene un potencial muy emocionante, es una afirmación hecha demasiado pronto y en base a muy poco. Lo que podemos decir en este momento es que el CBD puede ser capaz de eliminar ciertos tipos de cáncer en algunos casos. El Dr. Lester Grinspoon, uno de los mayores expertos en cannabis medicinal y autor del libro revolucionario “Marijuana Reconsidered” (“La Marihuana Reconsiderada”), dice lo siguiente al respecto:

“No hay duda de que el cannabis ahora puede jugar algún papel no curativo en el tratamiento de esta enfermedad (o enfermedades) porque a menudo es útil para los pacientes con cáncer que padecen náuseas, anorexia, depresión, ansiedad, dolor e insomnio. Sin embargo, aunque cada vez se dispone de más pruebas aportadas por los estudios en animales de que puede reducir las células tumorales y causar otros efectos beneficiosos prometedores en algunos tipos de cáncer, actualmente no hay evidencia de que cure alguno de los muchos tipos diferentes de cáncer. Creo que llegará el día en que se demuestre que algunos derivados cannabinoides tienen propiedades curativas del cáncer, pero mientras tanto, hay que tener mucho cuidado con lo que prometemos a estos pacientes.”

Encender un porro o rellenar un vaporizador – incluso consumiendo la variedad más fuerte, más rica en CBD que puedas encontrar – no va a salvarte la vida, ni tampoco te va a garantizar una existencia libre de cáncer. Pero puede relajarte con eficacia de verdad, y aliviar los dolores musculares y de otro tipo, desde los dolores menstruales a los causados por la EM. Se están descubriendo aplicaciones nuevas para el CBD de forma casi mensual, tal vez la más emocionante sea su sorprendente efecto en quienes sufren de síndrome de Dravet, y seguro que esta parte del gráfico de los cannabinoides seguirá revelando sus propiedades a medida que se lleva a cabo una mayor investigación.  Por Scarlet Palmer

ARTÍCULOS SIMILARES

1 COMENTARIO

  1. Es una alegría ver el avancé de las investigaciones genéticas de esta hermosa planta, si bien, la Marihuana no cura el cáncer, pero tiene potencial para aliviar los dolores que provoca esta enfermedad. Por otro lado se puede usar en cremas y gastronomía lo cual permite por así decirlo: “una vida más sana” lo cual como consumidor es muy agradable ya que se evitan químicos y algunas toxinas dañinas para el cuerpo.
    Lo mejor de esta planta son sus efectos, esto esta claro. Y la variedad de razas que hay para cultivar, así acabar con el narcotraficante, que es una piedra en el camino de toda la comunidad cannabica.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 133 vistas
Las mismas variedades de marihuana que disfrutaba cuando estaba vivo serán etiquetadas oficialmente con su marca Gonzo

0 464 vistas
¿Qué considerar en tu instalación básica de cultivo de interior? Lee nuestros consejos aquí y cosecha la mejor medicina. Decidir pasar del cultivo en exterior...

0 45 vistas
El estado de Washington en lo que va de año ha recaudado en impuestos para el estado 240 millones de dólares

0 568 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades