Cannabis, la planta sagrada

Cannabis, la planta sagrada

por -
0 2.618 vistas

Por MisterTrufa.-  Hay un uso del cannabis del que se habla poco y no se profundiza a menudo. Se habla mucho de usos terapéuticos y lúdicos. Tanto que aburre por momentos. Dejando en ocasiones a un lado un uso muy antiguo y que hoy en día está renaciendo: el uso del cannabis como vehículo espiritual.

Sobre su uso terapéutico para dolencias físicas se insiste mucho, sobre todo los laboratorios que quieren monopolizar y patentar sus derivados sintéticos. No la planta en si, demasiado fácil de producir y administrar uno mismo sin pasar por su “control” y sin hacerles gasto. Aunque sus usos están más bien confinados al uso para aliviar dolencias por parte de unos y por ocio por parte de otros, queda un grupo que lo utiliza para la introspección y el autoconocimiento, que es otra de las posibilidades de la planta. Otro sería el uso con fines creativos del que tampoco se habla tanto como de los dos principales. Otro ejemplo de la tendencia humana a la dualidad, incluso en el uso del cannabis.

Los que lo utilizan para la introspección suelen hacerlo de forma solitaria, en un entorno tranquilo. Es un tipo de consagración domestica psiconautica. Generalmente con música ambiental de fondo. Otros son menos ceremoniosos y en general se hace de forma poco o nada ritual. Pero desde hace algún tiempo existe un uso sacralizado de la planta unido a ciertos ritos sincreticos.

Es interesante dar a conocer esto ya que muestra como la prohibición entre otras cosas funciona como herramienta para alejar al hombre de lo sagrado, de la experiencia divina, del conocimiento del dios interior. En primer lugar ocultando información sobre estos usos sagrados. Pero principalmente poniendo a los que utilizamos la planta bajo la sombra del delito. Delito artificialmente creado. La planta es un medio muy accesible para despertar la consciencia y el despertar interior usado de la forma adecuada. Accesible a cualquiera en cualquier lugar hoy en día.

Hablemos del principal de estos grupos que es donde se ve como la prohibición también reprime las creencias de cada uno. Desde principios del siglo XX existe un rito sincretico en Brasil llamado Santo Daime ( CEFLURIS – Centro Eclético da Fluente Luz Universal Raimundo Irineu Serra – CEFLURISE Centro de Fluente Luz Universal Raimundo Irineu Serra en España ). Saber que este rito fue creado por Raimundo Irineu Serra más conocido como Padrinho Irineu. Que tras consumir una pocion de ayahuasca recibió el comando de crear una iglesia sincretica que mezcla ritos cristianos y paganos de diferentes culturas, cuyos ritos giran en torno a la ingestión del Santo Daime, bebida sacramental para esta congregación.

El Daime y la Santa Maria fueron casados por el Padrinho Sebastiao. En una de sus visiones recibió el comando de casar ambos vegetales. En algunas de sus ceremonias hay un espacio para consagrar la planta. Se fuma sola, sin tabaco y sin filtro. En circulo, dándole sólo tres chupadas y pasándolo al siguiente. Las tres caladas o pitadas representan el sol, la luna y las estrellas. Un pilar importante del rito del Daime son los himnos y la Santa Maria tiene su propio himnario. Después de la ronda mariana se suelen cantar himnos a la Santa Maria. Usada de esta forma y siguiendo los himnos que al igual que los del Daime son instrucciones, se accede a ciertos estados de conciencia, sobre todo cuando se integra con la ayahuasca. Potencia la experiencia, pero por otra parte la suaviza y abre nuevos espacios. Podría contar que gracias a ello entre en el Daime venciendo mis resistencias iniciales (sobre todo a los elementos cristianos del rito) y como uno de sus himnos lo explica. Pero casi mejor lo dejo para otro momento y otro lugar aparte.

Ahora prefiero centrarme en como la prohibición y la deformación informativa, unida a la ignorancia crean cierto conflicto en la comunidad del Daime, que es a donde quería llegar. En Brasil al persecución sobre la planta es muy fuerte y su consumo está muy mal visto por la sociedad. Una parte de los miembros del Santo Daime se encuentran a favor y otros en contra. Para algunos los que siguen las enseñanzas del Pad Sebastio que usan la Santa Maria son unos “jipis” y unos “drogados”. Pero que una parte de la congregación lo mire mal no es el mayor problema, el mayor problema es su persecución e ilegalidad. El que algo que entra dentro de tus creencias sea considerado y castigado como un crimen. Que por cultivar y consumir una planta sacramental cometas un delito más o menos grave según en que país te encuentres y su legislación particular. En casi todos en los que la Iglesia del Daime está legalizada el cannabis tiene una legislación restrictiva en mayor o menor grado.

Con lo cual hay varios conflictos en su seno por el uso de la planta, uno de carácter externo y legal, otro de carácter interno y de reputación. Bastante les ha costado legalizar sus ritos y su bebida ritual, para que ahora los puedan atacar por el uso complementario de la planta prohibida en sus ceremonias.

Por ello las ceremonias donde está incluido el consumo de la planta de cannabis suelen darse en grupos pequeños, extraoficiales, discretos y no se anuncian demasiado. Un uso sacramental en cierta forma clandestino y privado. No se puede hacer ni hablar de ello de manera abierta por las consecuencias que puede acarrear, principalmente legales. Hay que dejarlo en el ámbito de lo privado y no comentarlo demasiado. Esto abre un nuevo frente para exigir la despenalización que todavía no se tiene mucho en cuenta por sus defensores, por ser una faceta casi desconocida de la planta: la de su uso puramente sacramental. Por parte de los seguidores del rito del Daime que aceptan la Santa Maria como sacramento hay una tendencia a mantenerse en el anonimato, más que de reclamar su libertad, la propia y la libertad para María, sobre todo para evitar problemas legales y rechazo por cierta parte de la hermandad. Quizás se acerca el momento de que este sector de usuarios del cannabis salga también a la luz y reclame sus derechos, aunque sea de forma discreta al menos en un principio. En uno de sus himnos dice:

Aqui dentro desta irmandade

Alguns irmãos precisam entender

Que para usar a Santa Maria

É com lealdade pra lhe defender.

 

Refleti em nós.

Vamos incensar com o perfume da fumaça

O Trono de Deus que está em nosso ser.

Viva Santa Maria!!

Que brotou na terra para nos confortar

E nós ensinar a ser irmãos

Congregados no propósito da Harmonia

E da Prosperidade.

Que todos saibam consagrar esta força

Ela será um atalho preciso

Na nossa jornada rumo ao divino

Fuente RinconCannabicultor

 

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 111 vistas
La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura, una combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados.

0 98 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 83 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 71 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento