Cannabis medicinal y cannabis recreativo, ¿es lo mismo?

Cannabis medicinal y cannabis recreativo, ¿es lo mismo?

por -
0 517 vistas

Ya son cada vez más países y Estados en los que se ha aprobado el uso del cannabis medicinal. Otros han aprobado además el uso del cannabis recreativo. Pero existe diferencia entre uno y otro?

De primeras, todas las variedades de cannabis son consideradas Cannabis sativa L.. A su vez, cuenta con las subespecies cannabis sativa y cannabis índica. Legalmente no hay diferencias entre unas y otras, ambas contienen cannabinoides y en concreto grandes cantidades de THC, que es lo que marca la diferencia con el cáñamo industrial, variedades que apenas contienen THC y que depende de la legislación de cada país puede variar rondando el 0,30% de máximo para que tanto su cultivo como su procesado sea legal. Estas variedades en cambio son ricas en CBD, que cabe decir que el CBD apenas tiene efectos más allá de una ligera sedación, de ahí que sea hasta la fecha prácticamente el único cannabinoide que se puede conseguir legalmente en casi cualquier país y su consumo no está restringido y que dado sus beneficios sea muy empleado para hacer productos de cosmética, aceites, ungüentos…

La diferencia entre cannabis índica y sativa, son sobretodo en cuanto a efectos se refiere, dejando a un lado las diferencias externas y de cultivo. Las indicas tienen principalmente un efecto físico y narcótico, mientras que los efectos de las sativas son principalmente cerebrales o psicotrópicos. Ésto es debido a la composición y combinación de los cannabinoides y en concreto a dos de ellos y los más importantes a la vez que abundantes: el THC y el CBD. Las variedades sativas suelen contener más THC y por otro lado las índicas suelen contener más cantidad de CBD y no necesariamente más CBD que THC.

  • El THC o tetrahidrocannabinol es el principal y más famoso cannabinoide, responsable de sus efectos psicoactivos. De no ser por él, puede que el cannabis fuese una planta más, muy importante por otras características como la producción de fibra o semillas, pero no por lo que todos la conocemos. El THC es muy eficaz en el tratamiento de las náuseas resultado de la quimioterapia, problemas de apetito, migrañas, depresión, dolores crónicos…
  • El CBD o cannabidiol es normalmente el segundo cannabinoide más numeroso por detrás del THC, aunque hay excepciones donde la cantidad es la misma o incluso superior. Estas plantas con ratios 1:1, 1:2 o superiores, son muy codiciadas por cultivadores y pacientes que buscan buenas variedades medicinales de efecto sedante y relajante, eficaz en el tratamiento de esclerosis múltiple, Párkinson, dolor crónico, inflamación artrítica y reumática, trastornos del sueño, ansiedad…

Entonces podemos decir que las variedades de cannabis índica con medicinales y las sativas recreativas? Pues rotundamente no, pues como hemos visto, tanto el THC como el CBD tienen por sí solos propiedades terapéuticas que dependerán de las necesidades o situación de cada persona. Del mismo modo, ambas pueden ser empleadas como cannabis recreativo, sea para divertirse en compañía o relajarse en solitario escuchando música o abstrayéndose en la lectura. Los consumidores que no padecen ningún mal, tampoco es extraño que usen variedades índicas para dormir mejor y sativas para abrir el apetito, como ejemplo de sus propiedades aparte de las sensaciones físicas o mentales.

El CBD como hemos dicho tiene unos efectos relajantes y en ocasiones despreciables, aunque su mayor virtud es la de modular o amortiguar los efectos del THC, reduciendo la ansiedad y otros efectos psicológicos que pueden resultar indeseados y que aparecen con dosis altas de este cannabinoide. La combinación de genéticas índica y sativa ha conseguido en este sentido un equilibrio que a lo largo de los años se ha ido perfeccionando hasta lograr variedades con características específicas.

El sistema endocannabinoide es uno de los sistemas más importantes del cuerpo, descubierto en 1990 y considerado uno de los descubrimientos médicos más importantes desde las técnicas quirúrgicas estériles y los antibióticos. Es el sistema de monitoreo de toda nuestra fisiología, parece ser la versión evolucionada de un sistema de comunicación intercelular ancestral encontrado también en las plantas, formados en nuestro caso por un grupo de receptores cannabinoides endógenos localizados en el cerebro y que influyen entre otras cosas en el metabolismo, el equilibrio energético, el dolor , la memoria emocional o el apetito entre otras muchas. Los endocannabinoindes son sustancias muy parecidas a los cannabinoides del cannabis y éstos, actúan como una llave en una cerradura, estimulándolos y actuando éstos sobre el centro del dolor o de las emociones.

Así que realmente el cannabis medicinal y el cannabis terapéutico prácticamente es lo mismo, la misma planta puede causar un efecto eufórico y producirnos carcajadas a la vez que reduce dolores musculares, puede relajarnos tras un duro día y tratar a su vez la ansiedad. Variedades consideradas medicinales, en su mayoría genéticas ricas en CBD con ratios que llegan a alcanzar el 1:1 (misma cantidad de THC que de CBD), en definitiva no son más medicinales que por ejemplo una sativa con cantidades despreciables de CBD, siempre dependerá del uso que se le quiera dar.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 8 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 32 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 43 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis

0 47 vistas
Camboya podría ser un actor principal del Extremo Oriente en la incipiente industria mundial del cannabis