LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
El cannabis mejora las relaciones sexuales

El cannabis mejora las relaciones sexuales

0 951 vistas

Relaciones sexuales.- Durante miles de años el cannabis se ha empleado como afrodisíaco por diferentes cultura. Por ejemplo en la antigua cultura india de hace 3000 años nos encontramos con que el uso del cannabis estaba muy relacionado con el sexo, usándose en medicina tradicional para combatir problemas de impotencia, aumentar el deseo carnal y también como tratamiento de algunas enfermedades de origen sexual.

Decenas de pociones que contenían cannabis se prescribían como afrodisíacos con nombres como shrimadananda modaka, Vajikarana uttama, majun falaskari o bhang roghan. Estas recetas tenían la reputación de producir erecciones más prolongadas, retrasar la eyaculación, facilitar la lubricación y aflojar las inhibiciones, que combinadas con otros estímulos y prácticas tántricas, se decía que podían prolongar las relaciones sexuales durante 7 u 8 horas.

Otras culturas de Oriente Medio, del Norte de África, en la Grecia Antigua, el Imperio Romano e incluso algunas culturas precolombinas también dejaron escritos y constancia del uso del cannabis en algunos de sus rituales sexuales, orgías o bacanales. Hoy en día, con estudios científicos suficientes y numerosas encuentras realizadas entre consumidores, nos permiten descubrir que estas antiguas civilizaciones no estaban equivocadas.

Estos estudios y encuestas reflejan que los usuarios de cannabis que antes de mantener relaciones sexuales consumían, sentían una pérdida temporal del ego y de la vergüenza, un intercambio de energía equilibrada y tonificante para ambas partes, una inmersión absoluta en el acto sexual y en el orgasmo, sin distracciones de ningún tipo, así como un sentimiento de prolongación del orgasmo con sensaciones que se extienden por todo el cuerpo, o un sentimiento profundo de compartir las sensaciones y el éxtasis.

Pero también influye el nivel de cannabis consumido. Con un nivel bajo o moderado la mayor parte de las personas experimentan una mayor capacidad de comunicación así como el aumento de la consciencia corporal. Mientras los hombres afirman obtener una mayor resistencia, sensibilidad al tacto, orgasmos más largos, fuertes y más disposición a los juegos previos, las mujeres afirman tener una mayor lubricación, mayor capacidad de control de los músculos vaginales e incluso multiorgasmos.

Con niveles más elevados de cannabis, en general las experiencias se vuelven negativas aunque también depende de cada persona y su nivel de tolerancia. Los estudios realizados afirman que las personas con altos niveles de THC antes de practicar sexo, suelen sentirse abrumados, , vergonzosos y desplazan la actividad sexual debido en muchas ocasiones a la dificultad para mantener una erección prolongada.

Hace tan sólo unos años, el colectivo norteamericano Afrodita Group presentaba Foria, un lubricante que contiene marihuana, completamente natural, sin sustancias químicas nocivas y que se aplica directamente en las partes íntimas de la mujer. Según sus fabricantes, un colectivo de mujeres, contribuye a una buena salud sexual y produce orgasmos de 15 minutos de duración. Cada bote contiene 360 miligramos de THC y probado primeramente en 100 voluntarias, el resultado fue de relaciones sexuales más completas.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 13 vistas
El Comité Ministerial de Legislación de Israel  aprobó una propuesta que despenalizaría la posesión y el uso de marihuana en el país.

0 37 vistas
El cannabidiol y los extractos ricos en CBD pueden proporcionar una opción de tratamiento potencial para el cáncer de endometrio

0 282 vistas
El auge de las ventas de vaporizadores en los mercados donde es legal el cannabis hace bajar las ventas de los cogollos de marihuana

0 263 vistas
El ejercicio físico junto al nivel de grasa corporal  pueden ser dos aspectos determinantes para la concentración de THC en el cuerpo.