Cannabis, una terapia jubilosa

Cannabis, una terapia jubilosa

por -
1 1.915 vistas

Bizkaia, País Vasco.- La asociación de usuarios del cannabis Urjoga Bardea cumple un año desde que se creo en Bermeo

El Club cuenta con cuarenta socios que utilizan el cáñamo con fines tanto lúdicos como terapéuticos

BERMEO

EL cannabis es la droga ilegal que más se consume, no solo en Euskadi, sino en todo el mundo. En el Estado el 11% -es decir, más de una de cada diez personas- de la población reconoce haber consumido marihuana en el último año, según el Plan Nacional sobre las Drogas. El debate social sobre su legalización está latente en la calle debido a que existe un sector de la población que pide, cada vez con más insistencia, que la marihuana no sea considerada una droga más. Y es que creen que la fórmula del prohibicionismo ha fracasado.

Esta postura es la que defiende el colectivo Urjoga Berdea, de Bermeo. La asociación de cannabis de la villa, que ha cumplido un año desde su creación y que aboga por un consumo terapéutico y lúdico regulado y “fuera del mercadeo”. Actualmente, son más de 40 socios, pero son muchos los que se encuentran en lista de espera para formar parte de la agrupación cannábica.

El Código Penal prohíbe el tráfico y la tenencia de cannabis, pero no su consumo, que está despenalizado. A su vez, no se hace distinción entre cannabis terapéutico y cannabis recreativo. Sin embargo, varias decisiones judiciales muestran que esta distinción está cada vez más en consideración de los jueces y abierta a distintas interpretaciones. En este contexto se sitúan las cada vez más habituales asociaciones de cannabis, cuya proliferación plantea para muchos una encrucijada, ¿Se trata de clubes sociales regulados o mercado negro?

Urki Goñi, presidente de la asociación cannábica bermeotarra Urjoga Berdea, lo tiene muy claro. “El objetivo de este tipo de asociación es acabar con las mafias y favorecer el consumo colectivo y terapéutico, únicamente de sus socios. No intentamos camuflar ni ocultamos una actividad ilícita. Todo lo contrario, damos un espacio para evitar que los socios tengan que sufrir el mercado negro”. En este sentido, matizan que “no es intención ni objetivo de la agrupación Urjoga Berdea fomentar de ninguna de las maneras el uso y consumo del cannabis”.

Así, la asociación bermeotarra ha recabado el apoyo de 40 personas, consumidores terapéuticos y lúdicos, en solo un año. Y han encontrado en la jurisprudencia una vía libre para constituirse amparándose en sentencias que dictaminan que el consumo compartido no se considera delito. “Pero la ley es ambigua y es muy difícil saber dónde están los límites, podemos decir que estamos en la alegalidad”, comenta Goñi. “Aun así -añade- nuestro funcionamiento está registrado en la Administración, levantamos actas de nuestras juntas, pagamos los impuestos pertinentes como asociación y no ocultamos nada”.

Así, Urjoga Berdea cuenta en este momento con seis trabajadores voluntarios que diariamente se dedican a asesorar a los socios en diversos ámbitos. “Intentamos que la asociación sea un espacio de información en el que sus miembros conozcan cuáles son los beneficios que pueden obtener del consumo de marihuana y qué efectos negativos puede provocar en el consumidor. A su vez, también damos asesoramiento sobre las pautas de consumo responsable que minimicen los daños”, comentan desde el grupo.

AUTOCULTIVO La asociación bermeotarra se presenta como una agrupación de estudios y usuarios del cáñamo sin ánimo de lucro. “Cultivamos en función de las previsiones de consumo de cada socio, que como máximo puede consumir 60 gramos al mes, según la recomendación de uso responsable de la FAC (Federación de Asociaciones Cannábicas). “Todo lo que consumen los socios está registrado en un libro donde se apunta cuándo y cuánto compra cada miembro del club”, apuntan los responsables del colectivo. Y es que, este tipo de asociaciones cannábicas funcionan principalmente por el régimen de autocultivo, de tal forma que únicamente cosechan las cantidades correspondientes a una previsión de consumo del colectivo, considerando la cantidad de cannabis que consume individualmente cada socio. “De esta forma cada uno es dueño de su cáñamo y no podrá consumir más cantidad de la que le corresponde como parte”.

En este año de andadura, muchos son los que se acercan hasta Urjoga Berdea y otras agrupaciones similares con la intención de abastecerse de hierba. Pero, para entrar en la asociación hay que cumplir dos requisitos indispensables: ser mayor de 21 años y estar avalado por otro socio. Si se incumplen las normas se expulsa, inmediatamente, al infractor. La financiación proviene de la cuota de entrada, que en este caso asciende a 100 euros y la venta del cannabis a los socios, a un precio menor que en la calle, 4 euros para los paliativos y 5 euros para el consumidor lúdico.

FILTROS “Tenemos lista de espera para formar parte de la asociación, no obstante, estos procesos de entrada de nuevos socios solo se realizan cuando comienza la época de nuevas cosechas, porque es la única forma de prever cuánto hemos de plantar, de tal forma que solo cultivamos lo necesario para abastecer el consumo programado”. “Así -explica Urki Goñi- no todo el mundo es aceptado en la asociación, los solicitantes pasan por un importante filtro y una vez admitidos aceptan que primordialmente Urjoga Berdea es una asociación de ayuda y que, como tal, aceptan que se hagan donaciones a organismos como Médicos Sin Fronteras -MSF- o la Asociación Contra el Cáncer -AECC-, además de aceptar que el precio del cannabis adquirido sea inferior para quienes lo usan con fines terapéuticos que para quienes lo utilicen con fines lúdicos”, inciden desde la asociación.

Urjoga Berdea forma parte, además, de la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), la organización que integra asociaciones de personas usuarias, cultivadores y estudiosas del cannabis cuyo objetivo es “sumar esfuerzos para la normalización del uso del cannabis”. A su vez, colabora activamente con el Encod -Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces-. “Es habitual y bastante frecuente que nos reunamos con la FAC para llevar a cabo diversos cursos de formación para poder gestionar correctamente la asociación, junto con su ayuda también hemos impartido diversas charlas en Bermeo. Creemos, además, que debemos colaborar con el Encod con el fin de crear un lobby a nivel europeo”, aduce Goñi

Con el fin de que se regularice su situación una decena de asociaciones de usuarios de cannabis en representación de cerca de 2.500 ciudadanos, pidieron en el mes de noviembre a los partidos políticos presentes en el Parlamento Vasco que regulen la situación de las agrupaciones de estudios y usuarios del cáñamo en Euskadi para “dar amparo legal y seguridad jurídica” a quienes consumen y cultivan marihuana en la comunidad.

Así, los colectivos implicados mantuvieron reuniones desde varios meses atrás con los diferentes partidos representados en el Parlamento, de cara a implicarles en la búsqueda de una solución al actual marco jurídico que deja en situación de alegalidad la tenencia y cultivo de estas sustancias para consumo propio. Por un lado, pretenden conseguir la creación de un registro de asociaciones de personas consumidoras de cannabis, donde la propia administración “tenga la posibilidad de controlar la actividad de estas entidades” y por otro lado, “reclaman que se llegue a un protocolo de actuación entre la Ertzaintza y la Fiscalía”, de manera que “las plantaciones legales sean no solo respetadas, sino protegidas” por la Policía Autonómica. Y es que, los defensores del uso compartido del cannabis alegan que en muchas ocasiones los cultivos incautados por la Ertzaintza son luego considerados legales por los jueces en las sentencias.

Así, entre lo legal y lo ilícito, Urjoga Berdea puede enorgullecerse de que su implantación en Bermeo cuenta con todo el apoyo de la ciudadanía de la villa marinera, sino también de los diferentes órganos que rigen la comarca. En este sentido, “agradecen el apoyo” recibido a la hora de implantar este proyecto que tanto “esfuerzo y sacrificio” les ha supuesto.

Fuente Deia

1 COMENTARIO

  1. Hola!!!
    soy nuevo en bermeo apenas siete meses llevo y me agradaría ponerme en contacto con vosotros pero no se como hacerlo. Podéis indicarme como puedo hacerlo???
    soy socio de dos asociaciones de mi tierra () pero no me atrevo a traerme desde allí k uso transporte publico y hay mucho control ahora. Y a tuve una vez problemas una vez y no quiero repetir la experiencia…
    Evaristo

Dejar una Respuesta

Últimas Noticias

0 19 vistas
La marihuana que tenía en el balcón era para consumo propio y para calmar unas dolencias, por tanto, dice la Sala, era natural que la destinase a tratar ese mal.

0 157 vistas
En 2020 la marihuana legal de EEUU está concebida para convertirse en una industria de 35 mil millones dólares, lo que significa un gran negocio y un montón de puestos de trabajo a cubrir

0 83 vistas
Los datos de consumo entre los estudiantes adolescentes está bajando en Estados Unidos pese a los estatus de Colorado y Washington

0 223 vistas
¿Se puede poseer y consumir cannabis? ¿Cuál es la postura respecto al cultivo del cannabis? ¿Qué es una cantidad reducida? ¿Qué dice la legislación alemana sobre el cannabis?