Clonación (2ª parte)

Clonación (2ª parte)

por -
2 11.049 vistas

Consejos y tecnica a utilizar.

Básicamente, la producción de esquejes se divide en dos partes bien diferenciadas:

-Cortar adecuadamente las ramas de la planta madre, teniendo en cuenta unas sencillas consideraciones, hará que aumente el porcentaje de esquejes vivos.

-Tener madres sanas y poco nitrogenadas será la primera premisa para afrontar con garantías el proceso del esquejeado.

-Cuando vayamos a cortar las ramas (esquejes) de la planta madre, tendremos la precaución de que el tallo recién cortado quede expuesto al aire el menor tiempo posible ya que una burbuja de aire podría quedar atrapada en el hueco del tallo produciendo una embolia. Para evitar esto, lo ideal es cortar el esqueje debajo del agua o que, una vez cortado, lo sumerjamos rápidamente en un recipiente con agua.

-Para sumergir los tallos e hidratar los esquejes, utilizaremos agua calibrada a PH-6. Alas bacterias les cuesta más propagarse en este rango de PH.

-Hay que tener en cuenta que los esquejes grandes con tallos largos enraízan más lentamente que los esquejes pequeños con tallos cortos.

-Los esquejes que provienen de las partes bajas de la planta, enraízan con mayor rapidez que los de la parte media y alta, ya que contienen mayor cantidad de hormonas apropiadas para el enraizaje.

-Hay que limpiar bien la zona dedicada a este trabajo, desinfectando todos los utensilios metálicos (tijeras,cuchilla,etc….). Quemarlos y limpiarlos con alcohol es una de las soluciones más rápidas y efectivas.

-Siempre que se cortan los esquejes, hay que dejarlos 10/14 horas en un vaso con agua + enraizante a PH-6 y a oscuras. En ocasiones he cortado esquejes completamente deshidratados, dejándolos esas horas en agua se han recuperado rápidamente.

-Utilizar hormonas de enraizamiento, acelera el proceso. Después de probar varios tipos de hormonas (en polvo, gel o liquidas) he comprobado que con las hormonas liquidas se producen menos bajas por embolia en los clones. Sellan mucho mejor que cualquier otra opción.

Técnica de esquejeado y actuaciones posteriores: El esqueje, como mínimo, debe tener 2 nudos. Hay que procurar que un nudo quede enterrado, ya que esto facilitará la aparición de las raíces. Las ramas hay que cortalas en angulo de 45º, limpiando bien la parte que va a quedar introducida en el medio de cultivo. Yo utilizo “jiffys”, discos de turba o coco prensado que previamente se hidratan con agua y enraizante a PH-6.

Cuando el tallo esta bien cortado, limpio e impregnado de hormona de enraizamiento, hay que introducirlo en el jiffy haciendo un agujero que nos facilite su introducción. Una vez introducido el tallo, hay que procurar que este haga contacto con las paredes del jiffy. Si las hojas del esqueje son grandes, hay que cortar las puntas ya que así aguantarán mejor una posible deshidratación. Una vez  tenemos los esquejes en los jiffys hay que pasar a tener en cuenta las pautas que nos permitirán tener éxito.

Ubicación: Los clones necesitan un grado de humedad muy elevado 95-100%. Un mini-invernadero sera el lugar idóneo ,ya que nos permitirá tener esos indices de humedad.

 

Fotoperiodo y luz: Los clones enraizarán más rápido si mantenemos de dieciocho a veinticuatro horas de luz. Lo que recomiendo es seguir el mismo régimen que el armario de madres 18/6. La luz más adecuada es la de los tubos fluorescentes y la combinación de un color blanco cálido y blanco frió. Yo utilizo tubos de 18 watios: un tubo tipo grolux y dos tipo trifósforo .Si tuviésemos que utilizar bombillas de alta presión de sodio o halogenuro metálico las pondríamos lo más alejadas posible de los esquejes, ya que estos no requieren tanta potencia para enraizar. En este caso puedes poner una tela o malla para sombrearlos.

Parámetros: Lo ideal es que la temperatura de las raíces tenga unos tres grados más que la parte aérea. Los dos primeros días es conveniente que las trampillas de ventilación permanezcan cerradas con lo que obtendremos una humedad cercana al 100%. A partir del tercer día las iremos abriendo gradualmente.

Advertencias: Si utilizamos propagadores o mini-invernaderos “no hay que pulverizar directamente los esquejes” ya que, al no tener raíces, no necesitan aportes adicionales de agua. Bastará con que humedezcamos las paredes del invernadero. Una regla de oro es limpiar todos los días la humedad que se genera en el invernadero. Evitaremos así mas de un problema de hongos. Conforme pasan los días podría darse el caso de que alguna hoja se pone fea, se seca  o se muere, estas hojas hay que ir retirándolas. Es conveniente abrir la esquejera Todos los días para tenerla ventilándose unos minutos, oxigenando así los clones.

Fuente Doctor Cannabico

 Toni13

 

ARTÍCULOS SIMILARES

2 COMENTARIOS

    • No amigo una vez que la planta alcanza su madurez sexual deja de producir raíces para enfocar su energía al acto sexual y después morir. Por esa razón puede que no sea imposible pero el indice de probabilidades es muy bajo más si se es novato saludos.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 2 vistas
Los investigadores aseguran que están en condiciones de posicionar al Laboratorio como centro de producción de sustancias que sirvan para el control de calidad del aceite

0 78 vistas
¿Qué efecto te hacen los comestibles? Más de uno de los que consumen cannabis por primera vez se lo ha preguntado.

0 666 vistas
La maquina o robot llamada Seedo cuando tiene tu planta de marihuana preparada y en condiines de usar te avisa al telefono

0 267 vistas
"Esta florcita llegó a mi vida después de que reventé mi hígado y mi cabeza con el alcohol", dijo el músico.