¿Cómo Funciona Exactamente el Zumo de Cannabis?

¿Cómo Funciona Exactamente el Zumo de Cannabis?

por -
1 1.043 vistas
marihuana en crudo

Durante los últimos años se han proclamado, de manera considerable, los beneficios de los zumos de cannabis crudo, aunque se han publicado muy pocos datos empíricos que aborden las afirmaciones realizadas por los diversos partidarios del cannabis crudo. Sin embargo, la evidencia anecdótica aumenta, y muchos la confirman—pero ¿conlleva algún riesgo?, y si es así, ¿cuáles son?

¿Qué hay Detrás de esta Publicidad?

La pregunta más adecuada podría ser “¿quién está detrás de tanto bombo y platillo?”, ya que todo se debe en gran medida a los esfuerzos promocionales de un solo hombre—el Dr William Courtney, médico situado en California, licenciado en Microbiología por la Universidad de Michigan, Doctor en Medicina (MD) por la Universidad Estatal de Wayne y Posdoctorado en Análisis Forense y Medicina Legal.

Kristen, la esposa del Dr. Courtney, combatió con éxito los síntomas del lupus utilizando zumo fresco de cannabis, y desde entonces, la pareja ha promovido con entusiasmo el tratamiento, alegando que es beneficioso para una serie de enfermedades, aunque su eficacia al respecto aún no se ha evaluado.

Muchas de las afirmaciones del Dr. Courtney aún no han sido demostradas y se pueden descreditar fácilmente, por lo que la tendencia de usar zumos de cannabis se encuentra en grave peligro de ser olvidada como una moda pasajera—pero ¿hay alguna base para realizar estas afirmaciones? Apenas hay fuentes acreditadas de las que extraer una conclusión; la mayoría de los artículos disponibles vienen de blogs sobre estilos de vida alternativa y contra-cultura, y no se basan en estudios reales ni probados.

¿Qué Son los Ácidos Cannabinoides?

En la planta en crecimiento, hasta el 90% de Δ9-THC está realmente presente en la forma de Δ9-THCA, un ácido carboxílico (al que en lo sucesivo nos referiremos como THCA). El cannabidiol (CBD) está presente en la forma de CBDA, el cannabigerol (CBG) como CBGA, el cannabicromeno (CBC) como CBCA, y así sucesivamente.

Los ácidos carboxílicos (el grupo más abundante de ácidos orgánicos) se definen como tales por la presencia de al menos un grupo carboxilo unido por un único enlace covalente a otro grupo funcional. En química orgánica, un grupo funcional simplemente se refiere a un grupo de átomos dentro de una molécula que es responsable de reacciones características de la molécula.

Un grupo carboxilo se compone de un grupo carbonilo (C=O; un átomo de carbono unido por un doble enlace covalente a un átomo de hidrógeno) y un grupo hidroxilo (OH; un átomo de oxígeno unido por un único enlace covalente a un átomo de hidrógeno)—lo que en general se expresa normalmente como -COOH ó -CO₂H. Para simplificar, THCA se expresa como THC-CO₂H (aunque su fórmula química es C₂₂H₃₀O₄; la del THC es C₂₁H₃₀O₂), la del CBDA es CBD-CO₂H y la del CBG es CBG-CO₂H.

Cuando el cannabis se seca o se somete a calor, la ácidos transmutan en sus formas neutras y psicoactivas en una reacción conocida como la descarboxilación.

La Descarboxilación de los Ácidos Carboxílicos

cannabis
Los defensores de los zumos de cannabis crudo creen que el consumo de flores y hojas frescas aporta beneficios medicinales excelentes

Cuando se produce la descarboxilación, el dióxido de carbono (CO₂) se pierde, eliminando el grupo carboxilo. El átomo de hidrógeno restante forma un único enlace covalente con la parte restante de la molécula, suministrando de este modo un protón adicional (un átomo de hidrógeno consta de un protón y un electrón; el electrón es compartido para formar el enlace covalente).

Con los ácidos cannabinoides, el proceso de descarboxilación se produce muy rápidamente a través de la exposición al calor (por ejemplo, fumando el cannabis o calentándolo para hacer mantequilla). También se produce muy lentamente a temperatura ambiente, aunque para cuando el cannabis se ha secado el proceso puede estar más que completado.

Varias semanas de curación después del secado deberían dar tiempo suficiente para que se produzca la descarboxilación completamente, pero también pueden hacer que el THC se degrade a CBN. Para evitar esto, el cannabis no debe exponerse al aire o a la luz del sol durante la curación.

Cómo se Produce la Descarboxilación

Si el cannabis se maneja de forma brusca cuando está fresco, las glándulas de resina se rompen y empieza el proceso de descarboxilación, aunque lentamente—por consiguiente, el hachís frotado a mano y los extractos a base de plantas frescas podrían causar intoxicación, por lo que necesitan de semanas de secado y curado antes de estar listos para el consumo. En algunos climas (particularmente en los calientes y tropicales), la descarboxilación de los ácidos cannabinoides pueden incluso comenzar mientras que la planta crece, cuando empieza a madurar.

Es posible acelerar el proceso calentando ligeramente el cannabis en un horno eléctrico a una temperatura de alrededor de 110-120°C durante 30-60 minutos. Esta temperatura es lo suficientemente alta como para que se produzca la descarboxilación, pero no lo bastante como para causar la degradación de los cannabinoides, flavonoides y terpenoides.

Los Ácidos Cannabinoides en el Cuerpo

Aún no se tiene un conocimiento profundo del biomecanismo de los ácidos cannabinoides en el cuerpo; los investigadores suelen interesarse más por las acciones de los propios cannabinoides.
La conversión del THCA a THC en el cuerpo es al parecer muy limitada, por lo que si una persona consume cannabis fresco y sin secar, debería haber pocos o ningún efecto psicoactivo (aunque los terpenoides y los flavonoides pueden producir algún cambio en el estado de ánimo).

Según un estudio, no todo el THCA presente en la planta fresca se descarboxila en THC; hasta un 30% puede permanecer como THCA y puede ser ingerido o fumado. Por lo tanto, una de las ideas propuesta y defendida por el Dr. Courtney—según él, al consumir cannabis seco o calentado se sacrifican numerosas interacciones inducidas por el THCA en el cuerpo—es muy cuestionable.

El Metabolismo del THCA en el Cuerpo

Se ha demostrado en un estudio que el THCA está presente en la sangre y en la orina (en concentraciones de 5,0 a 18,6% de THC) después de la ingestión de cannabis. El estudio también indicó que el cuerpo elimina el THCA más rápidamente que el THC, ya que se encontraron proporciones mayores de THCA que de THC en los individuos que habían fumado cannabis más recientemente.

Otro estudio investigó con ratas a las que se había administrado THCA por vía oral, analizando las muestras de orina en busca de metabolitos que pudieran indicar una vía bioquímica. Descubrieron que el THCA sufre hidroxilación para formar una sustancia conocida como 11-OH-THCA, que luego se oxida para formar 11-COOH-THCA (de manera similar, el THC hidroxila a 11-OH-THC, que luego se oxida a 11-COOH-THC).

Posibles Beneficios de Consumir Cannabis Crudo

Cannabis-Juice-4
Cuando se seca el cannabis, el THCA y los otros ácidos cannabinoides se convierten en sus formas neutras y psicoactivas (Eggrole)

Se ha demostrado que tanto el THC como el THCA ejercen un efecto neuroprotector, y pueden ayudar a prevenir la degeneración de la dopaminérgica (una transmisora de dopamina) en neuronas con parkinsonismo (un conjunto de síntomas que suele ser causado, aunque no siempre, por la enfermedad de Parkinson).

El cannabis crudo aún contiene todos los terpenoides, flavonoides y alcaloides de la planta que de otro modo se habrían perdido durante el calentamiento o el secado, además de abundante clorofila. La investigación sobre los beneficios para la salud potencialmente conferidos por estos compuestos no es exhaustiva, pero hay indicios de que los terpenoides y los flavonoides pueden aumentar el flujo sanguíneo cerebral y mejorar la actividad cortical (beneficioso para enfermedades como el Alzheimer), así como destruir patógenos respiratorios además de ejercer un contraefecto inflamatorio en general. Aunque no se consideran generalmente psicoactivos, pueden producir algún efecto sedante.

Inconvenientes y Riesgos de Consumir Cannabis Crudo

Las hojas de cannabis tienen un contenido de ácido cannabinoide variable y sin pruebas que requerirían mucho tiempo es casi imposible establecer si se ha alcanzado la dosis correcta. El Dr. Courtney ha afirmado que debería consumirse una “dosis dietética” de 600-1.000 mg de THCA, pero para alcanzar esta cantidad de cannabinoides en la práctica sería necesario consumir grandes cantidades de hojas o de cogollos.

El Dr. Courtney ha declarado que las personas con problemas de vesícula biliar o renales no deben consumir cannabis crudo; ni debe recetarse a individuos que tomen medicamentos anticoagulantes de la sangre, debido a su contenido en vitamina K (la vitamina K es la única vitamina que se encuentra en el cannabis y puede evitar que se metabolicen dichos fármacos en el hígado).

El cannabis crudo también puede albergar bacterias y otros patógenos que pueden causar enfermedades si se ingiere—se ha encontrado tanto salmonela como E. coli en marihuana—al mismo tiempo que los pesticidas y los nutrientes foliares pueden dejar rastros de sustancias químicas nocivas en el cannabis ya cosechado. Por estas razones, se aconseja únicamente zumo de cannabis obtenido del cultivo vegano (cultivado orgánicamente, sin el uso de productos de origen animal como el estiércol).

¿Es Seguro Consumir Cannabis Crudo?

Cannabis-Juice-5
Para asegurarse de consumir la dosis recomendada de ácidos cannabinoides, sería potencialmente necesario consumir grandes cantidades de cannabis diariamente (Gavin White)

Son necesarias más pruebas empíricas que establezcan la relativa eficacia del cannabis crudo por encima de cualquier otra forma. No parece que existan riesgos graves, a excepción de los de las enfermedades anteriormente mencionadas. Es cierto que las preparaciones a base de cannabis crudo se llevan usando desde hace miles de años, y si pudieran producir algún riesgo grave, probablemente ya se habría establecido.

Sin duda, el consumo de frutas y verduras crudas y orgánicas es beneficioso para la mayoría de los individuos sanos, y no parece haber ninguna razón por la que no debamos incluir el cannabis—pero cuando hablamos del tratamiento de enfermedades, confiar en el cannabis crudo para proporcionar una cura puede no ser la mejor apuesta para la gran mayoría de los pacientes que utilizan cannabis medicinal.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 11 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción

0 36 vistas
FeelWeed, literalmente “siente la marihuana”, es una recién nacida marca de ropa urbana con compromiso social que ha realizado una fuerte apuesta pro legalización.

0 166 vistas
Jack Herer de Sensi Seeds es una variedad que se podría incluir entre las 10 mejores de toda la historia, una leyenda que contiene lo que cualquier cultivador desea

0 267 vistas
La policía se lleva a unos escolares a la quema de marihuana incautada para educarse sobre el efecto de las drogas