Cómo consumir cannabis medicinal

Cómo consumir cannabis medicinal

Los beneficios que produce el cannabis medicinal están asumidos en gran parte de los estados de América, en determinados países europeos y en algunos asiáticos, estos últimos más por costumbres ancestrales.  Pero sin lugar alguno, se están buscando cada día los métodos más saludables para consumir marihuana terapéutica sin necesidad de tener que fumarla.

En España, los pacientes que quieran consumir cannabis con fines terapéuticos pueden solicitarlo mediante la llamada vía de uso compasivo que, en caso de concederse, permite el uso de un medicamento que aún no está aprobado en España pero que ya se usa con éxito en otros países del mundo

En nuestro país el único medicamento con extracto de cannabis que se ha aprobado hasta la fecha es el Sativex. Se usa en forma de spray bucal y alivia los espasmos musculares en pacientes con esclerosis múltiple.

Vamos hablar de las diferentes formas de consumir marihuana medicinal sin tener que recurrir a fumarla, ya que mezclándola con tabaco es más nociva por los elementos tóxicos que tiene el tabaco en sí.

Las decenas de investigaciones que se estaban realizando con la marihuana, que señalaban al cannabis como una de las formas terapéuticas para reducir el dolor de quiénes lo consumen está logrando su objetivo: la prescripción de cannabis médica. Hoy en día es más habitual que se recete cannabis. Si está pensando en ser tratado con cannabis, le recomendamos que siempre lo consulte con su médico.

Los vaporizadores

Uno de los métodos más recurrentes es el consumo de cannabis mediante la vaporización. A través de este método, la marihuana no llega a combustionar lo que no produce gases tóxicos y afecta a los pulmones.  El sistema consiste en vaporizar las glándulas de resinas lo que permite que el vapor que inhalamos tenga un efecto más limpio, teniendo un sabor muy intenso. Por lo que acabaremos absorbiendo las sustancias activas del THC y el CBD. Hasta el momento uno de los más testados en el mercado es el Volcano.

El efecto máximo en la inhalación se produce al cabo de 15 minutos, y la duración es de 2-3 horas.

Alimentos

Uno de los métodos  también más recurridos para su consumo es con los alimentos. El efecto es más potente y la prolongación de los efectos es más duradera. Los médicos que prescriben cannabis recomiendan este método, sobre todo para dolencias crónicas en las que se necesita medicación de manera constante.

Las pruebas médicas realizadas indican que la cantidad de cannabis que se absorbe es de un 6%, ya que una parte considerable se descompone durante la digestión. El motivo por el que el efecto es más intenso se debe a que la sangre absorbe de forma más lenta el cannabis, a diferencia de fumarla o vaporizarla.

Hay que prestar mucha atención a la cantidad que se administra, lo recomendable es que se vaya aumentando de manera prolongada, ya que el hecho de que tarde en subir el estado del cannabis hace que muchas personas hagan un fallo aumentándose la dosis. Por ello, hay que comenzar con una dosis baja o comiendo una pequeña cantidad del alimento en cuestión y aumentando la dosis progresivamente.

Bebidas

El cannabis medicinal también puede administrarse como bebida, siendo su uso en la leche y el té dos de las formas habituales para su consumo.

En el caso de las infusiones, se debe añadir un poco de aceite, mantequilla o leche entera al agua, porque los cannabinoides son liposolubles (solubles en aceite) y no se solubilizan en agua. En este caso, los efectos se notarán a los 30-90 minutos, el efecto máximo se notará a las 2-3 horas y el efecto puede durar hasta 8 horas después de la administración.

Es más difícil encontrar la dosis adecuada en la infusión que en la inhalación, ya que tarda más tiempo en hacer efecto. Se empieza siempre por una taza al día. Si no fuera suficiente, se puede subir la dosis hasta dos tazas al día. Hay que esperar una o dos semanas para poder juzgar los efectos. El efecto es menor después de un uso repetido.

Destilado de cannabis

Al trabajar con alcoholes o destilados, podemos conseguir tinturas de cannabis muy potentes. Se basa en utilizar como disolvente el alcohol, para extraer del cannabis toda la parte activa. Después evaporamos el destilado y nos quedamos con tintura que tendremos que tomar con un pequeño gotero. La concentración de cannabinoides en este caso es bastante alta.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 14 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 42 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 44 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 62 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados