Crecer plantas fuertes y sanas de cannabis

Crecer plantas fuertes y sanas de cannabis

por -
0 24.812 vistas

Todas las plantas de cannabis comienzan siendo unas semillas, y todos ellas requieren de agua para germinarse correctamente. Cada semilla contiene una pequeña planta completa, tiene una raíz, tallo, y un par de hojas. También hay suficientes nutrientes en la semilla para que sobreviva la primera parte de su vida. Durante la germinación, los nutrientes vitales (proteínas, hidratos de carbono, etc) se transforman en glucosa, que todas las plantas necesitan para su crecimiento.

1. Deje las semillas en remojo con agua  65 ° F  (18 ° C) hasta que se abran y aparezca la raíz

La colocación de las semillas en agua asegura que alcance el nivel de humedad adecuado para que comience el proceso de germinación. Las semillas no asumen el exceso de agua y se ahogan hasta aproximadamente 2 semanas después de haberse agrietado ( ya las debes haber trasplantado en el suelo para entonces).
Cuando llenes el vaso con agua, simplemente ponlo en un habitación para que se acomode a la temperatura del entorno. El agua del grifo está muy bien, pero no da a las semillas los nutrientes adicionales porque ya tienen todo lo que necesitan. Las semillas debe abrir una grieta entre los 2 y 7 días. Asegúrese de reponer el agua en el vaso cada dos días. Iniciar el trasplante cuando las raíces alcancen 0,1 a 0,2 pulgadas (de 3 a 5 mm) de longitud.

2. Coloque las semillas en un agujero de ½ pulgada en pequeñas macetas

El nivel de nutrientes para las semillas debe ser suficiente, por lo que se debe utilizar suelos con menos nutrientes para empezar. El suelo específico para las plántulas y los clones debe tener bajas cantidades de nutrientes. Las plantas son muy susceptibles a la quemadura de nutrientes en esta etapa si se les da demasiados de estos.
Las macetas se deben llenar hasta la mitad con tierra de plántulas. Para hacer el agujero de media pulgada, utilice la punta del dedo o un lápiz. Cada semilla debe tener su propio recipiente. Las raíces siempre crecen hacia abajo, no tienes que preocuparte de cómo colocar las semillas en el suelo.
Coloca la semilla en el agujero y se cúbrela con tierra.  Cuando rocíes la tierra con agua, será aplacará por su cuenta. Evita presionar el suelo. El proceso continuará hasta que la germinación de la planta comience a emerger a la semana. La raíz primaria producirá otros vástagos de raíz para que el sistema se haga más fuerte.

3. Utilice un rociador de plantas para humedecer el suelo

El agua es la responsable de la germinación y de la vida, por lo que es el componente más vital desde el principio. Es extremadamente importante que las plantas tengan mucha agua y mantener el suelo húmedo.
Las plantas que no reciben suficiente agua se compensarán con no crecer a pleno rendimiento. Esto es en gran medida aumentar las posibilidades de supervivencia de las plantas. Por supuesto, demasiada agua puede causar que las plantas pierden el oxígeno valioso. Las hojas comenzarán a marchitarse y la planta de marihuana y su crecimiento se harán más susceptibles a enfermedades y bacterias.
El suelo debe permanecer adecuadamente húmedo (no demasiado seco y no demasiado empapado). La plántula no utilizará la cantidad de agua y la mayor parte del agua se evapora rápidamente. Esta es la principal razón por la cual las plántulas nunca deben ir en un alféizar de la ventana o cerca de un calefactor. Rociar las plantas 1 o 2 veces al día debería ser suficiente.

4. Poner 2 pulgadas o 6 centímetros por debajo de tubo de CFL

Además del agua, la luz es otro componente vital para el crecimiento de la planta. La luz y el agua ayudan a convertir el dióxido de carbono en oxígeno y la glucosa necesaria para el crecimiento vegetal. Esto se conoce como fotosíntesis.
Cuando las plantas no reciben suficiente luz, formarán un menor número de ramas laterales y se alargan anormalmente. Este estiramiento ayuda a las plantas de marihuana a crecer más altas para agarrar suficiente luz. Las plantas que reciben la luz adecuada crecerán más amplias (no más altas) y producirán una ráfaga de ramas laterales con mas brotes. La luz debe ser mantenido 24 horas por día y la habitación debe tener una temperatura constante de alrededor de 72 ° Fahrenheit o 23 grados celsius.
Las macetas deben colocarse bajo una luz blanca fluorescente a una distancia de 2 pulgadas o seis centímetros. Estos tubos no crean mucha calor, son energía eficiente y utilizan el espectro de luz ideal para las plantas de semillero. Las plántulas requieren alrededor de 3 a 5 vatios cada una. Las plantas después de 5 a 10 días, necesitan toda la luz que puedan para crecer de manera óptima.

5. Humedezca el suelo con un pulverizador de agua dos veces al día hasta que las semillas germinen

Crear el clima ideal también es importante para la germinación de las semillas. Los tubos CFL no producen mucho calor, pero van a mantener caliente el suelo. Puedes mantener la distancia entre las plantas a un mínimo, pero si la temperatura supera los 77 ° F o 27 grados celsius, entonces debes ponerlos más separados o enfriar el área.
La humedad del suelo es importante para asegurar que la semilla dispone del agua.  Evita alimentar las semillas hasta que las hojas iniciales se hagan en el suelo. Esto ocurre después de aproximadamente 5 a 8 días. Se paciente y simplemente comprueba el nivel de humedad del suelo sin alimentar con ningún nutriente.

6. Los primeros signos de las semillas

Tan pronto como las plantas saquen la cabeza fuera de la tierra es vital inspeccionar la distancia entre la planta y la luz. Ajusta las luces si la temperatura va más allá de 72 ° Fahrenheit o 23 grados celsius o las hojas comiencen a recibir demasiada luz. El suelo también necesita mantenerse húmedo. Las hojas de las plantas pueden absorber el agua, por lo que se continuará rociándose 2 veces por día.
Una vez más, esta etapa temprana de la vida hace a las plantas susceptibles a los daños por condiciones negativas. No utilices una gran cantidad de nutrientes y asegúrate de que las luces permanecen encendidas las 24 horas para producir un clima de confianza. Evita tocar las plantas y no le quites las pieles de las semillas de las hojas.
Las plantas necesitan para crecer y desarrollarse sistemas de raíces fuertes. Las hojas verdes grandes son capaces de absorber mucha luz y convertirla en energía. Los sistemas de raíces saludables permiten que las plantas absorban mucha agua y nutrientes. La planta está empezando a formar la base para el resto de su vida, así que es importante que reciban, diligentes cuidados adecuados.

7. dos primeros entrenudos

Cuando los entrenudos iniciales comienzan a formarse, se puede alimentar a la planta de nutrientes foliares y estimulantes para la raíz. Iniciar las plantas con una dosis pequeña cuando las raíces están en desarrollo, todavía no pueden soportar mayores concentraciones.
Las plantas comenzarán a crecer rápidamente (aproximadamente 0,5 pulgadas por día o 1,5 cm). Inspecciona las plantas todos los días en busca de signos de exceso de nutrientes (por ejemplo, puntas de las hojas quemadas).

8. Trasplanta a macetas más grandes cuando las raíces crezcan y salgan por la parte inferior

Las raíces comenzarán a crecer fuera de llas macetas o pequeños recipientes y en ese mismo momento hay que trasplantar. La planta dejará de crecer si no se transplanta.
Para reconocer las raíces, busca las puntas blancas que sobresalgan por la parte inferior.Comprueba las raíces cada día y comienzan a dar a las plantas estimulador de crecimiento, que es alto en nitrógeno.

9. que Cultiva las plantas al aire libre o bajo luces MH / HPS

Si todo salió como estaba planeado, entonces tienes, plantas fuertes y saludables que eventualmente producirán altos rendimientos. Un buen comienzo en su vida significa que las plantas serán menos susceptibles a las bacterias, las enfermedades, las plagas y los efectos de las duras condiciones meteorológicas extremas. Las plantas que son saludables pueden absorber mejor el agua y los nutrientes y desarrollarán un metabolismo más rápido para obtener mejores rendimientos.
Estas plantas ahora ya se pueden crecer al aire libre y prosperarán en un lugar libres de viento y recibiendo una gran cantidad de sol. A las plantas también se criarçan mejor en un recipiente grande encima de un taburete. Esto mantiene a la planta libre de cualquier interferencia de animales como los conejos o los caracoles. Más información y fuente

 

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 3 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 23 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 29 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis

0 43 vistas
Camboya podría ser un actor principal del Extremo Oriente en la incipiente industria mundial del cannabis