¿Cuánto se puede consumir de marihuana?

¿Cuánto se puede consumir de marihuana?

por -
2 2.842 vistas

Chile.- Por Avelino Jiménez Domínguez, Psiquiatra.– No hace mucho me invitaron a dar una charla al Colegio Latinoamericano de Integración sobre marihuana para alumnos entre 2º y3º medio. Sabían que yo había escrito sobre las drogas y del libro Controversia Científica de la Marihuana donde abordo el tema, y por lo tanto que no tengo una visión concordante con la estrategia más represiva prohibicionista de la política de drogas que ha predominado en el mundo y en Chile. El director me dijo que le interesaba que los alumnos se informaran sobre la realidad de la vida social y pudieran capacitarse para formarse una opinión, y no me dio ninguna sugerencia o limitación para la exposición.

Me había preparado tomando en cuenta la edad del auditorio, evaluando que reflexiones se pueden hacer que sean de motivación e interés para este público y use power point, pero al proyectar las diapositivas la amplificación era insuficiente para que todos los alumnos que asistían a un auditorio –pequeño- pudieran leerlas. Yo las veía y estaba al lado con el puntero laser que también fallaba, pero tenía que estar mirando la proyección y leyendo de espalda a los asistentes, que tenían que quedarse con lo que yo dijera cuando no veían lo que mostraba. Así que cuando aparecía alguna diapositiva con mucha lectura escuchaba una exclamación de: ¡Hhuuuuu! de la chiquillada (mujeres y hombres).

A pesar de lo anterior estuvo bien en general aunque vi a alguno luchando por no dormirse; hubo participación y el director estuvo siempre presente y también preguntó. El asunto es que me hubiera gustado mostrar mejor algunos contenidos. Es el caso del contenido en una diapositiva titulada Como Consumir Drogas Sin ser adicto, -por supuesto hace referencia a drogas lícitas e ilícitas- que viene de un libro homónimo, y nacen de un curso de capacitación que impartí a funcionario de salud en el Servicio de Salud Metropolitano Occidente. Me permito a continuación exponer dicho contenido que era uno de los que creí importante.

1. Mientras más blanda sea la sustancia, en su poder adictivo, mientras mejor sea la salud psíquica de quien la consume, y mejores sus condiciones de vida y las de su entorno, el riesgo de un consumo patológico de drogas disminuye.

2. El uso de drogas por vía endovenosa y respiratoria (por aspiración), produce los efectos de mayor intensidad y son los de mayor riesgo adictivo, junto con producir mayor placer, y justamente por producir mayor placer, son las vías de consumo de sustancias potencialmente adictivas más riesgosas y difíciles de mantener controladas.

3. En general la embriaguez o elación frecuente, intensa y regular (a través del tiempo) con una droga potencialmente adictiva, es un consumo de riesgo, que puede llevar a un consumo patológico. Al contrario si el consumo es infrecuente, moderado y ocasional.

4. Es conveniente tener conocimiento de las diferentes drogas que se usan para evitar intoxicaciones o daños de distinta índole a la salud, y poder evaluar cuál es el riesgo de adquirir un consumo patológico en cada caso. Esto es posible cuando la población cuenta con información desprejuiciada, verídica y honesta. Actualmente mienten las políticas de salud y mienten los traficantes por diferentes motivos.

5. La combinación de sustancias puede conseguir experiencias elasivas que contengan los efectos deseados de las distintas drogas usadas, pero también efectos inesperados y mayor cantidad de efectos colaterales. Especialmente en el último caso, cada droga puede aportar un efecto indeseado, o potenciarse los efectos peligrosos comunes en algunas de ellas: 1) El usar Cocaína para eliminar la embriaguez del Alcohol puede disimular un consumo excesivo, perjudicial o adictivo de Alcohol. 2) El uso de Pasta Base de Cocaína con Marihuana (Marciano), protege de la adicción a Pasta Base de Cocaína y ayuda en su abstinencia, pero no evita esta adicción por sí solo.

6. Cuando aparece la tolerancia farmacológica en el consumo de una droga potencialmente adictiva, es decir que se tiene que consumir más para lograr el mismo efecto que antes, es conveniente disminuir la dosis o abstenerse de su consumo por un tiempo para intentar recuperar la sensibilidad original. La tolerancia farmacológica no es sinónimo de adicción, pero hace consumir más dosis, lo que lleva a consumo de mayor riesgo de adicción.

7. Cuando el consumo de una droga potencialmente adictiva compensa una deficiencia (biológica, psíquica o social) del consumidor, su riesgo de adicción aumenta, y la superación del consumo patológico, en caso de presentarse, es más difícil. Por ejemplo consumir habitualmente debido a: insomnio, inseguridad, depresión, angustia, tedio.

8. En las drogas potencialmente adictivas ilícitas se desconoce el grado de pureza y los adicionantes que contiene. Por eso es difícil estar seguro de la dosis que llevará a los efectos deseados y prevenir los efectos adversos. Es mejor probar una pequeña dosis antes de decidir cuánto consumir, y en drogas fuertes no sobreponer consumos hasta después que el efecto de una dosis haya pasado.

9. El uso de las drogas no debe convertirse en la actividad principal. Si no se desarrollan intereses laborales, académicos, familiares, sentimentales, sociales con fuerza independiente al consumo de drogas, el consumo puede irse con mayor facilidad por una pendiente hacia el consumo excesivo, con lo que se entra en un consumo de riesgo.

10. Otras: se refiere a “Reflexione en grupo, (aunque en este caso un lector puede hacerlo personalmente o individualmente), sobre otras afirmaciones que intenten explicar por qué la mayoría de la gente consume drogas potencialmente adictivas sin caer en un consumo perjudicial o patológico.

Una pregunta que me pareció de oro la hizo una niña: ¿Cuánta marihuana sería bueno consumir?

Depende -le conteste- de la persona, las circunstancias etc. y todo lo que dice el contenido más o menos en la dispositiva Como consumir Drogas sin ser Adicto y otras afirmaciones hechas en la exposición. Le agregue un comentario de lo ambiguo que es la política de la marihuana entre oposicionistas y tolerantes para lo que le mostré una guía del Ministerio de Salud de Chile de 1984 que citaba Informes Técnicos de la Organización Mundial de la Salud, en la que se clasificaba a los consumidores de marihuana en cinco categorías: a) experimentador, b) intermitente, c) moderado, d) excesivo, y e) muy excesivo. Lo que pasa es que según esta clasificación el consumidor moderado de marihuana “podría consumir varias veces a la semana pudiendo ser diariamente por largos periodos”, lo que es bastante para una sustancia que se afirma en las campañas de prevención que produce tantos problemas, para qué decir entonces consumen los usuarios de categorías más pesadas como el “excesivo” y “muy excesivo”, donde empiezan a haber personas con trastornos psíquicos.

Ahora yo igual que la canción de Luis Dimas “señorita desconocida”, voy a contestarle, a esta cabrita aguja, lo que he pensado después que debí haberle respondido: “Mira, si alguien no quiere consumir o si tiene dudas, o lo va a hacer presionado por el grupo como dijo uno de Uds., o si creen que puede ser verdad que al ser jóvenes tienen un cerebro en formación que se puede dañar con el consumo, no tienen para que hacerlo. Si lo van a hacer pienso que tendría que ser hasta dos veces por semana, como no podemos saber que THC tiene la marihuana que van a usar, no más de un cuarto de un pito corriente cada vez, y menos cantidad de aquella que les produce manifestaciones físicas como temblores, rigidez, torpeza motora o dificultad para hacer las cosas habituales que quieren hacer.”. A una pregunta tan franca una respuesta directa.

Habitualmente no doy charlas a adolescente, y supongo que reciben mucha información oficial preventiva parcial e intencionada en la línea “no a las drogas”. Me imagino como algo bonito y quizás valioso ir de colegio en colegio, cuando se interesen, conversando honestamente sobres las drogas y sus enormes ramificaciones con la naturaleza y el ser humano, entregando lo que se sabe, y con sentido común por razones obvias. Pero como por supuesto esto fue económicamente a capela, habría que tener un financiamiento tipo campaña electoral. A no ser que las puertas de los colegios se abran para todas las visiones sobre las drogas en las políticas públicas programadas, como quizás este empezando o por empezar a ocurrir.

Por Avelino Jiménez Domínguez

 Psiquiatra

2 COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

1 70 vistas
Para ayudarte a sacar el máximo provecho de tus "judías mágicas", aquí tienes algunos consejos prácticos sobre qué hacer y qué no hacer para conservar correctamente las semillas de cannabis.

0 28 vistas
El hijo de Willie Nelson, Micah Nelson, es un firme defensor de la legalización del cáñamo industrial en los Estados Unidos
video

0 101 vistas
Germaica Iberia presenta el nuevo videoclip de Little Pepe: “La cosa esta mala”, el tercer videoclip del EP “La Fábrica de Lirica” (Germaica Iberia 2016).

0 168 vistas
Cerveza La popularidad de la cerveza de cáñamo no deja de crecer en Europa. Cada vez más supermercados y vinotecas en Alemania y República Checa, en concreto, venden dicha cerveza