Detienen a un padre que enseñó a su hijo de 2 años...

Detienen a un padre que enseñó a su hijo de 2 años a armarle los cigarrillos de marihuana

por -
1 24.818 vistas

EEUU.- La policía ha detenido a un padre de 30 años después de descubrir una foto en la que su hijo de dos años le preparaba un cigarrillo de marihuana. Christopher Bradley conservaba la imagen que lo incriminaba en su teléfono móvil, según publica la cadena estadounidense ABC.

 

Los agentes encontraron la foto cuando llegaron al piso donde vivía la familia, después de responder a una llamada de su esposa avisando que estaba siendo golpeada por su marido.

En una de las fotos, el pequeño de dos años aparece en pie delante de una mesa en la que hay cannabis, papel de fumar y un encendedor.

La madre del niño, Ashley Bradley, explicó que su marido le había pegado delante de sus hijos cuando ella descubrió las fotos del pequeño con la droga.

“Me quedé en estado de ’shock’ cuando lo ví y me dije este es mi hijo, contó la mujer. El padre del niño, ChristopherBradley de 30 años fue encarcelado en el condado de Sumner acusado de abuso y negligencia infantil, además de violencia doméstica, por el incidente con su esposa.

Bradley tiene un largo historial penal y ha estado ya encarcelado en la penitenciaría del estado. El hombre tendrá que declarar ante el juez en este mes de enero.

Fuente Contexto

ARTÍCULOS SIMILARES

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

Últimas Noticias

0 52 vistas
En Alemania la marihuana se utiliza ampliamente y se encuentra fácilmente disponible en la mayoría de las ciudades, aunque su cultivo, venta y consumo siguen siendo ilegales.

0 470 vistas
Esta es la exquisita receta y única del pan de plátano cannábico mas rica del mundo. Ya me daréis la razón cuando la hagáis y la probéis. Tenéis que hacerla. Se queda crujiente y jugosa en su interior.

0 106 vistas
El THC y CBD ponen de relieve la posibilidad de que estos cannabinoides puedan responder mejor a las radiaciones ionizantes de las células principales de glioma

0 120 vistas
Con Gi, mi compañera, juntamos los ombligos hace unos cinco años y en los primeros días de enero, este año, nos llegó la noticia de que ya éramos tres