EE.UU.: pulso de poderes por la marihuana

EE.UU.: pulso de poderes por la marihuana

por -
0 402 vistas

Un pedido para sacar a la marihuana del limbo legal en Estados Unidos: los gobernadores de dos estados solicitaron al gobierno federal que reclasifique el cannabis para permitir su uso medicinal en todo el país.

 

“La marihuana no es percibida hoy como hace 20 años y no podemos ignorar la evidencia que existe de su uso médico. Pero también es cierto que hay un uso recreacional no permitido y, aunque la reclasificación solucionaría muchos problemas legales, hay un negocio muy grande en juego” Mary E. Conn, abogada de California

En la petición antela Agencia Antidrogas-la DEA-,la gobernadora de Washington, Christine Gregoire, y su par de Rhode Island, Lincoln Chafee, expresaron la necesidad de garantizar un acceso más amplio a la marihuana como paliativo, permitiendo la prescripción por parte de los médicos y la comercialización en farmacias.

Para ello, es necesario quela DEAcambie la categorización de esta droga, establecida mediantela Leyde Sustancias Controladas. Hoy es considerada de Tipo I, junto a la heroína y el LSD, lo que significa que no se le reconoce valor terapéutico. Bajarla a la categoría II implicaría que puede ser recetada y administrada bajo ciertos controles en todo el territorio.

“Personas débiles, que padecen cáncer, esclerosis múltiple y otras enfermedades y condiciones se sienten -y de hecho, se convierten- en violadores de las leyes”, expresó la gobernadora Gregoire en un comunicado.

La solicitud de los dos funcionarios pone de relieve el dilema que rodea a la marihuana medicinal en Estados Unidos: mientras que algunos estados han dictado sus propias normas para permitir el acceso de pacientes al cannabis, la posesión sigue considerándose ilegal bajo las leyes federales, así como la comercialización o el cultivo que no sea para uso personal.

Según señalan, la legislación federal vigente hace difícil que los estados que han legalizado la marihuana medicinal puedan establecer regulaciones claras y deja abiertas áreas grises y “caminos inciertos” para los pacientes que la necesitan.

Este jueves, la petición recibió el apoyo de un tercer gobernador, Peter Shumlin, del estado de Vermont.

Órbitas en conflicto

Muchos han visto esta incipiente campaña de gobernadores unidos ante a DEA como un intento de sortear la brecha que existe entre la órbita estatal y la federal a la hora de regular el consumo de cannabis.

Washington, Rhode Island y Vermont son tres de los 16 territorios, además del distrito de Columbia, donde el uso medicinal está autorizado por normas emanadas de la legislatura estatal. Otros 10 estados están al momento considerando proyectos similares.

En ellos, el acceso a la droga debe darse bajo prescripción médica y mediante los llamados dispensarios, que funcionan mayormente como cooperativas y tienen un registro de pacientes autorizados. ¿Quiénes acceden? En teoría, enfermos crónicos a quienes sus médicos le recomiendan el uso de marihuana como un reemplazo de fármacos contra el dolor, la ansiedad u otros síntomas.

En la práctica, sin embargo, existen irregularidades que han puesto al sistema en la mira de las autoridades: desde la reventa de la droga y su uso con fines recreativos hasta presuntas exportaciones ilícitas de la yerba de un estado a otro.

Así, California ha sido recientemente el escenario de clic una cruzada contra los dispensarios, donde decenas de ellos han sido clausurados. Algunos condados, como el de Santa Bárbara, han decidido prohibir la apertura de nuevas tiendas de este tipo con venta a la calle.

“Hay una confusión sobre lo que permite cada estado y lo que permite el gobierno central. Pero el culpable de esa confusión es el gobierno federal, por desatender el hecho de que los estados cada vez más están aprobando leyes que van en dirección contraria a la que marcan las normas federales”, señaló a BBC Mundo el abogado Harry Nelson, socio del estudio Fenton-Nelson y dedicado a casos relacionados con el uso de marihuana medicinal.

“Es contradictoria la diferencia entre el discurso de campaña del presidente (Barack) Obama, cuando aseguró que no interferiría con las leyes estatales sobre el uso de marihuana, y lo que está haciendo ahora el Departamento de Justicia, cerrando dispensarios. En este país, los estados tienen derecho a establecer sus propias normas de salud pública”, coincidió ante BBC Mundo Kris Hermes, portavoz de Americans for Safe Access, una organización que presentó una causa ante las cortes de Washington DC para pedir la reclasificación de la droga.

En el ámbito dela Justicia,la Corte Supremadesestimó en 2009 un pedido de prohibición generalizada de la marihuana medicinal que hubiera dejado sin efecto las normas de cada estado.

Cambio de estatus

Sin embargo, reubicar al cannabis enla Categoría IIimplica reconocer su valor medicinal, una cuestión sobre la que existen posiciones encontradas.

Parala DEA, la marihuana carece de propiedades paliativas, según argumentó en 2006. Como agencia federal encargada de hacer cumplirla Leyde Sustancias Controladas, “no apoyamos en uso de la marihuana fumada con propósitos médicos”, señaló en un comunicado.

Hace apenas cinco meses, este organismo rechazó otro pedido similar -el tercero en las últimas décadas- alegando que existe conflicto de opiniones entre los expertos. Hasta el momento, no se ha pronunciado sobre la reciente petición de los gobernadores.

En esta línea se ubicó también el Instituto de Medicina, al enfatizar que “fumar marihuana es un sistema de suministro de una droga cruda que expone a los pacientes a un número significativo de sustancias peligrosas”.

Pero de aquel informe han pasado más de 10 años y quienes defienden el uso irrestricto de la marihuana médica argumentan que la investigación posterior ha sido concluyente sobre las virtudes terapéuticas de la yerba.

De hecho,la Asociación MédicaEstadounidense, la principal del país, revisó su postura y alienta ahora la investigación en la materia. Otras han ido más lejos, comola Asociación Médicade California (CMA), que emitió el mes pasado un pedido de legalización del cannabis tanto para uso médico como recreacional, por considerar que el sistema actual de registros y dispensarios es un intento de “política fallida”.

Ante la triple negativa dela DEAde reclasificar el cannabis, ¿avanzará el pedido de los gobernadores? Los expertos coinciden en que el éxito difícilmente sea inmediato.

“La marihuana no es percibida hoy como hace 20 años y no podemos ignorar la evidencia que existe de su uso médico. Pero también es cierto que hay un uso recreacional no permitido y, aunque la reclasificación solucionaría muchos problemas legales, hay un negocio muy grande en juego”, dijo a BBC Mundo la abogada Mary E. Conn, de California.

“No creo que esta petición lleve a reclasificar la droga, pero sí es una renovación del tema, una evidencia de que la cuestión no va a solucionarse si no se toman acciones concretas”, apuntó su colega Harry Nelson.

 

Fuente BBC

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 11 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal

0 40 vistas
Los investigadores aseguran que están en condiciones de posicionar al Laboratorio como centro de producción de sustancias que sirvan para el control de calidad del aceite

0 161 vistas
¿Qué efecto te hacen los comestibles? Más de uno de los que consumen cannabis por primera vez se lo ha preguntado.

1 865 vistas
La maquina o robot llamada Seedo cuando tiene tu planta de marihuana preparada y en condiines de usar te avisa al telefono