El cannabis de la paz

El cannabis de la paz

por -
2 638 vistas

Francia.- Por Marcela Iacub.

A pesar de algunas posturas valientes tomadas por François Hollande durante la campaña presidencial, la legalización del cannabis podría convertirse en uno de los principales retos de los próximos cinco años. Muchas voces están en contra por  el impacto que podrían tener esas políticas en la seguridad. De hecho, uno de los principales argumentos de los detractores del actual régimen de prohibición es la paz social. A sus ojos, si se legalizaran el cannabis, la mafia podría desaparecer y con ellos los asesinatos, robos y una economía paralela alimentada de ilegalidades, la violencia y la exclusión.

Por otra parte, los enormes costos que el Estado sigue desplegando en su guerra contra las drogas desaparecería. Es por eso que el tema de la legalización de la marihuana es, como en el western, el triunfo de la ley de la guerra. No es una ley para hacer la guerra, sino para acabar con ella y disfrutar bajo el imperio de la ley de las bendiciones de la paz. En su libro La despenalización (publicado por el bateador Espíritu), Francisco Caballero, autor de la famosa Ley de la droga , desarrolla estos argumentos de una manera tan convincente que el lector, lejos de estar satisfecho, es presa de horror de una pregunta acuciante: ¿cómo los países democráticos pueden  prevenir? Según Caballero es clara e indiscutible, ya que es solamente una explicación que parece plausible: es porque quieren que este crimen continúe. Si hacen su guerra contra las drogas, no es pata terminarla, sino para seguir haciéndolo sin parar. La historia jurídica de esta guerra que Caballero describe en sus pasos básicos podemos comprender su utilidad y la política institucional.

En los EE.UU., un cuarto de la población carcelaria, alrededor de 500.000, se compone de las personas condenadas por casos de drogas. Y lejos de apuntar a  las grandes empresas del narcotráfico afecta más a la forma de vida de los ciudadanos, Se sabe que, en los países democráticos, los consumidores de cannabis son millones, siendo Francia el mayor consumidor en Europa. Francisco Caballero describe una por una las desviaciones que se han producido de los derechos y libertades de los ciudadanos con la guerra contra las drogas y que ha formado he instalado de forma permanente en el ordenamiento jurídico. Esguinces que dañan el derecho de la transformación de estas normas excepcionales por los precedentes, como muchos, listos para extender gradualmente a nuevas áreas. Derecho, sino que las políticas de seguridad actuales tratan de extender a todos los delitos y, más importante, para transformar la lógica represiva en otro juicio, para que todos los ciudadanos está bajo control.

Como si la guerra contra las drogas fuese el laboratorio de las políticas de seguridad que fueron un éxito desde mediados de los años 70, y cuyo objetivo es debilitar el régimen de derechos y libertades, uno de los rasgos de las grandes democracias desarrolladas: no sólo los derechos y libertades de la minoría de los delincuentes, sino las de la población en general.

Este análisis nos permite hacer una toma original en los usos políticos de la inseguridad. Esto sería menos de lo que podría satisfacer la necesidad de las masas de  castigar a la minoría de criminales y delincuentes a consolidarse como un grupo para difrutar de los castigos que se infligen legítimos, que establecen una relación de poder entre el nuevo Estado y los individuos en detrimento de este último. Como si las masas fascinadas por la demagogia penal buscan castigar a la verdad, que se debilitan, mientras que la creencia de que están molestando a la minoría de delincuentes y criminales.

Y es aquí donde se puede establecer un paralelismo entre la demagogia penal vigente y el fascismo del pasado, cuando la voluntad de las masas para destruir a las minorías que se esconden de sí mismos. Esta es la razón por lo que  la legalización de la marihuana es tan importante, no sólo práctica sino también simbólica.

Debido a que la guerra contra las drogas ha sido el punto de partida de las políticas de seguridad, la legalización del cannabis como remordimiento, se convertiría en la primera decisión política a tomar

 

Fuente Liberation  versión original en francés

 

2 COMENTARIOS

  1. ESO MI REBAÑO, SIGA HACIENDO PUBLICIDAD Y YO ME LLENO LOS BOLSILLOS. ARRIBA MI HORDA DE TONTOS ÚTILES.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 36 vistas
Las búsquedas sobre marihuana y sus beneficios para la salud se han disparado en los buscadores como Google

1 42 vistas
Muchos intereses económicos de empresas farmacéuticas y sustancias recreativas legales están en contra de la legalización de la marihuana

0 160 vistas
El Presidente de la República de Perú comenta sobre el cannabis y un periodista da su opinión sobre el comentario del mandatario
video

0 103 vistas
Un nuevo vídeo de Undergrow TV correspondiente al programa 104 que nos enseñaran como hacernos un batido (milkshake) de marihuana y más