El cultivo doméstico de cannabis gana seguidores

El cultivo doméstico de cannabis gana seguidores

por -
1 630 vistas

Extremadura.- En las tiendas ‘grow’ y en los centros de jardinería han aumentando las ventas de utensilios

Ficus, geranios, rosales y marihuana. Cada vez resulta menos extraño que algún vecino o conocido tenga en el jardín de su casa alguna planta de cannabis.

La cultura del cannabis ha derrotado muchos tabús en los últimos años, lo que ha contribuido a que los consumidores sean cada vez más exigentes -por eso prefieren sus propias hierbas a la que encuentran en el mercado negro- y tengan menos reparos en defender el consumo de este tipo de productos.

El problema del cultivo es que, en sus distintas fases, la frontera que separa la ilegalidad de la legalidad resulta bastante difusa. Las semillas son legales y se pueden comprar en cualquier tienda grow; pero las plantas no, y además no es lo mismo si la planta ha florecido y tiene cogollos, es decir, la substancia denominada THC, que está calificada como droga, o no. Lo que en el argot se conoce como plantas macho o hembra.

Aunque la tenencia de una simple hoja hembra se considere una ilegalidad, en realidad no supone un delito, porque lo realmente penado y perseguido es el tráfico de la marihuana. Además no siempre resulta fácil demostrar que alguien se dedica al tráfico, las dudas se suelen despejar si se le incauta a alguien una gran cantidad de marihuana.

Pero el autoabastecimiento queda lejos de estos conflictos y cada vez tiene más seguidores. De ahí que en Badajoz haya en estos momentos hasta tres tiendas grow (crecimiento en inglés), donde se pueden comprar semillas y utensilios necesarios para el cultivo y varios centros de jardinería en los que también comercializan filtros, abonos o lámparas.

En la ‘grow’ Babylon de la calle Santo Domingo, José María Alvarado, explica que el cultivo doméstico ya ha dejado de ser una excepción en la ciudad. Aunque muchos consumidores siguen recurriendo al tráfico y al menudeo para hacerse con marihuana, ha notado que en los últimos años han cambiado las tornas y ahora la mayoría quiere plantar su propia hierba.

La tendencia del autoconsumo ayuda a reducir el tráfico y el mercado negro, porque cuanto más gente tenga su propio cannabis, menos se vende. Álvarez habla también de cambio del perfil en el consumidor, muy lejos ya de la imagen del ‘porrero marginal’ a la que se suele asociar esta sustancia. «Aquí viene gente de todas las edades y de todo tipo».

En otra ‘grow’ de la ciudad, la que se encuentra justo frente a la estación de autobuses, también ratifican esta impresión. El gerente de este establecimiento coincide en el «espectacular crecimiento» del cultivo casero y lo vincula al uso terapéutico que hacen muchos de sus clientes. A su tienda acuden personas que sufren dolencia en los huesos como fibromialgia, depresión o se encuentran inmersos en algún tratamiento médico que les deja secuelas y fuertes dolores.

El establecimiento forma parte de Cannamex, una asociación regional de consumidores procedentes de distintos ámbitos que pretende la despenalización de la marihuana, y colaboran con el doctor Javier Pedraza Valiente, investigador sobre las posibilidades terapéuticas del cánnabis.

Aunque la mayoría de los productos que se venden en las grow se pueden encontrar en cualquier centro de jardinería, su principal reclamo es la venta de semillas feminizadas de cannabis, que se dedican, en teoría al coleccionismo.

En las propias cajas reza «semillas exclusivas para coleccionismo, queda prohibida su germinación», pero esto sólo es la teoría y el resquicio legal por el que se permite su venta, porque todo el mundo asume que quien las compras las va a plantar.

Además de semillas, tierra y abono, para cultivar en casa se necesita una habitación o armario con entrada de aire y distintas bombillas, la blanca para el crecimiento y las amarillas para la floración. En total, la miniexplotación puede costar entre 300 y 400 euros. También hay molinillos para picarla, lupas para ver la resina, prensa, papel o botes para llevar el cánnabis sin que pierda sus propiedades. Para los fumadores hay pipas de distintos modelos, de aire o de agua, toda una amplia gama de productos para el consumo de cannabis.

Toda una contradicción que se permita la venta de semillas y utensilios y que sin embargo aún la sustancia sea ilegal.

 

Fuente Hoy

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 15 vistas
El estado de Washington en lo que va de año ha recaudado en impuestos para el estado 240 millones de dólares

0 376 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades

0 30 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 204 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.