El riego ¿Lo realizamos correctamente?

El riego ¿Lo realizamos correctamente?

La aplicación de fertilizantes y otras sustancias en el agua de riego y distribuidos localizadamente se conoce como FERTIRRIGACIÓN. El riego es una de las labores mas importante en el futuro desarrollo de la planta. Contar con una buena agua a la que añadir las distintas soluciones que emplearemos en el cultivo es esencial. Cabe destacar que para que el riego se pueda considerar efectivo tendremos que cumplir una serie de requisitos:

PH Y EC: El agua que aportemos tendrá que estar dentro de unos valores para cada fase de la planta, germinación-crecimiento-floración. Cuando plantamos en tierra, los valores que he observado benefician a nuestras plantas son:

Germinación: PH entre 5,9 y 6,1. Esto impedirá que las bacterias se puedan propagar y nos infecten las débiles e indefensas semillas o esquejes.

Crecimiento: Empezar con PH-6,1 e ir subiendo progresivamente hasta 6,5. Con esto facilitaremos la absorción de nitrógeno y otros elementos necesarios para esta fase.

Floración: Comenzaremos los primeros riegos con PH-6,5 e iremos subiendo gradualmente. Regaremos con unos PH comprendidos entre 6,5 y 6,9 hasta el corte final.

TEMPERATURA: Muchas veces nos preguntamos porque después de un riego las hojas se quedan flácidas. La respuesta es sencilla. Si regamos con un agua que esta a 10º/15º grados –por decir un valor– las raíces responden de esa manera al estimulo recibido. Controlamos la temperatura del cultivo, humedad, ventilación, etc. y no le damos importancia a una cosa que es MUY IMPORTANTE, regar con una temperatura adecuada. Ésta temperatura debe estar comprendida entre los 21º/22º grados.

TÉCNICA DE REGADO: Aunque a algunos les pueda parecer una tontería, es una practica que tiene pautas bien acotadas. Creemos que con llegar y echar un litro de agua, ya hemos regado. La tierra cuando se seca se contrae, endurece y compacta. Por lo que lo ideal para regar es esperar a que la parte superior de la maceta esté seca, y esta haya perdido peso. Para averiguarlo se rasca la parte superior (yo lo hago con la mano) y hacemos incidencia en las paredes que hacen contacto con la tierra (si no se riega bien, generalmente se sale por esta zona). Si, por ejemplo, vamos a regar con un litro, echamos 250 ml. (despacio), y en unos diez minutos el resto. Lo ideal es que drene un 10% de liquido, si utilizamos 1 litro: drena 100 ml. Un buen truco para facilitar una mayor absorcion y capacidad humectante es poner unas gotas de lavavajillas en la solucion de riego, ya que esto hará que el riego sea absorvido correctamente por el sustrato.

HORARIO: El mejor horario es cuando se encienden las lamparas del autocultivo. Así la planta tendrá energía para afrontar la jornada. Si no se puede, está claro que uno riega cuando puede, pero si regamos en el periodo nocturno, cuando estamos en floración, y a esto le sumamos la humedad del riego, estaremos facilitando que los hongos nos visiten. Y estando en flora avanzada, puede suponernos la perdida de la cosecha, o una mala calidad de la misma.

En definitiva, para que los riegos sean efectivos, a parte de aportar un buen plan nutricional, y aplicarlo correctamente, debemos contar con un agua potable de cierta calidad y ajustar un “ph” correcto según sea la etapa en que se encuentra la planta. Generalmente, todas las carencias son debidas a “bloqueos” por tener un “ph” incorrecto. El alimento esta en el sustrato y la planta no lo puede asimilar por tener el “ph” muy alto, o muy bajo.

En España hay regiones que cuenta con un agua de calidad (Madrid) y también hay otras con una calidad pésima (Valencia), o muy pésima (Ibiza), por eso cuando leo comentarios del tipo “yo no mido el ph y saco plantas sanas con buenos cogollos”, pienso en la situación en la que este cultivador dispusiera de un agua de peor calidad, ¿qué sacaría?

Por desgracia, yo me incluyo entre los que tienen un agua potable de mala calidad que, gracias a mi planta de agua osmótica, puede partir de una electro-conductividad ideal, o también llamada agua base, que es de 400 microsiemens. Esta es una gran baza para obtener un buen cultivo. Controlar este parámetro”ec” también nos ayudará a saber que cantidad de alimento aportamos a nuestras plantas.

 

Toni13 Doctorcannabico.com

3 COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 18 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis

0 38 vistas
Camboya podría ser un actor principal del Extremo Oriente en la incipiente industria mundial del cannabis
video

0 66 vistas
En este nuevo Programa 54 de Marihuana televisión disfrutaremos de los reportajes y noticias que nos han preparado nuestros amigos

0 80 vistas
Los volúmenes de consumo de cerveza en descenso en los estados norteamericanos donde legalizaron marihuana recreativa