El Gobierno se ve forzado a proporcionar cannabis a los pacientes.

El Gobierno se ve forzado a proporcionar cannabis a los pacientes.

por -
0 18 vistas

El 9 de julio de 2003 el Gobierno canadiense anunció un plan provisional para proporcionar cannabis de forma regular a los 582 individuos autorizados a utilizar esta sustancia por razones médicas.

Son ya miles de canadienses los que visitan los denominados “clubs de la compasión”, los cuales dan cannabis a aquel que presenten un informe médico que diga que dicha planta le puede ayudar en su enfermedad. La policía, ocasionalmente, ha asaltado alguno de estos clubs y ha confiscado la marihuana, pero la mayoría de ellos están tolerados y funcionan en la actualidad abiertos al público.

La decisión de que el Gobierno sea quien proporcione la marihuana a los individuos que sufran enfermedad grave, fue forzada por una sentencia de enero de la corte superior de Ontario que decía que las actuales leyes federales sobre marihuana son inconstitucionales, al no recoger la posibilidad de un sistema legal de distribución a pacientes. El Gobierno ha recurrido la sentencia y su Ministra de Sanidad Anne McLellan, escéptica respecto al uso médico de la marihuana, ha dicho que si ganan el recurso acabará con dicha distribución 1.650 bolsitas de marihuana están empaquetadas y listas para ser vendidas. El gobierno dice que quiere repartirlas a través de los médicos, pero la Asociación Médica Canadiense ha aconsejado de forma insistente a los facultativos a que no participen en el proyecto, con el argumento de que podrían verse envueltos en asaltos y robos por parte de delincuentes buscando cannabis.
Los pacientes podrán comprar la marihuana por 5 dólares canadienses (3’70 dólares americanos o 3’20 Euros) por gramo, aproximadamente la mitad de su precio en la calle, o un paquete de 30 semillas por 20 dólares canadienses si lo que quiere es cultivar sus propias plantas. Cindy Cripps Prawak, directora de la Oficina para el Acceso Médico (Office of Medical Access), dijo que el cannabis tiene un contenido en THC de un 10 por ciento.

Cripps-Prawak dejó su puesto de trabajo el 11 de julio. Antes, el Dr. Greg Robinson, el cual además padece de SIDA, dimitió del Comité Consultivo de Salud de Canadá, diciendo que ya lo tenía claro, y que en el fondo la Ministra de Sanidad Anne McLellan no quiere proporcionar cannabis a los que lo necesitan.

Fuentes: New York Time del 10 de julio de 2003, Reuters del 10 de julio de 2003, Associated Press de 10 de julio de 2003, Canadian Press del 16 de julio de 2003

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento. http://www.cannabis-med.org/

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 24 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 29 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados

0 69 vistas
El formato de papel higiénico que conocemos hoy en día tuvo al cannabis como primer material utilizado

0 88 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia