Empresa fumeta o fumeta en la empresa

Empresa fumeta o fumeta en la empresa

por -
0 195 vistas

En un país como el nuestro (España), príncipe de fumetas, hayotro espacio que debe ser muy importante dentro del ámbito del cannabis, y ese no es otro, que el de la empresa y los profesionales del este incipiente sector.

No hace muchas semanas,terminaba en Barcelonauna de las ferias del sector mas importantes, en este evento tan peculiar y especial, (no se celebra ni en todas las ciudades ni en todo el mundo) se presentaron mas de un centenar de empresas relacionadas con la marihuana. Está claro, que ya existen centenares de pequeños empresarios y no tan pequeños, que se están dedicando en cuerpo y alma a este también noble,porque no decirlo, “sector verde”. Estas empresas, como las de otros dignos sectores, están creando riqueza y puestos de trabajo, poco a poco o rápidamente, este nuevo y emergenteempresario que ha decidido invertir su capital en este tipo de negocio debe de profesionalizarse. Solo la profesionalidad de los empresarios y trabajadores puede intentar garantizar la viabilidad y el saber hacer de cualquier tipo de negocio. Comento esto, porque reflexionando un poco y traspasando el símil al mundo del alcohol embotellado, se debería de pensar en situaciones diarias y muy comunes. Por ejemplo, os imagináis en una bodeguita o en un bar,el dependiente o vendedor de turno nos echase a la cara su aliento a brandy peleón, o que llevase desde la apertura del negocio el “colocon” etílico, ¿a quien le explicaría la elaboración de sus caldos? ¿La procedencia de sus licores? ¿La calidad de sus alcoholes? , evidentemente no sería muy profesional; pues que no se confunda tampoco nuestro profesional del sector cannabico. Si nos disponemos a querer tener un “sector cannabico” profesional, debemos también exigir profesionalidad, no a un señor que nos vende semillas y va todo “colocao”, no a un abogado que nos explica nuestros derechos todo “ciego”,no a ese distribuidor que en la feria profesional está en su stand para ir todo “fumao”, no a ese growshop-man que vende a la juventud que no tiene la edad solo por hacer mas caja, etc. Estos y muchos mas casos de falta de profesionalidad en este sector, son lo que a veces hacen dudar de la llegada a buen puerto de iniciativas dentro de este mundo verde. Solo si se consigue una gran baza profesional y fuerte, y en consecuencia el pago de muchos impuestos, sería posible intentar conseguir uncierto de respeto institucional.Los miles de sueldos y de familias que dependen de estos negocios no parecen ser suficientes, solo el saber hacer, la organización profesional, el cumplimiento a rajatabla delas leyes y la supuesta ilusión de crear y mantener un negocio, es lo único que puede crear los cimientos de un fructuoso sector, como lo es en Holanda.

Si amigos,en mi opinión debería de ser un profesional que se monta una tienda de cultivo de cannabis y éste además es un fumeta, pero no deberíade ser un “fumao” que se monta su tienda y a ver que pasa, cualquier tipo de negocio es una aventura muy dura y sacrificada, mejor ir lo menos fumao, bebido o colocao posible.

Mac.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 18 vistas
Las dos plantas se llaman cannabis sativa, tanto la marihuana como el cáñamo, aunque una de ellas es psicoactiva y la otra no lo es

0 55 vistas
El asambleísta republicano Michael Patrick Carroll, conservador de la cámara baja, introdujo una medida que trataría la marihuana como el tabaco,

0 74 vistas
Unos investigadores utilizaron el cáñamo para representar como podrían haber movido las estatuas de la Isla de Pascua

0 213 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción