Ensayos en Australia de un ‘spray’ para curar la adicción a la...

Ensayos en Australia de un ‘spray’ para curar la adicción a la marihuana

por -
2 477 vistas

Investigadores australianos han comenzado a ensayar un ‘spray’ bucal para curar la adicción a la marihuana.

El fármaco, llamado Sativex, empezó a probarse en Sídney y la vecina Newcastle para mitigar los efectos del síndrome de abstinencia, que provoca insomnio, cambios de humor y antojos, según informan los medios australianos este lunes.

El rociador bucal tiene dosis mínimas de un principio activo del cannabis, el THC (tetrahidrocanabinol), utilizado en tratamientos contra la esclerosis múltiple.

El diario Sydney Morning Herald explica que aunque existen parches de nicotina e inyecciones de metadona para curar las adicciones al tabaco y a la heroína respectivamente, no existen productos destinados a los fumadores dependientes de la marihuana.

La única opción es la rehabilitación, en la que un cóctel de medicinas es usado para contrarrestar el síndrome de abstinencia, según el diario.

 

Fuente BBCMundo

ARTÍCULOS SIMILARES

0 267 vistas

2 COMENTARIOS

  1. Lo  que  deberían  de  inventar de  paso,  es  un  espray   para  curarse   de  la  doble  moral,  a  la  que  permanecen  enganchados  algunos…y  ya  puestos   a  ver      inventan  otro  espray  para  “desengancharme”  de  la  Fabada,  a  la que  soy  adicto… es que  es  tan  rica,   y  no  puedo  dejarla…. Venga  porfa,  ”inventores” ….

Dejar una Respuesta

Últimas Noticias

video

0 29 vistas
Nuestros amigos de Herbies Seeds te traen una muestra de las chicas que se pudieron ver en la Feria de Austria

0 42 vistas
Para los que gustamos de las variedades claramente sativas, Amnesika 2.0, es una bendición y no de Dios, en este caso de Philosopher Seeds

0 100 vistas
Se busca comparar el olor, precio, color y gramaje de la cannabis en las tiendas autorizadas para su venta

0 267 vistas
En Alemania la marihuana se utiliza ampliamente y se encuentra fácilmente disponible en la mayoría de las ciudades, aunque su cultivo, venta y consumo siguen siendo ilegales.