España, los 60, la legión y la marihuana

España, los 60, la legión y la marihuana

por -
3 2.918 vistas

A principios de esta década, comienza a difundirse el consumo de cannabis, pero solo hasta mediados de esta década, no se verá como una “epidemia”. En Gran Bretaña el hábito de fumar lo extienden (ver en sociología la extensión de un hábito), los inmigrantes de las Indias Occidentales que trajeron el hábito con ellos, y los estudiantes, que lo aprendieron a través de los “beatniks” y los negros norteamericanos.

Como dirá —Peter Laurie—: “En los dos grupos existe la necesaria interacción social y el suficiente aislamiento con respecto a los prejuicios y preocupaciones del resto de la sociedad (y para muchos el suficiente ocio y aburrimiento) como para que el hábito de fumar valga la pena”.

En España es a mediados de los años 60, cuando fue difundido el hábito de fumar por jóvenes que habían realizado el servicio militar en los territorios españoles del norte de África, especialmente (y como dijimos anteriormente) en la legión, era muy raro que cualquier soldado que hubiera hecho el Servicio Militar Obligatorio no hubiera probado la grifa o el kiffi por lo menos ocasionalmente. Anteriormente sólo lo tomaban en España los legionarios, los soldados destinados al África, los flamencos, los chulos, los carteristas, las burlas, las putas, los trabajadores emigrados a Argelia y a Marruecos, etc… Era una droga consumida “por pobretones y gentes de mal vivir” de modo que la policía hacía la lista gorda ya que no consideraban el cannabis en sí misma peligrosa y los jueces no se preocupaban de ello. No se registraba ningún tipo de problemática social en relación con su empleo, pero estaba mal visto. Los precios anteriores a los años 60 eran muy bajos ya que se nutría de gentes con un mínimo nivel adquisitivo. Estos grupos de “fumetas” (los grifotas) eran pequeños y muy cerrados no constituían un poder contra el orden establecido sino una “mera disconformidad inofensiva con el tipo de conducta impuesto por la sociedad “.

En los 60 se van a producir cambios demográficos (baby boom, éxodo rural, urbanización, etc…), culturales (relajación del Régimen y apertura hacia el exterior) y socioeconómicos (industrialización, aumento del turismo, emigración a países europeos, expansión universitaria, etc…) Estos grifotas (fumetas) van a ser desplazados, entre 1964 a 1973 por los nuevos tipos de consumidores de cannabis que son universitarios descontentos e izquierdistas agotados o desencantados, los rokeros, peludos, algún que otro extranjero peregrinante e hijos de papá engolfados. El Régimen no tolerará este nuevo tipo de consumidor. Otro cambio importante será el derivado cannábico que va a aumentar su oferta y su demanda; será el hachís; habrá un cambio de la grifa (cogollos, con hojas y palos todos mezclados) al hachís (resina de la planta) que será llamado por sus nuevos consumidores “chocolate”.

1961: —Anslinger— encabeza la delegación americana en la Convención Única de Drogas de las Naciones Unidas. Nuevas restricciones internacionales se legislan para eliminar totalmente el uso mundial del cannabis en 25 años. Hablar de aquellos países que no firmaron y que siguieron utilizando el cannabis.

1962: —Anslinger— es despedido por el —presidente Kennedy— . Elegido sólo por 120.000 votos de diferencia con —Richard Nixon— (sobre 70 millones de votantes).

En España el juzgado de Almería daba cuenta al Supremo acerca de un sumario incoado contra varios sujetos, en relación con los “15 kilogramos de cáñamo indio que habían adquirido en Marruecos para su venta en la Península”.

Ese mismo año el fiscal de Tenerife acusaba: “el arraigo de la venta y especulación con la grifa, como figura contra la salud pública”.

En 1963 la revista médica “Lancet” opinaban en su editorial que la nocividad del cannabis era difícilmente demostrable y que, aunque debían tomarse precauciones en lo que respecta a la relajación de los controles, el Estado haría mejor gravando fiscalmente la venta legal del cannabis que multando su uso ilícito: “gravar fiscalmente la venta legal de droga en vez de multiplicar su uso ilícito”.

En 1964 el —químico R. Mechoulam— de la “Universidad de Jerusalén” (o Tel Aviv) aisló el principio activo del cannabis, el tetrahidrocannabinol o THC, logrando explicar sus mecanismos de acción. Sus trabajos no fueron más que la continuación del —profesor Taylor—, de la “Universidad de Princeton”, quien encabezó la investigación de los precursores del elemento natural Delta-9-THC en la década de los treinta.

El —psiquiatra R. D. Laing— expresaba un convencimiento extendido al decir: “Sería mucho más feliz si mis hijos adolescentes, sin faltar a la ley, fumaran marihuana cuando quisieran, en vez de llegar a caer en la situación de muchos de sus padres y abuelos, adictos de nicotina y alcohol”

En Barcelona se clausura la “Sala de baile Tokio” , este lugar estaba lleno de una mezcla de estudiantes pequeño-burgueses, hijos de inmigrantes andaluces y murcianos, gente golfa y adinerada con ganas de desmadre y grifotas de toda la vida (legionarios, chulos, carteristas, algún gitano y otros pequeños delincuentes). Fue el primer local público cerrado en España por motivos de drogas.

1965: Una investigación sobre las propiedades del cannabis como incitadoras del crimen, realizadas por el profesor de psiquiatría de la “Universidad de Ibadan”, señala que la mitad de los condenados por homicidios eran desde hacía mucho tiempo consumidores de cannabis, también lo eran dos tercios de los ladrones y un tercio de los condenados por asalto , agresión y delitos sexuales. Señala también esta investigación que el uso de cannabis se encuentra principalmente en subgrupos “intermedios” (gentes que se encuentran en su forma de vida entre la sociedad tribal y la occidental). Esta investigación no sabía que pocos años después en las sociedades occidentales aumentaría el consumo de cannabis hasta niveles insospechados hasta entonces. Resulta también importante saber si estos delincuentes se distinguen de los otros miembros de su grupo social en lo que se refiere al porcentaje de fumadores de cannabis sobre el total de población. Aún así no se tendría una conexión lineal entre cannabis y delito. Es como decir que el 80% de los delincuentes españoles beben café. O el 95% de los delincuentes argentinos toman mate.

1966: El —cantante Folk Donovan— es el primero de los “hippies” (perteneciente o relativo al movimiento contracultural juvenil de carácter pacifista de los años sesenta; propugnaba la vida en comunas, la vuelta a la naturaleza y el gusto por la música pop, entre otras muchas actitudes) famosos que fueron encarcelados por poseer o fumar marijuana. La cultura underground americana invade ya Europa. Su expresión más inmediata junto al rock&roll es la costumbre de fumar marihuana. Los países más fumetas son Inglaterra y Holanda.

La Fraternidad del Amor Eterno, importaba toneladas de marihuana y hachís desde América del Sur y Asia, lo pasaban a precio de costo. También estaba muy unido el consumo de LSD. El centro de actividades se encontraba en una perdida granja en California. Fueron a juicio, la acusación federal defendió la idea de que la Fraternidad la formaban unas 750 personas, distribuidas por los cinco continentes y que el tráfico de hachís, marihuana, aceite de hachís y LSD les produjo unos 200 millones de dólares.

Millones de norteamericanos fuman con regularidad (y sin esconderse de nadie) las hojas y cogollos del cáñamo.

1967: En Julio más de 3.000 personas hacen una “fumada” masiva en “Hyde Park”, Londres. Ese mismo mes, el “Times“publica una carta que declara: “Las leyes contra la Marijuana son inmorales e irrealizables en la práctica”. Entre los firmantes, —David Dimbleby—, —Bernard Levin— y ——The Betales—. La más famosa redada fue hecha en la casa del miembro de los “Rolling Stones”, —Keith Richards—; —Marianna Faithfull— baila desnuda con los cuatro “Rolling Stones” en una orgía salvaje que dura toda la noche en el que se descubrió marihuana. —Richards— y —Mick Jagger— fueron sentenciados a prisión de tres meses y un año, respectivamente. Las sentencias dieron lugar un muchas protestas que culminaron en el famoso el del editorial “Times”: “… ¿Quién frena una mariposa en una rueda?”

En Nueva York, el día del de en de San Valentín, —Abbie Hoffman— el de los “Hippies” mandan por correo 3000 porros, en direcciones escogidas al azar de la guía de los teléfonos. Ellos ofrecen a esa gente la posibilidad de descubrir la causa de tanto alboroto, pero recordándoles que ahora eran criminales por posesión de hachís. En realidad, este envío múltiple fue financiado secretamente por —Jimi Hendrix—.

El NIDA contrata a un laboratorio para producir THC con la finalidad de promocionar investigaciones de todo tipo. Pero a partir de que esta sustancia fue incluida en la Lista I de drogas muy peligrosas (junto con el LSD y otras drogas psicodélicas). Quedó rigurosamente prohibido fabricarlas y se encargo que todas las existencias de THC fueran entregadas al “National Institute of Mental Health”. Así se quedaron interrumpidos o fueron desautorizados más de 200 proyectos científicos y específicamente médicos con THC. Desde entonces ni un solo investigador obtuvo autorización para usar THC con seres humanos.

El hachís comienza a entrar de forma contundente en España, cuyo uso llegará a ser muy significativo en ciertas sub-culturas juveniles.

Este año también en España se crea la Brigada Especial de Investigación de Estupefacientes de la policía que confisca ese año 377 kilos de cannabis.

1968: En los EEUU existen ya unos quince millones de fumadores de marihuana.

Un comité dirigido por “Baroness Wootton” concluye que el cannabis no es más peligroso que el tabaco o el alcohol, y recomienda que las sanciones por consumo y venta de marihuana sean reducidas. Es el Informe de la Cámara de los Comunes. Reino Unido.

Pero la publicidad en contra de esta sustancia estaba ya en la calle y por falsedad o por inconsciencia se escribían cosas así: “Al igual que los opiáceos, la marihuana, extraída del cáñamo, deprime el sistema nervioso central; sus adictos, que como los del haxix suelen fumarla, son fotofobos, no soportan la luz y padecen entre otros, trastornos de delirio, alucinaciones y ataques de furor.”

Se hace campaña contra el consumo de la marihuana entre los soldados americanos en Vietnam: Se les proporciona grandes cantidades de heroína y anfetaminas, muchos de ellos regresan totalmente adictos a estas drogas.

Se realizan los primeros estudios a jamaicanos (1968-1974, 1975) que son los estudios médico-antropológicos sobre el consumo continuado de marihuana escrito por —Vera Rubin— y —Lambros Comitas—. Se destacó por ser el primer estudio multidisciplinar y profundo al examinar el uso de la marihuana y de sus usuarios. Según sus consumidores la “ganja” es buena para la práctica de la meditación y de la concentración, y les aporta una sensación general de bienestar y autofirmación. El estudio concluyó que no existían relaciones directas entre el cannabis y las actitudes criminales. Tampoco el abuso del “ganja” reduce las ganas de trabajar. También otra conclusión que el consumo de drogas duras entre la clase obrera jamaicana es inexistente.

El sociólogo D. Solomon publicó las partes censuradas del Informe LaGuardia (leer el libro y escribir más aquí).

Un corresponsal que cubría la información de la Comisión Internacional de Estupefacientes de la ONU, esbozada ya los cuatro puntos fundamentales sobre los que iba a articularse la reacción prohibicionista contra el cáñamo: “El haschisch y todos sus derivados son sustancias peligrosas que es preciso prohibir a rajatabla. Se trata, en realidad, de factores ocasionantes de profundas alteraciones psíquicas, que falsean la normal percepción humana del espacio y del tiempo, creando en el hombre un estado de eufórica inhibición capaz de conducirle a situaciones en extremo peligrosas. Como es fácil de comprender, tales ejemplos pueden ser funestos en una civilización que exige a cada momento unos reflejos rápidos y exactos, el cannabis atenúa el alto grado de dominio de sí mismo, lleva casi siempre a la violencia. Más todavía: crea en el hombre un estado de dependencia, que culmina inevitablemente en el consumo de otras drogas más peligrosas aún, como la heroína. Por último, se ha demostrado que produce efectos “teratógenos”, es decir, puede provocar anomalías o monstruosidades en la descendencia de quienes lo consumen de modo habitual”.

La Brigada Especial de Investigación de Estupefacientes de la policía española que confisca ese año 220 kilos de cannabis. El número de detenciones por tráfico y consumo de derivados del cannabis era de 380 personas.

La represión policial, como vemos e intensificó a partir de este año, producto del consumo de los nuevos fumetas (los estudiantes jóvenes burgueses y los miembros de familias respetables).

La Dirección General de la Guardia Civil publicaba las conferencias de un Curso monográfico sobre drogas nocivas. Este curso se centraba principalmente en el cáñamo y sus derivados, cuyo empleo era una amenaza epidémica y agresiva, que conducía a manifestaciones desenfrenadas y repugnantes de promiscuidad. Según el comisario Mato Rebonero escribe: “Entre los psicotrópicos de que se valen, de “Psichedelic” (estado de gran calma) destaca el cannabis (…) que tomado en dosis tóxicas produce la muerte por parálisis respiratoria. Al parecer, se rebaja de tal modo la voluntad que provoca el deseo sexual con afán brutal. Se le denomina hierba del amor; si no es un afrodisíaco, su utilización lleva al individuo a la orgía sexual”.

1969: Entre este año y 1970 se desarrollaron cuestionarios sobre consumo de drogas en las universidades estadounidenses; la mayoría de los interrogados dijo que el cannabis no tenía un efecto erótico automático, si bien dotaba de rasgos nuevos y muy agradables al orgasmo; las mujeres insistían en esta apreciación. Muchos investigadores consideran simples mitos las orgías causadas por ingestión de fármacos visionarios.

Este año tuvo un suceso que conmocionó a toda la opinión pública, orientándola contra la psicodelia y el movimiento hippy. Secuaces de C. Manson, un loco, que se había autoproclamado líder de una extraña secta satánica, asesinaron salvajemente en Bel Air (California) a varias personas, entre las cuales se encontraba la actriz S. Tate (casada con el director de cine R. Polanski. Los asesinos eran consumidores habituales de marihuana (además de ácido y otra sustancias psicoactivas). Todo esto impulsó a gobernador del Estado de California a crear una campaña contra las drogas.

Este año en España el kilo de hachís costaba entre 100.000 y 200.000 pesetas. La Brigada Especial de Investigación de Estupefacientes de la policía que confisca ese año 905 kilos de cannabis. El número de detenciones por tráfico y consumo de derivados del cannabis era de 601 personas

El movimiento hippy también aparece en España (aunque más tarde y con menor fuerza) una de sus drogas favoritas es el hachís así como el LSD; el primero era utilizado como un instrumento de sociabilidad y de “cambio de registro sensorial” el segundo era utilizado como un vehículo de viajes místicos a otras dimensiones. Ambas drogas simbolizaban su identidad como grupo.

Esta situación varió a finales de los años 60, cuando los próceres morales del Régimen descubrieron que la ebriedad cannábica ya no sólo era cosa de legionarios, marineros, chulos, prostitutas, carteristas y otros delincuentes de poca monta, sino que gozaban con ella sus propios cachorros, es decir, jóvenes de familia bien que comenzaban a mostrar su inconformismo frente al “nacional-catolismo” imperante. Se produce una alarma social en cuanto este tema, que serán acompañadas de medidas rápidas (como la creación de la Brigada de Estupefacientes). Fumar porros era una medida en contra del régimen autoritario del General Franco (de comunistas y de anarquistas); la verdad es que aún era un problema minoritario pero fue magnificado.

Fuente BibliotecaVirtual

ARTÍCULOS SIMILARES

3 COMENTARIOS

  1. Parece mentira que hallamos retrocedido tanto de los años 70 a la actualidad, la marihuana invita a la paz, a la creatividad, a la deshinibición, tan buena para la salud mental y es un acicate para la imaginación y para la liberalización individual. Debe ser legalizada con carácter general.

Dejar una Respuesta

Últimas Noticias

0 82 vistas
¿Se puede poseer y consumir cannabis? ¿Cuál es la postura respecto al cultivo del cannabis? ¿Qué es una cantidad reducida? ¿Qué dice la legislación alemana sobre el cannabis?

0 105 vistas
El Gobierno de EE.UU. no prohibirá a las tribus nativas cultivar y vender marihuana en sus propias tierras a pesar de la aprobación de...

0 388 vistas
"En concreto, vimos que el consumo de alcohol estaba asociado con una disminución del coeficiente intelectual", dicen los autores
video

0 228 vistas
En la NBA como en muchos deportes podemos ver celebraciones de los jugadores cuando suman puntos, aciertos o goles.