LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "acuaponía"

acuaponía

0 868 vistas

La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura. Más concretamente, se trata de una técnica basada en la combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados. Entonces, ¿cómo funciona un sistema acuapónico? ¿Quién debería considerar el cultivo de cannabis en acuaponía? ¿Por qué la acuaponía beneficia al cannabis? Sigue leyendo para saber más sobre este método de cultivo.

¿Qué es la acuaponía?

Los sistemas de recirculación cerrados de la acuicultura son una forma de criar peces y/o otras criaturas acuáticas, en instalaciones o equipos con un intercambio limitado de agua, que sigue siendo viable con la ayuda de la biofiltración. Junto con la hidroponía, constituyen una manera sumamente ecológica y natural de producir cultivos saludables: acuapónicos.

En resumen, las plantas cultivadas en sistemas acuapónicos se alimentan de los desechos producidos por los peces, mientras que el espacio vital de dichos peces es purificado mediante la filtración natural que se produce a medida que las plantas completan su ciclo de vida. En otras palabras, ¡la simbiosis de la naturaleza a tu alcance!

La típica instalación de acuaponía, que no está montada en el suelo con tierra, consiste en una masa de agua no natural poblada por animales acuáticos. Esta masa de agua está cubierta o conectada a un jardín preferiblemente (des)montable con aberturas, o un sistema de bombeo, que permite que el agua llegue a la tierra, otros substratos, o al medio sin sustrato en el que se asientan las raíces de las plantas.

Por otra parte, las instalaciones de sistemas acuapónicos que se montan en el suelo dependen del uso de una fuente natural de agua, como un lago, un estanque, un río, etc. La principal diferencia entre las dos opciones es la cantidad y el tipo de nutrientes que se proporcionan a las plantas: en un entorno no terrestre, es más fácil controlar estos parámetros, ya que el cultivador es relativamente libre para elegir los animales que van a participar en todo el proceso, además de la calidad del agua utilizada. Esta es la razón por la que, en el caso del cannabis, la mayoría de las instalaciones no son de las que se montan en el suelo.

Muchos cultivadores consideran que la acuaponía es una opción que sólo es posible en exterior o en instalaciones profesionales y adaptadas. ¡Muchos cultivadores se equivocan!

Entonces, ¿es el hecho de que el cultivo de cannabis siga siendo ilegal en la mayoría de países lo que ha llevado a los interesados en cultivar su propia medicina a volverse ingeniosos? No estamos muy seguros, pero sobre todo si uno es una especie de manitas del bricolaje, hay un sinfín de opciones para montar una instalación de acuaponía estupenda que encaje perfectamente en un pequeño jardín, un invernadero diminuto, e incluso en tu propia casa.

Echa un vistazo a las instalaciones a continuación para hacerte una idea general.

Todo lo que necesitas saber sobre la acuaponía - Sensi Seeds Blog
Un sistema acuapónico de exterior a gran escala
Todo lo que necesitas saber sobre la acuaponía - Sensi Seeds Blog
Un sistema acuapónico de interior clásico
Todo lo que necesitas saber sobre la acuaponía - Sensi Seeds Blog
Un pequeño sistema de acuaponía de interior

¿Cómo funciona la acuaponía?

La acuaponía permite que las plantas y otras criaturas vivas cohabiten dentro de un entorno compartido, al mismo tiempo que se benefician mutuamente de sus atributos. A continuación, presentamos un análisis de su funcionamiento básico.

Paso 1 – Los peces, o los animales que se están criando, tienen que ser alimentados con regularidad con los alimentos elegidos por el cultivador/cuidador. Puede ser cualquier alimento o comida comercial disponible en tiendas de mascotas o tiendas de acuicultura, una mezcla casera de ingredientes orgánicos, o cualquier otra cosa entre medias. A partir de este alimento, los peces producirán desechos, aportando diferentes nutrientes al agua, por lo que es importante tener en cuenta qué es lo que, exactamente, va a terminar pasando por las plantas que más tarde se utilizarán para medicarse. Los alimentos no consumidos, así como los desechos, se convierten rápidamente en amoníaco a través de un proceso llamado nitrificación.

Paso 2 – El agua que contiene alimento vegetal patrocinado por los peces se transporta a las plantas a través de cualquiera de las conexiones con la que funcione la instalación: bomba, tubería, mesa de cultivo o por las raíces de las plantas directamente sumergidas en el tanque.

Paso 3 – Las plantas de cannabis absorben los nutrientes necesarios para su desarrollo, dando como resultado un agua filtrada, libre de amoníaco, en el otro extremo del circuito cerrado del sistema. Entonces, se vierte de nuevo en el tanque más grande, para ser reutilizada en el mismo circuito cerrado una y otra vez.

Paso 4 – ¡No hay ningún paso 4! Es decir, además del mínimo mantenimiento que requiere un sistema acuapónico. Aunque la acuaponía es una manera eficiente de minimizar el uso del agua, un espacio de cultivo así puede necesitar uno o dos cambios de agua por temporada. Esto depende casi totalmente del origen del suministro inicial de agua. Por ejemplo, si se utiliza el agua de un río, es probable que el exceso de nutrientes se acumule muy rápidamente, lo que puede ser perjudicial para los peces y las plantas por igual. Pero incluso si no aparecen acumulaciones importantes, una limpieza básica siempre será de agradecer: ¡los peces y las plantas son seres vivos que necesitan nutrición!

¿Cuáles son los beneficios de la acuaponía para el cannabis?

Cannabis de mejor calidad

Teniendo en cuenta el siempre presente mercado negro del cannabis de la mayoría de los países, podemos decir que la mayoría de los consumidores recreativos, así como de los pacientes, saben de la calidad horrenda con la que te puedes encontrar al comprar a un productor desconocido. Esto explica por qué muchos aficionados al cannabis pasan a cultivar sus propias plantas. Por supuesto, convertirse en un entusiasta del cannabis auto sostenible no garantiza el inicio de una cruzada épica contra el cannabis que no sea totalmente orgánico. Pero con el espíritu de superar, como mínimo, la calidad que se encuentra en las calles, la mayoría de los cultivadores tienen como objetivo proveerse del mejor producto posible.

Con una instalación más “tradicional”, una solución fácil para encontrar sustrato y nutrientes es comprarlos en las tiendas de jardinería, una práctica que puede poner en peligro no sólo el factor orgánico de tu cultivo, sino también su calidad general, sobre todo si el cultivador no tiene acceso a productos que sean aptos para el cannabis. ¡Sin mencionar el coste de estos artículos!

Sin embargo, con los sistemas acuapónicos, las raíces de las plantas se sumergen en el agua en el que otros organismos vivos pasan a través de su ciclo de vida propio, proporcionando de este modo a las plántulas en crecimiento nutrientes completamente naturales. Por supuesto, la parte del “completamente naturales” depende de la naturaleza exacta del alimento que estemos dando a estos organismos vivos. Pero afortunadamente, encontrar comida orgánica para peces en las tiendas es muy fácil, además de relativamente rentable, y ¡hacerla tú mismo es facilísimo!

Un cannabis más ecológico

Dependiendo de donde venga el agua utilizada en el sistema acuapónico, el cultivador puede tener que cambiar el agua una o dos veces durante el transcurso de una temporada de cultivo. Sin embargo, independientemente de la naturaleza exacta de la instalación, e incluso teniendo en cuenta este par de cambios de agua, se puede conseguir un enorme progreso en lo que se refiere a la conservación del agua. Para apuntar aún más alto, un cultivador debe elegir su proveedor con cuidado (el agua de lluvia es siempre una buena apuesta), y puede que no tengas ni que cambiar el agua.

También es importante destacar que, si tu equipo de acuaponía es de interior, tu consumo de electricidad no se verá significativamente afectado por la incorporación de un tanque de agua y una combinación de bombas a tu cultivo de interior que ya consume tanta energía. Así que, si ya eres cultivador de interior, no pienses más en ello y ¡cámbiate!

¡Etc.!

No subestimes el potencial de tu instalación de acuaponía. Tus plantas de cannabis sólo constituyen un pequeño porcentaje del posible resultado. Puedes plantearte cosechar otros tipos diferentes de plantas, además de cannabis, en aras de la asociación de cultivos, o para responder a tus necesidades domésticas.

Además, incluso si no planeas hacer mucho en lo que respecta a los peces en la ecuación de la acuaponía –  además de criarlos –  la sola presencia de un tanque o estanque de peces en tu entorno podría ayudarte a bajar la presión arterial, los niveles de estrés, la ansiedad, así como a aumentar tu productividad.

Y, por último, si eres de los que se aburren con los peces … que sepas que hay otras opciones a tu disposición. ¡Las gambas, las tortugas, o los patos son conocidos por ser grandes activos en los sistemas acuapónicos!

By Sylent Jay