Etiquetas Posts etiquetados con "Alcohol"

Etiqueta: Alcohol

por -
0 204 vistas

Informe: Los volúmenes de cerveza en descenso en los mercados donde el cannabis lúdico es legal

La legalización de la marihuana en tres mecas de la cerveza artesanal de Estados Unidos ha desacelerado sus ventas, según informe de Cowen and Company.

En Colorado, Oregon y Washington, donde ha sido legalizado el consumo recreativo de cannabis, el negocio de la cerveza ha bajado, según Vivien Azer, directora gerente y analista de investigación especializado en los sectores de bebidas, tabaco y cannabis de Cowen and Company.

Azer ha desempaquetado los últimos datos de Nielsen en los tres Estados y ha encontrado que “la magnitud de la merma del consumo se ha incrementado notablemente,” con los volúmenes de cerveza cayendo más del dos por ciento hasta la fecha y en el mercado global de cerveza estadounidense.

“Si bien las ventas al por menor de marihuana se abrieron en estos mercados en diferentes fechas, con los tres Estados ahora completamente desarrollados después de haber implementado una infraestructura de venta al por menor, el bajo rendimiento de la cerveza en estos mercados ha empeorado en el transcurso del 2016,” escribió Azer.

“Este dato tal vez no es sorprendente, dado que los datos del gobierno de Estados Unidos para los Estados de CO, WA, todos muestran un crecimiento constante en la incidencia de cannabis entre los jóvenes de 18-25 años, añadió,” junto con la disminución en la incidencia de alcohol.

“En dichos mercados, la venta de cerveza artesanal se está desacelerando pero el “mayor lastre” esta en los productores de cerveza corriente, los volúmenes económicos de cerveza de estas empresas se han reducido un 2.4 por ciento y los volúmenes nacionales de premiun (Bud Light, Coors Light, etc.) se han reducido un 4.4 por ciento, escribió Azer.

Cowen espera ver un “volumen de presión constante” sobre Anheuser-Busch InBev (BUD) y MillerCoors (TAP). A pesar de ser “biggest drag (mayor lastre)” en la economía y en las categorías nacionales premium, MillerCoors ha recibido una calificación de “outperform (promedio de mercado)” debido a que Cowen “alentó a la empresa para que ahorrase costes como compensación” escribió Azer.

Mientras tanto, el crecimiento de la cerveza artesanal también se ha desacelerado en los tres mercados analizados por Cowen. Colorado está “en declive”, mientras que Oregon y Washington todavía están viendo un cierto crecimiento, señaló Azer.

Denver está bajo la mayor presión, dijo, señalando que los volúmenes totales de cerveza en ese mercado han caído un 6,4 por ciento en lo que va de año y los volúmenes de la cerveza artesanal han bajado un cinco por ciento.

cervezaEs importante señalar que en los tres estados, la desaceleración de los volúmenes de cerveza artesana es “compatible” con las tendencias en todo el país, dijo Azer, señalando que los mercados donde el consumo de cannabis es legal están por debajo de lo esperado de todo el mercado de la cerveza artesanal de Estados Unidos en unos 950 puntos básicos.

Mientras tanto, las importaciones parecen ser “inmunes” a la presión de la marihuana legal, aunque los volúmenes en los tres estados del oeste todavía se están quedando “significativamente” por detrás del crecimiento registrado a nivel nacional.

La fortaleza de su negocio de importación de México, Constellation Brands (STZ) sigue siendo “top pick” para Cowen en la bebida alcohólica, dijo Azer. Eso es debido a que Constellation Brands tiene una cartera “con bajos índices de consumo de cannabis (dado los niveles más bajos de consumo de cannabis entre los hispanos y las mujeres, y beneficiándose así su compañía de cerveza y vino),” escribió.

por -
0 146 vistas

El ejecutivo de una importante empresa del sector del alcohol fue entrevistado por Bloomberg e hizo un guiño a la incorporación futura del cannabis al sector de las bebidas como un nuevo nicho de mercado.

La multininacional del alcohol Constellation Brands Inc., fabricante de la cerveza Corona (Coronita) y el vodka Svedka, está considerando un nuevo enfoque para amenizar sus bebidas: la marihuana.

“Estamos pensando en ella“, dijo el CEO Rob Sands, en una entrevista. “Serán bebidas alcohólicas, que también contendrán cannabis”.

La legalización de la marihuana en California y en otros estados norteamericanos que se suman a los ya existentes donde ya es legal la marihuana recreativa, están estimulando la creación de un gigantesco nuevo mercado para el cannabis legal.

La votación del 8 de Noviembre ha hecho que uno de cada cinco adultos estadounidenses ahora vivan en un área donde va a ser legal su consumo lúdico.

Aunque para muchos la marihuana es vista como una amenaza para la industria de las bebidas alcohólicas, Sands lo que ve es una gran oportunidad. Se espera que la industria crezca más de ocho veces en la próxima década, desde los $ 6 mil millones en 2015 a los $ 50 mil millones para el año 2026, según los datos de Cowen & Co. Esas son las cifras del tamaño del mercado de América del Norte para los aperitivos salados.

“¿Por qué una gran empresa, por decirlo así, no estaría muy interesada en una categoría de esa magnitud?”, Dijo Sands. “Si hay una gran cantidad de dinero en juego, no se va a dejar solo a los pequeños”.

El número de bebedores que también fuman cannabis ha crecido en la última década, mientras que el número de fumadores de marihuana que beben ha disminuido, según los datos de Cowen y la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud.

Por el momento, parece que hay un amplio mercado para ambas sustancias. La venta de alcohol no han disminuido en Colorado o Washington desde la legalización en esos estados.

“Las personas que utilizan el cannabis pueden ser reacias a beber tanto ya que tienen otro modo, pero tal vez no beberán en un primer momento pero luego beben algo”, dijo Sands. “Tal vez la cosa funcione de forma sinérgica.”

por -
0 1.231 vistas
segura

Son muchas investigaciones las que lo corroboran pero esta vez, fue el tweet del Dr. Peter Grinspoon, que trabaja en el Hospital General de Massachusetts.

Grinspoon apoya la votación a favor de la Question 4 en Massachusetts, lo que haría legal la marihuana para uso recreativo . Él Dr. tiene mucha experiencia personal con las drogas; está en la recuperación de una adicción al Vicodin y algunos otros analgésicos opioides. Pero cuando se le preguntó acerca de su tweet Grinspoon habla de sus pacientes. Dice que hasta la mitad de sus pacientes usan la marihuana, para aliviar el dolor o para otras cuestiones, Grinspoon dice que es un beneficio para la salud.

Por el contrario, Grinspoon dice: “Usted sabe que no hay vida detrás del alcohol, el alcohol separa a familias y no esta muy lejos para ver vidas destruidas por el tabaco, pero yo nunca en 20 años como… un médico de atención primaria vi una sola vida llevada por la marihuana “.

OK, esa es la opinión de un médico. Veamos la ciencia que hay detrás de la “más segura ” afirmación en tres áreas: la adicción o dependencia, enfermedad y muerte.

En primer lugar: la adicción. Éstos son los tipos más ampliamente aceptados: 9 % de los consumidores de marihuana se vuelven dependientes . En cuanto al alcohol, es del 10 al 15% y en  el tabaco es del 24 % . El riesgo de la adicción a todas las sustancias parece ser mayor si se inicia cuando uno es adolescente y se utiliza a menudo.

Con la marihuana, algunos médicos les preocupa que el porcentaje de usuarios que lleguen a ser dependientes pueda aumentar a medida que los productores desarrollan variedades con mayor concentración de THC.

“A medida que aumenta la potencia, los casos de adicción tienden a subir,” dijo el Dr. John Kelly, profesor asistente de psiquiatría y medicina de la adicción de la Escuela de Medicina de Harvard.

Un punto más sobre su adicción: La mayoría de los pacientes dicen que la retirada de la marihuana es mucho menos intensa que la del alcohol o el tabaco.

Ahora vamos a comparar enfermedad o dolencia. Hemos observado a la marihuana y el cerebro en algunas historias anteriores . A continuación, vamos a hablar de los pulmones. Algunos investigadores dicen que hay razones para pensar que la marihuana puede conducir a cáncer de pulmón.

“No sólo debido a las sustancias químicas cancerígenas contenidas en el humo de la marihuana, sino también a que los fumadores de marihuana tienden a inhalar más profundamente, a mantener el humo más tiempo, y también tienden a fumar cigarrillos de marihuana o porros sin filtros”, dijo Russ Callaghan, un profesor asociado de psiquiatría en el Northern Medical Program de la University of Northern British Columbia. .

Cuando Callahan revisó 40 años de datos sobre los hombres en Suecia , encontró que los fumadores de cannabis tenían más del doble de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón en comparación con los no fumadores. Aunque Callaghan dice que muchos estudios muestran una mayor probabilidad de cáncer de pulmón de hasta 15 veces entre los fumadores de cigarrillos.

“Ese riesgo es mucho más alto, así que creo que lo que estamos tratando de averiguar es por qué el riesgo es mucho más reducido en la marihuana que lo que es de esperar que con el tabaco”, dijo Callaghan.

Sugiere que el cannabis puede ser menos propenso a provocar cáncer de pulmón debido a que el volumen inhalado es mucho más pequeño y hay muy pocos fumadores de marihuana de un paquete al día.

Callaghan dice que hay problemas con siete o más estudios a largo plazo de la marihuana y el cáncer de pulmón. Es difícil distinguir los efectos del tabaco y los de la marihuana, porque la mayoría de los grandes consumidores de cannabis también fuman tabaco. Y también es difícil comparar los resultados porque no hay tal cosa como un porro tamaño estándar de marihuana. Callaghan dice que la investigación sobre el cannabis y los pulmones esta de tres a cuatro décadas por detrás de la del tabaco, siendo una razón para tener cuidado de no aumentar su acceso.

Pero cuando se trata de la muerte, lo que es realmente el malo de la película parece ser el alcohol.

Investigadores de la Universidad Técnica de Dresde, en Alemania, en un estudio publicado el año pasado , estimaron el riesgo de morir después del uso a largo plazo de las 10 sustancias recreativas.

“El alcohol era el de mayor riesgo y el cannabis en el extremo más bajo de riesgo”, dijo el autor principal Dirk Lachenmeier.  Con el alcohol, Lachenmeier observó el peligro de muerte por cirrosis en toda Europa. No hubo datos que relacionen claramente la marihuana a la muerte en los seres humanos. La nicotina de los cigarrillos representara un riesgo elevado de muerte, pero no ta alto como el alcohol.

Una de las razones de que alcohol sea más de 100 veces más riesgoso que la marihuana, es que el estudio muestra que está ese riesgo en todas partes.

“Aquí en Europa está disponible en todas las tiendas de alimentos, supermercados, estaciones de servicio, y por lo tanto el alcohol por supuesto es mucho más fácil de conseguir que las drogas ilegales”, dijo Dirk Lachenmeier .

Lachenmeier hace hincapié en que sus hallazgos no significan que la marihuana sea segura. Algunos médicos argumentan que preguntar si la marihuana es menos peligrosa que el tabaco o el alcohol es un error. La Dra. Sharon Levy, que dirige el programa de abuso de sustancias entre los adolescentes en el Hospital Infantil de Boston, dice que las personas que usan marihuana son propensas a beber y fumar cigarrillos también.

“Así que no es una estrategia de salud realmente productiva decir, ‘Mira, si todos nos ponemos a comenzar a fumar marihuana entonces podríamos evitar estas otras sustancias.’ Eso no es algo que es verdad “, dijo Levy.

por -
0 966 vistas

Un estudio publicado en la revista Frontiers in Neurociencia Celular y el Instituto National de Salud de Estados Unidos mostró que la activación de los receptores CB2 en el cuerpo, lo que ocurre de manera natural como resultado del consumo de marihuana, puede proteger al cerebro del daño causado por el alcohol.

“La exposición crónica al alcohol disminuye la actividad del sistema endocannabinoide e interfiere con la neurogénesis, lo que conduce a cambios estructurales y funcionales“, se lee en el resumen de la investigación.

“La neuro degradación inducida por el alcohol y los déficits cognitivos se producen debido a la muerte celular neuronal y a la pérdida de la neurogénesis por envenenamiento agudo y crónico del alcohol. Por lo tanto, una persona dependiente de cierto volumen de alcohol presentará una pérdida significativa de las estructuras cerebrales corticales y subcorticales, incluyendo la reducción de la sustancia gris y la materia blanca “.

“Los agonistas de cannabinoides (marihuana) promueven la proliferación de las células neuronales (CPN).”

En el estudio, los investigadores evaluaron el efecto protector del antagonista del receptor CB1 y un agonista del receptor CB2 .

Después de las pruebas, los científicos descubrieron:“Estos resultados indican que la activación de los receptores específicos CB2 restauran el deterioro los trastornos guardados NPC causados por el alcohol.”

Según los investigadores, “el sistema endocannabinoide está atrayendo la atención porque media en la neuroprotección de los daños anteriores y afecta a la proliferación de las células madre neurales.”

El estudio se puede leer aquí

por -
0 342 vistas

La industria del alcohol se ha unido a la industria farmaceutica en la lucha contra la legalización de la marihuana en los EE.UU. en medio de los temores de perder cuota de mercado significativa.

La semana pasada salió a la luz que una empresa de cannabis sintético ayudó a financiar a la oposición al cannabis legal en el estado de Arizona, y ahora, de acuerdo con The Intercept,  , un grupo de la industria de la cerveza hizo una de las donaciones más grandes a una organización que esta contra la legalización en Massachusetts.

El Beer Distributors PAC es un afiliado que representa a 16 empresas de cerveza de distribución en el noreste y el informe afirma que dieron $ 25,000 a la campaña para un Massachusetts Seguro y Saludable, por lo que son las terceros mayores contribuyentes financieros para la organización anti-pote.

Arizona es actualmente uno de los cinco estados con medidas para la legalización de la marihuana en las elecciones de noviembre, pero ya han visto como la Asociación del Vino y Licor de Arizona Asociación donó $ 10,000 a un grupo de oposición a la legalización. Por otra parte, en el 2010, cuando California consideraba la legalización del cannabis, otra empresa de bebidas alcohólicas dio su respaldo financiero a una campaña centrada en aplicación de la ley para combatir la legalización.

La industria del alcohol esta en un largo camino de unificación de las políticas contra la legalización de cannabis y con un número de cervecerías artesanales que no les agrada dar la bienvenida a las leyes relajadas sobre el cannabis.

Las compañías de alcohol están preocupadas por la marihuana al representar una amenaza que podría obligarlos a cambiar su enfoque de ventas drásticamente.

por -
0 489 vistas

El cannabis se acredita a menudo como la peor droga de entrada a cosas más fuertes, pero un nuevo estudio ha demostrado que el alcohol es mucho peor.

Durante muchas décadas y después de un montón de afirmaciones sobre el consumo de drogas en el mundo occidental, la web del Instituto Baker de la Universidad Publica de Rice, ahora confirma que al cannabis se le ha etiquetado bastante injustamente durante muchos años como como la antesala o puerta de entrada a otras drogas.

Los gráficos de droga de Brian C Bennett trazaron el patrón de uso del cannabis durante más de 40 años, y que recientemente ha sido afrontado por William Martin, director del Programa de Política de Medicamentos del Instituto Baker.

  “La reputación de la marihuana como una droga” puerta “no es compatible, incluso por un mayor uso de la marihuana. Más de la mitad de los encuestados menores de 60 años han utilizado marihuana durante su vida, pero menos del 10 por ciento lo usa regularmente”, dijo Martin.

                 “Todavía un número mucho menor de personas progresan a drogas más duras. el uso actual de cocaína mensualmente es del 0,6 por ciento; y para la heroína y metanfetaminas, sólo el 0,2 por ciento”

                 “El alcohol causa mucho más daño personal y social que cualquier otra droga legal o ilegal. Las drogas ilegales comprenden menos del 20 por ciento de los trastornos por uso de sustancias en los EE.UU. “

Los resultados de las investigaciones y estudios realizados con el cannabis, son la mejor arma y carta de presentación para la campaña de los pro-cannabis. Por el contrario, para los detractores de la planta, la misma investigación solo hace que mermar cada vez más sus “opiniones e historietas del siglo XX”.

por -
0 1.786 vistas

Las actitudes hacia la marihuana están cambiando , las reglas que rigen su uso están cambiando y cada vez más son los países y estados de EEUU que quieren tener otro estatus legal con ella

Con la amplia aceptación del cannabis que esta llegando, se están planteando un montón de preguntas interesantes para los investigadores sociales. ¿Cómo va a afectar a la marihuana legal a nuestros hijos, a los puestos de trabajo  o a nuestras relaciones ?

¿O qué tal nuestra vida sexual?

Esta última pregunta inspiró un proyecto de investigación de Joseph Palamar y sus colegas de la Universidad  de Nueva York. “Dado que el panorama está cambiando, y la marihuana sigue aumentando en popularidad en todo el mundo, la investigación es necesaria para continuar examinando cómo el uso de la marihuana puede influir en comportamiento sexual de riesgo”, escriben en la edición de julio de la revista Archives of Sexual Behavior.

A tal fin, Palamar y sus colegas reclutaron a 24 adultos heterosexuales para participar en una serie de entrevistas en profundidad sobre las experiencias sexuales anteriores que ocurrieron bajo la influencia del alcohol o la marihuana. El propósito era obtener una evaluación cualitativa rigurosa de los diferentes efectos del alcohol y la marihuana en los comportamientos sexuales de las personas y utilizar esto como punto de partida para una investigación cuantitativa futura.

Estas son algunas de las observaciones de los investigadores basadas en las entrevistas.

1. Nublarse con alcohol es real.

Los encuestados “abrumadoramente informaron que el consumo de alcohol afectaba mas negativamente a sus usuarios”, según el estudio. Tanto hombres como mujeres eran bastante mas propensos a decir que el alcohol tuvo un efecto reductor de sus normas para ir a dormir, en términos de carácter y apariencia. Con la marihuana, esto parecía ser mucho menos un problema.

“Con las malas hierbas sé con quién estoy al despertar. Con alcohol, no se sabe. Una vez que se comienza a beber, todo el mundo se ve bien”, dijo una mujer de 34 años de edad.

El consumo de marihuana también se asocia más con el sexo con la gente que ya conocías, novias y novios, por ejemplo. Pero el alcohol “era comúnmente discutido en términos de tener relaciones sexuales con desconocidos (o alguien nuevo)”, encontró el estudio.
2. El sexo estando borracho a menudo conduce a lamentar. El sexo bajo efectos cannabis normalmente no lo hace.

“La sensación más frecuente después del sexo bajo el efectos del alcohol era de pesar”, encontró el estudio. “Tanto los machos como las hembras ha divulgado que el arrepentimiento y la vergüenza se asociaron con el consumo de alcohol, pero esto rara vez se informó de la marihuana.”

“Quiero cocinar algo de comer para la persona (después del sexo) cuando voy de marihuana”, dijo un entrevistado.”Cuando estoy borracho, es como, ‘Me voy de aquí.’ O alejate de mí “.

Estas emociones negativas son probablemente al menos en parte debido a que el sexo cuando vas borracho se asocia más con los extraños.

3. El sexo borracho puede hacer que se encuentre uno mal. El sexo empedrado puede hacer que te distraigas.

“La náusea, sensación de mareo, vómitos y perder el conocimiento se ha asociado con frecuencia con el consumo de alcohol”, encontró el estudio. Un varón dijo que accidentalmente se quedó dormido durante el acto sexual mientras estaba borracho. Otro dijo de varios casos en los que tuvo que ser interrumpido porque el sexo “He tenido que parar por estar indispuesto”

Hubo menos efectos adversos reportados con la marihuana, y éstos tendían a ser más mentales. Uno de los encuestados dijo que el uso de la marihuana había disminuido su motivación para tener relaciones sexuales. Otro informó que estando bajo sus efectos se distrajo de la experiencia.

“Usted está tan colocado (la marihuana) … se empieza a pensar que el sexo es raro.” ¿Qué es el sexo? ‘ “, Informó una encuestada femenina.

4. El placer es generalmente mejor con la marihuana.

El estudio encontró que “el alcohol tiende a adormecer las sensaciones y la marihuana tiende a mejorar las sensaciones.”

“El alcohol tiende a ser mucho más insensible”, dijo un informante masculino. “Todo es una especie de roma y silenciado, mientras que con la marihuana se intensificó.”

Este “adormecimiento” se asoció con una mayor duración de las relaciones sexuales en estado de embriaguez. Pero eso no era necesariamente una buena cosa.

Que “a veces dura demasiado tiempo”, dijo uno de los encuestados de sexo femenino. “En comparación con cuando vas de cannabis, que te sientes tan grande que podría ser un poco más rápido.”

El estudio encontró que los hombres y las mujeres informaron de más tiempo y orgasmos más intensos con la marihuana, con la presentación de informes de una mujer que fueron “magnificadas por lo menos cinco veces.”

Además, la marihuana le llevó a ser “más tierno, lento, y los actos sexuales compasivos, e involucrando más sensación y sensualidad que con el alcohol”, según el informe.

5. El sexo borracho es más arriesgado en general.

“En relación con el comportamiento sexual de riesgo, la mayoría de los participantes consideró que el alcohol era más arriesgado, sexualmente, que la marihuana,” encontraron Palamar y sus colegas. La gente normalmente dijo que su juicio era más pobre cuando bebían que cuando fumaban, y tenían más probabilidades de apagarse y olvidarse de con quien estaban, lo que estaban haciendo o si usaron protección.

En general los participantes dijeron que no tenían este tipo de comportamiento con la marihuana, si bien en virtud de sus efectos, sentían tener más control total. “Uno de los participantes señaló que el uso de marihuana disminuye la probabilidad de incurrir en conductas de alto riesgo porque cuando estas bajo sus efectos estas mas paranoico que para ceder”, encontró el estudio.

Hay algunas cuestiones utiles en este caso desde una perspectiva de salud pública. En primer lugar, los resultados confirman una cosa que muchos otros estudios ya han demostrado : El consumo de alcohol parece estar estrechamente asociado con comportamiento sexual de alto riesgo .

Aparte de la relación con el sexo sin protección y el correspondiente riesgo de embarazo no deseado o enfermedades de transmisión sexual, los estudios también han dibujado inquietantes paralelos entre el consumo de alcohol y el asalto sexual. En una pequeña muestra del estudio de Palamar incluso apareció: Una de las 12 mujeres entrevistadas reportaron un caso de asalto sexual mientras estebo bajo los efectos del alcohol.

Estas consecuencias negativas parecen ser menos pronunciadas con la marihuana. La investigación encontró insignificantes incidencias menores de violencia doméstica entre parejas que fuman marihuana, por ejemplo.

por -
0 731 vistas

La Unión Europea acaba de publicar los resultados de un estudio que revela los efectos del alcohol y cannabis en las tendencias agresivas.

El estudio publicado en la edición de julio de Springer Science mide los efectos de las dos sustancias psicoactivas sobre la agresión subjetiva, lo que significa que miden la experiencia admitida de los sujetos por las tendencias agresivas en estado de embriaguez.

Después de empaparse de cualquiera de estas sustancias, los participantes fueron expuestos a imágenes agresivas y luego se les preguntó si se sentían más o menos agresivo. Como control se les dio a algunos participantes placebo. Los resultados indicaron una marcada diferencia.

Según los resultados y conclusiones:

                  La agresión subjetiva aumentó significativamente tras la exposición de agresión en todos los grupos, mientras estaban sobrios. Con la intoxicación de alcohol se aumentó la agresión subjetiva mientras que con la de cannabis disminuyó la agresión subjetiva después de la exposición de agresión. Las respuestas agresivas durante el PSAP aumentaron después del consumo de alcohol y disminuyeron con el cannabis. Los cambios en la sensibilidad o respuesta agresiva no se correlacionaron con la respuesta neuroendocrina a los tratamientos.

Se concluye que el alcohol facilita los sentimientos de agresión con su consumo excesivo mientras que el cannabis disminuye estos sentimientos en los usuarios regulares de cannabis, respectivamente.

Si bien ningún estudio científico es siempre la respuesta final los resultados aún no han sido replicados – los hallazgos parecen ciertamente verificar las opiniones generales de las personas familiarizadas con el uso y que los usuarios de ambas sustancias han notado desde hace miles de años. Incluso en la década de 1800 el movimiento de abstinencia recomendaba el cannabis como una alternativa segura al alcohol y para las familias rotas por el abuso causado por este.

Sin embargo el alcohol no es sólo legalmente aceptable, sino que está arraigada culturalmente en nuestro modo de vida, es una sustancia que se sabe que causa agresión, sin embargo, por la planta pacífica te pueden encerrar y a menudo junto a criminales violentos.

por -
1 1.165 vistas

Hola me llamo Juanjo y tengo 50 años, debido a mi trabajo por el cual tengo relación con muchas clases de personas y, tras contarles lo que me ha sucedido ,son ellos los que me animan a contarlo.

A los 14 años, por la curiosidad de la adolescencia debida a la escasez de información y al tabú que existía sobre las drogas, los chavales empezábamos fumando todo lo que pillábamos, desde hojas de tomate a hilos de los plátanos, todo lo que encontrábamos a mano para intentar descubrir lo que nos estaban prohibiendo.

Poco a poco fuimos descubriendo lo que circulaba por las calles en esos tiempos y que llamaban hachís, aunque y dado mi espíritu aventurero y ganas de descubrir las cosas por mi mismo, viajé a los Países Bajos, Ámsterdam, donde probé lo que es la marihuana de verdad y lo que ya no volví a probar nunca más hasta en estos últimos tiempos.

Seguí con mi vida y con mi sueño que era el de poder hacer esas flores o cogollos, pero, de repente se cruzo en mi vida una enfermedad llamada hepatitis C. En los últimos 15 años he mantenido una relación con una mujer que tenía la misma enfermedad que yo, tras haber llevado dos tratamientos con un medicamento llamado Interferón y sin resultados positivos y dominados por la droga social permitida que es la que nos estaba matando el alcohol.

Fumábamos la hierba lo que nos cultivábamos sin saber hacerlo bien, las ramas y hojas, hasta que hace poco descubrimos lo que verdaderamente era importante, sus flores o cogollos. En la actualidadyo puedo contar esta historia debido a que con el nuevo tratamiento yo me he curado, aunque mi amiga no llego a tiempo por culpa de un cáncer de hígado producido por el alcohol y la hepatitis.

Fue el peor momento de mi vida del cual aún estoy saliendo, llevo un año sin beber alcohol y no pienso volver a probarlo y todo ello, gracias a que comencé a cultivar cannabis terapéutico para mi amiga llegando haber conseguido mi sueño que era saber cultivar mi propia medicina en forma de marihuana como la que probé en Ámsterdam hace muchos años. La marihuana me ha ayudado a quitarme el enganche del alcohol que éste si es un veneno que puede acabar con la vida de la persona y con la de los que le rodean.

Esto me ha llevado a la siguiente conclusión, estamos permitiendo que nuestros jóvenes sigan cometiendo nuestros mismos errores consumiendo cosas que verdaderamente pueden afectar a su salud ya que fuman basura creada por las mafias por su interés económico.

Creo que es nuestra generación la que tiene que desenmascarar esta mentira, nuestros padres tenían la escusa por que no existía información y fueron los primeros engañados, pero nosotros no tendremos esa escusa.

Por Juanjo Leache un ex consumidor de alcohol

por -
2 3.434 vistas

El alcohol suele ser la primera sustancia consumida por los individuos que reportan mas tarde consumo de varias drogas en la vida, de acuerdo con los datos publicados este mes en el diario de la Salud Escolar.
Investigadores de la Universidad Texas A & M y la Universidad de Florida, Gainesville evaluaron los patrones de consumo de drogas de una muestra representativa en Estados Unidos de 2.835 estudiantes de 12º grado.

Los autores encontraron que el uso de la juventud de alcohol con más frecuencia precedió al uso de tabaco o marihuana. También informaron que la edad de inicio del consumo de alcohol de los sujetos era el propulsor más importante del uso posterior de varias drogas.

“El alcohol es la sustancia más utilizada, y la mayoría de las múltiples sustancias usadas por los encuestados que habían consumido alcohol anteriormente eran el tabaco o la iniciación a la marihuana”, informaron.

“Los encuestados que iniciaron el consumo temprano de alcohol en el sexto grado reportaron significativamente mas tiempo en su vida consumiendo sustancias ilícitas y el consumo de éstas sustancias, fue más frecuente en ellos, que en los que iniciaron el consumo de alcohol en el noveno grado o posterior.”

Llegaron a la conclusión, “Nuestros resultados … afirman que con anterior inicio en el consumo de alcohol, lo más probable es, que en el futuro vayan a consumir sustancias ilícitas.”

Los resultados son inconsistentes con las recientes afirmaciones hechas por varios legisladores prominentes diciendo que el cannabis es una “puerta de entrada” para posterior abuso de sustancias.

Estudios  conducidos por la RAND Corporation y otros han despejado previamente cualquier supuesto papel causal de la marihuana como una puerta de entrada al consumo de drogas ilícitas, encontrando, que “no existen pruebas concluyentes de que los efectos de la marihuana están causalmente relacionadas con el consiguiente abuso de otra drogas “.

Un resumen del estudio, “Dar prioridad a la prevención del alcoholismo: Establecimiento al alcohol como la puerta de entrada al consumo de drogas y vinculación de primera edad con el uso ilícito de Drogas”, aparece on line aqui.

Por Paul Armentano, NORML Director Adjunto

por -
0 833 vistas

Nuevos datos de un estudio publicado online en la revista Addiction muestra que los consumidores de cannabis tienden a no utilizar su consumo en combinación con el alcohol. Los resultados se aplican tanto a los usuarios de marihuana medicinal como recreativa.

El artículo presenta un estudio de los patrones de uso entre sus participantes 18 a 91 años de edad. Los investigadores del RAND Drug Policy Research Center y la Universidad de California en Irvine, entrevistaron a 2009 participantes de Colorado, Washington, Oregon y Nuevo México. La marihuana ha sido legalizada para uso recreativo en los tres primeros tres estados y es legal para uso médico solamente en Nuevo México.

El artículo concluye que “Las personas que consumen cannabis no suelen consumirlo con alcohol, independientemente de si lo están consumiendo de forma recreativa o médicamente.”

La relación entre la marihuana y el alcohol sigue estando poco clara. Algunos estudios han indicado que los consumidores de marihuana pueden reemplazar el alcohol por marihuana, mientras que otros indican que los dos pueden servirse como complemento.

El estudio también encontró que las tasas de uso recreativo son los más altos en Oregon y Washington.

El cannabis ha sido legalizado en Colorado, Washington, Oregon, Alaska y Washington DC, y se espera que al menos diez estados diferentes voten sobre el asunto este mes de noviembre, incluyendo California, Massachusetts, y potencialmente Arizona.

por -
0 623 vistas

La marihuana es menos peligrosa que al menos 10 drogas o sustancias, incluidas otras que son legales para usar, como el alcohol y el tabaco, descubrió un estudio que se basa en datos de estudios en animales y no en humanos.

El alcohol encabeza la lista como la droga más mortal estudiada, considerada unas 100 veces más peligrosa que la marihuana, descubrió el análisis y publicado en febrero en la revista Scientific Reports. Además del alcohol, el estudio también clasificaó la heroína, la cocaína y la nicotina como sustancias de alto riesgo, mientras que la marihuana cayó a la categoría de bajo riesgo.

Sin embargo, algunos expertos sostienen que los investigadores observaron el aspecto de daño de cada sustancia mediante la evaluación de sus posibilidades de causar una sobredosis letal debido a su uso recreativo. Estos expertos también sostienen que la mortalidad de cada droga se determinó individualmente. Esto podría subestimar los riesgos de la sustancia porque es común que las personas utilizan varias de ellas al mismo tiempo, lo que es su combinación las hace más peligrosas.

por -
0 10.759 vistas

Los estudios demuestran que los jóvenes veinteañeros tienden a usar el cannabis más que otros grupos de edad. Esta cifra se ha mantenido relativamente constante a lo largo de los años y se repite en varios países alrededor del mundo, así que realmente ¿que tiene el cannabis para los jóvenes?

En los últimos años se ha visto que la tendencia en la cultura de entretenimiento de los jóvenes está cambiando lentamente, menos uso de alcohol y nicotina y más uso de cannabis. Cada vez más estas generaciones de  jóvenes del siglo XXI prefieren consumir menos alcohol y prefieren darle vida a reuniones sociales con algún porrito humeante.

¿Qué ha causado este cambio, y que atrae a tantos jóvenes al uso regular de marihuana? Aquí hay cuatro posibles razones para explicar la popularidad del consumo de cannabis entre las personas de 20 a 30 años.

1.- Auto-descubrimiento y nuevas experiencias

20 años es la época en que la persona trata de encontrar su lugar en el mundo. Esta es la edad ideal para observar el mundo, aprender, nuevos comienzos y tener diferentes experiencias. El deseo de experimentar con nuevas experiencias lleva a muchos a probar el cannabis por primera vez a principios de los 20 años

El cannabis fomenta la creatividad y el pensamiento y puede ayudar a tomar decisiones sobre la continuidad con la misma vida o pensar en otra. Por lo tanto, la experiencia del consumo durante este período puede ayudar a los jóvenes a progresar en sus vidas y abrir una puerta a nuevas experiencias y oportunidades.

2. La madre es la más grande del mundo

La transición de la niñez en la casa paterna hacia una vida independiente y de adulto tiene sus retos: conseguir un trabajo lucrativo, pagar las propias cuentas, cuidar de los propios ingresos y todo lo que a menudo tiene lugar en la época de los estudios académicos y más allá de la ciudad lejos de la madre.

El cannabis ayuda a tratar la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático grave y su uso puede aliviar las dificultades y presiones ayudando a afrontar el inicio de una nueva vida independiente.

Incluso durante la rutina, sin especial esfuerzo, muchos encuentran que fumar cannabis después de un día de trabajo o estudio, ayuda a liberarse de las preocupaciones del día y a relajarse.

3.- Entretenimiento de una forma diferente

La larga prohibición del consumo de cannabis ha provocado registros aleatorios en las calles por parte de la policía y tener que consumir en casa o en sitios privados donde la autoridad no está. Esto está en contraste con el consumo de alcohol que se consume principalmente en lugares de entretenimiento como bares y pubs o discotecas. La diferencia se basa en otro entorno social, se podría decir que son tipos diferentes de personajes creados entre consumidores de alcohol y consumidores de cannbis.

Muchos jóvenes se cansan de pasar el rato en estos locales y bares donde la música está demasiado fuerte como para mantener una conversación, el alcohol en esos locales es demasiado caro y su ambiente es “sordido” y desagradable, entretenerse en el hogar, reírse y relajarse con los amigos es otra opción que está muy bien.

4.- Daños por beber

Los jóvenes que beben mucho pueden vomitar o desmayarse y no es un espectáculo inusual en muchos países. A pesar del alto potencial para causar daños del alcohol, en la mayoría de los casos, el joven no tiene que conducir, levantarse y funcionar en el trabajo al día siguiente  y por tanto, no tiene cotidianidad de “adulto”, pueden beber en exceso ( hay casos extremos de intoxicación por alcohol que incluso puede  conducirla la muerte por coma etílico)

Cuando se va madurando, la situación cambia: hay más responsabilidades que soportar y la tolerancia de la sociedad con ellos es mucho menor. El sentido de la responsabilidad, junto con el deseo de alivio, hace que muchos jóvenes reemplacen el alcohol por el auto-control que permite el cannabis, mucho mayor  y no causa daños tan perjudiciales o efectos secundarios. Los estudios han demostrado que el alcohol deteriora la mente de las personas jóvenes y puede causar daños irreversibles, en contra de la planta de cannabis, que se ha demostrado que se asocia con ningún daño en absoluto.

por -
0 344 vistas

Un estudio reciente ha encontrado que el consumo de cannabis reduce el consumo de alcohol en un 51% y el consumo de drogas duras hasta un 32%. Son los resultados que afirma el ex asesor de drogas del gobierno británico “al igual que los Coffee Shop en Amsterdam reducen el consumo de alcohol en un 25% en el Reino Unido pedimos la no criminalización de las drogas

Uno de los argumentos en contra de la introducción de leyes del cannabis es que debido su alta disponibilidad y su relativa falta de peligro inherente, podría atraer a los jóvenes que nunca han tocado drogas, además de que podrían conducir o circular por la carreteras más cantidad de usuarios.
Durante los últimos años varios estudios han contradicho este dato y han demostrado que no hay contacto directo o indirecto entre el consumo de cannabis y el aumento de experimentar con otras sustancias durante la vida.

El consumo de cannabis reduce el consumo de alcohol y drogas

A diferencia de otros estudios, se ha desmentido el hecho de que el cannabis se una “puerta de entrada” a otra sustancias, un nuevo estudio publicado el mes de septiembre en la revista médica de Drogas “y Alcohol muestra todo lo contrario.

Los resultados del estudio, que exploraba la relación entre el cannabis y la reducción del consumo de alcohol y otras drogas entre 437 pacientes jóvenes y viejos, mostró que el consumo de marihuana ayudó a la reducción del 80% en el consumo de drogas de prescripción o fármacos, el 51% del consumo de alcohol y una reducción del 32 por ciento del consumo de drogas duras como la metanfetamina y la cocaína .

Los resultados inequívocos del curso del estudio junto con los resultados de estudios anteriores llevados a cabo en los últimos años han encontrado que donde hay leyes de marihuana más laxas, tienen tasas de consumo de alcohol más bajas.

Los Coffee Shops reducen el consumo de alcohol en un 25%

Prof. David Nutter
Prof. David Nutter

A mediados de Octubre, habló el Prof. David Nutter, asesor de Drogas de un ex primer ministro británico y pertenciente al Comité de Asuntos Interiores del Parlamento británico, de acuerdo con informes de The Guardian.

Según el profesor Nutter, el gasto dedicado a vigilar las investigaciones en el campo de cantidad de cannabis en el Reino Unido fue de 500 millones de libras por año.

A pesar de que ese dinero dijo que “se tiraba a la basura”, señaló a la Comisión que estos gastos son pequeños comparados con los invertidos en la vigilancia y cumplimiento del uso de alcohol, que se sitúa en alrededor de £ 6000 millones al año.

“El mercado de la marihuana en Holanda, incluyendo los Coffe Shops que hay en Amsterdam, redujo el consumo de alcohol hasta en un 25 por ciento”, dice. Según él, el establecimiento de un mercado de este tipo no sólo ahorraría mucho dinero, sino también los muchos costes de la administración que se reducirían significativamente por los daños causados ​​por el alcohol en diferentes poblaciones.

“No podemos ganar la guerra contra las drogas”

Como parte de su discurso pronunciado ante el comité, el Prof. David Nutter señaló, que la retirada de la incriminación del cannabis no sería suficiente y se debería considerar seriamente el modelo de los portugueses por el que la “no incriminación” incluye a todos los tipos de drogas para uso personal

“El mercado global de drogas es el segundo mayor mercado del mundo solo por detrás del mercado del petróleo, y no va a desaparecer mañana”, le dijo a los parlamentarios. “En una situación así, simplemente no se puede ganar la lucha contra las drogas.”

El Prof. de psico-farmacología, ya se ha expresado en el pasado, a menudo en favor de la legalización y sus palabras incisivas son los que finalmente le llevaron a su despido como asesor del gobierno contra la Droga.

El Prof. Leslie King, quien anteriormente también ostentó el cargo de asesor del gobierno británico contra la Droga, también habló con miembros del parlamento y apoyó el enfoque de su predecesor y dijo a los diputados que el éxtasis y otras sustancias que se consideran duras como el cannabis, no son peligrosas en absoluto.

 

por -
0 1.755 vistas

Un nuevo estudio publicado en la edición más reciente de la revista Frontiers in Cellular Neuroscience , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU, ha encontrado que la activación de los receptores CB2 del cuerpo – algo que se hace de forma natural por el consumo de cannabis – puede rescatar al cerebro del daño neuronal inducido por el alcohol.

“La exposición crónica de alcohol reduce la actividad endocannabinoide y altera la neurogénesis adulta en roedores, lo que resulta en alteraciones estructurales y funcionales”, afirma el resumen del estudio.”Los Cannabinoides agonistas de los receptores [como el cannabis] promueven la proliferación de células progenitoras neurales adultas (APN).”

Para el estudio, los investigadores “evaluaron los efectos protectores de la selectivo del receptor CB1 agonista ACEA, el inhibidor del agonista del receptor CB2 selectiva JWH133 y la amida-hidrolasa de ácidos grasos (FAAH) URB597, lo que mejora la actividad del receptor cannabinoide endógeno, sobre la proliferación de NPC en ratas con el consumo de etanol (10%) o forzadas dietas líquidas de sacarosa durante 2 semanas “.

Después de realizar el estudio, los investigadores encontraron que; “Estos resultados indican que la activación específica de los receptores CB2 rescatan el deterioro de la proliferación NPC inducido por el alcohol, que tiene un potencial interés clínico por el riesgo de daño neuronal en la dependencia del alcohol

El estudio completo se puede encontrar haciendo click aquí.

por -
1 1.137 vistas

Por Raquel Graña

“Utilizando un método novel para medir el riesgo de mortalidad asociado con el uso de varias drogas legales e ilegales, los científicos han confirmado lo que han indicado los estudios anteriores: el alcohol es la substancia más mortal, mientras que la marihuana tiene menor riesgo.”

De acuerdo con el estudio, a un nivel individual, las bebidas alcohólicas presentan el mayor riesgo de mortalidad, seguidas por la nicotina, la cocaína y la heroína, sugiriendo que los riesgos del consumo de alcohol en el pasado, probablemente fueron subestimados. Por su parte, la marihuana se encontró, como menciona medicinasnaturales.net, que era significativamente menos mortal, situada en el otro extremo del espectro. De acuerdo a las investigaciones previas que la habían alineado como la droga recreativa más segura. Si bien puede ser que esto no sea lo que los gobiernos quieran oír, esto remarca la necesidad de utilizar la evidencia científica para generar políticas que regulen el uso de lícito e ilícito de las drogas.

Parece ser que el mundo ha ido construyendo a lo largo del tiempo el pensamiento sobre el peligro de las substancias ilegales. Esto, combinado con el hecho de que es difícil acceder y clasificar el riesgo del abuso de drogas en la gente, significa que pocos estudios existen hasta el momento en los que los científicos hayan comparado los peligros de diferentes drogas. Además, desde que el abuso de las substancias ilegales se considera un problema más grande para la sociedad que el consumo de otras substancias peligrosas, como lo es el alcohol e incluso algunos fármacos prescritos, los gobiernos han optado por las políticas restrictivas basándose en la emoción y en las suposiciones educativas.

El-alcohol-es-114-veces-mas-mortifero-que-la-substancia-de-la-marihuana.jpg.jpg-1024x769
El alcohol es 114 veces mas mortifero que la substancia de la marihuana

A pesar de las dificultades, unos pocos estudios han intentado evaluar los riesgos de varias drogas, así como averiguar cómo de adictivas y tóxicas son en términos de uso crónico y agudo, pero han sido atacados con criticismo debido a que algunos juicios podían haber sido subjetivos en vez de científicos. En un intento de rectificar estos documentos, los científicos han probado con una nueva técnica de evaluación de riesgos, llamada método  “margen de exposición” (MDE). En pocas palabras, esto se ve en la relación entre la dosis que caracteriza a los efectos adversos y la cantidad que las personas suelen utilizar. Como comenta elpublimetro.com.mx, las drogas que examinaron fueron heroína, cannabis, nicotina, alcohol, metadona, anfetamina y MDMA.

Como describen en el estudio, encontraron que, en el nivel de uso individual, cuatro substancias fueron clasificadas de alto riesgo: alcohol, nicotina, cocaína y heroína. Las otras fueron situadas dentro de la categoría “riesgo”. Sin embargo, si echamos un vistazo a los riesgos para la población en vez de los individuales, solamente se considera de alto riesgo al alcohol. De acuerdo con los resultados y según comenta la web fedcac.org, el cannabis es aproximadamente 114 veces menos mortífero que el alcohol, siendo la única droga considerada de bajo riesgo de muerte.

pot-marijuana-science-cartoon-hbtv-hemp-beach-tv (2)
A la investigación sobre las substancias legales e ilegales aun le queda mucho camino por recorrer

Dicho esto, los investigadores se apresuran a señalar que estos resultados no significan, de ninguna forma, que beber una moderada cantidad de bebidas alcohólicas sea peor que tomar heroína. Gran parte del daño asociado con el uso de drogas no es debido a la droga en sí mismas, si no al ambiente en el que se toma, por ejemplo compartiendo agujas sucias, lo que no se ha tenido en cuenta en el estudio.

No obstante, es necesario anotar que todavía existen importantes limitaciones como algunos de los autores han identificado en la publicación. Por ejemplo, los estudios que examinar los efectos a largo plazo de las drogas, es decir, el único riesgo que pudieron evaluar era la muerte, en vez de la incidencia del cáncer, por nombrar uno. Además, a pesar de que el cannabis haya sido nombrado por tener un menor riesgo, el estudio no ha tenido en cuenta el método de consumo del mismo. Así es que los componentes del cannabis pueden no poseer riesgos significativos para la salud, pero el fumarlo sí genera un riesgo, por la inhalación de irritantes. Comerlo podría ser la vía más segura de exposición, pero no está notificada por los autores.

Críticas a un lado, ¿cuál es la moraleja? De acuerdo con los autores, es mejor emplear el tiempo en manejar los riesgos del tabaco y del alcohol que en las drogas ilegales. Como ellos mismos sugieren y el portallatercera.com, para disminuir el riesgo de drogas como la marihuana, la regulación en vez de la prohibición podría ser el mejor enfoque. ¿Tú qué opinas?             Por Raquel Graña

 

Para más información:

http://actualidad.rt.com/sociedad/167351-marihuana-menos-peligrosa-salud-alcohol

http://www.elheraldo.co/politica/la-marihuana-es-mas-segura-que-el-alcohol-minsalud-171217

http://www.estovalelapena.com/noticia/nuevo-estudio-afirma-marihuana-segura-alcohol-tabaco-142516025437863089

http://cannabischile.cl/la-cannabis-es-mas-segura-que-el-alcohol/

http://hierbita.com/2015/02/estudio-revela-la-marihuana-es-114-veces-mas-segura-que-el-alcohol/

http://www.lamarihuana.com/la-marihuana-puede-ser-incluso-mas-seguro-de-lo-que-se-pensaba-segun-los-investigadores/

http://www.sdpnoticias.com/sorprendente/2015/02/24/la-marihuana-es-114-veces-mas-segura-que-el-alcohol-estudio

 

por -
5 23.672 vistas

Uno de los clichés más comunes sobre el cannabis es que es uno de los protagonistas de la teoría del “tránsito de drogas” o “puerta de entrada”. Aunque parezca que la marihuana es inofensiva, puede conducir al usuario a probar otras drogas, mucho más peligrosas. Un nuevo estudio revela la verdad detrás de esta teoría de “tránsito de drogas “ o “puerta de entrada”

La web Traetment4addiction , dedicada a la búsqueda de tratamientos de rehabilitación de drogas, recogió los datos de la encuesta nacional que analizada el Uso de Drogas y la Salud llevado a cabo en los EE.UU. en el 2012. En ella se analizó y srivió para ver con qué drogas experimentaron los participantes antes y después de cada uso de drogas y se averiguó si existía conexión entre la experiencia de diferentes sustancias

Los datos mostraron que el 60% de las personas que han probado la marihuana, más tarde han utilizado otras drogas, lo que en un principio parecía de acuerdo con la teoría de la “transición”. Un estudio más profundo reveló que el alcohol y la marihuana precedían en la lista, hasta un 65% eran  los usuarios que habían experimentado marihuana antes que alcohol y en un 88%  los usuarios comenzaron con alcohol. Éste fue el primero consumo de droga, lo que significa que el alcohol es el verdadero “tránsito de drogas”, la mayoría de los usuarios de drogas se iniciaron con alcohol, antes de consumir cannabis o cualquier otra droga.

maxresdefault (14)La percepción de que la experiencia con la marihuana en particular “abre la puerta” a las drogas es simplemente errónea. El hecho de que una droga en particular fuese tomada antes de esa fecha todavía no indican una relación causal entre los dos casos. El alcohol y la marihuana son drogas disponibles y mucho más baratas que la cocaína, por ejemplo, y por lo tanto aparecen antes en la vida del usuario.

La profesora de Sociología María Houari, de la Bentley University, apunta a la pobreza, problemas de salud mental y la presión social como muchos de los factores importantes que influyen en el consumo de drogas “La marihuana es una droga de entrada a otra, en el mismo sentido que pedir un aperitivo no es una puerta de entrada a una comida”, dijo el sitio web de The Atlantic , “uno llega antes que el otro, pero ¿por comerse un aperitivo no es por lo que usted va a ir a comer al restaurante?”

Marcos Kleiman , experto en políticas de marihuana en la Universidad de California, explicó una vez por qué la marihuana le puede llevar más allá, ya que abre a los jóvenes a un comportamiento ilegal. “Esto podría conducirles a las drogas ilícitas, porque les hace conocer a las personas que venden drogas ilegales, y estos pueden venderles cosas distintas a la marihuana”, dijo. Los partidarios de la legalización explican que esta es otra razón por lo que la compra y venta de cannabis no deberían prohibirse.

Por otra parte, un nuevo estudio realizado por el científico hace 40 años acuñó la frase ‘”pasaje a las drogas”, biológicamente demostró que la nicotina es el desencadenante más potente, otra adicción a las drogas.

por -
2 20.696 vistas

Una columna periodística de las más virales en internet del periodismo sobre marihuana en la última semana fue escrita por un profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana en The New York Times.

En la columna de Aaron E. Carroll “El alcohol o la marihuana? Pregunta a un pediatra, el médico-educador aborda una cuestión que se está escuchando muy a menudo últimamente: “¿Qué preferiría que usaran más bien mis hijos, el alcohol o la marihuana”

Respuesta inmediata de Carroll es “nada”.

“Ningún padre las acepta” escribe. “Se supone, y no de forma incorrecta, que la gran mayoría de los adolescentes tratan con una o la otra, sobre todo cuando van a la universidad. Así que me presionan aún más”.

La columna es una fascinante, exploración introspectiva que es tan realista como franca. Carroll presenta los datos conocidos y las incógnitas de la marihuana y hay un montón de ellas. Pero luego se pone a investigar en perspectiva comparando directamente con los muchos más datos conocidos por el consumo de alcohol.
“Todos estos peligros potenciales dan miedo sólo cuando se ve en forma aislada”, escribe.”Ponerlos junto a alcohol, y todo se ve diferente.

Por ejemplo, escribe:
“Las borracheras representan cerca de la mitad de las más de 80.000 muertes relacionadas con el alcohol en los Estados Unidos solo en el 2010, según un informe del 2012 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades … La marihuana, por otro lado, no mata a casi nadie. El número de muertes atribuidas al uso de marihuana es casi cero. Un estudio que dio seguimiento a más de 45.000 suecos durante 15 años no encontró ningún aumento de la mortalidad en aquellos que usaron marihuana, después de controlar otros factores. Otro estudio publicado en el American Journal of Public Health siguió a más de 65.000 personas en los Estados Unidos y encontró que el consumo de marihuana no tuvo ningún efecto en absoluto sobre la mortalidad en hombres y mujeres sanas “.

Carroll pasa a ocuparse de la diferencia entre conducir drogado y conducir ebrio, la diferencia entre la violencia atribuida al alcohol y la violencia atribuida al cannabis, la diferencia entre la calificación de la adicción a la marihuana y la calificación de la adicción al alcohol. Y a pesar de todas esas comparaciones pronunciadas a favor de la marihuana, Carroll responde proactivamente a la multitud anti-legalización.

“Ninguno de estos argumentos que he presentado son ‘pro-cannabis’ en el sentido de que no estoy diciendo que los adolescentes consuman marihuana sin preocuparse de las consecuencias”, escribió. “No hay duda de que la marihuana conlleva riesgos para las personas que la utilizan, así como a la nación. El número de personas que se verán afectadas de la misma, comienzan a abusar de ella, y a sufrir las consecuencias negativas de ello que son ciertamente mayor que cero. Pero mirar sólo sus peligros, y negarse a lidiar con ellos en el contexto del consentimiento implícito de nuestra sociedad por el consumo de alcohol en los adultos jóvenes, es irracional “.

Al final de la columna, Carroll da su respuesta final a la pregunta que se le planteó al inicio de la historia.
“Cuando alguien me pregunta si prefiero que mis hijos usen marihuana o alcohol, después de haber examinado todos los estudios y todos los datos, sigo diciendo ‘ninguno’.  Pero si me veo obligado a tomar una decisión, la respuesta es ‘marihuana’ “.