Etiquetas Posts etiquetados con "Alemania"

Etiqueta: Alemania

por -
0 391 vistas
Germany, Berlin, German flag

Con más de 3 millones de ciudadanos que fuman cannabis con regularidad y casi cinco veces más que han admitido fumarlo Alemania parece ser el próximo foco de la legalización de la marihuana en Europa.

Teniendo en cuenta el gran número de alemanes que tienen experiencia con el cannabis, podría parecer que la planta ya es legal. Por desgracia, los consumidores responsables de marihuana siguen siendo criminalizados en Alemania, parece ser que se está preparando el escenario para una batalla política que podría ver cannabis legalizado en el país antes de lo que la mayoría cree.
Con el fin de llamar la atención sobre los que tienen una opinión negativa alejada de los que consumen cannabis de forma responsable, el presidente de la asociación alemana de cannabis, Georg Würth, ha pedido que el enfoque se situe en los traficantes de drogas en vez de los consumidores.
Mencionó que, sin la necesidad de cumplir con las normas de control de calidad, los traficantes a menudo se sienten libres para cortar la marihuana que venden con sustancias peligrosas, tales como el sulfuro de plomo. Würth explicó,
                     “Los problemas con diluyentes han aumentado drásticamente en los últimos años. Algunos añaden azúcar y plástico líquido que se seca en la maleza “.
Esto puede convertirse en un asunto particularmente peligroso dada la popularidad del cannabis en todo el país.

Como los esfuerzos por la legalización siguen en escalada en Alemania, los defensores de cannabis legal se han unido con los profesores de derecho más importantes del país.

En el 2013, un grupo de expertos legales en la Universidad de Bremen llamado el “Schildow Circle” reunió a 122 profesores de derecho penal que actualmente están haciendo campaña por la legalización de la marihuana en Alemania. Después de haber ganado el apoyo de varios partidos políticos alemanes, el fundador del grupo, Lorenz Bollinger, espera que los socialdemócratas se unan en un futuro próximo a fin de que un verdadero progreso se pueda realizar con las leyes para reformar el tema del cannabis en Alemania.

Los defensores también están unidos por agentes del orden y políticos. Hubert Wimber, superintendente de la policía de Münster, también amplió públicamente su apoyo a la legalización del cannabis. Winber declaró,
                       “La prohibición penal ha fallado.”

El Democristiano Joachim Pfeiffer y el miembro del partido verde Dieter Janecek colaboraron con los planes para los esfuerzos de la legalización , y compartieron su razonamiento en una propuesta política ante el Parlamento alemán,
                        “Cada año que pasamos se gastan millones en el enjuiciamiento de los consumidores, y en realidad es en el sector penal debería centrarse en otros temas mas importantes”

La propuesta siguió

                       “Más a menudo, detenemos a mas testigos que a los delincuentes, por lo que tenemos que darnos cuenta de que la prevención mediante la disuasión no funciona muy bien en la práctica.”

El éxito de la legalización de la marihuana en los estados estadounidenses de Colorado y Washington ha hecho mucho para galvanizar a los partidarios del cannabis legal en Alemania y en otros lugares. A medida que el mundo ya lo está empezando a ver, la legalización de la sustancia no sólo sería económicamente beneficiosa, ya que se secaría mercados negros relacionados, sino que también llevaría a la producción y distribución de marihuana para los millones de ciudadanos que seguro que ya la están utilizando de manera responsable.

por -
0 170 vistas

Los Verdes alemanes han estado pidiendo durante años la legalización del cannabis, ahora reciben el apoyo de la Unión Demócrata Cristiana de Merkel

El Partido Verde está exigiendo la legalización del cannabis durante muchos años en Alemania y ahora han recibido el apoyo del portavoz económico de la CDU por la legalización del cannabis. El portavoz económico de políticas del grupo parlamentario, Joachim Pfeiffer, pidió un mercado legal y regulado para la marihuana como el del tabaco.

“Sólo un mercado regulado del cannabis puede combatir el crimen organizado de manera efectiva”, dijo en una declaración conjunta con su colega de los verdes Dieter Janecek.

2014-09-11_-_Joachim_Pfeiffer_MdB_-_7867
Joachim Pfeiffer

Pfeiffer es de esa opinión, sin embargo, en gran medida esta solo, su grupo parlamentario CDU / CSU esta más contra la legalización del cannabis, dijo. Un claro rechazo también vino del su colega el ministro de Salud, Hermann Gröhe Federal (CDU).

Los productos de cannabis están prohibidos en Alemania en contraste con otros países, la posesión, el cultivo y el tráfico son punibles. Los Verdes han estado pidiendo durante años la legalización, y a principios de marzo la facción del Bundestag presentó una propuesta de proyecto de ley.

Pfeiffer y Janecek dudan de que la criminalización por posesión y compra de productos de cannabis tenga algún significado: “Entre uno y dos millones de euros, nos cuesta al año su aplicación a los consumidores, a pesar de que el sector penal debería estar en problemas reales. “

En una declaración conjunta los dos políticos, dijeron que alrededor de 1 a € 2 millones se gastan al año en las investigaciones criminales y se podrían recaudar sobre 2.000 millones en ingresos fiscales por las ventas de marihuana legal ..

WLP14-ri-0604-_Dieter_Janecek_(Bündnis_90-Die_Grünen)
Dieter Janecek

Ambos sostienen que un mercado regulado del cannabis por el Estado podría atajar el mercado negro. En segundo lugar, mostraron ejemplos de exitosas desregulaciones en otros países además de poder esperar recaudar ingresos fiscales hasta de dos mil millones de euros, sumando ahorros por la aplicación de la ley.

“Esa es una opinión personal del Sr. Pfeiffer,” dijeron en el Grupo de la Unión: La Legalización del cannabis no es la opinión mayoritaria. El experto de Salud de la CDU Jens Spahn, dijo que un acceso puramente económico es demasiado estrecho.

“Por supuesto, se podría hablar de no castigar por posesión de pequeñas cantidades de cannabis”, dijo Spahn, “Pero otra cosa en una legalización amplia.”

El ministro Gröhe no estaba a favor de la propuesta de su colega pero sin embargo, el cannabis podría ser utilizado en el tratamiento del dolor.

por -
1 2.006 vistas

Uno puede pensar que en Berlín, con sus cielos grises e inviernos largos, no es la ciudad ideal para el cultivo al aire libre de marihuana. Pero parece que algunos berlineses prefieren un enfoque al aire libre.

El descubrimiento de 700 plantas de marihuana en una rotonda o isla de trafico en los alrededores de Görlitzer Park, cerca del campo de minigolf y de un pequeño zoo, es sólo una muestra de la lucha permanente entre las autoridades que quieren controlar el consumo y la venta y el resto de la tolerante ciudad pro-cannabis.

La plantación de marihuana estaba a la vista de los miles de personas que a diario pasan por el barrio de Kreuzberg, una de las intersecciones más transitadas de la capital alemana y una de las estaciones de metro más importantes.

La policía de Berlín dijo que fueron avisados por un barrendero que en la estación de metro de Kreuzberg había visto “numerosas pequeñas plantas que parecían sospechosas para él”, según un  informe de Associated Press .

goerlitzer-park-Sensi-Seeds-blog-1
goerlitzer-park

La policía dijo que las plantas tenían cerca de 40 centímetros de altas, fueron arrancadas
Conocida por ser una de las ciudades más liberales de Europa, Berlín – y especialmente el barrio de Kreuzberg – está pasando por una complicada lucha sobre cómo hacer frente a la venta de marihuana, explica un artículo en  CityLab .

La cuestión espinosa radica en el compromiso mal concebido de Berlín entre la legalización y control penal. Berlín, cuyos poderes legales son similares a un estado de Estados Unidos, permite a las personas poseer hasta 15 gramos de marihuana para uso personal y ha mantenido históricamente una actitud relajada hacia el consumo público. Así que … las autoridades permiten o “hacen la vista gorda” sobre el consumo sin existir la legalización

por -
0 257 vistas

En Alemania están cambiando poco a poco las cosas

Jan-Josef Ackermann, de Darmstadt, es titular desde 2013 de una exención para comprar en la farmacia cogollos medicinales de cannabis. Como no puede permitirse comprarlos en Alemania, a 15-20 euros, empezó a cultivarlos él mismo, y así se lo comunicó a la fiscalía. En el mismo escrito solicitaba a las autoridades policiales, junto con el doctor Grotenhermen, el médico que le trataba, que se abstuvieran de procesarle penalmente debido a su situación excepcional. Como era de esperar, la comunicación de Ackermann dio pie a que registraran su casa y le requisaran 21 plantas de cannabis. Las subsiguientes reclamaciones del afectado y su abogado contra el registro domiciliario fueron desestimadas por el juzgado de primera instancia competente al considerarlas infundadas, por lo que Ackermann recurrió al Tribunal Constitucional en Karlsruhe. La tercera cámara de magistrados, que se ocupó del caso, sentenció el 11 de febrero que el registro domiciliario había sido anticonstitucional y, por tanto, también la incautación de las plantas, ya que no había habido un examen individual del caso. Así pues, el procedimiento de las fuerzas del Estado contravino el Artículo 13 de la Constitución.

Fundamentos de la sentencia y nuevo juicio

 El Juzgado de Primera Instancia renuncia en la orden de registro a cualquier fundamentación individual, pese a que así lo habría requerido la particular situación de salud del recurrente, su falta de recursos, que impide una terapia adecuada y con prescripción facultativa, y su autodenuncia. Falta por completo una evaluación de la proporcionalidad. (…) Por consiguiente, tanto la orden de incautación del Juzgado de Primera Instancia como la ratificación de la decisión del Tribunal Territorial son asimismo anticonstitucionales“,

argumentan los jueces en su veredicto unánime.

Con esta sentencia de fondo, ahora el caso deberá ser visto de nuevo por el Juzgado de Primera Instancia competente de Darmstadt. Aunque no se trata para nada de una sentencia absolutoria para el acusado, sí que es una victoria indiscutible para los pacientes tratados con cannabis de Alemania. Significa que el cultivo de esta planta entre pacientes en situación de desamparo no es necesariamente razón para un registro domiciliario. Según el doctor Franjo Grotenhermen, ahora impera la “inviolabilidad del domicilio incluso en caso de pacientes que cultivan cannabis para su propio consumo“, según escribe en el Huffington Post.

   “Esta decisión aumenta también la presión sobre los políticos para que garanticen un suficiente abastecimiento de productos del cannabis a la población. Tras la sentencia del Tribunal Administrativo de Colonia del 22 de julio de 2014, según la cual la Agencia Nacional del Opio debe conceder excepciones para permitir el autocultivo en determinados casos, el Tribunal Constitucional ha propinado otra sonora bofetada al legislador por su inacción”,

continúa Grotenhermen.

Cannabiskontrollgesetz-Sensi-Seeds-blog-250x250
Katja Dörner & Harald Terpe

La Ley del Control del Cannabis

También a nivel político se ha hecho más ahora que en los últimos diez años. Los verdes, si bien llevan 40 años pidiendo la relegalización, han tenido hasta ahora muchas dificultades a la hora de concretar en hechos sus grandilocuentes palabras. Pero desde que el presidente Cem Özdemir se dejó fotografiar dos veces públicamente con una planta de cannabis, cada vez es más recurrente el tema en la tercera fuerza política de Alemania. Así, el grupo parlamentario presentó el 4 de marzo de 2015 un proyecto de ley para la regulación de un mercado legal. Se trata de la primera vez que políticos nacionales de alto nivel piensan seriamente sobre los detalles de un mercado del cannabis legal, cosa que hasta ahora solo se había dado a nivel de estado federado. La vicepresidenta del grupo parlamentario Katja Dörner y el portavoz sobre drogas del grupo Harald Terpe presentaron en una rueda de prensa la Ley del Control del Cannabis, que será llevada al Parlamento en marzo. Aunque lo cierto es que no tiene ninguna posibilidad de ser aprobada por el gobierno dirigido por la coalición CDU/SPD, el Parlamento se verá obligado por primera vez a debatir objetivamente sobre el cannabis.

Puntos principales de la Ley de Control del Cannabis

Las ideas más importantes del documento se parecen como mucho al modelo de Uruguay, ya que los verdes no quieren una aplicación tan liberal como la de Colorado o Alaska:

-Los adultos podrán poseer legalmente hasta 30 gramos de productos del cannabis.
Será legal el cultivo de hasta tres plantas. Si se cosechan más de 30 gramos, se podrán almacenar como reserva para el consumo personal.
-El Estado concederá licencias para comercios especializados y los someterá a controles estrictos. En general se prohibirá la entrada a los menores de 18 años. Para el cultivo, producción y venta de productos del cannabis existirá obligación de documentación y notificación.
-A los cogollos de cannabis se les deberá aplicar criterios de control como los de los alimentos o los medicamentos (límites máximos de pesticidas y mohos, envasado seguro, datos pormenorizados sobre el contenido, cantidad de principio activo, prohibición del uso de técnicas de modificación genética, etc.).
-El límite para conducir será, como en Colorado o el estado de Washington, de 5 ng THC/ml en sangre.
-Por cada gramo vendido de hachís o hierba irán al Estado entre cuatro y seis euros, no pudiendo superar el precio del mercado negro.
-Pasados cuatro años se deberá evaluar la experiencia y adaptar la ley en caso necesario.
-A pesar de tener 70 páginas, los detalles del proyecto dejan muchas cuestiones sin resolver, pero en líneas generales el tren va en la dirección correcta.  Por Micha

por -
0 695 vistas

El partido de Los Verdes en Alemania que actualmente se encuentran en la oposición, presentaron esta semana en el Bundestag, el parlamento alemán, una propuesta de ley para legalizar el consumo de marihuana con estrictos controles, según informó el propio Bundestag.

Según la formación ecologista, la política de la prohibición del consumo de marihuana “ha fracasado completamente” pues el cannabis es la droga ilegal más consumida en Alemania.

Por eso proponen abrir “un mercado totalmente legal de la marihuana pero estrictamente controlado” y castigar el consumo de cannabis como actualmente lo establece la ley sobre estupefacientes.

El Grupo de Los Verdes quiere que se regule toda la cadena comercial del cannabis, de forma que se solo se pudiese acceder a el a través de comercios especializados.

La propuesta, mantendría la prohibición a los menores de edad y los adultos podrían adquirir o estar en posesión de 30 gramos de la sustancia para consumo propio, además también se permitiría hasta el cultivo de tres plantas de marihuana.

También, la protección de la salud de los consumidores debería quedar garantizada con la inclusión de los datos sobre la composición en la etiqueta, su concentración de sustancias, y los prospectos informativos con sus advertencias y estándares de calidad.

Otra de las cuestiones que incluye el proyecto de Ley los Verdes sería la necesidad de introducir una tasa similar a la de la alcoholemia para la marihuana y así poder garantizar la seguridad en la conducción.

La creación de un impuesto entre cuatro y seis euros por gramo haría recaudar a las arcas de estado ingresos adicionales de hasta 2.000 millones de euros anuales

El partido de Los Verdes argumentan que la prohibición del consumo de cannabis es muy problemática porque además de no alejas a la juventud de su consumo promueve el mercado negro impidiendo el desarrollo de una política de prevención que también proteja la salud de sus consumidores

La critica a la desproporción a la hora de criminalizar a los consumidores de cannabis también ha sido uno de sus denuncias.

A su juicio, la prohibición de la marihuana, sustancia comparable con otras legales como el alcohol, supone una intromisión desmesurada en la libertad de actuación de los ciudadanos, pues el consumo de marihuana solamente pone en “peligro” la propia salud del consumidor.

Los Verdes también apoyan la propuesta de Ministerio de Sanidad alemán para que los enfermos crónicos con patologías que el cannabis puede aliviar puedan acceder legalmente a el.

por -
0 480 vistas

Estas semanas en Alemania uno de los temas que se está debatiendo es la marihuana medicinal. En este momento, muy pocos alemanes pueden consumir marihuana para aliviar su dolor. Pero todo eso podría cambiar.

Cuando Lars Scheimann tenía siete años, fue diagnosticado con el síndrome de Tourette.  Mirando hacia atrás, dice que a menudo se golpeaba la cabeza contra la pared, completamente involuntariamente, y no tenía el control sobre sus hombros o músculos de su cara, especialmente los de la boca.

Ahora con 44 años, dice que en esa època se le dio todo tipo de medicación fuertes, pero que nada funcionaba. Hasta que probó un porro en una fiesta cuando tenía 22 años. “Diez minutos después de la primera calada, podía sentir mis espasmos nerviosos como desaparecían”, dijo Scheimann, de lo que ahora llama “el mejor día de mi vida “.

Scheimann ahora fuma todo el tiempo. Para él, no es nada más que su medicina y está luchando por su derecho a tener esa medicación. Fue el primer “paciente cannabis” en Alemania y se le ha recetado la marihuana durante los últimos seis años. Su terapia, sin embargo, es cara. Cinco gramos, su dosis diaria, le producen alrededor de 20 porros, le cuesta € 75 en la farmacia. Podría conseguirla más barata en la calle, de manera ilegal, si quisiera, pero no lo hace. Y el seguro médico alemán no cubre la terapia con marihuana. “Trabajo prácticamente sólo para pagar mis medicamentos“, dijo a DW.

La pregunta del cannabis

0,,18292121_403,00
Lars Scheimann dice que la marihuana le salvó la vida

La marihuana es la droga ilegal más popular en Alemania. Pero mientras que los usuarios recreativos están interesados ​​en su efectos relajantes, los investigadores han estado buscando en la naturaleza exacta de la droga sus efectos en los seres humanos desde hace algún tiempo. El cannabis se compone de tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD), además de unos 600 otras sustancias. Los investigadores todavía están en la oscuridad acerca de cómo todos estos productos químicos reaccionan cuando son inhalados por los humanos. El THC, por ejemplo, estimula la psique, el CDB mucho menos.

Los efectos positivos de cannabis se han documentado principalmente en pacientes con dolor crónico. El médico alemán Franjo Grothenhermen, autor de un libro sobre los efectos medicinales de cáñamo, está convencido de los beneficios de la marihuana. “El espectro es enorme”, dijo. En su clínica trata a los pacientes con cáncer que sufren náuseas y pérdida de apetito, sino también a los pacientes con el VIH, la hepatitis C, esclerosis múltiple o el síndrome de Tourette, como en el caso de Lars Scheimann.

Como médico registrado, Grothenhermen está autorizado para prescribir ya sea en gotas o un aerosol que contiene tanto THC y CBD. Si sus pacientes prefieren fumar la marihuana, tienen que pasar por un largo proceso para obtenerla legalmente que implica demostrar que todas las demás vías medicinales se han intentado.

“Yo no estaré como estuve más. Yo era obeso, estaba muerto en mi cerebro, y ni siquiera podía caminar en línea recta realmente”, dijo Scheimann, de sus intentos con la terapia tradicional. Después de que él demostrase que ningún otro medicamento podía ayudarle, se le concedió un permiso especial para recibir marihuana. En este momento en Alemania hay alrededor de 370 personas que pueden comprar marihuana médica en una farmacia, en un país de más de 80 millones.

Los peligros de la adicción?

red-head-girl-smoking-marijuana-weed-hbtv-hemp-beach-tv“Con respecto a nuestros tratamientos medicinales, tratamos de permanecer bajo un cierto umbral”, dijo Grothenhermen, a fin de evitar la aparición de la adicción. “Al principio, el paciente recibe una dosis pequeña que no puede hacer ningún daño. Con el tiempo, el cuerpo se adapta, y los efectos psicológicos se reducen.
El consumo de marihuana de Lars Scheimann aumentó lentamente con el tiempo. Desde hace años, sin embargo, se ha quedado con una dosis diaria constante de cinco gramos. Esto ya no lo hace sentirse “colocado”. Independientemente, Grothenhermen admite que el cannabis puede tener un “potencial adictivo.”

Al igual que con cualquier otro medicamento, la prescripción de cannabis sólo puede ser autorizada después de una evaluación de riesgo por su utilización. “Pero hoy en día, somos muchos más de lo que éramos en los años 1970, por ejemplo. En aquel entonces, los pacientes de cáncer en realidad estaban muriendo de dolor.” El temor al potencial adictivo de los analgésicos fuertes significaba que los médicos no estaban recetando morfina. “Esa fue una idiotez. Hoy en día, si los pacientes lo necesitan, se les da opiáceos”.

El presidente de la Asociación Alemana para el Estudio del Dolor, Michael Schäfer, ve el potencial adictivo del cannabis con la terapia medicinal como “relativamente bajo”, concedió administrar el THC y CBD en niveles consistentes durante un largo período de tiempo. En una reciente entrevista con la revista médica Ärzte Zeitung, sin embargo, hizo hincapié en los peligros de dar cannabis para los jóvenes. “Esto podría dar lugar a reacciones psíquicas graves, como trastornos de la personalidad”, dijo, y agregó, sin embargo, que la edad media de los pacientes que reciben terapia de cannabis era bastante alto.

En la valla

0,,18292117_401,00Lars Scheimann ha hecho del cannabis su medio de vida. En la ciudad occidental alemana de Duisburg, donde vive Scheimann, tiene una tienda de cáñamo donde vende alimentos para animales y todo tipo de artículos, incluyendo espaguetis, chocolate y pesto, todos hechos de cáñamo, sin THC.

“La gente de todos los ámbitos de la vida compra aquí”, dice. Comenta que planta el cáñamo para la alimentación animal en Luxemburgo, donde no tiene que temer a las autoridades. A pesar de todos los clientes que entran en su tienda, Scheimann lucha para ganar lo suficiente para pagar su terapia. Él y otros pacientes de cannabis en Alemania han llevado el caso a los tribunales; quieren ser capaces de cultivar su propia marihuana.

El gobierno federal quiere impedir la posibilidad de que los ciudadanos cultiven sus plantas, pero han indicado que quieren que sea más fácil para los pacientes de cannabis recibir su medicación. La Representante Federal de drogas Marlene M. anunció el mes pasado que el gobierno estaba considerando una ley que permitiría a estos pacientes tener sus medicamentos cubiertos por el seguro de salud. “Alemania está en el centro de este campo de momento”, dijo Grothenhermen, cuando se trata de una comparación internacional sobre el cannabis como medicina.

Naciones como Israel y Canadá son mucho más progresistas. En algunos estados de los Estados Unidos, en los Países Bajos y Uruguay, la marihuana ha sido completamente legalizada. El negocio de cannabis ha hecho muchos comerciantes millonarios en estos lugares, pero eso no es lo que Lars Scheimann busca. Su plan es sólo para ser capaz de pagar su medicina por sí mismo.

“Yo ya soy muy rico, porque tengo mi salud, porque ya no tengo que temer los tics nerviosos y porque puedo vivir una vida normal.”

por -
0 417 vistas

Es “importante que ampliemos y mejoremos las posibilidades del uso del cannabis como medicina para los pacientes graves”, dijo la canciller alemana Angela Merkel en respuesta a la propuesta de un ciudadano para que replantee la situación jurídica actual del cannabis en Alemania. La pregunta y la respuesta de la canciller fueron publicadas en el sitio web donde responde directamente a las preguntas de los ciudadanos alemanes que obtengan suficiente respaldo popular.

En principio la señora Merkel rechaza una legalización general; sin embargo, destacó la importancia de avanzar en el uso médico del cannabis. “En Alemania los tratamientos con medicamentos basados en el cannabis ya están autorizados en situaciones especiales. El Ministerio Federal de Salud está trabajando actualmente en la regulación diseñada para tener en cuenta los intereses de los pacientes”. El 22 de julio de 2014 tres pacientes ganaron una demanda ante el Tribunal Administrativo de Colonia por el derecho al auto-cultivo de cannabis con fines terapéuticos. El gobierno federal, sin embargo, apeló el fallo. Según círculos políticos, dicha apelación fue presentada para ganar tiempo para el desarrollo de una idea que solucione este problema.

Respuesta de Chancellor Angela Merkel en direktzurkanzlerin.de del 16 de enero de 2015

por -
0 274 vistas

La oficina del fiscal de distrito de Berlín está investigando al líder de los Verdes alemanes Cem Özdemir después de que apareciese junto a una planta de cannabis en un vídeo de apoyo a enfermos. Ha sido despojado de su inmunidad parlamentaria.

Al igual que muchas personas en todo el mundo, el político alemán Cem Özdemir participó en el desafío del cubo del hielo este verano, que tenía como objetivo recaudar fondos para la Asociación ALS y promover la conciencia sobre esta enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica.

Pero ahora, según el diario de gran tirada Bild am Sonntag, el líder de los Verdes ha tenido su inmunidad como miembro del parlamento alemán derogada después que las autoridades descubrieron una planta de cannabis en el vídeo que subió a la red.

Ni Özdemir ni la fiscalía pudieron confirmar esta situación que alude este periódico germano.
En agosto, cuando el vídeo apareció por primera vez en YouTube, Özdemir de 49 años de edad dijo que la planta había sido “intencionalmente puesta” como una declaración política.

“Todo el absurdo de la política de drogas de Alemania se destacó cuando los fiscales y la policía tuvieron que investigar la declaración política en forma de una planta colocada estratégicamente “, dijo Özdemir.
Según el manifiesto actual de los Verdes, representan la “despenalización de los consumidores de drogas y la mejor ayuda para la terapia y sus posibilidades.”

Bild informó en su edición del domingo que en los círculos legales el caso contra Özdemir ha sido considerado trivial.

En Alemania, la posesión y el cultivo de dichas plantas son ilegales y una violación de la Ley de Estupefacientes.

En ese momento, el Sindicato de la Policía Alemana (BDK) describió el incidente como una “pequeña locura” del político.

“Evidentemente Özdemir no se dio cuenta de que se podía ver la planta en el vídeo. Luego encantadoramente trató de justificarlo diciendo que era un acto para la liberalización de drogas”, dijo el presidente del BDK Andre Schulz.

Al igual que los Verdes, el BDK también se ha comprometido con la reforma de la política de drogas de Alemania y de la despenalización de los consumidores de drogas.

Poco antes Özdemir apareció en el vídeo el verano pasado, un tribunal administrativo en la occidental ciudad alemana de Colonia dictaminó que algunos que sufren de dolor crónico pueden cultivar su propio cannabis para mitigar la enfermedad.

por -
1 2.820 vistas

Un grupo de investigadores alemanes ha encontrado que un ingrediente activo de la planta de cannabis puede destruir las células tumorales. En los informes de la revista médica “Biochemical Pharmacology”,
en concreto, se trata de la sustancia tetrahidrocannabinol (THC). Los farmacólogos del Hospital Universitario de Rostock han demostrado en ensayos que el THC puede estimular la destrucción de las células cancerosas.

Por lo tanto, serán destruidas las células cancerosas

Según los científicos, formado por la ingestión del THC, la llamada proteína de ICAM-1 en la superficie de las células cancerosas. Por último, el ICAM-1 activa las células asesinas que matan el cáncer del sistema inmunológico y hace estallar las células tumorales,  además, los cannabinoides inhiben el crecimiento del tumor.
¿Marihuana contra el cáncer?

Los científicos están todavía en el comienzo de la investigación y aún está lejos de ser “utilizados en la terapia clínica” estos hallazgos, dijo Burkhard Hinz (foto), director del Instituto de Toxicología y Farmacología de la Universidad Hospital de Rostock. Pero: “nuestros resultados, sin embargo, son otra indicación de que los cannabinoides tienen una serie de efectos terapéuticamente útiles.”

Sin embargo, los científicos advierten contra el consumo excesivo de cannabis. El abuso puede tener consecuencias de gran alcance para el cuerpo.

por -
0 95 vistas

Después de la legalización del cannabis en algunas partes de los EE.UU. las voces exigiendo el fin de la prohibición son cada vez más fuertes en la ciudad alemana de Hamburgo.  Además los Verdes, la Izquierda y la SPD-FDP organización juvenil de  Juventudes Socialistas pidieron un debate abierto sobre el tema. “No se maneja este tema con una política de drogas predominantemente represiva, que es el señor problema. Queremos una política de drogas centrada en la asistencia y al mismo tiempo que refuerce la responsabilidad personal”.

Esto también es cierto en el trato con el cannabis “, dice el programa electoral joven de las Juventudes Socialistas del consejo electoral del 2015. La Confederación Alemana exige ahora a Alemania la impunidad de los consumidores de drogas. “El crimen organizado en torno al comercio de cannabis podría ser resuelto para la policía y el poder judicial que se aliviarían” y “La protección de los menores de ese modo se garantizaría efectivamente a través de una venta controlada”.

“También necesitamos un debate parlamentario en Hamburgo sobre la legalización del cannabis”, exige la política de 24 años de edad y diputado del SPD Annkathrin Kammeyer. “Espero que, finalmente, el SPD entre en esta discusión. Hamburgo podría desempeñar un papel de liderazgo a Berlín.”

La prohibición solo beneficia al crimen organizado

El beneficio de la prohibición por el momento sólo beneficia al crimen organizado, para Kammeyer. “Cualquier persona y también los menores de edad pueden adquirir en cualquier momento con facilidad cannabis ilegalmente”.

El cannabis es el término genérico para las sustancias derivadas de plantas de cáñamo. Los cogollos y hojas de flores secas se llaman marihuana (“hierba”). La resina extraída es procesada y convertida en hachís. El responsable del efecto psicóactivo, es el ingrediente activo llamado THC, lo que afecta el sistema nervioso central y por lo general tiene un efecto relajante y calmante. En general, el cannabis se consume fumado

También, los Verdes, la Izquierda y el FDP requieren otra forma. “La política de drogas represiva han fracasado, la fiscalía y la policía tiene su mayor trabajo en el campo de las drogas con el consumo privado-. Aunque la mayoría de los métodos finalmente fallan”, dice la candidata de los Verdes Catalina Fegebank.

Llamado para un nuevo comienzo

“En lugar de perseguir la posesión de pequeñas cantidades de cannabis, necesitamos un nuevo comienzo en la política de drogas”, dijo Fegebank. Los Verdes abogan por “examinar un proyecto piloto, la impunidad para los adultos que consumen cannabis , se discutirá aquí como en Berlín”.

La izquierda apoya “todas las medidas que contribuyan a poner fin a la ilegalidad de las drogas“, dijo a los políticos de Salud Kersten Arthur. Ellos también requieren permitir el cannabis como medicina. “Hace mucho que se sabe que el cannabis lucha contra el cáncer, la esclerosis múltiple y tiene una ayuda valiosa contra el dolor, en los EE.UU. ese camino lleva más de 20 años”, dijo Arthur.

El FDP está a favor de la legalización – después de que la organización juvenil Julis pidiese este requisito en la fiesta de verano. “La larga prohibición ha creado una economía sumergida, que en última instancia sólo beneficia a los delincuentes y todavía se están beneficiando”, dijo el CEO de JuLi Daniel Oetzel.

“Derecho a la intoxicación inapropiada”

La CDU rechaza la legalización estrictamente.

“El cannabis es un peligro incendiario. Regular el uso puede conducir a una pérdida de la realidad, despersonalización, depresión y trastornos de ansiedad paranoide“, dijo a sus políticos de Salud Birgit Stöver.  “El romanticismo y la banalización de un” derecho de ruido “es totalmente inapropiado en este contexto”. De esa manera es visto por los senadores del SPD. “Estoy en contra de la legalización”, dijo el senador Salud Cornelia Prüfer-Storcks.  “Especialmente entre los jóvenes , su consumo puede tener devastadoras consecuencias sanitarias y sociales.”  En la ciudad de Hamburgo en la actualidad, la autoridad no sabe nada del deseo de un aflojamiento oficial del cumplimiento de la ley. La cuestión de la legalización debe decidirlo la legislatura, dijo. “El punto de vista por el enjuiciamiento de los delitos causados ​, no es desde la perspectiva de la autoridad interna ninguna razón convincente para un cambio en la normativa vigente.”

También en el grupo parlamentario del SPD, hay poco apoyo a la legalización. “No debemos imitar todo lo que viene de los Estados Unidos”, dijo el político Salud Martin Schäfer. El cannabis puede causar daños, especialmente entre los jóvenes. Sin embargo, se podría pensar en cómo exonerar a la policía. El cannabis debe ser admitido como un calmante para el dolor de ciertas enfermedades.

por -
0 1.589 vistas

¿Se puede poseer y consumir cannabis? ¿Cuál es la postura respecto al cultivo del cannabis? ¿Qué es una cantidad reducida? ¿Qué dice la legislación alemana sobre el cannabis? En el artículo de hoy nos centraremos en el estatus legal del cannabis en Alemania.

Aspectos legales sobre el consumo, la posesión y el cultivo de cannabis

Consumo de cannabis

El consumo de estupefacientes no está prohibido en Alemania. El consumo en sí se considera como un autodaño no punible. Se pueden consumir drogas sin haberlas adquirido en el sentido legal. Esta estipulación tiene una implicación muy práctica ya que no se puede concluir que exista un hecho punible a partir de un resultado positivo en un test de droga. Sin embargo, un positivo en un test implica irremediablemente el registro en la base de datos del carné de conducir.

La ley de estupefacientes

Betäubungsmittelgesetz-Sensi-Seeds-blog-250x370
Estatus legal de cannabis – los detalles pueden consultarse en la Ley de Estupefacientes

Según la Ley de estupefacientes (BtMG, por sus siglas en alemán), constituyen un hecho punible el cultivo, fabricación, comercio, importación, exportación, venta, enajenación, adquisición y posesión de cualquier parte de la planta de cannabis. Según la BtMG, la sustancia activa del cannabis, el tetrahidrocanabinol (THC), se incluye en las sustancias que no se pueden comercializar. Se excluye de este grupo al cáñamo industrial, que presenta un contenido en THC de solo el 0,2 %. A pesar de esto, su cultivo solo está permitido a los agricultores que trabajan con permisos especiales y bajo estrictas condiciones.

Cantidades reducidas

El Gobierno Federal prohíbe el consumo de cannabis y cada uno de los gobiernos de los Estados Federados prescinden de un procesamiento judicial según su parecer, por ejemplo cuando la culpa del autor sea reducida, cuando no exista ningún interés público por un procesamiento judicial o cuando el estupefaciente encontrado sea para consumo propio en cantidades reducidas.

grow geringe Menge Sensi Seeds blog
La tolerancia de “pequeñas cantidades” difiere entre los Estados Federales Alemanes, fuente: revista de cultivo

No obstante, bajo esta regulación tolerante, incluso con cantidades reducidas debe temerse también una sanción. Y es que algunos Estados Federados son más tolerantes que otros, siempre que la posesión del cannabis sea únicamente para consumo propio y se pueda demostrar que no se es un consumidor habitual. No debe existir nunca un peligro para terceras personas.

Se diría que cada vez más jueces alemanes desean reformar las leyes sobre el cannabis y las drogas en general. Sensi Seeds sigue de cerca los acontecimientos sobre el tema.

Cáñamo medicinal en Alemania

En Alemania existen en principio tres posibilidades de adquirir cannabis como medicina.

Desde 2011 se puede comercializar el cannabis siempre que se utilice para la preparación de medicamentos. Los productos terminados preparados con cannabis requieren de prescripción médica. Sin embargo, estos medicamentos son muy caros: no todos los pacientes pueden costeárselos.

Dronabinol, también conocido como THC sintético (tetrahidrocanabinol), existe como receta de pago.

El producto terminado Sativex, autorizado en Alemania para pacientes con esclerosis múltiple con espasticidad, lo pueden cubrir las Krankenkassen [mutuas sanitarias] alemanas.

Por otra parte existen, con la autorización correspondiente y a su propio cargo, hojas de cannabis en farmacia producidas por la empresa neerlandesa Bedrocan. La autorización excepcional para la adquisición de cáñamo medicinal la debe emitir el Instituto Federal para Medicamentos y Productos Medicinales (BfArM, por sus siglas en alemán). Desde 2009 existen por primera vez en Alemania autorizaciones excepcionales para hojas de cáñamo medicinal. En el momento actual, el número de titulares de la autorización se extiende a apenas 300 pacientes.

Lea más sobre el tema “Medicina de cannabis natural“.

Semillas de cáñamo

En Alemania, el cultivo de semillas de cáñamo (también para fines medicinales) requiere de forma general de una autorización. En el verano de 2014, tres pacientes de cannabis pudieron luchar por su derecho de cultivo propio y obtener un veredicto positivo ante un tribunal de Colonia. Sin embargo, no es este tribunal quien debe emitir la autorización para el cultivo propio, sino que esta proviene del BfArM, algo contra lo que se ha vuelto a apelar. Puede leer más al respecto en el artículo “La larga espera por las primeras plantas de cannabis”.

La adquisición y posesión de semillas de cáñamo es punible según la BtMG cuando estén destinadas a un cultivo no autorizado.

Sin embargo, si se adquieren las semillas en los Países Bajos, no se estará haciendo nada ilegal ya que allí la venta es legal. Mientras las semillas de cáñamo no estén destinadas al cultivo, no se podrá prohibir su posesión.

Encuestas

Según una representativa encuesta de infratrest dimap realizada por encargo de la DHV, una mayoría de los alemanes es crítica contra la guerra internacional contra las drogas.

infratest dimap Sensi Seeds blog

Más del 80 % de los encuestados desean facilitar el acceso al cannabis medicinal.

Solo unos pocos alemanes consideran el cannabis como más peligroso que el alcohol.

El número de los que aprueban la completa legalización del cannabis ha aumentado al 30 %.

Datos interesantes

La DHV (Deutscher Hanfverband, Asociación alemana del cáñamo) ofrece una voz profesional a la legalización del cáñamo.

DHV-Schluss-mit-Krimi-Cannabis-normal-Sensi-Seeds-blog
Interpretación literal: “Pon fin a la historia de misterio. Normaliza el cannabis” Eso es lo que representa el DHV.

La IACM (Asociación internacional para el cannabis como medicina) tiene como meta el fomento del conocimiento sobre el cannabis, los cannabinoides, el sistema endocanabinoide y otros temas relacionados.

El Schildower Kreis es una red de políticas sobre drogas compuesta por diferentes expertos del mundo científico y la práctica.

La asociación federal para la aceptación y una política humana sobre drogas, akzept e.V., sitúa el trabajo de drogas en un plano metódico-práctico, normativo y político.

Los partidos políticos de Alemania y el cannabis

CDU/CSU

El partido de Angela Merkel no desea la legalización del cannabis.

SPD

Parteien Deutschland Sensi Seeds blogSegún el SPD, las drogas son represivas. Sin embargo, se debe añadir que en el debate sobre los coffeeshops en Berlín, más en concreto en el Görlitzer Park, el portavoz de política interior del SPD, Frank Zimmerman, dijo brevemente en la comisión interna: “Debemos valorar las experiencias de estados como Colorado y extraer conclusiones”.

Die Linke und Bündnis 90/Die Grünen [La Izquierda y Alianza 90/Los Verdes]

El partido de izquierda y Alianza 90/Los Verdes están de acuerdo en la política de drogas. Los dos partidos están a favor de una legalización del cáñamo.

FDP

La política del cannabis del FDP es poco concreta.

La DHV ha cuestionado a los partidos políticos sobre su política sobre el cannabis. Aquí puede encontrar información detallada sobre la política del cannabis de cada partido.

Sensi Seeds publica con éxito desde hace algún tiempo la serie “Cannabis en…”. Hace poco se publicó en el blog un detallado artículo sobre el cannabis en Alemania. Pulse aquí si desea leer esta aportación.

Por Stefanie  

por -
0 2.614 vistas

Los alemanes también tienen sus spots o anuncios publicitarios donde se busca concienciar a la población y a sus dirigentes, que otro tipo de enfoque hacía la marihuana seria más correcto que el actual.

Para ello y como anteriormente se hizo en países como Estados unidos y Canadá, se han confeccionado estos anuncios que aquí podéis ver.

Aunque es obvio que están en alemán, aquí os dejamos una breve descripción de cada uno de ellos. DE todas formas los anuncios son muy aclaratorios y fácilmente se capta el mensaje.

-Un spot publicitario nos muestra lo absurdo que es la persecución en masa de consumidores inocentes por la policía.

-Otro de estos anuncios nos nuestra lo difícil que es conseguir de manera legal y segura el cannabis medicinal.

-Y en otro, nos ilustra y deja claro lo peligroso que es dejar en las manos de las estructuras delictivas este enorme mercado.

por -
0 1.602 vistas

La República Federal de Alemania es el estado miembro de la UE más poblado, con más de ochenta millones de habitantes. Al igual que ocurre en otros países de Europa Central, Alemania tiene una larga historia de uso del cannabis. Hoy en día, el cannabis se utiliza ampliamente y se encuentra fácilmente disponible en la mayoría de las ciudades, aunque su cultivo, venta y consumo siguen siendo ilegales.

Historia de la marihuana en Alemania

Parece que el cannabis ha estado presente en Alemania durante un período considerable de tiempo, tal vez incluso desde los tiempos pre germánicos. En las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Eisenberg, Turingia (Alemania Central), se han encontrado semillas de marihuana en casas cueva que posiblemente datan de, por lo menos, hace 7.500 años, durante el período conocido como Cerámico Cardial. Se encontraron posteriormente restos de semillas de cannabis en lo que parece ser una urna funeraria que data de hace unos 2.500 años, en Wilmersdorf, que ahora forma parte de Berlín, pero antiguamente era un pueblo independiente. También se han descubierto sepulturas que contenían semillas y flores de cannabis, y que datan del mismo período, en el sur de Alemania.

A través de los siglos, el cultivo y consumo de cannabis se convirtió en parte integral de las vidas de muchos alemanes de las zonas rurales, sin duda con el fin de obtener fibra y semillas inicialmente. Ya en el siglo XII, hay pruebas de que ocupaba un lugar importante en las primeras farmacopeas alemanas. En torno al 1150 EC, la abadesa benedictina Hildegard von Bingen escribió ampliamente mente sobre las propiedades medicinales del cannabis en Physica, su importante tratado de nueve tomos, donde describe las propiedades de cientos de plantas, animales y minerales. Hildegard escribió que el cannabis “reduce los jugos perjudiciales y refuerza los fuertes”, y que podría tanto mejorar como exacerbar el dolor de cabeza, dependiendo de si el usuario tenía una mente “completa” o “vacía”.

Es interesante observar que aunque la Iglesia Católica ha mantenido una postura en contra del cannabis a lo largo de gran parte de la historia, Hildegard era una autoridad respetada en asuntos medicinales y, al parecer, sus enseñanzas no fueron consideradas blasfemas por la Iglesia. De hecho, la abadesa fue también muy conocida como visionaria (la Sibila del Rin es otro de sus títulos honoríficos), y en 1148 recibió la aprobación papal para reivindicar que sus visiones le llegaban a través del Espíritu Santo. Sin embargo, no fue hasta siglos más tarde, con el auge de la Inquisición española, que los curanderos y herbolarios tradicionales comenzaron a ser retratados como herejes y brujas.

La marihuana como medicina en la Alemania Medieval

En el siglo XV, el uso de cannabis en la farmacopea alemana estaba firmemente establecido, y hay abundantes referencias a él en la literatura de la época. A pesar de la amenaza invasora de la Inquisición, que utilizó la Bula Papal Summis desiderantes affectibus de 1484 como pauta y justificación para acabar con la herboristería tradicional, las universidades de la época medieval en Alemania, Suiza e Italia en particular, realizaron grandes esfuerzos para conservar las tradiciones de la región.

El aceite de semillas de cannabis se utilizaba ampliamente en la medicina en aquel momento, para el tratamiento de la inflamación, la gonorrea, las infestaciones parasitarias, la tos y la ictericia. Entre los textos importantes de la época que hacen mención al cannabis como medicamento, se incluyen Das Neunte Buch in der Arznei (El Libro Noveno de Medicina) de Paracelso (1493-1541); Kreuterbuch de Hieronymus Bock (1539); New Kreuterbuch de Leonard Fuchs (1543) y Neuwe Kreuterbuch de Tabernaemontanus (1588). Los usos del cannabis en la medicina evolucionaron a lo largo de este período, y en 1776-1789, Johann Andreae Murray publicó la primera enciclopedia de productos farmacéuticos dedicando varias páginas a la descripción del cannabis y sus múltiples usos.

En el siglo XVI, los europeos habían comenzado a hacer expediciones comerciales regulares a África y Asia, donde se encontraron con variedades de cannabis de mayor potencia. Este “cáñamo indio” fue traído de vuelta a Europa y se incorporó a la práctica médica, a pesar de que su uso no se estableció hasta mediados del siglo XIX.

Además de en la medicina, el cannabis se utilizaba para otros fines en la sociedad alemana medieval. Continuó siendo una fuente de fibra y de alimentos, se siguió usando en los rituales y, posiblemente, incluso con fines recreativos hasta principios del siglo XX, cuando la tendencia mundial hacia la prohibición comenzó a afianzarse.

El consumo de marihuana en Alemania actualmente

Head-shops-such-as-this-sell-a-wide-range-of-paraphernalia-but-seeds-are-no-longer-legal-©-Great-Beyond-250x140
En head shops como esta, se venden una amplia gama de parafernalia, incluyendo bongs, pipas de agua y papelillos (© Great Beyond)

Hasta hace poco, parecía que Alemania estaba siguiendo un camino hacia la tolerancia que rivalizaría incluso el de los Países Bajos, pero en los últimos años se ha intensificado el uso de tácticas, tales como los test de sudor en carretera y los perros rastreadores, y sus políticas son, hoy en día, relativamente duras. Las políticas también varían según la región. Las ciudades del norte, como Berlín y Hamburgo mantienen una actitud bastante relajada y el consumo de cannabis es generalmente tolerado, mientras que las regiones situadas más al sur tienden hacia políticas más restrictivas.

En general, se producen muy pocos juicios por simple consumo de cannabis, y rara vez dan lugar a penas privativas de libertad. El consumo de cannabis es relativamente frecuente, unos tres millones de alemanes son consumidores regulares. También hay una comunidad cannábica activa y una cultura próspera de festivales y marchas en apoyo del consumo y de la legalización del cannabis, como la famosa Hanfparade (Marcha a favor del Cannabis) que se celebra en Berlín cada mes de agosto.

Alemania comparte fronteras con los Países Bajos, Austria, Bélgica, Suiza, República Checa, Polonia y Dinamarca. Todos estos países poseen leyes y políticas relativas a la posesión de cannabis tolerantes y progresistas, en general. Como resultado, es casi inevitable que Alemania se beneficie de estas políticas. Debido al movimiento sin restricciones de personas y mercancías en todo la zona euro, es imposible detener el tráfico activo de cannabis que se produce en toda la región, y en la actualidad, generalmente se acepta que los esfuerzos para frenar la industria ilegal mediante la criminalización de los consumidores no son efectivos.

El cultivo de marihuana en Alemania

A-healthy-cannabis-plant-displayed-at-a-Hanfparade-in-Berlin-250x187
Una planta de cannabis sana exhibida en una Hanfparade en Berlín (© ][/][ )

Alemania ha cultivado cáñamo durante miles de años, y continuó haciéndolo durante gran parte del siglo XX. El cultivo de cáñamo únicamente seprohibió en 1982, y la prohibición se mantuvo durante tan sólo catorce años. En 1996, el gobierno alemán levantó la prohibición en respuesta a la intensificación de las protestas de los aficionados al cáñamo, los científicos y los aspirantes a agricultores. En 1996, se cultivaron unas 3.500 hectáreas, incluyendo 750 hectáreas por parte de la empresa holandesa HempFlax. A día de hoy, se ha comunicado que desde 2011, el cultivo de cáñamo en Alemania prácticamente ha cesado, ya que la fuerte competencia por la tierra de los cultivos bioenergéticos subvencionados ha obligado a los productores a trasladarse.

Die Lustige Hanffibel (“La Divertida Biblia del Cáñamo” de 1943) es una descripción cómica, e interesante, de los usos tradicionales del cannabis en Alemania, junto con instrucciones sobre cómo y cuándo plantar la cosecha para obtener los mejores resultados. En aquel momento, el cultivo del cáñamo estaba recuperando fuerzas como parte de los esfuerzos de guerra. El manual fue publicado por la Nourishment Authority del Reich alemán.

A partir de julio de 2014, el cultivo de variedades de alto contenido en cannabinoides para el uso medicinal está permitido para ciertos individuos que sufren de dolor crónico, debido al fallo de un tribunal alemán en relación con cinco individuos gravemente enfermos quienes habían solicitado (y se les había denegado) el permiso para cultivar cannabis con fines terapéuticos del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios. El grupo llevó la denuncia a los tribunales. A tres miembros se les concedió permiso para cultivar pequeñas cantidades en casa. Dos no lo consiguieron: uno porque el juez consideró que no podía evitarse el posible acceso por parte de terceros, y el otro porque se determinó que no se habían agotado todas las opciones de tratamiento.

Cannabis-Legalization-Movement-Sensi-Seeds-Blog-250x166
Hay un movimiento de legalización activo en Alemania, pero sólo el 29% de la población quiere que se legalice

El movimiento a favor de permitir el cultivo de cannabis en Alemania es pujante. En junio de 2013, un grupo que se autodenomina “A Few Autonomous Flower Children” esparció varios kilos de semillas de cannabis por toda la ciudad universitaria de Gotinga, en la Baja Sajonia. Desde entonces, cientos de plantas de cannabis han ido apareciendo por toda la ciudad, y la policía está luchando para mantenerse al día con la tarea de eliminarlas. Aquí se puede encontrar una galería de fotos de las plantas que se han visto en Gotinga desde que la protesta comenzó.

El cultivo de cannabis está muy extendido en Alemania, a pesar de que sigue siendo ilegal, excepto en circunstancias muy limitadas. En 2011, 1.804 casos de cultivo fueron detectados por la policía. En 2010, la cifra fue de 1.517. El tamaño medio de la cosecha también aumentó, con 133.650 plantas incautadas en 2011, en comparación con las 101.549 plantas en 2010. Esto nos da una media de 74 plantas por cultivo en 2011, en comparación con 67 en 2010. El número de “pequeños” cultivos personales también se duplicó ese mismo año, lo que supuso que los grandes cultivos comerciales fueron muchos menos, pero mucho más importantes en tamaño.

Legislación, arrestos y condenas relativas a la marihuana en Alemania

The-Hanfparade-is-an-annual-cannabis-legalisation-march-and-is-typically-very-well-attended-©-Marco-Fieber-250x165
La Hanfparade es una marcha anual a favor de la legalización del cannabis, que suele tener una gran afluencia de público (© Marco Fieber)

Hasta mediados de la década de 1990, el cannabis era completamente ilegal en todas las formas en Alemania. El 28 de abril de 1994, la Corte Constitucional Federal dictaminó que la posesión de drogas “blandas” en cantidades destinadas al consumo personal ya no sería juzgada. A partir de entonces, la posesión, el consumo, e incluso la venta de pequeñas cantidades de cannabis, en general, ha sido tolerado por las autoridades regionales, aunque el alcance de esta tolerancia varía entre las diferentes regiones.

La ley federal alemana afirma que los individuos en posesión de “pequeñas cantidades” están exentos de procesamiento, pero deja la definición de lo que constituye una pequeña cantidad en manos de los gobiernos regionales. La cantidad de cannabis considerada “pequeña” por la mayoría de los gobiernos regionales, entre ellos Múnich y Brandemburgo (que rodea Berlín), es de seis gramos. La propia ciudad de Berlín permite la posesión de un máximo de quince gramos. En la región del norte de Schleswig-Holstein, la cantidad permitida es, normalmente, de hasta treinta gramos, mientras que en Turingia, en el centro-este de Alemania, la posesión de pequeñas cantidades puede ser causa de arrestos.

A pesar de estas políticas, por lo general, leves, los arrestos de individuos en posesión de cantidades superiores a los límites son habituales, incluso cuando no hay intención probada de vender. En 2011, se registraron 236.478 delitos de drogas, con alrededor de 170.297 delitos de posesión y unos 50.000 delitos de venta y tráfico. Para los delitos que pueden ser procesados por la ley, como el cultivo a pequeña escala y la venta, o la posesión que supere los límites personales, el castigo puede ir desde multas y penas de prisión cortas hasta un máximo de cinco años de prisión. En general, estas sentencias largas se reservan para los delitos de venta y tráfico más graves. Tales casos también pueden llevar a un mínimo obligatorio de uno o dos años de prisión, dependiendo de la gravedad.

La legalización de la marihuana en Alemania

Cannabis-consumption-is-widespread-and-generally-socially-acceptable-in-Germany-©-Mediaparker-250x374
En Alemania, el consumo de cannabis se ha generalizado y es aceptado a nivel social generalmente (© Mediaparker)

El actual gobierno alemán, liderado por la Democracia Cristiana (CDU), en general se opone a la legalización del cannabis, y quiere reforzar las leyes existentes contra su uso y venta. Sin embargo, existe un amplio apoyo a la legalización del cannabis por parte de diferentes expertos, entre los que se incluyen científicos, políticos y policías, que argumentan que las sanciones más severas no consiguen que disminuyan ni la posesión ni el consumo de cannabis, ni de otras drogas ilícitas.

Algunos políticos han pedido que la prohibición del cannabis se levante de una vez por todas, incluyendo el incondicional Partido Verde Hans-Christian Ströbele. En Berlín, el hogar de miles de consumidores de cannabis regulares (y de la famosa Hanfparade), el sentimiento a favor del cannabis siempre ha sido fuerte, y varios políticos han pedido que se abrieron en la ciudad cafés de cannabis al estilo holandés, incluyendo la alcaldesa del distrito Monika Hermann. Sin embargo, este plan fue rechazado por el Senado de Berlín, con la feroz oposición del senador de Sanidad por Berlín Mario Czaja, del partido de centro-derecha CDU.

A pesar del amplio apoyo popular al cannabis entre la población en general, la legalización pura y simple sorprendentemente tiene el apoyo de pocos alemanes, al menos según una encuesta realizada en enero de 2014. De acuerdo con la encuesta, sólo el 29% de las personas que participaron en el sondeo estaban a favor de la legalización pura y simple del cannabis, mientras que el 65% manifestaron su rechazo a cualquier relajación adicional de la legislación vigente. El 6% restante no tenía ninguna opinión al respecto.

Comprar y consumir marihuana en Alemania

La marihuana y el hachís están ampliamente disponibles en la mayoría de las ciudades alemanas, siendo el hachís procedente de Marruecos, India y Afganistán el que se encuentra disponible más frecuentemente. Durante la última década, ha aumentado la disponibilidad de la marihuana. La mayor parte proviene de los Países Bajos o Suiza, pero cada vez se produce en el país una proporción mayor.

Algunos coffeshops y head shops clandestinos venden cannabis discretamente bajo el mostrador en algunas ciudades, pero puede resultar difícil encontrarlos si no eres local. Como en cualquier país, la mejor apuesta, y la más segura, es encontrar un local de fiar para conseguir cannabis, pero también hay numerosos vendedores en ciertas calles, o parques, de la ciudad que en general parecen ser bastante fiables, al menos en lo que se refiere a no terminar demasiado “timado”.

En Frankfurt, la estación de Konstablerwache es un lugar muy conocido por ser frecuentado por vendedores de hachís, y las informaciones varían en cuanto a las calidades y los precios que se ofrecen. Siempre es aconsejable comprobar, por lo menos, el aspecto y el aroma de cualquier compra realizada en la calle, y los traficantes callejeros más razonables lo permitirán. En Berlín, los parques de la ciudad Volkspark Hasenheide y Görlitzer Park son muy conocidos porque en ambos lugares puedes adquirir y fumar cannabis. En verano, los grupos de jóvenes rodeados de nubes blancas de humo son una imagen frecuente.

Desde la crisis financiera mundial de 2008, los precios del cannabis en Alemania han aumentado significativamente. En 2007, el precio por gramo oscilaba entre 5-7 € para el consumidor final. Ahora, son más comunes los precios que van de 7 a 10 €, e incluso algunos pueden llegar hasta 12 €. Una vez más, es preferible asegurarse un proveedor local de fiar a comprar a un vendedor callejero en términos de precio.

Por Seshata  Fuente Sensi Seeds

por -
0 456 vistas

Fráncfort inició ayer lunes  una conferencia de expertos de diversos ámbitos para debatir sobre la posible legalización de la marihuana y se convirtió así en la primera ciudad alemana que aborda el tema de forma oficial.

El debate “se encuentra estancado desde hace años y está lastrado ideológicamente”, señaló Rosemarie Heilig, política del partido Los Verdes y vicejefa del departamento de salud de la ciudad, ante el inicio del coloquio. La cita reúne a policías, científicos, médicos y miembros de organismos de ayuda a drogodependientes.

La primera parte del programa se centra en el estado de la investigación con cannabis y la segunda en modelos de descriminalización de la droga. Ulfrid Neumann, del instituto de criminalistica y filosofía del derecho de la Universidad de Fráncfort, consideró que la prohibición del consumo de cannabis carece de sentido.

“Mi conclusión es que las irracionalidades políticas en esta cuestión son relativamente altas”, dijo a la agencia dpa antes de participar en la conferencia. Neumann integra un grupo de 122 profesores de derecho que firmaron una petición a favor de una política de drogas más liberal.  Fuente DW

por -
0 2.594 vistas

El cannabis puede hacer que las enfermedades sean más soportables. A veces, incluso puede luchar contra ellas con éxito . Hay personas que dicen que el cannabis es lo mejor para el alivio del dolor, mejor que, por ejemplo,el ibuprofeno , y mejor que el paracetamol , ya que no tiene efectos secundarios. Y la mejor parte de todo esto: todo el mundo podría crecer fácilmente cannabis en el jardín. De forma gratuita.
Sin embargo, el auto-cultivo de cannabis es – con algunas excepciones – ilegal.
Al lobby farmacéutico alemán probablemente le gustaría que siga siendo así. Un medicamento que no cuesta dinero, pero tiene grandes beneficios es un muy fuerte competidor para los medicamentos establecidos que cuestan mucho y tal vez combaten los síntomas originales, pero traen consigo otro nuevo dolor .
¿Por qué deberían las empresas farmacéuticas de Estados Unidos deben pensar de manera diferente de las de Alemania?
En los EE.UU., algunos estados han legalizado gradualmente el cannabis con fines medicinales. Varios fabricantes de analgésicos se oponen a la liberalización, y están exigiendo reglas estrictas para el consumo privado. Oficialmente, dicen que el cannabis no debería ser legalizado, ya que podría ser peligroso. En realidad, ellos no quieren la legalización, ya que les haría mucho mal.
Un no muy nuevo, pero hasta ahora descuidado documento confidencial de la Asociación para Niños Libres de Drogas mostró que varias compañías farmacéuticas financian campañas contra la legislación , entre ellas Purdue Pharma y Abbott Laboratories. En consecuencia, Purdue es uno de los donantes a la Coalición Comunitaria Antidrogas de América.
Estas empresas producen fuertes analgésicos de opio, los cuales son adictivos y han provocado que un número de estadounidenses sean adictos. Dieciséis mil al año mueren a causa de una sobredosis.
Un mal aceptable?
Desde 1996 Purdue ganó más de $ 27 mil millones en ventas de sus analgésicos. Eso no sería posible con el cannabis.
Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas farmacéuticas en Alemania tengan muy poco interés en el estudio de esta medicina alternativa . Publicado en el Huffingtonpost.

por -
0 2.492 vistas

Cem Özdemir aceptó el reto del #IceBucketChallenge y se grabó junto a una planta de marihuana, cuando en Alemania está prohibida su tenencia y cultivo.

El diputado alemán Cem Özdemir participó en el “Ice Bucket Challenger” tirarse un cubo de agua helada, iniciativa que surge para recaudar  fondos para luchar contra la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), hasta ahí todo normal, lo especial surge cuando la iniciativa la realizó al lado de una planta de marihuana.

Parece ser que la fiscalía de Berlin le ha abierto un proceso penal puesto que en Alemania la planta de la marihuana es ilegal y esta considerada como delito por las autoridades alemanas.
El congresista se excusa afirmando que la aparición de la planta de cannabis, que se puede ver en el vídeo, estaba colocada de forma intencionada ya que la legalización de la marihuana está dentro de las posturas de su grupo político, Los Verdes.

por -
0 817 vistas

Los pacientes crónicos para los que el cannabis sea el único medio para paliar el dolor podrán cultivar esta droga en casa en casos excepcionales, decidió hoy el Tribunal Administrativo de Colonia.

Esta es la primera vez en que un tribunal alemán autoriza el cultivo particular de cannabis en casos excepcionales, con fines terapéuticos. La Justicia respondió así a la demanda presentada por un grupo enfermos crónicos, que solicitaron que se tuviera en cuenta su situación.
“El cultivo de cannabis sigue siendo ilegal en términos generales, pero puede ser permitido bajo varias condiciones como una solución de emergencia”, indicó el presidente del tribunal, el juez Andreas Fleischfresser.
Requisitos
Entre los requisitos para poder cultivar esta droga se especificó el de que el paciente no tenga tratamiento alternativo y no esté en condiciones económicas de adquirir cannabis en farmacias debido a su alto precio.
Los tres pacientes que tuvieron éxito con su demanda disponen de una autorización para adquirir cannabis con fines terapéuticos, pero alegaron no tener dinero suficiente para costear su compra. Por eso solicitaron autorización para cultivar la planta en casa, lo que les fue concedido en un fallo calificado por la prensa de “sensacional”. Fuente

por -
0 938 vistas

En principio, la venta de marihuana está prohibida en Alemania, a excepción del parque Görlitzer de Berlín, que con los años se ha convertido en un oasis para los consumidores de hierba y en un claro ejemplo de la indulgencia de la capital alemana a este respecto. Durante años, los residentes del barrio izquierdista de Kreuzberg han convivido en un ambiente de resignada paz con los camellos y compradores que frecuentan el parque, mientras que la policía —con la salvedad de alguna redada ocasional — hace la vista gorda.

Sin embargo, el aumento del número de traficantes —muchos de los cuales no disponen de permiso de residencia y venden droga como único modo de sustento— ha atraído violencia, hostigamientos y la atención mediática a la zona. El año pasado, la alcaldesa de Kreuzberg, Monika Herrman, propuso la apertura de un coffee shop legal para controlar la situación. La idea fue rechazada por el senado mientras crecen la tensión y la actividad policial en el parque.

EL último episodio de este tira y afloja se produjo a raíz de un vídeo de YouTube que circulaba en las redes sociales alemanas hace unos días. En él aparece un hombre apostado delante de un autobús colorido, en medio del desierto del Sáhara, anunciando  que el día 21 de junio va a abrir un coffee shop en el parque Görlitzer. Da la impresión de que lo ha planeado todo meticulosamente; dispone de un “permiso” de actividad empresarial para comercializar hachís marroquí y un póster en el que muestra todos los tipos de costo que pretende vender. “¡Ven al parque Görlitzer!”, exclama frente a la cámara. “¡Tendré mogollón de costo!”.

El hombre se llama Oliver Becker, aunque él se autodenomina “un auténtico activista de la marihuana”. En una conversación con la Asociación Alemana de la Marihuana, me aseguraron que Becker se toma muy en serio su iniciativa. Me pasaron con el propio Oliver, que se encontraba en Marruecos en aquel momento, para que me contara sus planes él mismo.

VICE: Hola, Oliver. He visto tu vídeo en YouTube. ¿Va en serio?

Oliver Becker:¡Por supuesto que va en serio! No es broma, tío. Hace mucho, mucho tiempo que formo parte del movimiento promarihuana. Creo que el 21 de junio es el momento oportuno —es el día en que Alemania competirá contra Ghana [en el Mundial]— y el parque Görlitzer es el lugar apropiado para empezar. La apertura de un coffee shop por todo lo alto es una buena señal, y yo soy la persona más adecuada para esto. Quiero que todo el mundo se entere de esto: “Holywoodstock” abre en Berlín.

¿Qué planes tienes?

Llevaré mi caravana al parque y pondré un cartel que diga “Coffee shop móvil”. Incluso tengo un sistema de megafonía. Todavía no lo he registrado, pero estoy en ello.

¿No tenías también un permiso de actividad empresarial?

¡Sí, claro! Fui al registro comercial .Sabía que el chico que había era joven, así que me lo camelé. Le dije, ”quiero abrir un negocio de importación y venta de costo de Marruecos”. Él me dijo, “¡pero eso es ilegal!”, y yo le respondí, “no, solo hace falta un permiso”. Y él me lo concedió.

No está mal.

Bueno, al cabo de 45 minutos el chico me llamó y me dijo que había estado leyendo sobre ello y me pidió que, por favor, volviera para revocar mi solicitud. Y eso hice.

¿Volviste?

Sí, no quería que el chico se metiera en problemas. La solicitud me costó 45 euros. Con un permiso así ya tengo margen con las autoridades de aquí, en Marruecos. Tengo algo que demuestra que me dedico a la importación y venta de costo marroquí. Ahora también estoy escribiendo una carta al rey de Marruecos para solicitarle que me reciba en audiencia.

¿No te dan miedo las autoridades marroquíes?

Ni lo más mínimo. No estoy en posesión de un solo gramo. Claro, si me paseara con unos cuantos kilos en la caravana, sería ilegal. Pero yo no llevo nada encima. Incluso he dejado de fumar costo. Aunque me hicieran un análisis de sangre, no encontrarían nada.

Pero has dicho que querías importar costo en Alemania.

Ese es mi plan de negocio, tal como se especifica en el certificado de comercialización. Otra cosa muy distinta es si yo voy a importar la mierda personalmente. Llevo tanto tiempo en el movimiento a favor del costo que tengo contactos en Alemania que manipulan grandes cantidades.

Entonces, ¿no es que vayas a ir en un avión con varios kilos de costo en la maleta?

Por supuesto que no. Incluso el hecho de que vaya al parque con la caravana no significa que vaya a llevar nada encima ni en el vehículo. Quizá podría ser alguien de entre la gente el que me pasara el material. Hay muchas opciones.

bus

¿Qué pasaría si la policía viniera y te arrestara en el parque? Te has esmerado en promocionar mucho tus planes.

En ese caso me pondré en huelga de hambre. Exigiré que todo se desarrolle sin violencia, sin radicales tirando piedras. No ofreceré resistencia. Espero poder reunir suficiente apoyo para llegar hasta el 50º día [de la huelga de hambre], que sería el día 9 de agosto, el día del Desfile de la marihuana de Berlín.

¿Quieres pasarte 50 días en huelga de hambre?

Sí. Voy a conseguirlo, incluso siendo diabético insulinodependiente.

En todo caso, esperemos que no haya que llegar a ese extremo, ¿verdad?

¡Claro! De hecho, no creo que pase eso. Informaré a la policía de todo. He escrito a la alcaldesa de Kreuzberg y a Christina Ströbele, parlamentario de Kreuzberg, pidiéndoles que hagan llegar mis datos de contacto al jefe de policía. Resistiré y apelaré a la Constitución.

Entonces, ¿es un acto de resistencia?

Totalmente. Resistencia según el Artículo 20, Sección 3 de la Constitución alemana: “Todo ciudadano alemán tiene derecho a resistencia cuando no disponga de otros medios”. [Nota del editor: realmente se trata de la Sección 4]. Una persona que esté encerrada por traficar costo es un prisionero político por lo que a mí respecta. Ten en cuenta que nuestra comisaria sobre drogas, Marlene Mörtele, hace propaganda de alcohol. Para mí, eso es inaceptable. Me resisto a eso.

Cuando se reúnen 120 expertos legales para elaborar un escrito en el que se defienda la legalización de la marihuana y presentarlo al parlamento y no sale absolutamente nada en claro de ahí, creo que entonces es hora de que la ciudadanía dé un paso adelante y diga lo que piensa. Y eso es lo que estoy haciendo. Soy un revolucionario —o evolucionario— profesional. Quiero que las cosas cambien.

También quieres dar a conocer la publicación de tu libro, ¿no?

Sí, se titula The Legaliser Autobiography. Participo en el movimiento a favor de la marihuana desde principios de los 90. Fui el primero en Alemania en vender semillas al por mayor. Desgraciadamente, también soy responsable en parte del reciente aumento de la venta de luz artificial, lo cual no es un desarrollo positivo, para mí. Me gustaría fomentar una vuelta a formas de iluminación más naturales.

¿A qué te refieres?

Para producir THC en condiciones naturales se necesita una colina. Todas las zonas de producción de cannabis del mundo se encuentran en la montaña; las montañas del Rif en Marruecos, el Himalaya en Afganistán o el Nepal, las Montañas Azules en Jamaica, etc. Es posible simular eso con luz artificial. Hemos logrado obtener niveles de THC que normalmente solo podrían conseguirse en montañas de cuatro o cinco mil metros de altura. En condiciones normales, no se puede cultivar ningún otro tipo de plantas a esa altura.

Todas las semillas que se venden en el mercado hoy en día se han producido con luz artificial. No estoy de acuerdo con eso. Ya no fumo maría porque te deja en un estado más letárgico. Obviamente, la razón principal es la de incitar al debate sobre las drogas.

Parece un libro interesante.

Tengo muchas historias que contar. Hago unas cuantas revelaciones que no van a gustar mucho a la gente, pero sostengo todo lo que digo en el libro: no soy un delincuente, aunque a veces haya pasado material por la frontera o haya vendido aquí y allá. Creo que una cajera de supermercado que venda una botella de whisky a un chico de 18 años es tan mala como un traficante.

Fuente VICE

Vídeo Oliver Becker