Etiquetas Posts etiquetados con "Alemania"

Etiqueta: Alemania

por -
0 388 vistas

En Alemania, Berlín está a un paso de permitir la venta de cannabis, eso si, bajo supervisión. A pesar de que hoy en día es considerada la capital de Alemania como un lugar bastante aceptable para los consumidores de cannabis, los resultados de las elecciones a la alcaldía han llevado a la creación de una coalición de partidos que están tratando en la actualidad la enmienda .

Se espera que Berlín pronto también alivie significativamente las leyes de marihuana permitiendo la venta de cannabis legal bajo supervisión, dijo que el Deutsche Welle ( DW ) llamando “semi-legalización”.

El cambio de política esperada se debe a la victoria del Partido Socialdemócrata (SPD) en las elecciones municipales, junto al partido de los Verdes y el Partido de la Izquierda están en la construcción de una coalición que apoya y que permite el uso y la venta de cannabis bajo una estricta supervisión.

Además del apoyo, en principio, la idea es que las ventas de cannabis en Alemania estén monitoreadas, dijeron los periódicos citando las palabras de un representante de los “verdes” Benedikt Lux, diciendo que las tres partes han acordaron implementar una prueba “piloto científicamente controlada de distribución y venta legal de cannabis a los adultos.”

Por supuesto no es una legalización como las que aprobararon la semana pasada en referendos los residentes de cuatro estados norteamericanos, uniéndose así a los cuatro que ya lo tenían aprobado de años anteriores.

Berlín, ya es liberal, especialmente entre los consumidores de cannabis y Alemania está considerada como uno de los 20 países más amigables para los consumidores de cannabis. No es probable que abran tiendas en cuanto a cannabis y ciertamente no habrá uso libre ” Coffeshops.

De acuerdo con el informe parece que la ciudad está tratando de hacer frente al fenómeno del comercio ilegal, en particular en el famoso parque de Görlitzer Park del distrito berlinés de Kreuzberg , por “romper el mercado, dominado por los vendedores del mercado negro.

En el pasado, se hicieron intentos de que barrios de la ciudad, como el de Kreuzberg, permitieran el uso y la venta de cannabis, pero no tuvieron éxito. “Cuando esto este patrocinado por la ciudad de Berlín en sí, las posibilidades de éxito son mucho mayores”, explica Max de la Asociación Finnerty de Cáñamo Alemán.

Los activistas del cannabis berlineses, además de sus demostraciones a favor de la legalización también tienden a plantar plantas de cannabis en los jardines públicos , incluyendo en frente del edificio de la policía .

La legislación alemana y sus estados federales aún tratan el cannabis como una droga peligrosa y prohibida, pero en 1994, un tribunal de distrito dictaminó que la penalización de los consumidores de marihuana a causa de lo que se define como “el uso para mí mismo, no es una violación de la Constitución alemana. El procedimiento de hoy está bajo la jurisdicción del fiscal de distrito para determinar si debe o no presentar una demanda en contra de aquellos que son pillados. En la mayoría de los casos la policía no participa en las percepciones de este tipo como fiscal.

por -
0 189 vistas

Un paciente alemán con esclerosis múltiple ha recibido autorización para cultivar marihuana en su casa, la medida no tiene precedentes en el país teutón

Por primera vez en Alemania, un tribunal ha permitido a un paciente cultivar su propio cannabis con fines terapéuticos. El hombre de 53 años de edad, sufre de esclerosis múltiple (EM).

El Instituto Federal de Alemania de Medicamentos y Productos Médicos (BfArM) confirmó el domingo que se le permitirá al paciente de Mannheim, suroeste de Alemania, cultivar hasta un máximo de 130 plantas de cannabis al año en su cuarto de baño. El cannabis es estrictamente para uso personal, dijo un portavoz.

El BfArM había rechazado anteriores peticiones para cultivar cannabis casero . En este momento hay más de 900 pacientes en Alemania que tienen permiso para usar el cannabis con fines medicinales. Sin embargo, el cannabis debe ser comprado en la farmacia y los costes financieros cubiertos por el paciente. Un gramo actualmente cuesta alrededor de 15 euros ($ 16.85).

Antes de recibir su permiso, el Mannheimer había presentado varias demandas, argumentando que no podía permitirse los costes mensuales de alrededor de 1.500 euros. En la primavera, el Tribunal Administrativo Federal de Alemania dictaminó que el BfArM debe “permitir que el solicitante crezca el cannabis, la cosecha de la marihuana lo utilizará para los usos medicinales de su tratamiento.”

El hombre sufre de condiciones que incluyen la parálisis espástica, los trastornos del habla y trastornos depresivos.

Nueva prioridad para las consideraciones de salud

“Esto es una bofetada en la cara para las autoridades que hasta el momento no habían aplicado correctamente la primera sentencia del Tribunal Administrativo Federal del 2005”, dijo un portavoz de la Asociación para el Cannabis como Medicamento. La decisión da a las consideraciones de política sanitaria precedencia sobre el rechazo categórico de la autosuficiencia, dijo.

Berlín presentó un proyecto de ley a principios de este verano, lo que permitiría la prescripción y el reembolso de cannabis medicinal en ciertos casos.

En caso de que las aseguradoras de salud cubran el gasto en el futuro, el permiso para el paciente de Mannheim de esclerosis múltiple, esta previsto que dure hasta el verano del 2017, expirando con efecto inmediato.

Hasta entonces, el hombre puede cultivar hasta 20 plantas de cannabis en su cuarto de baño al mismo tiempo. De acuerdo con el permiso, las plantas innecesarias o partes de plantas cosechadas deben ser destruidas. El cannabis medicinal también debe mantenerse en una “unidad de almacenamiento seguro.”

por -
0 192 vistas

Estando altamente regulado y controlado, la cantidad de cannabis medicinal vendido por las farmacias alemanas casi se ha duplicado en sólo un año. El Ministerio Federal de Salud ha dado a conocer los números a raíz de una petición de consulta por parte del Partido de la Izquierda.

Las farmacias alemanas están vendiendo más y más cannabis medicinal a los pacientes.

Según el Ministerio de Salud Federal de Alemania, las ventas han aumentado de 33,8 kilogramos en los primeros seis meses del 2015 hasta los 61,8 en los primeros seis meses de 2016. Los números fueron divulgados en respuesta a la petición de una carta de investigación parlamentaria del Partido de la Izquierda.

El Gobierno dijo que era incapaz de proporcionar una razón por el aumento. Sólo 647 personas en Alemania tienen una asignación y permiso para la compra en farmacias de cogollos de cannabis medicinal y extracciones.

Alrededor de 233 kilogramos de cannabis medicinal se han vendido desde 2011.

Parte de la izquierda aboga por la reforma de la prescripción

Mientras que el cannabis se clasifica como una droga ilegal en Alemania, las farmacias han sido autorizados a vender cannabis medicinal desde 2005 para los pacientes gravemente enfermos para los que los remedios alternativos se ha demostrado que no funcionan.

Actualmente, los subsidios para la compra de cannabis medicinal solamente se envían a los pacientes sobre la base de caso por caso.

En mayo de 2016, el ministro de Salud Hermann Gröhe redactó una ley que hacía que el cannabis se vendiese de forma prescriptiva. Sin embargo, el Parlamento todavía tiene que aprobar la ley antes de que pueda entrar en vigor y como estaba previsto para el próximo año.

Mientras el Comisionado del Gobierno para Drogas, Marlene Mortler, propuso una nueva ley en Febrero del 2015, el Partido de la Izquierda ha acusado a la coalición gobernante alemana de estancamiento desde entonces. El partido dijo que 11 personas habían muerto desde entonces debido a lso retrasos en la recepción de cannabis medicinal. El  activista del Partido de la Izquierda para la reforma, Frank Tempel, dijo:

             “Tal vez todavía estarían vivos si el gobierno no hubiera planteado innecesariamente altos obstáculos burocráticos.”

El proyecto de ley Grohe está programada para ser discutida por un comité de salud parlamentaria este miércoles.

por -
1 300 vistas

Si has estado siguiendo la evolución de la política de drogas en los últimos meses en Alemania, sin duda habrás oído que está al borde de la legalización del cannabis medicinal.

Los detalles de la nueva ley se presentaron al Parlamento alemán en julio, y se espera que entre en vigor a finales de año. El cannabis, por primera vez, será cubierto por el seguro de salud pública o Seguridad Social, los pacientes podrán obtener su cannabis bajo prescripción de una farmacia, y aquellos que deseen aprovechar el nuevo sistema se les requerirá primero obtener una carta de su médico que indique que el cannabis es un último recurso.

Todos estos detalles están sujetos a cambios durante el proceso legislativo, pero han sido, sin embargo, el foco de gran parte de la cobertura de este cambio potencialmente histórico.

La historia que no ha sido plenamente dicha, hasta ahora, de cómo y por qué Alemania llegó en esta coyuntura.

El camino de la reforma en Alemania lleva mucho tiempo, y ha involucrado los esfuerzos de muchos individuos y organizaciones a lo largo de muchos años.

La presión de dentro del país ha llegado en gran parte por un trío de organizaciones de reforma de la ley de cannabis / drogas – Schildower Kreis , Deutscher Verband Hanf , y la Arbeitsgemeinschaft Cannabis del als Medizin.

Arbeitsgemeinschaft Cannabis del als Medizin (Asociación para el Cannabis como Medicamento) es una parte de la Asociación Internacional de los Medicamentos Cannabinoides , cuyo director ejecutivo y ex presidente Franjo Grotenhermen tiene experiencia de primera mano de la lenta progresión de cannabis medicinal en Alemania. El Dr. Grotenhermen, un experto en cannabis medicinal y publicado autor sobre el tema, ve a los pacientes en su clínica que sufren de una amplia gama de enfermedades y dolencias, desde el cáncer hasta el síndrome de Tourette, pero hasta ahora el tratamiento con cannabis ha sido muy difícil.

Los pacientes de Grotenhermen, tuvieron que soportar un largo proceso de solicitud para obtener legalmente el cannabis en el pasado, en la que tenían que demostrar al gobierno alemán que merecían ser una excepción a las reglas. El primero en alcanzar este estado fue una víctima del sindrome de Tourette llamado Lars Scheimann, que se convirtió en el primer paciente de cannabis legal del país en 2009. Desde entonces, alrededor de 1.000 pacientes han sido incluidos en la lista de las “excepciones”. La aplicación sólo es la mitad del problema debido a que el costo del medicamento no puede ser cubierto por el seguro. El año pasado, en una entrevista con dw.com, Scheimann estimó que la medicación costaba unos 75 € por día.

Para hacer las cosas aún peor, Alemania nunca ha producido su propio cannabis, por lo que grandes empresas holandesas de cannabis medicinal como Bedrocan se encargaban de importarlo. Por desgracia para los pacientes, en Bedrocan son muy estrictos cuando se trata de la cantidad de medicamento que exportan, lo que significa que incluso los pacientes con excepciones a menudo no podían obtener su cannabis legalmente.

Esta situación claramente no era sostenible, entre otras cosas porque cuando se ha concedido un estado especial a 1.000 personas, se hace cada vez más difícil argumentar quien sigue siendo una excepción para el consumo.

Cannabis-to-be-defined-as-medicine-in-2016-legislation-Sensi-Seeds-blog

Las cosas tenían que cambiar.

El impulso para que el cambio se produjese en parte fue por necesidad, los reguladores comenzaron a ver que era necesario un cambio drástico en el sistema para ayudar a los necesitados y para ayudar hacer frente al sistema. La fuerza impulsora detrás del cambio no vino de dentro de los pasillos del poder. Las organizaciones de activistas que habían presionado al gobierno durante años fueron finalmente escuchadas.

Uno de estos grupos es Schildower Kreis – o el Círculo Schildower – una red de médicos, científicos, profesores y otros expertos, así como de políticos, cuyo manifiesto – ‘Prohibición de las drogas: No funciona y es dañino y costoso’ -era llamado a su fin por la destructiva política de prohibición de las drogas en todos los ámbitos, no sólo para el cannabis. Ellos son, en cierto sentido, comparable a organizaciones como Law Enforcement Against Prohibition , y al igual que ellas son capaces de obtener su punto de vista a través de una forma que atraiga a aquellos que de otro modo podrían ser resistentes al cambio. A través de sus incansables esfuerzos, y los de Deutscher Hanf Verband (La Asociación de cáñamo alemán) que han luchado durante años para que el cannabis sea legal, y sólo en un par de semanas organizaron una marcha de más de 12.000 personas por las calles de Berlín, que empujaron ha hablar y actuar sobre esta iniciativa.

Tal vez el momento decisivo en la lucha por el cannabis medicinal en Alemania fue la culminación de una batalla legal de diez años llevada a cabo por Michael Fischer, un paciente de Esclerosis Múltiple, que demandó al gobierno por su derecho a cultivar su propia medicina. Con la ayuda de la Asociación para el Cannabis como Medicamento, tomó su lucha hasta llegar al más alto tribunal, y en abril finalmente ganó.

El caso hizo que los esfuerzos de los activistas finalmente chocasen de bruces con la creciente sensación dentro del gobierno de que el cambio era inevitable. Fischer y sus partidarios iluminaron con destreza las fallas de un programa de cannabis medicinal improvisado que nunca fue adecuado para el propósito, y que dejaba a la gente sin poder obtener los medicamentos que necesitaban gracias a defectos inherentes en un sistema que les castigaba económicamente, y que no podía garantizar la disponibilidad de su medicamento incluso pudiendo permitírselo.

La victoria de Fischer era pequeña en sí misma – sólo consiguió ganar su derecho personal para cultivar el cannabis, haciendo de él una excepción de las excepciones – auqnue al menos uno de los casos ya lo ha conseguido y se espera que se expanda. Las puertas estaban abiertas, y el gobierno lo sabía.

Así que ahora que el cambio que tanto se necesita si que parece que va a pasar, y es un éxito para los activistas de base que han hecho campaña durante años y en algunos casos décadas sobre la reforma significativa de la ley de drogas y que no pararon en el primer pequeño éxito luchando para arreglar las fallas en el sistema. La nueva política solucionará el problema del costo, asegurando que el cannabis estárá cubierto por el seguro, y con el tiempo los problemas de suministro desaparecerán en Alemania comenzando a cultivar su propio cannabis para autosuministro y así llenar la brecha entre la oferta y la demanda con sus propios productos importados.

1280px-Munich_-_cannabis_legalization_stall

Tres empresas canadienses – Tilray, Tweed, y Canopy Growth – ya han anunciado ofertas para suministrar cannabis al mercado alemán hasta que el país sea autosuficiente, que podría tomar algún tiempo. La velocidad con que estas empresas, desde el otro lado del mundo, han sido capaces de participar en la incipiente mercado de Alemania, habla sobre un factor importante en esta historia que se ha ignorado hasta ahora: la presión internacional, y los rápidos cambios en la política de drogas que tiene lugar en todo el mundo.

El ritmo de la reforma ha sido tan rápido en los últimos tiempos que ha sido imposible de ignorar. Mientras que la presión en el pais ha estado construyendose desde hace décadas, sin duda, ha sido añadida a la inexorable marcha hacia adelante del progreso mundial cuando se trata de poner fin a la criminalización de los consumidores de drogas. Los recientes cambios en la política de cannabis tan lejanos como los de Canadá, EE.UU., y Uruguay, así como cerca de casa en Italia y la República Checa, tienden a forzar a Alemania. A pesar de que ya tiene un programa de cannabis medicinal propio, corrían el riesgo de quedarse atrás.

Esto es lo que podría ofrecer un rayo de esperanza para otros países como el Reino Unido donde se está presionando por la reforma. Puede parecer un poco exagerado, pero hay similitudes entre la política de cannabis británica y alemana, o al menos la política de cannabis alemana de hace unos meses.

Es cierto que actualmente no existe ningún método legal para los pacientes en el Reino Unido para adquirir cannabis en su forma cruda, mientras que Alemania tenía al menos alguna disposición sobre esto. Pero lo que sí se tiene en Reino Unido es un sistema para productos de cannabis medicinal en forma de GW Pharmaceuticals y Sativex, que son claramente no aptos para este propósito. Los medicamentos son prohibitivamente caros y no están disponibles en la mayor parte del país) y, de acuerdo con muchos de los que lo han probado, inadecuados para las necesidades del paciente.

A esto se añade un gobierno bajo la presión cada vez mayor de un número creciente de organizaciones para la reforma, activistas de base, académicos y aplicación de la ley, así como una arena política global en continua evolución, y podría ser motivo de optimismo cauteloso, al menos cuando hablamos de cannabis medicinal. Habrá dificultades únicas para superar, sobre todo en un clima post-Brexit con propias reglas y reglamentos, pero con una continua presión en todos los frentes, tal vez con un desafío final que tal vez finalmente podría solucionar algunos de los problemas del propio Reino Unido con la política de cannabis.

por -
0 99 vistas

La personalidad televisiva estadounidense Montel Williams fue detenido después de que funcionarios fronterizos alemanes encontrasen marihuana medicinal en su equipaje. Williams fue puesto en libertad poco tiempo después de que se le mostrase a las autoridades su receta o prescripción para el uso de cannabis.

Williams y su esposa estaban la semana pasada de vacaciones de verano en Europa cuando en el aeropuerto alemán de Frankfurt, las autoridades encontraron marihuana en su equipaje. Williams ha utilizado el cannabis medicinal desde que fue diagnosticado con esclerosis múltiple (EM) en 1999.

La seguridad del aeropuerto inicialmente lo detuvo, pero poco después de que él les mostrase su receta oficial para el cannabis medicinal y explicase su situación, las autoridades finalmente permitieron a la pareja continuar su viaje.

                        “Su prescripción de marihuana medicinal es legítima,” dijo el representante de Williams, Jonathan Franks, a media . ” La receta esta escrita por un neurólogo mundialmente reconocido por su experiencia en la EM”.

El altercado fue bastante bien. La breve detención llegó a un final rápido, y los funcionarios alemanes no molestaron a la pareja en demasía.

Williams ha utilizado su experiencia personal con la esclerosis múltiple estableciéndose como un partidario abierto y público de cannabis medicinal. Y parece que la experiencia de la semana pasada le ha lanzado aún más.

Williams fue detenido simplemente por llevar su medicina. Dijo su portavoz, este tipo de experiencias son parte de la lucha cotidiana a lo que los pacientes se enfrentan diariamente como resultado de la penalización del cannabis.

Aunque, al mismo tiempo, también fue consciente de lo rápido que los funcionarios alemanes aceptaron su receta y su explicación de por qué tenía la marihuana.

    “Lo trataron como una persona con una enfermedad grave, no un criminal”, dijo Franks. “El compromiso de Montel con la lucha por la reforma de la marihuana tiene más sentido común que nunca y es más fuerte.”

por -
0 124 vistas

El 17 de junio de 2016, el Bundesrat alemán, la cámara de los estados federales, debatió la Ley del Uso Medicinal del Cannabis presentada hace poco ante el Parlamento. Con el fin de establecer una base jurídica para las flores de cannabis medicinal, la ley tiene que pasar por ambas cámaras.

El Bundesrat (Consejo Federal o Cámara Alta del Parlamento alemán) aprobó la ley, en principio, y pidió al Bundestag (Parlamento Federal o Cámara Baja del Parlamento alemán) que hiciese anónimo el estudio adjunto de los pacientes, además de convertir en ley la normalización del contenido en THC. Hasta la fecha, no se había establecido ninguna disposición para ninguno de los dos puntos en el proyecto de ley. Si el Bundestag cumple con su calendario ahora tras la aprobación del Länder o Estados Federados, se podrá recetar cannabis medicinal a partir de 2017. El Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos (BfArM) todavía no ha decidido ni cuándo ni cómo el primer paciente, que había interpuesto con éxito un recurso contra el gobierno alemán para cultivar su propia medicina, recibirá el permiso para cultivar cannabis, posiblemente porque, desde el fallo, más de 130 pacientes registrados han presentado peticiones similares. Después de todo, la ley se creó, de hecho, para evitar que los pacientes cultivasen su propia marihuana.

 

Legal Highs – una consecuencia mortal de la prohibición del cannabis

Pero mientras que el cannabis medicinal está en alza, se está haciendo muy poco en lo que se refiere a la relegalización en Alemania, con la excepción de unas pocas iniciativas locales. Suele resultar difícil conseguir hierba; como consecuencia, y en base a la falta de trazabilidad del mercado, cada día aumenta el número de jóvenes que recurren a mezclas de hierbas peligrosas, que suelen etiquetarse falsamente como cannabis sintético. Lo único que estas sustancias altamente peligrosas tienen en común con las flores de cannabis es el color verde; de otro modo, lo que contienen no se encuentra en el cannabis natural. El número de víctimas mortales de los “Legal Highs” en Alemania ha aumentadoconsiderablemente, mientras que los legisladores siguen a la zaga tanto de los avances más recientes como de la prohibición de estas Nuevas SustanciasPsicoactivas, o psicotrópicas, (NSP) durante un período de uno a dos años.

El intento de llevar la producción y venta de lo que a menudo constituyen sustancias peligrosas, (debido a la falta de estudios sobre sus efectos), dentro del ámbito de la Ley de Medicamentos fracasó estrepitosamente ante el Tribunal de Justicia Europeo en Luxemburgo. Desde entonces, ha sido prácticamente imposible procesar a los productores y vendedores de NSP, ya que los paquetes de colores que venden aún no se han incluido en la Ley de Estupefacientes (BtmG). Se tardan muchos años desde el momento en que una sustancia aparece por primera vez hasta que se establece una prohibición, aunque sólo sea porque el comité de narcóticos, cuya experiencia es necesaria para un cambio en la legislación, acude muy rara vez a las sesiones del parlamento. Sin embargo, el gobierno de Alemania tiene la intención de poner fin pronto a la situación jurídica de estas sustancias. Por consiguiente, se ha presentado un proyecto de ley al Bundesrat, que, por primera vez en los 45 años de historia de la BtmG, prevé una prohibición para un grupo de sustancias. Sin embargo, la “Ley contra la distribución de nuevas sustancias psicoactivas” de reciente creación es tan complicada que los consumidores casi no pueden entenderla. Según algunos, tampoco les hace falta. Después de todo, se supone que debe poner fin a los productores y distribuidores solamente, por lo que el proyecto de ley no contiene de momento ninguna pena para la posesión y la compra. Sólo los que participan en el tráfico y la producción estarán sujetos a penas de cárcel de hasta 10 años.

La aplicación dudosa de una prohibición

El proyecto de ley aprobado por una mayoría del Bundesrat prohíbe los cannabinoides artificiales, los cannabimiméticos y los compuestos derivados de 2-feniletilamina. El Gobierno bávaro ha llegado a presentar al Bundesrat una solicitud para estudiar “el proceso legislativo con el fin de determinar si la compra y la posesión prohibidas de nuevas sustancias psicoactivas debe constituir una actividad delictiva, o por lo menos una infracción”. Como si los consumidores de esta hierba química no tuvieran ya suficiente castigo. ¿Cómo se supone que alguien, que parece tener poco conocimiento de lo qué es el consumo seguro, va a comprender en realidad una ley de este tipo que hace referencia a un “grupo carbonilo en la posición beta con respecto al átomo de nitrógeno” o “a los sustituyentes con una longitud de cadena continua de una máximo 10 átomos (sin incluir los átomos de hidrógeno)”? Sorprendentemente, la propuesta radical de Múnich no tuvo aceptación, a pesar de las recomendaciones, y el apoyo mayoritario, del comité responsable.

La base de la nueva ley es un informe del comité de expertos sobre la prohibición de un grupo de sustancias. Sin embargo, desde 2011, sus miembros han subrayado en varias ocasiones que la inclusión de la prohibición de un grupo de sustancias en el derecho penal es sólo una buena idea si está claro que “estas sustancias se ponen en circulación con la intención expresa de crear narcóticos.” De momento, no se ha incluido el anexo ni en el proyecto de ley ni en muchos otros aspectos. Además. el borrador difiere de la propuesta de los expertos; no tienen nada en contra de la prohibición de un grupo de sustancias, en principio, a condición de que la libertad de investigación no se vea afectada.

¿Consecuencias para la investigación de los cannabinoides?

A pesar de las dudas expresadas, el gobierno alemán ha decidido dar este paso, que muchas personas creen que podría restringir la investigación médica. Después de todo, se va a penalizar estas sustancias por primera vez. Por lo tanto, debido a que una sustancia también puede tener un efecto psicoactivo, la investigación de su posible potencial médico, en el futuro se verá limitada como poco. Por ejemplo, los cannabinoides artificiales no fueron desarrollados por los distribuidores, sino por los médicos para aplicaciones medicinales. Hubo un tiempo en que Nueva Zelanda eligió adoptar un tercer enfoque, al clasificar las NSP según su potencial riesgo relativo para después decidir sobre la prohibición o autorización. Sin embargo, aunque soplaba un gran viento internacional a favor, Nueva Zelanda pasó a adoptar la política prohibicionista de otros países.

Incluso los recelos de quienes han analizado, evaluado y clasificado los grupos de sustancias para el gobierno de Alemania no dan ningún motivo para que la comisaria en materia de drogas del Gobierno Federal alemán, Marlene Mortler, dude de la rigurosa política prohibicionista por un momento. Si las sustancias se ilegalizan, se pueden encontrar enseguida, como pasa con todas las demás, en la web oscura o entre los distribuidores nacionales por un precio mucho más elevado. Ninguno va a necesitar mucha publicidad, gracias a la prohibición del cannabis y a las historias sobre los Legal Highs que han circulado durante décadas por los diferentes medios de comunicación.

Hasta la fecha, no existen pruebas que demuestren que se han tomado medidas educativas y, por lo tanto, de prevención genuina cuando se trata de los legal highs. La prohibición sólo sirve para hacer que las NSP resulten aún más atractivas, como ha sido el caso del cannabis y otras drogas durante los últimos 40 años. ¿Cómo se supone que va a funcionar el sistema de control de las NSP si ya cuenta con 40 años de fracasos a sus espaldas? ¿Sobre todo cuando las leyes necesarias son cada vez más complejas y se formulan de una manera que resulta incomprensible para los miembros del público? Los legal highs nos han demostrado con mucha claridad los límites de la BtmG en su estado actual; muchos expertos han reconocido que la nueva ley se referirá, de hecho, a la mayoría de sustancias para las que ha habido algún vacío jurídico hasta ahora, pero que no va a tener ningún éxito resolviendo el problema fundamental.

El cannabis resuelve el problema por sí mismo

A la vista de las víctimas mortales, hay una clara necesidad de pasar a la acción y salvar vidas debe ser la máxima prioridad al respecto. Con este fin, los hospitales y los profesionales sanitarios de emergencias deben recibir la formación necesaria primero para reconocer qué sustancia se vende en cada paquete de colores. Habría que clasificar, analizar y publicarlas todas, mientras que en paralelo se establece la disponibilidad de las sustancias realmente peligrosas. Todos los detalles de cómo podría organizarse se encuentran en el informe Alternative Drugs Addiction Report elaborado por expertos de varias ONG, a los que Mortler no está interesada en escuchar. Su estrategia se percibe más como una amenaza que como una solución en la oficina de la comisaria en materia de drogas. Cuando, en 2007, apareció en escena “Spice”, la primera de muchas NSP, los infiltrados advirtieron de la nueva tendencia y pidieron un replanteamiento de la política de drogas. En ese momento, todavía no se habían producido víctimas mortales y no se escuchó a los expertos. Desde entonces, el gobierno alemán ha recurrido a la represión, pero ha descuidado el informar a la población sobre los peligros de las NSP. Ahora, con la muerte de unos cuantos cientos de personas, el derecho penal se endurece aún más, a pesar de que la educación y la información siguen disponibles sólo de mano de expertos de diferentes ONG. Quién sabe cuántos de los que murieron podrían seguir vivos hoy si se hubiesen tomado medidas cautas cuando Spice & co. aparecieron en escena, o si hubiera habido una regulación del cannabis en marcha.

Pero no nos engañemos. Es en los lugares donde la hierba está más prohibida donde se fuman las drogas más terribles; ya sea porque no hay cannabis, o porque a alguien no se le permite fumar marihuana durante exactamente 12 meses según lo establecido por las condiciones de la libertad condicional o según lo exigido por la autoridades de tráfico. Posiblemente, el escenario más temido por los distribuidores de NSP es la creación de un mercado regulado de cannabis. Por ejemplo, en Colorado, donde la marihuana es legal desde 2013, el problema se ha resuelto prácticamente solo.

by Micha

por -
1 244 vistas

El cannabis estará disponible para los pacientes alemanes gravemente enfermos en las farmacias y con receta médica, su uso podría estar cubierto por el seguro médico, anuncio el martes el ministro de Salud alemán Hermann Gröhe. Se espera que la ley entre en vigor en 2017.

El proyecto que relaja los reglamentos sobre el uso de la marihuana medicinal está dirigido a aliviar el sufrimiento de los pacientes gravemente enfermos que anteriormente no eran elegibles para obtener la sustancia. El proyecto de ley está listo y hoy lo aprobará el Gobierno,  desde allí se enviara al Parlamento alemán para su posterior debate.

“Sin querer prejuzgar la labor del Bundestag, es probable que la ley entre en vigor en la primavera de 2017,” dijo Gröhe a Die Welt.

Una de las principales disposiciones de la ley es que el cannabis médico será cubierto por el seguro médico de los pacientes.

“Nuestro objetivo es que los pacientes gravemente enfermos sean tratados de la mejor manera posible”, dijo Grohe, añadiendo que “queremos que a los pacientes gravemente enfermos les asuma el coste del cannabis medicinal el seguro de salud, si no pueden ser ayudados de otra manera “, según el diario.

El ministro también señaló que que el Ministerio de Salud tiene la intención de seguir la investigación sobre los efectos terapéuticos del cannabis y que el reembolso estará vinculado a la participación en un estudio científico.

La controvertida propuesta ha sido criticada  por la Asociación Alemana alemán Asociación del Cáñamo, un grupo de presión que aboga por la legalización del cannabis, que arremetió contra la sugerida participación obligatoria de los pacientes de cannabis en la investigación como una condición “ sin precedentes y difícil de aceptar” para que se les sea reembolsado el coste.

El objetivo final de las autoridades sanitarias alemanas es cultivar la marihuana medicinal en suelo alemán en lugares especialmente autorizados. Sin embargo, es improbable que el país construya la infraestructura necesaria hasta 2017.

“Hasta que se establezca el cultivo controlado por el gobierno en Alemania, lo que presupone la agencia de cannabis, el suministro de cannabis medicinal será cubierto por la importación”, dijo Gröhe. El fármaco se importa principalmente de los Países Bajos.

En la actualidad, unos 5.000 pacientes toman cannabis médicos en gotas o aerosoles. Sólo 500 han obtenido permisos especiales para fumar cannabis como analgésico. Los permisos son emitidos normalmente por el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos.

Según  un sondeo de Infratest DIMAP, publicado en noviembre, el 82 por ciento de los alemanes aprueba la legalización del cannabis como analgésico para fines médicos, con un 30 por ciento a favor de la legalización, incluso para uso recreativo. Se estima que unos 800.000 pacientes al año los que pueden ser prescritos para el tratamiento de marihuana medicinal después de que la ley entre en vigor.

por -
0 183 vistas

El Tribunal Federal Administrativo de Alemania en Leipzig, este mes ha permitido por primera vez a un paciente crónico el cultivo de marihuana con fines terapéuticos. El tribunal dictaminó que el Instituto Alemán de Medicamentos y Productos Medicinales concedería a un hombre con esclerosis múltiple una autorización especial para poder cultivar cannabis.

El juez señaló que “el consumo era necesario para el tratamiento del paciente” y señaló que “no existe una terapia alternativa asequible que proporcione el mismo resultado”.

El varón de 52 años fue diagnosticado hace más de 30 años con esclerosis múltiple, desde 1987 se está tratando los síntomas con cannabis. En 2007 y 2010, presentó una solicitud de autorización al Instituto Alemán de Medicamentos y Productos Medicinales para poder cultivar la planta. En ambas ocasiones, se le negó la solicitud. Sin embargo, con la decisión de la corte, la agencia debe ahora concederle la licencia.

Según el tribunal, la ley establece que las autoridades deben permitir el cultivo de la marihuana legalmente cuando es por “interés público”. El tribunal sostuvo que este es el caso del demandante debido a que el fármaco reduce significativamente el dolor, y en la actualidad no existe ningún otro medicamento que tenga el mismo efecto.

El paciente en cuestión afirmaba que no podía permitirse el lujo de comprar marihuana médica en las farmacias, tendría que pagar al menos 1.500 euros mensuales para comprar el producto legalmente, por lo que se decidió que pudiese cultivar la planta en su casa.

El veredicto también dice que no hay riesgo de abuso por parte del solicitante. Según el tribunal, debido al uso prolongado de la terapia, el paciente ya tiene una amplia experiencia sobre el efecto y las dosis de marihuana cultivada por él. Por otra parte, la siembra y la terapia están controladas por los médicos.

La decisión abre la puerta para que los pacientes en la misma situación puedan ser capaces de cultivar marihuana.

Los médicos y académicos argumentan que los medicamentos a base de extracto de cannabis son eficaces para combatir todo tipo de dolor, desde los causados ​​por el cáncer, la esclerosis múltiple y la artritis hasta los resultantes por trauma y cirugía.

por -
2 673 vistas

El gobierno presenta un proyecto de ley que pondrá a disposición cannabis herbal mediante receta médica y que fuerza a los seguros de salud a pagar los medicamentos derivados del cannabis en determinadas circunstancias

El 7 de enero el Ministerio Federal de Sanidad presentó un detallado proyecto de ley que establecerá una agencia de cannabis estatal que regulará el cultivo y distribución de cannabis a las farmacias. De esta manera más enfermos tendrán acceso regulado a dicho medicamento mediante receta médica y pagados por su seguro de salud. Organizaciones y asociaciones sanitarias, entre ellas la alemana ACM (Asociación por el Cannabis como Medicamento), han sido invitadas a comentar el proyecto hasta el 5 de febrero. Los pacientes recibirán los derivados del cannabis (marihuana herbal, extractos, dronabinol, nabilona) reembolsados, si no hay otro tratamiento que funcione en sus casos. El 1 de octubre de 2015, 527 pacientes con al menos 60 enfermedades diferentes, incluyendo dolor crónico, enfermedades inflamatorias, trastornos psiquiátricos, enfermedades neurológicas, pérdida de apetito y náuseas, han sido legalmente autorizados para obtener cannabis por su propia cuenta al no ser lo suficientemente eficaces los demás tratamientos.

Hasta ahora era necesario la obtención de una exención por parte del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios para tener acceso al cannabis. En el futuro cada médico podrá prescribir cannabis herbal, que estará disponible en todas las farmacias. La cantidad máxima que se podrá recetar será 100g por mes, cantidad que puede ser superada en casos justificados. Según el proyecto, la agencia del cannabis dependerá del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios y no sólo supervisará la producción y distribución de los derivados del cannabis, sino también establecerá el precio máximo del cannabis en las farmacias. Los pacientes que quieran que sus gastos sean reembolsados deben participar en la investigación adjunta en curso, cuya duración es prevista hasta finales de diciembre de 2018, para obtener una base para futuras decisiones sobre el reembolso por los seguros de salud a partir de agosto de 2019.

por -
0 433 vistas

La mayor economía de Europa se esta esforzando por ponerse al día en el tema cannabis, sus leyes se han quedado anticuadas

El activismo del cannabis en Alemania está aumentando como en muchos países y el país germano está empezando a repensar su guerra contra las drogas, específicamente contra la marihuana. Según un artículo del 2015 que aparece en Der Spiegel, las actitudes cambiantes son representativas de nada menos que una revolución.

A partir de junio del 2015, el 59% de los alemanes encuestados creía que el cannabis debería seguir siendo ilegal en el país, pero el apoyo a la legalización proveniente de movimientos políticos dispares, esta demostrando que cada vez hay un mayor cambio que no solo se limita a la extrema izquierda.

El Partido Verde, el Partido de Izquierda y el pro-empresarial Partido Democrático Libre (FDP) han hecho de la legalización una parte de sus plataformas y parece que, en general, las tendencias legislativas de Alemania están cambiando hacia la legalización de una manera similar a la de los Estados Unidos y los votantes más informados en esta cuestión están reemplazando lentamente al de sus antecesores ​​menos informados y más conservadores.

La ayuda externa para los pro-cannabis de Alemania llegó en el verano de 2015 de la mano de Hubert Wimber, un oficial de policía retirado de una ciudad universitaria alemana, Münster, en el que el consumo de cannabis es sorprendentemente popular. “No hemos tenido éxito con [La Ley alemana de Narcóticos] en absoluto”, dijo francamente Wimber al Der Spiegel “Los miles de millones gastados en abordar y penalizar el consumo de drogas estarían mejor gastados en la educación y la prevención. Ser racional te lleva lejos con este problema.” Wimber y otros defensores por el cambio de estatus del cannabis en Alemania esperan lograr una adecuada regulación del comercio de marihuana por parte del gobierno, lo que garantizaría un producto con seguridad y un sistema de distribución más segura.

En octubre de 2015, lo que se habría convertido en el primer mercado experimental en Alemania fue abatido por la autoridad farmacéutica del gobierno alemán. La ciudad de Berlín tenía la esperanza de establecer una cultura de “coffee shops” dentro de sus fronteras al igual que los Países Bajos ha hecho durante décadas. Esto se hizo con la doble esperanza de que este experimento haría del cannabis un tanto menos dañino que el que las leyes actuales permiten y crearía una cultura turística del cannabis similar a la de los Países Bajos que se podría establecer en la capital alemana. Aunque la medida no cuajó en Berlín, los alemanes están confiados, al igual que los estadounidenses están en los EE.UU., que el 2016 por fin barrerá cualquier oposición a esta cuestión y creará leyes sobre marihuana que impliquen su regulación e imposición de impuestos.

“Para nosotros, el rechazo a los planes no fue una sorpresa, y como tal, también fue un revés”, Georg Wurth, portavoz de un grupo pro-marihuana en Alemania, dijo a International Business Times el 5 de octubre del 2015. Las ciudades de Hamburgo, Bremen, Münster y Düsseldorf tenían propuestas similares sobre la mesa poco después, y de acuerdo con los entusiastas del cannabis alemanes, un verdadero cambio de actitud por parte del gobierno está a la vuelta de la esquina.

Alemania es poco probable que siga los pasos de un país como Portugal, que encontró el éxito en la despenalización de todas las drogas, pero está virando cada vez más hacia el pensamiento de los alemanes que esperan beneficiarse del potencial boom del cannabis para Alemania similar a los observados en los estados legales de Estados Unidos, donde la planta se ha convertido en una parte de la sociedad y tocando a los gobiernos a prestar atención a las llamadas de su pueblo. El estigma del cannabis esta disminuyendo día a día en el mundo y Alemania no puede ser una excepción en la regla.

por -
0 260 vistas

La implantación del marco legal de la marihuana en Uruguay fue el punto central de la reunión mantenida este viernes en Montevideo por una delegación del Comité de Salud del Parlamento alemán con el presidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Sánchez.

El líder de la delegación parlamentaria germana, Edgar Franke, señaló a Efe que los puntos principales del encuentro abordaron el sistema uruguayo de salud y su política de drogas, dado que “es un tema importante para Alemania” porque están estudiando el uso del cannabis como terapia para el tratamiento clínico del dolor.

En ese sentido, destacó que desde Europa se mira “muy de cerca el camino que está recorriendo Uruguay” en esta materia.

Acerca del tratamiento de este asunto en el Viejo Continente, Franke también apuntó que las comisiones especializadas de los países europeos están “discutiendo” sobre el uso terapéutico de la marihuana y de sus derivados.

“A nivel de las comisiones especializadas en Europa eso se está discutiendo y también hemos dicho que pensamos que debemos llegar a soluciones europeas para el uso de la marihuana para la terapia del dolor“, dijo.

En este sentido, Franke mostró su satisfacción tras el encuentro al reseñar que Sánchez remarcó que la legislación sobre el cannabis en Uruguay “no es un tema de derecho penal, sino una cuestión sanitaria, del sistema de salud”, donde, según él, “se encuadra esta discusión en Alemania”.

Por su parte, Sánchez aseguró que otro de los temas por el que fue cuestionado por parte de la delegación germana fue acerca de si América Latina presentará una “posición común” sobre este asunto en la Sesión Especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre Drogas (Ungass) que tendrá lugar en Nueva York en 2016.

“Les transmitimos que hay un esfuerzo muy grande por parte de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) para tratar de consensuar una posición. La de los países latinoamericanos va a tener un común denominador, que es que el paradigma de la guerra a las drogas está atrasado”, aseveró el presidente de la Cámara de Diputados de Uruguay.

“Hay que habilitar la discusión en el seno de la ONU y otras naciones para buscar caminos alternativos que nos permitan obtener resultados positivos”, agregó.

La ley que regula en Uruguay la producción y la compraventa de cannabis fue aprobada en diciembre de 2013 y la reglamentación de su uso para fines científicos y medicinales fue decretada en febrero pasado, días antes de que terminara la gestión del entonces presidente, José Mujica, impulsor de esa legislación.

Hasta el momento, el Gobierno ha licitado a dos empresas para la producción de marihuana recreativa en Uruguay -las cuales podrán producir hasta dos toneladas anuales cada una- pero todavía no ha salido a concurso público la licencia para la producción de marihuana terapéutica, para lo que aún no hay un plazo estipulado.

Aún así, empresas de Estados Unidos, Canadá e Israel han manifestado su interés en producir cannabis medicinal en Uruguay, informó a Efe Luis Yarzábal, presidente del Comité Científico Asesor que supervisa las políticas de regulación del mercado de la marihuana.

Se estima que a mediados del año que viene comience la comercialización de la marihuana recreativa en las farmacias uruguayas, la cual tendrá hasta un máximo de un 1 % de THC -la principal sustancia psicoactiva de la marihuana.

por -
0 218 vistas

En un proyecto de ley, el Ministerio de Salud recomienda regular el cultivo y la distribución de la marihuana por el Estado, informan medios alemanes

Alemania tiene previsto crear una agencia del cannabis para regular el cultivo y distribución de cannabis para tratar a pacientes gravemente enfermos, de acuerdo con un proyecto de ley.

A los enfermos que sufren del dolor se les daría acceso regulado a la marihuana con receta médica y pagada por su seguro de salud según las medidas esbozadas en un proyecto de ley del ministerio de salud y publicado por el diario alemán Welt am Sonntag. Sin embargo, para los pacientes aún estarían prohibidas cultivar sus propiasplantas para auto medicarse.

Hasta ahora casi 400 enfermos del dolor en Alemania han sido legalmente autorizados para obtener cannabis por su propia cuenta, casi exclusivamente los que sufren de cáncer terminal, con la agrupación de la demanda e importándola de los Países Bajos, informó el periódico.

Las propuestas para establecer la producción de cannabis controlada por el Estado alemán siguen debatiendose por parte del Gobierno, y viene pensándose con un aumento estimado en el número de pacientes que serían tratados con el cannabis en el futuro. Los cuellos de botella de suministro con productores de cannabis holandeses han llevado semanas atrás a esperas por parte de los enfermos.

Los planes implicarían a la agencia estatal de cannabis el establecimiento del precio que las compañías de seguros de salud tendrían que pagar.

El proyecto de ley informa que ya esta listo para ser revisado por la cancillería alemana, y para realizar el cambio correspondiente en la ley de estupefacientes que debe ser decidido en los próximos meses por el Parlamento.

Aún no está claro qué tan pronto los pacientes puedan beneficiarse de la modificación de la ley.
Al inicio de este año, Marlene Mortler, la comisionado federal contra las drogas, abogó por permitir a los pacientes con enfermedades crónicas que sufren de dolor obtener cannabis pagado por su seguro de salud en lugar de salir de su propio bolsillo.

         “Nuestro objetivo es que en el futuro, más gente en Alemania puedan recibir cannabis como medicina que ha sido el caso hasta ahora”, dijo la Sra Mortler en febrero.

         “Queremos que esta ley se tramite a través del Bundestag [Cámara Baja del Parlamento alemán] a finales de año para que pueda entrar en vigor en el 2016.”

La posesión, el cultivo y el tratamiento de cannabis siguen prohibidos en Alemania.

por -
0 710 vistas

DHV hace campaña a favor de una actitud más relajada hacia el cannabis

El día 4 de Octubre del 2015, terminaba la edición 182ª del Oktoberfest en Múnich. Este año, alrededor de 7 millones de visitantes fueron atraídos por la promesa de cerveza Wiesn hasta esta ciudad a orillas del río Isar en Alemania. En tan sólo 14 días, se consumen unos 6,5 millones de jarras de cerveza – eso es 6,5 millones de litros – durante este festival celebrado en Theresienwiese (Prado de Teresa), Múnich.

Para la Asociación Alemana del Cáñamo, DHV, ha supuesto una oportunidad para poner en marcha una perspicaz campaña a favor de la despenalización del cannabis. A los aficionados a la cerveza Wiesn (como denominan los bávaros a la cerveza del festival) que se retiraban a dormir, después de las celebraciones del Oktoberfest, se les ofrecía viajar a casa en una bicitaxi de DHV, que se había traído de Berlín a Múnich, la capital de Baviera, especialmente para la ocasión.

El cannabis es normal – no delictivo

DHV se ha servido de esta inteligente jugada para entablar un diálogo y fomentar una actitud más relajada hacia el cannabis. Con una gran habilidad, el bicitaxi que llevaba el lema “Schluss mit Krimi – Cannabis normal” (“El cannabis es normal – no delictivo”) transportaba a los pasajeros, en su mayoría borrachos, de un punto a otro. La asociación ha hecho campaña a favor de la tolerancia.

“Vive y deja vivir, ese es nuestro mensaje”, explica Georg Wurth, el portavoz de DHV. “Del mismo modo que se deja a los grupos de amigos que beben cerveza y no causan problemas celebrar en paz, la policía también debería dejar de perseguir a los grupos de amigos que fuman marihuana y no ocasionan problemas.”

dhv_biketaxi_muenchen_2015_1-600x366
DHV hace campaña a favor de una actitud más relajada hacia el cannabis

“Baviera se siente orgullosa de su cultura de la cerveza, pero es un estado extremadamente represivo cuando se trata del cannabis. Este planteamiento hipócrita resulta sumamente obvio durante el Oktoberfest.”

Cannabis en Baviera

Mientras que el consumo de drogas no está prohibido en Alemania y se considera una autoagresión exenta de castigo, el gobierno alemán prohíbe la posesión de cannabis. Sin embargo, algunos gobiernos estatales alemanes no siguen adelante con el procesamiento bajo su propio criterio, por ejemplo, si el infractor es culpable de un delito menor, si la acusación no es de interés público y si se ha determinado que la droga encontrada estaba destinada al consumo personal por ser una cantidad pequeña. En Baviera, el límite para el consumo personal es de 6 gramos de cannabis. A modo de comparación, en Berlín el mismo límite es de 10-15 gramos.

Baviera es, sin duda alguna, represiva cuando se trata del cannabis. Nuestro experto Micha contaba recientemente en su artículo sobre la feria Cannabis XXL de este año en Múnich que allí, en la boca del lobo, el simple hecho de llevar puesta una camiseta con una hoja de cannabis puede ser motivo suficiente para sufrir un registro corporal.

En Sensi Seeds, sentimos una gran admiración por la valiente campaña de DHV.

El cannabis frente al alcohol

Mucha gente, incluidos los políticos, que posan felices para fotos con una jarra de cerveza en el Oktoberfest, consideran que el cannabis es muy peligroso, en comparación con otras sustancias tóxicas legales como el alcohol y el tabaco. La investigación, sin embargo, se permite discrepar. Permitidnos que os pongamos dos ejemplos.

  1. El alcohol tiene un potencial mucho más adictivo que la marihuana. En un estudio se observó que el 23% de todas las personas que han consumido alcohol desarrollan una adicción al alcohol. Sin embargo, sólo el 9% de los que han fumado, alguna vez, un porro desarrollan una adicción al cannabis.
  2. Los casos en los que el consumo de alcohol resulta fatal no son escasos ni distantes entre sí.Sólo el año pasado, 000personas en Alemaniafallecierona causa del alcohol.Y es probable que esta cifra sea mucho mayor, porque la agencia nacional de estadísticas sólo cuenta las víctimas mortales para las que el médico ha establecido una conexión con el alcohol y ha dejado constancia de ello en el certificado de defunción. Los alemanes, por cierto, beben dos veces más que otras nacionalidades. El número de víctimasmortales delcannabis: ¡NINGUNA!

Estos dos ejemplos solos cuestionan la prohibición del cannabis en general, no sólo en Alemania. Científicamente hablando, seguramente la única cosa lógica sería otorgar al alcohol, al tabaco y al cannabis el mismo status legal.

Por Stefanie

por -
0 172 vistas

En Baviera, Alemania, los organizadores para el referéndum previsto para legalizar la marihuana recogieron 35.000 firmas, 25.000 de la cuales ya se había confirmado por las oficinas electorales para ser validas, según un portavoz de la iniciativa “Si al cannabis”.

Vaclav Wenzel Cerveny que dirige una tienda de productos legales de cáñamo en Munich dijo que prevalecerá el referéndum que legaliza la marihuana y el hachís para consumo personal en Baviera.

Cuatro plantas por adulto

Esto implicaría la legalización del cannabis medicinal “Todos los residentes en Baviera tienen derecho a un suministro adecuado de medicina en forma de cannabinoides” se dice en el proyecto de Ley.
Mañana viernes se entregaran las firmas y posteriormente habrá una manifestación en Munich.

Legalmente el referéndum tiene un problema federal: la ley de estupefacientes es una ley federal que tienen prevalencia sobre una ley estatal. Sin embargo los referendos son posibles únicamente en la legislación de Baviera. En este sentido los abogados del Ministerio de Interior tendrán que considerarlo después de la recogida de firmas si una ley del cannabis bávara sería posible. Políticamente el Gobierno de Baviera ya está en contra de esta medida.

La Ministra de Salud alemana Melanie Huml subrayo recientemente que la medida no tiene que ver con ella, “Se mantiene la linea clara en contra de la legalización de la marihuana para uso recreativo”. Nuestra combinación previa de información y medidas represivas es esencial” dijo hace unas semanas. “Es irresponsable quitar importancia a los peligros del consumo de cannabis que también es peligroso y puede tener consecuencias peligrosas para la salud”

por -
0 289 vistas

Los legisladores en Düsseldorf, la séptima ciudad más poblada de Alemania, han acordado seguir adelante con un plan que establece un programa piloto de cannabis recreativo, lo que permitirá que se cultive cannabis y que se distribuya a los adultos. Berlín, la ciudad más grande de Alemania, tiene previsto un programa similar.

La medida está siendo empujada y apoyada por una coalición entre el Partido Socialdemócrata, los Verdes y al Partido Liberal Democrático. El miércoles pasado se aprobó el plan que establecerá un mercado regulado de cannabis dentro de la ciudad como parte de un programa piloto en la capital Renania del Norte-Westfalia.

La medida ayudará “al estudio, la prevención y ayuda a los pequeños delitos debido a la penalización”, dijo el concejal de los verdes Angela Hebeler y Norbert Czerwinski en un blog que se publicado el jueves. Agregan que “el número de consumidores cayó drásticamente después de que se despenalizara, por ejemplo, en Portugal y los Países Bajos.”

Hebeler y Czerwinsky dicen que; “Hay que investigar si las personas con patrones de consumo problemáticos pueden tener más fácilmente el acceso con esta forma y si el daño a la salud haciendo la protección del consumidor más eficaz.”

A principios de este año la legislación que se introdujo en el Bundestag (Parlamento alemán) permitiría a los adultos poseer hasta 30 gramos de marihuana y cultivar hasta tres plantas, al tiempo que permite comprar la planta en los puntos de venta.

por -
0 151 vistas

 Carsten Sieling, el nuevo alcalde de Bremen permitirá el consumo de hachís. La criminalización “ya no es apropiada”. La protección de los menores de edad también debe ser respetada.

El político social-democrata del partido SPD, Carsten Sieling, y primer primer ministro de la ciudad autónoma de Bremen quiere que el cannabis sea de libre acceso. El gobernante regional se ha convertido en el primero del país que habla abiertamente sobre este tema . En una entrevista con el “Die Welt” , dijo que era indiscutible que la criminalización de la marihuana “ya no era apropiado” en estos días.

En las últimas semanas, el nuevo mandatario del Gobierno estatal de la ciudad de Bremen tenía previsto hacer los correspondientes cambios para cambiar la situación. Al criminalizar se incurre en altos costos para las agencias de policía y por la aplicación de la ley, dijo Sieling. Por lo tanto, el consumo de cannabis ya no debería ser procesado en el futuro, siempre que el marco legal lo permita .  El gobierno de Bremen esta integrado por una coalición entre el partido socialdemócrata y Los Verdes y se quiere dejar de penalizar el consumo de este tipo de drogas en el futuro

“Una buena política debe estar siempre a la altura de su tiempo”, dijo Sieling al Die Welt“Está claro que la protección de los menores debe cumplirse en su totalidad.” Cuando se le preguntó si él mismo había tenido experiencias con sustancia ilegales, respondió: “No, nunca.”

por -
0 192 vistas

La perseverancia de los activistas que exigen la legalización del consumo de marihuana en Alemania parece estar dando frutos. A casi dos décadas de la primera Hanfparade –la marcha anual que se realiza en Berlín desde 1997 para celebrar los aspectos textiles, medicinales, religiosos y recreativos del cannabis–, más y más políticos germanos se muestran dispuestos a discutir sobre los beneficios de la despenalización de esta planta.

Inspirados también por el debate internacional en torno a las desventajas de las políticas prohibitivas y represivas –una de las cuales es la violencia criminal que aflige a los países donde se cultiva la marihuana–, los diputados del Bundestag analizaron en marzo un proyecto de ley redactado por Los Verdes para controlar el acceso al cannabis. En mayo, buena parte del Partido Liberal se pronunció a favor de la legalización.

En julio, el alcalde de Bremen, el socialdemócrata Carsten Sieling, hizo lo mismo y fue respaldado por la máxima autoridad del Estado federado de Baden-Wurtemberg, el político verde Winfried Kretschmann, aunque no por la mayoría de sus correligionarios. No obstante, también en el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) empieza a disiparse la resistencia frente a la idea de legalizar la marihuana.

Cambio de viento en la política

Las reservas más grandes siguen siendo articuladas por miembros de los partidos conservadores. Marlene Mortler, parlamentaria de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), rechaza categóricamente la plena despenalización, alegando que la marihuana es una sustancia psicoactiva cuyo consumo no debe ser trivializado. El democristiano Herrmann Gröhe, ministro de Salud, secunda ese argumento.

Y sin embargo, también en el seno de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) se han levantado voces para pedir que el Estado alemán replantee sus políticas de cara al cannabis. El diputado verde Dieter Janecek presentó una propuesta junto a su colega democristiano Joachim Pfeiffer para regular el mercado de la marihuana y así quitarle espacio al crimen organizado que prospera no a pesar de la prohibición, sino gracias a ella.

Pfeiffer explica que los esfuerzos para reducir la disponibilidad de la marihuana y frenar la generalización de su consumo le cuesta 2.000 millones de euros anuales a los contribuyentes, sin que esas medidas cumplan su cometido. El diputado lamenta además que las labores de prevención tengan tan poco financiamiento. A sus ojos, el hecho de que el Estado lleve las riendas del mercado de la marihuana puede revertir esta situación.

Movimiento contra las políticas represivas

Pfeiffer sostiene que Alemania se ahorraría las estrategias represivas, percibiría impuestos por el orden de los 2.000 millones de euros anuales y, aún invirtiendo sólo un cuarto de esa cifra en el ámbito de la prevención, estaría multiplicando por diez los recursos disponibles en este momento. Hubert Wimber, exdirector de la policía de Münster, coincide con Pfeiffer, subrayando que el consumidor no debería ser criminalizado.

A ellos se suma Lorenz Böllinger, catedrático de la Universidad de Bremen. A su juicio, terapia y asesoría deben sustituir la criminalización de los consumidores. Böllinger impulsó una iniciativa –suscrita por la mitad de todos los profesores de derecho penal alemanes– para solicitar que el Bundestag ponga a prueba la efectividad de las políticas represivas en materia de drogas. El criminólogo André Schulz publicó un estudio con el mismo fin.

Encuestas recientes confirman que cada vez más personas en Alemania están a favor de que se liberalice el consumo de marihuana en el país, aún cuando esa tendencia todavía no es mayoritaria. Según un sondeo publicado en julio por el semanario Stern, un 37 por ciento de los consultados apoyaba la legalización del cannabis, 7 puntos porcentuales más que el año pasado.

por -
0 105 vistas

El pasado sábado día 8 de miles de ciudadanos de Berlin y otras ciudades cercanas se manifestaron pos sus calles y plazas para pedir para que se legalizase la marihuana en la ya famosa concentración anual y denominada como “Desfile del Cannabis” y que este año celebraba su decimonovena edición.

La marcha-manisfestación, en la que se contabilizó una afluencia aproximada de más de 7.000 personas, contó con el respaldo del partido opositor Los Verdes, que aboga desde hace tiempo por legalizar o despenalizar el uso de marihuana para mayores de edad y con fines recreativos.

La idea de legalizar la marihuana está ganando peso y concentrando cada vez más seguidores en Alemania y donde se estima que sobre tres millones de ciudadanos consumen el cannabis de forma regular.

El consumo de marihuana es actualmente ilegal en Alemania salvo que sea con fines medicinales. El gobierno alemán gasta hasta 1.000 millones de euros (1.100 millones de dólares) anualmente para imponer la prohibición de esta planta tan masivamente utilizada.

Según cálculos e investigaciones realizadas en esta cuestión por el instituto de investigación económica IW, la legalización del cannabis en Alemania podría reportar a las arcas recaudatorias hasta 3.500 millones de euros de impuestos al año