Etiquetas Posts etiquetados con "Alemania"

Etiqueta: Alemania

por -
0 2.496 vistas

Los alemanes también tienen sus spots o anuncios publicitarios donde se busca concienciar a la población y a sus dirigentes, que otro tipo de enfoque hacía la marihuana seria más correcto que el actual.

Para ello y como anteriormente se hizo en países como Estados unidos y Canadá, se han confeccionado estos anuncios que aquí podéis ver.

Aunque es obvio que están en alemán, aquí os dejamos una breve descripción de cada uno de ellos. DE todas formas los anuncios son muy aclaratorios y fácilmente se capta el mensaje.

-Un spot publicitario nos muestra lo absurdo que es la persecución en masa de consumidores inocentes por la policía.

-Otro de estos anuncios nos nuestra lo difícil que es conseguir de manera legal y segura el cannabis medicinal.

-Y en otro, nos ilustra y deja claro lo peligroso que es dejar en las manos de las estructuras delictivas este enorme mercado.

por -
0 626 vistas

La República Federal de Alemania es el estado miembro de la UE más poblado, con más de ochenta millones de habitantes. Al igual que ocurre en otros países de Europa Central, Alemania tiene una larga historia de uso del cannabis. Hoy en día, el cannabis se utiliza ampliamente y se encuentra fácilmente disponible en la mayoría de las ciudades, aunque su cultivo, venta y consumo siguen siendo ilegales.

Historia de la marihuana en Alemania

Parece que el cannabis ha estado presente en Alemania durante un período considerable de tiempo, tal vez incluso desde los tiempos pre germánicos. En las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Eisenberg, Turingia (Alemania Central), se han encontrado semillas de marihuana en casas cueva que posiblemente datan de, por lo menos, hace 7.500 años, durante el período conocido como Cerámico Cardial. Se encontraron posteriormente restos de semillas de cannabis en lo que parece ser una urna funeraria que data de hace unos 2.500 años, en Wilmersdorf, que ahora forma parte de Berlín, pero antiguamente era un pueblo independiente. También se han descubierto sepulturas que contenían semillas y flores de cannabis, y que datan del mismo período, en el sur de Alemania.

A través de los siglos, el cultivo y consumo de cannabis se convirtió en parte integral de las vidas de muchos alemanes de las zonas rurales, sin duda con el fin de obtener fibra y semillas inicialmente. Ya en el siglo XII, hay pruebas de que ocupaba un lugar importante en las primeras farmacopeas alemanas. En torno al 1150 EC, la abadesa benedictina Hildegard von Bingen escribió ampliamente mente sobre las propiedades medicinales del cannabis en Physica, su importante tratado de nueve tomos, donde describe las propiedades de cientos de plantas, animales y minerales. Hildegard escribió que el cannabis “reduce los jugos perjudiciales y refuerza los fuertes”, y que podría tanto mejorar como exacerbar el dolor de cabeza, dependiendo de si el usuario tenía una mente “completa” o “vacía”.

Es interesante observar que aunque la Iglesia Católica ha mantenido una postura en contra del cannabis a lo largo de gran parte de la historia, Hildegard era una autoridad respetada en asuntos medicinales y, al parecer, sus enseñanzas no fueron consideradas blasfemas por la Iglesia. De hecho, la abadesa fue también muy conocida como visionaria (la Sibila del Rin es otro de sus títulos honoríficos), y en 1148 recibió la aprobación papal para reivindicar que sus visiones le llegaban a través del Espíritu Santo. Sin embargo, no fue hasta siglos más tarde, con el auge de la Inquisición española, que los curanderos y herbolarios tradicionales comenzaron a ser retratados como herejes y brujas.

La marihuana como medicina en la Alemania Medieval

En el siglo XV, el uso de cannabis en la farmacopea alemana estaba firmemente establecido, y hay abundantes referencias a él en la literatura de la época. A pesar de la amenaza invasora de la Inquisición, que utilizó la Bula Papal Summis desiderantes affectibus de 1484 como pauta y justificación para acabar con la herboristería tradicional, las universidades de la época medieval en Alemania, Suiza e Italia en particular, realizaron grandes esfuerzos para conservar las tradiciones de la región.

El aceite de semillas de cannabis se utilizaba ampliamente en la medicina en aquel momento, para el tratamiento de la inflamación, la gonorrea, las infestaciones parasitarias, la tos y la ictericia. Entre los textos importantes de la época que hacen mención al cannabis como medicamento, se incluyen Das Neunte Buch in der Arznei (El Libro Noveno de Medicina) de Paracelso (1493-1541); Kreuterbuch de Hieronymus Bock (1539); New Kreuterbuch de Leonard Fuchs (1543) y Neuwe Kreuterbuch de Tabernaemontanus (1588). Los usos del cannabis en la medicina evolucionaron a lo largo de este período, y en 1776-1789, Johann Andreae Murray publicó la primera enciclopedia de productos farmacéuticos dedicando varias páginas a la descripción del cannabis y sus múltiples usos.

En el siglo XVI, los europeos habían comenzado a hacer expediciones comerciales regulares a África y Asia, donde se encontraron con variedades de cannabis de mayor potencia. Este “cáñamo indio” fue traído de vuelta a Europa y se incorporó a la práctica médica, a pesar de que su uso no se estableció hasta mediados del siglo XIX.

Además de en la medicina, el cannabis se utilizaba para otros fines en la sociedad alemana medieval. Continuó siendo una fuente de fibra y de alimentos, se siguió usando en los rituales y, posiblemente, incluso con fines recreativos hasta principios del siglo XX, cuando la tendencia mundial hacia la prohibición comenzó a afianzarse.

El consumo de marihuana en Alemania actualmente

Head-shops-such-as-this-sell-a-wide-range-of-paraphernalia-but-seeds-are-no-longer-legal-©-Great-Beyond-250x140
En head shops como esta, se venden una amplia gama de parafernalia, incluyendo bongs, pipas de agua y papelillos (© Great Beyond)

Hasta hace poco, parecía que Alemania estaba siguiendo un camino hacia la tolerancia que rivalizaría incluso el de los Países Bajos, pero en los últimos años se ha intensificado el uso de tácticas, tales como los test de sudor en carretera y los perros rastreadores, y sus políticas son, hoy en día, relativamente duras. Las políticas también varían según la región. Las ciudades del norte, como Berlín y Hamburgo mantienen una actitud bastante relajada y el consumo de cannabis es generalmente tolerado, mientras que las regiones situadas más al sur tienden hacia políticas más restrictivas.

En general, se producen muy pocos juicios por simple consumo de cannabis, y rara vez dan lugar a penas privativas de libertad. El consumo de cannabis es relativamente frecuente, unos tres millones de alemanes son consumidores regulares. También hay una comunidad cannábica activa y una cultura próspera de festivales y marchas en apoyo del consumo y de la legalización del cannabis, como la famosa Hanfparade (Marcha a favor del Cannabis) que se celebra en Berlín cada mes de agosto.

Alemania comparte fronteras con los Países Bajos, Austria, Bélgica, Suiza, República Checa, Polonia y Dinamarca. Todos estos países poseen leyes y políticas relativas a la posesión de cannabis tolerantes y progresistas, en general. Como resultado, es casi inevitable que Alemania se beneficie de estas políticas. Debido al movimiento sin restricciones de personas y mercancías en todo la zona euro, es imposible detener el tráfico activo de cannabis que se produce en toda la región, y en la actualidad, generalmente se acepta que los esfuerzos para frenar la industria ilegal mediante la criminalización de los consumidores no son efectivos.

El cultivo de marihuana en Alemania

A-healthy-cannabis-plant-displayed-at-a-Hanfparade-in-Berlin-250x187
Una planta de cannabis sana exhibida en una Hanfparade en Berlín (© ][/][ )

Alemania ha cultivado cáñamo durante miles de años, y continuó haciéndolo durante gran parte del siglo XX. El cultivo de cáñamo únicamente seprohibió en 1982, y la prohibición se mantuvo durante tan sólo catorce años. En 1996, el gobierno alemán levantó la prohibición en respuesta a la intensificación de las protestas de los aficionados al cáñamo, los científicos y los aspirantes a agricultores. En 1996, se cultivaron unas 3.500 hectáreas, incluyendo 750 hectáreas por parte de la empresa holandesa HempFlax. A día de hoy, se ha comunicado que desde 2011, el cultivo de cáñamo en Alemania prácticamente ha cesado, ya que la fuerte competencia por la tierra de los cultivos bioenergéticos subvencionados ha obligado a los productores a trasladarse.

Die Lustige Hanffibel (“La Divertida Biblia del Cáñamo” de 1943) es una descripción cómica, e interesante, de los usos tradicionales del cannabis en Alemania, junto con instrucciones sobre cómo y cuándo plantar la cosecha para obtener los mejores resultados. En aquel momento, el cultivo del cáñamo estaba recuperando fuerzas como parte de los esfuerzos de guerra. El manual fue publicado por la Nourishment Authority del Reich alemán.

A partir de julio de 2014, el cultivo de variedades de alto contenido en cannabinoides para el uso medicinal está permitido para ciertos individuos que sufren de dolor crónico, debido al fallo de un tribunal alemán en relación con cinco individuos gravemente enfermos quienes habían solicitado (y se les había denegado) el permiso para cultivar cannabis con fines terapéuticos del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios. El grupo llevó la denuncia a los tribunales. A tres miembros se les concedió permiso para cultivar pequeñas cantidades en casa. Dos no lo consiguieron: uno porque el juez consideró que no podía evitarse el posible acceso por parte de terceros, y el otro porque se determinó que no se habían agotado todas las opciones de tratamiento.

Cannabis-Legalization-Movement-Sensi-Seeds-Blog-250x166
Hay un movimiento de legalización activo en Alemania, pero sólo el 29% de la población quiere que se legalice

El movimiento a favor de permitir el cultivo de cannabis en Alemania es pujante. En junio de 2013, un grupo que se autodenomina “A Few Autonomous Flower Children” esparció varios kilos de semillas de cannabis por toda la ciudad universitaria de Gotinga, en la Baja Sajonia. Desde entonces, cientos de plantas de cannabis han ido apareciendo por toda la ciudad, y la policía está luchando para mantenerse al día con la tarea de eliminarlas. Aquí se puede encontrar una galería de fotos de las plantas que se han visto en Gotinga desde que la protesta comenzó.

El cultivo de cannabis está muy extendido en Alemania, a pesar de que sigue siendo ilegal, excepto en circunstancias muy limitadas. En 2011, 1.804 casos de cultivo fueron detectados por la policía. En 2010, la cifra fue de 1.517. El tamaño medio de la cosecha también aumentó, con 133.650 plantas incautadas en 2011, en comparación con las 101.549 plantas en 2010. Esto nos da una media de 74 plantas por cultivo en 2011, en comparación con 67 en 2010. El número de “pequeños” cultivos personales también se duplicó ese mismo año, lo que supuso que los grandes cultivos comerciales fueron muchos menos, pero mucho más importantes en tamaño.

Legislación, arrestos y condenas relativas a la marihuana en Alemania

The-Hanfparade-is-an-annual-cannabis-legalisation-march-and-is-typically-very-well-attended-©-Marco-Fieber-250x165
La Hanfparade es una marcha anual a favor de la legalización del cannabis, que suele tener una gran afluencia de público (© Marco Fieber)

Hasta mediados de la década de 1990, el cannabis era completamente ilegal en todas las formas en Alemania. El 28 de abril de 1994, la Corte Constitucional Federal dictaminó que la posesión de drogas “blandas” en cantidades destinadas al consumo personal ya no sería juzgada. A partir de entonces, la posesión, el consumo, e incluso la venta de pequeñas cantidades de cannabis, en general, ha sido tolerado por las autoridades regionales, aunque el alcance de esta tolerancia varía entre las diferentes regiones.

La ley federal alemana afirma que los individuos en posesión de “pequeñas cantidades” están exentos de procesamiento, pero deja la definición de lo que constituye una pequeña cantidad en manos de los gobiernos regionales. La cantidad de cannabis considerada “pequeña” por la mayoría de los gobiernos regionales, entre ellos Múnich y Brandemburgo (que rodea Berlín), es de seis gramos. La propia ciudad de Berlín permite la posesión de un máximo de quince gramos. En la región del norte de Schleswig-Holstein, la cantidad permitida es, normalmente, de hasta treinta gramos, mientras que en Turingia, en el centro-este de Alemania, la posesión de pequeñas cantidades puede ser causa de arrestos.

A pesar de estas políticas, por lo general, leves, los arrestos de individuos en posesión de cantidades superiores a los límites son habituales, incluso cuando no hay intención probada de vender. En 2011, se registraron 236.478 delitos de drogas, con alrededor de 170.297 delitos de posesión y unos 50.000 delitos de venta y tráfico. Para los delitos que pueden ser procesados por la ley, como el cultivo a pequeña escala y la venta, o la posesión que supere los límites personales, el castigo puede ir desde multas y penas de prisión cortas hasta un máximo de cinco años de prisión. En general, estas sentencias largas se reservan para los delitos de venta y tráfico más graves. Tales casos también pueden llevar a un mínimo obligatorio de uno o dos años de prisión, dependiendo de la gravedad.

La legalización de la marihuana en Alemania

Cannabis-consumption-is-widespread-and-generally-socially-acceptable-in-Germany-©-Mediaparker-250x374
En Alemania, el consumo de cannabis se ha generalizado y es aceptado a nivel social generalmente (© Mediaparker)

El actual gobierno alemán, liderado por la Democracia Cristiana (CDU), en general se opone a la legalización del cannabis, y quiere reforzar las leyes existentes contra su uso y venta. Sin embargo, existe un amplio apoyo a la legalización del cannabis por parte de diferentes expertos, entre los que se incluyen científicos, políticos y policías, que argumentan que las sanciones más severas no consiguen que disminuyan ni la posesión ni el consumo de cannabis, ni de otras drogas ilícitas.

Algunos políticos han pedido que la prohibición del cannabis se levante de una vez por todas, incluyendo el incondicional Partido Verde Hans-Christian Ströbele. En Berlín, el hogar de miles de consumidores de cannabis regulares (y de la famosa Hanfparade), el sentimiento a favor del cannabis siempre ha sido fuerte, y varios políticos han pedido que se abrieron en la ciudad cafés de cannabis al estilo holandés, incluyendo la alcaldesa del distrito Monika Hermann. Sin embargo, este plan fue rechazado por el Senado de Berlín, con la feroz oposición del senador de Sanidad por Berlín Mario Czaja, del partido de centro-derecha CDU.

A pesar del amplio apoyo popular al cannabis entre la población en general, la legalización pura y simple sorprendentemente tiene el apoyo de pocos alemanes, al menos según una encuesta realizada en enero de 2014. De acuerdo con la encuesta, sólo el 29% de las personas que participaron en el sondeo estaban a favor de la legalización pura y simple del cannabis, mientras que el 65% manifestaron su rechazo a cualquier relajación adicional de la legislación vigente. El 6% restante no tenía ninguna opinión al respecto.

Comprar y consumir marihuana en Alemania

La marihuana y el hachís están ampliamente disponibles en la mayoría de las ciudades alemanas, siendo el hachís procedente de Marruecos, India y Afganistán el que se encuentra disponible más frecuentemente. Durante la última década, ha aumentado la disponibilidad de la marihuana. La mayor parte proviene de los Países Bajos o Suiza, pero cada vez se produce en el país una proporción mayor.

Algunos coffeshops y head shops clandestinos venden cannabis discretamente bajo el mostrador en algunas ciudades, pero puede resultar difícil encontrarlos si no eres local. Como en cualquier país, la mejor apuesta, y la más segura, es encontrar un local de fiar para conseguir cannabis, pero también hay numerosos vendedores en ciertas calles, o parques, de la ciudad que en general parecen ser bastante fiables, al menos en lo que se refiere a no terminar demasiado “timado”.

En Frankfurt, la estación de Konstablerwache es un lugar muy conocido por ser frecuentado por vendedores de hachís, y las informaciones varían en cuanto a las calidades y los precios que se ofrecen. Siempre es aconsejable comprobar, por lo menos, el aspecto y el aroma de cualquier compra realizada en la calle, y los traficantes callejeros más razonables lo permitirán. En Berlín, los parques de la ciudad Volkspark Hasenheide y Görlitzer Park son muy conocidos porque en ambos lugares puedes adquirir y fumar cannabis. En verano, los grupos de jóvenes rodeados de nubes blancas de humo son una imagen frecuente.

Desde la crisis financiera mundial de 2008, los precios del cannabis en Alemania han aumentado significativamente. En 2007, el precio por gramo oscilaba entre 5-7 € para el consumidor final. Ahora, son más comunes los precios que van de 7 a 10 €, e incluso algunos pueden llegar hasta 12 €. Una vez más, es preferible asegurarse un proveedor local de fiar a comprar a un vendedor callejero en términos de precio.

Por Seshata  Fuente Sensi Seeds

por -
0 274 vistas

Fráncfort inició ayer lunes  una conferencia de expertos de diversos ámbitos para debatir sobre la posible legalización de la marihuana y se convirtió así en la primera ciudad alemana que aborda el tema de forma oficial.

El debate “se encuentra estancado desde hace años y está lastrado ideológicamente”, señaló Rosemarie Heilig, política del partido Los Verdes y vicejefa del departamento de salud de la ciudad, ante el inicio del coloquio. La cita reúne a policías, científicos, médicos y miembros de organismos de ayuda a drogodependientes.

La primera parte del programa se centra en el estado de la investigación con cannabis y la segunda en modelos de descriminalización de la droga. Ulfrid Neumann, del instituto de criminalistica y filosofía del derecho de la Universidad de Fráncfort, consideró que la prohibición del consumo de cannabis carece de sentido.

“Mi conclusión es que las irracionalidades políticas en esta cuestión son relativamente altas”, dijo a la agencia dpa antes de participar en la conferencia. Neumann integra un grupo de 122 profesores de derecho que firmaron una petición a favor de una política de drogas más liberal.  Fuente DW

por -
0 1.237 vistas

El cannabis puede hacer que las enfermedades sean más soportables. A veces, incluso puede luchar contra ellas con éxito . Hay personas que dicen que el cannabis es lo mejor para el alivio del dolor, mejor que, por ejemplo,el ibuprofeno , y mejor que el paracetamol , ya que no tiene efectos secundarios. Y la mejor parte de todo esto: todo el mundo podría crecer fácilmente cannabis en el jardín. De forma gratuita.
Sin embargo, el auto-cultivo de cannabis es – con algunas excepciones – ilegal.
Al lobby farmacéutico alemán probablemente le gustaría que siga siendo así. Un medicamento que no cuesta dinero, pero tiene grandes beneficios es un muy fuerte competidor para los medicamentos establecidos que cuestan mucho y tal vez combaten los síntomas originales, pero traen consigo otro nuevo dolor .
¿Por qué deberían las empresas farmacéuticas de Estados Unidos deben pensar de manera diferente de las de Alemania?
En los EE.UU., algunos estados han legalizado gradualmente el cannabis con fines medicinales. Varios fabricantes de analgésicos se oponen a la liberalización, y están exigiendo reglas estrictas para el consumo privado. Oficialmente, dicen que el cannabis no debería ser legalizado, ya que podría ser peligroso. En realidad, ellos no quieren la legalización, ya que les haría mucho mal.
Un no muy nuevo, pero hasta ahora descuidado documento confidencial de la Asociación para Niños Libres de Drogas mostró que varias compañías farmacéuticas financian campañas contra la legislación , entre ellas Purdue Pharma y Abbott Laboratories. En consecuencia, Purdue es uno de los donantes a la Coalición Comunitaria Antidrogas de América.
Estas empresas producen fuertes analgésicos de opio, los cuales son adictivos y han provocado que un número de estadounidenses sean adictos. Dieciséis mil al año mueren a causa de una sobredosis.
Un mal aceptable?
Desde 1996 Purdue ganó más de $ 27 mil millones en ventas de sus analgésicos. Eso no sería posible con el cannabis.
Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas farmacéuticas en Alemania tengan muy poco interés en el estudio de esta medicina alternativa . Publicado en el Huffingtonpost.

por -
0 2.486 vistas

Cem Özdemir aceptó el reto del #IceBucketChallenge y se grabó junto a una planta de marihuana, cuando en Alemania está prohibida su tenencia y cultivo.

El diputado alemán Cem Özdemir participó en el “Ice Bucket Challenger” tirarse un cubo de agua helada, iniciativa que surge para recaudar  fondos para luchar contra la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), hasta ahí todo normal, lo especial surge cuando la iniciativa la realizó al lado de una planta de marihuana.

Parece ser que la fiscalía de Berlin le ha abierto un proceso penal puesto que en Alemania la planta de la marihuana es ilegal y esta considerada como delito por las autoridades alemanas.
El congresista se excusa afirmando que la aparición de la planta de cannabis, que se puede ver en el vídeo, estaba colocada de forma intencionada ya que la legalización de la marihuana está dentro de las posturas de su grupo político, Los Verdes.

por -
0 806 vistas

Los pacientes crónicos para los que el cannabis sea el único medio para paliar el dolor podrán cultivar esta droga en casa en casos excepcionales, decidió hoy el Tribunal Administrativo de Colonia.

Esta es la primera vez en que un tribunal alemán autoriza el cultivo particular de cannabis en casos excepcionales, con fines terapéuticos. La Justicia respondió así a la demanda presentada por un grupo enfermos crónicos, que solicitaron que se tuviera en cuenta su situación.
“El cultivo de cannabis sigue siendo ilegal en términos generales, pero puede ser permitido bajo varias condiciones como una solución de emergencia”, indicó el presidente del tribunal, el juez Andreas Fleischfresser.
Requisitos
Entre los requisitos para poder cultivar esta droga se especificó el de que el paciente no tenga tratamiento alternativo y no esté en condiciones económicas de adquirir cannabis en farmacias debido a su alto precio.
Los tres pacientes que tuvieron éxito con su demanda disponen de una autorización para adquirir cannabis con fines terapéuticos, pero alegaron no tener dinero suficiente para costear su compra. Por eso solicitaron autorización para cultivar la planta en casa, lo que les fue concedido en un fallo calificado por la prensa de “sensacional”. Fuente

por -
0 920 vistas

En principio, la venta de marihuana está prohibida en Alemania, a excepción del parque Görlitzer de Berlín, que con los años se ha convertido en un oasis para los consumidores de hierba y en un claro ejemplo de la indulgencia de la capital alemana a este respecto. Durante años, los residentes del barrio izquierdista de Kreuzberg han convivido en un ambiente de resignada paz con los camellos y compradores que frecuentan el parque, mientras que la policía —con la salvedad de alguna redada ocasional — hace la vista gorda.

Sin embargo, el aumento del número de traficantes —muchos de los cuales no disponen de permiso de residencia y venden droga como único modo de sustento— ha atraído violencia, hostigamientos y la atención mediática a la zona. El año pasado, la alcaldesa de Kreuzberg, Monika Herrman, propuso la apertura de un coffee shop legal para controlar la situación. La idea fue rechazada por el senado mientras crecen la tensión y la actividad policial en el parque.

EL último episodio de este tira y afloja se produjo a raíz de un vídeo de YouTube que circulaba en las redes sociales alemanas hace unos días. En él aparece un hombre apostado delante de un autobús colorido, en medio del desierto del Sáhara, anunciando  que el día 21 de junio va a abrir un coffee shop en el parque Görlitzer. Da la impresión de que lo ha planeado todo meticulosamente; dispone de un “permiso” de actividad empresarial para comercializar hachís marroquí y un póster en el que muestra todos los tipos de costo que pretende vender. “¡Ven al parque Görlitzer!”, exclama frente a la cámara. “¡Tendré mogollón de costo!”.

El hombre se llama Oliver Becker, aunque él se autodenomina “un auténtico activista de la marihuana”. En una conversación con la Asociación Alemana de la Marihuana, me aseguraron que Becker se toma muy en serio su iniciativa. Me pasaron con el propio Oliver, que se encontraba en Marruecos en aquel momento, para que me contara sus planes él mismo.

VICE: Hola, Oliver. He visto tu vídeo en YouTube. ¿Va en serio?

Oliver Becker:¡Por supuesto que va en serio! No es broma, tío. Hace mucho, mucho tiempo que formo parte del movimiento promarihuana. Creo que el 21 de junio es el momento oportuno —es el día en que Alemania competirá contra Ghana [en el Mundial]— y el parque Görlitzer es el lugar apropiado para empezar. La apertura de un coffee shop por todo lo alto es una buena señal, y yo soy la persona más adecuada para esto. Quiero que todo el mundo se entere de esto: “Holywoodstock” abre en Berlín.

¿Qué planes tienes?

Llevaré mi caravana al parque y pondré un cartel que diga “Coffee shop móvil”. Incluso tengo un sistema de megafonía. Todavía no lo he registrado, pero estoy en ello.

¿No tenías también un permiso de actividad empresarial?

¡Sí, claro! Fui al registro comercial .Sabía que el chico que había era joven, así que me lo camelé. Le dije, ”quiero abrir un negocio de importación y venta de costo de Marruecos”. Él me dijo, “¡pero eso es ilegal!”, y yo le respondí, “no, solo hace falta un permiso”. Y él me lo concedió.

No está mal.

Bueno, al cabo de 45 minutos el chico me llamó y me dijo que había estado leyendo sobre ello y me pidió que, por favor, volviera para revocar mi solicitud. Y eso hice.

¿Volviste?

Sí, no quería que el chico se metiera en problemas. La solicitud me costó 45 euros. Con un permiso así ya tengo margen con las autoridades de aquí, en Marruecos. Tengo algo que demuestra que me dedico a la importación y venta de costo marroquí. Ahora también estoy escribiendo una carta al rey de Marruecos para solicitarle que me reciba en audiencia.

¿No te dan miedo las autoridades marroquíes?

Ni lo más mínimo. No estoy en posesión de un solo gramo. Claro, si me paseara con unos cuantos kilos en la caravana, sería ilegal. Pero yo no llevo nada encima. Incluso he dejado de fumar costo. Aunque me hicieran un análisis de sangre, no encontrarían nada.

Pero has dicho que querías importar costo en Alemania.

Ese es mi plan de negocio, tal como se especifica en el certificado de comercialización. Otra cosa muy distinta es si yo voy a importar la mierda personalmente. Llevo tanto tiempo en el movimiento a favor del costo que tengo contactos en Alemania que manipulan grandes cantidades.

Entonces, ¿no es que vayas a ir en un avión con varios kilos de costo en la maleta?

Por supuesto que no. Incluso el hecho de que vaya al parque con la caravana no significa que vaya a llevar nada encima ni en el vehículo. Quizá podría ser alguien de entre la gente el que me pasara el material. Hay muchas opciones.

bus

¿Qué pasaría si la policía viniera y te arrestara en el parque? Te has esmerado en promocionar mucho tus planes.

En ese caso me pondré en huelga de hambre. Exigiré que todo se desarrolle sin violencia, sin radicales tirando piedras. No ofreceré resistencia. Espero poder reunir suficiente apoyo para llegar hasta el 50º día [de la huelga de hambre], que sería el día 9 de agosto, el día del Desfile de la marihuana de Berlín.

¿Quieres pasarte 50 días en huelga de hambre?

Sí. Voy a conseguirlo, incluso siendo diabético insulinodependiente.

En todo caso, esperemos que no haya que llegar a ese extremo, ¿verdad?

¡Claro! De hecho, no creo que pase eso. Informaré a la policía de todo. He escrito a la alcaldesa de Kreuzberg y a Christina Ströbele, parlamentario de Kreuzberg, pidiéndoles que hagan llegar mis datos de contacto al jefe de policía. Resistiré y apelaré a la Constitución.

Entonces, ¿es un acto de resistencia?

Totalmente. Resistencia según el Artículo 20, Sección 3 de la Constitución alemana: “Todo ciudadano alemán tiene derecho a resistencia cuando no disponga de otros medios”. [Nota del editor: realmente se trata de la Sección 4]. Una persona que esté encerrada por traficar costo es un prisionero político por lo que a mí respecta. Ten en cuenta que nuestra comisaria sobre drogas, Marlene Mörtele, hace propaganda de alcohol. Para mí, eso es inaceptable. Me resisto a eso.

Cuando se reúnen 120 expertos legales para elaborar un escrito en el que se defienda la legalización de la marihuana y presentarlo al parlamento y no sale absolutamente nada en claro de ahí, creo que entonces es hora de que la ciudadanía dé un paso adelante y diga lo que piensa. Y eso es lo que estoy haciendo. Soy un revolucionario —o evolucionario— profesional. Quiero que las cosas cambien.

También quieres dar a conocer la publicación de tu libro, ¿no?

Sí, se titula The Legaliser Autobiography. Participo en el movimiento a favor de la marihuana desde principios de los 90. Fui el primero en Alemania en vender semillas al por mayor. Desgraciadamente, también soy responsable en parte del reciente aumento de la venta de luz artificial, lo cual no es un desarrollo positivo, para mí. Me gustaría fomentar una vuelta a formas de iluminación más naturales.

¿A qué te refieres?

Para producir THC en condiciones naturales se necesita una colina. Todas las zonas de producción de cannabis del mundo se encuentran en la montaña; las montañas del Rif en Marruecos, el Himalaya en Afganistán o el Nepal, las Montañas Azules en Jamaica, etc. Es posible simular eso con luz artificial. Hemos logrado obtener niveles de THC que normalmente solo podrían conseguirse en montañas de cuatro o cinco mil metros de altura. En condiciones normales, no se puede cultivar ningún otro tipo de plantas a esa altura.

Todas las semillas que se venden en el mercado hoy en día se han producido con luz artificial. No estoy de acuerdo con eso. Ya no fumo maría porque te deja en un estado más letárgico. Obviamente, la razón principal es la de incitar al debate sobre las drogas.

Parece un libro interesante.

Tengo muchas historias que contar. Hago unas cuantas revelaciones que no van a gustar mucho a la gente, pero sostengo todo lo que digo en el libro: no soy un delincuente, aunque a veces haya pasado material por la frontera o haya vendido aquí y allá. Creo que una cajera de supermercado que venda una botella de whisky a un chico de 18 años es tan mala como un traficante.

Fuente VICE

Vídeo Oliver Becker

 

por -
0 492 vistas

Más de 120 profesores alemanes apoyan una iniciativa para legalizar el cánnabis, pidiendo al Gobierno un cambio en las políticas antidrogas. El apoyo legislativo crece, aunque las autoridades manifiestan escepticismo.

Según estimaciones, entre dos y cuatro millones de alemanes consumen marihuana y unos 14 millones habrían tenido alguna experiencia con la droga. El consumo de la yerba no está penado en Alemania, pero sí la venta, el cultivo y la posesión. Estas limitaciones deberían mantener al ciudadano fuera del consumo y sin embargo, fallan a la hora de cumplir con su función, dice Lorenz Böllinger, profesor emérito de Derecho Penal en la Universidad de Bremen.

Hace dos años, Böllinger fundó el llamado Schildower Kreis, un grupo que entretanto cuenta con el apoyo de más de 120 profesores penalistas alemanes. Los juristas tienen como objetivo legalizar el cánnabis y también la plantación, posesión y venta. En noviembre de 2013, pidieron al Bundestag una comisión formada por todos los partidos, con la intención de analizar la efectividad de la legislación actual antidroga.

Ahora, los juristas están cada vez más cerca de su objetivo. El grupo de Bündis90/Los verdes y el Partido de la Izquierda decidieron votar por la comisión. Además, Böllinger espera el apoyo de algunos diputados del SPD para esta iniciativa, para la que serían necesarios 120 votos. Aunque ambos partidos de la oposición ya cuentan con 127.

Vidas arruinadas

Böllinger quiere la legalización en función de la aceptación social como “droga blanda”. “Los consumidores son criminalizados”, critica el experto. Tienen que pagar mucho dinero para adquirir la sustancia en el mercado negro y entran a un entorno de delincuencia, dice Böllinger: “Si a los jóvenes que prueban la yerba se les cuelgan antecedentes penales, no podrán optar a formación, se les quita el carné de conducir y otras cosas. Se les envía directamente al camino equivocado”.

La responsable depolítica cpontra las drogas en el Gobierno federal, Marlene Mortler, rechaza plenamente la legalización de cánnabis advirtiendo de los peligros que conlleva para la salud. “No se pueden infravalorar los riesgos para la salud. Sobre todo en el caso de los jóvenes”, se dice en una declaración de su página web: “Un consumo regular de cánnabis provoca graves problemas, desde psicosis hasta la adicción”.

Esa afirmación no convence a Böllinger. El cánnabis es especialmente peligroso solo para personas que tienden a la dependencia, aclara el jurista. Además, si la sustancia fuese legal, se podría dar a los jóvenes más información sobre los riesgos del consumo de marihuana. Programas preventivos solo existen para el alcohol y el tabaco.

Traficantes y fuentes no fiables

Otra de las razones por las que aboga Böllinger para descriminalizar el cánnabis sería un mayor control de calidad de la droga. El presidente de la Asociación Alemana del Cáñamo, Georg Wurth, habla de un caso en Leipzig en el que un traficante mezcló su producto con sulfuro de plomo. Como consecuencia, más de 100 personas tuvieron que ser atendidas en el hospital.

“El problema de las mezclas aumentó en los últimos años”, dice Wurth a DW: “Se mezcla la yerba con azúcar y plástico líquido”. Dichas prácticas podrían ser mejor controladas con la legalización de la venta de cánnabis, argumentan los partidarios de la descriminalización.

También Hubert Wimber, de la policía de Münster, es partidario de un cambio en la ley. “La prohibición penal ha fracasado”, dice Wimber. La barrera de inhibición para el consumo de cánnabis es muy baja pese a la prohibición. Se gasta mucho dinero en persecución y poco en prevención y rehabilitación. Wimber no cree que una legalización triunfe bajo el actual Gobierno. Pero aun así, apoya la iniciativa de los profesores.

“A veces hay que aprender del extranjero”, continúa Wimber apuntando a historias de éxito. El año pasado, Uruguay fue el primer país de la tierra que legalizó el comercio y la producción controlados. Y también en algunos estados de Estados Unidos se permite ya el consumo médico.

Fuente DW

por -
0 581 vistas

Toda Europa realiza esfuerzos debido a la crisis. Bueno … tal vez no toda Europa. Una idea desarrollada por algunos indómitos amigos del cáñamo hace caso omiso a la crisis. Hace más de 10 años, se crearon los primeros clubs sociales de cannabis en España y actualmente en el centro de cada ciudad española, mediana o grande, hay uno. Incluso en Bélgica, se encuentra en funcionamiento un club social de cannabis legal con el nombre de “Trekt uw Plant” y en Uruguay, donde el cannabis vuelve a ser legal una vez más, este tipo de club puede actuar con libertad. En Francia, donde la legislación sobre drogas lleva años anticuada, la rama del movimiento a favor del cannabis, que se materializó gracias a Dominic Broc, recibe cada vez más atención por parte de los medios de comunicación y sigue ganando adeptos.

¿Y qué ocurre en Alemania? Bueno, allí también se está imponiendo la idea. ¿Qué más se puede esperar de un pueblo que parece tener una tendencia natural a formar clubs y asociaciones? En ningún lugar del mundo hay tantos grupos que encarnen intereses tan variados y, a veces, absurdos. Pensemos, por ejemplo, en la asociación creada para salvar el blusón (Zusammenhang nur der Verein zur Rettung der Kleiderschürze), o la que pretende ralentizar el tiempo (Verein Zur Zeit der Verlangsamung). Habida cuenta de estas dos, ¿por qué no tener un club social de cannabis? Después de todo, se estima que hay de cuatro a seis millones de consumidores de cannabis en Alemania (muchos más que los que usan blusones floreados o quienes llevan aparatos para desacelerar el tiempo).

La idea del “cultivo social” resulta muy atractiva porque excluye la posibilidad de explotar la cosecha comercialmente. Por otro lado, el modelo de coffeeshop holandés, de probada eficacia, corre grave peligro, sobre todo desde el nombramiento del Ministro Ivo Opstelten, que todavía tiene que encontrar una solución para equilibrar la ilegalidad, la tolerancia y el comercio. A diferencia de lo que supone visitar un coffeeshop, los miembros de una asociación dedicada al cultivo de cannabis se esfuerzan por garantizar la transparencia, y por desligar completamente sus cosechas del comercio. Después de todo, la oferta siempre está dirigida a la demanda interna de la asociación.

La producción se limita a un máximo predeterminado y se somete a un control muy estricto; este modelo recuerda mucho a la economía planificada de Europa del Este, pero con una peculiaridad. Es posible que un modelo que sigue estas pautas se critique menos al no ofrecer una disponibilidad ilimitada del producto. Dado que la producción se dirige totalmente al consumo personal, es más fácil que se ajuste a la legislación internacional en vigor y, muy importante, al colaborar con los médicos y otros expertos, una asociación como ésta puede ayudar a contribuir a la hora de prevenir el abuso. Además, se protege a los menores gracias a los requisitos de edad mínima vigentes según este modelo. Los clubs legales también ofrecen a todos los implicados una mayor seguridad jurídica que, por ejemplo, la que ofrece la política de tolerancia con respecto a los coffeeshops, y sufren menos los vientos de cambio político que soplan cuando se nombra un nuevo alcalde o se forma una nueva coalición.

El modelo español

funny-bull-photobomb-Spain-1

Para pertenecer a la mayoría de estos clubs en España, los miembros o socios deben tener al menos 21 años de edad, aunque algunos mantienen una edad mínima de 25 años para los nuevos candidatos. A fin de que la asociación mantenga un tamaño reducido y que no surja la tentación de soñar con ganar dinero, la mayoría de los clubs españoles limitan el número de socios y, al hacerlo, también se limita la cantidad máxima de cannabis que se cultiva. Por esta misma razón, el tamaño de los clubs sociales de cannabis en Uruguay está limitado a 99 miembros por cada club. Asimismo, cada candidato deberá ser presentado por un socio que va a actuar como aval del recién llegado, por así decirlo. Las personas que padecen dolor crónico son admitidas sin preámbulos, incluso después de que se haya alcanzado el número máximo de miembros. A estas personas sólo se les exige que presenten pruebas de su enfermedad acreditadas por un médico.

Se pregunta a los candidatos por la cantidad aproximada de hierba que fuman, comen o inhalan durante un mes. La cantidad mensual máxima individual cambia de un club a otro y se encuentra entre 30g y 100g; nadie estaría contento con menos. Los socios deciden, de forma colectiva, las variedades que se van a cultivar y pueden comprar el producto final, como reembolso por los gastos, a 6,00 € el gramo de media. Esta cantidad cubre los gastos derivados de la siembra de las semillas, la electricidad, los fertilizantes, el alquiler del edificio del club, los salarios de los profesionales a ambos lados del mostrador, y un impuesto que se paga de manera voluntaria.

Los socios están comprometidos con el consumo responsable de cannabis, por eso sólo permiten que sea distribuido por personal capacitado. Su regla de oro es que todo el que requiera más producto que el permitido por los estatutos del club, necesita orientación o asesoramiento, y además, la mayoría de las asociaciones se lo proporcionarán encantadas. Después de todo, el cannabis puede representar un peligro para las personas que no saben cuándo parar.

Los miembros del club acuerdan qué grupo de personas serán las encargadas de cultivar las plantas y lo ideal sería que las personas designadas para esta tarea tengan ya cierta experiencia en el cultivo de cannabis en interior. No resulta difícil calcular cuánto tiene que producir este equipo para satisfacer la demanda de cada uno de los 100 miembros que utilizan una media de 1g a 2g al día. Cuando llega el momento de cosechar los frutos de su trabajo, los socios pueden ofrecerse como voluntarios para recoger la cosecha, algo que hacen muchos.

Clubs sociales de cannabis en Alemania – ¿Son siquiera posibles?

Ahora que el debate que rodea al cannabis también ha cobrado auge en Alemania, la Deutsche Hanfverband (DHV) o Asociación del Cáñamo Alemana ha publicado un manual en Internet. El manual está dirigido a los políticos y ya se ha descargado muchas veces con el fin de sentar las bases de un movimiento de clubs sociales de cannabis que esté presente en los consejos municipales y de distrito. Hasta el momento, se han presentado muchas peticiones en relación a proyectos piloto de clubs sociales de cannabis y de coffeeshops, y la página de laDHV proporciona instrucciones detalladas y da consejos útiles para presentar una solicitud. No se puede hacer mucho más ante la perspectiva de cuatro años de conservadurismo en lo que respecta a la legislación sobre drogas bajo la gran coalición social-demócrata-cristiana.

Afortunadamente, un club social de cannabis o coffeeshop piloto, como el que está proponiendo el consejo del distrito de Kreuzberg en Berlín, es mucho más interesante que las elecciones del comité de la asociación de criadores de conejos, o la comisión de un nuevo centro comunitario. Todavía se leen los periódicos locales gratuitos en la era de Internet en casi todos los hogares y divulgan nuestros argumentos exactamente donde tienen que hacerse oír: entre las personas que no consumen cannabis y que están, por tanto, satisfechas con la prohibición general porque no llegan a darse cuenta de que la legalización dentro de una estricta legislación, que además se ocupa del bienestar de los menores, redunda en su propio beneficio. Todavía hay una gran cantidad de trabajo por hacer, pero ¡el primer clic de un ratón supone media batalla ganada!

Por Micha

Fuente SensiSeeds

por -
1 2.974 vistas
cannabis

La marihuana podría tener una sustituta: la hortensia. Desde hace un tiempo a esta parte, se viene denunciando el robo masivo de esta planta en cementerios y jardines de Francia y Alemania, según informan DieWelt y Le Matin.

Al parecer, internet tiene la culpa de que esté creciendo este extraño fenómeno. Blogs y diversas webs hablan de los efectos alucinógenos de los pétalos de las hortensias tras ser manipulados.

En la prensa local ya alertan de posibles efectos secundarios por fumar porros de hortensia: problemas gastrointestinales, aceleración del ritmo cardiaco, mareos…

Además, en altas dosis puede resultar mortal, según explica Kurt Hostettmann, profesor honorario de la farmacología en las universidades de Lausana y Ginebra.

Fuente Que.es

por -
0 441 vistas

Un grupo de 115 profesionales de la Universidad de Bremen envió la petición al comité de la organización en Noruega. El argumento principal es la ley de legalización de la marihuana. Se suma al pedido del año pasado de activistas holandeses

El estilo presidencial de José Mujica generó nuevamente un pedido de distinción. Un grupo de profesores de la Universidad de Bremen, de Alemania, envió una carta al comité de Noruega para pedir que el Nobel de la Paz 2014 pertenezca al mandatario de Uruguay.

Fueron 115 profesionales que ya estamparon su firma. Entre ellos, hay docentes, criminólogos y catedráticos de la Justicia penal de Alemania, que se reunieron con el parlamento de ese país para solicitar se tome el camino de Uruguay con la legalización de la marihuana.

La traducción de la carta fue publicada por el diario uruguayo El Observador. “José Mujica debería ser galardonado con el premio por sus méritos en la consecución de los derechos humanos, la seguridad humana y el desarrollo sostenible en su país, así como en América del Sur en general”, reza el escrito.

Entre los motivos, se expone que “Mujica se ha convertido en motivador y modelo por seguir no sólo para los jóvenes de este planeta, sino para todos nosotros”, y destaca tres razones.

La primera resalta que “jugó un papel central para la transformación de los Tupamaros en un grupo político legal su humilde estilo de vida (“más humilde líder del mundo”), que incluye su rechazo de la riqueza individual y el consumismo excesivo”.

En cuanto al segundo pilar para su candidatura, los alemanes se apoyan en su política de drogas. “Su valiente abordaje de una política de drogas progresista y con base científica, que se encuentra en fuerte oposición al fallado régimen prohibicionista vigente mundialmente”, argumentan.

“Mujica pasó varios años en la cárcel, sufrió de aislamiento prolongado y fue amenazado con ejecución extra legal. En lugar de estar lleno de amargura o en busca de venganza violenta, se convirtió en un verdadero demócrata y el presidente electo de Uruguay” completan en el tercer punto

Fuente El Comercial

por -
1 182 vistas
concurso television alemana cannabis

Increíble pero cierto: Hanfverband Deutscher (Federación Alemana de cáñamo), una organización que aboga por la legalización del cannabis, acaba de ganar un millón de euros gracias a un concurso de la televisión alemana, la final fue transmitida la noche del sábado en el canal Pro7 

Durante la última parte de este programa llamado Millionärswahl (elección Millionaire), se invitó a los espectadores a que votasen por teléfono o por Internet para decidir por uno de los siete candidatos que competían para ganar y poder realizar su sueño. Entre los finalistas: un bávaro breakdance que quería financiar su escuela, un representante de un proyecto de agua potable para los países en desarrollo, una banda de electro-punk que prometió a sus seguidores dar una serie de Conciertos gratuitos, cervezas incluidas … En términos de audiencia, este nuevo juego fue un fracaso real, pero la participación de un pro- cannabis movilizó claramente a sus partidarios. 

En Alemania, donde el cannabis es ilegal pero ampliamente despenalizado en algunos estados, el número de personas que alguna vez fumaron un porro en su vida se estima en 14 millones, y el número de fumadores regulares entre 2 y 4 millones . El proyecto de Georg Wurth, presidente del Deutscher Hanfverband, convenció a la audiencia del show del sábado por la noche, haciendo su anuncio en televisión defendiendo la legalización del cannabis en Alemania. Con el pelo corto, gafas sin marco, deportivo … Este hombre de 41 años quien se describe como un usuario ocasional de cannabis con una camisa india no se parecía a la caricatura de los fumadores apáticos”fumados”. 

Después de realizar una carrera política en el Partido Verde Alianza 90/Verdes, este antiguo asesor financiero fundó las Deutscher Verband Hans en la década del 2000 y se convirtió en unos de los principales de aquellos que quieren legalizar el uso, la venta y producción de cannabis en Alemania el discurso de Georg Wurth estuvo bien articulado en televisión , como se ha señalado recientemente Die Tageszeitung: “Él habla de los ingresos fiscales para el Estado, el manejo del dolor en pacientes, una mejora de la calidad o de alivio para el sistema judicial. Pero no niega los problemas que pueden derivarse de un consumo excesivo y toma partido por la protección a la juventud: “Yo no quiero crear hippies, no quiero que la gente joven fume o se haga un bong por la mañana antes de ir a la escuela “. El ​​Partido Pirata alemán, incluye la legalización de la marihuana y un post en su felicitaba a Georg Wurth en su web :“Felicidades, Georg! El Partido Pirata se complace que haya ganado Georg Wurth y la Deutscher Hanfverband. Estamos seguros de que el millón del concurso traerá mucho bien. “ Esto representa una bendición para la organización, que ahora cuenta con tres empleados y que tenían hasta el momento sólo un presupuesto muy limitado (€ 89.000 en el 2012) . 

La participación en el programa ha permitido a la Deutscher Hanfverband ganar más de un centenar de nuevos miembros y más de 10.000 nuevos amigos en su Facebook. Cuando se transmitía el programa, Georg Wurth también discutió los muchos mensajes de apoyo que había recibido en las últimas semanas, como la palabra enviada por un joven espectador: “. Incluso has convencido a mis padres” Además del anuncio de televisión, la organización planea transmitir anuncios en la prensa, crear un fondo de apoyo para los pacientes que están luchando por el derecho a consumir cannabis con fines terapéuticos y contratar a uno o dos nuevos empleados. 

Fuente: http:/ / www.slate.fr / … y de cannabis

por -
2 989 vistas
Cannabis Alemania

Desde el 2011, la policía ha descubierto alrededor de 50 plantaciones de cannabis en edificios vacíos en todo el estado nororiental de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Antes de esas fechas se encontraban un par cada año.

Las autoridades holandesas han reprimido con fuerza a cultivadores de cannabis desde el 2011, según la oficina de Mecklemburgo-Pomerania Occidental para la Investigación Criminal (LKA), que publicó las cifras.

Esto no ha hecho mas que aumentar la producción en su vecina Alemania. Las grandes extensiones de edificios deshabitados en Mecklemburgo han demostrado ser perfectos para que los productores puedan cultivar miles de plantas, ya que cosechan cuatro a seis veces al año siendo muy lucrativo.

Y las cifras de la LKA sólo incluyen granjas de cannabis que se han localizado, es decir, lo más probable que hayan decenas más por ahí.

Fuente The Local traducido por La Marihuana

 

por -
0 526 vistas

106 académicos alemanes, todos destacados profesores de Derecho penal en varias universidades del país, han puesto en marcha una acción inédita destinada a lograr un cambio radical en la ley antinarcóticos, que penaliza la posesión y el consumo de drogas.

Los académicos –el 40% de los profesores de Derecho Penal de las universidades alemanas– son partidarios de la despenalización de las drogas blandas, y sugieren que Alemania copie el ejemplo de Uruguay, que ha aprobado una ley para regular el comercio de marihuana.

Partiendo de una tesis provocativa —la droga no es el problema, sino la política legal represiva— los académicos, entre los que están Lutz Meyer-Gossner, expresidente del Tribunal Federal, y Albin Eser, exdirector del Instituto Max Planck de Derecho Penal Internacional, han firmado una petición dirigida al Parlamento Federal en donde formulan la urgente necesidad de reformar la ley antinarcóticos.

“Es absolutamente absurdo catalogar como criminales a las personas que consumen marihuana”, declara a EL PAÍS el autor de la iniciativa, el profesor Lorenz Böllinger, que imparte clases de Derecho Penal en la Universidad de Bremen.

“La persecución ocasiona costes enormes, la marihuana se mezcla con sustancias dañinas en el mercado negro y el Estado deja de ingresar millones en concepto de impuestos”Böllinger ya ha cosechado un primer éxito.

El Boletín emitido por el órgano oficial de los jueces alemanes publicará en su próximo número un exhaustivo análisis de la propuesta, una decisión que aumentará la difusión de la medida. La Asociación de Abogados Penales también se ha mostrado dispuesta a adherirse a la resolución.

El primer paso es conseguir la creación de una Comisión Especial en el Bundestag que se ocupe de estudiar los pros y los contra de la actual ley y analice las posibles consecuencias que tendría una hipotética legalización de drogas blandas, como la marihuana. ”Si la recomendación de la Comisión es positiva esperamos que el gobierno tome cartas en asunto”, dice el profesor Böllinger. “El ejemplo a seguir seria Uruguay”, añade.

La posibilidad de crear la comisión podrá concretarse el próximo año cuando el Bundestag asuma sus funciones. Según el reglamento interno, se puede crear una comisión especial si recibe el apoyo del 25% de los miembros del Parlamento Federal, una situación legal que obligará al profesor Böllinger a buscar el apoyo de los diputados socialdemócratas, debido a la mayoría que tiene el gobierno de coalición. La iniciativa ya cuenta con el apoyo de los grupos parlamentarios de los Verdes y de la Izquierda.

“Aunque la meta final es la legalización del consumo de drogas blandas, nuestro primer objetivo es promover una gran discusión nacional sobre la ley actual para que se revise e implantar medidas como las que existen en Colorado y Washington, en Estados Unidos, donde se permite la posesión de 28 gramos de marihuana, mientras que en el resto del país está prohibido. Uruguay es otro ejemplo”, insiste el académico.

El profesor de la Universidad de Bremen y sus colegas no creen en soluciones ambiguas, ni tampoco en iniciativas individuales, como la que presentó la alcaldesa de Kreuzberg en Berlín, la ecologista Monika Herrmann, que quiere convencer a las autoridades para que le permitan abrir coffee shops en los alrededores del parque Görlitzer, una forma radical de combatir la criminalidad y el tráfico ilegal de drogas en la zona.

“Es una iniciativa inútil y las autoridades no validarán la medida aprobada por la asamblea del distrito. Se trata de una violación a la ley”, afirma el académico. Nosotros, en cambio, no queremos trivializar el problema de la droga, queremos evitar la criminalización de los consumidores. La persecución penal es el problema en este país”. “El Estado no debe perjudicar a la población y, por lo tanto, tampoco debe reducir sus derechos. La legislación actual viola la Constitución”, concluye el académico.

Fuente Radio Caracol

por -
0 676 vistas

Los concejales del distrito berlinés Friedrichshein-Kreuzberg han aprobado por unanimidad la apertura en su territorio de bares autorizados para el consumo de marihuana. Los llamados ‘coffee shops’ se perciben como un primer paso destinado a subsanar el fracaso de la prohibición.

Según explica el sitio rbb-online, las autoridades quieren aprovechar la medida para expulsar del distrito a un grupo criminal libanés especializado en la venta de drogas en el parque Goerlitzer, que forma parte del distrito y se ha transformado en el mayor mercado de estupefacientes de la ciudad. El distrito tiene previsto abrir varios establecimientos con los productos de cáñamo legalizados precisamente en los alrededores del parque.

La iniciativa aún debe ser aprobada por el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Alemania

Fuente RT

por -
0 515 vistas

Alemania.- Una política alemana quiere plantarle cara al tráfico ilícito de marihuana permitiendo su venta en un coffee shop en Berlín. En otros países, la legalización también se discute.

En el reporte mundial sobre drogas de 2013 publicado por UNODC, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el cannabis sigue siendo la sustancia ilegal más consumida en el mundo. ¿Qué opciones se barajan en la actualidad para combartir su compraventa ilegal?

La alcadesa del barrio berlinés Friedrichshain-Kreuzberg del partido Los Verdes, Monika Hermann, quiere plantarle cara a la venta ilegal de cannabis de una forma un tanto especial: abriendo un coffee shop donde se permitiría consumirlo. No es un intento de copiar el modelo holandés, ya que los vendedores berlineses tendrían formación médica para poder aconsejar a los clientes sobre los riesgos del consumo de este estupefaciente. En Alemania está prohibida la compraventa de marihuana, pero se puede llevar encima cierta cantidad, que varía entre los Länder: 15 gramos en Berlín o 6 en Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo. Si Hermann sigue adelante con esta iniciativa y se aprueba en el Parlamento regional berlinés y en el Instituto Federal de Drogas sería el primer caso en todo el país.

Los clubes sociales de cannabis parecen ser una alternartiva al tráfico ilegal. En estos centros, en ciertos países europeos como España y Bélgica, solo se puede consumir marihuana si se cumplen los siguientes requisitos: tener más de 18 años y que, un socio del club, avale al nuevo miembro. Para estos clubes, se produce una cierta cantidad estimada de cannabis, pero no puede venderse a personas ajenas al club. Si no, sería tráfico ilegal.

En Latinoamérica, Uruguay sentará precedentes en el mundo con respecto a la marihuana si el proyecto de ley paralegalizarla se aprueba en el Senado. El Estado administrará y regulará la producción, el consumo y la venta de marihuana. Dicha sustancia se podrá adquirir en farmacias y solo hasta 40 gramos por persona como máximo al mes. Según las encuestas, alrededor del 60% de los uruguayos estaría en contra de este proyecto ley, aprobado por la Cámara de Diputados recientemente. La ONU, por su parte, ve con preocupación esta nueva medida antidroga.

Diferentes variantes para combatir el tráfico y consumo ilegal de la marihuana, pero todas a través de su legalización y despenalización. ¿Cree que la legalización de la marihuana reduciría su tráfico ilegal? ¿Cree que aumentaría el consumo de cannabis con su legalización?

Fuente DW

por -
0 1.088 vistas

troll-3Alemania.-Gotinga, la ciudad de Alemania con un premio nobel por cada mil habitantes

Decenas de plantas de marihuana pueblan jardines, macetas y zonas verdes de la ciudad alemana de Gotinga, después de que un grupo activista que reivindica su consumo esparciera el pasado junio varios kilos de semillas de esta planta.

Los medios alemanes se han hecho hoy eco de la noticia y algunos hablan de forma irónica de una “plaga de cáñamo”, aunque las autoridades han dado ya orden de arrancar las plantas de raíz.

Según explican los rotativos, el grupo “Einige Autonome Blumenkinder” ha reivindicado a través de un comunicado haber plantado en junio varios kilos de semillas cuyo resultado no se ha visto hasta ahora, cuando las plantas han crecido.

Según explican, la acción es una protesta contra la “restrictiva” política antidrogas vigente que, a su juicio, “apesta”.

“No es comprensible que el cannabis no pueda ser comprado de forma legal igual que el alcohol”, sostiene el grupo, que explicó que la mayoría de las semillas esparcidas contienen solo una pequeña cantidad de THC, uno de los psicoactivos presentes en la marihuana.

Fuentes policiales aseguraron que se va a investigar lo sucedido, que podría ser considerado delito conforme a la legislación vigente sobre estupefacientes.

Con el fin de acabar con la situación, las órdenes a los agentes han sido claras: hay que arrancar todas aquellas plantas cuya apariencia indique que puede tratarse de cannabis.

Después, según explicó en una entrevista con el diario Süddeutsche Zeitung el responsable de planificación de Gotinga, Gerrit Lebensiek, las plantas se convertirán en compost ya que la mayoría son macho y no contienen sustancias que tengan efectos estimulantes si se ingieren.

La acción ha contado con el apoyo de las Juventudes Verdes de Gotinga, que aseguraron haber llevado a cabo una iniciativa similar, aunque más reducida, el año pasado.

1207_hanf2Como muestra de su apoyo, esta asociación ha convocado un certamen de fotografía en el que animan a la gente a fotografiar la “belleza” de estas plantas y a compartir sus instantáneas en la web.

La Policía está estudiando estas fotografías con el fin de reconocer los lugares en los que han crecido las plantas, como, por ejemplo, en los jardines frente a la comisaría, y así poder erradicarlas.

La acción de “Einige Autonome Blumenkinder” ha puesto de nuevo sobre la mesa el debate de la legalización del consumo de marihuana, prohibido en Alemania

Publicado en DiarioVasco

por -
0 572 vistas

dineroPuede que GW Pharmaceuticals y Almirall dejen de vender su fármaco derivado del cannabis Sativex en Alemania después de que las autoridades sanitarias se negaran a admitir el precio que las compañías consideraban como aceptable.

GW, que desarrolló el spray como tratamiento para la espasticidad en la esclerosis múltiple, dijo que las autoridades alemanas habían determinado un precio que era significativamente menor que en otros países EURopeos. Según un artículo publicado en la Deutsche Apotheker Zeitung (Revista Farmacéutica Alemana) Almirall recibirá en el futuro sólo entre 150 y 173’30 EURos reembolsados por los seguros médicos alemanes. En la actualidad el Sativex cuesta 598 EURos en las farmacias alemanas.

En junio de 2012 el Comité Federal Conjunto Alemán (G-BA), la autoridad nacional sobre reembolsos, determinó que el Sativex ofrece beneficio adicional sobre las opciones terapéuticas actuales en el tratamiento de la espasticidad en la esclerosis múltiple. El siguiente paso en el proceso fue que Almirall negociase el precio del Sativex con la alemana Asociación Nacional de Fondos Legales de Seguro de Salud.

“Después de varios meses de inconclusas discusiones, recientemente Almirall asistió a una reunión con una comisión de arbitraje”, dijo GW en un comunicado de prensa.”El resultado de este encuentro, que fue comunicado hoy a Almirall, fue la determinación de un precio significativamente más bajo que el precio reembolsado por el Sativex en otros países EURopeos.

sativex-1 (1)El Sativex es uno de los varios ejemplos recientes de medicamentos nuevos que no han sido adecuadamente valorados por el sistema de reembolso alemán. (…) Nuestro socio, Almirall, considera que el precio alemán es inaceptable y planea tomar todas las medidas necesarias para impugnar la decisión, lo que puede incluir la suspensión o retirada de la oferta en Alemania, mientras busca una solución razonable”, agregó GW.

GW Pharmaceuticals del 19 de marzo de 2013

Deutsche Apotheker Zeitung del 20 de marzo de 2013

Fuente IACM