Etiquetas Posts etiquetados con "Alergias"

Etiqueta: Alergias

por -
0 858 vistas

¿Qué es, qué hace, y a quién afecta?

En febrero de 2013, publicamos un artículo sobre las alergias al cannabis que describía el concepto básico y un poco de la teoría científica detrás del fenómeno. Desde entonces, parece que se ha llevado a cabo una gran cantidad de investigación sobre tema, sin duda debido a la relajación de las leyes en Colorado y en otros lugares, lo que ha hecho necesario examinar con más cuidado la seguridad del lugar de trabajo de miles de empleados de un sector, que es legal desde hace poco.

El concepto de las alergias al cannabis parece ser un anatema dentro de la industria para muchos, que al parecer creen que el mejor camino hacia la legalización es pregonar el potencial positivo de la planta de cannabis, ignorando por completo cualquier posible inconveniente. Sin embargo, cualquiera que haya trabajado físicamente en cuartos de cultivo durante el tiempo suficiente puede atestiguar el hecho de que mucha gente se pone triste y siente picor cuando se expone a las plantas durante demasiado tiempo.

Entonces, ¿qué es la alergia al cannabis?

Las alergias al cannabis se describen con mayor frecuencia como similares en la presentación y en los síntomas a la dermatitis de contacto, y suelen comunicarlas las personas que están en contacto directo con la planta en crecimiento. Dichas personas generalmente informan de picor y enrojecimiento en la piel, que puede convertirse en un sarpullido o urticaria en casos graves. Los ojos también pueden ponerse de color rojo, picar e inflamarse.

Además de los síntomas parecidos a la dermatitis, la alergia al cannabis también puede causar síntomas respiratorios como dificultad para respirar, inflamación de las vías respiratorias, tos, estornudos y rinorrea (secreción nasal). En algunos casos, también puede producir náuseas y vómitos.

En casos graves de alergia al cannabis, puede producirse un choque anafiláctico. El choque anafiláctico se caracteriza por la rápida aparición de síntomas cutáneos y respiratorios, acompañados por una drástica caída de la presión arterial, que también puede causar complicaciones cardiovasculares. Si no se recibe tratamiento, el choque anafiláctico puede provocar la pérdida del conocimiento e incluso la muerte (aunque no parece conocerse ninguna muerte, como resultado de la anafilaxia inducida por el cannabis).

La alergia al cannabis provoca síntomas similares a la dermatitis y al asma
La alergia al cannabis provoca síntomas similares a la dermatitis y al asma

¿Qué causa la alergia al cannabis?

En primer lugar, es importante diferenciar entre la alergia al cannabis verdadera y las reacciones alérgicas a las sustancias que se encuentran en el cannabis y que no son inherentes a la planta, tales como moho o los ácaros del polvo. Es bien sabido que el cannabis cultivado y almacenado en malas condiciones pueden contener ambas sustancias, y las dos son bien conocidas por causar reacciones alérgicas fuertes en muchos individuos.

Ha habido varios casos de reacciones graves que se han producido en personas que han fumado marihuana con moho, y por lo menos una muerte se ha atribuido a la misma (aunque resulta importante aclarar que el individuo en cuestión estaba seriamente comprometido a nivel  inmunológico debido a una cirugía reciente).

Sin embargo, la alergia al cannabis en sí es una alergia específica a una sustancia o sustancias contenidas dentro de la planta. De hecho, hay varias sustancias que pueden representar un riesgo para las personas sensibles, y puede ser que los diferentes casos de alergia al cannabis se produzcan en respuesta a diferentes sustancias.

Los alérgenos del cannabis

Echemos un vistazo a lo que son. En primer lugar, tenemos el polen del cannabis. Normalmente sólo lo producen las plantas machos, pero también puede ser producido por las hembras que expresan flores hermafroditas macho (y en casos graves de hermafroditismo, puede haber una cantidad importante flotando en el aire).

Se ha demostrado en varios estudios que el polen del cannabis y del cáñamo causa reacciones alérgicas, y los individuos que muestran sensibilidad al mismo, por lo general, también son sensibles al polen de otras plantas. En un estudio realizado en el año 2000 en el Medio Oeste de los EE.UU., se demostró que el 73% de los sujetos eran sensibles al polen del cannabis, y que cada una de esas personas también presentaba sensibilidad a las plantas locales como la ambrosía, el cardo ruso y la bardana común.

Sin embargo, esto no explica la casos de alergia al cannabis causados por las plantas hembra, sin signos de hermafroditismo. En estos casos, esta claro que algo más tiene la culpa, y los científicos han identificado casi una docena de posibles culpables.

La mayoría de los posibles alérgenos que se encuentran en el cannabis son proteínas, y muchas de ellas se han encontrado en otras plantas y se han confirmado como alérgenos. Varios estudios han señalado la existencia en el cannabis de un tipo particular de proteína conocida como proteína de transferencia de lípidos (LTP), que suele estar implicada en las alergias.

Cannabis LTP, la posible clave para la alergia

Varios estudios sobre la alergia al cannabis han señalado la existencia de una LTP o LTPs presente en la planta en crecimiento. Un estudio publicado en 2007 de hecho constató que se había aislado una única LTP en el cannabis, que posteriormente fue llamada Can S3. En por lo menos un estudio, los pacientes han demostrado sensibilidad específica a la sustancia descrita como Can S3 cuando se someten a pruebas de punción cutánea y otras pruebas inmunológicas.

El choque anafiláctico puede producirse en algunos casos extremos (y muy poco frecuentes)
El choque anafiláctico puede producirse en algunos casos extremos (y muy poco frecuentes)

Sin embargo, en un importante estudio publicado en 2013, los investigadores no encontraron ninguna evidencia de una proteína LTP presente en el cannabis. Por otra parte, descubrieron evidencias sólidas de varias otras proteínas que se han confirmado como alérgenos, así como otra proteína que no se conoce en ninguna otra planta y de la que no se ha informado anteriormente que cause alergias.

Otros alérgenos potenciales del cannabis

En este estudio, “Characterization of Cannabis sativa allergens” (Caracterización de los alérgenos de Cannabis sativa), se han aislado e identificado varios otros alérgenos potenciales del cannabis.

Los investigadores descubrieron que se producían reacciones inmunes a varias proteínas de plantas comunes, entre ellas una llamado RuBisCO, que es fundamental para el proceso en las plantas que convierte el dióxido de carbono en glucosa y otros alimentos vegetales, y que ha participado en otros casos de alergias a plantas.

Además de RuBisCO, se descubrió que una proteína conocida como proteína 2 potenciadora del desarrollo de oxígeno (oxygen-evolving enhancer protein 2) está estrechamente relacionada con las reacciones alérgicas al cannabis. Curiosamente, esta proteína no parece haber sido investigada en ningún otro estudio sobre alérgenos, en el cannabis o en cualquier otra planta.

Junto con estas dos proteínas, se encontraron varios candidatos potenciales más: ATP sintasa, GAPDH (uno de los principales alérgenos conocidos en el trigo y en los hongos), PGK (alergia a la levadura), BIP (alergia a la avellana), y la proteína de choque térmico 70 (alergias a los hongos).

Sensibilidad cruzada con otras plantas

Las personas que resultan ser alérgicas al cannabis también resultan ser alérgicas al tabaco y al tomate. Esta asociación se ha señalado en varias ocasiones, y también se ha observado en un estudio publicado en 2011 en el que se describe que el látex también tiene reactividad cruzada con este grupo de plantas.

En un estudio de 2008 realizado en España, se confirmó que había una alta probabilidad de que los individuos sensibles al cannabis fueran sensibles al tomate y al melocotón.

Curiosamente, presentar sensibilidad al polen no significa necesariamente que una persona esté sensibilizada al cannabis, y viceversa. En el estudio de 2011, se comprobó que la alergia al polen no estaba asociada con la propia alergia al cannabis. Esto implica que las personas pueden ser alérgicas sólo al polen, o sólo a los otros alérgenos presentes, pero que es poco probable que alguien sea alérgico a ambos.

Cómo reducir los síntomas de la alergia al cannabis

Con el tiempo, el conocimiento que los investigadores adquieran del estudio de los alérgenos que se encuentran en la planta de cannabis permitirá que se desarrollen terapias específicas para reducir los síntomas a cero, por así decirlo.

Ahora bien, no parece que haya ningún medicamento específico para hacer frente a una alergia al cannabis, pero los individuos afectados puede encontrar que los medicamentos destinados a tratar los alérgenos con los que se sabe que el cannabis tiene sensibilidad cruzada tienen un efecto positivo.

De lo contrario, hay varias formas en que se puede reducir al mínimo la exposición a los alérgenos del cannabis, en momentos que el riesgo de exposición es alto. El alto riesgo de exposición se limita generalmente a los trabajadores en estrecha proximidad física con las plantas. Sin embargo, como ocurre en el suroeste de los EE.UU., el polen a veces puede producir períodos de alto riesgo en ciertas áreas en determinadas épocas del año, que pueden extenderse a mucha distancia.

El uso de mangas largas, guantes y gafas puede ayudar a prevenir una reacción
El uso de mangas largas, guantes y gafas puede ayudar a prevenir una reacción

Se recomienda usar ropa de manga larga, así como máscaras, guantes, gafas y otras barreras físicas que eviten el contacto. Puedes utilizar inhaladores, antihistamínicos y epi-pens (auto inyectores de epinefrina) si es necesario. Asegúrate de que la circulación de airel es óptima, para que los alérgenos no pasen en el aire demasiado tiempo.

Por último, el mejor método para garantizar que no se produzcan reacciones alérgicas es evitar exponerse a la fuente lo máximo que se pueda. Muchas personas que trabajan con cannabis siguen exponiéndose año tras año con la esperanza de que su sensibilidad disminuya, pero es muy poco probable que así sea. Si te ves gravemente afectado, se recomienda evitar todo contacto físico y proximidad a la planta, lo que puede significar que a algunas personas les resulte imposible seguir trabajando con cannabis.

Por Seshata

por -
1 2.231 vistas

¿Alguna vez te has acercado a la marihuana y poco después te ha entrado un ataque de estornudos? Si es así, no estás solo. De hecho, puede que seas alérgico al polen de marihuana.

Aunque a mi rara vez me ha sucedido esto, muchas personas han tenido que alejarse del polen del cannabis para evitar la “alergia hacia la marihuana.” Y como en un  nuevo estudio de Annalergy que nos ilustra, “alérgeno de cannabis” está impregnado de ciencia:

Cannabis sativa es una planta anual, dioica, y con floración anemófila que pertenece a la familia Cannabaceae y originaria de Asia Central y del Sur. Su polen de un diámetro de 23 a 28 μm, triporate, isopolar y esferoidal. Normalmente es derramado durante el final del verano y principios de otoño, los granos de polen de cannabis son muy boyantes, lo que permite su distribución a través de muchos kilómetros. Su crecimiento salvaje se presenta en varias regiones geográficas y es un polen relevante en la aerobiología del centro de la India, Pakistán, el sur de Europa y partes de los Estados Unidos.
Cannabis sativa contiene más de 400 compuestos, incluyendo más de 60 cannabinoides. El Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es de especial interés como componente psicoactivo principal del Cannabis. Existen diferentes preparaciones para el cannabis sativa. Estas incluyen marihuana (como el secado de capullos en flor y hojas), hachís (la resina de las hojas secas de los alrededores) y el aceite de hachís. La marihuana y el hachís típicamente se fuman, vaporiza, o se mastica. Sin embargo, además de otras formas, incluyendo las semillas y el aceite de cáñamo, que se pueden incorporar a los alimentos e ingerirse. El cannabis sativa en forma de cáñamo, tiene un mínimo de THC contenido y se utiliza comercialmente para la fibra, los cosméticos y la ropa. Además de su creciente popularidad como “alimento saludable”, las semillas de cáñamo se encuentran en el mercado para la alimentación de aves y cebo para pesca.
                               La ilegalidad del cultivo de marihuana involucra técnicas de cosecha únicas. Aislamiento intencional de plantas con flores femeninas tiene por objeto prevenir de la polinización y aumentar las propiedades psicoactivas de la planta por su contenido de THC (llamada sinsemilla). La potencia del cannabis sativa, a menudo se mide por su contenido de THC, aumentando en los últimos años y con algunas variedades japonesas de sinsemilla que contiene tanto como el 22,6% de THC. Esto podría desempeñar un papel en la enfermedad alérgica porque el THC se ha sugerido como una pertinente alérgeno del cannabis. Algunos cultivadores de marihuana implementan técnicas de cultivo de interior que permiten una robusta cosecha y el crecimiento clandestino en climas y ambientes que de otro modo serían inviables. El mestizaje y la hibridación de las diferentes variedades de marihuana destinadas a desarrollar nuevos “subidones” además de la accesibilidad a la compra de semillas a través de Internet añaden otra dimensión a la exposición del cannabis en todo el mundo. [ Annallergy.org ]

En términos sencillos, el polen y el humo de la marihuana de material vegetal puede dar a los usuarios la fiebre del heno, alergia a la primavera común. Como señala el estudio, si se utiliza la marihuana con frecuencia, es probable que estés inmune a este tipo de alergia.

Pero si tiendes a tener alergias al polen de la primavera, algunas variedades te harán sentir mucho peor y te harán estornudar.

Como ocurre con todas las cosas relacionadas con el cannabis, estas alergias ciertamente no son letales.

por -
0 1.672 vistas

De acuerdo a estudios realizados en la Facultad de medicina de Taipei, Taiwán, la administración a ratones de cannabidiol (CBD) redujo las reacciones de hipersensibilidad retardada a cierta proteína (ovoalbúmina). Los científicos observaron que el CDB frena las reacciones de hipersensibilidad de tipo retardado por la supresión de la infiltración y la actividad funcional de determinadas células del sistema inmune (los linfocitos T y los macrófagos) en el sitio inflamatorio, “lo que sugiere un potencial terapéutico para el CDB para el tratamiento de la hipersensibilidad de tipo IV”, cierto tipo de reacción alérgica.

(Fuente: Liu DZ, et al. Acta Pharmacol Sin. 2010 Nov

CannabisMed

por -
11 10.115 vistas

Sí, la alergia a la marihuana existe, pero no está muy estudiada. Para conocer más sobre la alergia a ésta y otras drogas hay en España un proyecto de investigación, que quiere determinar si algunos de los síntomas de sobredosis, son en realidad síntomas de alergia.

Sabemos de un caso de alergia a la marihuana tratado en el Hospital General Universitario Gregorio Marañon, de Madrid. Se trataba de una persona de 21 años que fumaba una cantidad considerable de marihuana y que presentaba picores y otros problemas en la piel (lesiones papulares, eritema generalizado y angioedema palpebral) que desaparecían después de tomar anhistamínicos.

Sin embargo, no presentaba estos síntomas si se limitaba a fumar dos porros (o cigarrillos de  marihuana).

Los médicos le realizaron pruebas alérgicas cutáneas con hojas y extracto de marihuana y comprobaron que efectivamente era alérgico a esta planta.

En el suroeste de los Estados Unidos, 129 pacientes fueron sometidos a pruebas cutáneas para el polen de la marihuana y nada menos que 63 resultaron ser alérgicos.  Los investigadores dedujeron que el polen de la marihuana debía ser un muy común en el aire de la zona.

En España, las urgencias por consumo de cannabis (marihuana, hachís) se han cuadriplicado en la última década. Sin embargo, el consumo ha disminuido en más de 6,8 puntos desde 2004, según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Y ésto podría estar relacionado con el aumento de las alergias.

Por eso, un equipo de investigación en inmunotoxicología del Hospital Río Hortega de Valladolid quiere estudiar la sensibilidad alérgica al cannabis, en primer lugar, para luego continuar con cocaína, heroína y metadona. Porque creen que muchos de los cuadros atribuidos a sobredosis, podrían ser síntomas de alergia.

Fuente Todoalergias