LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Antidepresivo"

Antidepresivo

0 808 vistas

Hay ciertas variedades de cannabis que nos ayudan a combatir nuestro bajo estado de ánimo, os dejamos algunas variedades

OG Kush es una de las genéticas estadounidenses más famosas del mundo y posiblemente la más demandada en dispensarios cannábicos donde es legal su uso terapéutico. Se trata de un perfecto híbrido cruce de un híbrido Lemon Thai/Pakistan y Chemdawg. El aroma y sabor a combustible y limón es muy característico, con unos efectos potentes, inicialmente cerebrales y que van dejando paso a un estado de relajación física muy alegre y positiva.

Northern Lights es uno de los grandes clásicos holandeses, aunque sus orígenes nos lleva a Estados Unidos. Se trata de un trabajado híbrido de índicas afganas y puede que alguna influencia de sativa Thai, aunque no está del todo claro considerándose 100% índica. Es una variedad espectacular, de floración muy rápida, sabor hachisero y cítrico, efecto potente, sedante y positivo, ideal para relajarse, luchar contra la ansiedad y terminar el día.

Harlequin es un famoso clon elite con gran dominancia sativa cruce de Columbian Gold x Thai x Swizerland y Nepal. Es muy conocido por sus ratios THC:CBD de hasta 2:5. Pese a que los consumidores y cultivadores optan por genéticas con grandes concentraciones de THC para combatir las depresiones, estudios sugieren que el CBD tiene un efecto antidepresivo potencial y rápido.  Por sus efectos moderados, es perfecta para disfrutar durante el día sin que anule ninguna habilidad.

Cannatonic es otra de las variedades más medicinales y que mayores concentraciones de CBD ofrecen. Se trata de una selección de Juanita la Lagrimosa, famoso híbrido Reina Madre x NYCD de Resin Seeds de efectos moderados y muy claros que producen una sensación de calma y un ambiente muy agradable agradable, ideal para cualquier hora del día ya que tiene una psicoactividad baja que no te anula, si no que llena de buen humos y positividad.

Blueberry es una de las grandes variedades de la historia, un híbrido creado por DJ Short en la década de los 70 y sinónimo de calidad. Su sabor a arándanos es muy característico y su máxima seña de identidad, rasgo que también heredan sus centenares de descendientes. Desarrollado a partir de una sativa Purple Thai y una índica afgana, proporciona una experiencia somnolienta y relajada, siempre muy alegre gracias a sus genes sativos. Perfecta para terminar el día, ver la tele, escuchar música…

Sour Kush es un cruce de dos de las genéticas más legendarias de Estados Unidos como son Sour Diesel y OG Kush, ambas con sus orígenes en la Chemdawg. En algunas ocasiones se pueden encontrar ejemplares que alcanzan el 30% de THC, y aún así tiene unos efectos equilibrados mente-cuerpo que pueden hacer que sea una opción perfecta para el día. Sabor típico a cítricos y combustible, y cogollos cargados de una gruesa capa de brillantes tricomas.

Laughing Buddha es una variedad con predominancia sativa cruce de Thai y Jamaican. Es una sativa de crecimiento elegante donde destaca su gran sabor fresco y dulce como a frutas maduras, junto con una potencia alta debido a su gran concentración de THC. Los efectos son muy energéticos y cerebrales, de risa fácil. Como se traduce de su nombre, se te quedará cara de Buda Sonriente y disfrutarás riendo con los amigos y olvidando cualquier preocupación.

0 1.615 vistas

Se está produciendo muchos avances en lo que respecta al potencial del cannabis para curar el cáncer, aunque la comunidad científica está lejos de llegar a un consenso. Sin embargo, lo que es mucho más cierto es la capacidad del cannabis para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer sometidos a los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia. En este artículo, vamos a ver cómo puede ayudar.

Antiemético/Contra las náuseas

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios muy comunes de la quimioterapia. Los medicamentos quimioterapéuticos (principalmente, el cisplatino) causan las náuseas mediante la producción excesiva de serotonina en las células enterocromafines especializadas, que se encuentran en altas concentraciones en el tracto gastrointestinal (GI).

El exceso de serotonina irrita la mucosa (revestimiento interior) del tracto GI y estimula los receptores de serotonina (5-HT) del nervio vago neurálgico, el nervio principal que controla el sistema nervioso parasimpático del tracto GI. Entonces, el nervio vago envía los estímulos al área postrema, una área pequeña situada en el bulbo raquídeo (tallo cerebral inferior) que se conoce como el centro del vómito.

Se cree que los cannabinoides (en particular, el CDB) reducen los síntomas en los pacientes sometidos a quimioterapia mediante la unión a los receptores HT-5 y el bloqueo de la acción de la serotonina. Los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC, parece que también suprimen directamente los vómitos y las náuseas al agonizar el receptor de CB₁, mientras que los antagonistas de los receptores CB, tales como CDB son neutrales, y los agonistas inversos realmente causan las náuseas. Esto sugiere que tanto el THC como el CBD desempeñan un papel a la hora de controlar las náuseas y los vómitos, el THC al agonizar el receptor CB₁, y el CDB antagonizando los receptores 5-HT y bloqueando la acción de la serotonina.

thc cbd

Estimula el apetito

Los medicamentos quimioterapéuticos son bien conocidos por causar anorexia (pérdida del apetito), lo que, en parte, es debido a sus efectos sobre el sistema de señalización de la serotonina. Los estudios han demostrado que la presencia de cisplatino conduce a un exceso de producción de serotonina y de estimulación del nervio vago. Esto lleva a una reducción de grelina, la “hormona del hambre” que es secretada cuando el estómago está vacío. Sin ghrelina, el cerebro no recibe los estímulos necesarios para producir la sensación de hambre.

Diversos estudios han demostrado que la presencia de ghrelina o agonistas cannabinoides, como el THC, causan un aumento de la producción de una enzima AMP, activada por la proteína quinasa (AMPK), en el hipotálamo. La enzima es crucial para los procesos metabólicos que regulan la homeostasis de la energía (equilibrio energético) en el cuerpo, y se produce en respuesta a la estimulación de los receptores GHS-R1a de ghrelina que se encuentran en el tracto GI. Por lo tanto, el THC puede hacer el trabajo de la ghrelina de forma eficaz mediante la activación de los receptores y estimular, directamente, el cerebro para producir la sensación de hambre.

Antidiarreico

La diarrea puede ser un efecto secundario de la quimioterapia y de la radioterapia, y también puede ser un síntoma del mismo cáncer, incluyendo el linfoma, cáncer de colon, cáncer de páncreas, y algunos carcinomas y cánceres neuroendocrinos. Si los episodios de diarrea se prolongan, pueden causar Cannabis sativadeshidratación, pérdida de peso, fiebre y dolor abdominal. La diarrea secretora, en la que el cuerpo libera el exceso de agua o de hormonas en el tracto GI, es la forma más común asociada al cáncer.

Se ha demostrado que los cannabinoides reducen los síntomas de la diarrea secretora, particularmente Δ⁹-THC, que agoniza los receptores CB₁ en el tracto GI y, por lo tanto, ayuda en la regulación de la motilidad intestinal y las secreciones. La inflamación intestinal también puede desempeñar un papel a la hora de causar diarrea. El uso de cannabinoides para reducir la inflamación es muy conocido.

Analgésico

Los enfermos de cáncer sometidos a quimioterapia suelen informar de dolor, incluyendo dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de estómago y la neuralgia (dolor provocado por el fallo del sistema nervioso). Gran parte del dolor que aparece a causa de la quimioterapia se produce debido a la inflamación, aunque también puede surgir debido a la formación de lesiones o úlceras en las membranas mucosas. Además de esto, la propia enfermedad puede causar dolor severo en sus últimas etapas, a menudo debido a que los tumores ejercen presión sobre los nervios, los huesos o los órganos a medida que crecen.

El cannabis se utiliza ampliamente en el tratamiento del dolor crónico resultante de una amplia variedad de enfermedades que no se limitan al cáncer. La capacidad del cannabis para reducir la inflamación es de vital importancia en el tratamiento del dolor que surge debido a la quimioterapia. Se cree que tanto los antagonistas, como el CDB, y los agonistas, tales como el THC (y el agonista endógeno 2-AG), reducen la inflamación mediante la inhibición de la función de los macrófagos, que son células blancas de la sangre de gran tamaño y especializadas, fundamentales para diversas respuestas inmunes.

Además, la hiperalgesia (aumento de la sensibilidad al dolor) y el dolor neuropático producido debido al daño inducido por el tumor en los nervios periféricos pueden controlarse directamente a través del uso de cannabinoides. Los estudios han demostrado que los agonistas de los receptores cannabinoides, tales como el THC y el cannabinoide sintético WIN55,212-2, reducen la hiperalgesia en los tejidos profundos afectados por el crecimiento del tumor al agonizar los receptores cannabinoides de los nociceptores, o neuronas sensibles al dolor.

Antidepresivo

La depresión en los pacientes de cáncer es uno de los síntomas que recibe menos atención, pero que puede resultar gravemente perjudicial para la calidad de vida del enfermo, y que sufren la mayoría de ellos. Si no weed3depresionse recibe tratamiento, la depresión puede llevar a una serie de complicaciones que pueden trabajar, conjuntamente, para hacer de manera efectiva que el paciente se sienta aún más enfermo, por ejemplo, la pérdida del apetito asociada a la quimioterapia puede aumentar, de manera significativa, en los pacientes con depresión. También puede afectar a la calidad del sueño y a los niveles de estrés, lo que puede causar problemas de salud a nivel fisiológico. Los pacientes con cáncer tratados con antidepresivos también describen como sienten una reducción de la fatiga, la ansiedad y el dolor.

La capacidad del cannabis para tratar la depresión se discute, y se dispone de pruebas sustanciales aportadas por ambas partes. Varios estudios han indicado que Δ⁹-THC, el CBD, y el cannabicromeno (CBC) pueden ejercer un efecto antidepresivo. Se sabe que el sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo y los niveles subjetivos de felicidad, y los endocannabinoides, como la anandamida, son fundamentales para el proceso. Se cree que ciertas variaciones genéticas en la expresión de los receptores CB₁ hacen que algunos individuos sean más sensibles a los efectos de elevación del estado de ánimo del cannabis.

El cannabis puede no ser beneficioso para todos los individuos que padecen cáncer, e incluso puede provocar efectos adversos en un pequeño número de personas, aunque los efectos adversos experimentados, por lo general, son mucho menos graves que los efectos secundarios de la quimioterapia o la radioterapia. Sin embargo, a medida que sabemos más sobre las propiedades del cannabis, empezamos a comprender lo importante que podría ser para controlar los síntomas del cáncer. Los fármacos con la capacidad de tratar, al mismo tiempo, un amplio conjunto de síntomas, como las náuseas, la anorexia y la diarrea, son poco frecuentes, y los que pueden hacerlo sin causar efectos secundarios graves propios son menos frecuentes todavía.

Por Seshata