Etiquetas Posts etiquetados con "Ben Dronkers"

Etiqueta: Ben Dronkers

por -
0 835 vistas

Sensi Seeds celebra su 30 aniversario. Como parte de las celebraciones, estamos aprovechando la oportunidad para echar un vistazo, periódicamente, al camino recorrido durante las tres últimas décadas increíbles que nos han conducido hasta este alegre momento.

Al mirar atrás, por supuesto que en Sensi Seeds también reconocemos qué fue lo que lo hizo posible: la planta de cannabis, y el impacto que tiene sobre todos aquellos que la conocen. Piensa en ello un momento. ¿Puedes recordar tu primer encuentro con la planta? ¿Recuerdas la primera vez que experimentaste sus efectos psicoactivos? Seguro que incluso recuerdas dónde ocurrió y con quién.

Tuvo el mismo efecto en el fundador de Sensi Seeds, Ben Dronkers, un impacto que le llevó a luchar por los intereses de la planta. Lo mismo le ocurrió a uno de sus mejores amigos: Jack Herer. En este artículo, vamos a analizar los paralelismos en el camino que siguieron ambos hombres y cómo, juntos, hicieron avanzar a toda la comunidad del cannabis.

Iniciación a la planta de Jack

Jack Herer llegó al punto de inflexión más importante de su vida en 1969. Hasta entonces, había sido un conservador estadounidense, muy de derechas, que defendía la guerra de Vietnam y que no quería tener nada que ver ni con el cannabis ni con nada relacionado con la cultura hippie. Su amor por una mujer, quien le convenció para fumar un porro a pesar de todo, contribuyó a cambiar su opinión. La primera vez que fumó no sintió nada. Sin embargo, su novia no se rindió, lo que llevó a Jack a experimentar su primera subida. La conexión que estableció con la planta por aquel entonces no sólo no le abandonó nunca, sino que se fortaleció hasta su muerte.

Iniciación a la planta de Ben

Ben Dronkers tuvo su primera experiencia con el cannabis unos años antes. Un amigo suyo se había hecho con un pedazo de hachís y Ben se fumó su primer porro con él. Fue una experiencia agradable, pero no abrumadora. Desde luego, Ben no entendía todo el alboroto que se montaba con el cannabis. Sin embargo, le pasó lo mismo que a Jack, sólo percibió los efectos, de verdad, después de la segunda o tercera vez.

En el caso de Ben, había un elemento añadido en su relación con el cannabis. Había heredado de su madre el amor por las plantas. A Ben le fascinaba el hecho de que las flores secas y la resina de una planta tuvieran un efecto beneficioso en la gente. Le motivó para estudiar más a fondo el cannabis.

Ben Dronkers en Afganistán, en los años 70

Jack se involucra cada vez más en la planta

Después de que Jack hubiese descubierto el cannabis, de repente se mostró receptivo a los argumentos de los que se oponían a la guerra de Vietnam. Jack se volvió cada vez más progresista, y en 1973, junto con un amigo, comenzó a publicar cómics sobre el cannabis. Estas historias fueron un éxito y los lectores supusieron que Jack Herer sabía mucho sobre la planta. Cuando Jack se dio cuenta de que les iba a decepcionar, decidió meterse de lleno en la tarea de conocer el cannabis a fondo.

Un nuevo mundo se abrió ante sus ojos. Jack Herer descubrió que la humanidad había estado utilizando el cáñamo durante miles de años. Cuanto más aprendía sobre la planta, más importante le parecía y más aborrecía la prohibición, y toda la propaganda en la que se basaba.

Ben se involucra cada vez más en la planta

Ben también desarrolló un amplio conocimiento y experimentó con las cualidades espirituales de la planta. Su aversión por la prohibición del cannabis y del cáñamo también aumentó, aunque desde una perspectiva diferente. A principios de la década de 1970, Ben solía viajar a Turquía, Afganistán y Pakistán, donde entró en contacto con el cáñamo como material. Además, los agricultores locales le regalaron cannabis y semillas de cannabis, y enseguida Ben se dio cuenta de que el cannabis y el cáñamo, que están prohibidos y vilipendiados en todos los rincones del mundo, de hecho, tienen una gran cantidad de beneficios que ofrecer al mundo.

Ben empezó a cultivar y a realizar cruces de especies con el fin de combinar sus propiedades y desarrollar nuevas variedades. Desarrolló una conexión, sincera y profunda, con la planta de cannabis: un amor por su belleza, su carácter, su versatilidad y su fuerza. Este amor llevó a Ben por todos los rincones del mundo, a lugares y culturas donde el cannabis y el cáñamo habían formado parte del patrimonio medicinal, cultural y espiritual durante milenios.

Jack Herer es arrestado

En enero de 1981, unos días antes de que Ronald Reagan asumiera la presidencia, Jack Herer recogía firmas a favor del cáñamo, junto con cinco otras personas, cerca de un edificio federal en Los Ángeles, California. Cuando Ronald Reagan llegó al edificio, al principio pensó que un grupo de canadienses se estaban manifestando, al confundir la hoja de cannabis con una hoja de arce: el símbolo de Canadá. Cuando se enteró de que eran activistas del cannabis con permiso para protestar allí, Reagan hizo todo lo que pudo para que, de todos modos, fueran arrestados. Y lo consiguió. Los cinco compañeros activistas fueron multados con cinco dólares cada uno, mientras que a Jack le metieron en la cárcel durante dos semanas. Aquí es donde se le ocurrió el plan que tendría un impacto tan profundo en su vida.

La aversion que Ronald Reagan sentía por el cannabis era bien conocida.

Ben Dronkers es detenido en varias ocasiones

Durante el mismo período, Ben Dronkers se dedicaba al cultivo de marihuana y a realizar cruces de especies para crear nuevos híbridos. Por aquel entonces, en los Países Bajos, se fumaba principalmente hachís. La marihuana era relativamente desconocida en esos días y la que se importaba, en su mayoría, procedía de Tailandia o África, y era una marihuana de color marrón, prensada en placas y seca. Así que cuando Ben intentó introducir su marihuana en los primeros coffee shops, no tuvo para nada un éxito inmediato. “Incluso la llamaron espinacas”, contaba Ben en su entrevista para el blog de Sensi Seeds.

Jack Herer escribe “El Emperador Está Desnudo”

En 1974, Jack tuvo una visión. Una firme creencia se apoderó de él, y se convirtió en el trabajo de su vida. Jack quería convencer al mundo de que el cáñamo puede salvar el planeta Tierra. Los biocombustibles a partir de cáñamo ecológico pueden sustituir a la industria de los combustibles fósiles. El papel puede hacerse de cáñamo y evitar la deforestación. Además, hay cientos de productos diferentes para los que el cáñamo se puede utilizar como una alternativa ecológica a los materiales contaminantes convencionales.

Cuando Jack fue arrestado y encarcelado de nuevo, después de luchar pacíficamente a favor de la planta, resultaba cada vez más necesario difundir lo que había descubierto. Pero, ¿cómo podía llegar a más gente? Precisamente, escribiendo y publicando un libro. Entre rejas, se sentaron las bases del que se ha convertido en uno de los libros más famosos que se han escrito sobre el cannabis, el cáñamo y el activismo, nos referimos a “El Emperador Está Desnudo” (The Emperor Wears No Clothes). Este éxito de ventas se publicó por primera vez en 1985, el mismo año que Sensi Seeds se fundó oficialmente.


Ben Dronkers descubre un resquicio legal

También fue durante una de sus estancias en un calabozo de la policía cuando a Ben Dronkers se le ocurrió una idea al leer los textos de la Ley del Opio. Se dio cuenta de que vender semillas de cannabis era legal. Pero, ¿cómo conseguir semillas de cannabis si no se te permite cultivar la planta? Ben presentó esta clásica historia del huevo y la gallina a un abogado experto que, finalmente, tuvo que estar de acuerdo con él. Esto condujo a un momento crucial en el que Ben consiguió permiso legal para cultivar cannabis destinado a la producción de semillas de marihuana. Al ponerlo, posteriormente, en conocimiento de la policía y de las instituciones agrícolas pertinentes, ya no podían oponerse a sus actividades.

Su amor, ahora profundo, por todo lo relacionado con la planta de cannabis, su espíritu emprendedor, junto con su sentido de la justicia y carácter rebelde se pusieron en marcha a pleno rendimiento. Era el momento de acelerar la lucha para devolver la planta a su lugar legítimo en la sociedad. Llegados a ese punto, ya nada podía parar a Ben y, en 1985, fundó Sensi Seeds y abrió el Hash Marihuana & Hemp Museum.

El encuentro entre dos pioneros

Resulta evidente que existe un paralelismo entre las historias de Jack Herer y Ben Dronkers, y era inevitable que estos dos luchadores se encontrasen. Jack y Ben se había visto en varias ocasiones, pero en 1990, cuando Ben invitó a Jack a su casa, finalmente se conocieron mejor. Sentados a la mesa de la cocina, hablaron durante horas sobre sus experiencias, su amor compartido por el cannabis, la marihuana, el cáñamo y la importancia de difundir información rigurosa: Jack a través de “El Emperador Desnudo” y Ben a través de sus genéticas de cannabis y del Hash Marihuana & Hemp Museum. Casualmente, esta reunión se grabó y puede verse, en parte, online en la serie SensiBilisation del blog de Sensi Seeds.

El lanzamiento de la legendaria variedad de cannabis Jack Herer

Después de este encuentro tan especial, tuvieron una cosa clara: la planta de cannabis había creado una amistad muy fuerte. No mucho tiempo después de esta reunión memorable, a Ben se le ocurrió la idea de rendir homenaje a su compañero de cruzada y a su amistad. Y para Ben, sólo había una manera mejor de hacerlo, es decir, criar una nueva variedad, única e impresionante, que llevaría el nombre de Jack Herer.

Después de varios años de cría y estabilización, la variedad Jack Herer® se lanzó en 1994, durante una ceremonia en The Cannabis Castle. El acto contó con la presencia de las figuras más importantes de la industria del cannabis y, por supuesto, del propio hombre, que disfrutó de este momento de triunfo.

Sensi Seeds sigue sintiéndose increíblemente orgullosa de este honor y del prestigio con el que cuenta esta variedad en la comunidad de cannabis de todo el mundo 20 años después. Parte de Jack Herer sigue vivo en la forma de esta planta de cannabis, una planta que une a las personas, que crea amistades, inspira y ayuda a la gente.

Jack Herer y Ben Dronkers durante la lanzamiento de la variedad Jack Herer.

¡Todo el mundo puede ser un pionero del cannabis!

Acabamos de contarte una historia muy especial, que apreciamos como uno de los acontecimientos más importantes de nuestra existencia de 30 años. Pero ¿es una historia única? ¿Y crees que estas experiencias son sólo para unos pocos? Nosotros no lo creemos.

¡Creemos que cualquier persona puede ser un pionero del cannabis! La lucha a favor de devolver el cannabis a su lugar legítimo en la sociedad no está reservada para unos pocos. Es una lucha que nos afecta a todos y en la que todos estamos implicados. Una lucha que comienza con un sencillo momento. ¿Recuerdas tu primer encuentro con la planta? ¿Dónde estabas? ¿Qué sentiste? ¿Con quién estabas?

¿Puedes sentir la conexión que tienes con la planta? ¿Puedes sentir lo especial que puede ser para ti? Todo lo que tienes que hacer es expresarlo. Difúndelo por el mundo, confía en la conexión que sientes, celebra la conexión, sumérgete en la planta y, con frecuencia, vuelve a pensar en todos los maravillosos momentos que habéis pasado juntos. Eso es exactamente lo que Jack Herer hizo y lo que Ben Dronkers sigue haciendo.

Tú también puedes emprender este camino, luchar por la planta y convertirte en un pionero. ¿Te apuntas?

Por Martijn

por -
0 119 vistas

Ben Dronkers, el artífice de la creación de la emblemática empresa Sensi Seeds, fue el encargado, como no podía ser de otra forma, de inaugurar el pasado jueves en el Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum de Barcelona la exposición temporal que conmemora sus 30 años de historia.

Estamos en el museo
Estamos en el museo

El precioso museo situado en el Palau Mornau de Barcelona, fue el espacio anfitrión donde los invitados pudieron disfrutar de una entrañable recepción que daba comienzo a la exposición Grow On, 30 años Sensi Seeds.

Un pletórico Ben Dronkers, en compañía de su familia e íntimos amigos, fue el encargado de dar abrir está exposición temporal que estará abierta hasta el 1 de Mayo del 2016. En ella se pudo y se podrá ver las distintas etapas y épocas en las que una marca insignia, como lo es Sensi Seeds, ha sido galante del movimiento pro cannabis en todo el mundo.

marihuana museo 1
La entrada a rebosar de amigos

El movimiento y la imagen actual que tiene el cannabis en el mundo no hubiese sido el mismo si una empresa como Sensi Seeds y su creador Ben Dronkers no hubiesen aparecido en escena. Sensi Seeds es mucho más que la marca de semillas de cannabis. Bajo el paraguas del nombre Sensi Seeds se encuentran un grupo de empresas y organizaciones centradas en la bandera de la planta cannabis sativa, siendo los lideres en sus distintos campos.

marihuana-concierto
Un concierto muy especial amenizo la velada

Tanto el Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum de Barcelona como su hermano de Amsterdam, son dos claros ejemplos de como uno de los ideales más importantes de esta empresa holandesa, es y ha sido enseñar y educar al mundo sobre las bondades de esta maravillosa planta. Además de ilustrar la gran importancia que ha tenido siempre el cannabis al lado del ser humano en su historia y para menesteres como alimentación, medicina, vestimentas, usos, su cultivo y más, estas instituciones en forma de museo, también nos muestran como su consumo recreativo o inspirador también ha estado presente a lo largo de miles de años. Dando a conocer la historia real de esta planta es la forma correcta de abrir los ojos y las mentes a todo el mundo en la actualidad.

marihuana exposición
Muchas ganas de seguir la evolución de Sensi Seeds

El buque insignia del grupo sin duda es Sensi Seeds Bank, el productor de semillas más conocido e importante del mundo, no por ser la primera marca de simientes de cannabis, sino por ser el banco de genéticas más exhaustivo del globo y es, desde un punto de vista médico, esencial que siga intacto y funcionando. “Es parecido a la conservación de la selva tropical, porque sabemos que potencialmente contiene medicinas que no deben destruirse” dice el Dr. Lester Grinspoon, profesor emérito asociado de psiquiatría de la Universidad de Harvard.

Otros productores o marcas de semillas en el organigrama del grupo son Flying Dutchmen y White Label Seeds Company. Sensi Seeds también cuenta con Coffee Shops en Amsterdam y establecimientos como el Sensi Paradise Beach Resort de Koh Tao en Tailandia y Sensi Borneo Holiday Resort en Borneo.

marihuana-ben-dronkers
El anfitrión Ben Dronkers siguiendo el concierto

Una de las grandes apuestas del filántropo holandés Ben Dronkers y, desde 1994, ha sido y es Hempflax. Esta empresa esta relacionada específicamente con el cannabis sativa en su versión cáñamo o hemp, siendo actualmente la empresa más importante de Europa en esta variedad de cannabis además de ser una de las grandes impulsoras de su renacer.

En la actualidad, el cáñamo es reconocido como un súper alimento, una fuente medicinal y no solo por su cannabinoide CBD o cannabidiol, una fuente de material plástico generoso con la naturaleza y biodegradable, una fuente de combustible no contaminante y un “limpiador” de tierras y ambientes contaminados. El cáñamo es una magnifica planta que ha diferencia de su hermana “la marihuana” no es psicoactiva, aunque aporta todas las bondades y ventajas de la planta cannabis sativa.

Una fiesta entrañable conmemorando los 30 años de Sensi seeds
Una fiesta entrañable conmemorando los 30 años de Sensi seeds

Cuando se daba por inaugurado la exposición Grow On, 30 años Sensi Seeeds, se conmemoraba el gran esfuerzo de este grupo profesional por devolver la imagen a una planta que lo único que ha hecho durante su historia ha sido ayudar y acompañar al ser humano.

Con varios Ben Dronkers, la marihuana y el cáñamo, hubiesen vuelto mucho antes al lugar que le corresponde dentro de la historia de la humanidad y de la tierra.

Grow On, 30 años Sensi Seeds, la exposición que no te puedes perder.    Mac

por -
0 259 vistas

Qué mejor manera de celebrar el 30 aniversario que empezar por tener una charla en profundidad con el hombre que lo empezó todo, el fundador de Sensi Seeds: Ben Dronkers.
Durante una conversación con él en su casa de Malasia, hablamos de cómo el cannabis ha afectado su vida y lo ha llevado a crear uno de los nombres más reconocidos en la industria del cannabis. Es difícil no dejarse llevar por su entusiasmo mientras habla de la planta a la que ha dedicado su vida.

En esta primera parte de la entrevista, Ben nos cuenta cómo descubrió el Cannabis, qué le llevó a dedicar su vida al mismo y cómo se las arregló para montar un negocio legal. En la segunda parte, hablaremos del papel fundamental que Sensi Seeds ha jugado en el mercado del cannabis emergente, sobre su rápida expansión y cómo esto afectará al futuro de la empresa.

¡Esperamos que disfrutéis de este vistazo a la historia de Sensi Seeds!

Ben Dronkers
Ben Dronkers

Hola Ben, ¡gracias por hablar con nosotros! En primer lugar, ¿podrías hablarnos de tu primer encuentro con la planta de cannabis?

Ocurrió hace mucho tiempo. Acababa de cumplir 17 años y estaba en el puente de Maasbrug, en Rotterdam, con otro chico que llevaba un trozo de hachís. Nunca había oído hablar de ello antes. El chico se lió un porro y lo compartió conmigo. Sentí algo, pero al mismo tiempo no sabía qué esperar. Desde luego, no entendía de qué iba todo ese alboroto que lo rodeaba porque me sentía perfectamente bien. Estaba un poco colocado, pero no era como si acabara de emborracharme de repente, que es lo que me esperaba en un principio.

La primera subida fue una experiencia agradable, aunque no supiese qué esperar. Es la segunda o tercera vez cuando puedes entender de verdad qué es exactamente lo que te está pasando. La primera vez, no eres muy consciente de que estás colocado. Esto es algo que se puede observar en un montón de gente que consume cannabis por primera vez. Están muy colocados pero, en realidad, no se dan cuenta.

En mi caso, ¡estaba pasando el rato en ese puente, sintiéndome muy feliz de estar allí!
¡Fue increíble!

¿Qué te llevó a empezar a trabajar con la planta de cannabis?

Bueno, técnicamente empezó mucho antes. Mientras crecía, mi madre siempre estaba ocupada con las plantas, y cuidaba tan bien de ellas que estaban constantemente floreciendo. Gracias a ella, he desarrollado este amor por las plantas. Te implicas de verdad en todo el proceso de cultivo. Más tarde me interesé por la cría y empecé a cruzar una variedad con la otra para desarrollar características específicas que nos llevaron a los clásicos, que, para mí, siguen siendo relevantes y muy importantes para las décadas venideras.

What led you to then start working with the cannabis plant?

Al principio, no me ocupaba de las semillas. En aquellos días, el cultivo de cannabis no era como en otras partes del mundo, como en Jamaica, África, o los EE.UU.. Por aquel entonces, estábamos experimentando con las primeras técnicas de cultivo de interior, utilizando “cool-tubes” en forma de tipi para intentar conseguir unos cogollos. La hierba no era buena, pero hacía su labor.
Entonces, empecé a traer de vuelta conmigo semillas de diferentes países. Para empezar: Pakistán. Fue entonces cuando empezamos a conseguir buenos resultados… ¡Una hierba muy buena!
Ese fue el gran punto de inflexión… fue interesante y divertido.

Ben in greenhouse_Banner
Ben Dronkers en su invernadero (circa 1983)

¿Empezaron las cosas para ti entonces? ¿Qué recibimiento tuvo la primera hierba holandesa que salió bien?

Los primeros 2 a 3 años que cultivé cannabis en invernaderos, nadie quería comprarlo. No lo entendían. Ni siquiera en Ámsterdam…
Así fue hasta que me acerqué a los coffeeshops The Happy Family y Prix d’Ami en Ámsterdam, y simplemente les obligué a coger algo de hierba de una bolsa de papel, y les dije: “No me paguéis si no es buena, pero hacedlo si os gusta”. Y cuando por fin volví al Prix d’Ami a preguntar qué pensaban de la hierba, el vendedor del coffeeshop me respondió: “¡Se ha acabado hace mucho! ¡La gente sigue viniendo a pedir más!”
¡Claro que los turistas estadounidenses sabían de qué se trataba! Pero los holandeses sólo habían visto hierba marrón, tailandesa y africana, prensada en bloques y seca. Así que cuando vieron los cogollos verdes, no sabían qué hacer con ellos. Incluso la llamaron “espinacas”. Hasta que vieron lo rápidamente que se agotó. Fue entonces cuando las cosas empezaron a agilizarse.
Enseguida la gente se enteró de lo buena que estaba la hierba, y se colocaban tanto que literalmente ¡se caían de los taburetes!

¿Qué opinaban las autoridades de tu nueva pasión?

Bueno… me detuvieron un par de veces. Muchas veces, la verdad. Pero en aquellos días, no era para tanto. Incluso si te pillaban con 10-20kg, te soltaban después de 2-3 días.
Pero como me habían detenido con tanta frecuencia, me puse a estudiar los textos de la Ley del Opio, para buscar una manera de mantenerme alejado de la cárcel. Así fue como descubrí que las semillas de cannabis estaban excluidas de la prohibición. De hecho, toda la planta de cannabis estaba prohibida excepto las semillas.
Luego me fui a ver a un abogado, muy caro, para hablar de esta historia “del huevo y la gallina”: es legal vender semillas, pero ¿cómo puedes conseguirlas si no se puede cultivar la planta? Si las semillas son legales, entonces, el cultivo de plantas de cannabis para conseguir las semillas también debería serlo, ¿no?
El abogado estuvo de acuerdo conmigo, lo que nos condujo a ese momento crucial en el que me dieron permiso legal para cultivar cannabis para la producción de semillas. Entonces, fui a poner en conocimiento de la policía y las instituciones agrícolas competentes mi intención de producir semillas de cannabis y nadie pudo oponerse a mis actividades.
Esta fue la laguna en la ley que me permitió producir y conservar semillas de cannabis durante más de diez años sin que nadie realmente lo supiera. No podía cultivar nada de hierba, por supuesto, pero ya sabes cómo va la cosa…

Ben + Skunk
Ben Dronkers in his greenhouse con una Skunk (circa 1983)

en su invernadero

Estas experiencias te llevaron a dedicar tu vida a la planta de cannabis. ¿Qué te hizo tomar esta decisión?

Para mí, una de las propiedades únicas del cannabis es que tiende a hacer que la gente se enamore de ella. Realmente creas un vínculo con esta planta. Es un nivel de consciencia, ¿entiendes?
Por aquel entonces, pasé por algunos momentos muy difíciles. Fue mi conexión con la planta lo que me ayudó a superarlos. La propia planta me ayudó a salir de este período oscuro. Y fue en ese momento cuando decidí dedicarme a la planta y criar tanto cannabis como me fuera posible.

El cultivo de la planta nos llevó a innumerables descubrimientos: su historia, lo que le había aportado a la gente en los siglos pasados y su increíble potencial para el futuro. Este nivel de consciencia que la planta ha depositado en mí es el motor principal que mueve todo lo que he hecho, y sigo haciendo. Es una parte importante de cómo surgió el Hash Marihuana & Hemp Museum.

Empezamos de la nada, y descubríamos algo nuevo casi a diario. Cuando llegó Internet, este proceso de descubrimiento se expandió aún más, y siguió haciéndolo cuando empecé a conocer a personas, de ideas afines, de todo el mundo e hice muchos amigos. ¡Nombrarlos supondría llenar varias páginas! Sinceramente, creo que hay una conciencia común unida a esta increíble planta.
Cuando viajo a HempFlax en Groningen para visitar los campos de plántulas de cáñamo a principios de año, realmente me reconforta. Ver hectáreas llenas de estas plántulas creciendo me satisface de verdad y cumple con esta visión que tuve de mi conexión con la planta.

Hoy en día, seguimos cumpliendo con esta visión, haciéndolo lo mejor que podemos para plantar tantas semillas como sea posible, ¡literal y metafóricamente!

¡Gracias por hablar de estas cuestiones con nosotros Ben! Para terminar esta primera parte, hemos recibido algunas preguntas de nuestros lectores del blog y amigos de las redes sociales. ¿Te importaría responder a algunas de ellas?

¡Por supuesto que no!

Ben Dronkers and Alan Dronkers at HighLife
Ben Dronkers y su hijo, Alan Dronkers, HighLife

De Chris Thompson

¿Qué crees que pasará con el negocio de la marihuana (recreativa) en los EE.UU. en los próximos 5 años, y crees que se convertirá en un nuevo “Ámsterdam?”

Sí, creo que sí. Me imagino que se abrirán cafeterías donde se pueda disfrutar de un café y un porro. ¡Con suerte, también se podrá disfrutar de una cerveza!

Con los miles de cultivares y cientos de bancos de semillas para elegir, ¿se sienten Ben y Sensi Seeds en absoluto responsables (a falta de un término mejor) de la variedad que hay en el mercado hoy en día?

Me siento realmente orgulloso de que nuestras genéticas se hayan convertido en una plataforma a partir de la que se ha desarrollado toda una industria. De todos modos, no fui yo sólo, los coffeeshops son responsables de en lo que se ha convertido la industria. Los coffeeshops estaban detrás de las primeras revistas sobre el cannabis, como Bob Warren, el hombre detrás de Highest Magazine, que se publicó en 1986.
Cuando empezamos a vender semillas, también vendíamos fertilizantes y libros. Todos los autores se acercaron a nosotros y la mayoría vieron lo que hacíamos, escribieron sobre ello y nos enseñaron lo que sabían a cambio. ¡Esto fue fundamental para la educación de los aficionados al cannabis en todo el mundo!

¿Crees que todavía existen áreas en el mundo donde hay cannabis silvestre que aún no se han descubierto? ¿Dónde crees que se encontrarían?

Sé que es un hecho. Al 100%. Actualmente, nos ocupamos de descubrir y recoger otros tipos nuevos en Europa del Este, y reunimos los que conocemos desde sus lugares de origen, lo que está resultando muy difícil en ciertos casos, ya que algunos de ellos han desaparecido de la naturaleza y es cuestión de encontrar a personas que pudieran haberlos conservado en alguna parte..

De Andy

¿Cuál es tu variedad favorita de Sensi y tu variedad favorita que no sea de Sensi, y por qué?

Mis variedades favoritas de Sensi Seeds serían Northern Lights, Northern Lights 5x Haze y Jack Herer. De las variedades que no son de Sensi Seeds, diría Diesel y Amnesia.

De Paul J. von Hartmann

La “Essential civilian demand” (petición civil fundamental) es un protocolo federal de EE.UU. de rápida tramitación, que daría acceso al “cáñamo” como recurso estratégico, al que se hace referencia en varios documentos que tienen que ver con la preparación para emergencias. ¿Estarías dispuesto a ayudar al movimiento de globalización de base “demanda civil esencial” de Cannabis, antes de que nos quedemos sin las temporadas de cultivo necesarias para reparar la atmósfera de la Tierra?

¡Por supuesto!

Ben Dronkers and Shiva Spaarenberg
Ben Dronkers y su hija, Shiva Spaarenberg

De Fresh

Hola Ben, me gustaría saber si has visitado las Islas Canarias y lo que piensas de su situación geográfica con respecto al cultivo de cannabis?

¡Por supuesto! ¡Me encantan las Islas Canarias! Las conozco bien y conozco a un tipo allí que cultivó 5 plantas Jack Herer y consiguió 1,5 kg de cada una. Así que la respuesta es fácil, sí.

De Tof

¿Hay un lobby europeo del cannabis? Si es así, ¿no sería interesante trabajar con ellos con el objetivo de acompañar a los EE.UU. es su tendencia hacia la despenalización del consumo de cannabis?

En los EE.UU., tienes NORML, que se creó hace mucho tiempo y que tiene una presencia unificada en todo el país, y tienes High Times, una entidad comercial. En Europa, está ENCOD, pero sobre todo, tienes pequeños grupos repartidos por todas partes. Creo que es necesario que exista un frente unido. Es algo que todavía está pendiente. Tenemos que unirnos. Tenemos que unirnos para conseguir que las cosas avancen.

De Wazatiste

Me estoy preparando para una posible legalización del cannabis en Francia, recabando la mayor información posible con el objetivo de poner en marcha un campo de cannabis biológico. ¿Será el cannabis resultante tan potente como el cultivado en interior bajo luces UV?

No, no lo creo. Los resultados dependerán de la variedad, pero no lo creo.

Ben Dronkers in Afghanistan (circa 1970)
Ben Dronkers in Afghanistan (circa 1970)

De Mathieu

¿Qué recuerdas con más frecuencia cuando piensas en tus primeros viajes, en los que descubres la genética del cannabis?

La armonía y la dulzura de la población afgana. Están tan orgullosos de lo que hacen. La bondad de su corazón era tan pura… es lo que más me impresionó.

La situación jurídica del Cannabis en los Países Bajos está cambiando. ¿Cómo ves el futuro de la planta en el país?

¡Los coffeeshops no van a desparecer! El cannabis es algo social. Es algo que se comparte con los demás. Así que creo que los Coffeeshops no van a desparecer.

¿Cuál fue la última variedad que consumiste?

¡Jack Herer, en Malasia! Eso sí, tengo una prescripción médica que me permite hacerlo aquí.

De Lucien

Según el investigador Mc Partland, en 1970, se cometió un error en la clasificación del genoma del cannabis que ha hecho que se utilicen denominaciones incorrectas para la planta: Indica, Sativa, Ruderalis. Hace poco, se ha corregido así:

Cannabis Sativa debería ser “Cannabis Indica”.
Cannabis Indica debería ser “Cannabis Afganica”.
Cannabis Ruderalis debería ser “Cannabis Sativa”.
¿Tiene la intención de reclasificar su menú en consecuencia?

Es una buena pregunta. Una muy buena pregunta…La historia siempre tiene que ver con la interpretación y los descubrimientos científicos. Actualmente, estamos financiando investigaciones profundizando más en este asunto. ¡Así que el tiempo y la ciencia lo dirán!

Michael Freeman sobre Facebook

Si pudieras elegir que el Cannabis fuera legal y gratuito en Europa pero para ello tuvieras que perder todo el dinero que has ganado, ¿cuál sería tu elección sinceramente?

Sencillo. Sí.

Kenan Gülersönmez sobre Facebook

Hola Sr. Dronkers, en Suiza el Gobierno está estudiando el concepto de “Club Social de Cannabis” español, pero se avanza muy despacio. Así que estaba pensando en pasar a la acción, en convertirme en activista. ¿Algún consejo sobre cómo iniciar mi viaje?

¡Mantente bien informado y sé autosuficiente!

En un giro, sin precedentes, de los acontecimientos, el fundador de Sensi Seeds, Ben Dronkers, fue interrumpido por el cuerpo de seguridad de High Times durante su seminario en la expo de la Cannabis Cup el 28 de noviembre, ya que arrojó pequeñas bolsas de cannabis a la audiencia. En ese momento, Ben se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo y se dirigió a la multitud y al hombre diciendo : ”No hay ninguna ley que prohiba compartir el cannabis!”

Aunque Sensi Seeds comprende la inquietud de High Times, especialmente después de la redada inesperada en el 2011, cada bolsa, dada gratuitamente, contenía solo un gramo de cannabis.Dada la estricta seguridad presente en las puertas de la sede comprobando que cada persona tenía menos de cinco gramos, y que consumió casi todo el mundo en el lugar, la oportunidad de recibir una bolsa provocando que alguien sobrepasara ese límite es, ciertamente, escasa.

Fuente SensiSeeds

por -
2 188 vistas

Ben Dronkers es el fundador del Sensi Seed Bank, de HempFlax y de The Hash Marihuana & Hemp Museum.

Primeros viajes

Cuando era joven, a finales de la década de los sesenta, Ben Dronkers trabajaba en buques mercantes que partían de su Rotterdam natal hacia varios destinos exóticos. Fue el inicio de la pasión por viajar de Ben, que le acompañaría durante el resto de su vida. Más adelante, cuando decidió probar suerte en el diseño y la creación de una línea personal de ropa para su propia tienda, viajó a Turquía, Afganistán y Pakistán para comprar tejidos y descubrió las ventajas de la fibra de cáñamo.

Inspiración para recoger semillas de marihuana

En estos países también compró cannabis. Con una sonrisa, relata: “Le pregunté a los agricultores sobre las plantas de cannabis y rieron bastante calladamente. Uno de ellos me dio un puñado de semillas de cannabis como obsequio y me dijo que las semillas eran muy importantes. Naturalmente, ello me inspiró para conservarlas, para aprender sobre las cualidades de las semillas de diferentes regiones y para recoger más.”

Nuevos híbridos excepcionales

Cuando llegó a los Países Bajos, Ben había reunido una extensa colección de variedades de cannabis, procedentes de toda el Asia central, el sudeste asiático y el subcontinente indio. A partir de estos fundamentos, empezó a cultivar sus propias variedades de cannabis y sus propios híbridos. A principios de los años ochenta, el influjo de nuevas variedades procedentes de los Estados Unidos hizo crecer el fondo genético a partir del cual crear más híbridos excepcionales. La fundación en 1985 del Sensi Seed Club le permitió compartir su éxito con otros entusiastas como él.

Lee más sobre Ben Dronkers.