Etiquetas Posts etiquetados con "cannabinoide"

Etiqueta: cannabinoide

por -
8 1.183 vistas

El tetrahidrocannabinol (THC) es el más famoso de todos los cannabinoides con diferencia, y es el principal compuesto psicoactivo que se produce de forma natural en la planta de cannabis. Pero ¿qué es exactamente, cuál es su propósito en la naturaleza, y cómo actúa en el cuerpo humano?

Científicos de todo el mundo estudian estas cuestiones importantes en profundidad, y los resultados obtenidos en los cincuenta años que han pasado desde que la molécula se descubrió por primera vez han brindado beneficios incalculables a la ciencia médica – beneficios que sencillamente siguen aumentando, a medida que la investigación no deja de intensificarse y las barreras globales a la investigación siguen derribándose.

Estructura Química y Propiedades del THC

El THC es una molécula con la fórmula química C??H??O?, que contiene veintiún átomos de carbono, treinta de hidrógeno y dos de oxígeno. Como ocurre con todos los demás fitocannabinoides conocidos, el THC es un compuesto oleoso que es indisoluble en agua pero muy soluble en disolventes a base de lípidos.

Los fitocannabinoides, incluido el THC, se clasifican como compuestos terpenofenólicos. Los terpenofenoles son moléculas orgánicas complejas que comprenden elementos tanto de los terpenoides como de los fenoles (dos clases principales de compuestos químicos de origen natural).

Se produce una compleja reacción en cadena en las hojas y en las glándulas de resina de la planta de cannabis que lleva a la producción de THC. En las hojas jóvenes, un fenol conocido como ácido olivetólico reacciona con un compuesto conocido como pirofosfato de geranilo para formar ácido cannabigerólico.

La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
¿Cómo Produce THC la Planta de Cannabis?

El ácido cannabigerólico (CBG) es el precursor de muchos cannabinoides importantes, incluidos el THC, el CBD, el CBC, y el propio CBG. Para producir THC, el CBGA debe sufrir primero una reacción para formar el precursor inmediato, conocido como ácido tetrahidrocannabinílico (THCA). Esta reacción la facilita una enzima conocida como THC sintasa.

La reacción se lleva a cabo en las glándulas de resina, lo que garantiza que estén repletas de THCA, que luego se convierte en THC con el tiempo o en respuesta a temperaturas cálidas. Este proceso, mediante el cual el THCA se convierte en THC, se conoce como descarboxilación.

En pocas palabras, la molécula del THCA es idéntica a la molécula del THC con la incorporación de un “grupo carboxilo” – compuesto sencillamente por un átomo de carbono, un átomo de hidrógeno y dos átomos de oxígeno. Cuando se produce la descarboxilación, el grupo carboxilo se pierde – este proceso se produce también con el resto de ácidos cannabinoides (como con el CBCA y el CBDA) para formar los propios cannabinoides.

Los Isómeros del THC

Aunque popularmente se conoce simplemente como THC, la molécula en cuestión es más conocida como delta-9-tetrahidrocannabinol, o Δ?-THC. De hecho, hay otras formas de THC, de las que la más conocida es Δ?-THC.

THC-2-1-1024x1024
El THC se une a los receptores CB? en el cerebro para causar el efecto psicoactivo (© Birth Into Being)

Estas otras formas (conocidas como “isómeros cis-trans o de doble enlace”) son básicamente la misma molécula, pero difieren en un pequeñísimo aspecto. La molécula del THC contiene un anillo de ciclohexano – seis átomos de carbono dispuestos en un anillo, cada uno unido a dos átomos de hidrógeno. Estos átomos de carbono están unidos por enlaces covalentes sencillos, a excepción de un par que está unido por un doble enlace. La posición de este doble enlace determina cuál de los isómeros de doble enlace es la molécula, así como la extensión de su efecto psicoactivo.

La mayoría de estos isómeros se estudian considerablemente poco, pero la escasa investigación realizada ha demostrado que sólo Δ?-THC y Δ?-THC actúan sobre el receptor CB?. La activación del receptor CB? es una rara habilidad, y es la principal causa de la psicoactividad asociada al cannabis.

Curiosamente, se ha demostrado que Δ?-THC presenta potencialmente una mayor capacidad para estimular el apetito que su famoso homólogo, en un estudio de 2004 en ratones. Sin embargo, en general, parece que su capacidad para estimular el receptor CB? es menor que la de Δ?-THC, y por esta razón, ya no despierta el mismo interés.

Además de estos isómeros de doble enlace, el THC también tiene varios isómeros estructurales. La diferencia aquí radica en que los isómeros de doble enlace contienen átomos ordenados de manera idéntica pero unidos entre sí con diferentes enlaces, mientras que los isómeros estructurales contienen los mismos átomos pero están dispuestos de manera diferente para proporcionar una estructura 3D (a veces radicalmente diferente). Algunos de estos isómeros estructurales son muy conocidos por los interesados en el cannabis – por ejemplo, el cannabidiol (CBD) y ¡el cannabicromeno (CBC)!

La Importancia del THC en la Medicina

El THC, junto con varios cannabinoides más, se une a los “receptores” en sitios especiales del cuerpo que se encuentran en el cerebro, dentro de los órganos principales, y en todas las células del sistema inmune. Estos “receptores” son proteínas especializadas que se encuentran en las uniones entre las neuronas presinápticas (células nerviosas), y hasta el momento, se han identificado dos receptores principales relacionados con los cannabinoides – los receptores cannabinoides tipo I y II, o CB? y CB?.

Los receptores cannabinoides pueden considerarse las “cerraduras”, mientras que los cannabinoides son las “llaves” que las pueden abrir. Otro término para las llaves que encajan en las cerraduras de estas proteínas especializadas es “ligandos”. Cuando un ligando se encuentra con un receptor, se puede “unir” al receptor para crear una molécula modificada conocida como el complejo receptor-ligando, que tiene diferentes propiedades bioquímicas. La molécula modificada puede entonces cumplir con una serie de funciones biológicas diferentes.

El THC puede unirse tanto a los receptores CB? como CB?. Dentro de los receptores CB?,  la actividad de unión del THC se ha relacionado con procesos reguladores fundamentales, tales como la muerte celular programada y la génesis de células nuevas.

Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))
Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))

Cuando se une a los receptores CB?, que se encuentran principalmente en el cerebro y en el sistema nervioso central (CNS), la actividad biológica resultante también se produce en el cerebro y en el sistema nervioso central. Esta actividad en el cerebro puede alterar la experiencia subjetiva de la realidad, lo que lleva a la famosa “subida” relacionada con el consumo de cannabis.

Además de causar el efecto psicoactivo, la actividad del THC en el cerebro se ha asociado con procesos relacionados con el aprendizaje, la memoria, el impulso, la regulación emocional, el sueño y el apetito. El estudio de la actividad farmacológica de esta molécula ha demostrado ser fundamental para comprender estos procesos tan importantes, así como para profundizar en la comprensión de las enfermedades y trastornos mentales que pueden resultar cuando dichos procesos no se producen con normalidad.

Por Seshata

por -
1 446 vistas

Hace quince años, si hubieses entrado en un coffeeshop en Ámsterdam y preguntado por el contenido en CBD y THC del cannabis, seguramente habrías recibido una mirada de confusión de la persona que se encuentra detrás del mostrador.

Sin embargo, si te hubieras encontrado en el Cannabis College y hubieses formulado la misma pregunta, lo más probable es que uno de los voluntarios te habría dibujado un gráfico circular básico para explicarte la proporción de los tres cannabinoides que más se habían estudiado: el Tetrahidrocannabinol (THC), el Cannabidiol (CBD) y el Cannabinol (CBN). Por aquel entonces, se creía que el CBN era un cannabinoide totalmente independiente de los otros dos; ahora sabemos que, en realidad, es un metabolito del THC que se convierte en CBN a medida que el THC se degrada.

El Gráfico Circular de los Cannabinoides

La explicación del gráfico circular era una forma mucho más simplificada de describir qué causa los efectos de los diferentes tipos de cannabis – después de todo, hay más de 85 tipos de cannabinoides diferentes que se producen en el cannabis, no sólo tres – pero cumplía su función. Si la proporción del gráfico correspondiente al THC era mayor que las del CBD y CBN juntas, el efecto iba a ser cerebral y estimulante. Si sucede lo contrario, y el THC es el porcentaje más pequeño del gráfico, entonces el efecto sería más relajado y soporífero. Prácticamente todo el mundo lo entiende de inmediato.

Dado que el compuesto THC es el que causa la subida, o efecto cerebral, estimulante de energía y la risa floja que perseguían un gran número de personas, se dedicó una gran cantidad de tiempo, energía y recursos a la cría de variedades de semillas de cannabis con un nivel tan alto como fuera posible de THC. El éxito de esta tendencia culminó – por lo menos en los Países Bajos – con propuestas de las partes interesadas (y generalmente mal informadas) para ilegalizar la venta de cannabis que contuviese más del 15% de THC en los coffeeshops. En la búsqueda para encontrar la subida definitiva del cannabis, sobre todo en los años 90 y 2000, se desarrollaron variedades tales como Silver Haze y Mother’s Finest pero muchas de las ramas comerciales del sector del cannabis en su conjunto ignoraron o se olvidaron del CBD y del CBN – excepto las comunidades científicas y médicas.

Como se mencionó anteriormente, el CBN se crea cuando el THC se degrada; los dos cannabinoides se producen en proporción inversa entre sí. Esto explica por qué cuando el cannabis cosechado se guarda durante mucho tiempo (y especialmente si se expone a la luz y al aire), los cogollos pueden producir un efecto físico y corporal, incluso si la planta tiene sobre todo genéticas Sativa. El CBN es sólo ligeramente psicoactivo, y hasta ahora no ha producido efectos más allá de los que el THC (altamente psicoactivo) y el CBD (que modera los efectos del THC) ya causan en mayor grado. El CBD, por su parte, ha mostrado una serie de propiedades que siguen teniendo un impacto significativo en el campo de las aplicaciones del cannabis medicinal.

El Efecto Séquito

cbd1En 2016, el CBD se ha vuelto mucho más conocido y ha sido objeto de muchos más estudios en profundidad. Estos han demostrado que, a pesar de considerarse no psicoactivo, el CBD tiene un efecto soporífero y actúa como moderador de los efectos del THC. Los experimentos sobre los efectos del THC, cuando se administra con y sin CBD, han demostrado que cuando se utiliza solo, el THC es más proclive a causar sensación de ansiedad e incluso morbilidad. Cuando se utiliza junto con CBD – como, no olvidemos, la naturaleza ha previsto – se experimenta considerablemente el efecto enérgico, eufórico, que provoca la risa fácil que la mayoría de nosotros identificamos como el signo de una buena sativa. Fuera del laboratorio, es virtualmente imposible consumir THC puro ya que, en todas las formas naturales de cannabis, le acompañan todos los demás cannabinoides, moderando su efecto de manera que en realidad mejoran la subida o efecto cerebral del usuario. Esto se ha denominado “el efecto séquito”. Las investigaciones de este tipo sugieren claramente que los medicamentos que aíslan el THC o están hechos de THC sintético, como por ejemplo Marinol, son a la vez menos eficaces y producen muchos más efectos secundarios no deseados que la forma de la planta sin procesar y natural. Como el cannabis contiene una gran variedad de cannabinoides de los que en la actualidad sabemos poco, y los produce en un equilibrio delicado y complejo que la ciencia no puede, actualmente, esperar emular, no resulta muy sorprendente que la gran mayoría de usuarios de cannabis medicinal opten por la forma vegetal y natural de la planta.

CBD sin THC – alivio del dolor sin efecto psicoactivo

Sin embargo, cuando se administra CBD sin THC, no se produce ninguno de los efectos negativos antes mencionados del THC solo. El CBD parece no necesitar THC para ser un tratamiento bien recibido, y esta es una de las facetas más interesantes de su potencial medicinal: se puede usar para el alivio de diversos males y enfermedades sin causar un efecto psicoactivo notable. A día de hoy, se considera que el CBD tiene un potencial medicinal aún mayor que su primo más famoso, el THC. A pesar de las acusaciones, no siempre infundadas, de que a los usuarios medicinales “sencillamente les gusta colocarse”, hay muchas personas para quienes la parte del “colocarse o experimentar el efecto cerebral” es un efecto secundario no deseado e incluso desagradable de su medicación. El cannabis que se ha criado específicamente para tener un alto contenido en CBD y bajo en THC sería una solución idónea para los pacientes que simplemente quieren aliviar el dolor sin ningún tipo de experiencia psicoactiva.

En Israel, que se ha beneficiado de la marihuana medicinal legal durante más de una década y cuenta con un programa medicinal con unos 22.000 pacientes, durante más de diez años ha habido un programa de cría en marcha para crear precisamente este tipo de cannabis. La compañía israelí Tikun Olam ha logrado crear una variedad que tiene menos del 1% de THC y un 15,8% de CBD, algo sin precedentes. Esta nueva variedad dio resultados muy positivos desde el principio, ya que se puso a disposición de los pacientes autorizados antes de que ni siquiera hubieran comenzado los ensayos clínicos.

Como nota aparte, date un momento para pensarlo. El cannabis es tan seguro que una nueva forma experimental del mismo puede administrarse a los pacientes incluso antes de que se haya empezado a probar en ratones. Así de segura es esta sustancia.

Una nueva forma de ingerir CBD puro – aceites y e-líquidos

cbd2A medida que la tecnología avanza, los últimos adelantos en el campo del CBD son el aceite de CBD, que se utiliza como suplemento dietético, y los e-líquidos de CBD para su uso en cigarrillos electrónicos y vaporizadores. Sensi Seeds ha perfeccionado sus propias versiones de cada uno. Ambos líquidos de CBD utilizan cannabinoides extraídos del cáñamo producido por HempFlax. Esto asegura una calidad excepcional, y permite la trazabilidad completa de los productos del campo al cliente. El aceite de CBD de Sensi Seeds está en una base de aceite de cáñamo, para que sea más beneficioso para la salud.

Entonces, ¿qué hace exactamente el CBD que es tan sorprendente?

Además de moderar los efectos del THC de varias maneras, incluida una reducción de la conocida experiencia de la pérdida de memoria a corto plazo, el CBD por sí solo puede hacer algunas cosas bastante espectaculares. A pesar de la reputación de los “fumetas” de ser introvertidos y antisociales, el CBD en realidad tiene efectos ansiolíticos (contra la ansiedad) y antidepresivos que pueden ayudar a reducir la ansiedad social, entre otras cosas. El CBD también ha demostrado actuar como analgésico, que alivia el dolor localizado sin entumecer la zona. Actualmente, se están investigando las propiedades neuroprotectoras del CBD; la neuroprotección, en pocas palabras, protege las delicadas estructuras del sistema nervioso central y el cerebro de los daños causados por el estrés, enfermedades u otros traumas. Esta es la propiedad que actúa en el tratamiento del síndrome de Dravet, cuando el cannabis con un alto porcentaje de CBD puede reducir drásticamente el número de convulsiones que sufren los pacientes. Y, quizás lo más sorprendente, se ha demostrado que el CBD inhibe la proliferación de las células cancerosas en ciertos tipos de cáncer.

El cannabis no cura el cáncer – todavía.

Este último dato es el que ha llevado al clamor de “¡el cannabis cura el cáncer!” que, aunque tiene un potencial muy emocionante, es una afirmación hecha demasiado pronto y en base a muy poco. Lo que podemos decir en este momento es que el CBD puede ser capaz de eliminar ciertos tipos de cáncer en algunos casos. El Dr. Lester Grinspoon, uno de los mayores expertos en cannabis medicinal y autor del libro revolucionario “Marijuana Reconsidered” (“La Marihuana Reconsiderada”), dice lo siguiente al respecto:

“No hay duda de que el cannabis ahora puede jugar algún papel no curativo en el tratamiento de esta enfermedad (o enfermedades) porque a menudo es útil para los pacientes con cáncer que padecen náuseas, anorexia, depresión, ansiedad, dolor e insomnio. Sin embargo, aunque cada vez se dispone de más pruebas aportadas por los estudios en animales de que puede reducir las células tumorales y causar otros efectos beneficiosos prometedores en algunos tipos de cáncer, actualmente no hay evidencia de que cure alguno de los muchos tipos diferentes de cáncer. Creo que llegará el día en que se demuestre que algunos derivados cannabinoides tienen propiedades curativas del cáncer, pero mientras tanto, hay que tener mucho cuidado con lo que prometemos a estos pacientes.”

Encender un porro o rellenar un vaporizador – incluso consumiendo la variedad más fuerte, más rica en CBD que puedas encontrar – no va a salvarte la vida, ni tampoco te va a garantizar una existencia libre de cáncer. Pero puede relajarte con eficacia de verdad, y aliviar los dolores musculares y de otro tipo, desde los dolores menstruales a los causados por la EM. Se están descubriendo aplicaciones nuevas para el CBD de forma casi mensual, tal vez la más emocionante sea su sorprendente efecto en quienes sufren de síndrome de Dravet, y seguro que esta parte del gráfico de los cannabinoides seguirá revelando sus propiedades a medida que se lleva a cabo una mayor investigación.  Por Scarlet Palmer

por -
0 455 vistas

Un grupo de Investigación de la Universidad de Sevilla ha encontrado ha encontrado en un derivado sintético de la planta del cannabis un analgésico eficaz para los dolores neuropáticos. Es un dolor crónico producido por un nervio dañado que condiciona la calidad de vida del paciente

            “Entre un siete y un ocho por ciento de la población tienen dolor neuropático” dice la Investigadora  Mercedes Fdez. Arevalo, investigadora principal y hasta ahora no tiene tratamiento especifico. En la Universidad de Sevilla lo han encontrado en el cannabinoide CB13.

            “CB13 es una molécula sintética un cannabinoide sintético que tiene poca capacidad para penetrar en el cerebro pero si tiene propiedades analgésicas” Dra. Arevalo.

200px-CB-13_structureSus propiedades son tan potentes que los efectos calmantes de una dosis se prolongan durante nueva días en los animales con los que se ha experimentado, en los fármacos actuales durante ocho horas.

             “La idea de la formulación que nosotros estamos intentando desarrollar es para una administración oral” dice la Dra Josefa Alvarez otra investigadora del equipo.

             “Tan importante como tener una buena molécula con actividad farmacológica es tener un buen sistema que habilite su administración generando no solo respuestas terapéuticas sino calidad de vida” dice la Dra Arévalo.

El CB13 tiene problemas, es inestable y poco soluble en agua, la solución que han encontrado estas cientificas es introducirlo en nano-partículas poliméricas, partículas muy pequeñas que sirven de vehículo para introducir el cannabinoide en las células.

Faltan los ensayos clínicos con pacientes humanos “Por tanto poderlo aprobar como medicamento sanitario y poderlo usar algún día, ojalá, ya para pacientes” dice la Dra. Alvarez.

Es cuestión de tiempo años tal vez pero en este laboratorio han dado un importante paso para combatir el dolor

por -
3 2.274 vistas

Tienen una fama negativa debido a los efectos que ejercen sobre el sistema nervioso. Sin embargo, un reciente trabajo realizado entre España y Estados Unidos nos muestra que los cannabinoides pueden tener gran interés médico, ya que sus efectos fisiológicos podrían ayudar a paliar los síntomas de padecimientos como el cáncer, el dolor crónico y la esclerosis múltiple.

Recientemente, la revista Clinical Pharmacology & Therapeutics, ha publicado un trabajo que tiene un enorme interés, ya que expone el modo y lugar de actuación de los principales componentes del cannabis y los beneficios que podrían llegar a proporcionar en diversos tipos de enfermedades.

Abrams y Guzman, autores de la investigación, además exponen la amplitud de aportaciones que han contribuido al renacimiento del estudio de las propiedades terapéuticas de los cannabinoides.

Efecto biológico de los cannabinoides

Las plantas de cannabis y los animales producimos un tipo de sustancias que presentan una estructura similar, los cannabinoides. En el caso de las plantas reciben el nombre de fitocannabinoides, mientras que en el de los animales se les denomina  endocannabinoides (cannabinoides endógenos).

Estas sustancias, para ejercer su acción, necesitan unirse y, por lo tanto, activar unas proteínas de membrana ubicadas en la superficie de las células, los receptores cannabinoides. Por lo que al tratarse de sustancias similares comparten dichos receptores. Los efectos ejercidos por los fitocannabinoides y por los endocannabinoides son similares y actúan a nivel del sistema nervioso central y en diversas localizaciones periféricas.

El sistema cannabinoide

A los receptores de membrana o receptores cannabinoides, a los que hacíamos referencia anteriormente, se acoplan los endocannabinoides con acción neuromoduladora. ¿Pero, cómo funciona este sistema? Digamos que su funcionamiento es como el de una cerradura (receptores) y su llave determinada (cannabinoides).

De tal manera que una sustancia que imite a esta llave es capaz de desencadenar un efecto semejante a la auténtica llave. Esta es la razón básica por la que los cannabinoides vegetales son capaces de generar efectos neurológicos al igual que los segregados por nosotros mismos.

Para entender el funcionamiento de estas sustancias en nuestro organismo, expliquemos un poco el proceso y la relación existente entre estas sustancias y el cuerpo humano, que como veremos es mayor de la que creemos.

En la superficie de muchos tipos de células de nuestro cuerpo, existen unas zonas específicas en donde se acoplan los endocannabinoides producidos en nuestro organismo. Estas zonas de acoplamiento son los receptores. Se ha comprobado que este tipo de receptores se han conservado a lo largo de la evolución, de ahí que también se hayan encontrado en invertebrados.

Este conjunto formado por los cannabinoides y por sus receptores específicos es lo que constituyen el sistema cannabinoide, distribuidos por diferentes órganos y tejidos, pero, fundamentalmente, en el cerebro. De hecho este sistema, entre otros, median en los procesos de memoria, en la modulación del dolor, en el control del movimiento y en el sistema inmune.

Cannabinoides y el sistema inmune

Los receptores cannabinoides descubiertos hasta la fecha, son de dos tipos, los CB-1 y los CB-2. Ambos se diferencian entre sí en su modo de transmitir la señal y en su distribución en los diferentes tejidos.

La activación de los receptores CB1 da lugar a los típicos efectos sobre la circulación y la psique conocida tras el consumo de cannabis. Efectos responsables de la percepción que existe en la sociedad sobre estas sustancias y las, subsecuentes, consecuencias políticas y jurídicas.

Continuemos profundizando un poco más. Los receptores CB1 se encuentran, principalmente, en áreas del sistema nervioso central implicadas en la actividad motora (ganglios basales y cerebelo), memoria y aprendizaje (corteza e hipocampo), emociones (amígdala) y diversas funciones autónomas y endocrinas. Esto explica que los cannabinoides modulen estos procesos y que el consumo de cannabis interfiera con ellos.

Por otro lado nos encontramos con los receptores CB2. Ellos se encuentran principalmente en las células inmunitarias, entre ellas, los leucocitos, el bazo y las amígdalas. Entre otras funciones, se encargan de modular la liberación de citoquinas del sistema inmunitario, unas proteínas que participan en procesos tan importantes como la inflamación y la modulación de la secreción de inmunoglobulinas (anticuerpos).

Esto significa que los receptores CB2 presentan una distribución más restringida que los CB1. En todo caso, ambos receptores modulan la respuesta del organismo y permiten el control de una respuesta excesiva.

Gestión de los síntomas del cáncer

En la planta Cannabis se han encontrado, aproximadamente, una centena de cannabinoides. Concretamente, delta-9-THC constituye el principal componente psicoactivo que, junto con otros cannabinoides, como el CBD (cannabidiol), se ha observado que tienen efecto antiemético. Esto quiere decir que permiten el control del vómito y las náuseas generados por algunas enfermedades o procesos médicos, como la quimioterapia. Esta afirmación, tal y como dicen los autores del trabajo, ha sido comprobada y confirmada tras numerosos análisis.

Por otro lado, la anorexia, la pérdida de peso o la caquexia (extrema desnutrición) son diferentes consecuencias que también genera la práctica médica oncológica. Los cannabinoides THC, y otros, incrementan el apetito del paciente reduciendo estos problemas y evitando que se tenga que administrar al paciente hormonas o derivados.

A su vez, estas sustancias también aportan otros beneficios para que el paciente pueda conciliar el sueño, controlar la depresión y la ansiedad. Ahora bien, aunque los cannabinoides tienen gran utilidad médica no podemos olvidarnos de los efectos secundarios que traen consigo. Por ello sería necesario diseñar cannabinoides que carecieran de los efectos psicotrópicos.

Un futuro interesante

Estos estudios constituyen una base muy importante para que en los años venideros el cannabis medicinal pueda convertirse en una opción y de esta manera un mayor porcentaje de pacientes puedan beneficiarse de su uso.

De hecho, al ser el cannabis un neuromodulador parece que, en estudios “in vitro”, ha logrado estimular la generación de neuronas y de células de neuroglía. Por todo ello, los cannabinoides se convierten en una interesante alternativa médica al contribuir a la regeneración y a la protección del tejido nervioso en situaciones de daño. Sin ninguna duda un interesante futuro para estas sustancias.

Dado su enorme potencial, recientemente, ha nacido el Observatorio Español de Cannabis Medicinal, del que forma parte Manuel Guzmán, coautor del trabajo al que nos hemos referido. Este Observatorio nace con el objetivo de acercar el conocimiento sobre el cannabis y sus derivados a la sociedad.

por -
5 1.253 vistas

Cualquier investigación sobre las cualidades medicinales de cannabis conduce rápidamente a una discusión sobre los cannabinoides, las moléculas milagrosas que proporcionan su impresionante valor terapéutico .El  THC y el CBD, los cannabinoides más citados, obtienen la mayor parte de la atención. Pero ¿qué pasa con los cannabinoides más oscuros?

Hay una buena probabilidad de que no se haya oído hablar mucho del de cannabicromeno, que es como a menudo se denomina el CBC. Si bien se sabe relativamente poco acerca de todos los cannabinoides , el CBC muestra varias características que indican un robusto valor medicinal.

Mejora el THC

En primer lugar, el CBC proporciona alivio del dolor que se cree que es el resultado de una interacción con el THC. Existe la teoría de que la capacidad de lucha del CBD se cree que se deriva por las características del aumento del dolor por parte del THC, no por la capacidad del CBC de hacerlo de forma independiente. El CBC también proporciona un efecto sedante (no se sabe si lo hace de forma independiente o en conjunción con otro cannabinoide). También inhibe la inflamación, ayudando a establecerse la homeostasis corporal establecer.

El CBC también se ha demostrado que estimula el crecimiento óseo. Aunque presente en cantidades mucho más pequeñas que los THC y CBD, el CBC se sabe que funciona en conjunción con otros cannabinoides como el THC, lo que ayuda a hacer cosas como a combatir el cáncer. La investigación reciente ha demostrado que este relativamente raro cannabinoide tiene un efecto anti-depresivo que es 10 veces mayor que el de su hermano CBD.

Se cree que el propósito principal del CBC es mejorar los efectos del THC. Se ha sugerido que los niveles elevados de CBC harán de una cepa de cannabis alta en THC y aún más potente. En este sentido, hay que pensar en el CBC como un amplificador de THC, o de refuerzo. Al igual que los cannabinoides CBD y CBG , el CBC carece de propiedades psicoactivas – pero ayuda al THC a tener mayor efecto. Se encuentra en concentraciones más altas en las variedades de cannabis nativo de los trópicos.

En lo que se llama el efecto de la comitiva o séquito , los investigadores teorizan en que decenas de cannabinoides y terpenos están involucrados en la eficacia terapéutica global que es la mayor suma de los cannabinoides individuales. Una nueva investigación también apunta al hecho de que estos cannabinoides de origen vegetal no interactúan sólo entre sí, sino también con los cannabinoides producidos internamente por el cuerpo llamados  endocannabinoides

Combatiente del cáncer

Más allá de su papel en la mejora de la eficacia del THC, el CBC puede ser una herramienta en la lucha contra el cáncer basado en la forma en que interactúa con un endocannabinoide llamado anandamida.  Este cannabinoide producido por el cuerpo humano se ha encontrado que reduce el cáncer colorrectal y el cáncer de mama . El CBC permite que la anandamida permanezca más en el sistema de un paciente debido a que inhibe su absorción, lo que significa que básicamente mejora la capacidad del sistema inmune para utilizar sus propios productos químicos saludables, tales como la anandamida, para librarse del cáncer.

arizona-medical-marijuana-testing-cbcMuchos expertos y cuidadores han concluido que la terapia que implica un solo cannabinoide, tales como los aceites de la CBD que se están utilizando para tratar a los niños con epilepsia intratable y que puede ser insuficiente para la mayoría de los pacientes. Muchos son defensores de la terapia del “efecto sequito” de la planta y sus formas sutiles en las que uno de los cannabinoides, como el CBC, puede amortiguar o potenciar el efecto de otro, al igual que el THC (o la anandamida un endocannabinoide).

Con haber sido descubiertos más de 80 cannabinoides, se necesitan investigaciones adicionales para entender la matizada interacción de estos productos químicos especializados que se ajustan perfectamente a los receptores en el cerebro humano y en el sistema nervioso. Se necesita un mayor conocimiento de los cannabinoides y de la eficacia de los perfiles de los cannabinoides antes de que a los pacientes se les puedan administrar soluciones específicas a su sistema endocannabinoide en particular y a la enfermedad o dolencia específica que se está tratando de tratar.

Aunque el CBC es uno de los cannabinoides menos entendidos, su capacidad para estimular el crecimiento óseo, asociarse con el THC para combatir el dolor y aumentar la potencia, reducir la inflamación, y lo más importante, a combatir el cáncer hacen que sea uno de los elementos más valiosos de la planta de cannabis.
Aunque se necesitan más investigaciones para ser completado y aprender acerca de este fascinante cannabinoide, parece que podemos esperar que será más necesario para la medicina del futuro.

Por Gooey Rabiński

por -
0 1.777 vistas

Un mujer española tiene que darle CBD, sustancia activa de cannabis, a su bebe para mitigar y controlar los ataques epilépticos y espasmos que sufre.

En el periódico español El Mundo se publico un articulo donde una mujer, que pidió no ser identificada, sin la supervisión medica y sin saberlo familiarizares y amigos estaba suministrando CBD a su pequeño hijo para mitigar los espamos producidos por la epilepsia que padece.

La mujer contó que los ataques epilépticos de su bebe se habían reducido drásticamente después de que comenzase a suministrar a su hijo el cannabinoide mezclado con la leche. Otra de las gratas sorpresas de la madre fue cuando posteriormente le practicó un  electroencefalograma y éste demostró una clara mejoría, paso de tener unos 250 espasmos diarios a prácticamente ninguno.

La madre y profesora de secundaria compró el aceite a través de internet, una botella de 15 mililitros con un coste de 275 dolares y que resultó tener un sabor muy amargo pero que para el tratamiento de su hijo resulta ser “bendito”.

La pareja de padres después de buscar cualquier medicamento o sustancia que fuese capaz de mitigar o ayudar a la enfermedad de su hijo encontraron el cannabinoide CBD que resultó ser el único producto que por ahora ha satisfecho como tratamiento la reducción de los espasmos de su hijo producidos por la epilepsia.

En Estados Unidos hay 24 estados donde los tratamientos con marihuana medicinal son legales y en otros países como España hay gente que se ve obligada a buscar alivio de ciertas enfermedades en esos estados.

por -
1 3.264 vistas

Un nuevo estudio publicado por la revista Psychopharmacology , y llevado a cabo por investigadores de la Universitat de València en España, han descubierto que los receptores cannabinoides del cuerpo desempeñan un papel vital en el manejo de las interacciones sociales y en el comportamiento agresivo, y que la administración de un agonista del receptor cannabinoide reduce significativamente la agresión en modelos animales.

El resumen del estudio explica que “Este estudio fue diseñado para examinar el papel de los cannabinoides CB2R en el comportamiento social y agresivo. ”

En la interacción social y otras pruebas que se realizaron en ratones que carecían del cannabinoide (tipo 2), los receptores (CB2R) en ” tipo salvaje (WT) compañeros de camada”, y “los efectos del agonista selectivo CB2R [que imita los efectos de los cannabinoides] JWH133 (1 y 2 mg / kg) sobre la agresión también se evaluaron “.

Los investigadores encontraron que los ratones que carecían de CB2R “exhibieron mayores niveles de agresión en la prueba de la interacción social y se mostraban más agresivos que los ratones WT residentes salvajes … La administración aguda del agonista CB2, JWH133, redujo significativamente el nivel de agresión en los ratones OF1 agresivos aislados, un efecto que se redujo después del pretratamiento con el antagonista del receptor CB2 AM630 “.

El estudio llegó a la conclusión; “Nuestros resultados sugieren que CB2R está implicado en la interacción social y en la conducta agresiva y merece una mayor consideración como un nuevo objetivo potencial para el tratamiento de la agresión.”

por -
0 230 vistas

La última señal de que la aceptación del uso de la marihuana en Estados Unidos camina hacia adelante, es que la gente está dando a sus mascotas comestibles con marihuana infundida para tratar el dolor crónico y otras condiciones veterinarias que no han logrado mejorar por otro medios.

Estas galletitas con marihuana están hechas específicamente para perros y gatos con problemas médicos. El negocio del cannabis está prosperando en los estados que tienen alguna versión de “marihuana legalizada”, por lo que es lógico pensar que nuestros amigos de cuatro patas deben ser el próximo escalón.

Recordemos que no sólo es un producto natural y no tóxico, en un artículo en el 2013 en el Diario de la Asociación Veterinaria de América  se entrevistó a algunas personas que  c0ntaban las alabanzas de la marihuana veterinaria .

Ahora, un “verdadero creyente” de los efectos terapéuticos de la marihuana, por lo menos en algunas dolencias de origen animal, Denise dice que va a recomendar el cannabis a otros dueños de mascotas. “La gente tiene que entender que no se trata de colocar a mi perro”, dijo. “Se trata de mejorar su calidad de vida.”

canna-pet-dog-graify2La gente ha consumido marihuana desde siempre, y ahora sólo se ha convertido en una nuevo producto para nuestras mascotas enfermas. Esa es la esperanza de compañías como Treatibles , Canna Companion , y Auntie Dolores. La marihuana ya es un gran negocio, y los dueños de mascotas a menudo no tienen ningún reparo en gastarse mucho dinero para maximizar la comodidad y felicidad de su animal doméstico.

Estas empresas están divididas por su manera de pensar sobre la conveniencia o no de incluir ingredientes psicoactivos en sus productos. El CBD o cannbidiol, tiene grandes efectos calmantes del dolor y no afecta a la percepción, no es psicoactivo. Otra compañía llamada TreatWell es una fuerte defensora de la utilización del famoso THC (psicoactivo) en sus productos para mascotas, señalando a la Food and Drug Administration como la encargada de la autorización

Todavía no hay ninguna directriz médica formal de cómo tratar a las mascotas con marihuana.

por -
7 3.040 vistas

Aquí está una pequeña muestra del cannabigerol, el cual está a la vanguardia de la investigación sobre cannabinoides.

¿Qué es CBG?
Los científicos descubrieron por primera vez cannabigerol o CBG, en 1964 como componente del hachís. En 1975, los investigadores descubrieron que el CBGA (una forma ácida de CBG) es el primer cannabinoide formado en la planta. A partir de ahí, CBGA se transforma en THCA, CBDA o CBCA por la acción de enzimas. El CBGA es el precursor esencial de todos los cannabinoides que conocemos y amamos.

¿Puede el CBG ponerte ‘ciego’?
Aunque está considerado sobre todo como un cannabinoide no psicoactivo, actualmente se trata de una sustancia alegal. Hasta que alguien extraiga el CBG puro, no podemos saber lo que la ingestión de cantidades significativas hace realmente. El CBG necesita de temperaturas muy altas para poder ser vaporizado.

¿Qué dice la investigación médica sobre el CBG?

Recientemente, en enero de 2015, los investigadores descubrieron que el CBG había tenido efectos neuroprotectores en ratones con la enfermedad de Huntington, una enfermedad caracterizada por la degeneración de las células nerviosas en el cerebro. El CBG ralentizó la progresión del cáncer de colon en ratones, un resultado prometedor que pronto puede dar lugar a un nuevo método de tratamiento. Las evidencias sugieren que el CBG es un agonista alfa-2-adrenoceptor altamente potente y moderadamente potente antagonista de 5-HT1A-receptor, dándole una amplia gama de potencial terapéutico como un antidepresivo, para el tratamiento de la psoriasis, y como analgésico.

A pesar de toda la buena investigación, en un estudio el CBG invierte las propiedades anti eméticas del CDB al interactuar con él en el lugar de con el receptor 5-HT1A.

¿Dónde puedo encontrar el CBG?

El CBG es el cannabinoide que menos predomina en las variedades de cannabis, generalmente menos del 1%, sin embargo, un limitado conjunto de cepas del continente africano, del subcontinente Indio, se encontró que tenían niveles ligeramente más altos de CBG que otras. Sin llegar a ser un cazador de cepas, se pueden extraer cantidades relativamente altas de CBG en las plantas en ciernes(con las flores ya desarrolladas), y haciendo el resto del trabajo, cerca de tres cuartas partes del camino, durante el desarrollo de las flores, osea los cogollos en la marihuana. La información sobre el contenido de CBG en toda la floración puede ser obtenida de un análisis realizado sobre Bediol®, una cepa medicinal producido por Bedrocan BV Cannabis Medicinal, un proveedor holandés de marihuana de calidad para la investigación. Ellos florecieron la Bediol® durante ocho semanas y analizaron el contenido de diferentes cannabinoides cada semana; El CBG fue de 6, el más alto en la semana.

¿Cuál es el futuro del CBG?
Otra pieza del rompecabezas en la historia del cannabis medicinal, la investigación sobre el CBG esta lista para continuar. Si el interés de los consumidores sobre el CBG se eleva, los criadores estarán muy interesados en sacar una nueva cepa con alta concentración de CBG.

por -
0 3.694 vistas

El Cannabidiol y el Tetrahidrocannabidiol son los dos cannabinoides más comunes del cannabis. Aquí os dejamos esta infografía que puede resultar aclarativa sobre los beneficios de cada uno de ellos.

beneficios-del-cbd-growlet

 

 

 

por -
4 2.605 vistas

Los cannabinoides pueden ofrecer una opción para el tratamiento del cáncer de próstata que no responde a la terapia común, según un estudio publicado en la edición Enero de la revista Oncología informes y publicado online esta semana por el Instituto Nacional de Salud de EEUU .

Según los investigadores; “En las primeras etapas, el cáncer de próstata es andrógeno dependiente; Por lo tanto, la castración médica ha mostrado resultados significativos durante las etapas iniciales de esta patología. A pesar de este efecto temprano, el cáncer de próstata avanzado es resistente a este tratamiento “.

Continúan; “La evidencia reciente muestra que los derivados del Cannabis sativa y sus análogos pueden ejercer un efecto protector frente a diferentes tipos de patologías oncológicas. El propósito del presente estudio era detectar la presencia de cannabinoides receptores (CB1 y CB2) en las células cancerosas con un origen prostático y evaluar el efecto del uso in vitro de análogos sintéticos “.

Después de la realización del estudio usando “línea celular comercial y cultivos primarios derivados de cáncer de próstata y la hiperplasia prostática benigna”, los investigadores encontraron que “los endocannabinoides pueden ser una opción beneficiosa para el tratamiento de cáncer de próstata que no responde a las terapias comunes”.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Chile , y se puede encontrar haciendo clic aquí .

por -
0 2.386 vistas

Por lo general el CBD se toma por vía oral en forma de concentrado a base de cannabis o extractos. Sin embargo, en comparación con fumar o vaporización, la ingestión de los cannabinoides por vía oral plantea una serie de inconvenientes, incluyendo la absorción inconsistente y su efecto retardado.

La vaporización se considera una alternativa más saludable al fumar, y muchos consumidores de cannabis están empezando a cambiar a este sistema. Por desgracia, la mayor parte la investigación con vaporizadores se ha centrado sólo con el THC. De hecho, hasta ahora, ningún estudio se ha realizado sobre la vaporización del CBD.

El primer estudio para investigar el proceso de vaporización del CBD fue publicado el 16 de octubre por un equipo de la Universidad de Wollongong en Australia. En general, se mostró que el CBD puede ser vaporizado usando dispositivos convencionales de cannabis. Uno de los modelos más populares, el vaporizador Volcano , fue elegido para el estudio.

El equipo realizó experimentos utilizando combinaciones de THC purificado y CBD, con el fin de determinar la mejor manera de administrar CBD a través del vaporizador. Esto es lo que encontraron:

Temperatura
El CBD comienza a evaporarse a una temperatura de alrededor a 200 ° C (392 ° F), similar al THC, por lo que es posible liberar el CBD como un gas sin quemar la materia de la planta.
En el estudio, la vaporización a 230 ° C (446 ° F) parecía liberar más CBD que vaporizando a 210 ° C (410 ° F).

Tasa de Conversión
A dosis más bajas (4-8 mg), se vaporizó tanto como el 97% de CBD. Sin embargo, la tasa de conversión se redujo significativamente a medida que la dosis aumenta. En 200 mg, sólo el 40% del CBD se convertía en vapor.
Curiosamente, cuando se administran juntos, la dosis de CBD parece afectar a la tasa de conversión del THC. El promedio es del 55% de THC que se convierte en vapor.

Dosis
Los investigadores descubrieron que 200 mg es la dosis máxima de CBD que puede ser vaporizado de manera eficiente, con dosis más altas se produce un efecto de saturación.
Sin embargo, el punto de saturación del CBD parece estar relacionada con el vaporizador y su eficiencia de calentamiento, lo que significa que diferentes vaporizadores pueden permitir dosis mayores o menores que se vaporizan a la vez. Fuente

por -
8 71.868 vistas

Por David Allen MD.– Hay una buena evidencia científica sobre los cannabinoides, y, en particular, el cannabidiol (CBD), ya que puede ofrecer el control del sistema inmunitario ya su vez proporcionar protección contra infecciones virales. El cannabis ha sido ya reconocido por inhibir hongos y bacterias y se puede considerar como una nueva clase de antibióticos debido al diferente mecanismo de acción de otros agentes antimicrobianos.

El Ébola es un organismo viral ARN complejo que hace que la célula se engulla por pinocitosis, y entonces el virus secuestra la célula para replicarse a sí mismo. Esta replicación puede implicar muchas mutaciones en el código de ARN que hacen que sea difícil o imposible crear una vacuna eficaz. Hay patentes de Estados Unidos que muestran evidencias de que los cannabinoides tienen actividad antiviral significativa.

Normalmente las células infectadas por el virus producen proteínas de superficie que se identifican como extrañas. El sistema inmune ataca a estas células cuando la proteína de la superficie se identifica como extranjera. La infección por el virus de Ébola hace que la célula produzca proteínas que ocultan el virus del sistema inmunológico. Las proteínas virales están estéricamente protegidas, es decir, “ocultas” a la vista, lo que obstaculiza la destrucción celular (y por lo tanto viral) por el sistema inmune. Este mecanismo permite que el virus de ARN oculte la célula infectada por el blindaje del sistema inmune.

La causa de muerte por este virus es la propia respuesta inmune del cuerpo a la infección viral. Esto es lo que hace la mortalidad y morbilidad de esta infección. Posteriormente, el virus activa las células asesinas inmunes a liberar las enzimas (citoquinas) que poseen. Esta liberación de enzimas provoca otros linfocitos que liberan aún más citoquinas en una tormenta de la liberación. Esto se denomina propiamente tormenta de citoquinas.

Provoca pequeños coágulos de sangre en todas las arteriolas, llamados; DIC o coagulación intravascular diseminada.

Provoca una coagulopatía masiva donde la sangre no se coagula adecuadamente y simultáneamente con el DIC (sangrado y coagulación que ocurre al mismo tiempo.) El Síndrome de Shock Tóxico se produce cuando la liberación de citoquinas hace que los vasos sanguíneos se dilaten de tal medida en que existe un estado de shock.

Los cannabinoides han demostrado reducir y prevenir Shock Tóxico y DIC

El virus Ébola también ataca a las adherencias entre las células causadas ​​por las células asesinas inmunes a la liberación de VEGF (Factor de Crecimiento Endotelial Vascular), que resulta en la destrucción de la unión estrecha entre las células y causa una fuga del fluido entre las células hasta que se produce el sangrado. La inhibición de VEGF por los cannabinoides previene las uniones celulares de hemorragia.

Los cannabinoides Inhibición de VEGF e inhibe el crecimiento de tumores cerebrales Glioma por este mecanismo. Es razonable predecir que la inhibición de VEGF y otras citoquinas por los cannabinoides durante una infección del Ébola ayudará a la supervivencia de esta enfermedad mortal. La parada de liberación de citoquinas será una característica clave del tratamiento de esta enfermedad mortal.

El descubrimiento y la aplicación del sistema de señalización endocannabinoide está demostrando ser el control de prácticamente todas las enfermedades de la humanidad. Los cannabinoides se están convirtiendo en una nueva clase de medicamentos para tratar las infecciones de bacterias, hongos y virus por diferentes mecanismos de acción que no se encuentran en ninguna otra clase de drogas.

Los cannabinoides están demostrando tener actividad significativa (asesino) bactericida a muchos virus, incluyendo la hepatitis C y el virus del VIH. Los cannabinoides regulan por disminución (inhiben) la respuesta inmune a la infección. Las patentes de Estados Unidos citadas son prueba de que los cannabinoides inhiben muchas cepas diferentes de virus. Estas patentes también prueban que los cannabinoides disminuye el cuerpo inmune sobre la respuesta estimulada a la infección viral. Las reclamaciones que se hacen en estas patentes de Estados Unidos son las siguientes:

(Refiérase a patentar para la cotización exacta.)

-Un método de tratamiento de la enfermedad del VIH mediante la inhibición directa de la replicación viral usando un derivado de la reivindicación 2. cannabinol (ver patente)

-Los derivados de cannabinol de la reivindicación 10 en donde el derivado de la reivindicación cannabinol se utiliza para tratar la enfermedad del VIH mediante la inhibición directa de la replicación viral. (Ver patente)

-Un método de tratamiento de enfermedades de disfunción inmune que son el resultado del origen infeccioso como el virus de inmunodeficiencia de los simios, virus de inmunodeficiencia felina, virus de herpes simple, virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, hepatitis B y C, virus de la influenza, rinovirus y las infecciones micobacterianas utilizando el derivados de cannabinol de la reivindicación 2. (véase la patente)

-Esta patente de los Estados Unidos, demuestra que los cannabinoides tratan esta disfunción inmune que se convierte en lo que se conoce como una tormenta de citocinas causada por diferentes infecciones virales.

En Resumen; Las patentes de Estados Unidos demuestran que la regulación del sistema inmune por los cannabinoides pueden ser una clave en la supervivencia del VIH y de hecho puede traducirse en la supervivencia para los pacientes de Ebola. The Killing directa o efecto Cidal de los cannabinoides se demuestra en las infecciones por VIH, pero aún no en el Ébola. La inhibición de VEGF es crucial para evitar fugas endotelial y hemorragias.

Debido a que el cannabis es muy seguro sobre todo bajo la supervisión del médico, creo que es crucial para la comunidad médica comenzar los ensayos en humanos en la supervivencia de los pacientes infectados de Ébola, independientemente de las restricciones políticas. Fuente

David B. Allen MD
Cirujano retiró Cardiotorácica y Vascular
Director Médico, Cannabis Sativa, Inc. ( Cali215doc@gmail.com )

por -
0 811 vistas

Investigadores israelíes tienen la intención de evaluar los posibles efectos anti-tumorales  del canabinoide cannabidiol  (CDB) en pacientes con cáncer.

Los investigadores del Centro Médico Hassadah  en Jerusalén llevarán a cabo una fase II de ensayos clínicos  para evaluar el impacto del CDB como tratamiento único en pacientes con cáncer que no han respondido a las terapias convencionales.

Los participantes en el ensayo recibirán terapia con CDB por un período de ocho semanas.
Los datos documentan la potente actividad contra el cáncer  de diversos cannabinoides – incluyendo el THC  , CDB , y CBG  – tanto en cultivo y en animales remontandose a mediados de la década de 1970  . Hasta la fecha, sin embargo, prácticamente no existen ensayos clínicos reproduciendo estos resultados en sujetos humanos.

En agosto, el proveedor farmacéutico Insys Terapéutica anunció  que había recibido la designación de fármaco huérfano para crear una formula patentada de CDB para tratamiento del glioblastoma, una forma difícil de tratar, agresiva de cáncer cerebral.

El CDB orgánico permanece clasificado  bajo la ley federal como una sustancia controlada.

por -
1 644 vistas

Un nuevo estudio publicado por la Oxford journal Carcinogenesis , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud  de EEUU, encontró que el compuesto del cannabis, el cannabigerol, puede prevenir la progresión de las células cancerosas que se forman en el colon.
El “Cannabigerol (CBG) es un derivado del Cannabis no sicotrópico, un  cannabinoide que interactúa con objetivos específicos implicados en la carcinogénesis [la creación de células de cáncer] “, comienza el resumen del estudio. “Aquí, investigamos si CBG protege contra la tumorigénesis de colon.”

Después de estudiar el efecto de CBG en células de cáncer de colon, los investigadores encontraron que; “In vivo, el CBG inhibió el crecimiento de xenoinjertos de tumores, así como los químicamente inducidos por la carcinogénesis de colon. El CBG dificulta la progresión del cáncer de colon in vivo y selectivamente inhibe el crecimiento de células de cáncer colorrectal. ”
El estudio concluye; el “CBG se debe considerar en traslación con la prevención del cáncer colorrectal y la cura.”

Estos resultados son similares a un estudio publicado a principios de este año en la revistaPhytomedicine , que encontró que el cannabidiol otro compuesto del cannabis “atenúa la carcinogénesis de colon y colorrectal e inhibe la proliferación de células de cáncer a través de la activación de los receptores CB1 y CB2.”

por -
2 13.711 vistas

En general, la gente sabe que el ejercicio es bueno para la mente y el cuerpo. Pero, contrariamente a la creencia popular, no son sólo las endorfinas (químicos que te hace sentir bien después de una actividad como el ejercicio) que hacen que la actividad física tan grande.
La comunidad médica ya conoce que el tetrahydrocannabidiol ( THC ) principal compuesto psicoactivo de la marihuana se almacena en la grasa del cuerpo humano . Sin embargo, un estudio realizado por Drug and Alcohol Dependence muestra que el proceso de almacenamiento-THC-grasa puede a los ejercitadores dar un impulso adicional, hasta 28 días después de el consumo de marihuana.
A medida que el cuerpo comienza a quemar grasa, los estos de THC se liberan en el torrente sanguíneo, produciendo un leve efecto similar al consumo de una pequeña cantidad de marihuana. Los niveles en sangre de THC aumentan aproximadamente un 15% inmediatamente después de ejercicio moderado, aunque el aumento ya no está presente, dos horas después de hacer ejercicio.
Los estudios también han encontrado que el ejercicio realmente activa el sistema endocannabinoide de la misma manera que lo hace la marihuana. El sistema endocannabinoide es un grupo de lípidos (tipos de grasas) y receptores de las células que  los cannabinoides (compuestos como el THC y CBD ) se unen dentro del cuerpo y son los responsables de la reducción del dolor, el control del apetito y los que influyen en el estado de ánimo y de la memoria. Además, los investigadores encontraron que los cannabinoides producidos por el hombre aumentan a medida que se ejercita, causando que se sienta un poco “colocados”. Fuente

por -
2 11.726 vistas

Un gen responsable de los efectos de la marihuana puede explicar por qué algunas personas son naturalmente más felices que otras, según estudio reciente.

Los científicos en Japón midieron los niveles de felicidad entre los cerca de 200 individuos y encontraron que aquellos que llevaban a una variación del gen eran más felices en promedio, además respondieron más positivamente a las señales emocionales.

El gen identificado codifica el receptor CB1, la vía en el cerebro responsable de que coloque la marihuana.

“Los receptores de cannabinoide humano genotipos 1 están estrechamente relacionados con dos aspectos de la felicidad”, escribieron los investigadores. El estudio fue publicado este mes en la revista de acceso abierto PLoS ONE .

Los receptores CB1 se encuentran altamente concentrados en el cerebro y actuan para alterar el apetito, el dolor, el estado de ánimo y la memoria.

Según el equipo, un polimorfismo del gen del receptor CB1 puede mejorar la respuesta de un individuo a los cannabinoides, que son las sustancias químicas que activan las vías. Más de 60 diferentes cannabinoides han sido identificados en la marihuana, con el THC por lo general presente con concentración más alta.

Pero el estudio no involucró el fumar marihuana. Como resultado, el cuerpo humano produce una serie de cannabinoides propios (endocannabinoides)

Al igual que el THC, estos compuestos naturales actúan en diversas regiones del cerebro relacionadas con la felicidad y parecen funcionar como reguladores del estado de ánimo. De hecho, uno de los primeros canabinoides hallados en seres humanos, la anandamida, toma su nombre de la palabra sánscrita “Ananda”, que significa felicidad o placer.

Curiosamente, cuando los investigadores escanearon los cerebros de los individuos con la variante genética, observaron los niveles más altos de actividad en las áreas que regulan los sentimientos positivos.

Al ser más propensos a los efectos de los cannabinoides y, a su vez, las emociones positivas pueden explicar por qué los individuos con el polimorfismo son generalmente más felices, sugirió el equipo de científicos.

Los investigadores concluyen que las personas con el gen CB1 probablemente tienen una “alta sensibilidad a los acontecimientos emocionales positivos” y así “los acontecimientos vitales positivos sean más abundantes” para estas personas.

Fuente LeafSciencie

por -
2 1.080 vistas

Investigadores especializados en cáncer han dirigido recientemente su atención a una clase de químicos llamados cannabinoides. La marihuana es una fuente bien conocida de cannabinoides, incluyendo THC y CBD, el cuerpo también produce algunos propios.

El equipo, dirigido por Barbara Adinolfi, Ph.D, investigadora postdoctoral en la Universidad del Departamento de Farmacia de Pisa, llevó a cabo experimentos usando uno de estos cannabinoides naturales, la anandamida (AEA), y las células de melanoma humano.

Sus hallazgos, publicados en línea en el European Journal of Pharmacology , mostró que la anandamida tiene un efecto tóxico en las células del cáncer, incluso en pequeñas dosis.

En general, estos hallazgos demuestran que la AEA [anandamida] induce citotoxicidad contra células de melanoma humano en el rango micromolar de concentraciones.

Curiosamente, el papel de los endocannabinoides, “endo” significa endógena (es decir, producida por el cuerpo), en el control del cáncer no es un descubrimiento nuevo.

Como señalan los autores, se ha demostrado que los endocannabinoides “regulan tanto el núcleo como las características emergentes de cáncer.” Estudios previos muestran que el cuerpo produce más endocannabinoides en el cáncer y estados pre-cancerígenos.

Pero muy pocos grupos han estudiado su acción en el caso del melanoma de la piel que es uno de los cánceres humanos más agresivos, según los autores. Y mientras que los cannabinoides parecen tener un efecto en general contra muchos tipos de cáncer, sus mecanismos de acción no se han identificado de forma consistente.

In vitro y en estudios in vivo han demostrado que los cannabinoides naturales y sintéticos son eficaces en la reducción de la progresión del cáncer, aunque los efectos observados son complejos y a veces contradictorios.

En el último estudio, los autores fueron capaces de identificar los mecanismos implicados en la actividad anticancerígena de la anandamida. Como era de esperar, la activación de las vías que facilitan los efectos de la marihuana, los receptores CB1, jugaron un papel importante.

Aunque se necesitan más estudios por hacer, los investigadores del cáncer han estado buscando la manera de aumentar los niveles de cannabinoides naturales o la entrega de los cannabinoides derivados de plantas para áreas específicas como las nuevas terapias contra el cáncer.

El cáncer de piel es a menudo tratable con cirugía, pero las formas más agresivas puede propagarse rápidamente y son conocidas por ser resistentes a la quimioterapia tradicional.

Fuente LeafSciencie