Etiquetas Posts etiquetados con "cannabinoides"

Etiqueta: cannabinoides

por -
0 704 vistas

Los cannabinoides son los complejos compuestos químicos que son secretados por la planta de cannabis a través de sus flores y que imitan los compuestos naturales producidos por nuestro cuerpo, llamados endocannabinoides. Cuando se consume cannabis, los cannabinoides se unen a los receptores en todo el cerebro y en el cuerpo (CB-1 y CB-2, respectivamente), con una amplia variedad de efectos posibles en función del perfil de cannabinoides que se encuentren presentes en una cada variedad de cepa.

La descripción “simple” de los efectos de la marihuana en los seres humanos sería que modula la regulación de la homeostasis. La homeostasis es la que mantiene los diversos sistemas en el cuerpo humano en su equilibrio relativo. El equilibrio entre la inhibición y la excitación, la formación de hueso y la resorción, la señalización inflamatoria / anti-inflamatoria, el almacenamiento de grasa y su liberación, el azúcar en la sangre, presión arterial, los niveles de hormonas; todos estos sistemas se mantienen en equilibrio por el sistema endocannabinoide. Este sistema, sin embargo implicado en el mantenimiento de casi todos los procesos biológicos en todos los humanos, no se descubrió hasta la década de 1980. La investigación reveló que el cuerpo humano contiene no sólo los receptores de cannabinoides, sino un sistema endocannabinoide entero que procesa los cannabinoides. Este sistema permite que el cuerpo se beneficie de los cannabinoides que se encuentran en el cannabis, algunos de los cuales no se encuentran en ningún otro lugar en la naturaleza. El sistema endocannabinoide regula muchas de las funciones del cuerpo humano: el apetito, la ingesta de alimentos, el comportamiento motor, la reproducción, y mucho más. Por eso es que la planta tiene un amplio potencial terapéutico, y cada día se descubren más.

Al menos el 85 cannabinoides diferentes se han aislado de la planta de cannabis. Durante años, el THC se ha descrito como el compuesto principal en el cannabis, debido a sus famosos efectos psicoactivos, pero la investigación reciente ha identificado muchos otros cannabinoides importantes, cada uno relacionado con efectos medicinales específicos. Durante la prohibición (de los últimos 80 años), el cannabis ha sido cultivado principalmente para aumentar el contenido de THC para aumentar el efecto psicoactivo de la planta, según lo ha ido exigiendo el mercado negro. Ahora que las cosas están cambiando, otros cannabinoides están centrando la atención médica y nuevas cepas se están siendo criadas para aumentar su presencia.

Métodos de ensayo comunes proporcionan perfiles de los tres cannabinoides más prevalentes – THC, CBD y CBN, pero hay muchos otros a tener en cuenta, incluyendo las formas ácidas de cada uno de estos cannabinoides. Todavía hay mucho que estudiar sobre esta planta y sus muchos componentes, pero las restricciones a la investigación científica del cannabis se están relajando lentamente y cada día más información está saliendo a la luz.

He aquí un resumen de los cuatro principales cannabinoides que tienen un cuerpo sólido de investigación en este momento:

THC: tetrahidrocannabinol

What-is-THC-tetrahidrocannabinolEfectos:  Responsables de los efectos psicoactivos o subidón ” high”(psicotrópico), que amplifica todas las funciones sensoriales, tales como la vista, el oído, sensibilidad al color, y promueve una mayor sensación de bienestar. El THC produce un fuerte sentimiento de euforia. Se agudiza la mente (cerebral) y promueve la creatividad. El THC muestra una amplia gama de propiedades, que se pueden expresar de manera diferente cuando se acompaña de varios otros cannabinoides y terpenos.

Los efectos secundarios varían de una persona a otra e incluyen: boca seca, ojos secos, desorientación, mal funcionamiento de la memoria a corto plazo, el aumento de latidos corazón, ansiedad y paranoia. La mayoría de éstos son el resultado de un exceso de medicación y son evitables con dosis bajas.

Aplicaciones médicas:

-Neuroprotector – protege contra el daño de los nervios
-Ansiolítico – reduce los síntomas de la ansiedad
-Antiespasmódico – aliviar espasmos y convulsiones
-Antiemético – reduce los vómitos y náuseas
-Analgésico – reduce el dolor
-Estimulante del apetito – fomenta la alimentación y el apetito
-Antioxidante – combate los radicales libres en el torrente sanguíneo
-Analgésico neuropático – reduce el dolor por daño al nervio
-Bronquio-dilatador – Actua de manera similar a un inhalador para ayudar a los asmáticos con la respiración
-Antiproliferativa contra el cáncer – reduce la propagación de ciertos tipos de cáncer
-Antiinflamatorio – reduce la inflamación
-Neurogénesis – Promueve el crecimiento de nuevo tejido nervioso

CDB: El cannabidiol

cannabidiol-cbd-wzor-strukturalny Efectos: El CBD tiene efectos médicos, pero no hace que la gente se sienta “apedreado o colocado” y en realidad contrarresta algunos de los efectos del THC. Después de décadas en las que sólo el cannabis THC estaba disponible, las cepas ricas en CBD en la actualidad están siendo cultivadas por y para los usuarios médicos. La psicoactividad reducida del cannabis rico en CBD puede hacer que sea una opción de tratamiento atractivo para los pacientes que buscan anti-inflamatorios, anti-dolor, anti-ansiedad y / o efectos antiespasmódicos sin euforia o letargo.

Aplicaciones médicas:

-Artritis reumatoide
-Diabetes
-Alcoholismo
-trastorno de estrés postraumático
-Epilepsia
-SIDA
-Anti-cáncer / tumor
-Artritis
-Depresión
-Enfermedad de Crohn
-Trastornos de la alimentación
-Glaucoma
-Trastornos de la epilepsia / convulsivos
-Las migrañas
-Esclerosis múltiple

CBN: CANNABINOL

2000px-Tetrahydrocannabinol.svgEfectos: Ligeramente psicoactivo, sedante, analgésico. El CBN es, al igual que la aspirina, pero tres veces más fuerte es un tipo de analgésico no narcótico. El CBN es un producto de degradación del THC. Durante el almacenamiento (envejecimiento) el CBN aumenta lentamente a medida que se deteriora el THC. El CBN es eficaz en el alivio de los dolores de cabeza por tensión.

Aplicaciones médicas:

-Antiespasmódico – aliviar espasmos y convulsiones
-Analgésico – reduce el dolor
-Antiinflamatorio – reduce la inflamación
-Antioxidante – combate los radicales libres en el torrente sanguíneo

CBG: CANNABIGEROL

Cannabigerol_monomethyl_etherEl CBG es quizás el que más atención centra en los estudios de todos los cannabinoides, mantiene la promesa de tal vez el que más propiedades terapéuticas tenga.

El cannabigerol (CBG) es la “célula madre” para muchos productos químicos en la marihuana, incluyendo el THC y el CBD. Los científicos descubrieron por primera vez cannabigerol, o CBG, en 1964 como componente de hachís. En 1975, los investigadores descubrieron que el CBGA (forma ácida de CBG) es el primer cannabinoide formado en la planta, esencialmente, la primera expresión de clase única cannabis »de los constituyentes. A partir de ahí, el CBGA se transforma en THCA, CBDA o CBCA por la acción de las enzimas. El CBGA es el precursor de todos los cannabinoides que conocemos y amamos.

Efecto: El CBG también tiene una serie de propiedades medicinales propias. El cannabigerol (CBG) no es psicoactivo pero aún afecta a los efectos globales del cannabis. Muchos usuarios encuentran que las cepas altas en CBG tienen menos efectos secundarios negativos de THC. El CBG se ha demostrado que promociona la apoptosis en células de cáncer e inhibe el crecimiento de tumores en ratones.

Aplicaciones médicas:

-Antioxidante – combate los radicales libres en el torrente sanguíneo
-Antiinflamatorio – reduce la inflamación
-Anti-emético (vómitos) y anti-náuseas
-Antibacteriano
-Alivia la enfermedad inflamatoria intestinal
-Retarda la proliferación de células tumorales
-Alivio del dolor
-Alivia los efectos de la psoriasis

Glosario de Marihuana Medicinal terminología relacionada:

El Sistema Endocannabinoide es un antiguo sistema: este se encuentra en todos los vertebrados mantenimiento la homeostasis dentro y a través de las escalas de organización de todos los animales, incluidos los humanos, e incluye los receptores CB1 y CB2. Dentro de una célula, los cannabinoides controlan procesos metabólicos básicos tales como el metabolismo de la glucosa. Los cannabinoides regulan la comunicación intercelular, especialmente en los sistemas inmunitario y nervioso. En general, los cannabinoides modulan y coordinan los tejidos, órganos y sistemas del cuerpo (incluyendo los sistemas cardiovascular, digestivo, endocrino, excretor, inmunológico, músculo-esquelético, nervioso, reproductivo y respiratorio). Los efectos de los cannabinoides sobre la conciencia no son bien entendidos, pero son bien conocidos. Estos efectos también tienen posibilidades terapéuticas.

Los endocannabinoides -cannabinoides producidos por el cuerpo.

Fitocannabinoides -Cannabinoides producidos por la planta.

CB1 Receptor -principalmente se encuentra en el cerebro.

CB2 Receptor -principalmente se encuentra en el sistema inmune.

AEA (anandamida) – Un neurotransmisor cannabinoide endógeno que se encuentra en la mayoría de los órganos (humanos y animales), con una abundante cantidad situada en el cerebro. (Mientras el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) se sintetizó por primera vez por Mechoulam en 1967, no fue hasta 1990 cuando el receptor cannabinoide se localizó en el cerebro y se clonó. Desde entonces, los descubrimientos en el campo han procedido a un ritmo cada vez mayor.)

Sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide está involucrado en la mayoría de los sistemas fisiológicos.

-Nervioso
-Cardiovascular
-Inmune
-Reproductivo
-Dormido
-Comiendo
-La función de memoria
-Relajación

por -
0 362 vistas

Mycobacterium es un género de Actinobacteria que se sabe que causa enfermedades como la tuberculosis y la lepra. De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la edición de julio de la revista Inflammation Research, y publicada online antes de su impresión por el Instituto Nacional de Salud de EEUU , los cannabinoides pueden reducir la inflamación causada por esta bacteria.

Para el estudio, los investigadores estudiaron el efecto antiinflamatorio de los agonistas de los receptores de dos cannabinoides (destinado a imitar los efectos de los cannabinoides) “en el modelo inflamatorio experimental inducido por Mycobacterium bovis (BCG).” Los ratones pre-tratados con los agonistas fueron inducidos con “pleuresía o inflamación pulmonar “.

Los investigadores encontraron que el agonista fue capaz de reducir sustancialmente la inflamación. “Estos resultados sugieren que el receptor CB2 puede representar una nueva diana para la modulación de la respuesta inflamatoria inducida por micobacterias”, concluye el estudio.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

por -
3 3.934 vistas

De acuerdo con los últimos hallazgos, los cannabinoides se encuentran en el cannabis también se encuentran en la leche materna. El cuerpo humano contiene receptores de cannabinoides, que están especialmente diseñados para reaccionar con los cannabinoides como el tetrahidrocannabinol ( THC ).

De acuerdo con los resultados de varios estudios científicos, la leche de pecho femenino contiene los mismos cannabinoides, que se encuentran en la planta de cannabis. Y que son necesarios para el adecuado desarrollo humano.

Las membranas celulares en el cuerpo están, naturalmente, equipadas con receptores cannabinoides, que tras la activación de los cannabinoides y otros nutrientes, protegen a las células contra el virus, las bacterias y los tumores.

La leche de mujer es una rica fuente de endocannabinoides (un tipo específico de neuromoduladores), que básicamente enseñan al bebé a comer al estimular el proceso de succión.

El Dr. Melanie Dreher estudió a las mujeres que usan la marihuana durante el embarazo, y a sus niños después de un año del nacimiento. Descubrió que los niños de las mujeres que utilizan el cannabis diariamente durante el embarazo, aludían más rápido el contacto visual y aprendían más fácilmente.

Si no existieran los cannabinoides en la leche materna, los bebés no sabrían cómo comer, ni sentirían la necesidad de comer, lo que podría conducir a una desnutrición severa e incluso la muerte. Los bebés recién nacidos que son amamantados de forma natural reciben dosis de cannabinoides que causan el hambre e inducen un proceso de desarrollo.

Los cannabinoides en la leche materna desempeñan una función primordial para estimular el apetito en los niños, pero también ayudan a calmar y a relajar al niño. Los cannabinoides no están presentes en las mezclas de alimentos para lactantes, lo que les hace mucho menos nutritivos que la leche materna.

Además, la investigación sobre el sistema endocannabinoide, que fueron publicados en el European Journal of Pharmacology demostró que “las consecuencias médicas de estos nuevos cambios son de largo alcance y sugieren un futuro prometedor para los cannabinoides en la medicina pediátrica.”

En el cuerpo humano hay dos tipos de receptores de cannabinoides; receptor CB1 encuentra en el cerebro y el receptor CB2, que está presente en el sistema inmunológico y el resto del cuerpo. Cada uno de estos receptores son activados, ya sea a través de la leche materna o por medio del cannabis.

Esto significa que el cuerpo humano necesita y produce los cannabinoides, ya que estas sustancias tienen un papel clave en la protección de las células contra las enfermedades que estimulan el sistema inmune, protección del cerebro, del sistema nervioso y alivio del dolor e inflamación.

En otro estudio realizado sobre el sistema endocannabinoide, que fue publicado en la revista Pharmacological Review, investigadores del Laboratorio de Estudios fisiológicos en el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo descubrieron aún más beneficios de los cannabinoides.

Los científicos han descubierto su capacidad para apoyar el metabolismo normal de energía, la regulación de trastornos del apetito y metabólicos, el tratamiento de la esclerosis múltiple, así como entre otros, la prevención de la neurodegradación.

Los resultados muestran que los cannabinoides que se producen de forma natural por el cuerpo humano, o son suministrados por la planta del cannabis, fortalecen el sistema inmunológico y pueden luchar contra muchas enfermedades y el cáncer. Los cannabinoides suministrados con la leche materna ayuda a los niños en el desarrollo adecuado y cumplen con la función básica de estimular el apetito en los niños, pero también ayudan a calmar y relajar al niño.

por -
0 537 vistas

El cannabinoide CBG o cannabigerol, existente en el cannabis al inicio de su ciclo de crecimiento, es la fuente de todos los cannabinoides, incluyendo el  THC y CBD y es considerado como la célula madre y principal de la planta. Además de ser la fuente de toda creación cannabinoide, también lleva a cabo una serie de importantes cualidades medicinales propias.

El Cannabigerol llamado CBG para abreviar, es un cannabinoide no psicoactivo del cannabis producido en las etapas iniciales del ciclo de crecimiento. Originalmente aparece su configuración ácida, CBGA, y después de calentarse se convierte en CBG en un proceso similar al THC y el CBDA.

El CBG es la fuente de todos los cannabinoides, incluyendo por supuesto el conocido THC psicoactivo y el CBD anti inflamatorio. Cuando la planta llega a su etapa de floración, las enzimas se liberan de los factores para convertirse en CBG y en otros cannabinoides como el THC y el CBD. Por esta razón, la concentración final del CBG de las variedades son bajos.

Recientemente se descubrió en el cáñamo, la razón del fenómeno de tener los niveles más altos de CBG, donde se encuentra un gen en particular que hace que la planta produzca cannabinoides masivamente. Con esta información, los productores se esfuerzan en producir variedades de cannabis que contengan alto contenido de CBG.

Investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Madrid, España, en enero 2015 publicaron un estudio que examinó los efectos de CBG, con especial atención en su potencial médico.

Durante el estudio se observaron procesos neuroprotectores en los cerebros de ratones con la enfermedad de Huntington, enfermedad degenerativa, hereditaria y que amenaza la vida. Además, este estudio mostró resultados prometedores también ralentizando el proceso de cáncer de colon.

En la planta de cañamo son mas altos los niveles de CBG
En la planta de cáñamo son mas altos los niveles de CBG

El Dr.Ethan Russo, especifica los diversos beneficios médicos del cannabigerol en un informe publicado en la revista británica Pharmacology. Entre otras cosas, el Dr. Russo afirma que el CBG contiene efectos anti-hongos y ayuda a retrasar la propagación de crecimiento excesivo de células de la piel (queratinocitos), pudiendo ser útil en el tratamiento de la psoriasis durante la cual la tasa de crecimiento de las células esta fuera de control.

Además del Dr. Russo señala que la combinación del CBD con el terpeno d-limoneno puede obtener resultados prometedores en la guerra contra el cáncer de pecho, y que el cannabigerol tiene el potencial de inhibir la propagación de bacterias MRSA, resistentes a los antibióticos.

La demanda del mercado para el conocimiento acerca de las diferencias entre las distintas cepas de cannabis ha dirigido equipos de investigadores en California y Oregón para el desarrollo de pruebas de laboratorio que permitan a los consumidores comprobar los porcentajes exactos de los cannabinoides en la planta.

Estas pruebas se están convirtiendo en una tendencia en estos días, ya que permite a los pacientes saber  los porcentajes exactos de cannabinoides en la marihuana. La tendencia actual del consumidor es el interés en variedades particularmente ricas en CBD y ​​en la creación de nuevos tipos de variedades.

La expectativa es que en el futuro se utilizaran variedades ricas en CBG con fines médicos, como para el tratamiento de la depresión y la analgesia. Los investigadores también predicen que en el futuro se utilizarán cepas con alto contenido en CBG para el tratamiento beneficioso de enfermedades como el glaucoma, la esclerosis múltiple, psoriasis y enfermedades adicionales de la piel.

Actualmente la única cepa famosa por un porcentaje relativamente alto en CBG ( alrededor del 3 por ciento) es la Mickey Kush, un híbrido resultante entre la dulce Kush y Jack El Destripador de TGA genetics, aunque debido al crecimiento significativo en la cantidad de investigaciones y el interés publico de variedades ricas en CBG, se espera que los productores de variedades o bancos de semillas profundicen en esta área como se hizo en el caso de las variedades ricas en CBD.

por -
0 854 vistas

Por Elena Fernández del Valle publicado en Vértigo Político. -Lo que no entendemos bien nos inspira temor y lo evitamos. No sabíamos por qué los derivados de cannabis sativa producen a veces relajación, euforia y una percepción sensorial más intensa, y en otras ocasiones paranoia, ansiedad y un verdadero viaje al infierno.

Tampoco sabíamos a ciencia cierta cuál era su potencial adictivo: altísimo, de acuerdo a algunos expertos, o casi nulo, según otros.

Así las cosas, los reguladores de hace 50 años prefirieron pecar de prudentes y clasificaron la planta y sus derivados como sustancias peligrosas que había que evitar a toda costa. Lo mismo en nuestra Ley General de Salud, que en la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 de la ONU, que en la Controlled Substances Act de 1971 de Estados Unidos, cannabis figura en la Lista 1, que es la que agrupa a los estupefacientes carentes de toda utilidad terapéutica, de altísimo potencial adictivo y cuyo uso acarrea graves consecuencias físicas y sicológicas.

En los años que siguieron imperó la prohibición. Se dedicaron mayores recursos públicos a hacerla efectiva, que a la prevención de las adicciones y al remedio de los daños causados por estas.

¿Estudiar los ingredientes activos de cannabis y su farmacología? De eso, ni hablar. La prohibición casi acabó con la investigación de las propiedades de la marihuana y sus efectos, a nivel mundial.

En México, la Ley General de Salud impide el uso médico o industrial de la planta.

Explicaciones
Por fortuna, en Israel, Raphael Mechoulam había comenzado ya a investigar metódicamente la biología y la química de cannabis. Quería saber cuáles son los ingredientes activos de la planta, qué efectos fisiológicos tienen, qué tan tóxicos son…

En 1963 identificó y describió el cannabidiol (CBD); en 1964 el tetrahidrocanabinol (THC) y para 1970 había aislado ya unos cuantos canabinoides más. Gracias a él sabemos que la planta contiene casi 100 compuestos únicos, no presentes en ningún otro vegetal. Por temor e ignorancia nos hemos vedado el uso racional de todos ellos.

Al estudiar a fondo cómo es que actúan estos compuestos, Mechoulam descubrió en los noventas que sus efectos se deben a que ocupan ciertos receptores celulares destinados a recibir moléculas transmisoras que el cuerpo produce. Llamó a estas endocanabinoides (canabinoides internos). Los endocanabinoides se encargan de la regulación de un sinfín de procesos fisiológicos, en el sistema nervioso y en el resto del cuerpo, como la maduración neuronal, la modulación del dolor, la regulación de la temperatura corporal y el apetito, del tono muscular y la memoria. También intervienen en procesos relacionados con la reproducción, como la producción de esperma, y con la respuesta inmune.

Gracias a estos nuevos conocimientos comenzamos a explicarnos por qué la marihuana distorsiona la percepción del tiempo, aumenta la avidez por los carbohidratos, apaga las náuseas o provoca alucinaciones. Y también podremos ya decidir de manera responsable si queremos o no consumirla con fines lúdicos, en cuanto esa ventana de libertad que abrió para cuatro personas la Suprema Corte de Justicia de la Nación sea accesible a todos.

Por Elena Fernández del Valle 

 

por -
0 424 vistas

Los cannabinoides son seguros y eficaces para el tratamiento del dolor crónico, de acuerdo con los resultados de una revisión sistemática de ensayos aleatorios controlados publicados en el Journal of Neuroimmune Pharmacology

Los investigadores de la Universidad de Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia y la Universidad McGill en Montreal evaluaron los resultados de 11 ensayos controlados con placebo realizados entre los años 2010 y 2014. Los ensayos evaluaron el uso de diversos tipos de preparaciones de cannabinoides, incluyendo la hierba de cannabis, líquidos y extractos de cannabis por vía oral, y nabilona (un análogo sintético del THC), para el tratamiento del dolor.

Los cannabinoides poseían “efectos analgésicos significativos” y estaban “bien tolerados” en la mayoría de los estudios revisados.

Los autores concluyen: “La revisión sistemática actual ofrece aún más apoyo hacia la seguridad de que los cannabinoides demuestran tener un efecto analgésico modesto y ofrecen una opción de tratamiento razonable para el tratamiento del dolor crónico no oncológico.”

Una revisión del 2011 de 18 ensayos aleatorios independientes evaluaron la seguridad y eficacia de los cannabinoides para el tratamiento del dolor reportado de manera similar, ” los cannabinoides son una opción modestamente eficaz además de un seguro tratamiento para el dolor crónico no oncológico (predominantemente neuropático).”

En septiembre, los investigadores canadienses reportaron que los pacientes con dolor que consumieron cannabis herbario al día durante un año experimentaron una reducción en la analgesia y sin aumento de efectos secundarios adversos graves en comparación con los controles emparejados. Un resumen del estudio, “Los cannabinoides para el tratamiento del dolor crónico no oncológico: Una revisión sistemática actualizada de los ensayos controlados aleatorios, “aparece online aquí.

por -
0 823 vistas

Según diferentes estudios, como los del Instituto de Cáncer de los Estados Unidos, algunos componentes de la marihuana pueden tener beneficios medicinales como detener el crecimiento de las células cancerígenas.

Conoce seis de los más de 400 componentes del cannabis y sus efectos en el cuerpo humano.

En el siguiente gráfico encontrarás que los beneficios medicinales pueden hallarse en uno o más componentes, para ellos los efectos han sido clasificados por colores.

marihuana-medicinal_grafico

por -
3 874 vistas

Entre los cannabinoides del cannabis, su compuesto psicoactivo principal, el THC, a menudo eclipsa que es un ansiolítico natural, con efecto antiepiléptico y antipsicótico.

El cannabidiol o CBD es un cannabinoide que carece de psicoactividad, comúnmente asociada a la marihuana tradicional y que cuando se combina con el THC, su efecto relajante combate cualquier sentimiento de paranoia o pánico que a veces se siente bajo su influencia.

Mientras se alaba por su efecto sobre la epilepsia, una investigación reciente sobre el cannabis ha identificado al CBD como el componente responsable de una gran cantidad de beneficios médicos de la planta. Aquí os dejamos 10 usos médicos del CBD que debes saber:

1. Adicción al tabaco

En un doble estudio y controlado con placebo,  24 fumadores fueron elegidos al azar para recibir un inhalador de CBD o placebo. Se les pidió a los participantes que tomasen una bocanada cada vez que tuviesen ganas de fumarse un cigarrillo. Durante la semana, los que tenían inhaladores de placebo no vieron ningún cambio en su número total de cigarrillos consumidos, mientras que los que estaban tomando CBD tuvieron una caída del consumo de casi un 40 por ciento. Utilizando el inhalador, estos últimos disminuyeron el número de cigarrillos sin aumentar su deseo de nicotina, apuntando a al cannabidiol como un actor en el proceso de merma de su consumo.

2. Acné

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Investigation y el Instituto Nacional de Salud descubrió que el CBD puede utilizarse para el tratamiento del acné. Los investigadores utilizaron el cannabidiol derivado del cannabis en las glándulas sebáceas humanas y llegaron a la conclusión de que el CBD actúa como un agente sebostático y antiinflamatorio muy eficaz que inhibe la síntesis de lípidos.

3. Diabetes

En un estudio usando el CBD, se impidió el desarrollo de la diabetes en ratones diabéticos no obesos. Aunque no hubo un efecto directo del cannabidiol en los niveles de glucosa, el tratamiento impidió la producción de IL-12 por los esplenocitos. La prevención de esta citoquina es importante, ya que juega un papel muy importante en muchas enfermedades autoinmunes.

4. La fibromialgia

Los tratamientos comunes para la fibromialgia son medicamentos anti-inflamatorios, analgésicos opioides y corticosteroides. Un estudio del 2011 que se centró en el tratamiento del CBD para la fibromialgia produjo resultados muy prometedores para utilizarlo en el tratamiento en el futuro. La mitad de los 56 participantes utilizaron CBD, mientras que la otra mitad utilizó métodos tradicionales para tratar su condición. Los que utilizaron cannabis vieron una gran reducción en sus síntomas y en el dolor, mientras que los que utilizaron los métodos tradicionales no vieron mucha mejora.

5. Prion / Enfermedad de las Vacas Locas

Se ha demostrado que el cannabidiol detiene las priones, las proteínas que causan enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y de las vacas locas. La formación y acumulación de priones se evitó con la ayuda del cannabidiol en un estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience en el 2007. Para los ratones que se les inyectó CBD aumentaron su tiempo de supervivencia en aproximadamente una semana.

6. Trastorno de Estrés Postraumático

El CBD es conocido por actuar contra la ansiedad teniendo efectos anti-inflamatorios cuando se ingiere para ralentizarla y calmar al usuario. Las personas con trastorno de estrés postraumático a menudo superan la ansiedad y el estrés, por lo que los pacientes a menudo encuentran alivio con el cannabidiol. Los beneficios antipsicóticos proporcionan un ambiente mental estable para los que más lo necesitan.

7. Esquizofrenia

En el 2012, un grupo de investigadores alemanes publicó un estudio en la revista TraslacionalPsiquiatría. El amisulprida antipsicótico potente y el CBD se compararon entre 42 pacientes con esquizofrenia. Los dos tratamientos se consideran eficaces, pero el perfil del poco efecto secundario del CBD brilló ante la opción farmacéutica. 

8 Enfermedad de Crohn

Algunos científicos dicen que el CBD podría ser un tratamiento eficaz para las enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn.  El THC y el CBD interactúan con el sistema que controla la función intestinal en el cuerpo, problemas que sufren los pacientes. El componente de la capacidad anti-inflamatoria del cannabis lleva un montón de alivio a los que sufren de esta condición.

9. Esclerosis múltiple

Los científicos del Instituto Cajal utilizaron modelos de animales y cultivos celulares para encontrar que el CBD invierte las respuestas inflamatorias sirviendo como protección duradera contra los efectos de la esclerosis múltiple. Los ratones con 10 días de tratamiento con CBD tenía habilidades motoras superiores y mostraron una progresión en su condición. Usando esta información, los investigadores concluyeron que el CBD tiene la el potencial de reducir varios aspectos de la esclerosis múltiple.

10. Insomnio

Uno de los pocos efectos secundarios del CBD es el cansancio, pero es lo que muchos buscan en la hierba natural. Los medicamentos farmacéuticos para ayudar a dormir plantean el riesgo de adicción y de que te sientas aturdido al día siguiente, lo mejor es ir a lo seguro con la no adicción del CBD. Durante la búsqueda de variedades para combatir el insomnio, trate de quedarse con las cepas indicas y de alto contenido en CBD ​​cuando busque “aplastarse” en la cama.

por -
0 1.740 vistas

Quienes están familiarizados con el efecto comitiva o séquito entenderán que una compleja interacción de los múltiples cannabinoides, con alguna mejora o amortiguación los efectos de los demás, está involucrado en el tratamiento de cualquier condición con la marihuana. Para ELA específicamente , las siguientes cannabinoides son especialmente beneficiosos. Los pacientes con ELA que desean tratarse a sí mismos con el cannabis deben buscar cepas altas en los siguientes cannabinoides.

THC : Reduce la inflamación y el dolor.

CBD : Alivia los espasmos musculares, reduce la inflamación, y un poderoso antioxidante.

CBN : Reduce la espasticidad muscular (anticonvulsivo)

THCV : Reduce la inflamación.

CBC : Reduce la inflamación, mata el dolor (analgésico) y promueve el crecimiento del cerebro.

por -
0 1.419 vistas

Experimentos e investigaciones realizadas por científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel, y en ratones con un extracto de cannabis rico CBD tuvo una reducción superior de la inflamación que con el CBD puro. Utilizaron una variedad de cannabis denominada Avidekel para preparar los extractos que fueron administrados bien por vía oral e inyectandolos en el abdomen. El CBD (cannabidiol) es un compuesto no psicoactivo de la planta de cannabis o cáñamo.

El extracto de Avidekel redujo la inflamación y el dolor de las patas de los ratones inducida por una sustancia química (zymosan), e impidió la producción de una sustancia pro-inflamatoria (TNF-alfa). Los autores del estudio afirman que “es probable que otros componentes del extracto ejerzan sinergia con el CBD logrando la acción anti-inflamatoria deseada”. Tal vez jueguen dicho papel pequeñas cantidades de THC, otros cannabinoides y terpenos antiinflamatorios.

por -
0 4.800 vistas

Durante siglos, el cannabis se ha utilizado como tratamiento de las heridas tópicas, como cortes y quemaduras. A día de hoy, las investigaciones actuales analizan los resultados científicos sobre el potencial del cannabis para tratar las lesiones tópicas y están descubriendo, con exactitud, la amplitud del papel desempeñado por el sistema endocannabinoide a la hora de mantener una piel sana y en la cicatrización de las heridas.

El cannabis y la cicatrización de heridas en la historia

Wounds-1-200x200
El sistema endocannabinoide participa de manera fundamental en la cicatrización de heridas (© 3 0 d a g a r m e d a n a l h u s)

Los textos médicos históricos de diferentes culturas mencionan el uso de cannabis en preparados tópicos que se utilizaban para tratar cortes, raspaduras y quemaduras. Se dispone de papiros egipcios que señalan el empleo de preparados antisépticos tópicos que se cree se hacían mezclando cannabis con grasa. Escritores griegos del siglo I AEC registran la utilización del cannabis para el tratamiento de caballos que sufren heridas y úlceras, además de para tratarla hemorragia nasal en los humanos.

El herborista medieval francés Ruellius registraba en su tratado de 1536 De Natura Stirpium que las extracciones de cannabis se podían utilizar para tratar heridas y úlceras. Décadas después, el renombrado botánico alemán Tabernaemontanus recomendaba aplicar una mezcla de mantequilla y hojas de cannabis sobre las quemaduras.

En 1649, el eminente herborista británico Nicholas Culpeper dejaba constancia de que el cannabis podía utilizarse para el tratamiento de quemaduras y hemorragias, debido a sus propiedades antisépticas. En 1751, el herborista británico Thomas Short escribió en su Medicina Britannica que se podía utilizar un preparado de cannabis para tratar las quemaduras, heridas, picaduras de insectos y úlceras.

La investigación actual sobre la cicatrización de heridas y el cannabis
En la actualidad, los científicos han realizado investigaciones sobre el potencial de los preparados de cannabis y del cannabis para reducir el dolor, la hinchazón y las hemorragias derivadas de los cortes y quemaduras, y para ayudar en la reparación del tejido epidérmico.

Las investigaciones realizadas hasta el momento han aportado numerosas pruebas de que el cannabis tiene un fuerte efecto analgésico, anti inflamatorio y antiséptico. De hecho, parece que el sistema endocannabinoide desempeña una función fundamental en el proceso de curación propio y juega un papel esencial en la formación de tejido cicatricial.

La cicatrización de heridas y el sistema endocannabinoide
El sistema endocannabinoidejuega un papel muy importanteen todo el procesodecicatrización de las heridas.Inmediatamente después de que se produzca una lesión, los niveles de anandamida en los tejidos afectados aumentan y proporcionan un efecto analgésico al actuar sobre los receptores CB₁presentes en los nervios periféricos.

Wounds-2-200x300
Diversas culturas tradicionales utilizan preparados de cannabis para tratar las heridas y lesiones (© Chiot’s Run)

En un estudio de 2010 realizado en la Universidad de California, se descubrió que si se administraba un compuesto sintético conocido como URB937 a ratas y ratones con lesiones periféricas, los niveles de anandamida aumentaban y el efecto analgésico se volvía más fuerte. URB937 ejerce este efecto mediante la inhibición de la enzima amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), que es responsable de la degradación de la anandamida.

En otro estudio de 2010 realizado en la Universidad Médica de China, se averiguó que en ratones a los que se ha realizado incisiones en la piel, el número de células que expresan receptores CB₁ aumentaba en el sitio de la lesión. El aumento de células que expresan receptores CB₁ empezaba seis horas después que se produjese la lesión, alcanzaba su punto máximo cinco días después de la lesión, y bajaba a niveles basales catorce días después de la lesión.

Al principio, la mayoría de las nuevas células que expresaban CB₁ en el sitio de la lesión eran células mononucleares (tales como glóbulos rojos y células inmunes especializadas conocidas como monocitos) de las que se sabe que median la inflamación y la respuesta inmune. Después de varios días, las células fibroblásticas (que son fundamentales para la cicatrización de las heridas y la formación de cicatrices) comenzaban a dominar. Aunque no se sabe con exactitud qué mecanismos participan, es evidente que la anandamida y los receptores CB₁ intervienen en el proceso.

El cannabis y la cicatrización de heridas en los órganos internos

Además de las heridas que afectan a la epidermis y al tejido cutáneo, el sistema endocannabinoide cumple un papel en la curación y ciatrización de las lesiones de los órganos internos, sobre todo en el epitelio (la capa lisa de las células que recubren la superficie de los órganos y otras estructuras corporales).
En el colon humano, el tejido epitelial expresa tanto receptores CB₁ como CB₂. En el tejido normal, los receptores CB₁ se expresan más comúnmente, y en condiciones anormales (tales como en individuos con enfermedad inflamatoria intestinal) los receptores CB₂ comienzan a dominar. Los receptores CB₁ participan habitualmente en el cierre de heridas en el epitelio colónico. Si el daño es crónico, los receptores CB₂ resultan fundamentales para garantizar que no se produzca un exceso de cicatrización.

En las córneas, una lesión en el tejido epitelial provoca la liberación local de agonistas cannabinoides endógenos y de receptores vaniloides que se cree que ayudan en el proceso de cicatrización de las heridas. En un estudio de 2010, los investigadores trataron células epiteliales de la córnea humana in vitro con WIN55, 212-2 y con capsaicina, agonista del receptor CB₁ y del receptor vaniloide, con el fin de determinar el papel que desempeñaba cada receptor. Descubrieron que la activación de cualquier receptor conducía a la transactivación del receptor del factor de crecimiento epidérmico, que es de vital importancia para la regeneración de la epidermis dañada y del tejido epitelial.

En el tejido periodontal, también se observó un aumento de las células que expresan receptores cannabinoides inmediatamente después de la lesión. Además de esto, se observó un aumento en los niveles de anandamida en pacientes que sólo se habían sometido a cirugía periodontal. Se observó que la administración de AM251 y AM630, antagonistas selectivos sintéticos de los receptores CB₁ y CB₂, respectivamente, reducía de forma significativa el número de fibroblastos, lo que sugiere que los receptores agonistas CB promueven la supervivencia de los fibroblastos y, por lo tanto, aceleran la cicatrización de las heridas.

Los cannabinoides y la cirrosis hepática

Wounds-3-200x118
Los cannabinoides también favorecen la cicatrización de heridas en el epitelio que recubre los órganos internos (© Euthman)

En el hígado, el daño crónico en los tejidos y la inflamación crónica (como la causada por el alcoholismo o hepatitis) favorece la respuesta de la cicatrización de las heridas, haciendo que las células de fibroblastos migren a la zona dañada y comiencen el proceso de fibrosis (formación de cicatrices). Con el tiempo, la sobreproducción de tejido conectivo fibroso causa cirrosis, e inhibe la capacidad del hígado para funcionar normalmente.

En este caso, la presencia de anandamida en niveles altos podría aumentar la tasa de fibrosis y, por lo tanto, la gravedad de la cirrosis. La anandamida es un agonista de los receptores CB. Por el contrario, la presencia de un antagonista, como el cannabidiol, podría bloquear el efecto y ralentizar la tasa de fibrosis.

En un estudio realizado en 2006 en ratones, publicado en la revista Nature Medicine, se demostró que la administración de un antagonista sintético de los receptores CB₁,SR141716A, inhibía la respuesta de cicatrización de heridas ante una lesión hepática aguda, y disminuía la progresión de la cirrosis en tres tipos de lesión crónica, lo que apoyaba la idea de que el CDB y otros antagonistas similares pueden ayudar en el tratamiento de la cirrosis.

El receptor CB₂ y la cicatrización de heridas hepáticas

Curiosamente, el receptor CB₂ desempeña su propio papel singular en la aparición y progresión de la fibrosis en el hígado. Por lo general, está presente en concentraciones más bajas que los receptores CB₁, pero su número aumenta de manera drástica durante la fibrogénesis (producción de tejido fibroso) y después de la lesión.

Un estudio de 2007 en ratones demostró que en el caso delos ratones modificados genéticamente para carecer de receptores CB₂, la fibrosis empeoraba de manera significativa, lo que indicaba que la presencia de receptores CB₂ en ratones normales inhibe la fibrogénesis. Se cree quelosreceptores CB₂ejerceneste efectoal provocarapoptosis (muerte celular programada) de los fibroblastos.Cuando los receptores CB₂ son limitados en número,o inexistentes, los fibroblastos pueden agruparse y,de este modo, el tejido fibroso puede acumularse más rápidamente.

Aceite de semillas de cáñamo para la cicatrización de heridas

Aunque las semillas de cáñamo no contienen cannabinoides (excepto restos residuales del proceso de producción), puede ser de mucha utilidad para tratar quemaduras, cortes y otras heridas externas, debido a su equilibrio único de ácidos grasos esenciales omega-3 y -6, que están presentes en niveles óptimos para la salud humana.

Wounds-4-200x200
Los preparados tópicos a base de aceite de semillas de cáñamo también son útiles para tratar cortes y heridas de menor importancia

Aunque se han realizado muy pocos estudios formales sobre el potencial de las semillas de cáñamo para tratar lesiones tópicas, se han escrito varios trabajos sobre el potencial de sus ácidos grasos esenciales para mejorar la curación y cicatrización de heridas en general. Asimismo, se ha realizado un ensayo clínico sobre los usos del aceite de semillas de cáñamo aplicado tópicamente, que concluyó que presentaba un buen potencial para curar las heridas de la mucosa de la piel después de que se realice cirugía ocular, de nariz y de garganta.

Por lo tanto, los cortes, quemaduras, laceraciones y otras lesiones similares pueden tratarse tanto con aceite de semillas cáñamo como con preparados de cannabis ricos en cannabinoides. En el caso de las lesiones de los tejidos u órganos internos, los cannabinoides juegan un papel definido, pero es necesaria una mayor investigación para poder desarrollar terapias específicas. Con un sistema tan complejo y preciso, emplear dosis o proporciones incorrectas de cannabinoides podrían causar el efecto contrario al deseado.   Por Seshata

por -
0 1.138 vistas

Los cannabinoides son las moléculas que tienen propiedades especiales y proporcionan el alivio terapéutico del cannabis, fueron descubiertos por primera vez en 1964. Desde entonces, más de 100 cannabinoides se han aislado e identificado. Mientras que la mayoría están presentes en pequeñas cantidades y juegan un papel relativamente menor en la eficacia de la marihuana, los principales ejemplos son el THC , el CBG , y el CBD que son fundamentales para dar a la planta sus cualidades medicinales.

Aunque se sabe relativamente poco acerca de los cannabinoides menores o de apoyo que existen en la marihuana, la planta es mucho más compleja de lo que se pensaba originalmente. El reciente descubrimiento de siete nuevos cannabinoides por la Universidad de Mississippi hace un total de 111 cannabinoides.

El descubrimiento de los cannabinoides adicionales o más información sobre los elementos conocidos del cannabis, siempre es una buena noticia. El efecto séquito ha demostrado que los cannabinoides actúan de forma sinérgica, que sirven para mejorar o amortiguar los efectos de las moléculas de sus hermanos. Sin un sólido conocimiento de todos los cannabinoides, es fácil argumentar que no se dieron cuenta del potencial médico completo de la planta.

Por ejemplo, el cannabicromeno, o CBC, se ha descubierto que mejora los efectos del THC. Asimismo, otro cannabinoide, el cannabigerol (CBG), tiene el efecto opuesto al THC, sirve para amortiguar sus efectos y disminuir sus propiedades psicoactivas.  Algunos cannabinoides también funcionan en tándem con el sistema inmunológico del cuerpo, ayudando a destruir células cancerosas o reducir la inflamación.

Muchos expertos creen que varias enfermedades y dolencias son simplemente una deficiencia en el cuerpo del sistema endocannabinoide (algo llamado deficiencia de cannabinoide ).Este mecanismo desempeña un papel fundamental en el sistema inmune y en la salud de las células de todo el cuerpo. Incluso se cree que ayuda a combatir el envejecimiento y una variedad de dolencias relacionadas con la edad, como la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer .

¿Estos cannabinoides recién descubiertos jugaran un papel crítico en formulaciones futuras de extractos o concentrados de marihuana? ¿Qué van a revelar sobre la eficacia de los extractos de un solo cannabinoide tales como los aceites CBD y otros productos? ¿Sera que se necesitan uno o dos cannabinoides menores en la mezcla para crear un efecto interactivo que tenga mayor eficacia que los cannabinoides individualmente?
El descubrimiento de estos nuevos cannabinoides solidifica la necesidad de más investigaciones sobre el cannabis y así poder entender mejor los poderes curativos de esta fascinante planta.

por -
0 384 vistas

Al leer sobre cannabinoides, es posible que hayamos leído a través de algunos recursos insinuantes que algunos compuestos que no son del cannabis funcionan tan bien como los cannabinoides que emulan. No tan rápido, vamos a bucear en los compuestos que imitan a los cannabinoides para ver comparativamente si afectan al sistema endocannabinoide, o ECS.

¿Estos polifenoles de plantas afectan el sistema endocannabinoide?

Trans-resveratrol, el ingrediente activo de la piel de la uva, el vino tinto y varias bayas

La curcumina, el ingrediente activo de la cúrcuma

Epigalocatequina-3-O-galato (EGCG), el ingrediente activo del té verde

Lo que pasa es que, además de tener beneficios notables para la salud como antiinflamatorio, antioxidante, cardioprotector y propiedades neuroprotectoras, estos polifenoles de plantas afectan a la ECS, pero ¿qué significa eso?

De hecho, los investigadores han demostrado que bajo ciertas condiciones experimentales, pueden inhibir las enzimas que descomponen los endocannabinoides, interactuar con los receptores de los cannabinoides e influir en la disponibilidad de ciertos precursores de fosfolípidos utilizados para sintetizar los endocannabinoides (Gertsch et al 2010.):

-De origen natural derivados de ácidos grasos tales como los del Theobroma (árbol del cacao) y la Echinacea

-Los terpenos como el β-cariofileno, pristimerina, y euphol

-Los polifenoles tales como el trans-resveratrol, curcumina, y 7-hidroxiflavona.

Sin embargo, aunque es tentador afirmar que estos efectos sobre el ECS son directamente responsables de los beneficios para la salud de estos compuestos, esta conclusión es especulativa y prematura. En otras palabras, pisemos el freno por un minuto.

¿Hay beneficios de pérdida de peso en los polifenoles?

Por ejemplo, un estudio inicial informó de que los polifenoles trans-resveratrol, curcumina, y epigalocatequina-3-O-galato (que se encuentra en las variedades de hojas de té) eran todos capaces de unirse (aunque débilmente) con el receptor humano CB1 (Seely et al . 2009). Estos compuestos también han mostrado beneficios en la pérdida de peso sustancial en ratones, similares a los efectos del receptor CB1 rimonabant agonista inverso. ¿Qué significa todo eso?

Un agonista inverso es un agente que se une al mismo receptor como un agonista pero activa una respuesta farmacológica contraria. El Rimonabant es un agonista inverso para el receptor de cannabinoides CB1, y su efecto principal es reducir el apetito. El hecho de que un compuesto natural tenga “afinidad de unión” a los receptores CB1 o CB2 no significa necesariamente que la unión sea funcional o biológicamente relevante.

En otras palabras, dado lo que sabemos sobre los efectos de pérdida de peso que parecía tener los tres polifenoles en ratones, su débil interacción con los receptores CB es poco probable que jueguen un papel directo. De hecho, las afinidades de unión y la señalización parecen ser muy marginales en el mejor de los casos.

¿Que Significa Todo Esto?

Una explicación mucho más plausible es que estos compuestos promueven cambios en la sensibilidad a la insulina / de señalización, metabolismo de los carbohidratos y la grasa en el hígado y músculo, e incluso el microbioma (es decir, los organismos que residen en el tracto gastrointestinal) que favorece la pérdida de peso. Dicho esto, cada uno de estos mecanismos fisiológicos y vías tienden a superponerse o cruzarse con muchos efectos observados de la ECS (es decir, las alteraciones en la energía de todo el cuerpo / la homeostasis de calorías, glucosa / metabolismo de los lípidos, el hambre / saciedad).

Al final cruzando la acción de duplicidad o los resultados fenotípicos redundantes no necesariamente significa la misma vía bioquímica o molecular que se utiliza como mecanismo real por el cual un compuesto “mágico funciona en el vientre”…aunque es divertido especular

por -
0 682 vistas

Ante el avance del proyecto de ley que permitiría el autocultivo de la marihuana, experta en Nutrición de la U. del Pacífico explica los beneficios y posibilidades que la dieta cetogénica con uso de marihuana otorga en el tratamiento de las crisis convulsivas.

Aunque el uso farmacológico de la marihuana para el control de las convulsiones está aún en estudio, existen casos clínicos que respaldan su utilidad.

Así lo explica la docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, Stefanie Chalmers. “Los casos a nivel mundial han descrito una evolución positiva. El beneficio clínico se adjudica al efecto estabilizador de las membranas neuronales, ejercido por uno de los componentes de la marihuana llamado Cannabidiol (CBD), el cual actúa de forma análoga a un antiepiléptico”, precisa Chalmers.

Por lo mismo, la especialista explica que el aceite de marihuana se utiliza en la dieta cetogénica con excelentes resultados en el control de convulsiones. “El uso adecuado de esta dieta tiene un comprobado impacto positivo, consiguiendo amplia disminución de las convulsiones y, en muchos casos, su eliminación total e incluso por toda la vida, aun cuando la dieta sea suspendida luego de algunos años de su aplicación”, destaca la nutricionista.

Pero, ¿en qué consiste la dieta cetogénica? La especialista explica que esta se basa en un suministro alimenticio controlado médicamente, que consiste en aportar los sustratos nutritivos en una distribución y proporción tal, que se simulen las condiciones metabólicas producidas durante el ayuno.

Así, el organismo reemplaza el uso de glucosa por el de los ácidos grasos, con la consecuente formación de cuerpos cetónicos para la obtención de energía. “La presencia de cuerpos cetónicos en la sangre se asocia a la disminución o evitación completa de las crisis convulsivas”, precisa Chalmers.

Dicho estado cetogénico se presenta naturalmente en situaciones de ayuno y frente a una baja o nula actividad de la insulina, por lo que el suministro de sustratos a través de la dieta es ajustado cuidadosamente a fin de imitar dicho estado, comenzando con un ayuno de 2 a 3 días, y continuando con una ingesta cuyo aporte calórico es ofrecido predominantemente por lípidos, con bajo y casi nulo aporte de proteínas y carbohidratos.

La ejecución de la dieta es compleja en sí, porque se busca imponer y mantener al organismo en un estado metabólico similar al ayuno, aun cuando se continúa dando alimento. “Lo difícil es ofrecer la mayoría de las calorías diarias a través de aceites y alimentos ricos en lípidos, con un bajo y casi nulo aporte de proteínas y carbohidratos”, comenta la nutricionista.

Pero, ¿por qué es favorable el uso de aceite de marihuana en esta dieta? Chalmers explica que el aceite de marihuana colabora en mejorar los resultados de esta dieta, que se basa en la ingesta casi exclusiva de alimentos grasos. “Aunque la marihuana ofrecida en preparaciones alimentarias de distintos tipos ha demostrado colaborar con el control de las convulsiones, al incorporarse terapéuticamente como parte de la dieta cetogénica debe ser en formato de aceite, ya que además sus componentes terapéuticos demandan la presencia de grasas para su absorción”, señala la experta.

Claramente la ejecución de la dieta cetogénica es compleja y sus mecanismos de acción no son del todo conocidos, por lo que se constituye como la última alternativa terapéutica utilizada frente a casos de epilepsia y solo indicándose cuando ésta es refractaria al tratamiento farmacológico; situación que en Chile se aproxima a los 90 mil casos y no posee cobertura Auge.

Sin embargo, considerando que dicha dieta tiene un nivel de efectividad elevado y bajos efectos adversos, la especialista plantea que “esta no solo debería considerarse como última estrategia de abordaje terapéutico después del fracaso farmacológico, sino que debería validarse y promoverse su aplicación temprana, así como la incorporación en ella de todo tipo de alimento que mejore o potencie aún más su beneficioso impacto”.

Si bien esta dieta no está exenta de efectos adversos, destaca que éstos suelen ser de menor severidad y de más fácil control que los asociados al uso crónico de anticonvulsivantes.

“La continuidad de las convulsiones genera daño constante al Sistema Nervioso Central, cuyas consecuencias orgánicas deletéreas son acumulativas, por lo que en situaciones de refractariedad al tratamiento farmacológico, no existiría por ahora un argumento fisiológico suficiente que limite el probar la respuesta a esta posibilidad terapéutica”, concluye la académica de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

 

por -
0 7.130 vistas

La administración del cannabidiol (CBD) uno de los compuestos el cannabis conduce a una mayor consolidación de la fractura ósea, según un estudio que se publicará en un próximo número de la Revista de Investigación Ósea y Mineral , y publicado online antes de su impresión por el Instituto Nacional de Salud de EEUU .

“Los ligandos de cannabinoides regulan la masa ósea, aunque los efectos óseos del cannabis (marihuana y hachís) no se han reportado”, afirma el resumen del estudio. “Las fracturas de huesos son muy prevalentes, esto implica la inmovilización prolongada y por lo tanto malestar. Aquí mostramos que el componente principal del cannabis no psicoactivo, el cannabidiol (CBD), mejora las propiedades biomecánicas de la curación de las fracturas de femur mediadas en ratas “.

Para el estudio, los investigadores examinaron la capacidad del CBD para promover la cicatrización ósea en ratas con fracturas del femoral. Se encontró que; el “CBD mejora notablemente las propiedades biomecánicas de los fémures después de 8 semanas de curación.”

Según los investigadores; “Solo el CBD es suficientemente eficaz en la mejora de la curación de las fracturas”. Señalan que “estudios experimentales y clínicos múltiples han retratado al CBD como un agente seguro que sugiere nuevos estudios en humanos para evaluar su utilidad para mejorar la curación de las fracturas.”

El estudio se realizó en el Laboratorio del Hueso de la Universidad Hebrea de Jerusalén en Israel.

por -
2 2.528 vistas

El THCV, o tetrahidrocannabivarina, es un componente del cannabis que ofrece una gama única de efectos y beneficios médicos que lo diferencia de otros cannabinoides como el THC y CBD. Si eres un paciente de marihuana medicinal en busca de un tipo particular de alivio o eres un consumidor ocasional que persigues un efecto específico, te presentamos a este compuesto fascinante que seguramente va a ser otro de los grandes en el mundo del cannabis a medida que se vaya descubriendo todo su potencial.

¿Cuáles son los efectos y beneficios de THCV?

Como su nombre indica, el THCV es similar al THC en la estructura molecular y en propiedades psicoactivas, aunque proporciona una variedad de efectos pronunciados y totalmente diferentes a sus comunes. Una nota para los amantes del vaporizador: el THCV se evapora a 428 ° F (220 ° C), por lo que se tendrá que subir la temperatura más que para el THC.

El THCV es psicoactivo. Intensifica la alta eufórica del THC, pero con sólo la mitad de la duración.
El THCV es enérgico. Proporciona un zumbido lúcido y estimulante.
El THCV es un supresor del apetito. En contraste con el THC, THCV embota el apetito. Esto puede ser bueno para los consumidores que se centran en la pérdida de peso, aunque el THCV debe evitarse por tratar a pacientes por pérdida de apetito o anorexia.
El THCV puede ayudar con la diabetes. La investigación muestra una promesa en la capacidad del THCV para regular los niveles de azúcar en la sangre y reducir la resistencia a la insulina.
El THCV reduce los ataques de pánico. Parece frenar los ataques de ansiedad en pacientes con TEPT sin suprimir la emoción.
El THCV puede ayudar con la enfermedad de Alzheimer. Los tmblores, el control motor, y las lesiones cerebrales asociadas con la enfermedad de Alzheimer parecen mejorarse con el THCV, las investigaciones están en curso.
El THCV estimula el crecimiento óseo. Porque promueve el crecimiento de nuevas células óseas, el THCV se está mirando para la osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con los huesos.

¿Dónde puedo encontrar el THCV?

Si se está buscando para los efectos mencionados anteriormente, pero no se está seguro de por dónde empezar la búsqueda de variedades y productos altos en THCV, la mayoría de las cepas sólo contienen trazas, cantidades indetectables de THCV, lo que hace difícil lograr el efecto terapéutico deseado. Podemos suponer que más productos ricos en THCV se introducirán gracias a su creciente popularidad, pero mientras tanto, aquí hay algunos consejos útiles para localizar esta rara joya terapéutica.

Busca sativas africanas. Los resultados de laboratorio muestran que el THCV es más abundante en sativas, particularmente en variedades criollas de África. Durban Poison es una de las cepas de alto THCV más comunes, pero otras opciones se pueden encontrar en la lista de variedades a continuación.

Pregunta acerca de la genética de los padres. ¿Tienes problemas para encontrar una sativa africana? Un montón de variedades tienen la genética de híbridos africanos que predisponen un potencial de THCV. Cherry Pie, por ejemplo, puede expresar un alto contenido en THCV a través de su padre Poison Durban. Busca información de linaje en las páginas de deformación de Leafly por ejemplo o pide a los expertos que te señalen los híbridos africanos.

Resultados Solicitud de prueba. La genética por sí sola no puede prometer un contenido alto de THCV y el contenido de cannabinoides pueden variar de una cosecha a otra. Si es posible, pídele a tu experto producto probado en laboratorio para asegurarte alto contenido en THCV.

Alto contenido de THCV en variedades de cannabis

Esta lista no es de ninguna manera exhaustiva, pero incluye variedades conocidas por su tendencia hacia contenidos más altos de THCV de lo normal. Estas variedades pueden ser consumidas en forma de flores o ser procesados en extractos, aceites comestibles para una mayor concentración de cannabinoides. Algunas de estas variedades, como Doug’s Varin and Pineapple Purps, que fueron criados especialmente para contener los niveles más altos de THCV. Una vez más, asegúrese de orientar tus opciones hacia sativas africanas ya que tienden a contener más THCV.

por -
0 2.360 vistas

Pese a que los científicos se han centrado principalmente en el tetrahidrocannabinol (THC) como el compuesto principal del cannabis, investigadores enfatizan la importancia de los otros componentes como importantes moduladores de los efectos del cannabis, especialmente los terpenoides.

Los consumidores de cannabis han mantenido siempre que los diferentes tipos (cepas o variedades químicas) producen efectos distintos, tanto respecto a su psicoactividad como a sus propiedades terapéuticas. Las cepas suelen recibir las denominaciones de sátiva, índica, o híbrida. Sin embargo estas etiquetas son muy engañosas tal como se vienen aplicando en el mercado. Por contra, la comunidad científica ha solido centrarse en el tetrahidrocannabinol (THC) como la variable principal o la única importante. Está claro que hasta hace muy poco, la crianza selectiva de cannabis para el mercado del ocio y el medicinal ha dado lugar a cannabis con predominio de THC excluyendo otros cannabinoides. Algunos investigadores han hecho hincapié en la importancia de los otros componentes como importantes moduladores de los efectos del cannabis, especialmente los terpenoides, compuestos aromáticos del cannabis que, al igual que los cannabinoides, son producidos en los tricomas glandulares (McPartland & Russo, 2001, Russo 2011).

¿Cuáles son los otros cannabinoides del cannabis?

El fitocannabinoide más habitual, además de THC, es el cannabidiol (CBD). Antes era común en las razas de cannabis autóctonas procedentes de Afganistán y Marruecos, por ejemplo, pero ha desaparecido en gran parte del cannabis recreativo. También está presente en las fibras de cáñamo y en algunos tipos de semillas, pero generalmente en cantidades bajas. En el ámbito medicinal, el CDB ha recibido una creciente atención debido a sus muchas propiedades terapéuticas que incluyen el alivio del dolor y los beneficios anti-inflamatorios, sin provocar intoxicación o sedación. También reduce los efectos secundarios del THC cuando se administran juntos, en concreto la ansiedad y la taquicardia. Tomados juntos, los dos componentes pueden dan lugar a sinergia en muchas aplicaciones.

Otro componente del cannabis de interés es el tetrahidrocannabivarín (THCV), que tradicionalmente se encuentra en pequeñas cantidades en las variedades químicas de cannabis de África Meridional. Actualmente se encuentra bajo investigación como tratamiento para el síndrome metabólico, considerado a menudo como preludio del desarrollo de diabetes tipo II.

Entre otros fitocannabinoides bajo investigación figuran el cannabigerol (CBG) para el cáncer de próstata, y el cannabidivarín (CBDV) para la epilepsia.

¿Y respecto a los terpenoides?

Las abundantes pruebas apoyan que estos componentes de baja concentración influyen sobre los fitocannabinoides en los preparados totales de cannabis por adición de sus propios beneficios terapéuticos o por disminución de los efectos secundarios del THC. Digno de especial mención son el limoneno, de conocidos efectos antidepresivos, el pineno, que atenúa los déficit de memoria a corto plazo generados por el THC, el mirceno, que es sedante, y el beta-cariofileno, que estimula el receptor no psicoactivo CB2 provocando efecto antiinflamatorio y analgésico. Futuras investigaciones dilucidarán la importancia relativa de estos agentes en los diversos preparados de cannabis.

 Ethan Russo *

Acmed

* Neurólogo que trabaja como Asesor Médico Principal para GW Pharmaceuticals. En el pasado fue presidente de la Asociación Internacional por los Medicamentos Cannabinoides y en la actualidad preside la International Cannabinoid Reseach Society.

por -
2 4.327 vistas

Traducción del vídeo.

Por Sunil Kumar Aggarwal, M.D., Ph.D

“Todo el mundo sabe lo que es el THC, el tetrahidrocannabinol. Fue descubierto por primera vez en 1964 en el laboratorio de Raphael Mechoulam en Israel. Y fue casi al mismo tiempo y por primera vez cuando los Beatles estaban siendo expuestos al cannabis en los años 60. Este era el químico (THC) que está causando todos los efectos de la marihuana era lo que la gente pensaba.

Antes de esa época los científicos no habían sido capaces de encontrar este compuesto tan abundante. No podían aislarlo. No podían dictar la estructura química del mismo. Encontraron otros compuestos llamados cannabinoides en el cannabis pero el THC fue el gran descubrimiento y un científico de 32 años de edad lo descubrió y, ya sabes, se dio a conocer y lanzó su ilustre carrera.

Pero resulta que el THC no es el único “protagonista dentro de la marihuana o cannabis”, tampoco el único compuesto de gran utilidad. Y para eso miraremos el CBD. El CBD significa cannabidiol. Se trata básicamente de un isómero estructural del THC. Lo que significa que el THC y el CBD tienen la misma composición química pero los átomos están dispuestos un poco diferentes. De hecho, hay un anillo que se abre y se cierra. Si ese anillo se cierra es THC, si ese anillo está abierto es el CBD. Y en realidad se pueden convertir en un frasco de uno a otro con un poco de ácido. Cualquier químico orgánico por ahí sabrá de lo que estoy hablando.

Así que ese compuesto llamado CBD en realidad sólo en las últimas décadas hemos empezado a apreciar lo útil que es tanto para ayudar a modular los efectos del THC como por propio producto único.  Tiene propiedades anti-convulsionantes, propiedades analgésicas, propiedades contra el cáncer y embota los peores efectos del propio THC cuando se administra conjuntamente. De hecho, la gente habla de efecto disociativo con el THC, de un un efecto ansiogénico, en realidad cuando pones CBD ahí en realidad ayuda a mitigar esos efectos. Y eso se ha demostrado en estudios y se ha probado en personas que han mejorado con CBD, menos síntomas negativos han descrito y eso también ha sido visto en estudios con animales y así sucesivamente.

Algunos grupos incluso han pedido que se acabe de añadir el CBD en los regímenes de quimioterapia contra el cáncer y estos estos han sido grupos de investigación del cáncer. El CBD también ha sido aclamado como un tratamiento para la prevención de la neuropatía diabética, que es la principal causa de ceguera en los Estados Unidos, protege los nervios. Y todo esto es de un solo compuesto de un conjunto de compuestos que esta planta de cannabis produce naturalmente. Algunas cepas tienen cantidades más altas de THC y bajas cantidades de CBD  Algunas variedades tienen una baja cantidad de THC y altas cantidades de CDB y algunas están a medias y todo eso es parte de la diversidad genética y de la diversidad química de cannabis “.