Etiquetas Posts etiquetados con "Coffee Shop"

Etiqueta: Coffee Shop

por -
0 853 vistas

1. Análisis: modelos para la oferta legal de cannabis – la evolución reciente

El marco jurídico internacional sobre el control de drogas es proporcionado por tres Convenciones de las Naciones Unidas, que instruyen a los países a limitar la oferta de drogas y el uso para fines médicos y científicos. Sin embargo, existe un creciente debate sobre la legalización de las drogas con fines no médicos, y del cannabis en particular. Estas propuestas plantean preocupaciones sobre los aumentos y daños en el uso y preguntas sobre las formas en que la distribución de cannabis con fines no médicos podría regular cuidadosamente para mitigarlos. En la UE, un sistema de distribución limitada ha evolucionado en los Países

Bajos desde la década de 1970, con nuevos acontecimientos en los últimos años. Propuestas detalladas para la regulación del cannabis se iniciaron en dos estados de Estados Unidos y Uruguay a finales del 2012 y entrando en vigor en el 2014, año en que dos o más estados de Estados Unidos y Washington DC votaron permitir el suministro y distribución de la marihuana.

Estos son los diferentes modelos que están siendo observados de cerca para entender las ventajas y desventajas de un sistema regulado en particular. Además de estos sistemas, también está el modelo de ‘Cannabis Clubes Sociales que se ha sido mencionado cada vez más en los debates sobre políticas de drogas. Sus defensores argumentan que las políticas de no enjuiciamiento de las personas en algunos países se pueden aplicar igualmente a los grupos registrados de individuos, para permitir efectivamente un sistema de producción y distribución cerrado. En la actualidad, el modelo es rechazado por las autoridades nacionales en Europa.

Coffee Shops en los Países Bajos: venta al por menor sin producción

images (11)En los Países Bajos, el cultivo, la oferta y la posesión de cannabis son delitos punibles con penas de prisión. Sin embargo, existe una práctica de la tolerancia y establecidas en las directrices locales desde 1979, conviertiendose  en el concepto actual de ‘coffee shops’, puntos de venta de marihuana con licencia aceptada por el municipio. Alrededor de dos tercios de los municipios no permiten coffee shops, y el número de estos comercios en todo el país está disminuyendo de manera constante, de los 846 en 1999 a los 614 en el 2013.

La venta de pequeñas cantidades de cannabis a mayores de 18 años en los coffee shops se tolera en un intento de mantener a los adultos que consumen  lejos de otras sustancias más peligrosas. Estos comercios especializados pueden ser cerrados y el operador o propietario puede ser procesado si él o ella no cumple con los criterios de la Fiscalía General, que prohíben la publicidad, molestar, la venta a menores de edad o a no residentes, y también la venta de drogas duras y alcohol, limitando la venta a 5 gramos por transacción.

Un esquema que los convirtió en clubes cerrados con usuarios registrados y  que se probó y luego cayó en el 2012, aunque a partir de enero del 2013, los coffee shops debe ser solo para los residentes de los Países Bajos, siendo probado con la tarjeta de identidad o permiso de residencia. Sin embargo, la implementación y el cumplimiento de esta regla varía según el municipio. Una propuesta para limitar las ventas de los coffeeshops a productos del cannabis con niveles de THC de menos de 15% sigue pendiente, estudiando el como  se abordan y se aplican estas cuestiones.

No más de 5 g por persona se puede vender en cualquier transacción y a los coffee shops no se les permite mantener más de 500 g de cannabis en stock. El cultivo y la distribución de cannabis al por mayor no se tolera en los Países Bajos, dando como resultado lo que se conoce como “el problema de la puerta trasera”, es decir, las drogas pueden ser vendidas en los mostradores, pero no se pueden abastecer legalmente. Aunque ha habido muchos debates sobre esta inconsistencia, hasta la fecha ninguna solución se ha acordado. Junto con el sistema de los coffee shops, el cultivo y la posesión de pequeñas cantidades de cannabis (hasta 5 g) para uso personal, en principio, no serían procesados.

Una evaluación de la política de drogas holandesa en el 2009 encontró que los coffeeshops eran la principal fuente de cannabis para los usuarios (pero no la única fuente), los mercados de drogas blandas y duras se mantuvo separada, y el uso de cannabis por parte de adultos era relativamente bajo en comparación con otros países europeos. Sin embargo, el uso de menores de edad fue alto, hubo molestias por el turismo de la droga, y el sector estaba cada vez más comercializado con el interés para el crimen organizado. Los desarrollos legales más recientes fueron en parte como respuesta a esta evaluación. El 1 de marzo del 2015, un nuevo artículo a la Ley del Opio entró en vigor prohibiendo actividades que preparen o faciliten el cultivo ilegal y el tráfico de cannabis.

Legalización en las Américas: la venta de producción y al por menor

L-770-Dispensary-Victory-10-07-13 (1)En el 2012, los votantes de los Estados Unidos en Colorado y el estado de Washington aprobaron propuestas para establecer sistemas de ámbito estatal para la distribución regulada de cannabis con fines no médicos (a diferencia de los sistemas la “marihuana medicinal” ya existían en 18 estados de Estados Unidos). Los objetivos declarados de los sistemas eran para liberar recursos y  combatir los crímenes violentos y de propiedad, regular el comercio visible y obtener ingresos fiscales de este tipo de comercio.

Al igual que en los Países Bajos, los sistemas utilizan puntos de venta autorizados, establecen límites de edad (21 años, como para el alcohol), restringen la publicidad, limitan la posesión personal (hasta 1 oz / 28 g) y prohíben el uso en público. A diferencia de los Países Bajos, establecen un sistema estatal de licencias para la producción y procesamiento para abastecer los puntos de venta. Los sistemas comenzaron a funcionar en el 2014, Colorado en enero y el estado de Washington en julio. Las normas de aplicación se han establecido con paralelismos con el alcohol y la regulación del tabaco. Ambos estados tenían industrias de marihuana médica pre-existentes. Y en el caso de Colorado, la llegada con la Constitución con la que fue legalizado el cannabis y la existencia de una industria de cannabis medicinal de gran alcance ha impedido el desarrollo de regulaciones estrictas que estén diseñadas principalmente para proteger la salud pública.

Hasta la fecha, no hay informes significativos de Colorado que sugieran las preocupaciones iniciales sobre el aumento de la delincuencia, los accidentes de vehículos de motor, y la pérdida de productividad que no se han cumplido; la salud a largo plazo y los impactos sociales requerirán más tiempo para ser evaluados correctamente. Debe quedar claro que en ambos estados la marihuana medicinal vagamente regulada ya había existido durante varios años, por lo que estos cambios legales son más graduales de lo que parecen.

Algunos profesionales de la salud han planteado preocupaciones legítimas sobre la venta de algunos productos comestibles muy potentes. Colorado reportó $ 44 millones de ingresos fiscales en el año 2014, mientras que el estado de Washington reportó 16 millones de dólares en impuestos al consumo en el segundo semestre del año, además de las ventas y derechos de licencia. En noviembre de 2014, los estados de Oregon y Alaska votaron a favor de los sistemas de regulación similares, mientras que Washington DC votó a favor de un sistema que legalizaría únicamente el cultivar en el hogar y la transferencia no comercial de hasta 28 g (es decir, no hay puntos de venta). Los mercados de marihuana medicinal han existido en cada una de estas jurisdicciones, reforzando que el hecho de que el movimiento hacia el cannabis legal no médico no se hace en un solo salto.

Estos sistemas en todo el estado están en directa contravención con la ley federal, donde tanto la posesión y suministro de cannabis son delitos penales. El Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió una guía en agosto del 2013 dirigiendo a los fiscales federales a dar prioridad a ocho áreas de aplicación, incluida la venta a menores de edad, los ingresos que van a las bandas criminales y el desvío a otros estados. Más allá de estas áreas, el gobierno federal se basará en los estados para que hagan cumplir sus leyes.

Una orientación adicional se emitió en febrero del 2014 para las instituciones financieras para prestar servicios a las empresas relacionadas con la marihuana; esto también es un delito federal pero los tamaños resultantes de las transacciones y del almacenamiento de efectivo se había convertido en una preocupación por la aplicación de la ley en sí misma. Mientras tanto,  propuestas adicionales similares para la regulación se están elaborando en varios Estados estadounidenses y preparándose para noviembre del 2016, aunque en el estado de Vermont es el legislador, en lugar de los votantes, quien están expresando interés en la promulgación de un modelo regulatorio.

Los sistemas estatales holandeses y estadounidenses siguen siendo – de diferentes maneras – un poco en conflicto con sus respectivas  legislaciones nacionales. Sin embargo, en Uruguay una ley nacional del 2013 permite al Estado regular la oferta y el consumo de cannabis a través de tres canales. La ley permite a los usuarios registrados cultivar en el país, pertenecer a un club social de cannabis, o adquirir cannabis regulado por el gobierno a través de las farmacias con licencia.

MON52. MONTEVIDEO (URUGUAY), 10/12/2013.- Manifestantes participan hoy, martes 10 de diciembre de 2013, durante la denominada Última marcha con la marihuana ilegal, convocada por los colectivos que han promovido la legalización del consumo de cannabis en Uruguay en Montevideo (Uruguay). La marcha une la céntrica plaza Cagancha (Libertad) y el Palacio Legislativo, donde el senado discute la ley que legaliza la producción y venta de la marihuana en el país que hoy alcanzará sanción definitiva, debido a que ya fue aprobada en diputados. EFE/Sandro Pereyra

El objetivo declarado de la ley es reducir el daño causado por el mercado ilícito y ofrecer oportunidades de educación y prevención. Todos los usuarios deben estar registrados por el Estado. Este es administrado por el Instituto para el Control y Regulación de Cannabis (IRCCA). Los usuarios pueden tener hasta seis plantas en flor en su casa, o comprar hasta 40 g cada mes de una farmacia, o unirse a un club de cannabis de 15 a 45 miembros que pueden cultivar hasta 99 plantas; todos los productores y usuarios deben estar registrados en el IRCCA. El cultivo no autorizado o la oferta sigue siendo punible con 20 meses a 10 años de prisión.

Mientras que los modelos para el cultivo de origen y los clubes han entrado en funcionamiento a partir de octubre de 2014, el suministro para farmacias se ha retrasado por problemas de cultivo, aunque ahora se espera que comience a finales del 2015.

Una comparación más detallada de los reglamentos de cannabis en el Norte y Sur América es una publicación de la CICAD, el Drogas Comisión Interamericana para el Control del Abuso .

Comparación de las leyes

Países Bajos Estado de Washington Colorado State Uruguay Oregon State Estado de Alaska Distrito de Columbia
Nivel de la ley Las directrices nacionales fiscal La ley estatal (conflicto con la ley federal) Constitución del Estado (conflicto con la ley federal) La legislación nacional La ley estatal (conflicto con la ley federal) La ley estatal (conflicto con la ley federal) La ley estatal (conflicto con la ley federal)
Organismo regulador Municipio Junta de Control de Bebidas Alcohólicas del Estado de Washington Departamento de Ingresos de Colorado Instituto para el Control y Regulación de Cannabis Comisión de Control de Bebidas Alcohólicas de Oregón (LCC) Junta de Control de Bebidas Alcohólicas N / A
Límite de edad para la posesión 18 21 21 18 21 21 21
Creciendo en casa Hasta cinco plantas si para uso propio: profesional no permitidos No permitido Hasta seis plantas, tres en flor (no se puede vender) Hasta seis plantas / 480 g Hasta cuatro plantas Hasta seis plantas Seis plantas, solamente tres en flor. No más de 12 plantas en total para la unidad multi-ocupante.
Cantidad máxima permitida por la posesión 5 g (límite para la investigación)
30 g (límite para su enjuiciamiento)
1 oz (28.5 g) 1 oz (28.5 g) 40 g 1 oz (28.5 g) 1 oz (28.5 g) 2 oz (57 g)

por -
1 257 vistas

¿Por qué la industria del cannabis holandesa ha perdido su ventaja inicial frente la EE.UU., España y Uruguay?

Los Países Bajos han sido el ejemplo de cómo manejar el consumo y la tolerada y regulada venta de cannabis desde hace casi 40 años, un ejemplo que ha permitido que otros países, como Uruguay, España y los EE.UU. salgan del estrangulamiento de la prohibición.
Sin este ejemplo del pueblo holandés que estaba defendiendo el sistema de tolerancia hacia el cannabis y actuando como un experimento en décadas y recorriendo el mundo para ver y experimentar, no habría sido posible para los países previamente mencionados el seguir ese ejemplo de la manera que lo hicieron.

Me siento orgulloso de ser uno de los que estaban ahí arriba por el cannabis en los Países Bajos, no porque estuviera ansioso de hacerlo, sino debido a mi profesión, soy co-propietario de dos coffeeshops en Haarlem. Yo también soy un activista pro-cannabis, no porque eligiera ser uno, sino debido a que las autoridades holandesas me hicieron ponerme de pie, por mi medio de vida, y en sus múltiples intentos de cerrar estos negocios.

ivo-opstelten
Ex ministro holandes Ivo Opstelten

Junto a mí, mis 600 colegas empresarios del cannabis, el último Cannabicans, deben estar orgullosos de que todavía estén abiertos, contra todos pronóstico. Utilizando la expresión espuma porque finalmente salió a la luz que “nuestro” ex ministro de Justicia, Ivo Opstelten, ha hecho todo lo posible por cerrar los coffeeshops de cualquier forma.

Él utilizó la manipulación, así, sus cifras falsas, declaró falsamente que el 80% del cannabis producido por los cultivadores ilegales holandeses se exportaba a los países que rodean nuestro oasis de cannabis, para así conseguir fondos para un grupo de trabajo del cáñamo.
Se las arregló para conseguir el apoyo de la coalición holandesa para perseguir a todo el mundo y a todo lo que oliese a marihuana, incluso al panadero que cuece el pan con harina de cáñamo, e incluso con tarjetas rastreadoras que apestan a cannabis. Las cartas se llaman Scratch, Sniff y Snitch tarjetas, y se repartieron en las ciudades con la intención de hacer que la gente delatase a sus vecinos, después de que olieran la tarjeta e identificaran el olor como similar al de la casa de al lado.

Mis colegas y yo hemos estado viendo, con asombro, cómo el CannaBusiness se ha desarrollado en los EE.UU. en el último par de años, mientras que estábamos siendo machacados por las nuevas leyes más restrictivas con el cannabis e incluso proponiendo propuestas para política más represivas con el cannabis.
Pues resulta que ahora, todo era debido a un montón de mentiras por unos pocos enfermos a cargo de nuestros cannabis y nuestra política coffeeshop. Mis sentimientos personales sobre la exposición de estos actos fraudulentos de nuestro ex ministro de Justicia, se encuentran todavía en el limbo, debería estar contento de que por fin se fue, o ¿debería estar furioso porque confirma lo que he comentado en este blog en los últimos años?

Tenemos un nuevo ministro de Justicia, ya que Opstelten tuvo que dimitir por un acuerdo no tan secreto con un conocido comerciante de drogas, pero dudo si eso es una mejora, ya que el nuevo parece ser un mentiroso, a juzgar por su primer tweet acerca de cannabis después de asumir la Oficina de Justicia: “Sé que la gente murió por hierba o hachís”
Eso es imposible, y me siento respaldado por la ciencia y la estadística que indica esto, pero él dijo que sabe que murió gente por hierba o hachís, no es que él “sepa de la gente” o que “sabía que la gente había muerto a causa de esas drogas blandas.
Su tuit mudo le hace parecer el “Ganja Ghost Whisperer ‘y me hizo perder la esperanza que tenía para el posible avance hacia la legalización de la producción de cannabis para los coffeeshops.

El día que nos enteramos que Opstelten tuvo que morder el polvo, tuvimos pequeñas celebraciones en los coffeeshops, y estábamos convencidos de que no podía ser peor que lo que tuvimos que soportar bajo la tartamudez de Ivo, pero estábamos equivocados.

El Ministro van der Steur comenzó su carrera como ministro de Justicia, con una mentira, al menos Opstelten se tomó unos meses para crear la mentira, una mentira, sin embargo, que no fue tan contundente y estúpida como la de su sucesor.
Van der Steur tendrá que decir ahora los nombres y la dirección de las tres víctimas de sobredosis de cannabis, según le ha exigido la oposición.

Mientras tanto, la ciudad de Denver, Colorado, se está preparando este mes para la celebración 4:20, y que es probable que rompa el récord en número de asistentes a un evento de marihuana.

No habrá nada más que celebrar en Amsterdam el 20 de abril, ni siquiera habrá un mitin pro legalización del cannabis o demostración, al igual que años anteriores.
La Industria holandesa del cannabis y su cultura están tratando de sobrevivir, después que el ex ministro de Justicia, Opstelten lograse que todos los growshops cerrasen, poco antes de ser expulsado por el encubrimiento de información acerca de un acuerdo ilegal.

El nuevo ministro de Justicia holandés, Van der Steur, tendrá que demostrar la evidencia de los tres fumadores muertos por ‘hierba o hachís’, si no será otro descarado mentiroso, al igual que su predecesor en desgracia, Ivo Opstelten.

Los cultivadores holandeses tienen que importar sus equipos de cultivo ahora desde el otro lado de la frontera, en Bélgica, o de sitios web con su base fuera de Holanda.
Los coffeeshops dependen cada vez más de la importación de ‘Nederweed'(marihuana holandesa) de países como Bélgica, España, Polonia e incluso Alemania hoy en día, las mentiras de OPSTELTEN sobre los porcentajes de exportación de hierba se falsearon, dos veces.

Lo único que la industria del cannabis holandesa tiene en común con la industria del cannabis Colorado de es el pago de impuestos sobre sus ventas de marihuana, los más de 600 coffeeshops “contribuyen” a la asombrosa cifra de 400 millones €€ por año.
La forma de gastar el dinero de los impuestos de cannabis, sin embargo, no tiene similitudes, en Colorado se está utilizando para financiar las escuelas y la educación y en los Países Bajos se está utilizando para financiar la Hemp Task Force, así poder eliminar operaciones de cultivo para tratar de acabar con el suministro a los coffeeshops.

nol
Nol van Schaik

Todo lo que queremos es licencias de productores de cannabis, no otro mentira prohibicionista del cannabis por el ministro.

Nol van Schaik
Empresario de cannabis desde 1991.

por -
0 693 vistas

Los concejales del distrito berlinés Friedrichshein-Kreuzberg han aprobado por unanimidad la apertura en su territorio de bares autorizados para el consumo de marihuana. Los llamados ‘coffee shops’ se perciben como un primer paso destinado a subsanar el fracaso de la prohibición.

Según explica el sitio rbb-online, las autoridades quieren aprovechar la medida para expulsar del distrito a un grupo criminal libanés especializado en la venta de drogas en el parque Goerlitzer, que forma parte del distrito y se ha transformado en el mayor mercado de estupefacientes de la ciudad. El distrito tiene previsto abrir varios establecimientos con los productos de cáñamo legalizados precisamente en los alrededores del parque.

La iniciativa aún debe ser aprobada por el Instituto Federal de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Alemania

Fuente RT

por -
18 22.224 vistas

No es broma. En Paracuellos del Jarama, localidad madrileña, ha nacido el primer coffee shop en nuestro país, totalmente legal y siguiendo la línea de los existentes en Holanda.

De sobra son conocidos con este nombre en Amsterdam los locales en los cuales se puede vender y consumir marihuana, pero en nuestro país tiene otra explicación legal. Y es que en el ámbito privado es legal el consumo, y este coffee shop de Paracuellos ha optado por configurarse en club privado, con socios que pueden tomar la marihuana en su local. Por esa razón no se contravienen las leyes sobre venta, distribución y consumo de esta droga en el ámbito público.

Ver video de la Sexta

Fuente DiarioCritico