Etiquetas Posts etiquetados con "Coffeeshop"

Etiqueta: Coffeeshop

por -
1 257 vistas

¿Por qué la industria del cannabis holandesa ha perdido su ventaja inicial frente la EE.UU., España y Uruguay?

Los Países Bajos han sido el ejemplo de cómo manejar el consumo y la tolerada y regulada venta de cannabis desde hace casi 40 años, un ejemplo que ha permitido que otros países, como Uruguay, España y los EE.UU. salgan del estrangulamiento de la prohibición.
Sin este ejemplo del pueblo holandés que estaba defendiendo el sistema de tolerancia hacia el cannabis y actuando como un experimento en décadas y recorriendo el mundo para ver y experimentar, no habría sido posible para los países previamente mencionados el seguir ese ejemplo de la manera que lo hicieron.

Me siento orgulloso de ser uno de los que estaban ahí arriba por el cannabis en los Países Bajos, no porque estuviera ansioso de hacerlo, sino debido a mi profesión, soy co-propietario de dos coffeeshops en Haarlem. Yo también soy un activista pro-cannabis, no porque eligiera ser uno, sino debido a que las autoridades holandesas me hicieron ponerme de pie, por mi medio de vida, y en sus múltiples intentos de cerrar estos negocios.

ivo-opstelten
Ex ministro holandes Ivo Opstelten

Junto a mí, mis 600 colegas empresarios del cannabis, el último Cannabicans, deben estar orgullosos de que todavía estén abiertos, contra todos pronóstico. Utilizando la expresión espuma porque finalmente salió a la luz que “nuestro” ex ministro de Justicia, Ivo Opstelten, ha hecho todo lo posible por cerrar los coffeeshops de cualquier forma.

Él utilizó la manipulación, así, sus cifras falsas, declaró falsamente que el 80% del cannabis producido por los cultivadores ilegales holandeses se exportaba a los países que rodean nuestro oasis de cannabis, para así conseguir fondos para un grupo de trabajo del cáñamo.
Se las arregló para conseguir el apoyo de la coalición holandesa para perseguir a todo el mundo y a todo lo que oliese a marihuana, incluso al panadero que cuece el pan con harina de cáñamo, e incluso con tarjetas rastreadoras que apestan a cannabis. Las cartas se llaman Scratch, Sniff y Snitch tarjetas, y se repartieron en las ciudades con la intención de hacer que la gente delatase a sus vecinos, después de que olieran la tarjeta e identificaran el olor como similar al de la casa de al lado.

Mis colegas y yo hemos estado viendo, con asombro, cómo el CannaBusiness se ha desarrollado en los EE.UU. en el último par de años, mientras que estábamos siendo machacados por las nuevas leyes más restrictivas con el cannabis e incluso proponiendo propuestas para política más represivas con el cannabis.
Pues resulta que ahora, todo era debido a un montón de mentiras por unos pocos enfermos a cargo de nuestros cannabis y nuestra política coffeeshop. Mis sentimientos personales sobre la exposición de estos actos fraudulentos de nuestro ex ministro de Justicia, se encuentran todavía en el limbo, debería estar contento de que por fin se fue, o ¿debería estar furioso porque confirma lo que he comentado en este blog en los últimos años?

Tenemos un nuevo ministro de Justicia, ya que Opstelten tuvo que dimitir por un acuerdo no tan secreto con un conocido comerciante de drogas, pero dudo si eso es una mejora, ya que el nuevo parece ser un mentiroso, a juzgar por su primer tweet acerca de cannabis después de asumir la Oficina de Justicia: “Sé que la gente murió por hierba o hachís”
Eso es imposible, y me siento respaldado por la ciencia y la estadística que indica esto, pero él dijo que sabe que murió gente por hierba o hachís, no es que él “sepa de la gente” o que “sabía que la gente había muerto a causa de esas drogas blandas.
Su tuit mudo le hace parecer el “Ganja Ghost Whisperer ‘y me hizo perder la esperanza que tenía para el posible avance hacia la legalización de la producción de cannabis para los coffeeshops.

El día que nos enteramos que Opstelten tuvo que morder el polvo, tuvimos pequeñas celebraciones en los coffeeshops, y estábamos convencidos de que no podía ser peor que lo que tuvimos que soportar bajo la tartamudez de Ivo, pero estábamos equivocados.

El Ministro van der Steur comenzó su carrera como ministro de Justicia, con una mentira, al menos Opstelten se tomó unos meses para crear la mentira, una mentira, sin embargo, que no fue tan contundente y estúpida como la de su sucesor.
Van der Steur tendrá que decir ahora los nombres y la dirección de las tres víctimas de sobredosis de cannabis, según le ha exigido la oposición.

Mientras tanto, la ciudad de Denver, Colorado, se está preparando este mes para la celebración 4:20, y que es probable que rompa el récord en número de asistentes a un evento de marihuana.

No habrá nada más que celebrar en Amsterdam el 20 de abril, ni siquiera habrá un mitin pro legalización del cannabis o demostración, al igual que años anteriores.
La Industria holandesa del cannabis y su cultura están tratando de sobrevivir, después que el ex ministro de Justicia, Opstelten lograse que todos los growshops cerrasen, poco antes de ser expulsado por el encubrimiento de información acerca de un acuerdo ilegal.

El nuevo ministro de Justicia holandés, Van der Steur, tendrá que demostrar la evidencia de los tres fumadores muertos por ‘hierba o hachís’, si no será otro descarado mentiroso, al igual que su predecesor en desgracia, Ivo Opstelten.

Los cultivadores holandeses tienen que importar sus equipos de cultivo ahora desde el otro lado de la frontera, en Bélgica, o de sitios web con su base fuera de Holanda.
Los coffeeshops dependen cada vez más de la importación de ‘Nederweed'(marihuana holandesa) de países como Bélgica, España, Polonia e incluso Alemania hoy en día, las mentiras de OPSTELTEN sobre los porcentajes de exportación de hierba se falsearon, dos veces.

Lo único que la industria del cannabis holandesa tiene en común con la industria del cannabis Colorado de es el pago de impuestos sobre sus ventas de marihuana, los más de 600 coffeeshops “contribuyen” a la asombrosa cifra de 400 millones €€ por año.
La forma de gastar el dinero de los impuestos de cannabis, sin embargo, no tiene similitudes, en Colorado se está utilizando para financiar las escuelas y la educación y en los Países Bajos se está utilizando para financiar la Hemp Task Force, así poder eliminar operaciones de cultivo para tratar de acabar con el suministro a los coffeeshops.

nol
Nol van Schaik

Todo lo que queremos es licencias de productores de cannabis, no otro mentira prohibicionista del cannabis por el ministro.

Nol van Schaik
Empresario de cannabis desde 1991.

por -
3 2.890 vistas

En una sociedad donde se consume cannabis recreativo y donde esta prohibido dicho consumo en espacios públicos, se deberían crear locales donde su consumo estuviese permitido y aceptado.

Los coffeshops holandeses de hace unos años y anteriores al gobierno conservador actual, tenían un formato lo mas parecido a “lo ideal”. Cuando digo tenía, es porque en la actualidad esta restringido a ciudadanos de allí y privando al resto de la tranquilidad y bienestar de su espacio “fumeta”.

En muchos otros países europeos como España, el club de cannabis o asociación, parece ser la opción que está arraigando con más fuerza, aunque no debería ser la única.

El uso de la marihuana se está regularizando, legalizando o despenalizando en muchos países y en pocos años serán la mayoría en América y occidente. Por lo tanto, se debería pensar en este tema como si se tratase de otro producto o sustancia de consumo. Hay personas a las que les gustaría de vez en cuando tener un espacio donde poder consumir marihuana sin tener que registrarse y dejar su “huella y datos”.

La proliferación de clubes de cannabis donde debes quedar registrado con días de antelación, aunque soluciona en parte la cuestión de un espacio de consumo, no debería ser la única opción para los consumidores de cannabis ya que todos no pasan por tener las mismas características de consumo. Hay quien lo necesita por enfermedad, hay quien consume semanalmente o diariamente, hay quien tiene en el consumo esporádico su norma y hay quien no quiere tener que dejar su datos ni ser controlado.

El sistema creado por los holandeses y llamado “CoffeShop” aunque no es perfecto por la llamada “puerta trasera de entrada”, y que sencillamente quería decir que no estaba “muy claro como se abastecían”, fue un gran servicio para los ciudadanos y que por ser el único país con unas leyes tan liberales hacia el cannabis, produjo el llamado “turismo de drogas”.

Ahora, con la corriente de la legalización en muchos países y la consiguiente creación de clubes será mucho menor ese turismo especializado y por lo tanto, ese tipo de local de consumo y venta de cannabis, perderá el argumento más utilizado para su recorte.

No es que se esté en contra de clubes de cannabis o asociaciones de consumo, es que otro tipo de locales abiertos al publico para mayores de edad también deberían tener su espacio en nuestras ciudades. Se entiende, que los que consumen o utilizan cannabis para paliar dolencias o enfermedades no es especialmente importante ese lugar o espacio para la toma de su medicina y si hay que dejar los datos, pues se dejan, como el que va al médico y da los datos para la receta de medicamentos. Pero, el que consume marihuana porque le gusta, es decir, como el que bebe un buen vino, a ése no le debe hacer mucha gracia quedar registrado en un listado de consumidores. ¿Daríamos por bueno pedir un vino de Rioja y anteriormente registrarse para que sepan quienes son los que disfrutan de ese caldo de uva con alcohol? Y si hay gente que le da igual, a otros seguro que no.

Creo y en mi opinión, que a parte de dispensarios de venta de cannabis como existen comercios de venta de otros productos para adultos, se deberían propiciar locales para consumo esporádico, casual, común o frecuente, un tipo de coffeshops o cannabis-bar en los cuales una persona tuviese un espacio para consumir sin tener que dejar tus datos o fichar. Por Mac