Etiquetas Posts etiquetados con "Compost"

Etiqueta: Compost

por -
1 3.628 vistas

El té de compost es el compost tradicional sumergido en agua, para crear un extracto que se usa para empapar la tierra o como abono foliar. Los agricultores llevan utilizado el té de compost durante generaciones como una forma barata y eficaz de añadir nutrientes a las plantas. Sin embargo, la comunidad del cannabis solamente ha tomado conciencia del potencial del té de compost, más o menos, durante la última década.

Actualmente, se encuentran disponibles innumerables productos en el mercado, de modo que si quieres, puedes mezclar tu propio té de compost en minutos de un paquete. Sin embargo, hacer tu propio té de compost es una manera divertida y gratificante de aprender más sobre los nutrientes vegetales orgánicos, y a largo plazo va a resultar mucho más barato que comprar los caros productos premezclados.

¿Por qué debería hacer té de compost para mis plantas de cannabis?

Casi todos los cultivadores de cualquier planta son conscientes de que añadir compost a la tierra o al sustrato puede enriquecerlos muchísimo. Los cultivadores de cannabis orgánico que mezclan su propia tierra utilizan el compost o sus componentes (como el humus o el humus de lombriz) como aditivos del sustrato, y las mezclas de sustrato comercial suelen contener una buena proporción de los mismos.

Compost-tea-2-250x167
El té de compost es una forma barata y eficaz de mejorar la salud de la tierra (© Suzie’s Farm)

Las premisas básicas de enriquecer el sustrato con compost son la provisión de micro y macro nutrientes a tu tierra; mejorar el drenaje, la aireación y la textura del suelo; y (por último pero no menos importante) el desarrollo de la llamada “red de alimento del sustrato”—los hongos, las bacterias y otros microorganismos benéficos que viven de forma natural en el suelo—que crean relaciones simbióticas con las plantas y pueden mejorar considerablemente su salud y el rendimiento en general.

El té de compost nunca debe sustituir totalmente a los aditivos tradicionales del sustrato, pero puede ser una forma excelente de complementar y añadir a tu “red de alimento del sustrato” cuando se utiliza para empapar o mojar la tierra. El té de compost también contiene abundantes micronutrientes que pueden ser absorbidos a través de los estomas de las hojas cuando se utiliza como pulverización foliar.

Entonces, ¿qué tengo que hacer?

Necesitarás:

Compost-tea-3-250x179
Utiliza piedras de aire y una bomba para airear la mezcla de té (© Stefano Lubiana)

-10 litros de compost orgánico de buena calidad y bien aireado, ya sea comprado previamente o hecho en casa (Si se hace en casa es mucho más barato. Si haces tu propio compost, asegúrate de que está completamente maduro antes de su uso)
-un cubo de 20 litros
-una bomba de aire de un acuario con 2 o 3 piedras de aire
-250 ml de melaza orgánica sin azufre
-10 litros de agua
-un palo largo o una pala para remover
-muselina, gasa o un tejido natural similar para colar la mezcla

El método:

-llenar el cubo de 20l con 10l de compost y cubrirlo con 10l de agua
-añadir 250 ml de melaza (puede que necesites más en climas fríos, ya que los microorganismos necesitan más energía para reproducirse)
-remover la mezcla a fondo, asegurándose de mezclar bien hasta que los sólidos se depositen en el fondo
-colocar la bomba de acuario y las piedras en el interior del cubo y encenderla, para airear la mezcla
-dejar reposar durante 2-3 días, removiendo por lo menos tres veces al día

Compost-tea-4_small-250x166
El té está listo cuando ha adquirido un tono marrón oscuro y un agradable aroma (© Stefano Lubiana)

Después de 2-3 días, comprueba el olor de la infusión de té de compost. Si huele desagradable o fermentado, agrega un poco más de melaza, remueve y déjalo reposar durante otro día antes de comprobarlo de nuevo. Nunca se debe dejar reposar la mezcla durante más de 3 o 4 días.

Cuando haya adquirido un aroma agradable que huele ligeramente a moho, está listo para colarlo a través de la muselina o gasa utilizada. Siempre hay que utilizar el té de compost dentro de las primeras horas después de ser decantado. Si no es posible, se puede añadir un poco más de melaza y conectar la bomba de nuevo, de modo que se proporcione a las bacterias oxígeno y nutrición. De esta manera, puedes alargar su vida durante unos pocos días, pero ¡nunca lo dejes durante más tiempo!

Por Seshata