Etiquetas Posts etiquetados con "Consumo de drogas"

Etiqueta: Consumo de drogas

por -
1 1.976 vistas

Dentro de la corriente actual de legalización de la marihuana todavía hay algunos políticos, como el alcalde de Boston Marty Walsh y Chris Christie de Nueva Jersey,  que todavía la siguen mencionando como la primera puerta de entrada a drogas duras.

Su teoría se basa en que los consumidores de heroína cocaína y metanfetamina han probado con anterioridad la marihuana y esta podría ser su puerta de de entrada según sus teorías.
La teoría también implica qué haya un mecanismo, el cual sensibiliza a los usuarios de drogas blandas y los hace más propensos a usar drogas duras.

Actualmente esta teoría no tiene sentido para los usuario que consumen marihuana o la han consumido en el pasado.
Solo hay que investigar un poco para ver como la inmensa mayoría de usuarios de cannabis no hacen uso de drogas duras, es más, la mayoría dejan el cannabis al formar una familia y engancharse al mundo laboral.

Explicación al uso de drogas duras

Al analizar que actos pueden ser como una “puerta de entrada” para el consumo de drogas duras, hay una serie de factores en juego. Ninguno involucra a la marihuana.

La pobreza tanto individual como del entorno es una puerta de acceso a los medicamentos, según muchas investigaciones.

-Relacionarse con personas que consumen drogas duras, también es otro factor de riego para entrar en ellas.

-Ciertas enfermedades mentales, como la personalidad antisocial y el trastorno bipolar, hacen más fácil que algunas personas entren en las drogas duras.

-Otra investigación señala que la criminalización y la prohibición que envuelven a tal sustancia, son también puertas de entrada a dichas drogas.

También es importante examinar y disipar ‘la investigación’ que los defensores del mito se adhieren.
La mayor parte de la investigación que vincula la marihuana con el consumo de drogas más duras, viene de la correlación entre estas dos. Sin embargo, como cualquier científico junior podría decir, la correlación no implica causalidad.

La correlación es un primer paso. Una correlación puede ser positivo o negativo; puede ser débil o fuerte. Y nunca se incluye como causa que se encuentre una razón racional para la causalidad.

El modelo de enfermedad cerebral, que describe los cambios en el cerebro durante la progresión de la adicción al consumo de drogas, actualmente recibe mucha atención como una relación causal potencial de la teoría de la puerta de entrada. Por ejemplo, en un artículo de 2014, el neurocientífico Dr. Jodi Gilman informó que incluso el consumir un poco de marihuana se asoció con “alteraciones de exposición dependientes de la matriz neural de los sistemas de recompensa fundamentales” en los cerebros de los jóvenes usuarios de marihuana. El razonamiento es que esto predispone a usar otras drogas.

11489Sin embargo, otros investigadores se apresuraron a señalar los defectos del estudio Gilman, tales como la falta de controles cuidadosos para el alcohol y otras drogas también consumidas por aquellos cuyos cerebros fueron estudiados. Sin embargo, la investigación del Dr. Gilman continúa siendo citada en los medios de comunicación, mientras que sus críticos, ignorados.

En otro estudio que también apoya la teoría de la puerta de enlace, los autores admiten a las limitaciones en su estudio: Los consumidores de cocaína más jóvenes fueron excluidos del análisis, así como los consumidores de cocaína de más edad que nunca habían usado marihuana. Esto significa que aquellos casos que podrían proporcionar la evidencia de que la marihuana no tiene ningún efecto de puerta de enlace se quedaron fuera del análisis.

Cogiendo información de aquí y allá, vemos que hay una gran cantidad de investigaciones que muestran las fallas en la teoría de la puerta de enlace. Lo malo es que todas estas investigaciones vienen de fuera de EE.UU. promovidas por gente que está a favor de su legalización.

La política de drogas EE.UU. comenzó con un alarmismo racista

¿Por qué es que la mayoría de la investigación financiada que señala los defectos en la teoría de puerta de enlace viene desde el extranjero?

Como Nathan Greenslit explicó en un artículo del Atlántico el año pasado, la política de drogas de Estados Unidos comenzó con alarmismos racistas por el director Federal de Narcóticos Harry Anslinger en 1937.

La administración Nixon fortaleció el control de drogas, con la creación de la Agencia de Control de Drogas, que clasifica la marihuana como una droga de Clase 1, contra el consejo de la Comisión Nacional sobre Marihuana y Abuso de Drogas.

Debido a que la marihuana sigue siendo clasificada oficialmente en los EE.UU. como una droga de Clase I sin valor médico, toda investigación relacionada con la marihuana debe recibir la aprobación de varios departamentos federales. En las raras ocasiones en que los investigadores obtienen la aprobación, es probable que la política local pueda frustrar el estudio.

Mientras tanto, en Estados Unidos, los investigadores de la adicción y profesionales de tratamientos de adicciones están a favor en la reclamación débilmente apoyado de que la marihuana es una puerta de entrada a las drogas duras. Durante décadas, los científicos que estudian la adicción han recibido millones de dólares en fondos del gobierno y farmacéutico para perpetuar la hipótesis de puerta de enlace. Muchos pierden sus reputaciones respetadas (o financiamiento continuo) si los mecanismos de puerta de enlace no son un objetivo de investigación legítima.

Los que trabajan en la gran profesión de tratamiento de la adicción están especialmente de acuerdo en mantener la teoría de la puerta de enlace creíble, ya que la mayoría de sus pacientes en tratamiento son consumidores de marihuana. Sus puestos de trabajo dependen de la creencia de que la adicción es una enfermedad y la marihuana es una droga adictiva.

Tácticas de miedo

Hoy en día, lo que comenzó como tácticas de miedo por Anslinger se ha modernizado mediante la jerga científica.

Los sociólogos Craig Reinarman y Harry G. Levine describieron cómo los medios de comunicación y los políticos fabrican miedos a las drogas que influirán en la política. Un temor perpetuado es que el uso de marihuana aumentará si se despenaliza.

1227642580_horror-darkness-poze-black-wallpaperSin embargo, un estudio realizado en 2004 en que comparaba Ámsterdam, donde se despenalizó la marihuana, a San Francisco, donde todavía esta criminalizado, encontró que la criminalización de la marihuana no redujo su uso, mientras que la despenalización no aumentó el uso.

El miedo a la puerta de entrada se ha centrado sobre todo en la juventud. Por ejemplo, recientemente el electo gobernador de Maryland Larry Hogan anunció que está en contra de la legalización, en parte por la preocupación de que “el consumo de marihuana aumentaría entre los jóvenes”. Mientras tanto, los padres están preocupados por las recientes investigaciones que muestran el efecto en el cerebro de la marihuana-

Estos estudios mostraron cambios estructurales y la pérdida de la materia blanca en los consumidores de marihuana, aunque las limitaciones de estos estudios y las implicaciones fueron mostradas por otras investigaciones.

Pero los temores de despenalización basados en un mayor uso entre los jóvenes que no han sido apoyadas por las investigaciones de los países en los que se preveía la despenalización de dichas drogas. Tampoco se ha observado esta tendencia en los estudios de los estados de Estados Unidos que legalizaron la marihuana con fines médicos o recreativos. Por ejemplo, en un artículo publicado en la American Academy of Pediatrics, los autores no encontraron evidencia de que los jóvenes habían aumentado el consumo de marihuana en los estados que tenían marihuana medicinal o recreativa legalizada.

El peor impacto en los niños, según estos autores, era la posibilidad de un proceso penal.

Una puerta de entrada a la cárcel

Los estudios encuentran consistentemente que la experiencia traumática de ser detenido y encarcelado por posesión de marihuana es el aspecto más dañino de la marihuana entre los jóvenes. La detención por posesión puede resultar en problemas devastadores a menudo permanentes, legales y sociales, especialmente para las familias jóvenes minoritarias y de bajos ingresos.

Según estudios realizados por la ACLU, casi la mitad de todos los arrestos por drogas fueron por posesión de marihuana, y la mayoría de los detenidos eran afroamericanos. En algunos estados, los afroamericanos tenían 8 veces más probabilidades de ser arrestados que los blancos.

Por desgracia, la legalización de la marihuana no ha cambiado las detenciones y las disparidades de encarcelamiento para las minorías. Mientras que los afroamericanos siempre han sido sobre-representados por los arrestos por drogas y el encarcelamiento, la nueva investigación muestra los afroamericanos son más propensos a ser arrestado por posesión de marihuana después de la reforma de la marihuana que todas las otras razas juntas lo eran antes de la reforma de las políticas sobre la marihuana. Aunque en algunos estados la despenalización hace de la posesión un delito “no criminal”, todavía puede ser ilegal y puede resultar en un arresto, comparecencia ante el tribunal y fuertes multas.

La marihuana como puerta de salida de drogas duras

patada-de-costado-con-salto-BN1En la periferia de los debates de la marihuana como puerta de entrada, hay estudios que muestran la marihuana como beneficiosa para el tratamiento de los adictos a los opiáceos.

Estos han sido ignorados en gran medida. Sin embargo, ahora que la marihuana se ha legalizado para fines médicos en algunos estados, la nueva investigación ofrece resultados importantes que no tienen nada de desperdicio.

El crimen no ha aumentado en los estados que han legalizado la marihuana; en realidad ha bajado. Sorprendentemente, las muertes por sobredosis de opiáceos han bajado también.
Cualquier persona que en realidad habla con consumidores problemáticos de drogas (y no simplemente hablar de ellos) sabe que la marihuana puede ayudar a los usuarios de drogas prevenir, controlar, incluso detener duramente el uso de drogas.

En todo caso, la marihuana podría ser una ‘puerta de salida’ de drogas más duras- una estrategia que necesitara ser estudiada y, posiblemente, implementada a nivel de políticas.

Es hora de dejar de tratar la marihuana como puerta de entrada a drogas más duras y empezar a estudiar su uso como tratamiento para las drogas mortales, adictivas y socialmente devastadoras.

Por Mirian Boeri
Miriam Boeri es profesora asociada de sociología en la Universidad de Bentley y ha recibido financiación de los Institutos Nacionales de Salud. Este artículo apareció por primera vez en la conversación.