Etiquetas Posts etiquetados con "Extracciones"

Etiqueta: Extracciones

por -
1 854 vistas

Las extracciones de resina de marihuana no es un sistema moderno para fumar marihuana, cuenta con siglos de historia en los que se han ido perfeccionando las técnicas. Te contamos los principales métodos de extracción y su historia.

La marihuana se puede consumir de muchas maneras, desde la más simple que es fumar las flores secas, hasta ingerida en comidas o pasteles. En cualquier caso se trata de aprovechar los tricomas de las flores que es donde se encuentra la mayor concentración de cannabiniodes de la planta. Hoy repasamos la evolución de las extracciones de resina de marihuana a lo largo de la historia:

hachísHachís: es la resina de las flores de marihuana hembra. También se conoce como polen, chocolate, apaleado, ficha, huevito, costo, grifa, etc etc… dependiendo de su calidad, origen, forma, método de extracción… Hace más de 10 siglos que se tiene constancia del consumo de hachís; ingerido, éso si. El método más antiguo y rudimentario nace en Asia, donde las famosas charas se obtenían frotando con las manos las flores y raspando después toda la resina acumulada en los dedos. Siglos más tarde se descubrió en oriente la técnica de tamizado mediante cribados a través de finas telas que mejoró los rendimientos, técnica que hoy en día sigue siendo la preferida tanto por los productores de hachís comercial como el autocultivador. Entre las mejores variedades de hachís destacan el Skuff holandés, Bolas de templo nepalíes, Royal Afghani, Gardaa de las montañas de Tirah Maidan, polen de Cachemira, Libanés rojo, Aromático turco, Crema de Manali, Burbuja Roja Jamaicana, Plastilina del valle de Chui en Kazajistán, algunos irremediablemente la única manera de probarlos es desplazarse a su origen, pero sin desmerecer ninguno de ellos, uno mismo puede cultivar variedades súper potentes con las que elaborar hachís en casa, el mercado nos pone fácil ambas cosas, desde poderosas afganas, jamaicanas o nepalís, hasta métodos de extracción como los Hash Makers, mallas de extracción o lavadoras con las que extraer hachís de la manera más fácil, pudiendo hacerlo por calidades según el tamaño de los tricomas y disfrutar fumando el famoso doble 00, el de mejor calidad y potencia.

kifiKiffy o Kif: es típico de Marruecos y objeto de mucha controversia sobre su significado real, pues para muchos el kif es hachís y nada más lejos de la realidad. Para el agricultor marroquí el kiffy es todo lo relacionado de alguna forma con la planta de marihuana, de modo que la planta es kiffy, el hachís es kiffy, las semillas también son kiffy, todo es kiffy. Y por otro lado, kiffy también se conoce al polvillo resultante de tamizar la hierba para la producción de hachís. Este polvillo que en su mayor parte contiene materia vegetal se mezcla con taba, un tipo de tabaco marroquí y se fuma en pipas. Hasta hace 50 años en Marruecos sólo se fumaba kiffy obtenido de plantas de marihuana silvestre, plantas llenas de semillas y de las que únicamente encontraban resina en las brácteas o cubierta que envuelve a las semillas cuando aún están verdes en las plantas hembra, recogiendo por la mañana la que usarían para todo el día, picando bien esta capa de tegumento junto con la taba. Este kif es de baja potencia dado todo lo que hemos contado. Cuenta la leyenda que unos hippies llegados de Oriente enseñaron como se elaboraba el hachís en la India y Nepal y los rifeños aprendieron rápidamente en pocos años. Hoy por hoy, Marruecos es uno de los mayores productores de hachís, aunque su calidad en muchos casos deja mucho que desear.

marihuana-aceiteTinturas y aceites: una tintura es una maceración en alcohol. Dado que la resina de la marihuana es liposoluble, es decir se disuelve en grasas, aceites y otros solventes o disolventes como alcohol, gas butano o nafta. A quien se le ocurrió por primera vez hacer un aguardiente de marihuana es complicado saber, pero desde hace unos años y con todos los estudios médicos que avalan las propiedades del cannabis su uso va en aumento. Hacer una tintura es muy sencillo, tan sólo se necesita marihuana, el triple de cantidad de alcohol que puede ser alcohol etílico al 99%, ron, ginebra o whisky, un bote, un colador y un tupper. Mete los cogollos en el triturados en el bote y deja macerar durante unos 10 días, agitando todos los días varias veces. Pasado ese tiempo cuela el contenido del bote en el tupper y deja que se evapore el alcohol hasta que el contenido se quede en unos mililitros, que se aplican con un cuentagotas. El aceite es más concentrado, debes dejar que se evapore completamente el alcohol hasta conseguir una placa sólida y pegajosa, que se mezcla posteriormente que después se rebajará con aceite de oliva. Tanto la tintura como el aceite se han demostrado muy eficaces en dolencias y determinados cánceres, los testimonios se cuentan por cientos.

bhoBHO: al igual que con las tinturas, se usa un solvente para extraer la resina. Pero no se trata de una maceración, si no una extracción instantánea mediante gas butano, un disolvente apolar capaz de arrastrar las glándulas de resina y depositarlas en un recipiente en forma líquida. Este liquido resultante se purga para evaporar todo el gas hasta que queda una masa viscosa de color dorado similar a la miel y quizá de ahí su nombre, que unos relacionan con Butane Hash Oil ( aceite de hachís de butano) y otros con Butane Honey Oil (miel de aceite de butano). Esta extracción bien hecha puede llegar a alcanzar un 90% de THC, rangos que no alcanza ni de lejos contiene un porro de marihuana con un máximo de aproximadamente un 20% o un buen hachís con un 60% como máximo. Estos concentrados se obtienen mediante un tubo de acero o borosilicato que se llena de marihuana, agujerado por un lado y con una entrada para la válvula de una botella de gas butano. Dado que el gas es tremendamente inflamable y tóxico, las extracciones tienen que hacerse en lugares ventilados y lejos de cualquier fuente de calor o llama si no quieres salir en los telediarios. Su consumo se realiza mediante pipas, bongs o vaporizadores para líquidos. Éso sí, los efectos son un pelotazo pues una cantidad muy baja de BHO pues ser lo equivalente a 6,7 o 10 porros, dos caladas y a flotar.

rosinRosin: si la resina se disuelve con en grasas, aceites o alcohol, el calor la derrite. Cualquiera que caliente un poco de buen hachís con los dedos comprobará que se ablanda como plastilina. Así que aplicando más calor a conseguiremos separar la resina de la masa vegetal. Aunque es un sistema muy antiguo, hace unos años que se ha puesto de moda por varios motivos, como por la calidad de la extracción, la rapidez y el bajo coste, con un sabor muy parecido al BHO. El inconveniente, es la poca cantidad que resina que conseguiremos, ya que los mejores resultados se obtienen con medio gramo o un gramo de marihuana. Aparte de la marihuana se necesita papel antiadherente de horno, unas planchas del pelo para salir del paso aunque el genial Tarik Rosin T-Rex nos asegurará unas mejores extracciones, y una cuchilla o dabber para despegar la resina del papel de horno. Ponemos el cogollo en una lámina de papel de horno y le damos una vuelta. Con la plancha del pelo caliente, a unos 160º si dispone de control de temperatura, presionamos el cogollo en su interior durante unos 5-10 segundos. Cuando abramos el papel pequeñas gotas doradas cristalizadas reposarán sobre el papel, que una vez enfríen podremos retirar con la ayuda de la cuchilla o dabber. Este rosin es fácilmente moldeable y se puede fumar en pipas, bongs o haciendo largos hilos con los que envolver los porros de marihuana. Los efectos son muy potentes al igual que el BHO.

por -
0 4.824 vistas

Consumir marihuana utilizando sus cogollos o flores directamente esta dando paso a otras formas de consumo, aunque esta opción es sin duda la mayoritaria, existen a disposición de los consumidores otras formulas para su consumo.  En los tricomas se contiene todos los cannabinoides y terpenos  y, por lo tanto, son la esencia de la planta y proporcionan todo el valor médico y recreativo.

Los concentrados de cannabis se crean a través de un proceso llamado extracción. La extracción es simplemente la eliminación de la resina de los cogollos y de la materia de la hoja. Cuanto más pura se haya extraído la resina mayor será su pureza, calidad y eficacia médica del concentrado.

Eficiente, Alternativa Saludable

Los concentrados son realmente una alternativa saludable. A pesar de alarmismo y la ignorancia generalizada, mediante la eliminación de la materia vegetal de la ecuación, los consumidores encuentran en fumar o vaporizar la extracción, una sustancia más pura principalmente en  cannabinoides. Mientras que los cogollos de cannabis por lo general contienen entre un 10 a 20 por ciento de THC, los concentrados pueden ofrecer entre un 60 a un 95 por ciento de THC, lo que para vapear y fumar es mucho más eficiente y productivo, algo que es especialmente importante para los pacientes para uso médico.

El aceite de cannabis

El aceite de cannabis se ha ganado la atención por parte de los medios de comunicación por su papel en la ayuda a enfermos con epilepsia y a pacientes con cáncer, especialmente los niños, es un método de extracción particular. De hecho, el aceite de cannabis se puede crear a través de una variedad de métodos de extracción, todos los cuales producen productos concentrados de diferentes niveles de calidad y potencia. Por supuesto, si se utiliza marihuana de mala calidad para crear un concentrado, el concentrates-dabbing-1resultado nunca será tan bueno como cuando se aprovecha una variedad medicinal superior con un alto porcentaje de THC, CDB, o ambos.

Solventes o disolventes

Métodos de extracción comunes implican disolventes, incluyendo butano, CO 2, el etanol (alcohol de grano), alcohol isopropílico, y el propano. Los disolventes son agentes químicos que eliminan la resina de la materia de la planta y la hoja, recogiendo y concentrando los cannabinoides y terpenos.
Algunos métodos de extracción, especialmente los relacionados con butano, dejan residuos disolventes en el producto final, aunque sea en pequeñas cantidades. Esta es una preocupación para la salud y puede afectar el sabor y aroma del concentrado.
Dependiendo del disolvente y el proceso empleado, los concentrados están disponibles en una amplia variedad de consistencias. Algunos son aceites pegajosos, gruesos, mientras que otros dan lugar a un material rígido, duro (como añicos). Aprovechar de la experiencia, o consultar a un experto de dabbing, es necesario para determinar cual es la consistencia más agradable.

¿Cuál es el dabbing?

Dabbing implica la aplicación de una pequeña cantidad de un concentrado de cannabis a una superficie caliente, creando una sustancia densa y vaporizando e inhalando el vapor blanco que se produce. Debido a que no se trata de combustión real, el dabbing se considera una estrategia para la reducción de daños siendo más segura y más sana que fumar.
El dabbing básicamente combina el acto de vaporización del cannabis, que se pueden conseguir con un vaporizador de sobremesa o de bolsillo con el mundo de concentrados. A pesar de sus raíces recreativas y de cultura juvenil, el dabbing es una vía efectiva para la ingestión del cannabis medicinal causando más potencia en un consumo mínimo. Una pequeña cantidad de un concentrado fuerte, vaporizado mediante dabbing, puede ser equivalente a fumar un porro de hierba mediano pero en un mínimo tiempo.

concentrates-dabsDab Rigs

Debido al que dabbing necesariamente implica vaporizar el propio concentrado, los bongs y pipas que se adaptan a los cogollos de cannabis no están diseñados ni son apropiados para concentrados. Así, surge la popularidad de los bongs de vidrio especializados en el consumo de estos concentrados como son los añicos, la cera y la resina en vivo y lamados plataformas DAB.
La superficie de calentamiento utilizado en las plataformas de DAB se construye a partir de una variedad de materiales, incluyendo titanio y cuarzo. Estas materiales se emplean debido a que pueden alcanzar y mantener las altas temperaturas necesarias para la vaporización eficaz y completa del concentrado. El titanio es un material impermeable y que se puede romper por caída y, es la forma más cara para equipar una plataforma de lenguado (se llama así este concentrado). El cuarzo, sin embargo, es más económico y también puede romperse fácilmente.

Sarténes, uñas y banger

Tres de las formas más comunes de las plataformas de estos lenguado son las sartenes, las uñas y los bangers. Las sartenes, la más antigua y menos popular de las tres, implica una almohadilla que se calienta con una antorcha u otro dispositivo. Después de que se alcanza una temperatura suficientemente alta, una muestra muy pequeña de concentrado (aproximadamente un tercio del tamaño de un guisante) se coloca en la plataforma, en cuyo momento el usuario inhala el vapor utilizando una pajita de plástico o de vidrio. El momento de este proceso es crítico para evitar la pérdida del vapor rico en cannabinoides y terpenos y que se crea en el instante en que el concentrado toca la sartén.

cannabis-concentratesLos clavos o uñas, que eran la norma hace unos años cuando dabbing fue ganando popularidad, son más sofisticados y convenientes que las sarténes. Por lo general son de titanio, vidrio o cuarzo y están diseñados para deslizarse en el tubo diagonal un lenguado rig-bong, en sustitución de lo que tradicionalmente es el recipiente de hierbas. Como las sartenes, las uñas requieren una fuente de calor, tal como una antorcha. Aunque se consideran superior a las sarténes para muchos usuarios, las uñas han disminuido en popularidad, habiendo sido reemplazadas por la superficie dabbing más popular de hoy, el petardo o banger.

El banger es un tazón de titanio, vidrio, cerámica, o de cuarzo. Sus tamaños comunes son de 10, 14 y 18 mm. Disponibles en una amplia variedad por factores de forma y tamaños, sin duda son los más convenientes y atractivos para la plataforma del lenguado “Dispositivos de entrada.”
Algunas plataformas de lenguado implican uñas que emplean elementos de calefacción electrónicos enrollados llamados e-uñas. Muchos consumidores prefieren estas uñas debido a su facilidad de uso y al menor peligro que con llamas. Los e-uñas también evitan el sobrecalentamiento del concentrado, un problema común que reducirá la calidad de la propia experiencia dabbing.

En las plataformas Dab también se pueden frotar los utensilios llamados “dabbers.” Mientras que unos tiene la opción de comprar utensilios caros y exóticos, otros muchos fans del dabbing utilizan algo tan simple cannabis-concentrates-2como un crochet  de gancho o sonda dental para hacer el trabajo. Para la propia plataforma de lenguado, el vidrio de borosilicato es muy recomendable debido a su capacidad para expandirse y contraerse además de manejar los altos niveles de calor necesarios para vaporizar adecuadamente un concentrado. Las plataformas Dab que aumentan la difusión del vapor (con muescas y formaciones especiales en el vidrio) dan como resultado más suavidad siendo los accesos más agradables.

La temperatura de la uña o banger es crítica. Algunos expertos recomiendan que se comienza en unos 650 grados F (343 C), mientras que otros aconsejan una temperatura de 600 a 700 grados F (315-371 C). Las temperaturas más altas pueden dar lugar a una degradación de los terpenos en el concentrado, afectando al sabor, aroma y a su eficacia incluso medicinal (muchos terpenos actúan de una manera similar a los cannabinoides y sinérgicamente interactúan con ellos, así que muchos deben ser conservados como sea posible). El uso de un soplete como fuente de calor puede ser complicado y requiere un poco de práctica para conseguir la temperatura adecuada. Las uñas electrónicas, por supuesto, pueden marcar la temperatura exacta, al igual que muchos vaporizadores de escritorio convencionales destinados a este menester.

Kief o kifi

También conocido como “tamiz seco” o “polen”, el kifi es una de las más antiguas formas de los concentrados de cannabis y se remonta a miles de años. En su forma más pura, el kifi son sólo los tricomas, sin materia vegetal. El grado “Kief Connoisseur” se compone de sólo las cabezas de los tricomas, con ninguno de los casi microscópicos tallos.
El Kief o kifi es el más simple de los concentrados. Se produce con facilidad y seguridad en el hogar y no implica disolventes, calor, procedimientos complejos, o reacciones químicas. Puede variar en color desde el amarillo al verde a gris o marrón, dependiendo de la cantidad de materia vegetal sin tricomas que esté en la mezcla.

concentrates-kief-1El kifi típicamente se crea mediante la separación de los tricomas de la materia de la planta usando un tablero de kiefing o tapiz, u otro dispositivo compuesto por una pantalla especial de filtrado. También se pueden recoger usando un molinillo de cogollos de tres cámaras que emplea una pantalla similar. Las pantallas permiten a los tricomas caer a través de una placa de recolección o cámara, lo que impide pasar teóricamente cualquier trozo de hoja, pistilos, u otro material que no sea tricomas  Debido a su naturaleza polvorienta, el kifi no es apropiado secarlo.
Este puede ser fumado o vaporizado directa o adornando un porro de cogollos de marihuana para mejorar su sabor y potencia. Dependiendo de la calidad de las flores del cannabis utilizado, el equipo empleado y la competencia de la persona que hace el kief o kifi podría variar en potencia desde alrededor del 20 por ciento de THC a más del 60 por ciento.

Hachís clásico

concentrates-pressed-hash-1El hachís clásico o “chocolate”, también llamado ” prensado,” es cuando se separan y comprimen los tricomas de la planta, a menudo con la mano. Esto crea una masa de resina resultante de tricomas triturados. Dependiendo de la técnica de recogida empleada y de la calidad del cannabis utilizado, el hachís puede resultar en diferentes tonos de colores, que van desde el amarillo al marrón oscuro e incluso negro (dependiendo de la planta y de materia extraña en el producto final). Ejemplos de hachís incluirían “hachís de burbuja” y “hachís fusión completa.” A día de hoy, algunos de los mejores hachís de la vieja escuela provienen de Afganistán, Líbano, Marruecos y la India.

Hachís agua o burbuja

El hachís de burbuja o de agua implica sus hojas o brotes, generalmente, hoja recortada en agua helada. Esto hace que los tricomas se vuelvan frágiles y, tras la aplicación de un poco de agitación física, se desprenden. La manera óptima sería recoger solamente las cabezas que caerían al fondo del depósito de agua de hielo y posteriormente se secarían. Aunque este hachís no se considera como de más alta calidad que con los procesos de extracción a base de disolventes, el hachís al agua sin duda puede ser muy potente. Técnicamente, el agua con hielo actúa como disolvente.

concentrates-water-hashUn producto popular para la creación de hachís de burbuja o al agua son las Bolsas. Esta forma implica una serie de bolsas que cuentan con diferentes densidades de poros, convirtiéndose más finos a medida que avanza el proceso y produciendo una variedad de calidades.. El hachís de agua puede ser fácilmente creado por cultivadores caseros, con bajo coste y relativamente con poco esfuerzo. También no lleva ninguno de los peligros de la creación de aceite de hachís con butano y que se crea de forma óptima en un laboratorio profesional bajo condiciones estrictas.

Butano Hash Petróleo o BHO

Butano Hash aceite, o BHO, es sin duda la forma más popular de concentrado de cannabis en EEUU. También conocido como “aceite de miel” está disponible en una variedad de formas – incluyendo crumble, errl, vidrio, nido de abeja, fragmento, Budder, cera (cerumen), y la savia , el BHO es la forma estándar para muchas personas que lo consumen. Típicamente, un concentrado de BHO se asemeja a una forma “chiclosa” (chicle) o de mantequilla de cacahuete .

concentrates-bho-1Hay dos preocupaciones principales con este BHO: En primer lugar, el proceso por el cual se hace implica una sustancia altamente volátil y potencialmente explosiva (butano). En segundo lugar, cualquier residuo de butano que queda en el producto final no es saludable. Los pacientes que consideran BHO como una forma de medicina deben elegir con cuidado la marca adecuada o de el fabricante (en estados de EEUU donde se vende legalmente). Las instalaciones y laboratorios que emplean un equipo profesional deben ser operados por técnicos capacitados que son muy recomendables para asegurar que un producto cuente con muy poco disolvente residual.

Aceite por CO 2 

El aceite por CO 2, por lo general es de un color ámbar, es una alternativa más saludable al BHO, pero solo puede ser producido utilizando equipos de extracción botánicos muy caros y que se encuentran en laboratorios profesionales. Como el nombre implica, creación de aceite por CO 2 implica el uso de dióxido de carbono a muy alta presión, un proceso llamado de extracción de fluido supercrítico, o SFE. Los fluidos supercríticos son únicos debido a que exhiben propiedades tanto de un gas como de un líquido. Por lo tanto, CO 2 se difunde a través de sólidos (como un gas), pero también se disuelven los compuestos (como un líquido). Esto significa que pernea fácilmente la cutícula, o “piel” de los tricomas, lo que le permite extraer muy a fondo toda la resina.

concentrates-co2-oilEl aceite por CO 2 es perfecto para su uso en vaporizadores y otras aplicaciones similares. Aunque menos común que el BHO, este aceite por CO 2  es más saludable y más fácil de controlar. También contiene una mayor cantidad de terpenos que el BHO, dándole un aspecto más impresionante “perfil terpeno” y de mejor realización del potencial de una cepa en particular de cannabis. Por ejemplo, el BHO ofrece típicamente 0.5-3.5 por ciento de terpenos (en masa). El aceite por CO 2  por el contrario, contiene 8-10 por ciento de terpenos.

Las tinturas

Las tinturas, junto con el picadillo clásico, son la forma más antigua de concentrados disponibles de cannabis. Hasta la prohibición del cannabis en 1937 por el gobierno federal de los Estados Unidos, las tinturas de cannabis eran comunes en las paredes de las farmacias en toda América del Norte y Europa. Una tintura es simplemente un concentrado líquido derivado de la extracción con alcohol. Las tinturas ofrecen facilidad de consumo que no implica calor, pueden tener sabor, y se pueden administrar a niños o animales domésticos con fines medicinales.

concentrates-tincture-1Debido a que se concentran, sólo unas pocas gotas de una buena tintura colocada bajo la lengua son necesarias para obtener una dosis completa.

Es más común para tratamientos médicos que para su uso recreativo, tinturas seguras pueden ser creadas utilizando los cogollos y simplemente sumergiéndolos en alcohol de grano por un período de una a cuatro semanas, dependiendo de los resultados deseados y la calidad de la planta.

Resina en vivo (Live Resin)

La resina de vivo es uno de los productos de marihuana más nuevos, es un concentrado que se ha extraído directamente de una planta de cannabis recién cosechada que ha sido congelada criogénicamente (es decir, al instante con una aplicación de temperaturas muy bajas). La resina en vivo es única, ya que elimina por completo el proceso de secado. Los cogollos convencionales, se secan y curan y se pueden consumir entre 20 y 70 días, dependiendo de la variedad y el medio ambiente. Esta resina ofrece una alternativa “fresca” a la hierba convencional y un nuevo giro al típico concentrado.

concentrates-live-resinEn la cosecha de la marihuana, el proceso de secado causa estragos entre los queridos terpenos y los cannabinoide afectando adversamente el sabor y el aroma. La resina en vivo ofrece una manera única de disfrutar de todo el sabor de los cannabinoides y los terpenos. Según el fabricante especialista en concentrados de Denver, DabTek:

              “A través de un proceso de extracción precisa, un verdadero concentrado de clase mundial se puede producir. El efecto y el sabor del preparado de resina en vivo es absolutamente y sin precedentes una verdadera representación de la delicadeza de un experto”.

La resina en vivo ofrece dos ventajas principales: los mejores sabores y un perfil más completo de los terpenos. Debido a que los terpenos hacen más que proporcionar aroma, este proceso es sin duda el superior para la captura y entrega de la máxima eficacia médica para una variedad en particular de cannabis. El único inconveniente de esta resina en vivo es que es relativamente rara y costosa. En Estados Unidos, algunos dispensarios y tiendas minoristas en Estados legales como Oregon y Colorado ofrecen resina en vivo, con muchos más principios para abastecerse de este maravilloso concentrado.

Ahora ya sabes algo más sobre los concentrados de marihuana: BHO, aceite de CO 2, tinturas, kifi, hachís clásico, hachís al agua, o lo último como la resina en vivo.

por -
0 1.039 vistas

Con esta bomba podrá realizar el vacío en una cámara desecadora y así podrás purgar la extracción de marihuana con más seguridad.

Para que no se resienta tu salud y conseguir la mayor calidad posible en tus extracciones, la bomba de vacío será tu gran aliada para el purgado correcto de BHO.

Información producto

Estas bombas se utilizan para el purgado al vacio de aceites, extracciones u oleorresinas. En el proceso previo (baño maria) se eliminan una parte de los solventes y con las bombas de vacío se consigue el purgado total de las moléculas de butano adheridas a la mezcla. Uno de los peligros del consumo del BHO se presenta con productos mal purgados, por eso es tan importante el uso de una buena bomba de vacio y un desecador con el fin de obtener productos puros de una forma segura. Un producto mal purgado puede ser dañino para el ser humano y además afecta a las características organolépticas y el efecto.

Bombas de vacío de dos tiempos con vacuómetro y válvula solenoide. Dispone de válvula de control para proteger el sistema de una posible contaminación de aceite durante un fallo de alimentación. El vacuómetro integrado con indicador de arrastre permite un sencillo y rápido control del proceso de evacuación. El conjunto se presenta en una caracasa ligera de gran calidad que protege todos sus comnpopnentes.
También dispone de una válvula para gas esterilizador que permite reducir el vapor de agua en el contenedor de aceite, asi como un filtro especial que reduce la neblina de aceite en el orificio de ventilación.

ESPECIFICACIONES:

Tipo de Bomba                            Bomba de vacio 6 CFM                         Bomba de vacio 8 CFM                   
Velicidad Bomba 6 CFM / 170 l/min. / 10,2 m3/h 9 CFM / 255 l/min. / 15,3 m3/h
Niveles de vacío 2 2
Vacío final 25 micras / 0.034 mbar 25 micras / 0.034 mbar
Velocidad del motor 375 w / 3440 r/m 750 w / 3440 r/m
Voltaje 230 V 230 V
Frecuencia 50 Hz/60 Hz 50 Hz/60 Hz
Conexiones 1/4″ SAE 1/4″ SAE
Adaptador 5/16″ SAE M / 3/8″ SAE M 5/16″ SAE M / 3/8″ SAE M
Capacidad de aceite 330 ml 590 ml
Peso 11,5 kg 17,0 kg
Diámetro manómetro 50 mm 80 mm
Unidad de medición mbar/Mpa mbar/Mpa

 

Comprar o más información de Bombas de vacío

por -
0 1.125 vistas

Uno de los problemas que nos vamos a encontrar con nuestros extractos o resinas de marihuana es su almacenamiento y con la bola Slick o Slick Ball este problema desaparece.

Los que hayan utilizado o querido guardar sus extracciones o resinas de cannabis pegajosas, saben que a veces un sencillo paso como es guardar en buenas condiciones nuestras extracciones no resulta tan sencillo o fácil, habrán muchos que saben a lo que me refiero.

Estas sencillas bolas de silicona son unos pequeños contenedores redondos donde poder guardar a buen recaudo estas sustancias tan empalagosas o adherentes. Con la Slick Ball este tipo de problemas tan común tiene su solución.

Así que ya lo sabéis, si uno de vuestros aprietos es cómo guardar estos extractos, con la Slick Ball ése problema pasara a la historia.

Slick Ball, simple, seguro, económico y por qué no, bonito.
Contenedor de silicona de uso médico para almacenar las resinas más pegajosas.

Comprar Slick Ball

 

por -
0 644 vistas

Durante nuestra estancia en Denver, Colorado, tuvimos la ocasión de visitar la premiada empresa de extracciones de cannabis, Emotek Labs, que ha desarrollado un sistema de circuito cerrado, referente para el sector, para la extracción de resinas de cannabis utilizando butano, además de evitando, al mismo tiempo, el riesgo de incendio y explosión que se corre con los sistemas “abiertos” tradicionales.

¿Qué es el butane honey oil (BHO)?

El butane honey oil (miel o aceite de butano, en español) es una extracción de cannabis de alta pureza que se elabora “inyectando” gas butano presurizado sobre el material vegetal del cannabis. Su aspecto puede ser el de una lámina esponjosa, opaca y amarillenta (generalmente denominada “cera” o “budder”) o una, casi, transparente y vidriosa. Esta última es la forma más apreciada, y por lo general se conoce como “shatter”. Para que la cera y el budder logren su consistencia característica, suele ser necesario batirlos, y su apariencia puede disfrazar las impurezas que serían más visibles en forma de shatter.

En general, una extracción o concentrado de cannabis es resina de cannabis que se ha separado por completo del material vegetal residual a través del uso de un disolvente. Las resinas de cannabis a base de lípidos no pueden disolverse en agua, pero pueden disolverse en disolventes no polares, además de en algunos disolventes polares.

¿Qué son los sistemas de extracción de circuito cerrado?

Closed-loop systems such as those created by Emotek are far safer and more effective than older methods

Una sistema de circuito cerrado es aquel que no deja ningún “espacio” a través del cual se puedan escapar los disolventes. Las ventajas de un sistema de circuito cerrado son diversas. Principalmente, el riesgo de explosión se reduce drásticamente, ya que el componente inflamable se mantiene dentro de un sistema seguro que no permite fugas. En segundo lugar, se reduce enormemente el uso de gas ya que éste se vuelve a redistribuir a través del sistema y se inyecta más de una vez sobre el material vegetal.

Los sistemas “abiertos” rudimentarios, que predominaban en el mundo de las extracciones, están siendo desplazados, poco a poco, por los sistemas profesionales y modernos, como el desarrollado por Emotek, que han comenzado a consolidarse actualmente. Sin embargo, el elevado desembolso inicial que hay que realizar para adquirir máquinas como la de Emotek desalienta a todos, excepto a las actividades bien financiadas, por lo que muchos aficionados, y no pocos profesionales, todavía utilizan los inseguros métodos “abiertos” que desperdician una enorme cantidad de butano (que ya de por sí es un producto petroquímico y un recurso no renovable) y que entrañan un alto riesgo de causar incendios y explosiones. En Denver, se han producido varios incendios relativamente importantes causados por los métodos de extracción poco seguros en los meses siguientes a la legalización en enero de 2014.

¿A qué se dedica Emotek?

Aunque Emotek Labs ha producido algunas extracciones premiadas, su propósito principal es proporcionar una clase superior de sistemas de extracción que sean seguros, eficaces y fáciles de usar. Para ello, han diseñado un sistema de circuito cerrado que se fabrica por encargo en varios tamaños, desde el modelo de 250g de uso doméstico hasta la versión industrial de 2.500g.

Actualmente, Emotek fabrica sus sistemas de extracción por encargo, y no mantiene un exceso de existencias. En el futuro, cuando las líneas de suministro de piezas sean más eficaces, el equipo espera aligerar la, ya larga, lista de espera y llegar a un punto en el que se pueda tener stock, anticipándose a los pedidos.

¿Cómo es el sistema de circuito cerrado de Emotek?

El sistema, que tiene un precio de 26.980 $, consiste en una base de acero inoxidable con agujeros circulares para dar cabida a dos recipientes de acero inoxidable, de los cuales uno contiene un bote de n-tano (butano de alta pureza) y la otra comprende la cámara de inyección del dispositivo, por donde pasa el gas a través del cannabis triturado para liberar las resinas.

Los cámara de inyección se compone de varias secciones que deben ser ensambladas correctamente antes de su uso. Las fijaciones son de alta calidad y se ajustan con precisión, de modo que es prácticamente imposible desmontar el dispositivo de manera incorrecta, ya que los tornillos no se ajustan a menos que estén correctamente alineados.

Una complicada serie de tubos conectan el recipiente del gas a una bomba de vacío (que resulta fundamental en diferentes momentos del proceso para garantizar que no queden restos de oxígeno o de gas en el sistema) y, de nuevo, a la propia cámara de inyección.

La clave de un sistema de circuito cerrado es que nunca debe escaparse nada de gas del sistema. Por lo tanto, un tubo reciclado envía el butano de nuevo a la bombona, una vez que ha pasado a través del material vegetal del cannabis. El gas puede pasar a través del material varias veces, antes de que se sustituya la bombona, y posteriormente es reciclado (por lo general, dicho butano reciclado se venderá como un producto de menor calidad, apto para el uso industrial pero no medicinal).

¿Cómo funciona el sistema de Emotek?

Wax or budder is whipped to achieve its consistency

Una vez que el sistema ha alcanzado la presión correcta (poco más de -1 bar), las válvulas se abren y se deja pasar el gas a través de la cámara. Una pequeña ventana de plexiglás situada justo debajo de la cámara permite a quien lo manipula ver el progreso del gas, cuando la bombona está casi agotada, el nivel de líquido baja visiblemente.

Debajo, hay otro recipiente de acero inoxidable que recoge el butano líquido y la resina disuelta. Dos orificios situados en la parte superior de este contenedor permiten determinar visualmente hasta que punto se ha evaporado el butano (poner la luz de una linterna en un agujero y mirar por el otro es la mejor manera de garantizar una visión clara).

Una vez que el butano se ha evaporado y se ha canalizado de nuevo en el recipiente, todo el proceso puede repetirse una o dos veces más. Por lo general, el gas pasa a través de la cámara por lo menos una vez. Cada vez que el gas pasa a través, el color del líquido que se ve pasar por la ventana cambia y normalmente ayuda a determinar la cantidad de resina que queda en el material.

Purgar la extracción de cannabis

Cuando el material vegetal se ha consumido y el butano se evapora por completo, se separa la cámara del recipiente de abajo y se deja a un lado para limpiarlo. El contenedor está ahora cubierto con una capa pegajosa de resina de cannabis, que se raspa y se extiende sobre una bandeja de horno de silicona. Por lo general, algunos rastros de la resina pegajosa permanecen adheridas al contenedor, así que para limpiarlo, hay que aclarar el butano del sistema que, por otra parte, ya está vacío.

Shatter, the glassy, almost transparent form of honey oil that is most highly prized

La extracción de hachís, ahora extendida en una capa fina y uniforme sobre la bandeja de horno de silicona, se coloca dentro de un horno de vacío para pasar por el proceso conocido como “purga”. En primer lugar, el horno se despresuriza para crear un vacío. Cuando esto ocurre, las burbujas residuales de butano que quedan en el hachís se expanden y se rompen, evaporándose por completo y “limpiando” el hachís de modo que se eliminan los restos de impurezas.

A continuación, el hachís se deja en el horno, que se calienta a alrededor de 110° C, durante un máximo de ocho horas para permitir que los restos residuales finales del butano se evaporen. Una vez que la purga se completa, el hachís extraído debe tener un aspecto vítreo, firme (aunque puede que un poco pegajoso) al tacto y sin burbujas atrapadas en su interior. Las burbujas indican que el producto no ha sido suficientemente purgado y que hay butano residual atrapado dentro.

¿Por qué el butano se considera el mejor disolvente?

El butano es el disolvente elegido por la mayoría de los artistas que elaboran extracciones. Se trata de un disolvente no polar, y por lo tanto no lleva carga eléctrica en sus moléculas. Es barato y fácil de conseguir, y debido a su punto de ebullición muy bajo, de alrededor de -1° C, es fácil de eliminar del producto acabado, al menos en teoría. En la práctica, es fundamental utilizar butano de la mejor calidad, ya que el gas de peor calidad presenta restos de impurezas, entre los que se incluyen metales pesados.

Hay varios inconvenientes a la hora de usar el butano como disolvente. Sin un equipo especializado de coste elevado, puede ser extremadamente peligroso utilizar butano: los aficionados al arte de las extracciones han sufrido quemaduras graves, y en algunos casos han perdido sus vidas en explosiones de gas butano, y muchas propiedades se han visto gravemente dañadas o destruidas. Además, el butano es un producto petroquímico, y como tal, perpetuar su uso tiene un impacto negativo sobre el medio ambiente y apenas es sostenible.

Sin embargo, el butano es generalmente considerado la mejor opción disponible. Muchos otros disolventes que pueden disolver los cannabinoides no se evaporan a temperaturas suficientemente bajas para preservar los cannabinoides y realmente sólo pueden utilizarse para hacer tinturas, en las que el ingrediente activo permanece en la solución. El alcohol propílico y el de etanol también se pueden utilizar para hacer extracciones de cannabis, pero suelen contener un 1% o más de impurezas que pueden resultar imposibles de eliminar.

Un apunte sobre la polaridad de los disolventes

La polaridad química se refiere a la carga eléctrica total presente en una molécula, según se define por la suma de las cargas de los átomos que la componen. Una molécula polar (como H₂O) se compone de un átomo de oxígeno cargado positivamente (+1) y dos átomos de hidrógeno cargados negativamente (-2). Por lo tanto, tiene un “dipolo” (dos polos no iguales y opuestos) y una carga global de -1. Una molécula no polar (como el metano, CH₄) tiene la misma carga en los átomos que la componen. Por lo tanto, no tiene dipolo general y no lleva carga ni positiva ni negativa.

En términos generales, los disolventes no polares se disuelven en disoluciones no polares y los disolventes polares se disuelven disoluciones polares: el butano disuelve el aceite y el agua disuelve el azúcar. Sin embargo, esta regla no siempre se cumple, ya que la polaridad es una escala relativa, y las moléculas polares varían en carga de acuerdo con los átomos que la componen. Además, tanto los disolventes polares como los no polares pueden disolver la resina de cannabis, pero no todos son igual de efectivos. Los disolventes no polares generalmente se prefieren para la elaboración de extracciones de cannabis pero diferentes disolventes polares, incluidos el etanol y el alcohol propílico pueden disolver compuestos cannabinoides.

Constante dieléctrica y polaridad

Complex glass piecs like these are used to 'dab' honey oil

Tal vez una medida más útil, cuando se comparan los diferentes disolventes y su capacidad para disolver compuestos cannabinoides, es determinar la constante dieléctrica (DK) del disolvente. En lugar de añadir directamente las cargas de los átomos componentes para medir la polaridad, la DK mide la capacidad eléctrica de una sustancia frente a la de un vacío en determinadas condiciones: debe aplicarse una tensión específica y la temperatura debe permanecer constante.

Los disolventes no polares tienen una DK de 15 o menos mientras que los disolventes polares oscilan de 15 a 100. Parece que cuanto más cerca está un disolvente polar del punto de corte de 15 DK, más eficaz es como disolvente para los compuestos cannabinoides. Esto explica la ineficacia del agua como disolvente para los cannabinoides, el agua tiene una DK de 80,4 a 20° C mientras que el etanol y el alcohol propílico tienen una DK de 24,3 y 21,8 a 20° C.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

por -
1 3.307 vistas

Durante mi estancia en California, tuve la oportunidad de visitar el galardonado laboratorio de concentrados de cannabis, Beezle Extracts, que está situado en las colinas de la región vinícola más importante de California, el Condado de Sonoma. Gracias a una legislación y a un clima muy favorables, la zona es un sitio perfecto para el desarrollo de nuevas ideas y tecnologías.

Sofisticación suiza en Sonoma

Breaking up high-grade Blue Dream nugs to make shatter

Dorian, un joven de 26 años de edad, suizo-norteamericano, que vive en el condado de Sonoma desde que su familia se trasladó de Suiza hace más de veinte años, es el artífice de Beezle Extracts. Procedente de un país reconocido por su cultura refinada y sus productos de alta calidad, entre los que se incluye el cannabis, es comprensible que el listón, automáticamente, se haya puesto muy alto cuando se trata de las extracciones producidas por su compañía.

Dorian comenzó a cultivar cannabis a los dieciséis años, con la ayuda de unos padres muy comprensivos. De hecho, su padre les dio a él y a unos amigos un tutorial sobre bubble hash un poco más adelante, para asegurarse de que su pandilla dispusiera, constantemente, de un producto de calidad superior durante toda la secundaria. Incluso intentaron hacer aceite de miel, de una forma muy rudimentaria, dejando que el resultado se secara al sol, con la esperanza de purgar las impurezas. Sin embargo, aún le quedaban muchas lecciones por aprender.

Fue en la universidad de Santa Cruz donde Dorian definió sus ideas, que a día de hoy están fuertemente consolidadas, sobre la superioridad de los productos cultivados orgánicamente. Comenzó como cultivador hidropónico, pasó a las técnicas orgánicas y basadas en el sustrato, después de obtener una licenciatura en agricultura orgánica y de descubrir, por sí mismo, que las técnicas que había aprendido producían sabores superiores y de gran calidad.

Además de contar con un planteamiento muy suizo, y perfeccionista en lo que se refiere a la calidad, Beezle Extracts está situado justo en el centro del Condado de Sonoma, la respuesta de los EE.UU. al estilo de vida mediterráneo y sofisticado del sur de Francia, España o Italia. La región tiene una cierta actitud hacia la vida en general, que se centra más en el aire fresco, el sol, y los alimentos y bebidas saludables y de buena calidad. Esta actitud impregna la agricultura y la industria de la zona: los cultivadores de cannabis de la zona están, posiblemente, más centrados en la sostenibilidad que los que se encuentran en otras partes del país, e incluso los que se dedican al arte de las extracciones tienen más cuidado de usar material orgánico, y ponen su atención, mucho más, en el sabor y en la potencia.

Es fundamental utilizar material de alta calidad

Thoroughly cleaning the apparatus is a key part of the process

Casi todos los años, la compañía se suministra a sí misma su propio material, directamente procedente de un cultivo orgánico de exterior que se realiza en algún lugar cercano a las instalaciones. Por lo tanto, es posible tener un control total y preciso sobre el material utilizado, finalmente, para crear las extracciones por las que Beezle se está haciendo tan conocido. Este año, distintas circunstancias han provocado que el cultivo no pudiera seguir adelante como estaba previsto, por lo que el material utilizado para crear las extracciones se está adquiriendo a través de proveedores externos a día de hoy.

Como el abastecimiento externo significa que se ejerce menos control sobre el proceso de principio a fin, es muy importante que el material provenga de una fuente fiable y que siempre sea de gran calidad, sin ninguna evidencia de moho, hongos, residuos de pesticidas y otros contaminantes. La cosecha también debe ser cultivada orgánicamente, esto es importante tanto para garantizar un impacto ambiental tan bajo como sea posible, como para maximizar el sabor y el aroma.

Con este fin, Beezle tiene un pequeño y selecto grupo de proveedores a los que se conoce por méritos propios, como cultivadores y criadores galardonados. A menudo, estos esfuerzos de colaboración dan lugar a productos que después se pueden presentar en diferentes competiciones, como la próxima NorCal Secret Cup, a la que se presentarán en colaboración con Elemental Seeds, una compañía premiada por derecho propio. La extracción presentada, a la que tuve el privilegio de ayudar en la elaboración, es un “nug run” (un tipo de concentrado) elaborado con cogollos de primera calidad de Blue Dream, una sativa muy popular, que era material olvidado en la última estantería de todos los coffeeshops de Ámsterdam, antes de convertirla en un concentrado.

¿Cómo se hacen las extracciones?

Removing the waste material from the chamber

Beezle Extracts es sólo una de las tres empresas de California que, actualmente, utilizan el especializado sistema de circuito cerrado que ha sido diseñado, por primera vez, por Emotek Labs, ubicada en Denver, Colorado. El sistema, que se vende al público por casi 27.000 $, está considerado como uno de los sistemas más fiables, eficaces y fáciles de usar que existen, y es capaz de procesar hasta 1.000 g de material a la vez. Como se trata de un sistema de circuito cerrado, el butano utilizado se recicla varias veces antes de que reemplazar la bombona de gas. Algunos afirman que inyectan su butano a través del circuito treinta veces o más antes de cambiar la bombona, sin ninguna pérdida de calidad. La bombonas viejas se envían a limpiar, se filtran y se revenden.

A lo largo de toda la vida útil de una bombona de gas dentro del sistema de circuito cerrado, solo se pierde un 3% de butano. Las pequeñas cantidades que se escapan normalmente lo hacen durante la limpieza o mientras se está desmontando el aparato. Este hecho por sí solo significa que el sistema es mucho más respetuoso con el medio ambiente que los sistemas abiertos del pasado, que aún son utilizados por muchos extractores aficionados, e incluso por algunos profesionales del arte de las extracciones.

En una semana normal, el laboratorio es capaz de producir entre casi kilo y medio y 3 kilos de shatter, la mayoría de los cuales se distribuyen a varios dispensarios por toda California. Beezle Extracts hace entregas regularmente a Imeds y a Arc Center, ambos en San José, a Northstar y a Collective Efforts en Sacramento, y al HTG Group en Vallejo. Otros dispensarios vienen hasta los laboratorios Beezle para recoger el producto cuando lo necesitan.

¿Cómo garantiza Beezle una calidad superior?

The shatter during the purging process, as the butane evaporates

El primer paso para mantener una alta calidad constante es conseguir siempre buen material. El material debe ser de calidad superior, con un excelente aroma y sabor, y por lo general debe ser orgánico, aunque un poco de material no orgánico de calidad excepcional, en ocasiones, puede pasar la inspección. Dorian prefiere trabajar con sabores cítricos, por lo que tiene unas pocas variedades favoritas con las que le gusta trabajar más que con las demás. En concreto, Super Lemon Haze, Agent Orange y Jillybean son sus preferidas.

Siempre y cuando el material inicial sea bueno, no hace falta seguir el camino de algunos artistas de las extracciones menos escrupulosos que, en realidad, añaden terpenos al producto final para intentar recuperar los sabores perdidos a través del procesamiento o que, simplemente, no estaban presentes en primer lugar.

¿Qué puede salir mal?

Good quality shatter should be glassy and regular in appearance

De vez en cuando, los errores humanos o los problemas con el equipo pueden provocar que se produzcan lotes defectuosos. Si la humedad residual se queda en los tubos o si el sistema no tiene una presión interna lo bastante baja (“no hace el suficiente vacío” como dice Dorian de una forma bastante más concisa), o si se producen fugas debido a que se fijan mal las juntas o los conductos, puede haber consecuencias no deseadas.

Además de esto, la calidad del shatter puede verse afectada en formas que no son perceptibles hasta que se prueba el producto final, tanto si las impurezas permanecen en el material obtenido (como los nutrientes residuales que no han sido expulsados), como si la temperatura del horno es demasiado alta o demasiado baja.

Los lotes defectuosos pueden terminar con un aspecto un tanto turbio (a menudo debido a las altas temperaturas del horno que causan nucleación o cristalización de líquido a sólido, lo que a su vez depende de la variedad específica, y la temperatura correcta a menudo sólo se puede determinar mediante el ensayo y el error) o pueden tener una consistencia de mala calidad (como ser demasiado pegajoso y no endurecerse correctamente) o si el contenido de humedad en el producto final es demasiado alto, la estructura puede cambiar por completo, de shatter a budder y luego a wax, cera. Sin embargo, los lotes defectuosos ocasionales son parte de la actividad de cualquier laboratorio, y los errores proporcionan información sobre como realizar posibles mejoras en el futuro.

¿Cuáles son los próximos pasos de Beezle Extracts?

A finished slab of premium-quality shatter

Beezle Extracts ha participado en varias Copas, y han sido galardonados y recibido distinciones en la mayoría de las que han participado. En 2012, la compañía obtuvo el segundo puesto en la categoría de extracciones sin disolvente en la Emerald Cup (Copa Esmeralda) que ahora se celebra en Santa Rosa, pero entonces tenía lugar en el Área 101, justo al norte de Laytonville, en el condado de Mendocino.

En 2013, Beezle consiguió la Connoisseurs Choice (la elegida por los expertos) y el cuarto puesto en la clasificación general de la NorCal Secret Cup en Richmond, así como el 1er puesto en la categoría de extracciones sin disolvente en la primera Dab-a-Doo Cup en Ámsterdam. Hasta ahora en 2014, también ha obtenido el 1er puesto en la categoría de extracciones sin disolvente en la Dab-a-Doo, celebrada en Denver.

La próxima copa importante es la Secret Cup de 2014 en el norte de California (mayo 30-31), en la que van a participar con la colaboración antes mencionada y realizada junto con Elemental Seeds, que en el momento de escribir este artículo, lleva treinta minutos de las veinticuatro horas de purga. Luego viene la High Times Cannabis Cup de San Francisco, a la que se presentarán en la categoría de extracciones sin disolvente, con disolvente y en la de productos comestibles. Por primera vez, Beezle Extracts va a participar con el que pronto va a ser su famoso helado medicinal.

Otras incursiones en la escena de los comestibles medicinales tendrán lugar en Chalice California, un evento organizado por la empresa pionera dedicada al vidrio Hitman Glass, donde Beezle estrenará sus nuevas trufas de chocolate, hechas de forma natural y con auténtico chocolate importado de Suiza. Los entendidos del cannabis pueden estar seguros de que, en el futuro, podrán disfrutar de más productos comestibles, nuevos y emocionantes, de la nueva rama Beezle Creamery y, por supuesto, de refinados concentrados de cannabis con un nivel de calidad constante.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

por -
1 6.815 vistas

El famoso cocinero vasco Arguiñano decía que “del cerdo se aprovechan hasta los andares”. La marihuana también es aprovechable prácticamente al completo, desde sus codiciadas inflorescencias hasta el material de recorte. Después de una cosecha fructífera, con los cogollos bien almacenados en sus botes de cristal y listos para la cata, hacer hachís casero es una manera fantástica de reciclar toda esa materia vegetal que ha sobrado de podas y manicurado.

Esta receta, sencilla y tradicional, la han transmitido a las nuevas generaciones nuestros mayores que vivieron los años sesenta. En California la popularizó nada menos que el gran Ed Rosenthal, y allí es bien conocida y utilizada, especialmente en el norte. Síguela y obtendrás un buen puñado de hachís muy puro y pegajoso, de primera calidad.

Elaboración: 

1. Empieza picando las hojas anchas y los recortes que congelaste en un bloque después de la cosecha en trozos de 2cm, empleando un cuchillo afilado o de sierra. Esto facilita la separación de los tricomas del resto de material.

2. Llena un recipiente hasta un tercio con las hojas picadas.

3. Cúbrelas con agua. Añade sólo la justa para cubrirlas, si no luego tendrás que eliminar la sobrante.

4. Una vez cubierta la hierba, añade hielo (un diez por ciento del recipiente).

5. Para agitar el material, utiliza un taladro industrial con una vara mezcladora larga y gruesa, con una forma similar a la de los pedales de bicicleta (un taladro normal no tiene la potencia suficiente para agitar una mezcla helada). Se trata de separar del todo los tricomas. Tendrás que hacerlo durante más o menos tiempo, según la cantidad de materia vegetal.

6. Retira la espuma que se forma al batir. Descartarla

7. Elimina el agua de la materia vegetal con un colador, hay que remover con energía el agua a medida que se retira la hierba mojada y vaciarlo en la basura.

hachis2_blog_cdn

8. Las sobras todavía pueden servir para hacer pasteles.

9. Una vez escurrida el agua, el resto se enjuaga con agua limpia para que los tricomas que quedan en la hierba se añadan al líquido.

10. Filtra los tricomas utilizando dos filtros. Primero una malla a modo de bolsa dentro de un segundo recipiente.

11. Encima del recipiente se coloca otra malla de agujeros más grandes montada en un bastidor. Al pasar el agua del primer recipiente al segundo, este filtro retiene todo el material de mayor tamaño que hay en la mezcla, dejando sólo los cristales más finos en el agua que pasa a la otra malla en forma de bolsa.

12. La mezcla de agua y cristales en la malla más fina se levanta despacio del recipiente, dejando que drene el agua. El agua restante se elimina exprimiendo la mezcla a través de la malla.

El hachís obtenido se deja secar durante unos días al aire libre. Después, ya puede fumarse, aunque su potencia y frescura puede provocar ataques de tos en las primeras caladas. ¡Bon appetit!

Fuente Dinafem

por -
0 1.687 vistas

Si estás involucrado con el cannabis, ya sea de una forma recreativa, médica, o desde un punto de vista empresarial, seguramente habrás oído hablar del dabbing. Este método de consumo ha existido desde hace al menos una década, pero la llegada de métodos de extracción más avanzados han dado lugar a una avalancha de concentrados de cannabis que han impulsado la popularidad del dabbing.

Un dab por lo general se refiere a una dosis de concentrado que se calienta sobre una superficie caliente, por lo general un clavo de titanio o boro silicato, y que luego se inhala.

Esto ha creado una división de opiniones dentro de la comunidad cannábica, debido al intenso efecto que producen las concentraciones, y por la imagen que percibe las personas ajenas a esta nueva forma de consumo.

Si bien existen preocupaciones válidas que deben abordarse por la seguridad de la producción y la potencia de estos populares concentrados, esta nueva tendencia no es del todo mala. Aquí está el desglose de las cuestiones relacionadas y cómo, en realidad, podría ser bueno para el movimiento por la legalización.

Dabs es el término que se utiliza para denominar a las dosis de concentraciones de cannabis, en su mayoría al BHO, Butane Hash Oil, que se extrae con gas butano. Pero existe una amplia variedad de concentrados tales como wax, shatter, budder, o incluso errl, que es una forma de decir aceite. Estos concentrados pueden tener hasta un 80 % de THC, el compuesto psicoactivo activo del cannabis, pero por lo general oscilan entre el 50% y el 75%.

Se necesitan más investigaciones para averiguar más acerca de los otros compuestos de cannabis, otros cannabinoides y terpenos, que también se extraen en el proceso. Lo más probable es que la alta concentración de THC sea lo que está detrás de los potentes efectos, por lo que es la manera más rápida y más eficaz para conseguir el efecto deseado.

Empecemos primero con lo malo del dabbing.

Recientemente hemos leído en diferentes medios de comunicación sobre accidentes relacionados con este tipo de extracciones. El proceso puede ser complicado y peligroso si no se toman ciertas medidas de seguridad.

Por otro lado, está el impacto visual. Las concentraciones se fuman en bongs de vidrio y hay que calentar con un soplete el clavo para poder inhalarlas. Esto ha llevado a ciertas personas a comparar a los fumadores de dabs con los fumadores de crack.

El BHO no tiene ninguna similitud con esta otra droga, sin embargo a muchas personas les preocupa que la impresión que pueda tenerse desde afuera pueda dañar al movimiento pro legalización.

Otra de las preocupaciones de la extracción de aceite es que puede contener contaminantes químicos que podrían presentar riesgos para la salud de los consumidores.

Por último uno de los hechos más inquietantes es que gracias a la potencia de los concentrados de BHO, por primera vez, parece posible la sobredosis de cannabis. Aunque no es letal, y depende de su límite personal, puede conducir a fumadas incómodas y, en algunos casos, perder el conocimiento. De todas formas, la información es limitada y son necesarios más estudios sobre ello.

Lo más positivo de los concentrados es su fuerte efecto como medicamento. Para los pacientes con dolor agudo y crónico o con náuseas extremas es una de las mejores maneras de obtener ayuda inmediata y efectiva. La cantidad de marihuana que tendrían que fumar o vaporizar para obtener el mismo efecto es inviable para algunos pacientes que necesitan el efecto rápidamente.

Los aspectos de seguridad asociados con la fabricación de las extracciones pueden ser controlados fácilmente en un entorno abierto y con buena extracción. Además, hay otros métodos, tales como la extracción con CO2 o con hielo – agua, que son más seguros y eliminan la posibilidad de explosiones.

dab cannabis marihuanaUno de los efectos secundarios más sorprendentes de la tendencia del dabbing es que ha creado un interés en los miembros más jóvenes de la comunidad cannábica.

Todos los eventos cannábicos de este año se han convertido en terrenos de prueba para los mejores concentrados y expertos en extracción.

La industria en torno a dichas extracciones ha ido creciendo y creando la necesidad de mejorar los productos para consumirlas.

Los concentrados tienen mucho que ofrecer a los pacientes y los consumidores de cannabis, los dabs son sólo una opción más entre muchas.

Fuente Yerba

por -
1 1.387 vistas

extractor-bho-rollerCon BHO Roller Extractor tendrás una forma muy sencilla de extraer aceite o resina de cannabis. Es un producto con un sistema muy sencillo de extracción y con resultados muy positivos de producción. Ya no tienes excusa para tener tus propias resinas, con el BHO Roller Extractor tendrás solucionada esta faceta.

Roller Extractor es un extractor de aceites (BHO) con gas. Se emplea para la extracción de aceites y resinas.

Con el obtenemos una extracción limpia y sin impurezas.

Modo de uso:

Se introduce el material vegetal dentro del tubo. Se aconseja que previamente esté la materia vegetal congelada para una extracción más rapida.

Una vez lleno el roller tapamos la rosca con teflón antes de poner el tapón y ya podemos introducir el gas para la extracción (aconsejamos no utilizar gas normal por las impureza que tienen, un gas aconsejado seria el colibri).

El recipiente de recogida de aceite tiene que ser lo más plano posible tipo Pirex. Este recipiente hay que calentarlo hasta 65ºC para realizar lo que llamamos el purgado. Para calentarlo podemo utilizar agua templada o una plancha de laboratorio que mantenga la temperatura de 65º. Esto se realiza para liberar todo el gas acomulado durante la extracción. Mientras se mantiene la temperatura de 65ºC hay que mover el aceite con la ayuda de una cuchara o una cuchilla para ayudar a su evaporación.

Precauciones:

bho-roller-extractorSe aconseja realizar el proceso en un lugar muy ventilado preferiblemente en el exterior. Utilizar un guante para sujetar el roller extractor cuando se inyecta el gas ya que este congela el tubo. En ningún concepto acercar nada con llama (mechero, cigarro, etc) cuando se este manipulando el gas.

Modelos:

– Pequeño 15×2,8cm

– Mediano 20×2,8cm

– Grande 30×2,8cm

Comprar BHO Roller Extractor

por -
0 2.127 vistas

No es un método particularmente muy conocido para hacer hachís.

El hachís extraído con hielo hielo ha demostrado ser superior tanto en cantidad como en calidad a otros, es muy rentable y perfecto para cultivadores que buscan tener esta sustancia. 

Se necesitará una bolsa de burbuja (malla), una lata u otro recipiente con un diámetro más pequeño que la abertura de la bolsa de malla o burbuja, hielo seco, un cristal grande y plano, una prensa de hachís y por lo menos unos treinta gramos de cogollos

En primer lugar, coloca un trozo de hielo seco (aproximadamente del tamaño de un ratón de ordenador), en el envase o contenedor.

Coloque los cogollos y / o brotes en la lata (recipiente) y en la parte superior de la pieza del hielo seco.

A continuación, coloca un segundo pedazo de hielo (al menos del mismo tamaño) en la parte superior de los cogollos.

Ahora, asegura la apertura de la bolsa de malla sobre la apertura de la lata y asegúrate de que encaja firme y segura. Tendrás que obtener la medida en la bolsa lo más igualado posible.

Gira la lata boca abajo para que la pantalla se filtre por la bolsa malla y que esté en el centro del cristal.

Comienza a sacudir la lata / bolsa directamente sobre el cristal.

Después de unos 30 segundos de agitación, te darás cuenta de la capa de kifi que comienza a acumularse sobre el cristal.

Mantén la agitación durante 5 minutos y después deja de temblar eliminando los trozos restantes de hielo seco de la lata.

Raspa el kifi y colócalo en la prensa de hachís.

Una prensa de hachís se puede comprar en cualquier tienda especializada (sólo asegúrate de pedir una prensa de polen). Al manejarlo, este kifi se convertirá hachís.

200px-KeifTambién puedes presionar utilizando papel doblándolo y con las manos presionando con firmeza para convertirlo en hachís.

Para conseguir un grado menor de “chocolate”, repite el proceso con los cogollos que usaste la primera vez.

No acabarás decepcionado con la cantidad de hachís que saques de tus cogollos.

Más información CannabisSearch