Etiquetas Posts etiquetados con "femeninas"

Etiqueta: femeninas

por -
2 1.762 vistas

En la primera parte del seguimiento de reproducción sexual de semillas feminizadas, vimos como se inicia este tipo de cultivo y en que consiste en realidad la técnica de reversión sexual mediante la cual se obtienen las conocidas semillas feminizadas.

Dejamos el seguimiento en un estado en el que ya fueron tratados los ejemplares padre con el STS y además fueron puestas a florecer las plantas que iban a hacer de madres. Tras 25-30 días desde que fue realizado el primer tratamiento, las flores más avanzadas empezaron a liberar tímidamente los primeros granos de polen. El estado óptimo para iniciar la polinización depende de la variedad a polinizar en sí, pero suele estar en torno a los 20 días de haber sido puestas a florecer las plantas madres, salvo variedades de floración muy lenta.

Imagen 1
Planta polinizada a punto de ser cosechada, las semillas ya están listas.

Para la recolección del polen se procedió a practicar la misma técnica que la utilizada en el anterior seguimiento de reproducción de semillas automáticas que publicamos en los números de Marzo y Mayo. Para ello se recolectan sólo las flores que están bien maduras con la ayuda de unas pequeñas pinzas y se introducen en la máquina de extracción por sistema de centrifugado, estilo polinator. Las flores deben estar en la máquina de extracción en torno a un día completo, transcurrido el mismo ya se puede proceder a recoger el polen obtenido con la ayuda de una pequeña espátula.

Con un pincel se polinizan una a una y flor a flor todas las plantas madre seleccionadas. Para asegurar la efectividad de la polinización es conveniente repetir la operación cada 2 días durante un período que no se prolongue más allá de 10-15 días.

Antes de cortar las plantas hay que asegurarse que las semillas están bien maduras, por lo que resulta conveniente ir tomando muestras y observar su forma, tamaño y color. Cuando ya se está bien asegurado del estado óptimo de maduración de las semillas, ya se puede proceder a recolectar las plantas del mismo modo que si se tratara de plantas destinadas al consumo.

Un secado óptimo de la hierba permite deshacerla con las manos para poder extraerle las semillas que contiene. En cuanto la hierba está bien seca, entre una semana y quince días aproximadamente y siempre bajo condiciones idóneas de secado, ya podemos proceder a extraer las semillas. Con la ayuda de las manos podemos desmenuzar los cogollos sobre un recipiente de plástico. Esta técnica nos permite obtener especiales “charas” que luego podremos degustar con más tranquilidad.

Imagen 2
Al extraer las semillas con las manos podemos obtener un potente charas.

La hierba desmenuzada y las semillas quedan mezcladas y ahora hay que proceder a separarlas. Algunos breeders hacen esta separación a mano con el laborioso esfuerzo que ello supone al tiempo de ralentizar las horas de trabajo que parecen no cesar. Los hay también quienes han diseñado ingeniosas máquinas de soplado que les permite separarlas con gran precisión. En nuestro caso hemos optado por utilizar una máquina especial que se utiliza para separa el alpiste que se les da de comer a los pájaros.

Esta máquina consta de una tolva donde se introduce la yerba con las semillas, y mediante un sistema de soplado de aire a través de un pequeño extractor, se consiguen separar las semillas buenas que tienen un mayor peso, de la materia vegetal y de las semillas que no han terminado de formarse. Como las semillas bien formadas pesan más que la materia vegetal y que las semillas malas, se separan por el aire de forma automática, de tal modo que el aire arrastra consigo todo lo que pesa menos, y las semillas buenas caen por gravedad debido a su mayor peso en la correspondiente caja de recogida de que dispone la máquina. La materia vegetal y las semillas malas pasan a ser recogidas en otra caja anexa. Como el aire además arrastra pequeñas partículas de resina cristalizada, se decide poner unas mayas de recogida de hachís estilo ice-oleator con el fin de poder aprovechar la resina que de otro modo se perdería al salir disparada por la fuerza del extractor.

Para limpiar al máximo las semillas buenas de las malas y de cualquier resto vegetal que pudiera quedar presente, es conveniente repetir la operación. Se toman las semillas que han salido como buenas y se vuelven a introducir en la tolva para hacerles una nueva pasada con el fin de eliminar al máximo el mayor número de impurezas que puedan quedar. Esta operación se puede repetir tantas veces como sea necesario hasta que las semillas queden completamente limpias.

Imagen 3
Máquina separadora, de forma fácil se separan las semillas de la materia vegetal.

Con las semillas separadas y bien limpias, es conveniente identificarlas con un número identificativo que permita saber en todo momento el origen de las semillas. Cuando se trata de semillas feminizadas, al proceder de clones no es necesario separar las semillas obtenidas planta por planta, en cambio, si se tratara de semillas automáticas si que es conveniente separar las semillas de cada planta. Hay que tener en cuenta que al proceder de plantas germinadas a partir de semillas, la genética no es la misma al cien por cien, circunstancia que por el contrario sí se da en el caso de esquejes. Por ello en la descendencia del cruce realizado partiendo de semillas pueden aparecer casos de malformaciones en algún ejemplar por causas diversas que se nos puedan escapar. Ahora ya hemos visto como podemos obtener semillas feminizadas de marihuana, pero supongo que os estaréis preguntando qué ocurre con las semillas una vez son adquiridas por los diversos bancos de semillas. Para saber un poco más sobre los diversos procesos a los que son sometidas las semillas antes de salir al mercado, vamos a ver como de forma generalizada los bancos de semillas realizan el trabajo hasta que las semillas son envasadas y puestas en el mercado coleccionista.

Para que los Bancos de semillas nos garanticen una seguridad de la viabilidad de las semillas que adquirimos para coleccionar, han de pasar por unos rigurosos controles a nivel de contado y calibrado, capacidad germinativa, comprobación del producto final, empaquetado y conservación de las semillas que ofertan.

Lo primero que deben hacer los Bancos de semillas cuando reciben una entrada de semillas de un breeder-proveedor es darles un número de referencia como lote. Con ello se identifica la entrada y se trabaja como un lote de forma aislada para así, en caso que alguno de sus clientes detecte alguna anomalía extraña de forma repetida en uno de sus productos, poder identificarlo y retirarlo del mercado.

Imagen 5
Es conveniente dar una segunda pasada hasta separar de las semillas todas las impurezas

Una vez identificadas las semillas, pasan por un control de calidad de la semilla en vistas a detectar aquellas que no estén bien formadas, sean inmaduras o pudieran estar dañadas o abiertas. Para ello se pueden utilizar lupas especiales de 5 a 10 aumentos, no hace falta más. Este tipo de lentes permite una minuciosa observación de las semillas facilitando la detección de anomalías e imperfecciones, al tiempo de aliviar la visión de las personas encargadas para tal cometido.

En cuanto se desechan aquellas semillas que no han pasado el control de calidad, el lote de semillas pasa a ser contado. Para contar las semillas existen unas máquinas especiales que mediante un sistema de recipiente que vibra, eleva las semillas hasta una obertura donde caen y son contadas por un láser. Hay bancos que prefieren realizar ya no sólo el propio contado sino además todos los procesos a mano, de este modo se daña menos el típico jaspeado (moteado – atigrado) que presentan las semillas de algunas variedades de marihuana, pero también se precisa de más tiempo y personal.

Imagen 6
Para el contado existen máquinas especiales que facilitan el trabajo.

Una prueba necesaria que todo Banco debe realizar es el de analizar la capacidad germinativa de los lotes que compran de semillas a sus breeders-proveedores. Existen diversas formas de hacer pruebas de germinación, hay bancos que ponen las semillas en un baso de agua hasta que estas abren, otros hacen germinaciones en papel, los hay que prefieren hacer una siembra directa sobre sustrato o Jiffy, e incluso los que combinan varias pruebas a la vez. Evidentemente, aquellos lotes que no superen un 85% de probabilidad de germinación deberían ser rechazados por los bancos y no permitir que salieran al mercado.

Hay bancos que deciden comprobar la viabilidad del producto final para analizar si se halla dentro de los estándares establecidos por ellos mismos. En este caso se establecen líneas de contacto con diferentes tésters que se ofrecen de forma altruista para desarrollar el producto hasta su fase final y poder realizar un exhausto análisis de la similitud o no de los caracteres obtenidos en relación con los del patrón estándar de la variedad.

Antiguamente no se tenía por costumbre el hacerlo, pero hoy día casi la totalidad de los bancos ponen la fecha de embasado a la hora de empaquetar las semillas. Esto es un acierto puesto que bien es sabido que la capacidad germinativa de una semilla va decayendo con el paso de los meses. Es conveniente que Bancos y Grows retiren del mercado aquellas semillas que presenten una fecha de empaquetado superior a los 2 años.

Imagen 7
Son muy importantes las pruebas de germinación para saber la capacidad germinativa de las semillas del lote.

La conservación de las semillas es un dato muy importante, ya que una semillas mal conservada puede perder toda su capacidad germinativa. Se han dado casos de partidas en mal estado como consecuencia de haber estado expuestas al sol demasiado tiempo mientras permanecían en el vehículo de reparto. Muchos bancos para asegurar una mayor longevidad de las semillas, las conservan en cámaras de refrigeración a una temperaturas frescas que rondan los 15-18 ºC.

El resto ya sabéis como continúa ….. en algún grow de este país un coleccionista como tú decide contribuir a mantener la diversidad genética de nuestra planta amiga adquiriendo un paquete de semillas que le garantice una calidad segura. Esperamos que hayáis disfrutado y aprendido de este seguimiento especial que damos por finalizado.

por -
0 2.766 vistas

Big Bud XXL es una de esas variedades, como su nombre indica, de talla grande. No grande, porque la planta tenga un tamaño gigante, sino por sus enormes frutos, por la gran cantidad de THC, por su olor penetrante y por su post-consumo, ¡enorme!

Ministry of Cannabis es un banco de semillas con una gran trayectoria dentro de este sector, sus variedades son muy apreciadas y buscadas y muchos piases. Big Bud XXL es una variedad indica y su gran característica es estar en el selecto grupo de las que denominamos “super-productoras” de cogollos gigantes.

Esta variedad tiene un olor muy penetrante y raro de expresar aunque agradable. Otra de las peculiaridades que nos podemos encontrar en el cultivo de esta planta, es que no alcanza una gran altura, todo lo contrario, diríamos que su alzada no es especialmente alta aunque sus enormes cogollos contrarrestan este dato.

Big Bud XXL, si eres de los que aprecia y gusta de las variedades Indicas no debes escapar esta planta, es una joya gorda del catalogo de Ministry of Cannabis Seeds, super recomendada.

Ficha Técnica

Big Bud XXL es una planta casi pura Indica con un efecto eufórico y que se encuentra disponible solamente como hembra.

Es la mayor productora de nuestra colección y puede llegar a este resultado sin compromisos en términos de calidad.

La estructura de la planta es de una típica Indica, aunque no tan alta, puede producir tanto en mares de verde como en planta individual más grande.

Se puede cultivar con mucho éxito al aire libre en condiciones adecuadas (con clima templado sólo).

Su rápida floración es el punto clave.

 

Interior/Exterior

80% Indica 20% Sativa

Tiempo de floración: 7-8 semanas

Rendimiento: 500-650 gr per sq. mt. interior, hasta 1 KG exterior

Feninizada

Comprar Big Bud XXL de Ministry of Cannabis