Etiquetas Posts etiquetados con "germinar"

Etiqueta: germinar

por -
2 10.267 vistas

Hoy os daremos unos pequeños consejos para que no tengáis ninguna duda de cómo germinar semillas de marihuana, algo que parece muy fácil y realmente lo es, pero que puede traer más de un quebradero de cabeza si no se hace correctamente y que puede llevar a perder las semillas, con lo que además del dinero que han costado también se pierde tiempo al tener que realizar otro segundo intento.

Comenzaremos por lo básico. Una semilla es lo que en biología se conoce como una forma de vida latente. Contiene un embrión que cuando se dan las condiciones apropiadas da origen a una nueva planta, pudiendo estar en este estado latente durante años, décadas e incluso siglos y milenios, como pudimos conocer hace unos años con una semilla de palma datilera de Judea datada de hace 2000 años y encontrada junto a otras en una vasija bajo en Palacio de Herodes en Israel y que consiguieron germinar.

En su interior la semilla almacena aceite o almidón y en proteínas que el embrión usará para alimentarse durante la fase de germinación hasta que la radícula encuentre un medio que le permita seguir nutriéndose y sostener la futura estructura de la planta, por lo general un sustrato.

¿Cómo germinar semillas de marihuana correctamente?

marijuana-seed-germinationLo más importante son las condiciones ambientales. Las semillas precisan una humedad muy alta y una temperatura templada, condiciones ideales que se dan en primavera y donde el cannabis que crece en estado salvaje y cuyas semillas permanecen todo el otoño e invierno en estado latente esperan con ansias. Aunque la temperatura para que germinen se puede establecer entre 10º y 30º, si les ofrecemos una temperatura entre 21º y 26º germinarán mucho más rápido. En cuanto a la humedad, ha de ser muy elevada, entre un 85% y un 100%.

Las semillas pueden tardar en germinar 12 horas o varios días, todo dependerá de las condiciones ambientales, la calidad de las semillas y también la genética de las semillas, entre otras cosas. El tamaño de las propias semillas es indiferente, también depende la genética y no es relevante ni en la germinación, ni en la calidad de la planta y ni mucho en la producción.

Conociendo ésto, procederemos a escoger el medio que usaremos para germinar. El mercado hoy en día nos ofrece multitud de opciones, desde tacos de lana de roca a jiffys de turba prensada o pequeñas cajitas de germinado como el germinador Pro que cuenta con un pequeño dispositivo que nos indicará la temperatura. Optar por usar materiales que tenemos en casa, como servilletas de papel o vasitos con sustrato es otra opción.

Las semillas aunque las compremos en un grow o banco de semillas, conviene desinfectarlas. Ésto lo conseguimos muy fácilmente metiéndolas en un vaso con agua y 2 o 3 gotas de agua oxigenada durante unas 12 horas. Pasado éste tiempo, procedemos a introducirlas en el medio elegido, en el caso de que no hayan germinado si son rápidas. Según los medios más usados por los cultivadores, os hablaremos un poco de cada uno de ellos:

Algodón: tiene la ventaja de ser barato, natural y su poder para retener agua y proporcionar a las semillas un lugar cómodo donde germinar. Por contra, la radícula puede enredarse con las fibras del algodón y complicarnos la tarea de pasarla a sustrato cuando llegue el momento.

Jiffys o discos de turba: por lo general vienen deshidratados y tan sólo tendremos que hidratarlos con agua con una ec baja e introducir las semillas en su interior. Buena retención de agua y una cantidad de nutrientes para un perfecto desarrollo inicial.

Tacos de lana de roca: de uso similar a los jiffys es ideal cuando vayamos a usar sistemas hidropónicos. Al tratarse de un medio inerte, sin nutrientes, debemos trasplantar rápido para que las raícen encuentre pronto una fuente de alimento.

paper-towel-germinationSemilleros: germinar directamente en semilleros o vasitos de sustrato es muy buena opción. Debemos usar preferiblemente un sustrato especial para siembra para garantizar tanto la mejor estructura como la mejor concentración de nutrientes para esta fase.

Servilletas de papel: al igual que el algodón, ofrece buena retención de agua. Preferiblemente usaremos este sistema dentro de un tupper o entre dos platos. Puedes poner un plástico film para que las servilletas no se sequen si optas por ponerla sobre una fuente de calor.

Vaso de agua: si las semillas precisan hasta un 100% de humedad para germinar, un vaso con agua y unas gotas de agua oxigenada será suficiente para que las semillas lo hagan en poco tiempo. Personalmente no es mi método preferido, pero los resultados no cabe duda que son muy buenos.

Las semillas, debemos usemos el medio que usemos, necesitan oscuridad aparte de humedad y una temperatura ideal en torno a los 24º. Si usamos tacos de lana de roca, sustrato o jiffys, no tendremos problema y podemos ya introducirlas en el armario, siempre controlando que los medios mantengan la humedad. Si usamos servilletas, algodón o un vaso de agua, esperaremos a que abra la semilla y asome la pequeña raíz. No esperes a que sea muy larga, se multiplicarán las posibilidades de dañarla al pasarla a sustrato.

Las semillas recién germinadas tienden a espigarse, por lo que desde el primer momento ya se las tiene que exponer al sol o bajo luz artificial si vamos a cultivar en interior. Este espigamiento inicial inevitable, lo podremos corregir en los siguientes trasplantes enterrando la plántula hasta los cotiledones. Ésto no podremos hacerlo si ya optamos por trasplantar la plántula a su maceta definitiva, tenlo en cuenta y opta mejor por hacer uno o dos trasplantes anteriores.

marihuana-germinacionConservación de semillas de marihuana:

Es muy común comprar uno o varios paquetes de semillas y no usarlas todas. Aunque a la hora de comprar semillas siempre prevalecerán las semillas envasadas más recientemente, como ya hemos dicho éstas se pueden germinar perfectamente pasados uno, dos o muchos más años. Tan sólo debemos conservarlas en buenas condiciones.

Dado que la temperatura ideal es entre 2 y 5º, puedes guardarlas en los propios blisters donde vienen o cualquier bote por el estilo, dentro de la nevera. La humedad relativa óptima es de un 5%, por lo que puedes introducir junto a las semillas unos granos de arroz. Cuando las necesites germinarán como si fuesen frescas.

por -
1 2.697 vistas

Uno de los primeros problemas con que no vamos a encontrar a la hora de poner en marcha nuestro cultivo sin duda será el germinar nuestras semillas. Con este novedoso producto, el germinador-pro, podrás muy fácilmente seguir los pasos que se describen y llevar a “buen puerto” el proceso de germinación.

Con este producto solo tendrás que seguir los pasos y prácticamente la totalidad de tus semillas estarán germinadas. También te dice si tienes la temperatura adecuada para la germinación.

Fácil, sencillo, económico y con éxito total es como se presenta el Germinador-Pro.

Ficha
Novedoso germinador de semillas. Germinador-Pro ha sido diseñado para que la germinación de semillas sea de lo mas fácil y cómodo de realizar garantizando una efectividad del 100% durante el proceso de germanización.

Componentes:

– Placa de petri (Perfecta para que se produzca el intercambio de O2 en el proceso de germinación en un entorno aséptico y estéril)
– Botella de H2O2. Acelera la germinación garantizando una desinfección del medio evitando problemas de hongos y plagas.
– Un par de discos de algodón para producir la humedad constante.
– Termómetro LCD, informa dela temperatura durante todo el proceso.
Para una buena germinación recuerda que la temperatura tiene que estar entre los 22ºC y 24ºC.
Esperar unas 36h, aunque puede darse el caso de que alguna semilla tarde un poco más. Controlar el proceso cada 12h.

Adquirir Germinador-Pro

por -
3 6.523 vistas

Las semillas recién germinadas son como las golosinas para los animales que conviven entre nosotros. “Cuantas veces hemos visto como nuestras semillas desaparecen a los poco días de haberlas germinadas debido a los pájaros, caracoles, etc.”

Pues aquí os mostramos una forma sencilla y económica de evitar estos contratiempos. A la vez de evitar a estos encantadores pero fastidiosos animales e insectos, también solucionaremos las posibles heladas del mes de Abril y Mayo que aunque los primeros rayos de sol nos hacen pensar que estamos entrando en verano no podemos caer en este error ya que estos meses traen tanto sol como frio y lluvias.
Ventajas de un simple vaso de plástico:
– Micro-clima
– Anti pájaros, caracoles, babosas, etc
– Anti heladas
– Humedad controlada entorno a los 80º para una perfecta post-germinación
Pasos para la preparación:
1) Obtener un vaso de plástico transparente
2) Hacerle unos orificios en la parte superior para que tenga una buena ventilación
3) Disponer unos alambres cogidos al vaso para posteriormente clavarlos en la tierra. De esta forma evitaremos que el viento nos quite los vasos de nuestras plantitas.

Mucha gente cree, erróneamente, que germinar semillas de cannabis en sustrato no es una técnica válida. Sin embargo, si se quiere continuar utilizando el sustrato como medio, no hay ninguna razón por la que no sea adecuado germinar en él. De hecho, existen diversas razones que lo hacen especialmente adecuado.

Las ventajas de este método son numerosas. En primer lugar, hay mucho menos riesgo de dañar la delicada raíz y los muchos pelos minúsculos que cubren su superficie. En segundo lugar, el fenómeno conocido como gravitropismo puede comenzar de inmediato, lo que es imposible al germinar en un plato o en un vaso. El gravitropismo es la respuesta a la gravedad compartida por todas las plantas superiores y hace que las raíces crezcan hacia abajo y los tallos hacia arriba.

Los cultivadores que utilizan esta técnica ponen en remojo las semillas de cannabis durante 12 horas en agua a temperatura ambiente antes de plantarlas en el sustrato, lo que suaviza e hidrata la cáscara exterior, permitiendo una germinación más rápida.

Numerosos cultivadores también esterilizan la tierra antes de plantar las semillas: esto se puede lograr mediante el calentamiento del sustrato a 200 ° C en un horno o microondas durante alrededor de 20 minutos (2 minutos en un microondas a plena potencia). Este paso garantizará que no hayan esporas de hongos u otros microorganismos potencialmente perjudiciales que pongan en peligro la salud de la delicada plántula.

A continuación, el sustrato esterilizado debe ser bien humedecido, preferiblemente con agua destilada, y colocado en macetas pequeñas (preferiblemente no más de 5 cm de profundidad), un tiesto por semilla. Debe hacerse un pequeño agujero profundo en torno a 2cm para colocar la semilla.

UnknownUna vez que la tierra y las semillas de cannabis estén preparadas y listas, simplemente deben ponerse las semillas en el agujero hecho en el sustrato y, con cuidado, cubrir con una pequeña cantidad de sustrato. Las macetas deben estar en un lugar cálido, preferiblemente uno que no sea demasiado seco para que la tierra no se seque demasiado rápido.

Está bien dejar las semillas en la oscuridad hasta que los brotes emerjan del sustrato, momento en el que se aconseja colocar las macetas bajo una luz de cultivo.

El periodo en el que una semilla de cannabis, en condiciones de alta humedad relativa y presencia de oxigeno, tarda en eclosionar se denomina “germinación”. Para germinar, la semilla sólo necesita agua, calor y aire. Éstas brotan sin luz y la temperatura ideal es de 25º grados.

Hay que señalar que las semillas como mejor germinan es en las condiciones originales del lugar donde fueron creadas. Pero aplicando unos parámetros lógicos, se consiguen muy buenos resultados. Veamos:

Hay 3 factores determinantes que influyen en el proceso:

 

1. CONDICIONES AMBIENTALES

En la naturaleza las semillas germinan bajo tierra y, como es lógico, no precisan luz, por eso la germinación se hará a oscuras. Los parámetros óptimos serán:

-Temperatura: 24º-26º.

-Humedad relativa: 85-100%.

-Aire: Hay que evitar medios de cultivo apelmazados y empapados ya que cortarán el suministro de oxigeno y la semilla se ahogaría.

Es muy importante en esta fase no encharcar el recipiente donde estén las semillas. La humedad será alta, pero sin encharcamientos.

2. APLICACIÓN DE ACELERADORES O ACTIVADORES

Unos los emplean y otros no. Yo, personalmente, aplico dos gotas de agua oxigenada a cada semilla ya que las esteriliza y disminuye el riesgo de ataques patógenos. Además, también es un magnífico activador de la germinación.

3. LA CALIDAD DE LA SEMILLA

Evidentemente, tenemos que partir de semillas de calidad. Una práctica aconsejable es comprobar dicha calidad. Para ello, nos fijaremos en dos factores:

– El color de la semilla nos dirá si está preparada para ser germinada. Las semillas oscuras o pardas, por regla general, son buenas. Descartaremos las semillas blancas o verdes.

– Según su dureza. Basta con coger una semilla y apretarla suavemente entre los dedos, si parte fácilmente, hay que descartarlas.

Si tenemos que guardar semillas, siempre las pondremos a oscuras en un lugar fresco y seco.

Existen diferentes métodos para realizar la germinación. Aunque yo siempre utilizo el mismo, dándome siempre muy buenos resultados. Consiste en una hidratación previa de las semillas. Las colocaremos en papel de cocina. Este será introducido en un recipiente de plástico cerrado, creando así condiciones de humedad relativa muy alta. Por último, lo pondremos a una temperatura de 25º grados entre uno y ocho días, que es cuando suelen germinar. Para su germinado, es ideal que estén en una completa oscuridad. Para ver estos pasos gráficamente os remito a un articulo anterior en el que explico con fotografías este proceso. Germinación paso a paso.

 

Toni13  Doctorcannabico.com

por -
45 173.012 vistas

Tienes que haber decidido ya si vas a cultivar tu planta dentro o fuera, excepto el tiempo de la siembra, porque la siembra se realiza de la misma manera. Si decides plantar en el interior, puedes sembrar cuando quieras, si decides plantar en el exterior, tienes que hacerlo en el tiempo de la primavera.

Para conseguir los mejores resultados de germinación, te aconsejamos germinar las semillas de acuerdo a nuestros procedimientos, con el cual conseguimos más de un 95% de germinación en todas las variedades.:

1. Utiliza una habitación con una temperatura estable de 20°C (70°F)

2.
Utiliza tierra con un indicador de pH de 7.0. ( o tierra para germinar que se puede adquirir en las tiendas de cultivo) 

3.
Coloca las semillas en un recipiente a 5 mm. de profundidad.

4.
Es mejor si colocas cada semilla en un contenedor pequeño porque después es fácil para pasarla a un contenedor más grande o al exterior. Manted 5 cm. de distancia entre las semillas cuando se encuentren en un contenedor grande.

5.
Cuando termines de sembrar, debes presionar ligeramente la tierra, estimula el brote.

6.
Pulveriza un poco de agua en la tierra. No debe estar ni muy seca ni muy húmeda.

7.
Cubre el contenedor con un plástico transparente para lograr óptimos resultados.

8.
Las semillas brotarán entre 1 a 10 días. Quita el plástico transparente.

9.
Pon regularmente un poco de agua. Espera hasta que la superficie esté seca para poner más agua.

10.
Después de 1 a 2 semanas, las semillas serán lo suficiente fuertes para colocarlas en un contenedor más grande.

MarihuanaCultivo