Etiquetas Posts etiquetados con "Hermafrodita"

Etiqueta: Hermafrodita

por -
0 6.787 vistas

¿Sabes como detectar una planta de marihuana hermafrodita y qué hacer con ella? Te contamos las características de estas plantas que temen todos los cultivadores de interior y de exterior.

Las plantas de marihuana hermafrodita son el terror de cualquier cultivador y lo que nadie quiere encontrarse, causante de innumerables disgustos y bajones anímicos. No es para menos, pues una planta hermafrodita nos puede echar a perder un cultivo, llenando todos los cogollos de semillas que después nos veremos en la obligación de quitar al hacernos un porro y tener un cuidado especial a la hora de desmenuzar la hierba para no romper ninguna y que nos deje ese sabor desagradable a suela de zapato que convierta lo que iba a ser un buen momento, en un momento a secas.

Generalmente, el cannabis es una especie dioica, es decir hay plantas machos y hembras, a diferencia de un mayor porcentaje de especies monoicas que la misma planta contiene flores macho y flores hembra. Mucho más abundantes son las especies hermafroditas y que son las que contienen los dos sexos en la misma flor y que son la gran mayoría, como puede ser el manzano, el tomate, la fresa, el rosal, etc.

Realmente casos de plantas de marihuana hermafrodita son muy excepcionales y lo solemos usar más como definición despectiva, ya que realmente estamos ante casos de plantas monoicas, con flores bien diferenciadas hembras y otras macho y siempre por separado, salvo excepciones como ya hemos dicho.

LA MARIHUANA HERMAFRODITA NACE, NO SE HACE

e10e7a3b-e8bf-4314-aa3e-2ad9071892b5Ésto quiere decir que las plantas monoicas son monoicas porque lo llevan en sus genes ya que el hermafroditismo es un rasgo hereditario. De plantas hermafroditas, la descendencia en su mayor parte será hermafrodita, lo que no conviene para cultivar ni para criar.

Pero por otro lado, también cualquier planta ante condiciones ambientales adversas puede expresar flores macho. Cambios del fotoperíodo, temperaturas excesivas, épocas de sequía o daños como heridas y roturas, puede producir estrés en las plantas, siendo ésta una de las principales causas de la aparición de los famosos platanitos en los cogollos. Realmente no se trata de una planta hermafrodita si no una respuesta natural de la marihuana. Mejorando las condiciones de cultivo no nos debería volver a pasar, a diferencia de las hermis verdaderas monoicas que tarde o temprano por muy buenas condiciones que tengamos, terminará mostrando los dos sexos. Para que lo comprendas mejor, en la feminización de semillas se usan hembras muy puras a las que mediante estrés (liberación de etileno es el más común), se les fuerza a la producción de flores macho para usar ese polen para polinizar una hembra. Ésa planta estresada seguiría siendo dioica, la podrías revegetar y volver a florecer sin que produzca de nuevo flores macho.

c3141a61-4947-4098-9f15-63238e7a68daPor éso, cuando nos encontremos en nuestro cultivo una planta con flores macho o platanitos, pensemos si pudiese ser un problema de la planta o de los cuidados que le estemos dando a esa planta y a todas en general. En primer lugar convendría retirarla, si estamos aún en vegetativo o principios de floración podremos quitar con cuidado las pelotitas que pueda tener y darle una segunda oportunidad después de comprobar que tenemos todo el cultivo en orden, el fotoperíodo nocturno no se ve interrumpido, no hay escasez de riego ni sobrefertilizaciones, las temperaturas no son muy elevadas ni hay cambios bruscos entre día/noche, incluso evitar sacar fotos con flash… y vigilar los siguientes días que no aparezcan más flores macho. Si aparecen más, quizá estemos ante una planta de marihuana hermafrodita y lo mejor será retirarla definitivamente y tirarla a la basura.

QUÉ HACER SI NOS ENCONTRAMOS CON UNA PLANTA HERMAFRODITA

Si ya los platanitos aparecen en floración avanzada, pensemos que en caso de que sean fértiles que no siempre es el caso, las semillas que se formarán en los cogollos tardarían como unas 3 semanas en tener una consistencia dura y que a la hora de fumar sería desagradable, así que nos podremos dar unas 2 semanas antes de cosecharla, siempre y cuando no tengamos otras plantas comenzando la floración o un gran cultivo que peligre por querer aguantar esa planta. Si es tu única planta no te desanimes y aguántala hasta el final, aunque los cogollos estén llenos de semillas, podrás usarlos para una exquisita y potente extracción de resina. Es preferible éso a andar quitando semillas de los cogollos como un mono quitando piojos.

b6781163-3e72-4497-8059-f3efec0c0555La marihuana hermafrodita, mal llamada hermafrodita porque ya hemos dejado claro que es el 99% se trata de marihuana monoica, no es de ningún tipo de interés y como es fácilmente identificable, los bancos de semillas las eliminan en cuanto se encuentran con algún ejemplar o incluso alguna remesa de semillas que pueda presentar este fallo. Las variedades thailandesas son por ejemplo unas de las sativas más exquisitas que uno pueda probar, pero tiene una tendencia al hermafroditismo muy difícil de eliminar aún con los mejores métodos de cría, por lo que los bancos que trabajan con ellas suelen avisar de que es posible que se pueda encontrar alguna hermi y que las condiciones de cultivo deben ser siempre las mejores para evitar que exprese este rasgo. Por lo demás, puedes comprar cualquier tipo de variedad con total confianza de que no te salgan plantas de marihuana hermafrodita. Y si te sale alguna flor macho, piensa siempre si estás haciendo todo bien antes de echarle la culpa a la planta.

Fotos por K420.com, highgrade-seeds.com, 420magazine.com

por -
1 6.827 vistas

6175Por Miguel Gimeno.- La Cannabis Sativa L. es una planta dióica, o sea, que presenta ejemplares machos y hembras, aunque también se dan casos de hermafroditismo. Y como todos bien sabemos la parte psicoactiva de la planta son la sumidades floridas femeninas, o sea, los cogollos. Ahí está pues el gran quebradero de cabeza de todos los cannabicultores: saber lo más pronto posible el sexo y asegurarse de tener el mayor número posible de ejemplares hembra que le proporcionen su suministro anual.

¿Cómo se define la sexualidad de una planta de marihuana?

El cómo y porqué se define el sexo de la marihuana es un tema bastante discutido por los cannabicultores de todo el mundo. En el caso del ser humano es mucho más fácil, aunque recientemente hay estudios que demuestran que ante condiciones estresantes el hombre, que es quien decide el sexo en la especie humana, tiene una mayor tendencia a que sus espermatozoides sean X. El sexo en la especie humana se define por una pareja de cromosomas, las mujeres tienen la pareja de cromosomas XX y el hombre XY.

Durante la reproducción sexual humana el hombre aporta su genética mediante el espermatozoide (célula haploide), que puede ser X o Y, y la mujer mediante el óvulo (célula haploide), de la unión de ambos nace una célula diploide (XX hembra o XY macho) llamada zigoto que se comenzará a dividir, el resultado final ya lo sabeis: niño o niña.

En el caso de la marihuana hay diferentes puntos de vista. Se piensa que el embrión que contiene la semilla no sea una simple célula diploide, sino triploide (XXX, XXY, XYY o YYY) e incluso tetraploide (XXXX, XXXY, XXYY, XYYY o YYYY). Esta teoría tiene fuerza, pero si sólo influyeran las circunstancias genéticas las probabilidades de tener una hembra pura con sólo flores hembra sería mínima, y como los casos de hermafroditismo son cuanto menos algo raro, debemos pensar que no sólo influye la genética de la semilla a la hora de definir el sexo de las plantas de marihuana. De ahí que algunos cannabicultores den más importancia a las condiciones de cultivo, comprobándose que ante condiciones desfavorables hay una dominancia de machos. Esta última teoría tiene su punto de razón si la observamos desde el punto de vista de la propia naturaleza: las plantas, al igual que cualquier otra forma viviente, tiene una única función final “procrearse”. En condiciones adversas, y siempre bajo mi punto de vista, hay cierta tendencia a que se produzca un aumento del número de machos, esto puede ser dado a que en condiciones adversas es poco probable que la prole (descendientes) llegue a proliferar adecuadamente. Como una hembra puede llegar a producir un determinado números de flores hembras que darán lugar a igual o menor número de semillas, cuanto mayor sea el número de hembras mayor será la descendencia; pero si las condiciones son extremas, la sabia naturaleza actúa, y aumenta el número de ejemplares machos pues aunque haya más polen si el número de flores hembras es 100.000 (por ejemplo) el número de semillas nunca sobrepasará las 100.000, y de esta forma se habrá autorregulado el control de natalidad evitando una superpoblación ante condiciones adversas.

miguelLa feminización de semillas es la que termina por confirmar que los factores de cultivo están intrínsecamente relacionados con la manifestación del sexo. La feminización, como ya hemos visto en articulos anteriores, consiste en hacer que una planta manifestada como hembra y mediante tratamientos se convierta en una planta macho, capaz de producir flores masculinas en lugar de femeninas y de producir polen, donde se encuentran los gametos sexuales que aporta el padre revertido.

Por Miguel Gimeno

por -
76 360.176 vistas

La planta de cannabis es la ÚNICA planta donde los machos y las hembras son físicamente! diferentes. Nadie nunca habla de machos y hembras en el reino vegetal porque las plantas no muestran su sexo, excepto el cáñamo. Para determinar el sexo de una planta, se tiene que buscar internamente, en su ADN. La planta de marihuana tiene una sexualidad intensa.

 

El sexo de la marihuana es muy importante, ya que sólo la hembra nos proporciona cogollos. La hembra producirá cogollos, ricos en resina. Si es macho, producirá bolsitas de polen para fecundar las flores de la hembra. Una planta de marihuana hermafrodita adopta los dos sexos a la vez, de forma que produce flores de hembra y de macho, de esta forma pudiéndose autofecundar y crear semillas. Las hermafroditas no son muy comunes y es difícil que aparezcan.

 

Es vital detectar los machos cuanto antes para que no fecunden a las hembras con su polen y nos hagan perder una parte de la cosecha fabricando semillas. Hay que tener en cuenta que el polen de un macho puede desplazarse centenares de metros y hasta kilómetros en condiciones de viento favorables, por tanto la única solución para que no se fecunde ninguna hembra es la muerte del macho.

 

Las plantas dan lugar a unas pequeñas flores que aparecen pegadas al tallo principal en los nudos, justo al lado de donde brotan las nuevas ramas y donde están adheridas las grandes hojas. Las primeras flores suelen aparecer alrededor del octavo o noveno nudo desde la base, cuando la planta ya ha formado doce o más nudos. (Esto puede variar ligeramente según la especie). Estas flores prematuras pueden aparecer incluso en el periodo de crecimiento vegetativo antes de forzar la floración. Dado que no están bien formadas aún, son difíciles de sexar. Cuando se desarrollen, las sexaremos.

 

Marihuana Hembra

 

Las hembras, forman una flor formada por un cáliz de color verde (calyx) de la que nace un filamento blanco que al formarse se abre en dos pistilos que forman una “v”, que apunta hacia arriba. Las flores nacen adheridas al tallo. Algunas especies presentan los pistilos de color violeta.

as flores crecen tan juntas que forman cogollos cubiertos de pelos blancos (pistilos). La punta de la planta da lugar a la “cola”, palabra castellana con la que en América denominan al conjunto de cogollos que al crecer tan juntos llegan a formar uno muy grande y alargado con forma de cola (el cogollo mas grande y de mejor calidad). Las puntas de las ramas principales también forman colas pero de menor tamaño. Las hembras suelen ser más bajas y espesas. (Más ramificadas). A veces presentan un abultamiento en la base de las ramas, por donde estas se adhieren al tallo principal, antes de presentar flores. De todas formas solo la aparición de dichas flores nos asegurará la sexación.

 

Marihuana Macho

 

Los machos, presentan unas flores, que prematuramente tienen el aspecto de dos bolitas verdes adheridas al nudo. Al formarse acaban colgando de un pequeño tallo y adquieren un tono más amarillento los cuales parecen diminutos melones, pues se advierten franjas más verdosas. Dichas bolas se abren en cuatro sépalos de los que cuelgan cuatro estambres amarillos como minúsculos plátanos. Estos están cargados de polen. El polen no tardará mucho en liberarse una vez la flor se haya abierto. Los machos forman racimos de bolitas que cuelgan hacia abajo.

El polen es un polvo amarillo o blanquecino finísimo y flota en el ambiente, lo que hace que se propague con facilidad. Se deben apartar los machos de las hembras en cuanto se identifiquen las flores y antes de que estas se abran. Unas pocas flores pueden polinizar un cultivo entero. Los machos suelen ser sacrificados aunque se pueden dejar madurar junto a una ventana o en un jardín, siempre que se encuentren alejados de nuestro sistema.

 

Hermafroditismo

 

Existen variedades de marihuana en el sudeste asiático, sobre todo en Tailandia que son hermafroditas. Dada la poca diferencia entre invierno y verano en climas tan tropicales, estas variedades florecen todo el año. En sí son hembras capaces de producir algunas flores masculinas con las que polinizarse a sí mismas y a sus vecinas.

 

Hermafrodita En condiciones de estrés puede aparecer hermafroditismo en plantas de ambos sexos. Los machos que son sacados de un sistema en el que tenían condiciones idóneas, y son trasladados a una ventana en invierno, suelen formar alguna flor femenina que al ser polinizada suele dar una semilla borde. No se les puede considerar aptos a efectos de consumo, no dejan de ser machos con unas pocas flores del otro sexo.

 

Es muy común que al aplicar la técnica “sin-semilla” de retirar los machos, las hembras aparte de crear flores como locas, para captar el polen que no está, parecen defenderse formando flores masculinas, generalmente son muy pocas y son difíciles de ver. Esa es la causa de que se encuentre alguna semilla ocasionalmente en algunos cogollos, o plantas, sin que haya habido ningún macho. Estas plantas son hembras pues su porcentaje de hermafroditismo, es mínimo. Si las flores masculinas son escasas, retíralas con unas pinzas. Unas pocas semillas en un cogollo tampoco afectan a la calidad de “sin-semilla”.

 

Algunos autores sostienen que las semillas creadas a partir de polen de hembras-hermafroditas, dan lugar a hembras puras y hembras-hermafroditas, sustituyendo estas a los machos. Es fantástico pensar que estas semillas no den machos, pero está por ver si todas darán lugar a plantas resinosas y vigorosas, no bastando la condición de hembra para ser de calidad. Si las plantas obtenidas son de calidad puede ser interesante, aunque algunos no son partidarios de cultivar este tipo de plantas.

 

Fuente CogolloCordoba