Etiquetas Posts etiquetados con "Hipertensión"

Etiqueta: Hipertensión

por -
0 758 vistas

El sistema endocannabinoide  es un grupo de productos químicos y sus receptores producidos naturalmente por el cuerpo humano para regular muchas funciones importantes. Un estudio encontró que entre estas funciones esta la regulación del sistema cardiovascular .Los investigadores encontraron que algunos endocannabinoides ayudan al corazón mediante la normalización de la presión arterial y reduciendo la hipertensión. Dado que este es el mismo sistema por el que el cannabis actúa en el cerebro , tiene sentido que la planta se pueda utilizar de una manera similar para modular el corazón.

En un estudio realizado en ratas hipertensas , los investigadores les inyectaron THC (el ingrediente activo principal del cannabis) y registraron sus efectos sobre la presión arterial. Lo que encontraron fue que, inmediatamente después de la inyección, la presión arterial se redujo significativamente. Incluso días después de la inyección, las ratas inyectadas con THC todavía tenían la presión sanguínea significativamente más baja que las que no habían sido dosificadas. Un estudio similar  inyectó a gatos THC y tuvieron los mismos resultados: el THC disminuyó su presión arterial. Dado que estos gatos no tenían hipertensión, a diferencia de las ratas, parece que el THC puede disminuir la presión arterial, independientemente de una condición preexistente.

Otro estudio midió los signos vitales de los sujetos antes y después de fumar marihuana. Los investigadores encontraron que hubo una disminución, aunque pequeña, en tanto la presión arterial sistólica como la diastólica de los pacientes después de fumar; mayor que el grupo que fumó un cigarrillo placebo. Sin embargo, la marihuana utilizada en este estudio sólo tenía un 3% de THC. Dado que el cannabis de hoy esta a menudo por encima del 20% de THC , la pequeña disminución de la presión arterial que se encuentró en el estudio podría aumentar sustancialmente con marihuana más potente que es lo tenemos disponible en la actualidad.

En el 2012, un equipo de investigadores analizaron los efectos de la abstinencia de cannabis en los grandes consumidores. Encontraron que la interrupción brusca del consumo de cannabis aumentó significativamente tanto la presión arterial sistólica como la diastólica de los sujetos en el estudio. Más notablemente, estos efectos de la abstinencia se invierten cuando se terminó el período de abstinencia, y a los sujetos se les permitió volver a utilizar el cannabis. En este estudio, el consumo de cannabis mostró correlación con la presión arterial baja.

La evidencia demuestra que el cannabis y sus componentes pueden reducir la hipertensión y, como consecuencia, disminuir el riesgo de muchas enfermedades graves.

por -
2 1.373 vistas

Los estadounidenses, especialmente la generación del baby boom, son tristemente célebres por ser adictos al trabajo duro, comer demasiado, hacer poco ejercicio y consumir gran cantidad de alcohol. La negligencia física, la ansiedad, el estrés, la depresión, y la atrofia muscular a menudo se mezclan para dar como resultado una variedad de dolencias. Una de los más comunes es la enfermedad cardíaca, una condición que mata a más de 600.000 personas cada año solamente en los Estados Unidos, siendo aproximadamente el 25 por ciento de todas las muertes.

De hecho, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte tanto para hombres como para mujeres. La variedad más común de enfermedad cardíaca es la enfermedad coronaria (CHD), que mata a más de 370.000 estadounidenses cada año.

Las enfermedades del corazón a menudo se denominan “enfermedades cardiovasculares”, aunque las condiciones cardiovasculares son técnicamente independientes de las enfermedades del corazón e implican el estrechamiento obloqueo de los vasos sanguíneos que, a su vez, pueden afectar negativamente el corazón o desencadenar un ataque de éste, accidente cerebrovascular, o angina (dolor de pecho) . Juntos, el corazón y las enfermedades cardiovasculares constituyen el conjunto de condiciones que pueden resultar con frecuencia en daños y perjuicios a la muerte cardíaca.

Estilo de vida pobre y cannabis legal

Adultos de mediana edad y de edad avanzada experimentan mayores niveles de enfermedades del corazón. La mala alimentación, la falta de ejercicio, la obesidad, y un montón de factores están empujando hacia los problemas del corazón, incluyendo ataques al corazón, enfermedades cardiovasculares y enfermedades de las arterias coronarias, a máximos históricos. Coincidiendo con este aumento, los investigadores médicos Paul Szmitko y Subodh Verma lo etiquetaron como una “pandemia mundial”, la relativamente rápida legalización del cannabis en todo los EE.UU., es buena tanto por su uso médico como por la mejora del estilo de vida.

Aunque la minoría del país, decenas de millones de estadounidenses tienen ahora opciones para un acceso seguro al cannabis medicinal a través de dispensarios y comercios especializados ¿Cómo pueden los pacientes médicinales o recreativos de los estados donde es legal y que están en riesgo de enfermedades del corazón, usar la hierba para evitar esas enfermedades o recuperar la salud después de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral?

El cannabis tiene dos beneficios directos e indirectos para los que son susceptibles a enfermedades cardíacas. Las variedades sativas, que dan energía y promuevan la creatividad (y han demostrado ser muy eficaces para la lucha contra la depresión y condiciones tales como la debilitante  TEPT), ayudan a los usuarios a obtener un enfoque positivo y participar en actividades saludables, como el ejercicio. Una actitud mejorada y una buena perspectiva también ayuda a las personas en riesgo a ganar confianza para hacer cosas como unirse a una clase de yoga, club ciclista o grupo de corredores, los cuales son los principales contribuyentes a la prevención de enfermedades del corazón.

La variedades Indicas son analgésicos eficaces y son muy terapéuticas en términos de manejo del estrés y la relajación – esencial para la buena salud y la prevención de apariciones de enfermedades del corazón.
El simple beneficio de levantar el espíritu ayuda a aquellos con una condición cardíaca, que han sufrido un ataque al corazón o han tenido un derrame cerebral a participar en la terapia física, el ejercicio y socializar. Debido a que la tasa de mortalidad es tan alta para estas enfermedades y condiciones, la terapia física y psicológica adecuada es fundamental para una recuperación eficiente y rápida, además de la prevención del sufrimiento o de episodios futuros.

Top-5-Best-Running-Shoes-for-Women-in-2015

Cannabis para la Prevención

El cannabis es conocido por ser una terapia preventiva eficaz para docenas de enfermedades y condiciones. En el caso de las personas de la tercera edad y de edad media y en los estados norteamericanos donde el cannabis es legal ¿se debe tener en cuenta su uso para prevenir y combatir las enfermedades del corazón y evitar un ataque al corazón?

Según la Clínica Mayo, “Muchas formas de enfermedades del corazón pueden ser prevenidas o tratadas con estilos de vida saludables.” El cannabis es muy eficaz en la reducción de la ansiedad y en ayudar a las personas a manejar el estrés, es natural que se puede concluir que ayuda a prevenir las condiciones que surgen de tales estrés. Sin embargo, debe hacerse hincapié en que el cannabis sólo es parte de la ecuación. El ejercicio regular, una dieta saludable y un buen sueño también son necesarios para prevenir la aparición de enfermedades cardíacas y cardiovasculares.

Con respecto al sistema cardiovascular, el consumo de cannabis (normalmente a través de fumar,  vaporización, o la ingestión de comestibles), se sabe que produce inicial y brevemente una subida de la frecuencia cardíaca. Sin embargo, después de que los niveles de frecuencia cardíaca bajen, la mayoría de los consumidores experimentan una sensación de relajación, una ola de alivio del estrés y alivio de la hipertensión, una de las principales causas de los problemas cardíacos. Para aquellos que sufren condiciones como la angina de pecho, el cannabis es útil para el tratamiento del dolor (especialmente las variedades índicas). Los que viven en estados donde es legal deben consultar a su médico y “budtender dispensario” (profesional del comercio) para conocer las mejores cepas de cannabis para su condición y síntomas en particular.

Los estudios

cannabis-and-heart-disease-3Al igual que con todas las aplicaciones de cannabis medicinal, la investigaciones es escasa por la eficacia de los principales cannabinoides como el THC y elCBD que pueden ayudar a prevenir o tratar enfermedades cardíacas y cardiovasculares. ¿Qué investigación se ha realizado y ha señalado una fuerte eficacia a partir de los múltiples componentes de cannabis, incluyendo el cannabinoide no psicoactivo THCV?

Un estudio de 2013 llevado a cabo en el Centro de Investigación Médica Felsenstein en Israel y publicado en el Journal of Biochemical Pharmacology reveló que la administración de pequeñas cantidades de cannabis a ratones (alrededor del 25 por ciento de lo que sería necesario para dar lugar a una intoxicación) produjo una mejora del cinco por ciento en la eficiencia de sus ventrículos del corazón.

Los investigadores también encontraron que los micro-dosis de THC reduce la cantidad de troponina T, una proteína que se filtra desde el músculo cardíaco en el torrente sanguíneo en los casos de daño cardiovascular (grandes volúmenes de esta molécula producida por el corazón son una señal de alerta para los profesionales médicos) . Este estudio también indicó que el THC redujo el tamaño de los infartos, que son áreas donde la sangre no puede llegar a los tejidos y, como resultado, el tejido muere. Los investigadores encontraron que los tamaños de las infracciones disminuyeron un seis por ciento tras el consumo de pequeñas cantidades de THC.

Los investigadores concluyen:

           “Una sola dosis de ultra baja de THC antes de la isquemia es un tratamiento seguro y eficaz que reduce el daño isquémico miocárdico.”

Un estudio de 2014 realizado por el Dr. Saoirse O’Sullivan en la Universidad de Nottingham Escuela de Medicina y publicado en la revista Investigación Farmacológica señaló que “los cannabinoides afectan a los vasos sanguíneos haciendo que se relajen y amplien” (muy similar a el cannabis, incluso las extracciones , actúan como un broncodilatador para los pacientes con asma) Este estudio fue la primera investigación que reveló esta respuesta en muestras de tejidos humanos. Esto es significativo porque la relajación de los vasos sanguíneos es buena para tener una mejor presión arterial y circulación, las cuales previenen los ataques de enfermedades del corazón.

Un  documento publicado en la revista Naturaleza Práctica Clínica Cardiovascular Medicina en diciembre 2015 encontró que el THC y los cannabinoides relacionados pueden ser eficaces para el tratamiento de la obesidad, una de las principales causas de las enfermedades de corazón.

Los investigadores que están detrás de este estudio concluyeron:

      “Es paradójico que el estudio de los efectos del cannabis, una droga ilícita que proporciona a la sociedad numerosos problemas sociales, podría servir como base para nuevas estrategias terapéuticas en la reducción del riesgo cardiometabólico.”

Se necesita más investigación

Es imposible leer un artículo sobre el cannabis y su eficacia para cualquier condición sin observar el hecho de que la investigación es escasa. Debido a que el cannabis esta clasificado por el gobierno federal de EEUU en la Lista I (junto con la heroína y las sales de baño), legalmente considerado altamente adictivo y carente de cualquier beneficio médico. Las metanfetaminas y la cocaína, que se clasifican como Anexo II, se consideran menos dañinas que el cannabis e incluso pueden ser recetadas por un médico.

Por suerte, todos los mamíferos tienen un sistema endocannabinoide. Por lo tanto, las investigaciones realizadas en primates como en roedores puede producir resultados que pueden ser extrapolados con precisión a los seres humanos. Sin embargo, hasta que no se realicen más estudios o ensayos específicamente en humanos, los investigadores médicos, cuidadores y pacientes de enfermedades del corazón o los candidatos a sufrir un ataque al corazón se quedarán en la oscuridad con respecto a los detalles de cómo el THC, el CBD, y otros cannabinoides y terpenos pueden ayudar prevenir o tratar enfermedades del corazón, incluyendo los ataques al corazón y la angina de pecho.

por -
0 261 vistas

La NORML se complace en presentar la última / edición ampliada y actualizada de la publicación Emerging Aplicaciones clínicas de Cannabis y cannabinoides – un examen exhaustivo de los últimos avances científicos revisados ​​por pares específicos para la seguridad y eficacia terapéutica de la planta del cannabis y todos sus componentes

La edición actualizada del 2015 incluye dos perfiles de enfermedades adicionales (enfermedad de Parkinson y PTS) e incluye resúmenes adicionales de más de 50 ensayos clínicos y / o preclínicos relevantes específicos de la utilidad terapéutica de los cannabinoides. Varias secciones existentes, tales como el dolor crónico, la diabetes y la epilepsia, se han ampliado considerablemente desde la última edición (enero del 2013). También se actualiza la Introducción al sistema endocannabinoide(escrito por Dustin Sulak,DO) y por eso que recomendamos Cannabis Médico (escrito por Estelle Goldstein, MD).

Con resúmenes y citas de más de 250 estudios revisados ​​por pares recientes, esta publicación actualizada es una de las más completas hasta a la fecha original de libros disponibles y específicos para documentar las cualidades terapéuticas establecidas del cannabis. La publicación actualizada está disponible online  aquí.

A las distintas secciones de esta publicación se puede acceder en los siguientes enlaces:

Del autor Introducción 

Prólogo 

Introducción al sistema endocannabinoide 

Por eso recomendamos Cannabis Medicinal
Enfermedad de Alzheimer 

Esclerosis lateral amiotrófica 

Dolor Crónico 

Diabetes Mellitus 

Distonía 

Epilepsia 

Fibromialgia 

Trastornos gastrointestinales 

Gliomas / Cáncer

La Hepatitis C 

Virus de Inmunodeficiencia Humana 

Enfermedad de Huntington 

Hipertensión 

Incontinencia 
meticilina-resistente Staphylococcus aureus (MRSA)

 Esclerosis Múltiple 

Osteoporosis

 La enfermedad de Parkinson 

Estrés postraumático 

Prurito 

Artritis reumatoide

Apnea del Sueño 

Síndrome de Tourette

 

por -
0 361 vistas

Un estudio ampliamente publicitado y publicado en el European Journal of Nutrition muestra que las semillas de cáñamo no sólo pueden tratar la hipertensión (presión arterial alta), pueden tener la capacidad de prevenirla también.

                  “Esta investigación ha determinado la habilidad de la proteína de la harina hidrolizada de las semillas de cáñamo (HMH) que contienen las dietas para atenuar la presión arterial elevada (hipertensión) desarrollada en ratas espontáneamente hipertensas (SHR)”, afirma el resumen del estudio.

Según los investigadores;

                   “Los resultados sugieren que HMH con fuertes efectos hipotensores en SHRs podría ser utilizada como un agente terapéutico para la prevención y el tratamiento de la hipertensión.”

El estudio, que se puede encontrar por hacer clic aquí, realizado en la  Universidad de Manitoba, y recibiendo fondos de  Natural Sciences and Engineering Research Council of Canada.

por -
0 498 vistas

Investigadores de la Universidad de Colima (UCOL) estudian el efecto de los canabinoides sintéticos (un compuesto químico) en el tono vascular con el fin de conocer sus mecanismos de acción y en un futuro puedan diseñarse nuevos fármacos que regulen la presión arterial en personas que padezcan enfermedades como diabetes, arteriosclerosis e hipertensión, entre otras patologías.

La planta Cannabis sativa (marihuana) contiene alrededor de 65 canabinoides, los cuales provocan diversos efectos, entre los cuales se encuentran los psicoactivos causados por el principal canabinoide en esta planta, el tetrahidrocanabinol. Sin embargo, en la investigación de la UCOL se emplean canabinoides sintéticos que son regulados por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), los cuales son permitidos para realizar investigación.

El doctor Enrique Sánchez Pastor, titular de la investigación de la UCOL, precisa que los canabinoides ejercen su efecto principalmente por medio de receptores, que son proteínas que se expresan en la membrana celular de diferentes tejidos de diversos organismos, entre ellos los humanos. Por ejemplo, los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y los CB2 en el sistema inmune.

Adicionalmente, se sabe que nuestro organismo produce sustancias similares a los canabinoides conocidas como endocanabinoides.

“En el tejido arterial encontramos que hay ambos tipos de receptores, los CB1 y los CB2. En nuestro laboratorio hemos encontrado evidencias de que el primero induce relajación de la arteria aorta a través de un mecanismo que implica la modulación de canales iónicos de potasio y calcio, los cuales se activan e inhiben respectivamente. Mientras que para el segundo tipo observamos un efecto contrario, ya que su activación ocasiona vasoconstricción, es decir, el estrechamiento del vaso sanguíneo”, explica el doctor Enrique Sánchez Pastor.

En el caso de la presión arterial –añade- se conoce que los canabinoides dilatan las arterias, y la presión arterial disminuye. Por ello, al conocer los mecanismos de acción de los canabinoides, podrían diseñarse nuevos fármacos que disminuyan la presión arterial en patologías como la hipertensión.

“Con la investigación tratamos de dilucidar dichos mecanismos de acción de los canabinoides y los endocanabinoides, por lo que en modelos animales de laboratorio extraemos la arteria aorta (que sale del corazón), a fin de observar los efectos que la aplicación de canabinoides tiene sobre la tensión de dicha arteria. Además, en el laboratorio también se están realizando estudios en patologías como arteriosclerosis, diabetes e hipertensión inducida en animales. En la arteriosclerosis las arterias se tornan rígidas, y se ha observado que el efecto de los canabinoides es más acentuado que en animales sanos”, detalla el especialista de la UCOL.

En el caso de modelo de diabetes se han registrado efectos similares con los canabinoides, sin embargo en estos animales las arterias presentan un rasgo de flacidez.

“Este tipo de investigación ayudará a conocer el modo de acción de los canabinoides, lo cual permitirá desarrollar fármacos que regulen el tono muscular eliminando los efectos secundarios que se han visto en animales de laboratorio; ya que en nuestro caso hemos observado que en ratas en las que se indujo diabetes, la administración de canabinoides las vuelve agresivas. Por lo que falta estudiar la posible correlación entre la diabetes y el estado agresivo presentado después de la administración de los canabinoides”, señala el especialista de la UCOL.

En este trabajo colaboran especialistas del Centro Universitario de Investigaciones Biomédicas, del Instituto Tecnológico de Colima y de la Universidad de Sonora, campus Navojoa. Los resultados de esta investigación se publicaron este año en el European Journal of Pharmacology. Fuente

por -
0 333 vistas

Los endocannabinoides son moléculas producidas de manera natural en el organismo (principalmente en el sistema nervioso central y periférico), presentan gran similitud con los compuestos de la marihuana y pueden regular una amplia gama de procesos biológicos, como el estado de ánimo en las personas.

Durante cuatro años, expertos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) han estudiado, en colaboración con la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda, los efectos que tienen estas moléculas a nivel cardiovascular.

“Una vez que se haya comprendido en su totalidad la suma de efectos inducidos por los endocannabinoides, será posible obtener un potencial uso terapéutico para algunas patologías del sistema cardiovascular, como lo son la hipertensión y la migraña, entre otras”, subrayó Carlos Miguel Villalón Herrera, investigador del Cinvestav y titular de esta investigación.

Investigadores del Departamento de Farmacobiología del Cinvestav experimentaron con los efectos cardiovasculares del sistema endocannabinoide en ratones, y encontraron que al estimular con cannabinoides los receptores celulares de los vasos sanguíneos se produce un efecto dilatador en estos conductos.

Los receptores de los vasos, conocidos como GPR55, son un “nuevo tipo de receptor atípico” y causan dilatación al interactuar con una sustancia cannabinoide, expresó Villalón Herrera, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores.

“Nunca antes se había reportado que la activación de este receptor produjera respuestas vasculares sistémicas. De tal manera que somos uno de los primeros grupos en el mundo en demostrar dicha actividad en vivo en modelos animales”, puntualizó.

Para el investigador del Cinvestav, este descubrimiento es de particular relevancia en el comportamiento y las alteraciones producidas por la hipertensión, enfermedad que tiene un profundo impacto en México y en la población mundial.

Sin embargo, Villalón aclaró que a pesar de los resultados alentadores, este estudio necesita seguir investigando múltiples variables antes de proponer algún uso terapéutico potencial, pues deben tenerse en cuenta la gran cantidad de procesos corporales en los que los cannabinoides participan.

Por ejemplo, el sistema endocannabinoide puede llegar a provocar que el cerebro suprima la transmisión y percepción del dolor, permitiendo al individuo escapar de situaciones que pueden llegar a amenazar su vida, o provocando que no perciba situaciones de riesgo, “por lo que existe una infinita gama de oportunidades de investigación en torno a estas sustancias”, concluyó Villalón Herrera.

Fuente ElUniversal

por -
2 5.871 vistas

Un estudio publicado en la edición de noviembre de la  revista European Journal of Nutrition encontró que las semillas de cáñamo no sólo pueden tratar la hipertensión, también tienen la capacidad de evitar.

“Este estudio determina la habilidad de la proteína de la harina de hidrolizado (HMH) de las semillas de cáñamo que contienen las dietas para atenuar la presión arterial (hipertensión) desarrollado en ratas espontáneamente hipertensas (SHR)”, afirma el resumen del estudio. “También se determinaron los efectos de las dietas sobre los niveles plasmáticos de renina y angiotensina enzima (ACE) en las SHR I-conversión.”

Después de realizar el estudio, los investigadores concluyeron; “Los resultados sugieren que la HMH, con fuertes efectos hipotensores en los SHR, podrían ser utilizados como un agente terapéutico para la prevención y el tratamiento de la hipertensión.”

El estudio se realizó en la  Universidad de Manitoba , y recibió fondos de Ciencias Naturales e Ingeniería de Investigación de Canadá.

Fuente The Joint Blog Traducido por La Marihuana

por -
2 1.547 vistas

Un medicamento basado en un componente del cannabis para reducir la presión sanguínea fue creado por un estudiante  doctorado en farmacología de

La Universidad Hebrea de Jerusalén. Ayer recibió el Premio Kaye de  innovación.

Yehoshua  Maor recibió el premio Kaye a la innovación, establecido en 1994 por el industrial Isaac Kaye para promover la investigación en la universidad,  Maor investigó la actividad cardiovascular de los cannabinoides, compuestos químicos derivados del cannabis, a fin de crear un sustituto para los pacientes que no responden positivamente a los medicamentos convencionales para la  hipertensión. El principal obstáculo que Maor superó fue aislar los componentes químicos del cannabis con un efecto beneficioso de las propiedades psicotrópicas no deseadas. Maor creó una versión sintética de un componente menor de cannabis llamado cannabigerol sin efectos psicotrópicos. La nueva droga reduce la presión la sangre, relaja los vasos sanguíneos y produce una respuesta cualidades anti-inflamatorias que la hacen especialmente beneficiosa para diabéticos.

Fuente Pletz